Guia # 1: Análisis de Poesía I. Definiciones básicas



Descargar 83,48 Kb.
Fecha de conversión25.02.2017
Tamaño83,48 Kb.


workshop poesía

SPAN 90m

Prof. Luis E. Cárcamo-Huechante

Fall 2008

Harvard University



GUIA # 1: Análisis de Poesía




I. Definiciones básicas




Poesía (Poetry)


(del latín poesis, y este del griego poiesis, “poesía”, “creación”, del verbo poieo, “hacer”.)

Las definiciones de lo que se entiende por poesía varian con el tiempo. Básicamente, es la expresión artística por medio de la palabra, sometida a un cierto ritmo y a una cierta medida (aunque hay casos límites como el verso libre o el poema en prosa). En eso se distingue de la prosa.


Prosa (Prose)

(del latín prorsus, “que anda en línea recta”, “prosa”, “discurso vuelto hacia delante”.)

Prosa es la forma que adopta naturalmente el lenguaje humano para expresar los conceptos y no está sujeta, como el verso, a una cierta medida.


II. Esquema básico del análisis de un poema

A la hora de analizar un poema, se necesitan abarcar los siguientes aspectos, aunque no necesariamente en el orden indicado:


1. El contexto del poema.

  • tiempo (contexto histórico, político, social, económico)

  • país, cultura

  • autor

  • fase de su producción literaria, obra más amplia (p. ex. Parte de una colección de poemas)

  • movimiento literario

2. El contenido del poema.

¿Sobre qué trata el poema? ¿Cúal es la secuencia de pensamientos, descripción etc. del poema?

3. La situación de enunciación del poema.

¿Quién habla? ¿El poema está dirigido a alguien/algo (ver sección III apóstrofe)? ¿Qué tipo(s) de enunciación (speech act) contiene el poema (p.ex. preguntas, órdenes, súplicas)? ¿Hay indicaciones sobre el tiempo y lugar de la enunciación?

Aquí es importante la distinción entre el poeta, el autor del poema y el hablante poético, la instancia que habla en un poema. El poeta William Butler Yeats es el autor de “Sailing to Byzantium”, pero el “I”, el yo lírico del poema indica el hablante poético, que puede ser una persona del poeta, pero nunca coincide directamente con el autor, siempre es un personaje ficticio.

4. El estilo del poema (ver sección III).

5. La forma del poema (ver sección IV).


III. Estilo

Aunque el lenguaje literario se utiliza en todos los géneros, destaca sobre todo en la poesía, ya que, como concentración de la creación literaria, se caracteriza en muchos casos por el uso de adornos lingüísticos, es decir, recursos como las figuras retóricas (o estilísticas) y los tropos. Mientras que los tropos (trope) (del griego tropos, “cambio”) son recursos estilísticos que utilizan un lenguaje figurado, un cambio de significado, el término de figuras retóricas se refiere a recursos lingüísticos relacionados a figuras del pensamiento y de la dicción.


1. Figuras retóricas

a) Figuras del pensamiento
Apóstrofe (apostrophe)

(del latín apostrophe, y éste del griego apostrophe, “vuelta”.)

Figura mediante la cual se invoca o pregunta con vehemencia a un ser presente o ausente, real o imaginario.

!Oh ruido divino,

oh ruido sonoro! (Rúben Darío)
!Oh flores, hablad más, habladme mucho! (Delmira Agustini)
Antítesis o contraste (antithesis)

(del griego anti, “contra”, y thesis, “posición”.)

Introduce en el discurso palabras o frases contrarias; se trata de una relación por contraste.

La vida se nos presenta en un dilema insoportable: lo que

vale, no dura; lo que no vale se eterniza. (R. de Maeztu)

Elipsis


(del latín ellipsis, y éste del griego elleipsis, “insuficiente”.)

Consiste en suprimir elementos lingüísticos, expresados o sobrentendidos.

Por una mirada, un mundo;

por una sonrisa, un cielo

por un beso… ¡yo no sé

que te diera por un beso! (Bécquer)


Gradación (gradation)

(del latín gradatio, “serie de palabras que expresan de forma ascendente o descendente una idea”.)

Se llama clímax (climax) una gradación ascendente:

…no sólo en plata o viola truncada

se vuelva, mas tú y ello juntamente

en tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada. (Góngora)


anticlímax (anticlimax) una gradación descendente.
Interrogación retórica (rhetorical question)

Figura mediante la cual afirmamos o negamos con bastante vehemencia una idea, pero expresándola con una pregunta que obviamente no require respuesta.

¿Cómo saciar esta hambre,

cómo acallar este silencio y poblar su vacío ? (Octavio Paz)



Hipérbole (hyperbole)

(del latín hyperbole, y éste del griego hypberbole, “exageración desmesurada”.)

Ponderación desmesurada de la realidad, exageración.

!Hay gentes tan desgraciadas, que ni siquiera

tienen cuerpo; (…) ! (César Vallejo)
Lítote(s) (lítotes)

(del latín litotes, y éste del griego litotes, “negación atenuada”.)

Consiste en negar lo contrario de lo que queremos afirmar.

Hoy no hace frío.


Oxímoron (oxymoron)

Unión sintáctica íntima de dos conceptos contradictorios en una unidad.

La musica callada,

la soledad sonora (San Juan de la Cruz)


Paradoja (paradox)

(del latín paradoxa, y éste del griego paradoxa, “expresión aparentemente sin sentido”.)

Une dos ideas supuestamente irreconciliables en un mismo pensamiento, el cual encierra generalmente una verdad profunda.

Vivo sin vivir en mí

y tan alta vida espero

Que muero porque no muero (Santa Teresa)


Perífrasis o circunlocución (paraphrase)

Resulta de mencionar una persona o cosa cualquiera no dándole su propio nombre, sino el de alguna cualidad o circunstancia.

El ciego dios del amor (= Cupido)
Pleonasmo (pleonasmus)

(del latín pleonasmus, y éste del griego pleonasmos, “empleo de vocablos innecesarios”.)

Emplear en una oración vocablos superfluos.

lo vi con mis propios ojos


Prosopopeya o personificación (personification)

(del latín prosopopeia, y éste del griego prosopopoiia, de prosopon, “aspecto de una persona” y poieo, “hacer”.)

Atribuir cualidades humanas a seres inanimados.

El pecho del maíz

su fervor lo retiene.

El ojo del maíz

tiene el abismoi breve. (Gabriela Mistral)
Símil o comparación (simile)

Expresa de una manera explícita –a diferencia de la metáfora-- la semejanza entre dos ideas o elementos, valiéndose de las partículas “como” y “cual”.

La luna, como la esfera luminosa del reloj de un edificio público. (Oliverio Girando)
Sinestesia (synesthesia)

(del griego syn, “junto”, y aesthesis, “sensación”.)

Mezcla de sensaciones: visuales, auditivas, olfativas, gustativas, táctiles.

...en el cénit azul, una caricia rosa! (J.R. Jiménez)


b) Figuras de la dicción
Aliteración (alliteration)

(del latín ad, “a” y littera, “letra”)

Repetición de la letra inicial.

Salga el mulato,

suelte el zapato. (Nicolás Guillén)
Asíndeton (asyndeton)

(del griego asindetos, “desunido“.)

Procedimiento estilístico que suprime las conjunciones.

rendí, rompí, derribé,

rajé, deshice, prendí,

desafié, desmentí,

vencí, acuchillé, maté… (Lope de Vega)
Polisíndeton (polysyndeton)

(del latín polysyndeton, y éste del griego polysyndeton, de polus, “muchos”, y sundeo, “atar”.)

Repetición de la misma conjunción.

y hagamos fuego, y silencio, y sonido,

y ardamos, y callemos, y campanas. (Pablo Neruda)
Anáfora (anaphora)

(del latín anaphora, y éste del griego anaphora, “repetición”.)

Repetición de una o más palabras al comienzo de versos o enunciados sucesivos.

Prefiguras de ausencia

inconsistentes tropos

qué tú


qué qué

qué quenas

qué hondonadas

qué máscaras

qué soledades huecas

qué si queé no

(… ) (Oliverio Girando)

Quiasmo (chiasmus)

(del griego chi, “la letra x”.)

Figura que consiste en la ordenación cruzada de los elementos.

Que hable néctar y que ambrosía escriba. (Góngora)


Hipérbaton (hyperbaton)

(del latín hyperbaton, y éste del griego hyperbaton, “inversión o alteración del orden sintáctico”.)

Una figura que consiste en alterar el orden lógico y sintáctico de la frase.

Abanicos de aplausos, en bandadas,

descienden, giradores, del tendido,

la ronda a coronar de los espadas. (R. Alberti)

[Giradores abanicos de aplauso descienden del tendido en bandadas a coronar la ronda de los espadas.]
Paralelismo (parallelism)

(del griego parallelos, “estructuras lingüísticas semejantes”.)

Repetición de determinadas estructuras sintácticas y semánticas.

querer tocar el grito y sólo hallar eco,

querer asir el eco y encontrar sólo el muro (Xavier Villaurrutia)
2. Tropos
Alegoría (allegory)

(del latín allegoria, y éste del griego allos, “otro”, y agoreuo, “hablar”.)

Una metáfora continuada a lo largo de una composición literaria o parte de ella.

Las cuatro Fuentes claras que del prado manaban los cuatro evangelios, esso significaban…

(Las flores) son los nomnes que li da el dictado a la Virgo Maria… (G. de Berceo)
Metáfora (metaphor)

(del latín metaphora, y éste del griego metaphora, “sustitución de un término por otro”.)

Es una identificación de un objeto con otro en virtud de una relación de semejanza. La metáfora puede establecerse por equivalencia o sustitución, o una comparación implícita, entre un elemento A y uno B.

sus dientes son perlas (semejanza: brillo, blancura)


Aquiles es un léon (semejanza: valor)
Metonimia (metonymy)

(del latín metonymia, y éste del griego metonymia, “llamar a una cosa con el nombre de otra”.)

Consiste en designar una cosa con el nombre de otra a partir de una relación de contigüidad especial, temporal, causal, o de origen.

compró un Picasso (creador/objecto creado)

saldrán a tomar unas copas (contenedor/contenido)
Sinécdoque (Synecdoche)

(del latín synecdoche, y éste del griego synekdokhe, de synekdekhomai, “abarcar juntamente”.)

Un tipo de metonimia. Transferencia del significado de una palabra a otra, por relaciones de contigüidad, sobre todo la parte por el todo o el todo por la parte.

el pan de cada día (pan/cosas necesarias para vivir)

sólo asistieron diez almas (alma/persona)

Símbolo (symbol)


Una relación entre dos elementos, uno concreto y otro abstracto, de tal manera que el elemento concreto revele lo abstracto. Ciertos símbolos usados con frecuencia se convierten en emblemas fácilmente reconocibles: la cruz como símbolo del cristianismo, la rosa como símbolo del amor; otros son más específicos a una obra, un autor o un movimiento literario y, por lo tanto más dificiles de interpretar.

IV. Forma



1. Poema
Poema (Poem)

(del latín poema, y éste del griego poiema, “poema”)

El poema es una obra concreta, más o menos larga de poesía, como “A Roosevelt” de Rubén Darío. Constituye una unidad estructural superior a la estrofa y puede contener una o varias estrofas. Hay poemas estróficos o divididos en estrofas y poemas no estróficos. También se puede hablar de poemas en verso y poemas en prosa.
Soneto (sonnet)
Muchos poemas estróficos consisten en una concatenación de estrofas de forma idéntica, pero también hay formas fijas que se constituyen por estrofas diferentes como el soneto.
Una combinación de catorce versos, estructurada en dos cuartetos seguidos por dos tercetos. Aunque hay variaciones, el esquema de la rima (en el contexto de la poesía hispánica) suele ser ABBA ABBA (o ABAB ABAB) CDC DCD.


2. Versificación



Verso (verse)

(del latín versus, “surco que da la vuelta”, “hilera”.)

La articulación de un grupo de unidades menores en una unidad ordenada (siempre que no se trate de un poema en prosa o verso libre). Normalmente, una línea de un poema.
Al contrario que otros sistemas de versificación que toman por unidad básica el pie (foot), una secuencia fija de sílabas fuertes y débiles (en las lenguas clásicas largas y breves, en inglés o alemán acentuadas o no acentuadas), la métrica española (como la de otras lenguas romances) se basa en el cómputo silábico, es decir en el número de sílabas de un verso.

Generalmente, al medir un verso, cada sílaba fonética constituye una sílaba métrica… con excepciones importantes:


El final del verso

Después del último acento del verso se cuenta siempre una sílaba más, y sólo una. En concreto:

- verso llano: si el verso termina en una palabra llana, como “casa”, el número de sílabas métricas equivale al número de sílabas gramaticales.

Ju-ven-tud di-vi-no te-so-ro (= 9 sílabas)

- verso agudo: si el verso termina en una palabra aguda, como “doctor”, se añade una sílaba en el cómputo silábico.

¡ya te vas pa-ra no vol-ver! (8 + 1 = 9 sílabas)

- verso esdrújulo: si el verso termina en una palabra esdrújula, como “jaro”, se resta una sílaba en el cómputo silábico.

a-gi-tan dul-ce-men-te las bri-sas -li-das (13 – 1 = 12)



La sinalefa


Cuando una palabra termina en vocal y la siguiente empieza también con una vocal, se cuenta sólo una sílaba (a veces se pueden reunir más de dos vocales en una sinalefa).

¿Có-(mo-es)-(tá us)-ted? (= 4 sílabas)

Vol-(vió a Eu)-ro-pa (= 4 sílabas)

Otros fenómenos


Los siguientes fenómenos que afectan al cómputo silábico constituyen licencias poéticas, es a decir el poeta, para conservar el número de sílabas del verso, no sigue las normas establecidas del lenguaje:

- sinéresis: Es el fenómeno que se produce cuando en el interior de una palabra se unen dos vocales que generalmente no forman diptongo: (po-e)-ta (= 2), (le-al)-tad (= 2).

- diéresis: Es el fenómeno contrario de la sinéresis porque consiste en separar dos vocales que generalmente forman diptongo: sü-a-ve (= 3), ru-ï-do (= 3).

- hiato: Es el fenómeno contrario a la sinalefa porque consiste en pronunciar separadamente dos vocales que, aunque perteneciendo a palabras diferentes, deberían pronunciarse juntas por sinalefa.

mú-si-cas de a-las (= 6 sílabas; normalmente, debido a la sinalefa (de a), 5 sílabas)
Utilizando estas reglas, se puede determinar el tipo de verso según el número de sílabas (métricas) que lleva. Hay versos desde dos hasta catorce sílabas, y normalmente son designados por el número de sílabas en griego y la palabra “sílabo”: bisílabo, trisílabo, tetrasílabo etc.

Versos importantes de la poesía española:

- heptasílabo (verso de siete sílabas).

- octosílabo (verso de ocho sílabas).


- endecasílabo (verso de once sílabas).

- alejandrino (verso de catorce sílabas).


En la tradición española versos entre dos y ocho sílabas se llaman de arte menor y versos de nueve sílabas en adelante de arte mayor.

Pausas y Encabalgamiento


Como los versos de arte mayor se forman de una combinación de versos de arte menor, ocurre una pausa dentro del verso que separa el verso en dos partes, o dos hemistiquios (hemistich) iguales o desiguales. Esta pausa se llama cesura (caesura o cut). Para el cómputo silábico, cada hemistiquio es una unidad independiente.

Hay también pausas al final del verso, la pausa versal, y al final de cada estrofa, la pausa estrófica. A veces ocurre un desequilibrio entre la pausa versal (o incluso estrófica) y la sintaxis del verso, denominado encabalgamiento (enjambement):

Cerrar podrá mis ojos la postrera

sombra, que me llevaré el blanco día. (Francisco de Quevedo)



3. Rima

Rima (rhyme)


Total o parcial identidad acústica entre dos palabras. Aunque existen formas de rima interiores a un verso, normalmente ocurre al final de un verso y sirve para crear conexiones entre dos o más versos. El esquema de rima se indica con las letras del alfabeto empezando con “A” (mayúsculas para versos de arte mayor, minúsculas para versos de arte menor).
Según el grado de la identidad acústica en el contexto de una rima se distinguen:

Rima consonante (consonance)


(del latín consonans, participio de consonare, “estar en armonía”, “sonar juntamente”.)

Hay rima consonante cuando existe identidad fonética, o sea; igualdad, de todos los sonidos, vocálicos y consonánticos, entre dos o más versos, a partir de la última vocal tónica.

Quiero fer una prosa en roman paladino, A

en cual suele el pueblo fablar con su vezino A (Gonzalo de Berceo)



Rima asonante (assonance)


Existe rima asonante cuando la identidad fonética ocurre solamente en las vocales, específicamente a partir de la última vocal tónica.

La más bella niña

de nuestro lugar,

hoy viuda y sola

y ayer por casar

viendo que sus ojos

a la guerra van. (Luis de Góngora)

Según la ordenación de las rimas se distinguen:



Rima abrazada: ABBA, abba.

Rima encadenada o cruzada: ABAB, abab.

Rima gemela: AA, aa, BB, bb.

Rima continua: AAAA, aaaa.

4. Estrofa
Estrofa (stanza)

(del latín strophe, y éste del griego strofe, “vuelta”.)

Es una unidad estructural mayor que el verso y menor que el poema. Generalmente cada estrofa se compone de dos o más versos que forman cualquiera de las partes o divisiones de una composición poética.
Según la medida de los versos que constituyen una estrofa se distinguen:

Estrofa isométrica: Estrofa que contiene sólo versos idénticos (en cuanto a sus números de sílabas).

Estrofa heterométrica: Estrofa que contiene distintos tipos de versos (en cuanto a sus números de sílabas).
Según el número de versos (y el esquema de rimas) se distinguen p. ex.:

Pareado (couplet): Estrofa de dos versos, rima AA, aa, aA, Aa.

Terceto (tercet): Estrofa de tres versos, con rima A0A o ABA BCB etc.


Quarteto (quatrain) Estrofa de cuatro versos con distintos esquemas de rima (ABBA,

abba, ABAB, abab).


Estribillo (refrain)

La repetición periódica de uno o varios versos.




Libros utilizados

Abrams, M. H. A Glossary of Literary Terms. 6th ed. New York etc.: Harcourt, 1993.

Ayuso de Vicente, Maria Victoria etc. Diccionario de términos literarios. Madrid: Ediciones

AKAL, 1990.

Bennett, Andrew, and Nicholas Royle. An Introduction to Literature, Criticism and Theory.

2nd ed. London etc.: Prentice Hall, 1995.

Premiger, Alex etc. ed. Princeton Encyclopedia of Poetry and Poetics. Princeton: Princeton

UP, 1974.

Vendler, Helen. Poems, Poets, Poetry: An Introduction and Anthology. Boston, New York:

Bedford/ St. Martin’s, 2002.



Virgillio, Carmelo etc. Aproximaciones al estudio de la literatura hispánica. 5th ed. Boston: McGraw

Hill, 2004.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal