Genesis-sefh



Descargar 5,49 Mb.
Página8/12
Fecha de conversión31.05.2017
Tamaño5,49 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

Richeldi L, et al. Corticosteroids for idiopathic pulmonary fibrosis. Cochrane Database Syst Rev 200326.

La Colaboración Cochrane realizó una revisión sistemática en 2003, actualizada en 2010, en la que tras seleccionar 17 estudios como potencialmente elegibles para realizar un metaanálisis, finalmente los descartó debido a lo inadecuado de su metodología, pues no encontraron ningún ensayo clínico controlado ni aleatorizado controlado que fuera adecuado para ser incluido en el metaanálisis. Así, los autores concluían que no existía evidencia que sustentase la eficacia de los corticoides en el tratamiento de FPI, mientras que existían determinadas fibrosis pulmonares, como la neumonía intersticial no específica, que sí mostraban una mejor respuesta a estos fármacos, de ahí la importancia de hacer un diagnóstico certero de FPI. Por último señalaban que, teniendo en cuenta los avances recientes en cuanto a comprensión de los factores patogénicos de la enfermedad, parecía que la utilización de fármacos antiinflamatorios, como los corticoides, loveno estaba justificado.




  1. Loveman E, et al. The effectiveness and cost-effectiveness of treatments for idiopathic pulmonary fibrosis: systematic review, network meta-analysis and health economic evaluation. BMC PharmacolToxicol. 201427.

Los autores realizaron una búsqueda en la Cochrane Library, EMBASE y MEDLINE hasta Julio de 2013, sin restricción de idiomas, seleccionando ensayos clínicos controlados o controlados aleatorizados sobre eficacia clínica, estudios económicos yde calidad de vida relacionada con la salud.



En la evaluación de la eficacia incluyeron un total de 14 ensayos (13 aleatorizados controlados y 1 controlado): cuatro evaluaban pirfenidona, tres N-acetilcisteína (sola o en combinación), uno azatioprina, uno nintedanib, uno sildenafilo, uno talidomida, uno evaluó un programa de rehabilitación pulmonar, y un programa de manejo de la enfermedad. Además, se incluyó un ensayo clínico controlado sobre rehabilitación pulmonar, aunque recomiendan tener precaución respecto a las conclusiones obtenidas al tratarse de un ensayo polaco del que sólo se tradujo el método y los resultados clave. Los estudios fueron, por lo general, de calidad y con un riesgo de sesgos bajo, llevándose a cabo diez ensayos en pacientes con enfermedad leve –moderada (CVF de base 65-90%) y cuatro en estadio moderado-grave (CVF 55-70%).


  1. Azatioprina:Los autores incluyeron el ensayo de Raghu 1991 en el que se comparaba azatioprina y prednisona con placebo y prednisona. Concluyen que, en la práctica clínica,azatioprina sólo se utiliza en circunstancias restringidas pues, en el ensayo clínico, azatioprina y prednisolonasólo condujeron a una mejora en la supervivencia en comparación con el grupo control cuando se utilizó un análisis de edad ajustada, no existiendo efecto sobre la función pulmonar. Además, este ensayo tuvo un riesgo de sesgo poco claro, un pequeño tamaño de la muestra, y no se sabe si todos los pacientes tenían un diagnóstico de FPI en base a las recomendaciones actuales. Por tanto, recomiendan precaución al interpretar los resultados.




  1. Nintedanib: Los autores manifiestan que, según los estudios, nintedanib 300mg / día fue más favorable que el placebo en algunas medidas de CVF, exacerbaciones agudas y mortalidad, sin embargo, el objetivo primario de la tasa anual de disminución de la CVF no fue estadísticamente significativo.




  1. N-acetilcisteína: El tratamiento con NAC se evaluó en tres estudios, en combinación con azatioprina y prednisolona en dos de ellos (terapia triple) y en un formato inhalado en el tercero. Los resultados de los estudios se combinaron, y establecer el efecto independiente de NAC es difícil debido a las diferencias entre los tres ensayos. No hubo beneficios de la triple terapia en la CVF en comparación con placebo en un ensayo, sin embargo, hubo un beneficio en la CV en comparación conazatioprina y prednisolona en otro. El efecto del tratamiento con NAC inhalada no fue estadísticamente diferente del grupo control (p = 0,05), aunque este estudio tuvo un riesgo de sesgo incierto que debe considerarse al interpretar los resultados.




  1. Pirfenidona: Cuatro ECA evaluaron el uso de pirfenidona, y unmeta-análisis mostró que pirfenidona parece demostrar un efecto significativo en la CVF, en comparación con placebo. Esto debe ser interpretado con cautela ya que los resultados combinados fueron diferentes, el momento de la evaluación se modificó (de 48 semanas a 72 semanas) y hubo heterogeneidad estadística moderada (I2 = 45%). El efecto de pirfenidona en los resultados secundarios fue más incierto.




  1. Talidomida:En un pequeño ECA cruzado, se evaluó el efecto de talidomida en la mejora de la calidad de vida relacionada con la tos, resultando en un beneficio en comparación con placebo. Con respecto a las reacciones adversas, hubo una mayor proporción de pacientes que sufrió al menos un efecto adverso en el grupo que recibió el tratamiento (77%) respecto al que recibió placebo (22%).




  1. Sildenafilo: Fue evaluado en un estudio en pacientes con enfermedad moderada a severa. El objetivo primario fue la mejora del 20% en la PM6M, no encontrándose beneficio estadísticamente significativo.




  1. Intervenciones no farmacológicas: Tres estudios de intervención no farmacológica compararon un programa de rehabilitación pulmonar o de manejo de la enfermedad para controlar las intervenciones en FPI moderada a grave. Los resultados de los dos estudios de rehabilitación pulmonar no fueron concluyentes; pues sólo algunas variables fueron favorables a la rehabilitación pulmonar. El riesgo de sesgo fue incierto y los criterios de valoración sólo se midieron inmediatamente después de que las intervenciones finalizaran. Por tanto, existe evidencia de la limitada efectividad del programa de manejo de la enfermedad.

En el metaanálisis en red se incluyeron diez estudios de intervenciones farmacológicas. Talidomida fue excluida debido a que la diana del tratamiento no es lafunción pulmonar. NAC inhalada se consideró de forma separada a la triple terapia debido a su distinta forma de administración. En ambos se utilizó evidencia directa e indirecta para evaluar el efecto del tratamiento en comparación con placebo. Sólo los resultados de efectos fijos para nintedanib y pirfenidona fueron estadísticamente significativos. El modelo de efectos aleatorios no demostró un mejor ajuste que el modelo de efectos fijos y no hubo evidencia de inconsistencia dentro de la red de pruebas. Una comparación head-to head de nintedanib frente a pirfenidona sugirió una tendencia a favor de nintedanib, aunque no resultó estadísticamente significativa y debe ser interpretado con cautela a la luz de las diversas diferencias entre los estudios.



Figura 21. Resultados del metaanálisis en red para la disminución de CVF.



1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal