Facultad de jurisprudencia y ciencias sociales escuela de ciencias juridicas seminario de graduacion en ciencias juridicas


 Características de la Potestad Sancionatoria



Descargar 4,82 Kb.
Ver original pdf
Página5/20
Fecha de conversión01.11.2019
Tamaño4,82 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

1.3.1. Características de la Potestad Sancionatoria. 
En  Europa  a  diferencia  del  sistema  RULE  OF  LAW,  o  Sistema 
Anglosajón, 
se 
establecen 
diversas 
características 
del 
Derecho 
administrativo en general, entre ellas hemos considerado  un de ellas, en la  
que  se  refiere  al  Derecho  Tutor  o  garantizador  de  los  interese  públicos, 
según  la  doctrina  esta  característica  recae  principalmente  sobre  las 
actuaciones  de  la  administración  pública,  ya  que  el  objeto  de  la  misma 
consiste en el desarrollo de funciones y potestades públicas por parte  de la 
administración  en  la  satisfacción  de  intereses  colectivos  y  no  al  concreto 
                                                           
49 
Sentencia Definitiva de la  Sala de lo Contencioso Administrativo, del 05 de julio de 2005, 
Ref. 110-P-2001. 

36 
 
órgano  administrativo  del  que  procede  el  acto  o  ente,  según  manifiesta 
GARCÍA  de  ENTERRIA,  se  constituye  en  una  potestad-función  deben  ser 
ejecutadas  en  interés  ajeno  al  propio  y  egoísta  del  titular  en  función  del 
interés público. 
 
Cabe  resaltar  que  el  autor  al  referirse  a  esta  característica  resalta  las 
potestades públicas de la administración, entre ellas es de nuestro interés la 
potestad  sancionadora,  sobre  dicha  potestad  la  doctrina  no  establece  sus 
características esenciales por lo que nos resulta importante establecerlas, es 
por  ello  que  mediante  el  análisis  de  la  naturaleza  de  esta  potestad 
sancionadora podemos destacar lo siguiente: 
 
Por  su  naturaleza:  Entre  las  características  que  recalca  este  autor  es  que 
esta  potestad  es  inalienable  imprescriptible  e  irrenunciable  como 
consecuencia de su origen legal que la configura y atribuye en concreto a un 
sujeto determinado.
50
  
 
Por  su  finalidad:  es  pública,  porque  su  fin  es  sancionar  aquellas  conductas 
que lesionen intereses públicos (colectivos). 
                                                           
50
 El autor se refiere al vocablo potestad de manera generalizada, considerándolo inalienable 
por  que  la  potestad  no  es  objeto  de  transacción  pecuniaria,  no  puede  entenderse  una 
potestad porque se entiende esta como una virtud o una facultad en el entendido como una 
forma de actuar, asimismo no se considera prescriptible por que la potestad no surge por un 
determinado tiempo y pasado ese tiempo su naturaleza no se altera, por lo que no perece en 
el tiempo, una potestad únicamente puede delegarse pero no se extingue, y es irrenunciable 
por  el  hecho  que  la  circunstancia  que  genera  su  origen  está  regulada  por  una  ley 
determinada  que  genera  la  potestad  en  el  caso  las  potestades  que  se  le  otorgan  al  estado 
contempladas  en  un  ordenamiento  constitucional,  solo  pueden  distribuirse  o  delegarse  y 
ejercerse  por  los  facultados  en  la  ley,  de  manera  que  resulta  difícil  concebir  una  potestad 
como una figura aislada de una facultad, y de la forma de actuar de un estado, ya que están 
íntimamente concatenadas para la obtención de fines determinados, es decir que dentro del 
derecho administrativo sancionador la potestad sancionadora se configura con la finalidad de 
integrar en  ella el poder punitivo del estado al imponer unas sanción que se ha determinado 
por el cometimiento de una infracción preestablecida en la ley. 

37 
 
 
Por su forma de ejecución: es emanada únicamente del Estado y coercitiva 
porque su forma de ejecutarse es a través de una coacción directa sobre una 
conducta considerada como infracción administrativa, previamente descrita. 
1.3.2. Límites de la Potestad Sancionatoria. 
Todo  poder  tiene  un  límite  las  potestades  administrativas  no  son  la 
excepción,  en  particular  la  potestad  sancionadora  de  la  administración 
pública está limitada y delimitada por las leyes, luego por la realización o no 
de conductas susceptibles para su aplicación, la potestad es un instrumento 
de  aplicación  de  poder,  esta    se  limita  a  que  será  ejercida  por  un  ente 
previamente  establecido  por  la  Ley,  como  podemos  observar  los  limites  en 
primer  lugar  son  de  carácter  legal,  porque  de  esta  manera  se  evita  los 
excesos de poder, no queremos decir que no existan, más bien si existieran 
es por la mala aplicación o interpretación de la potestad sancionadora misma 
que  es  ejercida  por  la  administración  pública,  a  través  del  DAS,  el  Estado 
ejerce su poder coercitivo delegado en esta facultad, por lo que el mismo se 
vuelve el responsable de la aplicación de dicha potestad y el responsable de 
a quienes les delega esta faculta es el Estado. 
 
Según  la  doctrina  dos  ramificaciones  del  genero  común  o  de  un 
supraconcepto  es  el  poder  punitivo  del  Estado  (Ius  Puniendi),  debido  a  que 
este refleja en el DAS y el Derecho Penal Común, hasta llegar a considerar 
que  un  mismo  bien  común  puede  ser  tutelado  por  técnicas  administrativas, 
así como, por técnicas penales, concepción citada por  MALJAR , que refiere 
que el Tribunal Supremo de Justicia de Madrid de la Sala de lo Contencioso

Administrativo,  ha  elaborado  la  Teoría  del  ilícito  como  un  supraconcepto 
comprendido dentro de un ilícito penal como un supraconcepto comprendido 
dentro de un ilícito penal como un ilícito administrativo,  en relación a que la 

38 
 
Sala  del  Derecho  Penal  lo  ha  desarrollado  de  forma  doctrinal  y  legal,           
(TSEE Sala de lo Contencioso Administrativa- referencia 13/7/2000, Méndez 
Casenco Recurso 6561/98),
51
antes de que se formase una doctrina relativa a 
la  potestad  sancionadora  de  la  administración  pública.
52 
Es  decir,  que  una 
misma conducta tiene dos apreciaciones, las conductas a las que se refiere 
son  conductas  que  lesionan  bienes  jurídicos  protegidos  por  la  leyes  de  un 
país determinado, España a través de su historia ha desarrollado su Derecho 
Administrativo,  y  sus  modelos  legales  cada  vez  más  apegados  al 
cumplimiento  efectivo  y  oportuno  de  la  justicia  y  el  irrestricto  respeto  a  los 
derecho fundamentales de cada ser humano,  la doctrina considera un ilícito 
como una conducta reprochable, por lo que según su gravedad se considera 
una  conducta  que  puede  ser  regulada  por  un  ente  sancionador 
(Administración  Pública),  que  aplique  normas  de  conducta  no  considerando 
entre  ellas  la  privación  de  libertad,  porque  la  restricción  a  este  derecho  de 
libertad, es como ultima consecuencia y las normas de conducta que ante su 
incumplimiento  restrinjan  este  derecho,  únicamente  la  puede  aplicar  la 
Administración  de  Justicia,  a  través  de  sus  tribunales  de  carácter  penal, 
porque la gravedad del hecho cometido sobrepasa los límites o alcances de 
los cuales hacemos referencia posee la Administración Publica en General.  
 
El  CSSP,  como  Administración  Pública  posee  en  sí  mismo  un  ente 
sancionador  por  lo  que  el  derecho  administrativo  (doctrinalmente)  y  la  Cn, 
CS,  LCSSP  y  demás  leyes  que  respaldan  su  actividad  administrativa, 
también delimitan su ámbito de acción y sus límites, las normas de conducta 
que  ellos  regulan  conciernen  al  bien  jurídico  salud,  como  se  aplica  la 
atención  médica,  si  los  profesionales  en  salud,  atienden  las  normas 
establecidas  por  la  medicina,  por  la  OMS,  la  ética  profesional  con  la  que 
                                                           
51
 Citado en MALJAR, Daniel, Pág.71. 
52
 Ibídem, MALJAR, Daniel, Pág.71. 

39 
 
actúan,  debido  a  que  con  dichas  acciones  repercuten  en  la  salud  de  sus 
pacientes, por ello el CSSP su función es  proteger la salud, desde su origen, 
promoción  y  conservación  de  la  misma.  Si    podemos,  observar  el  CSSP, 
vigila un aspecto que involucra el ejercicio de la profesión, es un ámbito que  
puede ser regulado a través de sanciones, que llamen la  atención de aquel 
que  no  cumple  con  la  leyes,  pero  dichas  sanciones  no  son  de  privación  de 
libertad,  únicamente  afectan  económicamente,  es  una  esfera  personal  más 
reducida  de  derechos  afectados  para  quien  comete  la  infracción,  y  cuando 
esta  infracción  por  su  naturaleza  (la  cometida  por  una  profesional  en 
medicina) la conoce el CSSP, pero en el análisis de los hechos se determina 
que  la  misma,  no  se  ve  reparado  el  daño  a  través  de  una  suspensión  del 
ejercicio,  del  pago  de  una  indemnización,  etc;  es  porque  el  CSSP,  se 
encuentra juzgando una conducta que paso de un límite administrativo  a un 
campo penal, por ello quien conoce es otro tribunal que la ley ha establecido 
y  al  cual  le  ha  conferido  un  pleno  ejercicio  de  la  potestad  sancionadora 
(privar de libertad). 
 
Por lo que es evidente el respeto a la institucionalidad y al cumplimiento del 
principio de legalidad, puesto que la ley no me ha facultado para intervenir en 
esa  esfera  jurídica,  que  la  función  de  la  imposición  de  una  pena  es  la 
reinserción,  pero  con  la  sanción  que  podría  imponer  el  CSSP,  no tendrá  su 
efecto de castigo y de enseñanza en el individuo por que la sanción máxima 
que puede imponer, no es equiparable con el daño cometido por el infractor. 
 
ALEJANDRO  NIETO  siguen  la  línea  de  idea  de  MALJAR,  que  la  doctrina 
entiende  que  entre  delitos  e  infracciones  administrativas  hay  diferencias 
ontológicas que se apoyan sobre bases no normativas: a) los delitos  que se 
refieren  a    agresiones    cometidas    contra    la    esfera    jurídica    de  los 

40 
 
individuos  afectan  a    las    relaciones    interindividuales,  atentan  y  contra  la  
justicia.  Existe  una  línea  delicada    entre    el    Derecho    Penal  y  DAS,  este 
límite se puede ver delimitado por los principios del DAS vinculados con los 
principios  del  Derecho  Penal,  tomando    en    cuenta    que    la    sanción    que 
prive  la  libertad  únicamente  podrá  imponerla  los  jueces  de  instancias 
penales    tal    y    como    lo    estable    la    ley    Art.    25    de    la    CE.  Dicha 
apreciación  en  el  derecho  español  no  es  diferente  a  la  forma  de  actuar  en 
nuestro país pues también  se  le  delga  facultades  sancionadoras  plenas  
a    la    administración    de    justicia,    FONTAN    manifiesta    que    el    derecho 
penal  es  una  parte  del  sistema  de  sanciones  estatales,  que   además  
de    las    penas    y  medidas    de    seguridad,    el    Estado    dispone  de  las 
sanciones administrativas
53 
 
Para  algunos  autores  como  MANZINI  y  ARTURO  ROCCO,  el  límite  del  ius 
puniendi está dado por el derecho objetivo.
54
 El cual parte de la idea que el 
mismo  Estado  está  limitado  por  las  sanciones  fijadas  en  el  ordenamiento 
jurídico;  es  decir,  que  no  puede  imponerse  una  sanción  diferente  a  la  que 
prevista  con  antelación  en  las  leyes;  cabe  mencionar,  que  la  Sala  de  lo 
Contencioso Administrativo en el proceso con Referencia  110-P-2001, del 5 
julio  de  2005,  ha  creado  su  propio  criterio  respecto  al  límite  de  la  potestad 
sancionadora de la administración pública manifestando lo siguiente: “Como 
otras  potestades  de  autoridad,  ésta  se  ejerce  dentro  de  un  determinado 
marco  normativo  que  deviene  primeramente  de  la  Constitución.  En  tal 
sentido,  la  potestad  sancionadora  administrativa  se  sujeta  inicialmente  al 
cumplimiento  del  debido  proceso:  "...la  autoridad  administrativa  podrá 
sancionar,  mediante  resolución  o  sentencia  y  previo  el  debido  proceso,  las 
                                                           
53
 Op. Cit. FONTAN BALESTRA, Carlos, Pág.55. 
54
 Ibídem, FONTAN BALESTRA, Carlos, Pág.86. 

41 
 
contravenciones  a  las  leyes,  reglamentos  u  ordenanzas...".
55
  Pero  sobre 
todo,  en  congruencia  con  la  Constitución  y  los  fundamentos  del  Estado 
Constitucional  de  Derecho,  la  potestad  sancionadora  encuentra  su  límite 
máximo en el mandato de legalidad que recoge el inciso primero del art. 86 
de  la  Constitución.  Así  pues,  en  virtud  de    la  sujeción  a  la  Ley,  la 
Administración  sólo  podrá  funcionar  cuando  aquella  la  faculte,  ya  que  las 
actuaciones  administrativas  aparecen  antes  como  un  poder  atribuido  por  la 
Ley,  y  por  ella  delimitado  y  construido.  Esta  premisa  de  habilitación 
indudablemente  extensible  a  la  materia  sancionatoria,  deviene    en  la 
exigencia de un mandato normativo que brinde cobertura a todo ejercicio de 
la potestad”
56
 
 
La administración puede imponer sanciones dentro de los límites que la ley le 
otorga, es decir, que el poder que le atribuye está supeditado al cumplimiento 
de principios generales del derecho administrativo consagrados por el Estado 
para  el  resguardo  de  los  derechos  de  los  individuos  miembros  de  la 
comunidad.  Dentro  de  los  principios  que  limitan  la  actuación  de  la 
administración,  encontramos  el  Principio  de  Legalidad,  el  cual  somete  la 
actuación de la administración dentro de lo que la ley prescribe.  
 
A  diferencia  del  Derecho  Penal,  el  DAS  es  de  carácter  preventivo  por  eso 
tiene  como  objetivo  principal  proteger  el  interés  general  de  la  colectividad, 
otorgándole  a  la  administración  la  potestad  de  sancionar  conductas  que 
puedan  alterar  el  orden  público,  facultándolo  además  para  ejecutar  las 
sanciones impuestas.  
 
                                                           
55
 Sentencia  Definitiva de la Sala de lo Contencioso Administrativo, del 05 julio de 2005, Ref. 
110-P-2001. 
56
 Ibídem, Ref. 110-P-2001. 

42 
 
En virtud de lo anterior restringe a la administración a actuar dentro del orden 
jurídico que la ley establece, supeditándolo al cumplimiento de los principios 
consagrados  en  la  Constitución  de  la  Republica  para  evitar  los  abusos  y 
excesos de poder y haciéndola actuar dentro de lo permitido por las normas 
jurídicas previamente establecidas, esto quiere decir, que solo las sanciones 
previstas en las leyes constituyen sanción administrativa, para esto se exige 
que  la  ley  realice  una  descripción  de  las  conductas  sancionables,  en 
cumplimiento  del  principio  de  legalidad  y  en  materia  de  potestad 
sancionadora  la  reserva  de  ley  absoluta  que  es  la  que  establece  que  las 
sanciones  solo  pueden  encontrarse  contempladas  en  una  norma  con  rango 
de ley. 
 
1.4. POTESTAD SANCIONADORA DEL CONSEJO SUPERIOR DE SALUD 
PÚBLICA. 
La potestad  sancionadora  de  la  administración  pública  puede definirse 
como aquella que le compete para imponer correcciones a los ciudadanos o 
administrados  por  actos  contrarios  al  ordenamiento  jurídico.  Los  autores 
coinciden  en  afirmar  que  al  derecho  administrativo  le  son  extensibles  las 
técnicas  del  derecho  penal,  en  otras  palabras  el  acto  administrativo 
sancionador  debe  regirse  en  lo  fundamental  por  los  principios  penales.  Al 
respecto  la  doctrina  sostiene  que  entre  las  sanciones  administrativas  y  las 
jurídico-penales  propiamente  dichas  no  son  sustanciales,  si  no  puramente 
formales,  por    ello    se    solicita    unánimemente    la    aplicación    de    los 
principios    penales,    sobre    todo    la    de    aquellos    que    suponen    una 
limitación    al    poder    punitivo    del    Estado,    a    la    sanción    administrativa; 
atendiendo a estos principios debe analizarse lo  que constituye la  causa de 
la sanción:  

43 
 
a)  la  infracción  y  aparece  que  sus  elementos  esenciales  son:  1-  una 
acción  u  omisión;  el  comportamiento  activo  u  omisivo  vulnera  un 
mandato o una prohibición contenida en la norma administrativa. 
b)  la  sanción;  para  que  este  comportamiento  sea  constitutivo  de 
infracción  es  necesario  que  el  ordenamiento  legal  reserve  para  el 
mismo una reacción de carácter represivo, una sanción. 
c)  la  tipicidad:  el  comportamiento  del  infractor  así  como  la  sanción 
prevista  para  el  mismo,  debe  aparecer  descrita  con  suficiente 
precisión en una norma con rango de ley. 
d)  la culpabilidad: en todo ordenamiento sancionador rige el criterio de 
que  la  responsabilidad  puede  ser  exigida  solo  si  en  el 
comportamiento  del  agente  se  aprecia  la  existencia  de  dolo  o  de 
culpa. 
 
La    potestad    sancionadora    de    la    administración    pública    se    materializa  
en  actuaciones    que    se    traducen    en    un    mal    infringido    por    la  
administración  a    un    administrado  como  consecuencia  de  una  conducta 
contraria  a  la  norma    jurídica,    la    finalidad    que    guía    tal    potestad    es    la 
protección  o  tutela  de  los  bienes  jurídicos  precisados  por  la  comunidad 
jurídica  en  que  se  concreta  el  interés  general. 
 
La  facultad  sancionadora  de  que  está  dotada  la  administración  pública 
tiene  su  cobertura  constitucional  en  el  Art.  14,  y  la  administración  en 
su  actuar  se  encuentra  sujeta  al  principio  de  legalidad,  que  ampara  la 
constitución  en  el  Art.  86  al  señalar  que  los  funcionarios  del  gobierno 
son    delegados    del    pueblo    y    no    tiene    más    facultades    que    las    que 
expresamente  les  otorga  la  ley.  En  virtud  de  la  sujeción  a  la  ley,  la 
administración solo puede actuar solo cuando aquella le faculte, ya que toda 

44 
 
acción administrativa se  nos  presenta  como  un poder  atribuido  previamente 
por  la  ley,  y  por  ella  delimitado  y  construido,  en  consecuencia,  la 
administración  solo  podrá  imponer  las  sanciones  a  las  que  la  ley  de 
cobertura y en la forma que la misma lo regule. Se ha llevado a extender al 
campo  de  las  sanciones  administrativas  los  principios  fundamentales  del 
derecho  penal  para  garantizar  al  destinatario  de  dichas  sanciones,  la 
sujeción a la ley y la protección de cualquier arbitrariedad. 
 
La  potestad  sancionadora  internamente  del  CSSP,  se  faculta  desde  la 
Cn.  en  sus    Arts.  14    y    68,    al    conferirle    en    el    marco    del    derecho  
administrativo  la facultad  de  sancionar  y  de  crear  leyes  paralelas  que  le  
permitan  ejecutar  su  poder    de    imperio,    como    sabemos    el    CSSP    se  
encarga  de  la  vigilancia  de  la las profesiones  médicas,  al  referirnos  a   
la    vigilancia,    dicho    termino    por  sí  solo  no    refleja    mayor    poder    de  
imperio,    más    bien    refleja    una    actividad    de    control  que    ejerce    dicha  
institución  sobre  las  profesiones  medias,  lo  cual  es cierto, pero  en  el  
desarrollo  de  esta  labor  de  vigilancia,  se  identifican  casos particulares. 
 
Como 
lo 
son 
la 
vulneración 

los 
bienes 
jurídicos 
tutelado 
constitucionalmente,  que  se  convierten  en  derechos  y  principios 
fundamentales, enmarcados en  una tutela legal efectiva del debido proceso, 
estas  posibles  vulneraciones  obligan  a  esta  entidad  a  crear  un  cuerpo 
normativo en base al Art. 68 de la constitución, es decir el Código de Salud, 
mediante  el  cual  se  detallan  las  instituciones  encargadas  de  velar  por  la 
salud  del  pueblo  y  que  tengan  las  armas  para  frenar  las  infracciones  a  la 
misma,  bajo  el  imperio  de  la  ley  por  lo  que  dichas  infracciones  deben 
encontrarse  en  la  norma  jurídica,  por  lo  visto  la  mera  la  labor  de  control  se 
queda corta ante esta situación, por ello en el uso de facultad constitucional 

45 
 
otorgada  a  través  del  Art.14,  la  potestad  sancionadora  de  la  administración 
pública,  ejecuta  las  inspecciones  a  través  de  Juntas  de  Vigilancia, 
distribuidas por las siete profesiones en salud que afectan de manera directa 
o indirecta el bien jurídico salud, esto constituye la potestad sancionadora de 
la  administración  pública  como  el  ejercicio  del  poder  de  imperio,  con  los 
límites  que  la  ley  imponga  en  relación  al  principios  de  legalidad,  ahora  al 
hablar  de  potestad  sancionadora  se  escucha  aun  con  más  fuerza,  esto 
permite la existencia de un proceso administrativo sancionador, que es en él 
donde se pueden identificar dicha potestad,  
 
1.4.1. Sujetos de la Potestad Sancionadora. 
Es  necesario  en  todo  proceso  definir  quiénes  son  las  actores  de  los 
mismo,  a  quienes  se  les  otorga  derechos,  quienes  los  defienden  y  quienes 
los  reclaman,  por  lo  que  GARCIA  DE  ENTERRIA  en  su  obra  Curso  de 
Derecho administrativo, en un principio define el termino de Administrado de 
la  siguiente manera  considerando a este “como  participio  pasivo del  verbo 
administrar, parece argüir a una posición simplemente pasiva del sujeto, que 
vendría  a  sufrir  o  soportar  la  acción  de  administrar  que  sobre  él  ejerce  otro 
sujeto  eminente  y  activo,  la  petentior  persona;  a  que  llamamos 
Administración Pública”
57
 es interesante retomar dicha definición previa de lo 
que  se  determinará  como  administrado,  desde  un  sentido  semántico  de  las 
palabras, hasta el momento en que este sujeto ejerce su actuación “frente a”, 
es lo que lo condiciona en su forma al administrado, en el desarrollo de esta 
definición por el autor hace referencia al absolutismo, en donde continua o se 
refleja  esta  situación de  sumisión del  administrado en    virtud  de la  voluntad 
del príncipe, parte de una burocracia, asimismo, menciona la coyuntura que 
origino el cambio de la base política, después de la revolución francesa con 
                                                           
57
  GRACIA  DE  ENTERRIA,  Eduardo,  Curso  de  Derecho  Administrativo,  Tomo  II,  Civitas, 
Argentina, 2006. Cfr. Págs. 15 y16.  

46 
 
la  finalidad  de  la  reviviscencia  del  término  “Administrado”,  en  el  Derecho 
Administrativo  actual,  debido  a  que  hoy  el  administrado  no  solo  es  sujeto 
pasivo sino también es un sujeto activo frente a la Administración, por lo que 
el referido autor define como administrado  como “cualquier persona física o 
jurídica  considerada desde su posición privada respecto a la Administración 
Pública  o  a  sus  agentes.
58
 
“LABAND  Y  MAYER,  autores  de  la  doctrina 
alemana exponen respecto a la condición simple de administrado respecto a 
la  administración  propia  de  un  binomio  genérico  poder  público-ciudadanos, 
de  “relación  general  de  poder”  o  “  de  supremacía  general”  (desde  la 
perspectiva  administrativa)  o  “relación  general  de  sujeción”  (desde  la 
perspectiva  del  administrado),  conceptos  que  de  nuevo  nos  remiten  al 
equívoco  de  considerar  puramente  pasiva  la  posición  del  administrado- 
equivoco  quizá  aquí  matizado  del  trasfondo  hegeliano  que  subyace  a  la 
construcción germánica.  La administración se presenta  en estas relaciones 
armada  con  sus  potestades  generales,  las  que  la  Ley  la  atribuye  por  su 
condición  genérica  del  tal  (reglamentaria,  impositiva,  expropiatoria,  policial, 
sancionatoria)”,  dicha  doctrina  alemán  es  actualmente  coherente  con  el 
Derecho  administrativo  actual  ya  que    a  la  administración  se  le  reviste  de 
dichas facultades- potestades, en especial la que hemos disertado que es la 
potestad administrativa, a pesar de que la ley establece una igualdad de  las 
personas ante ella y en relación a las actuaciones, podemos considerar que 
en  todo  procedimiento  siempre  se  favorece  de  manera  indirecta  a  la 
administración,  pus  ese  poder  otorgado  no  lo  posee  el  administrado,  pero 
                                                           
58
  No  podemos  dejar  de  lado  el  análisis  efectuado  por  Gracia  de  Enterría,  desde  la 
concepción  primaria  de  administrado  asimismo,  expresa  que  existe  una  dualidad  de  lo 
privado  y  lo  público,  así  como  de  la  dualidad  estado-  ciudadano,  y  así  existe  la  dualidad 
Administración -. Administrado,  del administrado y el administrado cualificado, el primero es 
cualquier persona frente a la administración, el segundo cualifica su estado singularizándose 
en  una  determinada  relación  concreta  entre  este  y  la  administración,  este    análisis  de 
entender cuando cada una de las partes ejerce derechos sobre la otras ayudan a consolidar 
el termino, fundamental del procedimiento administrativo sancionador,  

47 
 
para evitar esta disparidad y lograr un equilibrio se le otorga al administrado 
derechos- que fungen como facultades- que le permiten igualar su situación 
en el desarrollo de un procedimiento determinado, además estos autores se 
refieren  a  tres  puntos  de  vista,  por  lo  que  Mayer  según  Cita  Enterría,  lo 
caracteriza  como  una  “libertad  restringida”
59
,  esta  demás  explicar  tal 
situación,  esta  libertad  se  encuentra  condicionada  en  primer  lugar  a  la 
plataforma que la ley misma permite en cuanto a la actuación de los sujetos 
intervinientes,  del  estudio  efectuado  podemos  determinar  que  los  sujetos 
intervinientes son loa que ponen en actividad a la administración frente a un 
hecho especifico. 
 
Por lo  tanto la administración puede verse como juez y parte, porque es ella 
quien comete el hecho generador y ante ellas recurre a rectificar lo que nos 
parece  lesivo  y    que  la    ley  determina  lo  mismo,  a  la  vez  ocurre  que    es  la 
administración la que posee la facultad de investigar y sancionar todo hecho 
contrario a ley, porque la misma carta magna así le ha facultado.  
 
Los  sujetos  que  intervienen  en  todo  procedimiento  administrativo  son  parte 
fundamental  del  mismo,  pues  de  ellos  depende  la  actividad  de  un  tribunal 
sancionador,  o  de  una  administración  de  justicia  según  sea  el  caso,  en 
materia  administrativa,  estos  sujetos  reciben  diferentes  nombres  a  los  que 
reciben en otro tipo de procedimiento o proceso, para el caso los llamaremos 
Administración Publica  y  Administrados,    el primero  de  ellos es  sobre  quien 
recae las funciones públicas que le  ha delegado la ley, y el segundo de ellos 
es  quien  se  somete  a  las  directrices  de  la    ley  aplicadas  por  dicha 
administración  pública,  la    importancia  de  distinguir  la  función  practica  de  
cada  sujeto  es  para  verificar  quien  de  ellos  ejerce  la  llamada  potestad 
                                                           
59
 Ibídem, GARCIA ENTERRIA, Eduardo, Págs. 16-19.  

48 
 
sancionadora y  quien es el que se encuentra sometida a dicha potestad, por 
lo  tanto    la  Administración  es  la  facultada  por  la  ley  para    hacer  el  efectivo 
ejercicio de la Potestad sancionadora.  
 
En primer lugar la administración pública a la que se hará referencia en este 
apartado  es  el  CSSP,  dicho  Consejo  ejerce  su  funciones  de  vigilancia, 
inspección, control y sanción, a través de sus dependencias conformadas por 
las  Juntas  de  Vigilancia,  constituyéndose  así  siete  Juntas  de  Vigilancia,  en 
las que cada una de ellas vigila, inspecciona, controla y sanciona el correcto 
ejercicio  de  una  Profesión  de  Médica  en  particular,  de  tal  forma  que  las 
Juntas  de  Vigilancia  son  las  siguientes  Junta  de  Vigilancia  de  la  Profesión 
Médica 
(JVPM), 
Junta 
de 
Vigilancia 
de 
la 
Profesión 
Químico 
Farmacéutica(JVPQF),  Junta  de  Vigilancia  de  la  Profesión  de  Enfermería 
(JVPE),  Junta  de  Vigilancia  de  la  Profesión  de  Psicología(JVPP),  Junta  de 
Vigilancia de la Profesión de Laboratorio Clínico(JVPLC); Junta de Vigilancia 
de  la  Profesión  Odontológica  (JVPO)  y  Junta  de  Vigilancia  de  la  Profesión 
Médica Veterinaria (JVPMV). 
 
Una  vez  que  hemos  detallado  que  el  CSSP  (Administración  Publica),  para 
ejercer  su  función  se  ramifica  con  las  Juntas  anteriormente  descritas,  la 
potestad  misma  también  se  segmenta  en  cada  uno  de  ellas  siendo  estos 
quienes  ejercen  la  potestad  sancionadora  en  diferentes  momentos  del 
Procedimiento administrativo Sancionador, nos remitimos a la LCSSP, en el 
capítulo III, referente a las Atribuciones de las Juntas de Vigilancia, Art.10 Lit. 
C) 
“Vigilar,  por  todos  los  medios  adecuados,  el  ejercicio  de  la  profesión 
correspondiente y la de las respectivas actividades auxiliares a que se refiere 
el inciso 2º del Art. 2. Velar porque esas mismas profesiones y actividades no 
se ejerciten por personas que carezcan del título correspondiente, y exigir, en 

49 
 
su  caso,  el  estricto  cumplimiento  de  las  disposiciones  penales  relativas  al 
ejercicio ilegal de las profesiones.”
60  
 
De la lectura de estas disposiciones se determina en ellas, en primer lugar la 
forma de actuación de la Administración Publica, desempeñada por el CSSP, 
que deberá ser vigilante del ejerció de la profesión médica respectivamente, 
porque  las  acción  realizad  por  los  profesionales  en  medicina,  su  materia 
prima para desempeñar su profesión es el ser humano, pues en el examinan, 
determinan  y  diagnostican  medicamentos,  al  encontrar  alguna  falla  en  su 
organismo o actuando  de manera preventiva ante cualquier daño que el ser 
humano pueda sufrir, si lo  observamos de esta forma aislada pareciera que 
no  hay  necesidad  de  la  vigilancia  al  ejercicio  de  dichas  profesiones,  sin 
embargo  en  la  práctica  se  ha  observado  que    a  partir  de  estos  hechos  se 
vulnera  el  Derecho  a  la  Salud,  aunado  a  ello  que  en  ocasiones  dichos 
profesionales  médicos  no  se  encuentran  acreditados  mediante  un  titulo  la 
calidad  en  la  que  ejerce  la  profesión  médica,  por  lo  que  esta  área  se 
mantiene  en  constante  vigilancia,  además  de  supervisar    la  forma  en  que 
aplican  las  medidas  preventivas  o  de  saneamiento  a  un  paciente,  la  acción 
propia del médico se consuma en el ser humano y por ser este último, el fin y 
actividad del estado, se debe resguardar todas aquellas posibles fuentes de 
peligro  a  los  bienes  jurídicos  protegidos  vida,  integridad  física,  salud. 
También  dicho  ejercicio  profesional  puede  llevarlo  a  incumplir  normas 
establecidas y provocar graves daños a las personas, por lo que el CSSP, es 
la  administración  que  la  ley  ha  destinado  se  encargue  del  fiel  cumplimiento 
de  su  mandato  constitucional  otorgándole  cierto  grado  de  poder,  para 
desahogar  un  poco  la  administración  de  justicia  y  otorgarle  una  pronta 
respuesta  a  la  demandas  de  la  población  en  lo  administrativo,  por  ejemplo, 
                                                           
60
  D.  L.,  Número  2699,  Ley  del  Consejo  Superior  de  Salud  Pública  y  de  las  Juntas  de 
Vigilancia de las Profesiones Médica, Odontológica y Farmacéutica, Pág.4. 

50 
 
esto  es  una  función  coadyuvante  del  ministerio  de  justicia,  pues  en  cada 
administración 
pública 
se 
está 
otorgando 
justicia 
administrativa. 
Salvaguardando  lo  más  pronto  posible  los  derechos  al  administrado  y 
facultando a este la apertura para reclamar esos derechos que le surjan por 
ejemplo en la contratación de servicios médico, estos derecho a los que nos 
referimos,  es  el  derecho  a  una  atención  digna,  derecho  a  un  servicio  de 
calidad,  por lo que el derecho al resguardo de mi vida,  la dignidad y  la  vida  
son  derechos  fundamentales  de  todos  los  seres  humanos,  si  estos  se 
infringen o se lesionan existen las instancias correspondientes para reclamar 
la  restitución  de  los  mismos,  como  lo  es  el  CSSP,  en  todo  caso  si  las 
lesiones  son  graves  pasan  a  conocimiento  como  la  última  ratio,  a  una 
instancia penal. 
 
Todo  este  procedimiento  no  ocurre  si  los  sujetos  no  actúan,  de  allí  la 
importancia de la definición de los mismos, cualificándoles de tal manera que 
nos  permita  proyectar  sus  límites  y  sus  alcances  dentro  del  procedimiento 
administrativo sancionador.  
 

Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal