Fundamentos de sistemas



Descargar 259,78 Kb.
Página2/3
Fecha de conversión23.05.2017
Tamaño259,78 Kb.
1   2   3

Definición de TGS

Una forma sencilla y fácil de entender como definición de Teoría General de Sistema es la siguiente:


La Teoría General de Sistemas es un campo lógico-matemático, cuyo principal objeto es la formulación y derivación de aquellos principios que en general se conservan en los sistemas.


II.2 Las corrientes de los sistemas.
Existen además de una clasificación de sistemas , nuevas corrientes que han nacido por complemento o por necesidad en las diferentes definiciones y agrupaciones de sistemas, de tal forma que han marcado un nuevo enfoque hacia la teoría general de sistemas.
La corriente de los sistemas duros.
En el campo de la solución de problemas, es el área en la que el pensamiento sistémico ha alcanzado mayor popularidad. Incluye disciplinas como la investigación de operaciones, análisis de sistemas, ingeniería de sistemas y lo que se ha dado en llamar el pensamiento de sistemas suaves. Lo que une a estas disciplinas, entre otros lazos, es el tener como centro de interés la solución de problemas o, si se prefiere, el apoyo a la toma de decisiones.
La relación que guardan las disciplinas de la corriente teórica y las citadas en principio es escasa, ya que su origen es distinto y no existe una vinculación significativa durante su desarrollo. Sin embargo, quienes más han contribuido a dicha asociación son los múltiples autores que buscan apoyarse en la teoría general de sistemas para dar soporte teórico a sus planteamientos.
La corriente de los sistemas suaves.
La corriente de sistemas suaves surge en la década de los 70 y agrupa una serie de autores como P. B. Checkland (Metodología de sistemas suaves), C. W. Churchman (Métodos de inquirir), R. L. Ackoff (Planeación interactiva), C. Eden (Mapeo cognoscitivo), R. O. Mason e I. I. Mitroff, entre los más importantes. Estos autores, en general parten de algunas consideraciones acerca de las limitantes o puntos débiles de los enfoques de sistemas duros para formular sus propiedades.
La denominación de sistemas duros y sistemas suaves se debe a Checkland, quien emplea el primer término para referirse a la investigación de operaciones, análisis de sistemas e ingeniería de sistemas, mientras que el segundo lo aplica inicialmente a su propio trabajo; sin embargo, esta forma de referencia en poco tiempo gana aceptación y el término de sistemas suaves cubre el trabajo de otros autores, cuyos planteamientos guardan cierta similitud con los de Checkland.
En el caso de los enfoques de sistemas suaves, se argumenta que muchos problemas no pueden tratarse en forma de sistemas duros, ya que las situaciones son más inciertas y tan sólo establecer qué se desea, constituye en sí un problema.
En resumen, las características más relevantes de los enfoques de sistemas suaves son:
a). El énfasis en el proceso metodológico de investigación de las situaciones problemáticas, buscando antes que nada el aprendizaje.
b). El manejo plural de los problemas.
c). El intento de incorporar aspectos conductuales y sociales. [4, p.53]

Peter B. Checkland en su metodología de sistemas suaves no se orienta a indicar en exclusiva cómo mejorar una situación, sino también a definir qué es lo que debe mejorarse, de tal modo que establecer cuál es el problema que se enfrenta constituye una parte importante de la estrategia de solución.


Su metodología está constituida por un mosaico de actividades a través de las cuales se gana conocimiento acerca de la situación y se exploran los posibles cursos de acción. Su metodología es la siguiente:
1). Situación problemática inestructurada.

2) Situación problemática expresada.

3) Definición relevante de raíz de sistemas relevantes.

4) Modelos conceptuales.

5) Comparación de 4 y 2.

6) Definición de cambios factibles y deseables.

7) Acción para resolver el problema o mejorar la situación. [4, p. 63]

III MÉTODO SISTÉMICO
En las referencias bibliográficas sobre sistemas, se puede encontrar métodos para la solución de problemas desde la perspectiva del enfoque sistémico. Cada autor y pensador sistémico propone un método o su método, que puede ser un tanto diferente a los demás, pero en esencia los métodos son parecidos, y dan una secuencia lógica para el desarrollo del entendimiento y comprensión del problema-sistema hasta el planteamiento de una solución.
III.1. El concepto de problema
Antes de hacer la descripción básica de algunos métodos de sistemas, es conveniente definir lo que es un problema.
Por lo general se sabe, o se da por entendido, el significado del vocablo problema, pero, ¿como se puede definir lo que es un problema?.
Si se toma en consideración que quienes tienen un problema lo sufren, son los seres vivos, y la magnitud y afectación está en relación directa a la sensibilidad del individuo o de los individuos involucrados directa e indirectamente. Con respecto al ser humano, se puede decir que:
Un problema es una sensación de insatisfacción.
Otra forma de definirlo es:
Un problema es una contradicción entre un estado real y un estado deseado de las cosas.
Ó bien:
Un problema es una situación distorsionada de la realidad.
Las condiciones mínimas necesarias y suficientes para la existencia de un problema son: [4, p52]


  1. Un individuo que tiene el problema: el tomador de decisiones.




  1. Un resultado deseado por el decisor: el objetivo.




  1. Al menos dos cursos alternativos de acción con desigual eficiencia.




  1. Un estado de duda acerca de qué selección hacer, un ambiente o contexto del problema.

Lo anterior da lugar a los siguientes tipos de problemas: problemas de sistemas productivos, problemas de creación que son específicos de los sistemas no existentes, problemas de operación y problemas de magnitud , estos dos últimos aparecen cuando ya existe el sistema. Dentro de los problemas de operación están los problemas de corrección y los problemas de mejoramiento. Y en los problemas de magnitud se presentan los problemas de expansión y de contracción. [ 7, p. 11]


La siguiente sección tratará en forma breve de dar un bosquejo de las diferentes corrientes metodológicas para resolver problemas con un enfoque sistémico.
En el análisis de sistemas el problema a resolver consiste en lo siguiente:
Teniendo un estado inicial y un objetivo por alcanzar, definimos cuál es la mejor alternativa. Charles Hitch realizó un planteamiento como a continuación se describe:


  1. Uno o varios objetivos por alcanzar.

  2. Técnicas, instrumentos o “sistemas” alternativos que permiten alcanzar el objetivo.

  3. Los costos o recursos requeridos por cada sistema.

  4. Un modelo o varios modelos, el marco matemático, lógico o conjunto de ecuaciones que muestren la interdependencia entre objetivos, instrumentos, ambiente y recursos.

  5. Un criterio que relaciona los objetivos con los costos y recursos, para la elección de la mejor alternativa”.[4, p.44]


III.2 LOS DIFERENTES ENFOQUES
III.2.1 METODOLOGÍA DE SISTEMAS1
En su libro “Enfoque de Sistemas” Miguel A. Cárdenas propone una metodología para la solución de problemas con el enfoque sistémico, indicando que:
Un análista que utiliza el método científico en general no es sinónimo de un verdadero analista de sistemas.
Los requisitos fundamentales para iniciar la implantación de un análisis de sistemas son:
La primera etapa consiste en la formación de un grupo interdiciplinario de trabajo, una vez realizado lo anterior es definir el ambiente dentro del cual se desarrollará el sistema.
Una segunda etapa es la definición de las fronteras, alcances u objetivos del mismo. Ahora los objetivos del sistema deben ubicarse dentro del ambiente identificado, sólo así se podrán definir en términos realistas y concretos. Aquí se deberá revisar muy bien el análisis del ambiente hasta lograr comprender su dinámica.
Como una tercera etapa debemos tener en cuenta la definición de los recursos del sistema dependiendo si se modificará el sistema existente, o si no existe y se creará.
La cuarta etapa es la integración conceptual de los tres elementos anteriores: ambiente, objetivos y recursos.
Ya definidos los principales elementos de un sistema, se pasa a una fase de modelación, la representación de los elementos (matemáticas, analógicas, físicas, digitales, etc.). Podría formularse un modelo generalizado que se aplique a cualquier realidad y estos elementos podrían ser:
* Estructura organizacional

* Flujos de información

* Procedimientos

* Ambiente de decisión


Habiendo logrado la representación conceptual del sistema, se desarrolla y para esto requerimos una metodología.
Se define como una metodología al plan de acción que ofrece dirección, orientación y enfoque para el logro de un objetivo.
Para una buena práctica en la metodología existen dos aspectos básicos para lograrlo: la programación de subobjetivos y la programación de actividades.
Donde un subobjetivo se define como un componente o porción de un objetivo. Esto significa que existe un conjunto único de subobjetivos que definen el objetivo global, pues éste podría descomponerse en varias formas y generar diferentes grupos de subobjetivos. Esto no cambiará en ninguna fase de la metodología.
La metodología que se requiere para el desarrollo de un sistema debe ser la misma, tanto en la situación en que el sistema ya existe como en la que no existe; lo que sí varía es el tipo de actividades que se requeriría en uno y otro caso.
Cuando el sistema no existe, hay que crearlo; cuando existe hay que modificarlo para lograr uno mejor, la metodología tendría el mismo objetivo.
La metodología de sistemas es equivalente a una estrategia de acción continua que se aplica a cualquier sistema, independiente de la etapa de “evolución” en la que se encuentre, ésta es una característica del enfoque de sistemas.
Una metodología no necesariamente es determinista; es decir, que se podrían considerar estrategias con objetivos y actividades probabilísticas. Se argumenta que la realidad nunca es determinista y que su descripción debería basarse en probabilidades.
El enfoque de sistemas requiere de una metodología probabilística; así se podrán cumplir los objetivos con mayor efectividad.
La ingeniería de sistemas es un proceso de cambio gradual, ya que desde su arranque va sufriendo cambios.
La metodología de sistemas tiende hacia la implantación de procedimientos y cambios, promueve una evaluación continua del mismo, permitiendo adaptar constantemente los diferentes componentes y haciendo uso máximo del concepto de prueba-error.
Por procedimientos se entiende un conjunto de actividades interrelacionadas que satisface cierta función, la sistematización del procedimiento involucra el establecimiento de un conjunto de métodos para efectuar las actividades; mientras la automatización implica el uso de máquinas para realizar estas actividades.
Una metodología de sistemas consiste en:


  1. Identificación del sistema actual.

  2. Identificación de los requerimientos.

  3. Diseño del nuevo sistema.

  4. Implantación y evaluación del nuevo sistema.

Existen tres fases estratégicas para aplicar la metodología:




  1. Mejorar el proceso en la toma de decisiones. La desventaja sería en la cantidad de tiempo que se necesita, por la intervención de los ejecutivos.




  1. El sistema es un conjunto de subsistemas operativos entrelazados, orientados a una tarea u objetivo particular.




  1. Esta estrategia es parecida a la anterior, excepto que el sistema se divide en subsistemas funcionales de acuerdo a la estructura del organigrama de la institución. Debe evitarse lo mayor posible la creación de más de un grupo central de trabajo.

Para el desarrollo del sistema es conveniente efectuar una serie de seminarios, cada participante hará un repaso intensivo del carácter de su disciplina profesional, cada miembro seleccionado de la institución deberá hacer un repaso de las principales características del área funcional con la cual él está familiarizado, de tal forma que el grupo de trabajo pueda iniciar la integración de una imagen conceptual preliminar del sistema gerencial.

Es difícil identificar las cualidades que el coordinador debe tener, éste debe ser capaz en todo momento de motivar a su gente para trabajar más eficazmente.
El grupo de trabajo que puede identificar los problemas básicos del sistema y detectar las interrelaciones detalladas entre las operaciones de los subsistemas, generalmente logra su cometido en cuanto al mejoramiento de la efectividad global del sistema.

III.2.2. EL MODELO CONCEPTUAL2:
Arturo Fuentes en su obra citada en la referencia, indica que en la mayoría de los casos en la solución de problemas los sistemólogos se han enfocado a metodologías para “desarrollo de esquemas metodológicos para orientar el proceso de solución de problemas” y al “desarrollo de técnicas y modelos para apoyar la toma de decisiones”, pero que se descuidado el “desarrollo de conceptos y lineamientos para estudiar la realidad como sistema”, y precisa la conveniencia de la consideración de esta última línea de desarrollo para obtener una mejor perspectiva en el conocimiento del funcionamiento de un objeto, problema o fenómeno.
Para entender un tanto el ser de la metodología de los sistemas, se entiende que la forma tradicional de la solución de problemas es la aplicación del método científico ( o enfoque analítico), que consiste en aislar las partes del todo para ver como funciona cada una de ellas por separado, y con esto tratar de entender el comportamiento del todo (reduccionisno-macanicismo-determinismo).
El enfoque analítico sigue un proceso que consta de tres etapas:
a) Aislar y dividir en partes lo que se desea entender.

b) Tratar de entender cómo trabajan las partes.

c) Reunir el conocimiento de las partes para entender el comportamiento y propiedades del todo.
Para entender esto, se procede a subdividir tantas veces como sea necesario, posiblemente hasta llegar a partes últimas (reduccionismo).
Cuando no se pude separar introducimos relaciones causa-efecto (mecanicismo), causas que son necesarias y suficientes para los efectos (determinismo).
El enfoque sistémico parte de que un sistema esta compuesto por dos o más elementos que tienen las siguientes características:
a) las propiedades o el comportamiento de cada elemento del conjunto tiene un efecto en las propiedades o comportamientos del todo;
b) las propiedades o el comportamiento de cada elemento y la forma en que efectan al todo dependen de las propiedades y comportamiento de al menos otro elemento del conjunto;
c) cada subgrupo posible exhibe las dos propiedades anteriores.
Un sistema que es divisible desde el punto de vista estructural, resulta indivisible desde una perspectiva funcional, ya que los conjuntos son interdependientes.
En el pensamiento sistémico existe la tendencia de ver los sistemas como parte de sistemas mayores (expansionismo). Esto da el siguiente método:
a) El todo que se desea entender es conceptualizado como parte de un todo mayor;
b) Se busca el comportamiento y características del todo mayor;
c) El todo se explica de acuerdo con el papel e influencia que tiene el todo más amplio.
Las partes o subsistemas no son consideradas por separado sino en interacción con otras partes.
Como alternativa a la relación causa-efecto, el enfoque sistémico adopta una relación producto-producto. En esta relación un productor es necesario pero no suficiente para el producto.

Un modelo cualitativo del proceso de solución de problemas es el modelo diamante, ( véase la figura ):



“B”


modelo

conceptual

Abstracción y

Conceptualización Simplificación


“A” “C”


situación Validación modelo

problema- formal



tica Retroalimentación

Alimentación y



Implantación Manipulación del modelo

“D”


Solución

A:. Situación problemática.

En este nivel los problemas se perciben y plantean a partir de sus manifestaciones últimas, formando una serie de imágenes y pensamientos desorganizados y parciales que son insuficientes para explicar el porqué de los problemas y los efectos previsibles de distintos modos de acción.
B:. Modelo Conceptual.

Es una representación gráfica, escrita o mental elaborada por el analista y que emplea como marco de apoyo para situar y ordenar sus percepciones, para fijar la estructura del problema, delimitar el área de interés y decidir qué aspectos son relevantes y cuáles no.


Los modelos conceptuales son importantes porque obligan a ordenar el conocimiento y dan bases más sólidas para el debate, cuando éste es requerido.
La construcción de los modelos conceptuales es un proceso iterativo gobernado por la subjetividad y una profunda intuición, partiendo de imágenes que ganan precisión conforme se adquiere mayor conocimiento.

1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal