Francisca serrano ruiz



Descargar 2,97 Mb.
Ver original pdf
Página1/9
Fecha de conversión29.09.2019
Tamaño2,97 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

 

FRANCISCA SERRANO RUIZ
 
 
 
Escuela de Bolsa Manual de trading
 
 
 
Como ganar 2000 dólares al mes 
en dos horas de trabajo al día 
Los derechos de autor de esta obra, serán cedidos a la investigación contra el cáncer.
 
 
 
 
 
©
 
Francisca Serrano Ruiz,
 
2013
 
©
 
Editorial Almuzara, s.l.,
 
2013
 
 
 
Reservados todos los derechos.
 
«No está permitida la reproducción total o parcial de este libro, ni su tratamiento informático, ni la 
transmisión de ninguna forma o por cualquier medio, ya sea mecánico, electrónico, por fotocopia, por registro u otros métodos, sin 
el permiso previo y por escrito de los titulares del
 
copyright
 
 
 
Colección
 
Economía  Editorial 
Almuzara
 
Director editorial:
 
Antonio E. Cuesta López
 
Edición:
 
Óscar Córdoba www.editorialalmuzara.com
 
pedidos@editorialalmuzara.com - info@editorialalmuzara.com
 
 
 
 
 
I.S.B.N:
 
978-84-15828-42-6
 
Hecho e impreso en España -
 
Made and printed in Spain
 
PRÓLOGO 
Mi cometido es hablar de la autora y del contenido de este libro, intentando explicar a quién y qué va 
a encontrar el lector, tanto para los que están dudando de la idoneidad de su lectura, como para los 
que ya se han decidido a empezarla. 
Lo  que  hace  Paqui  es  muy  difícil.  Se  dedica  al  trading  diario,  una  técnica  de  especulación  bursátil, 
definido como la apertura y cierre de una operación en el mismo día, en unas pocas horas y a veces en 
pocos minutos. Eso lo puede hacer cualquiera, pero tener éxito en la  tarea, de forma consistente y 
continuada a lo largo del tiempo, es algo destinado a un exclusivo club de unos pocos miembros y Paqui 
es una de ellos. Según el estudio de Brad Barber, un profesor de la Universidad Davis de California que, 
junto a otros colegas de la Berkeley y de la de Pekin, ha publicado en el año 2011 un estudio, mejorando 
otro anterior fechado en el 2000, en el que se han escrutado todas las operaciones de los «day traders» 
de la bolsa de Taiwan, entre los años 1992 a 2006. En ese informe se concluye, entre otras muchas 

cosas de menor relevancia para mí, que menos de 3 de cada 1.000 personas que lo intentan, solamente 
27 de cada 10.000, consiguen ese triunfo que luce Paqui. Ahí es nada. 
Otra  conclusión  de  esos  estudios,  algo  que  puedo  corroborar  con  mi  propia  observación,  es  que 
además,  los  que  lo  logran,  no  dependen  de  unos  profundos  conocimientos  de  economía,  ratios 
financieros y tonterías similares. Su éxito no se basa en sus aptitudes, sino en la actitud con la que se 
enfrentan al beneficio y a la pérdida, al miedo y a la codicia, y a su disciplina en el control del riesgo que 
asumen. 
Son  tan  pocos  que  es  difícil  tropezar  con  uno  de  ellos.  Ahora  tenemos  la  fortuna  de  que,  no  solo 
hayamos dado con una de ellas, sino que también esté dispuesta a explicar lo que hace y cómo lo hace. 
Más que un libro, creo que lo que tenéis en vuestras manos, es una guía que arroja un chorro de luz, 
para iluminar la senda que hay que seguir si se quiere realizar esta actividad con posibilidades reales de 
éxito. Una inmersión que bien podría tener continuidad en otras actividades que, seguro, demandarán 
quienes se zambullan en estas páginas. 
En un lenguaje claro, sin esnobismos ni falsas apariencias, Paqui habla de los conceptos básicos que 
deben  conocer,  de  las  técnicas  y  recursos  que  tiene  en  cuenta  en  su  operativa  diaria,  de  los 
instrumentos  financieros  que  utiliza  y  de  la  necesaria  gestión  monetaria  y  del  riesgo.  Pero  lo  más 
importante, la que creo que es la clave de sus logros, no sólo está tratado en un capítulo dedicado a las 
bases del «psicotrading», sino que se encuentra salpicando todas las páginas, en las que ella se muestra 
como es y cómo se debe caminar por este camino para que se convierta en una autopista, añadiendo 
consejos y resolviendo preocupaciones lógicas. 
Me  ha  gustado  mucho  que  haya  realizado  este  ejercicio  de  sinceridad,  mostrando  la  psicología 
aplicada al trading, porque es un capítulo muy poco o nada tratado en otros manuales. Un aspecto muy 
a tener en cuenta y que Paqui, tanto aquí, como en los seminarios y cursos que imparte, se preocupa 
de anteponer a otros temas que, al final, no son los que nos permitirán vencer al enemigo que llevamos 
dentro y que no es otro que nosotros mismos. 
Recuerdo bien el momento en que conocí a la autora de este libro. El tiempo de una tarde que pensé 
invertir en el reencuentro con una excelente amiga que, con temprana nocturnidad, casi por la espalda, 
cambió mis planes de puesta al día sobre el transcurrir de nuestras respectivas vidas, por el de: «tienes 
que conocer a una amiga», y pienso que estupendo; «ella quiere conocerte», y me digo, pues vale; «le 
gusta mucho la bolsa», y me empiezo a preocupar; «y ha escrito un libro», y me preocupo más; «y ella 
y yo te queremos pedir que escribas un prólogo», ¡Ay! Todo así, en plan metralleta y casi sin respirar 
entre sentencia y sentencia. 
¡Quién  me  lo  iba  a  decir!  Heme  aquí,  presentando  lo  que  no  necesita  presentación,  sino  lectura. 
Hablando de Paqui, una persona que hay que descubrir, porque, se lo aseguro, merece la pena hacerlo. 
Me refiero a ella llamándola Paqui porque, una vez que la he podido conocer y he tenido la ocasión leer 
su obra, mi impresión es que el «Francisca Serrano», el de la portada, no es más que un seudónimo. Es 
Paqui la que desnuda su personalidad y se presenta ante el lector en este texto. Es poco frecuente 
encontrarse con una persona como ella: con éxito en la vida y, a pesar de eso, honesta, clara y humilde; 
no he podido descubrir dobleces en ella. ¡Qué envidia! 
Lo  que  para  mí,  en  un  principio,  fue  un  cambio  de  planes  inesperado,  ahora  puedo  decir  que  ha 
supuesto un valioso y verdadero honor que, por delante de personas más cualificadas e influyentes, 
Paqui pusiera tanto empeño en que fuera yo el culpable de este prólogo. 

Buena suerte. Yo ya la tuve el día en el que, creyendo conocer a Francisca Serrano, descubrí a Paqui. 
  
  
Jorge del Canto Gestor de fondos y 
profesor de ESIC. 
 

COMENTARIO Y AGRADECIMIENTO 
Los  mercados  financieros  son  como  un  océano  inmenso  que  nos  ofrece  a  diario  oportunidades  de 
«pescar»  rentabilidades  para  nuestro  patrimonio.  Lo  «único»  que  hay  que  hacer  es  seleccionar  los 
activos  adecuados  por  fundamentales,  la  tendencia  correcta,  sea  alcista  o  bajista,  y  un  bróker 
competitivo  para  ejecutar  nuestras  órdenes  en  el  mercado.  De  ésta  forma  ganan  dinero  miles  de 
personas que se dedican a operar en los mercados financieros a diario. 
Francisca,  a  la  que  todos  conocemos  como  Paqui,  y  a  la  que  personalmente  considero  como  una 
persona  astuta  y  disciplinada,  es  una  cliente  de  las  que  hacen  a  uno  sentirse  muy  satisfecho  de  su 
profesión. Como bien comenta al principio del libro, Paqui ha recorrido la travesía que supone pasar de 
no tener interés alguno por las Bolsas y los mercados financieros, a convertirse en una inversora capaz 
de  gestionar  su  patrimonio  y  cumplir  sus  objetivos  financieros  tomando  sus  propias  decisiones  de 
inversión. 
Todo ello, dedicando esfuerzo, disciplina, horas de aprendizaje y operativa en los mercados, que es la 
mejor forma de adquirir experiencia. Desde Renta 4 Banco Granada, nos sentimos muy orgullosos de 
haber contribuido con nuestro granito de arena, mediante cursos, seminarios y resolución de dudas a 
nuestros clientes, para que conceptos como «análisis técnico», «tendencia», «objetivo de rentabilidad» 
o «stop-loss», sean algo cotidiano, y lo que es más importante, ayuden a ganar dinero y gestionar el 
riesgo. 
Paqui ha sabido recopilar toda ésta información y experiencia en éste manual con un lenguaje sencillo. 
Le  estamos  muy  agradecidos  por  haber  contado  con  nosotros  desde  el  principio  de  su  andadura 
bursátil, y por utilizar alguna información de nuestra web para ilustrar el libro. Estoy seguro de que su 
lectura resultará útil y amena para el lector que quiera profundizar un poco más en el apasionante 
océano de los mercados financieros. 
  
  
Carlos Bocanegra Baquero 
Analista Técnico - European Financial Advisor Director 
Renta 4 Banco Granada 
COMENTARIO DEL AUTOR 
Hace siete años, cuando leía el periódico, directamente retiraba las paginas sepias del mismo. Solía 
utilizarlas para forrar el fondo del cubo de la basura o para apoyar la brocha de pintura cuando tenía 
que hacer cualquier trabajo de mantenimiento en casa. 
No me interesaba la economía porque no la comprendía. Tuve siempre la idea de que aquellos que 
trabajaban en Bolsa eran economistas, y seguramente habrían adquirido sus conocimientos en esta 
materia  a  través  de  algún  MBA  que  les  facilitó  la  llave  mágica  del  conocimiento  para  abrirse  a  ese 
mundo que a mí me parecía tan abstracto. 

Sin embargo todo cambió un domingo de hace siete años. En un periódico, en su revista dominical, vi 
publicado un artículo sobre los traders e inversores bursátiles. «Los jornaleros», así traducía el término 
inglés trader (personas, profesionales que se ganan su jornal en la Bolsa). 
La historia que más me impactó fue la de un ama de casa, la cual iba al supermercado, hacia la comida 
y  entre  una  actividad  y  otra  escuchaba  Radio  Intereconomia  y  seguía  la  actualidad  económica.  Se 
acostaba  preocupada  por  si  subía  o  bajaba  Inditex,  y  lo  que  comenzó  como  un  hobby  terminó  por 
convertirse en su oficio. En poco tiempo y trabajando a tiempo parcial consiguió ganar más dinero que 
su marido, cuya jornada de trabajo era la de sol a sol. 
También me pareció curiosa la historia del carnicero del barrio, que sabía tanto de carne como sobre 
las acciones del Ibex 35, cuestión que seguía con verdadera pasión mientras despachaba sus filetes a 
las clientas. Su vehículo lo había adquirido con los beneficios de la venta de sus acciones. 
El señor D. Ignacio Sebastián de Erice, que en su libro «La bolsa y la vida», explica cómo perdió la mitad 
del dinero que heredó invirtiendo en una sociedad deficitaria. Tras esta mala experiencia decidió tomar 
el toro por los cuernos e investigar el funcionamiento de la bolsa para conseguir obtener beneficios. En 
la actualidad escribe para el periódico El Mundo, y según sus simpáticas palabras, dice que se va de 
vacaciones con los beneficios de sus inversiones bursátiles. 
Roberto Moro, analista independiente y antiguo profesor mío de Análisis Técnico, me contó tomando 
juntos unas cervezas en Madrid que se dedicaba al doblaje de cine profesional, antes de vivir de la 
bolsa. 
Hoy es uno de los grandes del análisis técnico. 
  
¿Por qué ellos sí y yo no? 
  
Esa fue mi pregunta. 
Mi padre me enseño hace años que 
  
«si no posees todos los conocimientos sobre las cuestiones que te interesan, lo que debes de hacer es 
copiar  a  los  grandes.  Investiga  cómo  han  trabajado  ellos  para  llegar  a  sus  metas,  sigue  su  traza,  y 
cuando hayas conseguido estar arriba, mejora lo que ellos hicieron»
  
Me llamo Francisca y soy trader
He reducido mi jornada laboral en la administración al mínimo, y aunque me gusta mi trabajo, puedo 
decir que hace ya dos años alcancé mi independencia financiera. Cuando necesito dinero enciendo mi 
ordenador, analizo el gráfico, espero con paciencia el momento oportuno y entro. Solamente trabajo 
de 15h 30m (momento que abre la bolsa americana) a 17h 30m o 18 h. 
Yo  hago  Day  Trading,  que  en  su  modo  más  agresivo,  se  llama  «Scalping».  Traducido  al  cristiano, 
significa que opero en el día: entro, tomo el dinero, y me marcho, dejando mis posiciones cerradas, lo 
que me permite dormir a pierna suelta durante la noche. 
Hace siete años todo esto me sonaba a chino. Durante ese tiempo he realizado un gran número de 
cursos relacionados con el tema y he invertido mucho dinero en esa formación y, como buena novata, 
también  comencé  perdiendo  en  bolsa,  pero  hoy  me  siento  satisfecha  de  haber  creado  un  sistema 
propio para operar y estoy en condiciones de afirmar que puedo vivir de la bolsa si así lo deseo. Ahora 

las paginas sepias del periódico son las que me interesan. El resto del periódico es un complemento 
que  me  mantiene  informada  sobre  lo  que  ocurre  el  mundo  y  que  en  alguna  medida  mejora  para 
comprender mejor los sistemas económicos y su influencia sobre la bolsa y el mundo financiero. 
Un día, cuando mi hijo crezca, le contaré que hice Derecho y fui funcionaria, y le diré «estudia lo que 
quieras, porque a ganar el dinero te enseñaré yo.» 
Si estás cansado de hacer siempre lo mismo, si tu vida laboral está estancada y quieres hacer rentables 
tus ahorros, esta afición además de divertirte, te procurará la independencia económica que buscas y 
mi  libro  sin  duda  será  el  comienzo  para  que  inicies  esa  nueva  etapa  de  tu  vida.  En  poco  tiempo, 
siguiendo  sus  instrucciones,  conseguirás  generar  suficiente  dinero  para  que  el  fin  de  mes  deje  de 
asustarte. Hasta donde quieras llegar, lo dejo en tus manos. 
Y ahora te preguntarás ¿Cuál es la inversión mínima que tengo que realizar para comenzar a operar 
en bolsa? Pues a decir verdad mi respuesta es que poca inversión es necesaria: Un buen ordenador y 
una conexión a Internet fiable, tu bróker, algo de capital… y a zambullirse en la piscina bursátil. 
En  este  libro  he  intentado  sintetizar  todo  lo  que  he  aprendido  durante  estos  años,  exponiendo  lo 
básico y eliminando lo superfluo. 
Este Manual te proporcionará los conocimientos básicos para moverte en este complicado y a la vez 
apasionante mundo donde muy pocos te dicen realmente cómo hacerlo. 
Bienvenido al puesto de trabajo que estabas buscando y también al mejor remunerado. Espero que 
mi libro te ayude a afianzarte en él. 
  
Francisca 
INTRODUCCIÓN 
El presente libro pretende ser una manual de bolsa para principiantes. 
En  mi  modesta  opinión,  actualmente  no  existe  ningún  manual  en  el  mercado, que  en  un  lenguaje 
coloquial acerque la Bolsa a los profanos. Hasta ahora los manuales de Bolsa, o son muy técnicos, o 
simplemente cuentan la experiencia de quien los escribió. 
No  explicaré  la  actividad  bursátil  de  forma  exhaustiva,  ni  me  explayaré  analizando  todos  los 
instrumentos  financieros  existentes  en  el  mercado;  mi  pretensión  es  ofrecerte  los  conocimientos 
básicos para que te acerques a la bolsa sin miedo y puedas comenzar a tomar algunas decisiones por ti 
mismo  sin  necesidad  de  consultar  con  un  experto.  El  resto  de  conocimientos  los  irás  adquiriendo 
conforme vayas avanzando. 
Una  de  las  cuestiones  básicas  para  comenzar  a  operar  en  bolsa  es  saber  leer  los  gráficos.  Estos 
representan la operativa de la bolsa. Para que comprendas la idea: los gráficos son a la bolsa lo que las 
partituras a la música. De igual forma estos nos ayudarán a interpretar el precio del producto con el 
que estemos trabajando. 
Para  ayudarnos  en  esta  tarea,  he  elegido  una  serie  de  personajes  que  representan  las  actitudes  y 
aptitudes  que  tendremos  que  adoptar  para  seguir  el  camino  correcto,  rectificar  a  tiempo  o  no 
equivocarnos en las elecciones de los productos o de las tendencias. 
León  nos  propondrá  trucos.  Elefante  nos  dará  sabios  consejos.  El  Puercoespín  nos  hará  algún 
comentario para que no nos equivoquemos en nuestro camino hacia la independencia financiera, para 

no pincharnos con sus púas. El símbolo de la i nos marcará puntos de información. La amiga Rana nos 
proporcionará espacios para reflexionar. 
Por otra parte y a medida que analicemos los distintos productos bursátiles os relataré algunos hechos 
verídicos sobre personas que de la nada se convirtieron en tiburones o leones de la Bolsa, como se les 
denomina a los que se han hecho ricos gracias a ella. Estos comenzaron a operar como autónomos y 
actualmente muchos de ellos son presidentes de algunas de las sociedades bursátiles más poderosas e 
influyentes del mundo. 
  
  
En resumen este libro te ofrecerá las claves para que conozcas la bolsa y quienes intervienes en ella. 
Describiré de forma fácil los términos bursátiles. Aprenderás a leer gráficos mediante el llamado análisis 
técnico y a indagar el fondo de las empresas gracias al análisis fundamental. Comprenderás que no 
puedes ir al mercado de la Bolsa solo, que necesitas un intermediario, bien sea una entidad financiera 
(banco, caja, etc.) o una sociedad de brókers. Estos últimos son los grandes especialistas y manejan el 
tiempo real del producto en el que desean invertir, por lo tanto mejor confiar en ellos. Te mostraré que 
no todos cobran las mismas tarifas, y por tanto ¿por qué pagar más cuando el servicio que prestan es 
el mismo? 
Te hablaré de los gráficos que necesitarás para operar en bolsa y de las empresas que los suministran. 
Te propondré los nombres de aquellas con las que yo trabajo actualmente y también con las que trabajé 
en  el  pasado.  Te  darás  cuenta  de  que  con  una  buena  conexión  a  Internet,  un  ordenador  y  un 
intermediario  financiero  lo  fácil  que  es  ganar  100  dólares  al  día  trabajando  una  o  dos  horas  como 
máximo y ello sin necesidad de empleados. Siendo tu propio jefe. 
Comprenderás a lo largo de la lectura del libro que la especialización en el producto es importante y 
que esta dependerá de tu perfil de inversor. Hablaré también de los traders o jornaleros y te 
proporcionaré las claves para que te puedas convertir en uno de ellos si así lo deseas. 
Te introduciré en el psicotrading, la parte de la psicología que estudia el comportamiento de los que 
nos dedicamos a esto, y los secretos para aprender a superar tanto los miedos como los deseos que 
afloran cuando el preciado dinero está en juego. 
Te explicaré cuestiones a valorar sobre la gestión monetaria, y lo que necesitarás para que tu dinero 
crezca a medida que te conviertas en un mejor operador bursátil. 
Te enseñaré a ganar dinero tanto cuando la bolsa sube como cuando baja. Cuestión está bastante 
desconocida en este mundillo, así como a utilizar los productos financieros de forma inteligente para 
ganar dinero y como proteger nuestra inversión cuando nos hayamos equivocado y la bolsa cambie de 
rumbo. 
Te  proporcionaré  toda  la  información  necesaria  para  que  te  puedas  formar  y  ampliar  tu  cultura 
financiera, y algunos trucos de mi método que te podrán servir al inicio. 
En pocas palabras, te adentraré en el mundo de la bolsa de la mano de mis personajes para que no te 
equivoques donde yo lo hice… y quién sabe, tal vez en breve te conviertas en uno de los que puedes 
vivir de esto. 
 

CAPÍTULO 1 ¿QUE TIPO DE INVERSOR ERES?
 
«La planificación a largo plazo no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentes¨
 
P. Drucker
 
  
«Si queréis ser ricos no aprendáis solamente a saber cómo se gana, sino también como se invierte¨
 
Benjamin Franklin
 
  
  
Llegado a este punto del manual es muy importante conocer qué tipo de inversor eres o te gustaría 
llegar a ser. 
Podríamos  realizar  muchas  clasificaciones  pero  yo  deseo  mostraros  mi  personal  categorización  en 
función de sus características personales y del riesgo que asumen o pretenden asumir. A mi modo de 
entender  la  clasificación  que  más  se  ajusta  a  esta  funcionalidad  es:  Inversor  conservador  absoluto, 
Inversor moderado e Inversor agresivo. 
  
  
INVERSOR CONSERVADOR ABSOLUTO 
Un inversor que sea conservador absoluto, no debe bajo ningún concepto entrar en bolsa, ya que en la 
bolsa se trabaja con renta variable y con ella siempre se correrá riesgos. 
  
ESTE INVERSOR COMPRA BIENES INMUEBLES Y 
MANTIENE DEPÓSITOS BANCARIOS A LARGO PLAZO 
  
El inversor conservador absoluto debe trabajar con deuda pública que es el capital que se le presta al 
Estado  y  Administraciones  Públicas  (CC.AA.,  Ayuntamiento,  Diputación)  para  financiar  sus  gastos  e 
inversiones. En estos momentos la deuda pública es bastante menos segura que en épocas anteriores 
debido a la alta posibilidad de quiebra de los Estados. 
Mediante  Letras  del  Tesoro,  Bonos  y  Obligaciones  del  Tesoro,  cuentas  remuneradas  o  depósitos 
bancarios, la deuda pública española se puede adquirir desde 1.000 euros, por lo que es una inversión 
asumible. 
La  clasificación  de  la  deuda  pública  española  ha  bajado  en  los  últimos  tiempos.  Agencias  como 
Moody´s o Standard and Poors son empresas especializadas de ratings .El rating es la calificación de la 
solvencia de un país o de una compañía para pagar las obligaciones contraídas. Posibilidad de que esa 
entidad pague en los plazos previstos. Valoración de la desprotección ante factores externos adversos. 
Las clasificaciones de estas agencias se hacen en base a letras. Standard and Poors por ejemplo, realiza 
sus calificaciones usando letras que van desde AAA (mayor rating) a D (menor rating), pasando por AA+, 
AA, AA-, A+, A, A-, BBB+… y así sucesivamente. 

Cuando estas agencias bajan el rating de la deuda de un estado significa que ese Estado pagará más 
intereses, para así poder atraer a inversores suficientemente motivados a la hora de arriesgar su capital. 
En  este  caso,  cuando  el  Estado  paga  mayores  intereses  a  los  inversores  su  capital  bajará  y  en 
consecuencia podrá ofrecer menos servicios a sus ciudadanos. 
A continuación analizamos cada uno de los productos en los que un inversor conservador absoluto 
puede arriesgar su dinero. 
  


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal