Facultad de jurisprudencia y ciencias sociales escuela de ciencias juridicas seminario de graduacion en ciencias juridicas


  DEFINICIÓN DE CONCEPTO JURÍDICO INDETERMINADO



Descargar 4,82 Kb.
Ver original pdf
Página14/20
Fecha de conversión01.11.2019
Tamaño4,82 Kb.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   20

4.2. 
DEFINICIÓN DE CONCEPTO JURÍDICO INDETERMINADO. 
 
Para conocer  el mundo de los  CJI tenemos que enfocarnos primero en 
la generalidad  y es por eso que nos enfocaremos en investigar como punto 
de inicio en la definición de lo que es un concepto. 
El diccionario de la Real Academia de la Lengua, lo define como una  “idea 
que  se  concibe  o  forma  el  entendimiento.”  Otra  de  sus  acepciones  es 
“pensamiento expresado con palabras”, si bien hasta ahora no se ha resuelto 
el  tema  de  la  relación  entre  palabras  y  el  pensamiento,  no  obstante,  se 
puede llegar a conocer el significado de las mismas
.174 
 
En  el  análisis  del  lenguaje  es  bien  conocida  la  tesis  de  Saussure  y  su 
estructura  lingüístic
a  de  “significante”-“significado”,  con  respecto  al  siglo
175

Dentro  de  este  esquema,  los  conceptos  se  encuentran  en  el  “significado”, 
pues  no  son  meras  palabras  o  sonidos,  sino  ideas  que  se  tienen  sobre  un 
objeto. Estos objetos no tienen que existir necesariamente en la realidad. Es 
el caso de términos como “unicornio” o  “justicia”. Estos ejemplos quizás no 
existen  en  el  mundo  real,  pero  eso  no  quiere  decir  que  no  tengan  un 
significado y, por ende, sean conceptos, pues refieren a algo que si bien no 
es una cosa, opera como cosa.
176
 Lo que queremos resaltar aquí es que un 
concepto  siempre  trata  de  expresar  algo,  es  decir,  no  es  solo  un  sonido 
inconexo sin sentido, sino un término con un significado, porque se refiere a 
                                                           
174  
Op.cit, TAMAYO YÁÑEZ, Sergio, Pág.25. 
175
 SAUSSURE, Ferdinand de, Curso de lingüística general, trad. de Amado Alonso, Alianza, 
Madrid, 1978, pp.87-90. Cit. por TAMAYO YÁÑEZ, Sergio, Págs. 37-40. 
176
  SAINZ  MORENO,  Fernando,  Conceptos  jurídicos,  interpretación  y  discrecionalidad 
administrativa, Civitas, Madrid, 1976.p 40. Citado por TAMAYO YÁÑEZ, Págs. 25-26. 

159 
 
un objeto
177
.  
Los  conceptos  son  una  definición  de  la  percepción  del  individuo  sobre  las 
cosas  por  lo  que  muchas  veces  las  situación  que  resultan  ser  inmateriales 
suelen  tener  diferentes  acepciones,  que  son  condicionadas  por  el  modus 
vivendi de las personas en una determinada sociedad, es más fácil que para 
todos  los  seres  humanos  signifique  lo  mismo  un  “semáforo”,  que  a  que  un 
objeto que es perceptible por los sentidos, que se conoce su función, que no 
varía  la  misma  en  ningún  lugar  del  mundo,    a  diferencia  de  pretender  que 
todos    le  otorguen  la  mism
a  significación  al  término  “justicia”,  ya  que  en 
países del medio oriente en comparación a países anglosajones o latinos, la 
“justicia”    es  diferente,  en  el  medio  oriente  la  justicia  se  basa  en  aspectos 
morales,  religiosos  e  ideológicos  en  cambio  en  los  países  anglosajones  o 
latinos podemos decir que la justicia se basa en un estado de derecho, que 
la  misma  está  regulada  por  un  ordenamiento  jurídico  preestablecido  y  que 
existe un órgano determinado por la ley que se encarga de aplicarla. 
 
Es  bueno  resaltar  que  los  conceptos  no  dejan  de  ser  conceptos  por  ser 
confusos  u  oscuros,  pues  en  general,  todos  los  conceptos  sufren  de  cierto 
grado de indeterminación
178 
 
Teniendo  ya  la  noción  de  lo  que  es  concepto,  debemos  precisar  a  qué  nos 
referimos con  “conceptos jurídicos”. Podemos admitir que es todo concepto 
que se usa en el derecho (es decir en las leyes, la jurisprudencia la doctrina, 
etc.)  a  pesar  de  esto  existen  autores  que  postulan  que  algunos  conceptos 
jurídicos  no  tiene  ningún  significado
179 
y  que  serían  “meras  fórmulas 
                                                           
177
  GARCIA  MAYNEZ,  Eduardo,  Lógica  del  concepto jurídico, Fondo  de  cultura  económica, 
México D.F, 1959, Págs. 14-15  
178
 Ibídem, GARCIA MAYNEZ, Eduardo, Pág. 30. 
179
 HABA, Enrique Pedro, Axiología jurídica fundamental. Bases de valoración en el discurso 
jurídico. Universidad de Costa Rica, San José ,2004, Pág. 245 

160 
 
vacías.

180 
 
Los  CJI  son  todas  aquellas  nociones  expresadas  en  normas  jurídicas  que 
tienen,  a  priori,  un  cierto  margen  de  impresión,  margen  que  se  denomina 
halo del concepto
.181 
 
Para  García  de  Enterría  los  CJI 
son  “conceptos  en  los  que  la  medida 
concreta  para  la  aplicación  de  los  mismos  en  un  caso  particular  no  nos  la 
resuelve o determina con exactitud la propia ley que los ha creado y de cuya 
aplicación  se  trata”
182.
  De  la  misma  manera  en  otra  obra  Enterría  y 
Fernández  Rodríguez,    han    manifestado  su  opinión  afirmando  que:  los 
conceptos  determinados  delimitan  el  ámbito  de  la  realidad  al  que  se  refiere 
de  una  manera  precisa  e  inequívoca.  Por  ejemplo  “la  mayoría  de  edad  se 
produce  a  los  dieciocho  años”  de  manera  que  su  aplicación  a  la  realidad 
requiere  una  simple  constatación,  por  el  contrario  con  el  concepto  jurídico 
indeterminado  la  ley  refiere  a  una  esfera  de  la  realidad  cuyos  límites  no 
aparecen bien precisados en su enunciado; no obstante, es claro que intenta 
delimitar un supuesto concreto…
183
; GARCÍA TREVIJANO afirma que son los 
que se aplican según las circunstancias del lugar y del momento
184
 otros los 
definen 
como “aquellos elementos legales cuyo contenido solo queda fijado 
con exactitud a través de la concreción judicial,

185
 en cambio el TSE los ha 
definido  como  aquellos  de  definición  normativa  necesariamente  imprecisa  a 
                                                           
180
  OLIVERCRONA,  Karl,  Lenguaje  jurídico  y  realidad,  Centro  editor  de  América  Latina, 
Buenos Aires, 1968,P.25 Cit. por TAMAYO YÁÑEZ, Pág. 27 
181 
ALONSO MAS, María José, La solución justa en las resoluciones administrativas, Tirant lo 
Blanch, Valencia, 1998, Pág. 274 
182
  GARCIA  DE  ENTERRIA,  Eduardo,  Democracia,  ley  e  inmunidades  del  poder,  Palestra, 
Lima, Pág.43 
183
 Citado en  ALONSO MAS, María Págs. 274-275. 
184
 GARCIA TREVIJANO FOS, José Antonio, Tratado de Derecho Administrativo, revista de 
derecho administrativo, Madrid, 1964, p.374. Cit. por TAMAYO YÁÑEZ, Págs.40-41. 
185
  HENKE,  HORST  EBERHARD,  La  cuestión  de  hecho:  el  concepto  indeterminado  en  el 
derecho civil y su casacionabilidad, traducción de Tomas A. Banzahaf, colección ciencia del 
proceso n°66, EJEA, Buenos Aires, Págs.1-2.Cit. por TAMAYO YÁÑEZ, Sergio, Pág. 41. 

161 
 
la  que  ha  de  otorgarse  alcance  y  significación  específica  a  la  vista  de  unos 
hechos concretos
186 
  
 
4.2.1.  Diferentes denominaciones. 
Durante el desarrollo de la teoría de los conceptos indeterminados ha 
habido una amplia gama de acepciones que se le han atribuido empezando 
por la del autor MARTIN GONZALEZ, quien lo ha designado como conceptos 
jurídicos indirectamente determinados
.187  
 
Otro doctrinario los ha denominado como Conceptos legales indeterminados 
o mejor aún conceptos normativos indeterminados, pues no se considera que 
este  tipo  de  normas  se  encuentren  solo  en  las  leyes,  sino  en  todas  las 
normas  jurídicas  en  general.
188 
,  de  la  misma  manera,  se  ha  hablado  de 
normas  jurídicas  abiertas,  conceptos  imprecisos,  conceptos  ampliables, 
conceptos  generales  de  ámbito  amplio,  conceptos  en  blanco,  conceptos 
elásticos,  conceptos  válvula,  disposiciones  de  caucho,  fórmulas  de  goma, 
órganos  respiratorios del  derecho,  conceptos  incluidos en el  esquema  de  la 
ley a manera de ventanas, robots jurídicos que sirven para formar normas en 
ausencia  de  reglas  fijas,  recetas  sacadas  de  la  práctica;  de  esta  manera 
seguiríamos con una larga lista de intentos de solución a la indeterminación 
de conceptos jurídicos
.189 
 
Según  GAMERO  CASADO,  los  CJI,  en  el  ordenamiento  se  refieren  a  una 
realidad  extra  jurídica  remitiendo  a  un  concepto  de  carácter  técnico,  social, 
no precisado en normal alguna, el termino en cuestión describe un concepto 
                                                           
186 
Op.cit. PARADA VÁSQUEZ, José Ramón, Pág.98. 
187 
Citado en  ALONSO MAS, María José, Pág. 279, Cit. por TAMAYO YÁÑEZ, Sergio, Pág. 
41. 
188  
Ibidem, TAMAYO YÁÑEZ, Sergio, Pág.40. 
189
 Ibidem, TAMAYO YÁÑEZ, Sergio, Pág. 36 

162 
 
concreto que no puede ser precisado por la ley. Así mismo relaciona que en 
el  derecho  administrativo  abundan  los  conceptos  de  CJI  debido  a  su 
vocación reguladora en todos los ámbitos y actividad con relevancia general, 
el derecho administrativo penetra en multitud de sectores y para dotarlos de 
normación sirve el léxico propio de cada uno de ellos
.190 
 
Aunado  a  nuestra  investigación  el  referido  autor  cita  el  Art.5  del  CS,  en  el 
cual  se  recoge  un  elenco  de  actividades  que  considera  relacionadas  de 
modo  inmediato  con  la  salud  del  pueblo,  consignando  una  serie  de 
profesiones que contiene conceptos meta jurídicos propios de la ciencia de la 
salud,  como  profesiones  médicas,  odontológicas,  farmacéuticas,  medico 
veterinaria,  enfermería,  etc.  Y  otras  que  considera  la  ley  como  actividades 
especializadas,  técnicas  y  auxiliares  que  sean  complemento  de  dicha 
profesión  por  lo  que  los  conceptos  a  utilizar  en  esta  área  del  derecho 
únicamente existen en ciencias meta jurídicas, por lo que la diferencia de un 
CJI con la potestad discrecional, es que, el CJI aunque no esté definido en la 
norma puede precisarse en cada caso concreto mediante la simple operación 
intelectiva (interpretativa)
191.
 
 
Por  lo  que  se  verifica  es  la  necesidad  de  interpretar  dichos  conceptos,  este  
tipo  de  conceptos  permite  la  interpretación  de  la  norma  y  que  se  aplique  el 
resultado  previsto  en  ella,  los  CJI  tienen  diversas  denominaciones  según  el 
autor  que  los  refiere  pero  todo  en  su  esencia  delimitan  la  solución  justa, 
como el objeto que  enmarcan estos conceptos. 
 
4.2.2.  Clases de Conceptos Jurídicos Indeterminados. 
Así  como  cualquier  figura  jurídica,  este  también  posee  clases  que 
                                                           
190  
Op.cit. GAMERO CASADO, Pág. 51 
191
 Ibídem, GAMERO CASADO, Págs. 51-52 

163 
 
atiende  a  su  contenido  o  forma  de  ejecución  para  el  teórico  TAMAYO 
YÁÑEZ,  quien  es  el  que  más  refiere  sobre  la  existencia  y  el  contenido  de 
estos  conceptos,  manifiesta  que  no  pueden  ser  limitados  a  un  bloque 
monolítico  sino  plantear  que  existen  muchos  tipos  o  clases  de  los  mismos. 
“No  se  puede  hablar  del  concepto  jurídico  indeterminado”.  Los  hay  de 
carácter  empírico  o  descriptivo  de  la  naturaleza  valorativa  o  normativa.  A 
estos  últimos  les  falta  conexión  con  la  realidad  e  incorporan  a  la  norma 
conceptos meta jurídicos y no se pueden integrar con la experiencia
.192 
 
Es  decir  que  su  contenido  sobrepasa  la  ley  y  el  mundo  jurídico,  porque 
suelen  ser  de  aplicación  común,  sin  embargo  la  ley  ¿Qué  regula  la  ley?  La 
ley regula conductas en una sociedad determinada por lo que el contenido de 
la  norma  utiliza  conceptos  que  le  permitan  limitar  el  ejercicio  de  conductas 
que  sean una posible fuente de peligro, por ejemplo en materia de salud, lo 
regulado  por  la  ley  serán  todas  aquellas  conductas  que  lesionen  el  bien 
jurídico  salud,  controlando  desde  las  actuaciones  de  los  médicos,  como 
insertando en la norma conceptos como urgencia y daño que si bien es cierto 
poseen  su  definición  común,  también  puede  ampliarse  con  un  criterio 
médico, que permita determinar en la valoración de un caso si el profesional 
médico actuó con negligencia o impericia, o si su accionar estaba enmarcado 
en los parámetros de la ley. Estos conceptos cierran esas puertas de poder 
administrativo  sancionador,  limitando  en  el  caso  concreto  al  legislador  a 
determinar si  la conducta se realizó o no se realizó. 
 
Algunos  autores  han  clasificado  a  los  CJI,  en  dos  grupos:  conceptos-clase 
(aplicables  por  clasificación)  y  los  conceptos  tipo  (aplicables  por  tipología); 
siguiendo  el  orden  de  ideas  los  primeros  son  los  que  presentan  dos 
                                                           
192 
Ibídem, TAMAYO YÁÑEZ, Sergio, Pág. 49. 

164 
 
opciones; es decir, o se da o no se da el hecho, pero no pueden ser ambos, 
en cambio en los conceptos tipo son los que no se limitan a dos alternativas 
sino que se permiten decisiones graduales diferentes de acuerdo al caso.
193
  
 
Sin  duda  alguna  la  clasificación  que  hasta  el  momento  ha  sido  la  más 
acertada es la que tiene que ver con el origen de la teoría de los conceptos 
indeterminados  y  la  distinción  con  la  discrecionalidad  es  la  planteada  por 
Otto  Bachof,  que  divide  a  los  conceptos  jurídicos  indeterminados  en 
conceptos  de  valor  (Wert  Begriffen)  y  los  conceptos  de  experiencia 
(Erfahrungs Begriffen).
194
 
 
Conceptos de valor: 
Estos  no  responden  al  principio  de  unidad  de  solución  justa,  pues  cabría  la 
posibilidad de que su aplicación a un mismo supuesto,  diversos aplicadores 
pudieran  llegar  a  soluciones  diversas  pero  igualmente  sostenibles.  Ello 
radicaría  en  la  esencia  de  unos  conceptos  que  remiten,  precisamente,  aun 
juicio valorativo del propio aplicador de la norma. 
 
Respecto a los conceptos jurídicos indeterminados de valor, no se controlan 
únicamente por la apreciación de los hechos, sino que implican juicios, como 
su  nombre  lo  indica,  de  valor,  que  pueden  ser  técnicos,  políticos.  En  este 
caso  proporciona  a  decisoria  apreciación  por  parte  de  la  Administración 
Pública, una cierta presunción a favor de su juicio (realizado con fundamento 
en los medios  técnicos y de criterios políticos,  que solamente apartados del 
ordenamiento jurídico, pueden ser controlados y variados por el juez).
195
 Este 
                                                           
193
 HENKE, Horst Eberhard, La cuestión de hecho: el concepto indeterminado en el derecho 
civil y su casacionabilidad, traducción de Tomas A. Banzahaf, colección ciencia del proceso 
n°66, EJEA, Buenos Aires, Págs.1-2. Cit. por TAMAYO YÁÑEZ, Sergio, Pág.49 
194 
 Ibídem, TAMAYO YÁÑEZ, SergioPág.50. 
195
  GONZALEZ  PEREZ,  Jesús,  y  la  Asociación  de  Derecho  Público  y  Administrativo  de 

165 
 
tipo  de  conceptos  es  aplicado  por  la  Administración  a  través  de  su  facultad 
discrecional  observando  cómo  se  hace  efectiva  la  limitante  en  cuanto  a  la 
valoración que se realiza de un CJI que solo posee una solución. 
 
Conceptos de experiencia: 
Se  caracterizan  porque  en  ellos  sí  rige  el  principio  de  unidad  de  solución 
justa,  pero,  dada  la  dificultad  de  reconocerla-  con  seguridad  suficiente-  que 
se  deriva,  en  los  casos  dudosos,  de  los  límites  intrínsecos  a  los  que  está 
sometida  la  capacidad  cognitiva  del  aplicador  de  la  norma  restaría  en  su 
aplicación  un  inevitable  ámbito  de  juicio.
196
  Estos  se  ventilan  en  la 
apreciación de los hechos y la competencia del juez es ilimitada
197 
 
GARCIA  DE  ENTERRÍA  coincide  en  que  existen  los  conceptos  de 
experiencia  (incapacidad  para  el  ejercicio  de  sus  funciones)  o  de  valor 
(buena fe, justo)…
198
 
 
Podemos decir que en el CS y demás leyes aplicables en el CSSP, consiste 
una  mezcla  de  estos  tipos  de  concepto  debido  a  que  por  el  ámbito  de 
aplicación de la leyes en materia de salud, hay cierta terminología tal como lo 
refiere  CASADO  que  es  propia  de  la  ciencia  médica,  pero  a  su  vez  esa 
acción enmarcada en dichos conceptos como por eje
mplo “daño” “urgencia” 
poseen  su  connotación  médica,  por  lo  que  para  este  tipo  de  conceptos 
requiere de conocimiento técnico de una materia o ciencia en específico, que 
                                                                                                                                                                      
Costa  Rica,  Revista  Iberoamericana  de  Derecho  Público  Administrativo,    año  7,  número  8, 
2007, Pág.323. 
196
  Ibídem,  TAMAYO  YÁÑEZ,  Sergio,  Cit.  por  BACIGALUPO,  Mariano,  La  Discrecionalidad 
Administrativa:  Estructura  Normativa,  Control  Judicial  y  Límites  Constitucionales  de  su 
Atribución, Marcial Pons, Madrid, 1997, Págs. 194. 
197
 Op.Cit. GONZALEZ PEREZ, Jesús, Pág.323. 
198 
CONSEJO GENERAL DEL PODER JUDICIAL, Eficacia, discrecionalidad y control judicial 
en el ámbito administrativo, Rama, Madrid, 1995, Pág.105. 

166 
 
nos permite entender el contenido del mismo su aplicación y el momento en 
se  causó  o  origino  el  hecho  a  este  concepto.  Pue
sto que la  “urgencia”,  por 
ejemplo no nace por sí sola, puesto que  por sí sola no tendría connotación ni 
relevancia  jurídica,  pero  al  aplicar  este  término  en  una  persona  que  se 
encuentra herida de bala  y es llevada a un centro  hospitalario,  este  término 
adquiere  relevancia  jurídica,  condicionada  por  la  conducta  de  un  fuente  de 
garante,  atender  al  paciente  le  corresponde  al  médico,  para  evitar  un  daño 
mayor, por lo tanto al analizar si dicha conducta del médico fue realizada solo 
se  evoca  a  una  solución  “atendió  la  urgencia  del  paciente”  o  no  atendió  la 
urgencia del paciente”, si lo hizo resguardo un bien jurídico y en la valoración 
del  legislador  nos  lleva  a  entender  que  existía  una  solución  justa,  y  si  no 
atendió  la  urgencia,  muy  probablemente  agravo  la  situación  médica  del 
paciente y en el peor de los casos su omisión o falta de cuidado ocasiono la 
muerte, por lo que en el análisis de este tipo de CJI, inmerso en un conducta, 
la  misma  se  vuelve  una  infracción  que  será  el  ente  encargado,  es  decir  el 
CSSP,  el  que  aplicará  una  sanción  administrativa  y  la  FGR  de  aplicar  una 
sanción penal, si el daño fuese irreparable. 
 
4.3. DIVISIÓN  DE  LOS  CONCEPTOS  JURÍDICOS  DETERMINADOS  E 
INDETERMINADOS. 
 
La  teoría  acerca  de  esta  Institución  de  Derecho  Público  y  más  de 
Derecho  Administrativo  es  reciente,  es  moderna  ha  sido  creada  para 
clasificar los conceptos jurídicos, para ver el grado en que la norma jurídica 
se  determina  en  relación  con  la  discrecionalidad,  antes  de  hablar  en  forma 
específica de los conceptos jurídicos indeterminados, es necesario, hacer la 
clasificación  que  da  origen  a  los  mismos  conceptos  jurídicos  se  dividen  en 
determinados e indeterminados. 
 

167 
 
La división que se hace en estos conceptos jurídicos es necesaria para poder 
identificar  las  características  específicas  de  cada  uno  de  ellos,  existe  un 
único  símil  entre  ellos  y  es  que  su  significado  tiene  en  un  momento 
determinado  relevancia  jurídica,  es  por  ello  que  nos  interesa  el  estudio  de 
esta división, en relación a su aplicación en el PAS. 
4.3.1.  Determinados. 
Estos  coinciden  con  las  facultades  regladas  ejercidas  por  el 
Administrador,  algunos  conceptos  jurídicos  se  definen  en  la  norma  jurídica, 
claramente. Estos son los conceptos jurídicos determinados directamente. 
 
En estos conceptos, ha sido determinada en forma satisfactoria su contenido 
y ha sido precisada su significación por la norma y al definirlos, lo toma como 
suyos; algunas veces el concepto jurídico de terminado es el mismo dado por 
la experiencia vulgar o la científica y otras veces es distinto al admitido por la 
sociedad o en la ciencia. 
 
Cuando la definición hecha en la norma es igual a la común o la científica o 
técnica,  se  debe  tener  en  cuenta,  la  forma  en  que  se  ha  determinado  el 
concepto,  la  que  pudo  hacerse  por  el  ordenamiento  jurídico,  explícito  o 
implícitamente,  la  primera  se  denomina  formulación  expresa  del  concepto, 
que  está  más  o  menos  de  acuerdo  con  los  criterios  sociales  o  técnicos 
extrajurídicos, contribuyendo muchas veces la jurisprudencia a que se perfile 
dicho concepto. 
 
Cuando  el  concepto  dado  por  la  norma  jurídica  no  está  de  acuerdo  con  los 
anteriores criterios, pero se entiende en forma implícita, debe de entenderse 
el  mismo,  de acuerdo al  examen hecho al  ordenamiento  jurídico, es  decir a 
los institutos jurídicos, que sirven de marco legal a la sociedad, esta clase de 

168 
 
conceptos, no tienen otro sentido que el definido por la norma: es susceptible 
de descomposición en sus diversos elementos. 
 
4.3.2.  Indeterminados  
Los  CJI  anteriormente  se  confundían  con  la  discrecionalidad,  pero 
ambas  instituciones  tienen  diferencias  substanciales,  estos  conceptos  los 
encontramos en todos los cuerpos legales que pertenecen a distintas ramas 
del Derecho, el contenido de los Conceptos Jurídicos Indeterminados hacen 
a la norma jurídica flexible y permiten que en determinado caso concreto, al 
que  aplica  el  precepto  legal  le  dejan  libertad  para  apreciar  la  medida  que 
debe  dictarse  para  resolver  el  conflicto  surgido  entre  los  particulares  y  la 
Administración, para ser más específica, ya que la ley no ha previsto el caso 
taxativamente. 
 
Como  ejemplo  de  CJI  tenemos  las  siguientes  expresiones:  interés  público, 
buen  padre  de  familia,  orden  social,  orden  público,  buena  administración, 
casos especiales, circunstancias excepcionales, etc. 
 
Según  algunos  autores  a  estos  conceptos  se  les  denomina  también 
"conceptos imprecisos", "conceptos generales", de ámbito amplio", conceptos 
elásticos",  etc.,  la  discrecionalidad  y  los  CJI  tienen  algo  en  común  y  es  el 
hecho de que ambos tienen un ámbito que la ley no puede determinar; ahora 
bien, hay algo que diferencia a la discrecionalidad y a los  CJI y es que este 
se competa con nociones extrajurídicas ya técnicas, ya científicas. 
 
Los CJI llevan imbíbita una valoración deseada por la ley, por lo que se hace 
necesario  hacer  uso  de  la  teoría  general  de  la  interpretación,  al  hacerse  el 
proceso  de  integración  de  un  CJI  constituye  un  juicio  de  valor,  un  juicio  de 

169 
 
estimación,  de  comprobación,  tomando  en  cuenta  circunstancias  reales 
aplicables  al caso concreto y de acuerdo al sentido jurídico  dado por la ley, 
dado el carácter reglado de dichos conceptos, le permite al intérprete llegar a 
una solución justa. 
 
En  los  CJI  el  intérprete  no  tiene  la  facultad  de  disponer  lo  que  considere 
justo,  oportuno  o  conveniente,  ni  puede  elegir  un  camino  entre  varios 
posibles,  sino  uno  solo,  el  que  señala  el  concepto,  lo  único  que  hay  que 
hacer  es  desentrañar  el  significado  de  dicho  concepto  y  hecha  la 
interpretación aplicarla al caso concreto. 
 
En  lo  que  coinciden  los  conceptos  jurídicos  indeterminados  y  la 
discrecionalidad  es el hecho  de  que  ambos dan origen  a  opciones  de  parte 
de  la  Administración,  en  el  primer  caso  tiene  una  sola  opción  y  en  el 
segundo, varias opciones para resolver el caso concreto. 
 
 
A  medida  que  el  Estado  de  Derecho  amplía  su  campo  de  acción 
interviniendo  con  mayor  fuerza  en  la  actividad  de  los  particulares,  a  su  vez 
trata  de  reducir  sus  facultades  discrecionales,  a  sus  justos  límites, 
rechazando  jurisprudencialmente  la  confusión  que  ha  existido  entre  la 
discrecionalidad y los conceptos jurídicos indeterminados. 
 
Concretizando 
podemos 
decir 
que 
actualmente, 
las 
potestades 
discrecionales  se  pueden  diferenciar  de  los  conceptos  jurídicos 
indeterminados de acuerdo a las circunstancias siguientes: 
 
a) El acto jurídico indeterminado en cualquier rama del ordenamiento jurídico, 
para aplicarse sólo permite una sola solución justa, el administrador no tiene 

170 
 
ningún  margen  para  escoger  entre  varias  determinaciones  posibles  en  su 
comportamiento,  porque  sólo  hay  una  que  responde  a  los  fines  señalados 
por la ley y se deja al funcionario público determinar este comportamiento; en 
cambio, en el ejercicio de una potestad discrecional, se permite la posibilidad 
de varias soluciones justas, siempre enmarcadas dentro del Derecho. 
 
b) El CJI tiene que respetar el procedimiento disciplinario en cuanto a elegir 
una única solución que tendrá que ser justa; en cambio en la discrecionalidad 
hay libertad de selección entre varias alternativas que son igualmente justas, 
ya que el poder discrecional es una elección de comportamiento, en el marco 
de una realización de valores. 
 
c)  Los  CJI  se  aplican  en  circunstancias  reales  determinadas,  en  la  que  no 
interviene  la  decisión  voluntaria  de  la  autoridad,  en  cambio,  en  la 
discrecionalidad, está la voluntad decisoria del aplicador de la norma jurídica. 
 
La  institución  de  los  CJI,  se  encuentran  en  todas  las  ramas  del  Derecho 
vigente,  es  decir  en  el  Código  Civil  (tiempo  razonable),  en  el  Código  Penal 
(otras circunstancias), etc., las facultades discrecionales, sólo en el Derecho 
Administrativo. 

Compartir con tus amigos:
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal