Facultad de jurisprudencia y ciencias sociales escuela de ciencias juridicas seminario de graduacion en ciencias juridicas



Descargar 4,82 Kb.
Ver original pdf
Página2/20
Fecha de conversión01.11.2019
Tamaño4,82 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 


 
CAPITULO UNO    
POTESTAD SANCIONADORA DE LA ADMINISTRACION PÚBLICA. 
SUMARIO.
 
1. Exordio; 1.1.Evolución del Ius Puniendi; 1.1.1.Nociones del Ius Puniendi; 1.1.2. Siglo XVIII; 
1.1.3.Primera  mitad  siglo  XIX;  1.1.4.En  la  segunda  mitad  del  siglo  XIX;  1.1.5.Siglo  XX; 
1.2.Teorías  del  Ius  Puniendi;  1.2.1.Teoría  Retributiva;  1.2.2.Teoría  Intimidatorias  o  de 
Previsión; 1.2.3.Teoría Correccionalista;  1.3.La Potestad Sancionatoria de la Administración 
Pública;  1.3.1.Características  de  la  Potestad  Sancionatoria;  1.3.2.Límites  de  la  Potestad 
Sancionatoria;  1.4.Potestad  Sancionadora  del  Consejo  Superior  de  Salud  Pública; 
1.4.1.Sujetos  de  la  Potestad  Sancionadora;  1.5.Fundamento  Constitucional  de  la  Potestad 
Sancionatoria  en  El  Salvador;  1.6.Evolución  del  Ius  Puniendi;  1.7.Análisis  Legal  y 
Jurisprudencial de los Arts. 14 y 68 de la Constitución de la Republica de El Salvador. 
1.  Exordio. 
La  Administración  Pública  integra  un  Estado  Derecho  consolidado  en 
nuestros días a un nivel doctrinal, normativo e institucional, pero para lograr 
apreciar y cultivar este Estado de Derecho, en un primer momento se tenían 
únicamente  nociones  del  poder,  de  la  jerarquía  de  la  ley.  Como  toda 
situación social, política, económica y jurídica posee antecedentes  históricos 
y  el  objetivo  de  este  primer  capítulo  es  encausar  nuestro  estudio  en  un 
momento  previo  en  el  cual  fue  adquiriendo  relevancia  el  poder  punitivo  del 
Estado o Ius Puniendi, en los diferentes aspectos de la vida del ser humano. 
 
En un primer momento la evolución del Ius Puniendi se desarrolla en siglos o 
épocas, que se resaltan en cada una de ellas el momento de relevancia para 
el  Derecho  Administrativo,  necesariamente  sobre  el  poder  que  posee  el 
Estado, por lo que el S. XVIII, que se considera como un siglo que impulsaba 
el  desarrollo  intelectual,  siglo  en  el  cual  adquieren  relevancia  el 
reconocimiento y protección de los derechos fundamentales del ser humano, 
por  ende  adquiere  relevancia  la  figura  del  Estado  y  de  sus  actuaciones  a 


 
través  de  la  Administración  Publica,  integrando  de  manera  progresiva  el 
surgimiento  de  la  administración  pública,  con  ello  la  consolidación  de  las 
potestades  administrativas,  entre  las  cuales  encontramos  la  potestad 
administrativa  principal,  funcional  y  esencial  para  la  existencia  de  un  DAS, 
nos  referimos  a  la  Potestad  Sancionadora,  por  lo  que  dentro  de  este 
apartado detallaremos  una conceptualización,  de la  Potestad Sancionadora, 
sus  características,  sus  sujetos.  Asimismo,  se  realiza  finalmente  un  detalle 
sobre  los  límites  de  dicha  potestad  en  particular  finalmente  se  realiza  un 
análisis jurídico sobre la potestad sancionadora de la Administración Pública 
salvadoreña  conferida  desde  su  base  constitucional,  desarrollada  por  el 
CSSP, siendo esta la Administración Pública objeto de estudio. 
 
1.1. EVOLUCIÓN DEL IUS PUNIENDI. 
Las  transformaciones  en  las  apreciaciones  de  un  hecho  o  de  una  figura 
jurídica,  hacen  que  estas  evolucionen  dentro  de  una  determinada  rama  del 
derecho,  por  lo  que  muchos  autores  se  ven  en  la  necesidad  de  realizar  un 
análisis histórico previo sobre el nacimiento de figuras jurídicas y su entorno 
respectivo,  la  potestad  sancionadora,  no  es  ajena  a  este  tipo  de  estudio, 
dicha  potestad  se  encuentra  vinculada  con  el  Derecho  Administrativo  y  el 
Derecho  Penal
1,
  estas  ramas  del  Derecho  nos  brindan  los  principios  que 
originan el Derecho Administrativo Sancionador (DAS). 
El  Ius  Puniendi  en  el  DAS,  se  ve  reflejado  a  través  de  la  potestad 
                                                           
1
FONTAN  BALESTRA,  Carlos,  Manual  de  Derecho  Penal.  Parte  General,  Abeledo-Perrot, 
1998,  Buenos  Aires.  Pág.  25.  el  autor  cita  que  el  Derecho  Penal  es  una  rama del  Derecho 
Público. Ese carácter resulta de la función reguladora de las relaciones entre el Estado y los 
individuos sometidos a un orden jurídico. No existe relación de soberanía y de sumisión más 
característica que la del individuo sometido al Estado; cómo podemos ver su carácter público 
lo adquiere por la relación jurídica existente entre los sujetos que en ella  intervienen ya que 
los  interés  sobre  los  cuales  recae  dicha  relación,  son  interés  públicos  convirtiéndose  el 
Estado, en quien ejerce poder, consignado y limitado en un ordenamiento jurídico especifico. 
Lo  define  como  la  rama  del  ordenamiento  jurídico  que  agrupa  las  normas  que  el  Estado 
impone  bajo  amenaza  de  sanción,  limitando  y  precisando  con  ellas  su  facultad  punitiva. 
Pág.22 


 
sancionadora,  el  significado  de  este  aforismo  jurídico  etimológicamente 
proviene  de  los  vocablos  latinos,  “ius”  que significa  “derecho”  y  “puniendi” 
que  significa  “punitivo”,  es  decir  “derecho  punitivo”;  por  lo  que  el 
surgimiento de la potestad sancionadora parte en el Estado Moderno
2
, cabe 
mencionar,  que  “potestad”  según  el  TSE,  la  define  como  “un  poder  jurídico 
reconocido por el ordenamiento cuyo ejercicio exige que se concreten ciertas 
circunstancias fácticas determinantes del ejercicio  del mismo en el plano de 
la legalidad.

3
 
 
Asimismo, RAMÓN PARADA en su obra Derecho Administrativo, señala que 
la  administración  no  solo  sanciona  sino  que  también  ejercita  las  sanciones 
impuestas. Lo cual supone una colisión, desde un punto de vista estricto, con 
el principio de división de poderes y el monopolio represivo de los jueces
4
.  
 
Por lo  que la  potestad sancionadora es la  herramienta del Estado mediante 
la cual se ejerce el poder sobre sus subordinados, a medida que la sociedad 
avanza en su desarrollo dicha idea de poder se  ha transformando, debido a 
que en un inicio unos cuantos poseían este poder frente a otros,  estos eran 
delegados por la sociedad como los responsables de ejercer el poder, por lo 
que  debían  reunir  ciertas  características  (por  ejemplo:  una  avanzada  edad, 
                                                           
2
 
ABOGACÍA  GENERAL  DEL  ESTADO  DIRECCIÓN  DEL  SERVICIO  JURÍDICO  DEL 
ESTADO,  Manual  de  Derecho  Administrativo  Sancionador,  Tomo  I,  Parte  General  Parte 
Especial 1, Thomson Reuters Aranzadi, Ministerio de Justicia, 2ª ed., España, 2009. Pág. 62.  
3
 Op.Cit., FONTAN BALESTRA, Manual de Derecho Administrativo Sancionador, Pág. 61. 
4
 
PARADA VÁZQUES, José Ramón, Manual de Derecho Administrativo, Marcial Pons, 1999, 
Pág. 503. La división de poderes recae sobre la  independencia de sus órganos que si bien 
en cierto conforman parte del cuerpo llamado Estado su accionar debe ser independiente, es 
decir que si dicha administración sanciona, esta sanción recaiga sobre un administrado pero 
no  sobre  ella  misma,  porque  si  así  lo  hiciere  el  cumplimiento  de  su  castigo  por  un  acto 
cometido  considerado  infracción,  podría  viciarse  y    ser  condescendiente  por  ello  se  busca 
con la división de poderes que los órganos actúen  con independencia y ejerzan control unos 
con  otros,  por  evitar  conductas  abusivas  del  poder,  de  tal  manera  que  la  administración 
desarrolla su potestad sancionadora. 


 
fuerza, o rasgos físicos particulares) que los individualizaran del resto de los 
miembros  de  un  mismo  grupo,  para  poder  ser  considerados  en  ese  tiempo 
primitivo como las personas idóneas para ejercer dicho poder. 
 
Por lo tanto es importante identificar a través de la historia la forma en que la 
idea del  Ius  puniendi ha evolucionado  y  se ha expandido  en  su  ejercicio  en 
otras ramas del Derecho. 
 
1.1.1. Nociones del Ius Puniendi. 
Desde  la  antigüedad  esta  forma  de  controlar  ciertas  acciones 
humanas dentro de una colectividad, se ha trasmutado, ya que el hombre por 
ser  eminentemente  social,  se  agrupa  con  otros  seres  humanos  buscando 
condiciones de vida similares en cuanto a su aspecto físico, desarrollo social, 
económico o cultural, conformando de esta manera una vida en comunidad, 
en  donde  las  relaciones  entre  los  mismos afectan  a  otros  seres humanos u 
otras relaciones que entre ellos sostengan. 
 
Por  lo  que  generaba  una  necesidad  inherente  de  regulación  sobre  dichas 
relaciones,  el  ser  humano  desde  sus  inicios  siempre  ha  buscado  un  ser 
supremo  que  es  quien  lo  conduce  en  su  vivencia  diaria,  los  grupos  étnicos 
adoraban  a  varios  dioses  que  dictaban  sus  formas  de  comportamientos  a 
través  de  normas  morales  establecidas  por  la  misma  sociedad  en  cada 
sociedad independientemente de su época, se podía identificar quien ejercía 
el  poder,  que  podía  ser  una  o  varias  personas,  en  estos  sujetos  recaía  la 
dirección y control del resto del grupo, un poder que coaccionaba la conducta 
del  ser  humano  y  atendía  a  solventar  las  necesidades  de  estos  grupos 
sociales sociológicamente lo que conocemos hoy en día como una sociedad. 
Antiguamente se consideraba como tribus, etnias, clases, dominios, imperios, 


 
reinados,  hasta  consolidar  el  llamado  Estado,  en  cada  una  de  estas  
representaciones sociales se manifestó claramente el Ius Puniendi. 
  
Por  lo  tanto,  al  identificar  la  necesidad  del  orden  social,  se  debe  a  que  las 
relaciones  entre  los  seres  humanos  producían  conductas  aceptadas  por  el 
grupo de personas  y cuando nos encontrábamos frente a un incumplimiento 
de  normas  morales,  religiosas,  costumbres  y  tradiciones,  a  quien  cometía 
este atropello  era castigado. 
 
En  la  etapa  pre-  científica  o  primitiva  del  Derecho  Penal,  se  concebía  a  la 
sanción como un castigo que provenía de la autoridad suprema y lo  que se 
buscaba  era  la  expiación  del  delincuente,  dentro  de  estas  formas  primitivas 
tenemos  la  venganza  absoluta,  la  venganza  de  sangre  y  la  expulsión  de  la 
paz;  estas  se  caracterizaban  por  el  castigo  desproporcionado  al  daño 
cometido por el agresor como medio de defensa individual; es decir, no había 
intervención pública. Dentro de estas sanciones se encontraba el destierro, la 
pena de muerte, la esclavitud. 
 
Como  antecedente  de  las  primeras  formas  de  punición  que  se  conocen  en 
textos se encuentra el Talión la cual es la primera manifestación de punición 
que supone la existencia de un poder público que aplica una equivalencia al 
castigo  con  el  daño  cometido,  así  como,  la  venganza  divina  de  las  cuales 
podemos  decir  que  el  daño  es  confundido  con  el  pecado,  el  transgresor  de 
las leyes religiosas debe ser muerto por la comunidad para tranquilizar a los 
dioses.  
 
En  el  año  2,250  A.  C  en  Babilonia  se  dicta  el  Código  de  Hamurabi  el  cual 
recogía  los  castigos  que  debían  aplicarse  al  daño  cometido,  en  esta  etapa 


 
nos  referiremos  a  la  venganza  pública  que  es  muy  propia  de  los  pueblos 
griegos,  la  cual  consistía  en  la  potestad  que  tenía  el  Estado  de  imponer 
penas  al  autor  de  un  delito,  en  este  caso  la  infracción  cometida  no  era 
solamente contra la persona sino contra la sociedad. 
 
La venganza pública tiene dos etapas: 
 

  Etapa  legendaria:  el  Derecho  Penal    aún    contenía    el    componente 
divino,    ya    que    la    pena    se    cumplía    porque    era    un    mandato 
divino. El  Estado  o  Polis  recibía  la  sabiduría  divina  para  dictar  
las  normas  de  convivencia  entre  los  miembros  de  la  comunidad. 
 

  Etapa  histórica:  la  responsabilidad  objetiva  evoluciona  a  la 
responsabilidad  individual. 
 
Algunos    de    los    precursores    que    brindaron    su    aporte    a    esta    etapa 
fueron:  Pitágoras,  Sócrates,  Hipócrates,  Aristóteles  y  Platón,  uno  de  los 
antecedentes  más  antiguos  que  se  tiene  de  la  potestad  sancionadora 
es  el  Derecho  Romano,  ya  que  en  esta  se  cimentaron  las  bases  de  
la    ciencia    del    derecho,    aunque    desde    sus    inicios    se    han    creado 
normas para regir la convivencia. 
 
Según  FONTAN  BALESTRA
5
  el  delito  surge  de  las  relaciones  con  sus 
semejantes,  y  cuando  este  ha  transgredido  los  principios  que  según  los 
juicios  de  valor  de  cada  época  se  consideraron  fundamentales,  ante  ello 
surge la pena como  una forma de contrarrestar estas transgresiones. Como 
podemos apreciar  el autor señala que ante la trasgresión de juicios de valor 
                                                           
55
 
Op.Cit. FONTAN BALESTRA, Carlos, Pág. 22. 

10 
 
de cada época, se evidencia una manifestación de la potestad sancionadora, 
del Ius Puniendi para mantener un  Estatus Quo, es importante la valoración 
de  cada época  porque  según  su  desarrollo  social  se  relativizan  esos  juicios 
de valor condicionados por factores culturales, políticos etc. 
 
En  la  etapa  del  Estado  Absolutista,  el  Ius  Puniendi  era  el  reflejo  del  poder 
arbitrario  representado  a  través  de  la  monarquía  absoluta,  donde  el  castigo 
era  considerado  como  un  mecanismo  de  eterno  sometimiento  de  sus 
súbditos 
 
Finalmente  en  esta  etapa  podemos  destacar  que  las  relación  Estado-
administración-administrado, 
surge 
de 
manera 
casi 
imperceptible 
doctrinariamente;  pero  su  evolución  radica  en  las  normas  esenciales  del 
Derecho  Penal,  como  uno  de  los  ordenamientos  jurídicos  con  mayor 
ejecución  del  Ius  Puniendi  estatal.  En  relación  a  la  analogía  del  Derecho 
Penal  y  el  Derecho  Administrativo,  se  ha  identificado  que  las  primeras 
manifestaciones  son  de  una  administración  que  actúa  en  forma  paralela  al 
Derecho Penal. 
 
Por  lo  que  da  paso  al  Estado  como  un  ente  que  ejerce  el  poder  coercitivo, 
hacia los habitantes, ejercida por una autoridad superior a ellos, quien poseía 
el  poder  y  los  medios  de  producción  económica,  a  efecto  de  mantener  una 
armonía  social,  estas  primeras  manifestaciones  pueden  considerarse  como 
las nociones que dieron lugar al surgimiento de la potestad sancionadora. 
 
1.1.2. Siglo XVIII. 
Para  abordar  el  comienzo  de  la  potestad  sancionadora  del  Estado, 
tiene  sus  cimientos  en  el  Estado  Moderno  precisamente  en  el  S.  XVII,  los 

11 
 
autores  coinciden  en  que  la  evidencia  más  remota  de  la  existencia  de  una 
potestad sancionadora es a partir de la Potestad Administrativa Policial, en la 
que la policía poseía otras atribuciones en cierta medida judiciales, por lo que 
muy  difícilmente  podía  hablarse  de  independencia,  aparejada  a  la  idea  de 
una división de poderes,  surgen los  alcaldes de barrio  que se establecieron 
en  las  ciudades  importantes,  en  las  cuales  podían  exigir  ordenanzas,  esto 
como  consecuencia  de  la  Revolución  Francesa,  los  Tribunales  separan 
funciones  administrativas  de  las  funciones  jurisdiccionales.
6
  Aquí  puede 
observarse  una  noción  sobre  la  separación  de  poderes  administrativos  y 
poderes judiciales, creando así un esquema social de dos realidades que se 
basan  en  un  control,  ejercido  a  través  de  la  fuerza,  tanto  en  un  área 
puramente administrativa como en un área judicial. 
 
GORDILLO
7
,  recalca  que  aun  en  estas  relaciones  de  sujetos  diferenciados 
los  mismos,  no  reconocían  las  diferencias  que  creaban  el  Derecho 
Administrativo Sancionador, en el cual se encierra el precepto a un derecho 
ilimitado y de él emanan las normas que se encuentran en un  ordenamiento 
jurídico  positivo;  es  decir  que  las  actuaciones  sociales  en  sus  ejecuciones 
separaban  estas  realidades  que  mencionamos  anteriormente,  sin  que  sus 
mismos actores tomasen conciencia de lo que se estaba efectuando, de ello 
podemos  recalcar  que  en  la  Revolución  Francesa,  surgen  los  derechos 
civiles y políticos de los individuos, que surge el Estado mismo, ya que da pie 
a  generar  derechos  fundamentales  del  individuo,  con  lo  cual  se  abole  la 
                                                           
6
 
Según el autor surge una pugna en el siglo XIX, en la base de separar las funciones de los 
tribunales  y  ejercer  un  control  más  directo  sobre  las  actuaciones  mismas  de  la 
administración  y  de  los  administrados,  dejando  a  salvo  las  potestades  judiciales  y 
administrativas,  ya  que  con  el  análisis  de  la  historia  se  encuentra  en  un  momento  donde 
dichas  potestades  se  confunde  al  referirse  amabas  a  sanciones  e  infracciones,  lo 
determinante aquí es al gravedad y el objeto de la protección. 
7
  GORDILLO,  Agustín,  Tratado  de  Derecho  Administrativo,  Parte  General,  Tomo  I, 
Fundación de Derecho Administrativo, Buenos Aires, 2003, Pág. II-1. 

12 
 
esclavitud,  dando  lugar  al  nacimiento  de  la  concepción  del  Principio  de 
Mínima  Intervención  Estatal,  ligada  a  una  división  de  poderes,  en  este 
momento  el  Estado  moderno,  separa  las  facultades  administrativas  y  las 
facultades  judiciales  de  las  que  nos  hemos  referido,  de  tal  forma  que  se 
delegaran 
estas 
facultades 
lo 
que 
se 
conocen 
como 
poderes 
descentralizados. 
 
La policía ejercía poder en materia societaria, bajo la figura del Estado como 
garante de los Derechos Fundamentales para proteger al público inverso y al 
castigo de todo aquel que estafe
8
, MALJAR cita como ejemplo esta situación 
en  la  que  se  pretende  resguardar  derechos  a  través  de  sanciones,  con  la 
simple lectura se evidencia que es el Estado la figura que protege un interés 
determinado y en caso de que sus reglas no sean pactadas, se configura una 
infracción  que  será  castigada.  Estos  actos  sancionatorios  son  dictados  por 
un  órgano  especializado  por  la  complejidad  técnica  de  la  competencia  que 
tiene atribuida y de cuyo pronunciamiento solo cabría apartarse por razones 
de  grave,  palmaria  y  manifiesta  arbitrariedad
9
,  el  autor  refiere  que  con  la 
Revolución Francesa y la Declaración de los Derechos del Hombre, a finales 
del  S.  XVIII,  se  enmarcan  las  relaciones  del  Estado  y  sus  habitantes  en  la 
Constitución  (Carta  Magna);  MAURACH
10
 dice  que el Derecho Penal recibe 
la facultad de Castigar (Ius Puniendi) como una función específica en cuanto 
a  la  aplicación  de  penas  y  medidas,  es  el  Estado  quien  incorpora  dichas 
reglas,  la  doctrina  a  su  vez  menciona  una  naturaleza  sancionadora  del 
Derecho Penal; es aquí en donde recae nuestra atención puesto que a través 
de  esta  naturaleza  sancionadora  equiparada  a  las  ramas  del  derecho 
subyacentes  como  lo  es  el  DAS,  se  extiende  las  manifestación  del  Ius 
                                                           
8
 
MALJAR,  Daniel,  El  Derecho  Administrativo  Sancionador,  1ª  ed,  Buenos  Aires,  Ad-
Hoc, 
2004, Pág.58. 
9
 Ibidem,  MALJAR, Daniel, Pág.54. 
10  
Citado en FONTAN BALESTRA, Págs. 25-26. 

13 
 
Puniendi estatal, teniendo un control más en otra área de la vida del hombre, 
que en sus relaciones que genera fuentes de peligro para los bienes jurídicos 
por lo que es comprensible esta extensión de dicha facultad. 
 
Al darse la transición de la Edad Media a la Edad Moderna el Derecho Penal 
de  Policía  empezó  a  declinar  ya  que  a  pesar  que  este  tenía  un  papel 
importante  en  la  rama  del  Derecho  Administrativo,  no  cumplía  con  las 
funciones  propias  de  un  derecho  administrativo  moderno,  dentro  de  estas 
exigencias nació la teoría del derecho penal administrativo. 
 
En  esta  llamada  transición  se  crean  las  Ordenanzas  del  Reich,  las  cuales 
para  el  iniciador  JAMES  GOLDSCHMIDT,  eran  el  principio  del  Derecho  de 
Policía y el origen del Derecho Penal Administrativo, lo cual, posteriormente 
fue  rechazado  y  explicado  por  ENRIQUE  AFTALIÓN  quien  sostenía  que 
dichas  ordenanzas  fueron  parte  del  desarrollo  histórico  del  Derecho  de 
Policía  pero  en  ningún  momento  constituían  el  génesis  del  mismo.
11
  Como 
podemos  determinar,  doctrinariamente  no  se  cuenta  con  una  idea  concreta 
sobre el Derecho Penal Administrativo pues se confunde con el Derecho de 
Policía  debido  a  que  ambas  ramas  ejercen  un  control  social  a  través  de 
medio  coercitivos;  asimismo,  durante  la  Edad  Moderna  (en  Francia  hasta  el 
S.  XVIII  y  en  Alemania  hasta  el  S.XIX)  se  afianzó  en  toda  su  intensidad  la 
concepción  del  Estado  de  Policía,  basada  en  la  necesidad  de  concentrar  y 
consolidar  el  poder  del  príncipe,  como  reacción  contra  la  desmembración  y 
disminución del poder que se operó en el transcurso de la Edad Media.
12
 
 
                                                           
11 
ALARCÓN  JOVEL,  Mauricio  Javier  y  Otros.  Diferencias  entre  el  Derecho  Penal  Administrativo  y  el 
Derecho  Penal  Común,  San Salvador,  2006.  Tesis  presentada  en  la  Universidad de  El  salvador  para 
obtener el grado de Licenciado en Ciencias Jurídicas. Pág. 16. 
12
  CASSAGNE,  Juan  Carlos,    Derecho  Administrativo,  Tomo  I,  6ª  ed.,  Abeledo-Perrot,  Buenos  Aires, 
Pág. 105. 

14 
 
El  autor  más  representativo  de  esta  época  es  GOLDSCHMIDIT  quien 
manifestó
 
La tesis sustentada a principios del siglo, como un punto de partida 
para  la  división  del  Derecho  Penal  como  el  Derecho  Penal  Administrativo, 
puesto  que  fue  GOLDSCHMIDT  quien  estableció,  que  los  delitos  afectan 
derechos administrativos y otros intereses jurídicamente protegidos, mientras 
que  las  contravenciones  que  son  las  infracciones  administrativas,  no  violan 
derechos  jurídicos,  únicamente  lesionan  intereses  de  la  Administración.  En 
base  a  lo  anterior  estableció  de  igual  manera  que  la  infracción  a  los 
preceptos  del  Derecho  Penal  Administrativo  no  constituyen  delitos.  Las 
sanciones no son penas y el contraventor no es delincuente.
13
 
 
En  esta  teoría  encontramos  las  primeras  manifestaciones  del  derecho 
sancionador  administrativo  con  el  surgimiento  de  la  teoría  de  JAMES 
GOLDSCHMIDT, el cual hace la  diferenciación cualitativa del derecho penal 
común  al  derecho  penal  administrativo,  al  señalarse  que  en  el  primero  las 
infracciones están referidas al valor de la justicia.
14
 
 
El  referido  siglo,  fue  un  siglo  no  solo  de  revolución  político-  social,  si  no 
también  fue  un  siglo  que  marcó  un  precedente  en  cuanto  a  los  Derechos 
Civiles y Políticos,  aparejados a la  idea del Estado como un ente autónomo 
revestido  de  poderes  públicos,  tanto  administrativos,  como  legislativos  y 
judiciales,  como  muestra  de  ello  citamos 
la  siguiente  frase  “No  hay  en 
Francia Autoridad superior a la Ley. El Rey no reina más que por ella y solo 
en  nombre  de  la  Ley  se  puede  exigir  obediencia”,  retomada  de  la 
Constitución  de  1791,
15
  a  pesar  de  los  siglos  y  de  las  transformaciones 
sociales, dicha frase es vigente,  como se puede apreciar el país de Francia 
                                                           
13
 Op.Cit. ALARCON JOVEL y otros, Pág. 64 
14
 FONTAN BALESTRA, Carlos, Derecho Penal, 9ª ed., Abeledo-Perrot, Buenos Aires, 1976, Pág.33. 
15
  AYALA,  José  Maria,  Manual  de  Justicia  Administrativa,  Consejo  Nacional  de  la  Judicatura  San 
Salvador, Pág. 22. 

15 
 
cuna  de  Revolución,  le  otorga  a  la  Ley  esa  supremacía,  ante  la  cual  se 
guarda  el  respeto  y  condiciona  las  actuaciones  incluso  de  las  mismas 
autoridades. 
 

Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal