Guía para la realización de una tesis/tesina Los trabajos a presentar



Descargar 185,27 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión14.05.2017
Tamaño185,27 Kb.
  1   2   3   4   5

MAHCADU/CEHCAU

Guía general para tesinas y tesis


Guía para la realización de una tesis/tesina

Los trabajos a presentar

Trabajo práctico (paper)


Se trata de un trabajo escrito científico, de carácter monográfico1 y/o ensayístico2, orientado a evaluar el aprovechamiento del curso correspondiente. El alumno elegirá un tema pertinente al tema principal del curso y desarrollará su propio discurso en no menos de cinco carillas de texto (que puede ser acompañado de ilustraciones). La evaluación del aprovechamiento tendrá como parámetros la pertinencia, la coherencia conceptual (encuadre teórico y desarrollo lógico), la consistencia gnoseológica (argumentación, metodología, evidencias), la bibliografía utilizada y la claridad y precisión del texto.

Los trabajos prácticos deben presentarse dentro de los treinta días hábiles de terminado el curso correspondiente.


Tesina de especialización


La tesina es un trabajo individual en el que el alumno demuestra su capacidad para la producción historiográfica y/o crítica. Tiene como función la integración y aplicación de los conocimientos y destrezas adquiridas en la Carrera en el desarrollo de un trabajo de investigación. Se sitúa entre la monografía y la tesis. Es menos profunda que una tesis de máster o doctorado. No pretende aportar conocimientos totalmente novedosos, que nadie haya presentado anteriormente, sino que, acercándose al ensayo, debe contener ideas nuevas y nuevos enfoques de un tema. Ya sea partiendo de nuevos encuadres teóricos o de nuevos descubrimientos. La tesina puede tratar de la sistematización de teorías y/o experiencias, pero no tiene como condición necesaria "descubrir" algo totalmente nuevo. Tiene las mismas partes y formalidades de una tesis, pero requiere menor originalidad y profundidad.

Se trata del estudio de un caso o problema del campo de estudio de la carrera. No requiere ni la extensión ni la profundidad de una tesis, aunque el desarrollo del tema debe ser riguroso a partir de hipótesis, cuya comprobación deberá realizarse con métodos adecuados (evidencias y relaciones lógicas) que garanticen la veracidad de las conclusiones. La tesina será tutoriada por un profesor universitario elegido por el alumno y confirmado por la Dirección de la Carrera. Las funciones del tutor son orientar metodológicamente al tesinista y evacuar consultas concretas sobre el tema encarado. El alumno presentará para su probación un plan de investigación avalado por su tutor.

Cuando el alumno haya obtenido los créditos correspondientes, la tesina de especialización será evaluada. La aprobación de la tesina de especialización es condición necesaria e indispensable para la aprobación de la Tesis de maestría.

Tesis de maestría


La tesis de maestría es un trabajo individual de investigación y/o crítica, sobre algún caso problemático del campo temático de la Maestría, justificada con argumentos lógicos y evidencias (fácticas o bibliográficas) consistentes. Conlleva el planteo de hipótesis, un desarrollo metodológico adecuado y una conclusión que aporte nuevos conocimientos sobre el tema en cuestión.

La tesis es un trabajo académico que debe aportar conocimiento e información novedosa sobre un tema determinado. Su propósito es la comprobación de un planteamiento o la solución a un problema, mediante la investigación (bibliográfica, experimental o de campo) metódica, acompañada por la reflexión sobre el tópico específico de la disciplina.

Además de exponer el estado actual del estudio de un tema, utiliza la información para comprobar la línea central de la reflexión: ideas y hallazgos nuevos en unl campo de conocimiento determinado.

La tesis se presenta como un documento escrito que puede ser acompañado por diagramas e ilustraciones, que sea evidencia que su autor merece el grado al cual aspira: licenciatura, maestría o doctorado.

Toda tesis parte de un problema o pregunta de investigación, donde el objetivo principal es encontrar la respuesta objetiva y sistemática con la cual se valorará la aportación del tesista.

La tesis cumple varias funciones, como las de exponer y argumentar, informar y persuadir.

En cuanto a la extensión de la tesis, generalmente ésta no puede ser menor que 20.000 palabras.

Criterios de evaluación de tesinas y tesis
La evaluación de las tesinas y tesis se regirá por los siguientes parámetros:

Coherencia (relación lógica de lo expuesto, falta de ambigüedades y contradicciones), adecuación del encuadre teórico adoptado. Red conceptual de la trama o desarrollo.

Consistencia (uso de los conocimientos existentes, argumentación basada en evidencias confiables, organización conceptual rigurosa del tema).

Conclusiones lógicamente derivadas de la argumentación presentada.

Aportes al conocimiento actual.

Discurso claro y preciso.

Uso de bibliografía actualizada y pertinente.

Ver Apéndice 12

Operativa3


La secuencia más común de pasos a seguir para la realización de una tesina/tesis es la que sigue. Esta secuencia no es estricta, puede tener iteraciones según lo aconseje el desarrollo de las tareas.

  1. Elección del tema

  2. Estado de la cuestión

  3. Encuadre teórico

  4. Los objetivos

  5. Especificación de hipótesis

  6. Metodología

  7. Plan de tareas y cronograma

Elección del tema


Elegir un tema a desarrollar e investigar es, generalmente, un trabajo que presenta dificultades especialmente para los principiantes.

Primero, hay que considerar factores propios del investigador, previos a la elección de un tema específico. Estos factores son:



  1. La motivación (objetivos a alcanzar). El tema debe corresponderse con los intereses intelectuales del tesista.

  2. Los recursos con que se cuenta.

  3. El interés o pertinencia del estudio (justificación).

La motivación y los objetivos derivados de ella


El tesista debe estar motivado por el tema a abordar. Esta motivación puede ser de cualquier naturaleza: mera curiosidad, ganas de obtener alguna retribución (créditos, títulos, etc.); ganas de aportar algo en el campo problemático elegido.

Previa a la elección de un tema u objeto de estudio determinado, es aconsejable indagar sobre el campo problemático donde el tema se sitúa, desde el más general: historiografía, a lo más particular, historiografía de la arquitectura, historiografía de la arquitectura argentina y así siguiendo.

Dentro de ese campo problemático se encontrará el objeto de estudio propiamente dicho. En nuestro ejemplo: “la arquitectura de Frank Lloyd Wright”.

Muchos historiadores de la arquitectura han señalado como motivación (que luego se traduce como objetivo del trabajo) la orientación hacia la práctica.

En "Espacio, tiempo y arquitectura", Sigfried Giedion asegura:

La historia puede poner en claro para nuestros contemporáneos los elementos constitutivos de nuestra época olvidados...(...) Los lazos con el pasado son el presupuesto del surgir de una nueva y tradición. (Giedion, 30)

Bruno Zevi en "Verso un'Architettura Organica", dice que su libro



...Estaba dirigido a los jóvenes arquitectos que serían llamados a reconstruir inmensos territorios desvastados. (Zevi, 1955, 13, mi traducción)

No hay gran arquitecto que no conozca íntimamente la historia de la arquitectura y no se alimente de ella para la propia inspiración... (Zevi, 1951)

Renato de Fusco dirige su "Historia de la arquitectura contemporánea" a los estudiantes y trata de construir un lenguaje que una a la historiografía con la proyectación.

Kenneth Frampton habla de posibilitar la fundamentación del 'ejercicio crítico de la arquitectura' (Frampton, 7) y se basa en la teoría de la 'práctica reflexiva' de Donald Schön (Schön).

Tafuri y Dal Co, refiriéndose a la historia de la arquitectura contemporánea, la ven como un esfuerzo subjetivo que enfrenta al trabajo intelectual con la acción de la construcción del ambiente humano.

De ahí en más, es bueno considerar los recursos con se cuenta.

Los recursos


Para la realización del trabajo es bueno considerar con qué recursos se cuenta, de modo de establecer si lo que nos proponemos es realizable por nosotros.

Los recursos humanos


Entre los recursos humanos debemos tener en cuenta nuestra formación: nuestra experiencia de vida, nuestros conocimientos (estudios previos, conocimiento de idiomas), nuestras habilidades (alguna destreza que pueda ser útil en nuestro estudio) y hasta personas con quien podemos contar como recursos (por ejemplo, un abuelo que pueda aportar datos con su historia de vida, compañeros que trabajan en la misma dirección).

La disponibilidad de tiempo


¿De qué tiempo disponemos? ¿Es suficiente para la realización del trabajo?

Si la respuesta es sí adelante. Pero si no disponemos del tiempo necesario deberemos reducir la amplitud de la indagación, hasta ajustarla a nuestro tiempo disponible.


Recursos económicos


¿De qué recursos económicos disponemos? Algunos estudios requieren gastos (en viajes, en compra de libros o material de estudio, en equipamiento). ¿Disponemos de los recursos necesarios?

Un caso particular es el equipamiento, cuando antes se requería a lo sumo tener una máquina de escribir, hoy es imprescindible una computadora, impresora, scáner y una conexión a Internet. Es probable que se necesite una cámara fotográfica, un lugar de trabajo, etc. Estas necesidades requieren recursos para satisfacerlas. ¿Los tenemos?


El interés o pertinencia (justificación)


Elegido el tema de acuerdo con los parámetros anteriores: interés o motivación personal y recursos disponibles, debemos justificarlo.

Previa a la justificación, por las razones que luego se expondrán, se requiere una indagación exploratoria sobre el estado de los estudios sobre el tema elegido.

La justificación se origina en distintas circunstancias. Por ejemplo, la ausencia de trabajos/conocimientos sobre el tema (no hay estudios disponibles, o los estudios existentes son obsoletos o insuficientes). O la aparición de nuevas evidencias no tenidas en cuenta en los estudios anteriores. O la existencia de errores en los trabajos anteriores. O simplemente cambios en la situación histórica (extra o intra disciplinarios) que orientan hacia una nueva interpretación de los conocimientos existentes (cambios paradigmáticos, a la manera kuhniana).

El tema y sus relaciones


Casi no existe, en el campo de las ciencias humanas, un tema que pueda estudiarse autónomamente, como sí puede hacerse (y esto también es discutible) en las ciencias naturales.

Nuestro estudio, según su profundidad, precisará del aporte de otros campos del conocimiento (que llamaré ciencias auxiliares).

El tema debe ser expresado con claridad y precisión, sin ambigüedades ni contradicciones. Aquí se puede especificar los límites cronológicos o de localización, como “el diseño popular en Perú en el siglo XIX”.

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal