Fundamento filosofico y psicológico de un proyecto de vida fundamentación folosófica



Descargar 13 Kb.
Fecha de conversión23.03.2017
Tamaño13 Kb.
FUNDAMENTO FILOSOFICO Y PSICOLÓGICO DE UN PROYECTO DE VIDA

  1. FUNDAMENTACIÓN FOLOSÓFICA:

Partiendo de que el papel de la conciencia moral consiste en juzgar la autodeterminación y responsabilidad de mis propios actos, debido a que es una relación interna conmigo mismo, a través de la cual puedo conocerme de manera inmediata, juzgarme a mí mismo de manera segura e insuperable, evaluarme en relación con los demás, investigar con absoluta verdad mi compartimiento hacia los otros. Y si definimos conciencia moral, como: el conjunto de sentimientos, creencias, ideas y juicios que nos inducen a distinguir entre lo bueno y lo malo. Podemos decir que desde la conciencia y autoconciencia, en la vida cotidiana, estamos obligados a mantener una relación social con el otro, al cual afectamos o por el cual soy afectado, dependiendo de mi nivel de autoconciencia o conocimiento de mi mismo. Por tal motivo, en el proyecto de vida mi autoconocimiento y el conocimiento de los demás son fundamentales para direccionar la vida, tanto personal como social.

Una vez que he tenido conciencia de mi naturaleza humana y de mi relación con los demás, y que soy consciente de que en adelante seré responsable de mis acciones aprendiendo a distinguir entre lo bueno y lo malo para no afectar a otro de manera negativa, incluso no afectar negativamente a nadie a través de lo que tengo contemplado en mi proyecto de vida. ¿Qué haré de mi vida, si considero aquello que es lo mejor para mí? Piensa en tu vida futura, qué quieres estudiar, reflexiona cómo lo has hecho hasta hoy, cuáles son tus fortalezas y debilidades, en cuales asignatura eres más hábil, pero sobre todo cuáles son tus sueños sobre lo que más te gusta hacer, ¿En qué te gustaría laborar? Visualiza con precisión y claridad los objetivos que deseas alcanzar, así como tener la firme convicción de lograrlo, si consultas tus capacidades, si te conoces y eres consciente de que puedes superarlas podrás hacer cualquier cosa.

La previsión es buena para no apartarnos del camino que nos llevará a nuestro objetivo, siendo realista, no siempre se logran debido a situaciones ajenas a nosotros. Los intereses personales dependen de múltiples factores, pueden ser físicos, económicos o la edad no es lo mismo el proyecto de vida de un joven que el de un anciano. Este ultimo en el libro I de La República de Platón, se describe el caso de un anciano llamado Céfalo que, al compararse con su abuelo y su padre, él, gracias a su herencia produjo riquezas intermediamente entre los dos, ya que su abuelo multiplico su herencia, su padre la redujo y él, por su parte, la incremento ligeramente. En relación con la actividad sexual los ancianos exclaman felicidad de haberse librado de un “amo loco y salvaje”, se quejan del trato de sus familiares, discuten que eso depende del carácter de cada uno. Otra cosa que les preocupa es, sino se ha cometido injusticia, si se ha sido justo a lo largo de la propia vida hay tranquilidad permanente, por el contrario, si se ha cometido injusticia ni en el sueño hay tranquilidad, y si antes se reían de una supuesta vida después de la muerte, hoy se preocupan por las consecuencias de los actos cometidos, también afirman que las riquezas son más útiles en aquel que es más inteligente.

El joven puede aprovechar la experiencia de los adultos y los ancianos para proyectar su vida, ser cuidadoso de no actuar haciendo algo que al final de su vida le produzca dolor, y en cambio actuar conforme a lo que le lleve a un final feliz, el joven a diferencia del anciano proyecta disfrutar de su sexualidad, estudiar determinada carrera, adquirir algún bien material, casarse, etc. Pero en favor de una mejor humanización la ética debe estar implícita y ser elegida libremente, debido a que no puede haber ética sin libertad, sin embargo; el compromiso más importante, es el proyecto de vida, en el que apostamos todo nuestro ser. Una persona sin proyecto de vida es una persona con una libertad atrofiada “una persona con un proyecto de vida equivocado, autodestructivo, está destinada a fracasar como ser humano”.

En el proyecto de vida debe haber metas a corto, mediano y largo plazo. Según el axioma “la distancia más corta entre dos puntos es la línea recta”, si estamos en uno de esos puntos que es nuestra realidad actual, vigente, lo que soy en el presente y mi objetivo es el otro punto, puedo trazarme múltiples metas intermedias para aproximarme a mi objetivo, que es el otro punto, y no andar divagando como perdidos en un bosque, La filosofía a través de Descartes nos deja ver un ejemplo de lo extraviado o seguro con que un ser humano se conduce a lo largo de la vida en el logro metódico de sus metas. “imitando en esto a los caminantes que, extraviados por algún bosque, no deben andar errantes dando vueltas por una y otra parte, ni menos detenerse en un lugar, sino caminar siempre lo más derecho que puedan hacia un sitio fijo, sin cambiar de dirección por leves razones, aun cuando en un principio haya sido sólo el azar el que les haya determinado a elegir ese rumbo; pues de este modo, si no llegan precisamente adonde quieren ir, por lo menos acabarán por llegar a alguna parte, en donde es de pensar que estarán mejor que no en medio del bosque.” Descartes, “El Discurso del Método” (Zagal, H. ÉTICA para adolescentes posmodernos, publicaciones cruz. 64).


  1. FUNDAMENTACIÓN PSICOLÓGICA.

En nuestro trabajo asumimos que el concepto Proyecto de vida designa una realidad psicológica determinada, que se enmarca en este alto nivel de integración de la personalidad. La concepción del mundo brinda al individuo un marco general valorativo y cognoscitivo para la realización de su actividad, mientras que las orientaciones de la personalidad expresan -dentro de ese marco general- aquellas direcciones y objetivos vitales que el individuo se ha trazado. Ahora bien, el individuo no se plantea objetivos en abstracto sino que formula sus metas como objetivos concretos que él aspira a realizar. Por eso, de alguna manera debe prever las formas de organizar las acciones y los medios necesarios para el logro de esos objetivos. Debe configurar planes de acción que estructuran sus objetivos particulares y generales.

Sobre la base de esta integración de objetivos y planes de acción y la formación de vínculos internos entre ellos se van constituyendo, en un sistema único funcional, las diversas orientaciones de la personalidad -aunque conservando una relativa independencia entre ellas- y los modos de organización de las actividades del individuo. Es a este sistema al que denominamos "proyecto de vida". Deviene una formación psicológica compleja que ejerce una función rectora importante en la estructura de la personalidad. En realidad, el individuo no piensa su futuro en términos sólo de objetivos sino de planes o proyectos más generales que abarcan esos objetivos y las vías posibles de su logro en el contexto de su actividad total. El proyecto de vida representa, entonces, en su conjunto, "lo que el individuo quiere ser" y "lo que él va a hacer" en determinados momentos de su vida, así como las posibilidades de lograrlo.

El proyecto de vida no es sólo el modelo ideal de sus actividades futuras, sino un modelo en vías de realización. Esa realización se hace posible a partir del funcionamiento adecuado de los mecanismos autorreguladores de la personalidad, como veremos más adelante. En otras palabras, el concepto proyecto de vida designa la realidad psicológica que comprende la organización y realización de las orientaciones motivacionales fundamentales del individuo a través de planes concretos de su actividad futura. Por eso, los proyectos de vida se constituyen en "unidades de integración" de toda la actividad de la personalidad. Los proyectos o planes de viva desempeñan, pues, una función de integración direccional, valorativa e instrumental, de las orientaciones de la personalidad, con los modos posibles de su realización concreta en la actividad, conservando la unidad de sentido general de toda la personalidad.

Por supuesto, al destacar la importancia de los proyectos vida, partimos de la fundamentación marxista de la actividad de los individuos, del condicionamiento de su personalidad por el conjunto de las relaciones sociales reales. En el análisis concreto, los consideramos como individuos históricos, que pertenecen a un tipo de sociedad determinada y son condicionados, por tanto, por formas específicas de la división del trabajo que señalan pertenencia a ciertas clases y grupos sociales con condiciones generales de vida muy propias. Si su actividad es esencialmente social y está sujeta a la determinación socio-histórica, al elaborar sus proyectos de vida los individuos expresan sus orientaciones de futuro a partir de este condicionamiento social específico, como forma activa y creadora de manifestación de su personalidad.

NETGRAFIA:

http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?pid=S0257-43221986000200005&script=sci_arttext



http://filosofiayconstruccioncb6.blogspot.com/2010/12/28-fundamento-filosofico-de-un-rpoyecto.html


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal