Facultad de jurisprudencia y ciencias sociales escuela de ciencias juridicas seminario de graduacion en ciencias juridicas



Descargar 1,4 Mb.
Ver original pdf
Página6/20
Fecha de conversión01.11.2019
Tamaño1,4 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

1.5. FUNDAMENTO 
CONSTITUCIONAL 
DE 
LA 
POTESTAD 
SANCIONADORA EN EL SALVADOR. 
La  potestad  sancionatoria  de  la  administración  pública la encontramos 
consagrada en el Art. 14 de la Carta Magna, en la que literalmente prescribe: 
“corresponde únicamente al órgano judicial la facultad de imponer penas. No 
obstante, la autoridad administrativa podrá sancionar, mediante resolución o 
sentencia  y  previo  al  debido  proceso
,  las    contravenciones    a    las    leyes, 
reglamentos  u  ordenanzas,  con  arresto  hasta  por  quince  días  o  con 
multa,  la  cual  podrá  permutarse  por  un  período  igual

61
.  Este  artículo  es  la 
                                                           
61
 CONSTITUCION DE LA REPUBLICA EL SALVADOR, Publicada en el D.O. Número 234, 

51 
 
piedra angular para la realización del estudio de esta  investigación,  ya que 
en este se encuentra el reconocimiento de la potestad de  la administración 
para  imponer  sanciones;  es  decir,  que  el  órgano  judicial  no  tiene  la 
exclusividad  del  poder  sancionatorio  del  Estado,  sino  que  la  misma 
constitución faculta a la administración pública para que esta pueda imponer 
sanciones  a  quienes  infrinjan  preceptos  constitucionales  o  atenten  contra 
derechos fundamentales. 
 
Sin  duda  alguna  el  poder  que  de  la  constitución  emana  no  puede  ser 
desmedido,  si  no  que  este  se  encuentra  limitado  por 
principios  y  garantías 
que  contempla  el  cuerpo  normativo.  Uno  de  los  principios  más  importantes, 
nos  atreveríamos  a  nombrarlo  como  el  principal  de  ellos,  es  el  principio  de 
legalidad ya que la imposición de cualquier sanción se encuentra supeditada 
a lo enunciado en el Art.15 de la constitución, la cual contempla este principio 
fundamental  “nadie  puede  ser  juzgado  sino  conforme  a  las  leyes 
promulgadas  con  anterioridad  al  hecho  de  que  se  trate,  y  por  los  tribunales 
que previamente haya establecido la ley”
62
.  A  breves  rasgos  lo  anterior  nos 
quiere  decir  que  nadie  puede  recibir  una  sanción  por  un  hecho  que  no  se 
encuentre  contemplado  con  anterioridad  al  cometimiento,  ya  que  la  ley 
faculta  a  sus funcionarios  a  imponer  penas o  sanciones  por  infracciones  ya 
previstas en la constitución. 
Ahora  bien,  otro  artículo  elemental  para  la  realización  de  esta  investigación 
es  el  Art.  86  inciso  3°  de  la  constitución
63
.  En  esta  confiere  poder  a  los 
funcionarios  públicos  como  delegados  de  los  órganos  del  Estado,  para  que 
                                                                                                                                                                      
Tomo 231, de fecha  16  de diciembre de 1983.  Entrando  en  vigencia el 20 de diciembre de 
1983. Pág. 29. 
62
 Ibídem, CONSTITUCION POLITICA DE EL SALVADOR. Pág.31 
63
  Ibídem,  CONS
TITUCION  POLITICA  DE  EL  SALVADOR,  “los  funcionarios  del  gobierno 
son  delegados  del  pueblo  y  no  tienen  más  facultades  que  las  que  expresamente  les  da  la 
ley”. Pág.69  

52 
 
estos  puedan  actuar  en  representación  de  este  y  conforme  a  las  leyes 
promulgadas.  Dotándolos  con  diferentes  atribuciones  que  están  revestidas 
de  potestad,  como  ejemplo  acertado  al  tema  en  mención  la  potestad 
sancionadora  que  confiere  al  Concejo  Superior  de  Salud  Pública  y  a  las 
juntas de vigilancia, en el inciso segundo del  Art. 68 de la constitución, en el 
cual prescribe que los organismos de salud pública “tendrán la facultad para 
suspender  en  el  ejercicio  profesional  a  los  miembros  del  gremio  bajo  su 
control,  cuando  ejerzan  su  profesión  con  manifiesta  inmoralidad  o 
incapacidad…”
64 
 
La  SCA  con  respecto  al  derecho  administrativo  sancionador  se  ha 
pronunciado en la sentencia definitiva del nueve de febrero de dos mil cuatro 
con  Referencia  219-M-2001,  manifestando  que  la  base  constitucional  de  la 
potestad  sancionadora  emana  del  Art.14  de  nuestra  constitución. 
Literalmente  manifestando  el  criterio  siguiente:  “la facultad  sancionatoria de 
que está dotada la Administración se encuentra estipulada  en el Art.14 Cn, 
el ejercicio  de la misma está sujeta al "principio  de legalidad" que recoge la 
Carta  Magna  en  el  Art.  86  inc.  3  al  señalar  que:  "Los  funcionarios  del 
gobierno  son  delegados  del  pueblo  y  no  tienen  más facultades  que  las  que 
expresamente  les  da  la  ley".  Es  decir,  que  todo  actuar  de  la  Administración 
deriva  de  una  facultad  atribuida  y  delimitada  por  la  ley,  la  cual  debe 
encontrarse vigente previamente a su ejercicio, imposibilitando su aplicación 
retroactiva.”
65
 
Para  finalizar  este  apartado  podemos  concluir  que  es  de  la  constitución 
donde  emana  la  potestad  sancionadora  de  la  administración  pública;  es 
decir, que da los lineamientos necesarios para la imposición de sanciones. 
                                                           
64
 Ibídem, CONSTITUCION POLITICA DE EL SALVADOR. Pág.58 
65 
  Sentencia  Definitiva  de  la  Sala  de  lo  Contencioso  Administrativo, del  9  febrero  de  2004, 
Ref. 219-M-2001. 

53 
 
1.6. ANÁLISIS LEGAL Y JURISPRUDENCIAL DE LOS ARTS. 14 Y 68 DE 
LA CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA DE EL SALVADOR. 
Al  realizar  un  análisis  doctrinal  sobre  la  Potestad  Sancionadora  de  la 
Administración  Pública  nos  arroja  a  identificar  dicha  potestad  en  la 
Administración Pública en El salvador, encontrando su base constitucional en 
el Art.14 que literalmente dice:”…Corresponde únicamente al Órgano Judicial 
la facultad de imponer penas.  No obstante la  autoridad administrativa podrá 
sancionar,  mediante  resolución  o  sentencia  y  previo  el  debido  proceso,  las 
contravenciones  a  las  leyes,  reglamentos  u  ordenanzas,  con  arresto  hasta 
por  cinco  días  o  con  multa,  la  cual  podrá  permutarse  por  servicios  sociales 
prestados a la comunidad.” En esta disposición a su vez se refiere a los tipos 
de sanciones aplicables administrativamente, mediante la emisión de un acto 
administrativo. 
 
La  referida  facultad  de  imponer  penas,  es  la  potestad  sancionadora  puesto 
que su objetivo es sancionar o castigar una conducta, la norma constitucional 
atañe  en  primer  lugar  el  órgano  judicial,  siendo  este  el  órgano  a  quien  le 
confiere  la  ejecución  de  dicha  facultad,  dicho  órgano  judicial  en  la 
funcionabilidad de esta facultad la ejerce a través de Tribunales de Justicia, 
distribuidos  según  la  rama  del  derecho  que  lo  requiera  en  un  primer 
momento,  existían  los  tribunales  de  justicia  criminal,  justicia  militar  y  de 
hacienda,  civiles,  con  el  reconocimiento  de  los  derechos  fundamentales  de 
los  hombres,  a  través  de  tratados  y  convenios  suscritos  y  ratificados  por  El 
Salvador,  encaminaron  una  evolución  también  del  órgano  judicial  no 
perdiendo  de  vista  su  facultad  sancionatoria,  en  cada  una  de  las  leyes 
conferidas  en  cada  rama  del  derecho  se  asignaron  procedimientos  que 
hiciesen efectivo el reclamo a esos derechos  por lo que las actuaciones del 
órgano  judicial  se  regulan  a  través  de  normas  jurídicas,  hoy  en  día  como 

54 
 
sabemos  el  derecho  es  dinámico,  se  han  creado  nuevos  tribunales  que 
responden  a  las  necesidades  actuales  de  una  sociedad,  hay  tribunales 
ambientales,  de  derecho  civil  y  mercantil    (que  paso  de  ser  un  proceso 
puramente  escrito  a  un  proceso  oral,  por  la  necesidad  de  la  pronta  y 
cumplida justicia) y demás leyes que surgen por las nuevas prácticas de los y 
las  ciudadanas,  es  claro  que  la  potestad  sancionadora  no  es  rígida  es 
versátil,  pero  por  su  misma  versatilidad  se  crean  procedimientos  bajo  el 
principio  de  legalidad  para  limitar  las  actuaciones  de  quienes  ejercen  dicha 
potestad  para  evitar  arbitrariedades.  Cada  uno  de  estos  Tribunales  actúa 
bajo el Principio del debido proceso y demás principios constitucionales que 
le  asisten  a  las  partes  intervinientes,  emitiendo  en  cada  uno  de  ellos 
sentencias  que  legitiman  derechos  y  obligaciones  para  las  partes,  para  que 
dicho  órgano  judicial  resuelva  lo  que  conforme  a  derecho  corresponda  y 
efectuando  así  la  legalidad  de  lo  controvertido  en  cada  Tribunal,  de  esta 
manera el órgano judicial cumple con el mandato constitucional de sancionar 
esas  conductas  antijurídicas  que  surgen  entre  las  relaciones  de  los 
individuos. 
 
El  DA  es  una  de  las  ramas  del  derecho  que  busca  regular  otras  áreas  del 
derecho que permitan un desarrollo transparente de la administración pública 
en  general,  volviéndose  la  administración  pública  como  principal  ente 
regulador  y  controlador  de  la  legalidad  de  los  actos  administrativos, 
embestido por una figura de tribunales  administrativos,  como es el caso del 
CSSP,  siendo  esta  una  Institución  Autónoma  que  tiene  su  origen 
constitucional  en  el  artículo  68,  en  el  que  permite  la  creación  de  leyes 
secundarias que regulen tanto su organización y su competencia funcional y 
territorial, para que el administrado tenga claro las instancias a las que están 
sometidas  sus  actuaciones,  así  como  el  marco  legal  de  las  mismas  y  sus 

55 
 
respectivas 
sanciones 
ante 
un 
incumplimiento, 
muchos 
autores 
administrativo  consideran  que  el  derecho  administrativo  crea  las  posibles 
conductas contrarias a la norma, mientras que el Derecho Penal recae sobre 
acciones consumadas. 
 
Cabe mencionar, que el referido Art. 14, extiende la facultad sancionadora a 
la  administración  pública,  en  este  orden  de  ideas,  es  aquí  en  donde  se 
faculta  constitucionalmente  a  la  administración  pública,  esta  base 
constitucional  da  origen  a  la  creación  de  entidades  administrativas  que 
ejercen  control  sobre  diferentes  áreas  de  la  sociedad  que  no  controla  el 
órgano  judicial.  Por  ejemplo  el  área  de  Salud  Pública,  a  simple  vista 
erradamente  puede  considerarse  que  es  un  área  en  la  que  si  bien  se 
promueve y se reclama el derecho a la salud como un derecho fundamental 
del  individuo  tutelado  paralelamente  en  su  Art.2  CN,  el  ejercicio  de  este 
derecho no genera un peligro para los demás seres humanos, esta visión es 
escueta al no considerar quien ejercen o brindan la salud, el ser humano por 
sí  mismo  posee  un  nivel  de  salud  determinado,  pero  existen  factores 
externos  e  internos del  mismo  ser humano  que  pueden  afectar una  “buena 
Salud”  ya  que  salud,  no  simplemente  es  estar  sano,  es  decir  sin  ninguna 
enfermedad, dicho termino es más extensivo en cuanto a una salud física  y 
psicológica,  por  lo  que  es  necesario  la  existencia  de  normativas  e 
identidades  que  ejecuten  esas  normas  jurídicas  para  limitar  las  actuaciones 
de aquellos que pueden afectar este derecho fundamental tan importante. 
 
De  conformidad a ello,  podemos decir que es esta la  motivación del Estado 
para la creación de una institución como el CSSP, cuya finalidad es velar por 
la  salud  del  pueblo,  creando  una  puerta  en  el  referido  artículo,  para  la 
creación de una legislación secundaria que le permita actuar en la sociedad 

56 
 
ejerciendo un mandato constitucional, de igual manera que el órgano judicial; 
asimismo  la  SCA,  en  sus  Líneas  Jurisprudenciales  afirma  que  “todas  las 
actividades  públicas  implican  necesariamente  el  ejercicio  de  potestades 
dentro de los límites del ordenamiento jurídic
o”
66
, es el caso, que la A.L. por 
decreto  crea  el  Código  de  Salud,  que  regulara  las  actuaciones  tanto  de  la 
Administración  del  sector  de  la  Salud,  así  como,  confiere  derechos  a  los 
administrados en esta rama del Derecho por lo que el referido Consejo, que 
crea  una  normativa  especial  para  organizar  y  ejecutar  su  facultad 
sancionadora  en  la  Ley  del  Consejo  Superior  de  Salud  Pública  y  su 
respectivo Reglamento de Aplicación. 
 
Esta  se  configura  como  una  brecha  en  la  que    la  administración  impone 
sanciones, la SCA de la CSJ, en sentencia con Referencia 149-M-99, emitida 
a  las  doce  horas  del  diecinueve  de  julio  de  dos  mil,  explica  de  manera 
extensa  la  interpretación  del  Art.  14  del  referido  cuerpo  normativo,  en  dicha 
interpretación  se  toma  en  cuenta  un  principio  el  de  la  unidad  de  la 
constitución, la cual recae en la supremacía de la norma constitucional, que 
actúa de manera sistemática y armoniosa con los potros cuerpos normativos, 
que  integra  reglas  y  principios,  en  la  constitución  en  otras  disposiciones  se  
reafirma la potestad sancionadora como en el Art. 68, en dicha disposición se 
le  confiere específicamente al CSSP, potestades administrativas que limitan 
actividades  de  la  administración.  Según  la  SCA  algunos  tratadistas 
consideran    que  el  enfoque  que  posee  el  Art.14,  reviste  de  un  principio  de 
unidad de la constitución, por el hecho de que la mejor manera de interpretar 
la 
constitución 
es 
considerándola 
como 
un 
todo 
orgánico 

sistemático…integrado por reglas y principios racionales e inseparablemente  
vincu
lados entre sí… por lo cual ninguna de sus cláusulas debe considerarse 
                                                           
66
  Líneas  y  Criterios  Jurisprudenciales  de  la  Sala  de  lo  Contencioso  Administrativo,  2007, 
Pág. 67. 

57 
 
aísla ni superfluamente sino como parte de un sistema…”
67
 hemos retomado 
este criterio jurisprudencial para no perder de vista la base constitucional, el 
CSSP al aplicar su normativa secundaria en institucional, lo hace de manera 
sistemática  y  orgánica,  ya  que  en  sus  resoluciones  expresa  en  sus 
considerandos  la  facultad  o  potestad  conferida  por  dicha  norma 
constitucional,  y  sistematiza  la  constitución,  el  código  de  salud,  la  ley  del 
consejo  superior  y  sus  respectivo  reglamente  si  así  lo  requiere  el  hecho 
controvertido,  aquí  es  una  clara  aplicación  de  esta    interpretación 
constitucional  sobre  la  forma  de    entender  el  ejercicio  de  la  potestad 
sancionadora,  siendo  el  CSSP  una  de  las  instituciones  que  conforman  la 
administración pública. 
 
El    Art.    68    Cn.    Faculta    al    CSSP,      a    suspender    en    el    ejercicio 
profesional  a  los  miembros  del  gremio  bajo  su  tutela,  cuando  ejerzan 
su  profesión  con  manifiesta  inmoralidad  o  incapacida
d”
68
  curiosamente 
pareciera  que  únicamente  por  estas  dos  causales  podría  imponérseles 
la  sanción  de  suspensión  más  sin  embargo  en  el  CS  en  el  
Art. 282. 
Serán  sancionados    con    suspensión    en    el    ejercicio    profesional,    los 
profesionales  de  salud  que  cometan  las  infracciones  establecidas  en  el 
Art.  284    de    este    Código    o    fuere    una    falta    grave    establecida    en    los 
reglamentos   
respectivos…    Art.  284.-    Constituyen    infracciones    graves 
contra    la    salud:  1)  Provocar    y    causar    daño,    impedimento    temporal    o 
permanente,    o    la    muerte    de    una    persona    por    error,    negligencia, 
impericia,    abandono   inexcusable    o    malicia    durante   el   ejercicio    de    su 
profesión.

69 
  Esta    última    disposición    establece    en    veintitrés    numerales 
las  causales  por  las  que  se  puede  aplicar  la  suspensión, es  decir  que 
                                                           
67
 Op.Cit. CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA DE EL SALVADOR, Pág. 30 
68 
Ibídem, Constitución de la Republica de El Salvador, Pág. 58. 
69   
D.L.  955,  CODIGO  DE  SALUD,  22  de  abril  de  1988,  publicado  en  el  D.O.  Nº  86,  Tomo 
299, del 11 de Mayo de 1988. Pág.54. 

58 
 
la  potestad  administrativa  se  puede  ejercer  una  vez  se  cumplan  estos 
supuesto  en  el  hecho  reclamado. 
 
 Asimismo  existen  otras  sanciones  como  la  multa  que    también  se  delimita 
cuando se tendrá por cumplida la situación para imponer esta  infracción  en 
las menos graves por ejemplo. 
CAPÌTULO DOS 
EL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO SANCIONADOR 
SUMARIO
 
2.Exordio; 2.1.Nociones Generales del Procedimiento Administrativo Sancionador; 
2.2.Concepto  del  Procedimiento  Administrativo  Sancionador;  2.2.1.Infracción 
Administrativa;  2.2.2.Sanción  Administrativa;  2.3.Potestades  Sancionadoras  de  la 
Administración Pública y su Aplicación en el Proceso Administrativo Sancionar del 
CSSP; 
2.4. 
Potestad 
Reglada; 
2.4.1.Potestad 
Discrecional; 
2.4.1.1.Discrecionalidad  y  Legalidad;  2.4.1.2.Limitación  de  las  Actividades 
Discrecionales; 
2.4.2.3.Discrecionalidad 

Interpretación; 
2.5. 
Límites 
Constitucionales  y  Jurisprudenciales  de  la  Potestad  Sancionadora;  2.6.Estructura 
del Procedimiento Sancionador en la Junta de Vigilancia de la Profesión Médica y 
Conocimiento  del  Consejo  Superior  de  Salud  Pública;  2.6.1.Inicio;  2.6.2.Fase 
Probatoria; 
2.6.3.Conocimiento 
de 
los 
Procedimientos 
Administrativos 
Sancionatorios en Junta de Vigilancia de la Profesión Médica; 2.6.4.Emisión de la 
Resolución  Administrativa  por  parte  de  la  Junta  de  Vigilancia  de  la  Profesión 
Médica;  2.6.5.Conocimiento  en  Segunda  Instancia  en  Revisión  por  el  Consejo 
Superior  de  Salud  Pública;  2.7.Recursos  Administrativos;  2.7.1.Recurso  de 
Revisión; 
2.7.2.Recurso 
de 
Apelación; 
2.7.3.Procedimiento 
Contencioso 
Administrativo ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema 
de Justicia. 
 
2.  Exordio. 
 
Una vez que sea desarrollado la forma en que se instaura en un Estado 
de  Derecho  la  Potestad  Sancionadora  de  la  administración,  resulta  de 

59 
 
importancia conocer el campo o la forma en que esta se ejerce y se tiene por 
efectiva  la  acción,  por  lo  que  dicha  potestad  se  enmarca  en  un  
Procedimiento Administrativo Sancionador. 
 
Este  procedimiento  también  se  retoman  las  nociones  que  ha  tenido  y  la 
forma    en  que  el  procedimiento  se  conceptualiza  por  la  doctrina,  la  ley 
misma,  en especial lo que se determina en el Código de Salud y la  Ley del 
Consejo Superior de Salud, Publica. 
 
Obteniendo  con  ello  una  visualización  del  procedimiento  administrativo 
sancionador que se ejecuta en la administración pública (CSSP), y la  forma 
en la que dentro del mismo se identifica la aplicación de los CJI, además de 
mantener en la lectura y el análisis posterior sobre la plataforma en la que  se 
aplican  estos  conceptos  y  la  forma  en  que  inciden  en  la  aplicación  del 
procedimiento mismo. 
 
Las  etapas  que  comprende  este  procedimiento  son  fundamentales 
retornarlas con los criterios que la SCA ha determinado con anterioridad y así 
plantear un análisis idóneo sobre el estado actual de dicho procedimiento en 
el CSSP. 
 
2.1. NOCIONES GENERALES DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO 
SANCIONADOR. 
 
La doctrina en términos generales  no plantea un concepto especifico de 
proceso  administrativo  sancionador,  más  bien  se  refiere  a  él  como  un 
proceso  que  puede  iniciarse  de  oficio,  a  petición  de  otros  órganos,  órdenes 
superiores  o  denuncias,  todo  dependerá  de  lo  planteado  por  cada 
ordenamiento jurídico aplicable a cada circunstancia especifica; este proceso 

60 
 
sancionador  tiene  por  objeto  imponer  sanciones  a  aquellas  conductas  o 
actos    que  hayan  repercutido  en  una  infracción  administrativa  (obviamente 
tales  infracciones  deben  estar  claramente  estipuladas  en  el  ordenamiento 
positivo;  de  lo  contrario  existiría  una  violación  evidente  al  principio  de 
legalidad administrativo), vale la pena mencionar que cualquier persona en el 
cumplimiento  de  un  deber  legal  puede  poner  en  funcionamiento  el  órgano 
administrativo  advirtiendo  la  existencia  de  un  hecho  que  puede  tipificarse 
eventualmente como una infracción administrativa. 
Según  MERKL  el  procedimiento  administrativo  se  enmarca  en  la  teoría  del 
Derecho  de  que    tanto  el  procedimiento  judicial,  como  legislativo  y  el 
administrativo  serian  simples  especificaciones,  vendría  a  ser  el  ítem 
jurídicamente regulado a priori a través del cual la manifestación jurídica  de 
un  plano  superior  (generalmente  una  norma)  produce  una  manifestación 
jurídica  de  un  plano  inferior  (una  norma  de  rango  subalterno  o  un  acto 
singular no normativo). Conlleva al modo de producción de los actos.
70
 
 
Al  respecto  la  sala  de  lo  contencioso  administrativo  de  la  corte  suprema  de 
justicia  establece  los  siguientes  parámetros:  “los  procedimientos 
sancionadores  pueden  iniciarse  de  oficio,  por  acuerdo  de  órganos 
competentes,  ya  sea  por  propia  iniciativa  o  por  acuerdo  de  una  orden 
superior,    petición  razona  de  otros  órganos  o  denuncia,  es  decir,  según  lo 
establezca  el  ordenamiento  jurídico  aplicable.  Por  iniciativa  propia  la 
actuación  deriva  del  conocimiento  directo  o  indirecto  de  las  conductas  o 
hechos  susceptibles  de  constituirse  en  infracciones  por  el  órgano  que  tiene 
atribuida  la  competencia  de  iniciación;  y  ocasionalmente  por  tener  la 
condición  de  autoridad  pública  o  atribuidas  funciones  de  inspección, 
                                                           
70 
GARCÍA  DE  ENTERRÍA,  Eduardo,  Capitulo  XXII,  El  Procedimiento  Administrativo,  II 
Procedimiento  Administrativo  como  Institución  Jurídica.  Concepto  y  Clases  de 
Procedimientos, Pág. 454. 

61 
 
averiguación o investigación, por orden superior de un órgano administrativo 
cuya jerarquía administrativa  lo constituye como órgano competente para la 
iniciación y que expresara en la medida de lo posible la persona o personas 
presuntamente responsables, la conducta o hechos que pudieran constituir la 
infracción administrativa y su tipificación, aun como el lugar, fecha o periodo 
de tiempo continuado en que los hechos se produjeron.  
 
Por  petición  razonada  el  procedimiento  se  inicia  a  propuesta    de  cualquier 
sujeto que forma parte del órgano administrativo competente o que no tiene 
competencia  para  iniciar  el  procedimiento  y  que  ha  tenido  conocimiento  de 
las  conductas  o  hechos  que  pudieran  constituir  infracción    por  tener 
funciones de inspección, averiguación o investigación.  
 
Finalmente por denuncia de cualquier persona en cumplimiento o no de una 
obligación  legal,  puede  poner  en  conocimiento  al  órgano  administrativo 
competente  sobre  la  existencia  de  un  determinado  hecho  que  pudiera 
constituir una infracción administrativa.” 
71 
 
La  doctrina  da  un  tratamiento  diferente  al  procedimiento  sancionador 
separándolo  del  ejercicio    exclusivo  del  IUS  PUNIENDI,  por  el  poder 
jurisdiccional;  es  decir  que  advierte  la  existencia  de  infracciones 
administrativas  que  deben  ser  sometidas  de  acuerdo  al  principio  de 
legalidad,  como  conceptos  independientes  de  los  injustos  penales  e 
infracciones  penales;  es  decir  que  la  administración  pública  puede  imponer 
sanciones que no siempre impliquen privación de libertad. 
 
Al  respecto  el  TCCE  en  una  sentencia  meritoria  de  referencia  77/1983 
                                                           
71 
CENTRO DE DOCUMENTACIÓN JUDICIAL, CSJ, Líneas y Criterios Jurisprudenciales de 
la Sala de lo Contencioso Administrativo, 2000- 2002, Pág. 113. 

62 
 
expresa  la  separación  del  monopolio  del  castigo  de  las  infracciones 
atribuidas  exclusivamente    al  derecho  penal  (ius  puniendi)  y  expone  que 
también pueden ser objeto de castigo por la administración pública, refiere lo 
siguiente: “ no cabe que duda que un sistema que rigiera de manera estricta 
y sin  fisuras la división de los poderes del estado,  la potestad sancionadora 
debería constituir un monopolio judicial y no podría estar nunca en manos de 
la  administración,  pero  un  sistema  semejante  no  ha  funcionado 
históricamente y es licito dudar incluso que fuera viable, por razones que no 
es ahora momento de exponer con detalle; pero entre las que se puede citar: 
la  conveniencia de no recargar con exceso la actividad de la administración 
de  justicia  como  consecuencias  de  ilícitos  de  menor  gravedad,  la 
conveniencia de dotar de una mayor eficacia al aparato represivo en relación 
con  este  tipo  de  ilícitos  y  la  conveniencia  de  una  mayor  inmediación  de  la 
autoridad sancionadora respecto de los hechos sancionados.

72
 
 
DROMI,  nos  brinda  una  postura  sobre  el  concepto  de  procedimiento  y 
proceso  administrativo,  refiriéndose  que  un  proceso  es  una  unidad 
teleológica hacia un fin en cambio el procedimiento es una unidad formal es 
decir un medio,
73
cabe aclarar que el proceso administrativo se confunde con 
el  procedimiento  administrativo,  ya    que  el  procedimiento  se  nos  presenta 
como actos concatenados entre sí, que llevan consigo un fin, este fin según 
DROMI puede tener lugar en sede judicial o administrativa, cuando se refiere 
a  la  sede  administrativa  es  cuando  se  lleva  a  cabo  el  procedimiento 
administrativo,  y  el  fin  al  que  se  refiere  dicha  postura  es  a    regular  la 
preparación  e    impugnación  de  la    voluntad  administrativo,  esto    le  da  al 
administrado  la  posibilidad  real  de  ejercer  un  control  sobre  aquellos  actos 
                                                           
72
 CORTE CONSTITUCIONAL ESPAÑOLA, Sentencia  Definitiva de Ref. 77/1983. 
73 
DROMI,  Roberto,  El  Procedimiento  Administrativo,  Ciencia  y  Cultura,  Buenos 
Aires,1999.Pág.32-33. 

63 
 
que  afecten  su  esfera  de  bienes  jurídicos  protegidos  tanto  por  el  derecho 
administrativo en general como de aquellos actos que puedan conducirlo a la 
sede  judicial,  en  donde    dejara  de  ser  un  procedimiento  administrativo  para 
convertirse en un proceso administrativo, en la que se juzgara una actividad 
administrativa  que  lesiono  el  bien  jurídico  más  allá  de  lo  tutelado  por  el 
derecho  administrativo,  “el  procedimiento  administrativo  traduce  en  la 
práctica  a  la  relación  jurídica  sustantiva  entre  administración  y 
administrado”
74 
esta práctica claramente se refiere al derecho que se otorga 
por parte de la administración al administrado, a quien le surge el derecho de 
exigirlo, en posteriores capítulos se ampliara sobre el principio de Legalidad, 
pero  es  claro  mencionar  que  dichas  actuaciones,  deben  encontrarse  en  un 
marco  legal,    a  la  administración  como  una  figura  reguladora  le  surgen 
voluntades, que llamaremos voluntades administrativas, que sugieren, crean, 
modifican  conductas  en  este  caso  el  CSSP,  en  las  leyes  respectivas  ha 
sugerido,  creado  y  modificado  conductas  que  afectan  el  bien  jurídico  salud, 
es decir estas manifestaciones de  voluntad recaen sobre los administrados 
que son los profesionales de la salud, en  el ejercicio de sus profesiones, las 
autoridades del sector salud, y los más importantes, los usuarios del sistema 
de  salud  en  el  salvador,  en  estos  últimos  sujetos  los  derechos  sobre  los 
cuales  se  reclama  la  actuación  administrativa  son  derechos  públicos  y 
fundamentales  que  pueden  ser  exigidos  algunos  de  ellos  en  sede 
administrativa y en sede judicial, convirtiéndose esta en palabras de DROMI 
“una situación subjetiva pública de la Administración y los administrados en  
la  relación jurídica que los  une”
75
,  dicho autor resalta como finalidades del 
procedimiento  las  siguientes:  “1.  Participación  Individual  y  colectiva  de  los 
interesados-  titulares  de    situación  subjetiva-  en  la  preparación  de  la  
voluntad administrativa; 2. Protección  amplia y eficiente de los administrados 
                                                           
74 
Ibídem, DROMI, Roberto, Pág. 33 
75
 Ibídem, DROMI, Roberto, Pág. 34 

64 
 
mediante  un  sinnúmero  de  instrumentos  procesales:  peticiones,  recursos, 
reclamaciones, quejas, denuncias y otros medios de impugnación que sirven 
para la mejor defensa de sus derechos: 3. Colaboración del administrado en 
la preparación y ejecución de la voluntad administrativa. El particular no es- o 
no  debe  ser-  un  litigante  en  el  procedimiento  administrativo;  4.    Ejecución 
eficaz de la actividad administrativa, para la real y correcta satisfacción de las 
necesidad  pública  debe  obrarse  conforme  a  pautas  de:  racionalización, 
operatividad,  ordenación,  probidad  y    moralidad,  así  se  logrará  una 
optimización de la conducta administrativa; 5.Sistematización, simplificación y 
eficacia  en  los  medios  consagrados  para  la  defensa  de  la  autoridad(  por 
ejemplo,  presunción  de  legitimidad,  ejecutoriedad,  procedimiento  reservado) 
y  de  la  libertad(  por  ejemplo,  recursos  y  reclamaciones,  vistas  de 
actuaciones,  etc);  6.Jurisdicción  de  la  Administración  Pública,  vale  decir, 
sumisión de las partes- administración y administrado- a reglas de Derecho, 
que  garantizan  la  regularidad  y  racionalidad  del  poder  estatal  y  del  deber 
particular.” 
76
 
 
Estas  funciones  que  resalta  el  autor  son  una  guía  de  la  manera  en  que  se 
manifiesta  dicho  procedimiento  administrativo,  cada  una  de  ellas  son 
importantes    para  desarrollar  la  tutela  de  derechos,  esta  es  la  manera  de 
proteger  los  derechos  bajo  el  camino  de  la  legalidad,  en  donde  se  produce 
una certeza en las actuaciones y el rol que toma cada una de las partes pues 
dichas  funciones  las  podemos  separar  en  las  funciones  que  atañen  al 
administrado  y  las  que  corresponden  a  la  administración  pública 
propiamente,  en  la  primera  función  se  refiere  a  la  participación;  le 
corresponde  al  administrado  poner  en  movimiento  a  la  administración  al 
reclamar  el  cumplimiento  y  tutela  de  sus  derecho  tiene  la  facultad  de 
                                                           
76
 Ibídem, DROMI, Roberto, Pág. 35 

65 
 
realizarlos forma individual si dicha afectación a  recaído sobre sus derechos 
individuales,  pero  si  las  referidas  afectación  son  sobre  derechos  de  la 
colectividad,  esta  puede  actuar  en  conjunto  ante    una  determinada 
administración  pública,  configurándose  según  esta  función  la  relación 
subjetiva  que  recae  sobre  los  derechos  controvertidos,  en  relación  a  la 
colaboración;  se  refiere  específicamente  a  que  su  actuación  ha  provocado 
una actuación administrativa,  en cuanto a la  función a la  sistematización en 
relación  a  la  defensa de  la  libertad  que  tiene  el  administrado  de  reclamar  a 
través  de  la  vías  creadas  por  el  derecho  administrativo,  y  el  Protección  la 
administración público, es la encargada de crear procedimientos que regulen 
sus  actuaciones  y  las  del  administrado  ante  la  misma,  dichos  procesos 
deben  ser  eficaces  para  cumplir  con  sus  fines,  ya  sea  de  inicio  del 
procedimiento  de  prueba,  de  controversia,  y  de  los  recursos  administrativos 
para impugnar las actuaciones de la administración, esto está vinculado con 
la  cuarta  función  del  procedimiento  en  la  ejecución  eficaz,  que  se  verá  a 
través  del  resultado  sobre  la  tutela  de  los  derechos  y  finalmente  la 
jurisdicción,  que    hace  referencia  a  que  tanto  la  administración  como  el 
administrado  sien  las  reglas  del  derecho  administrativo  ,  para  regular  el 
poder  de  la  administración  evitando  con  ello  las  arbitrariedades  en  las 
manifestaciones  de  voluntad  de  la  administración  pública  y  que  la  forma  de 
actuar  del  administrado  tampoco  se  convierta  en  una  actuación  antojadiza 
más  bien  las  mismas  normas  dictaran  los  momentos  precisos  y  ante  quien 
recurrirán, como un deber ejercido bajo la legalidad.  
 
Cabe  mencionar,  que  en  relación  a  la    función  de  colaboración  en  el 
desarrollo  del  Derecho,  es  aceptable  que  el  administrado  recura  en 
ocasiones  a  abogados  que  ejercen  por  ellos  la  defensa  de  los  derechos 
controvertidos,  en  representación  del  administrado a  quien  se  le  violentaron 

66 
 
sus  derechos  propiamente,  esta  versatilidad  del  derecho  adecua  las 
actuaciones de la administración pública, para el caso del CSSP, en cuanto a 
su  posibilidad  de  ir  creando  procedimiento  más  eficaces,  que  requieran  de 
menos    pasos  y  que  estos  se  conviertan  en  menos  engorrosos  para  los 
administrados,    agilizando    la    justicia,    y    adecuando    el    derecho 
administrativo  a  las  necesidades  de  estas  área  de  salud,  es  importante 
recalcar    que    el    procedimiento    administrativo    que    se    desarrolla    en    el 
CSSP,    es    un    procedimiento    con    etapas    comprensivas,    como    se 
explicaran  en  apartados  posterior,  estas  administración  posee  los  pasos 
concatenados  para  obtener  una  opinión  administrativa  ante  una situación  
de    controversia,    que    debido    al    ejercicio    de    la    profesión  médica  por 
ejemplo, esta actuación lesione la vida de  una persona o su  salud, ya desde 
la  base  constitucional  al  crear  esta    institución,  genera    un  marco  de  tutela 
administrativa, sobre la lesión causada, que en un momento puede remitirse 
ante sede judicial, por la gravedad causada, pero es en un primer momento 
de  acercamiento  al  procedimiento  administrativo  sancionador,  al  que  se 
sujeta en este ejemplo el médico y el paciente (a quien se le  han violentado 
derechos o trasgredido bienes jurídicos tutelados). 
 
Finalmente  hay  que  advertir  que  el  DAS,  se  adecua  perfectamente  al 
procedimiento  administrativo  sancionador  y  este  con  las  garantías 
constitucionales que hacen perder todo tipo de interés de que únicamente el 
Juez  penal  es  el  encargado  de  sancionar  las  infracciones;  cuando 
bastamente este criterio ha sido superado con la plena Asunción del sistema 
sancionador administrativo. 
 

Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal