Facultad de humanidades y ciencias sociales competencias comunicativas I



Descargar 83,5 Kb.
Fecha de conversión19.01.2017
Tamaño83,5 Kb.
UNIVERSIDAD EAN

FACULTAD DE HUMANIDADES Y CIENCIAS SOCIALES

COMPETENCIAS COMUNICATIVAS I

Teoría Gramatical.

Documento de estudio

SUSTANTIVO

Clase de palabra que sirve para designar seres, personas o cosas que tienen existencia independiente, ya sea en la realidad, ya sea por abstracción o personificación. Todo aquello que se puede nombrar.


Se clasifican:

  • Sustantivos comunes y sustantivos propios.

  • Sustantivos individuales y sustantivos colectivos.

  • Sustantivos concretos y sustantivos abstractos.


Sustantivos comunes y propios

  • Comunes: designan cosas o personas de una misma clase: caballo, hombre, ciudad.

  • Propio: Son los que se aplican a una cosa o persona determinada: Babieca, Sócrates, Caracas.


Sustantivos individuales y colectivos

  • Individuales: en singular designan seres individuales: perro.

  • Colectivos: en singular denotan un número indeterminado: jauría


Sustantivos concretos y abstractos

  • Concretos: designan objetos independientes que pueden ser percibidos mediante los sentidos: Casa

  • Abstracto: designan objetos no independientes y que no se pueden percibir mediante los sentidos: Belleza, ya que es un objeto que no tiene existencia independiente, sino concretada en cosas bellas.


ADJETIVO
El adjetivo es aquella parte de la oración que se añade al sustantivo para calificarlo o determinarlo. El adjetivo califica al sustantivo agregándole una nota o cualidad, o bien determina la extensión en que debe tomarse su significado. Se divide en: adjetivos calificativos y adjetivos determinativos.

Adjetivo calificativo


Designa características del objeto.

Adjetivos determinativos


Dentro de esta categoría encontramos:


  1. Numerales.

  2. Demostrativos

  3. Posesivos

  4. Interrogativos y exclamativos.

  5. Relativos

  6. Indefinidos


Numerales: indican número determinado y se subdividen en:

  1. Cardinales: indican número sin otra asociación: uno, dos

  2. Ordinales: significa número o sucesión: el quinto, el primer alumno.

  3. Partitivos: significan fracción: medio, doceavo,

  4. Múltiplos: indican multiplicación: doble, triple, etc.

  5. Colectivos: designan como unidad un grupo determinado numéricamente: mil hombres

  6. Distributivos: el único distributivo castellano es el adjetivo sendos, que significa “uno para cada uno”. Reparta sendas porciones.


Demostrativos:

Aquellos adjetivos que indican la posición del sustantivo respecto al que habla o escucha: Este, ese aquel, (femeninos, plurales)



Posesivos


Los adjetivos posesivos indican pertenencia en relación con la primera, segunda o tercera persona: mí, mía, tuyo, tuya, suyo, nuestro, etc.

Interrogativos y exclamativos


Qué, cuánto, y cuál (solo interrogativo), son adjetivos interrogativos exclamativos. Constituyen indicios de la actitud del hablante.

Relativos


Remiten a lago dicho anteriormente en el discurso

  • Que: cuando tiene un antecedente adjetivo sustantivado por medio de artículo lo.

  • Cuyo.



Indefinidos


Nombran un objeto de manera vaga o imprecisa: algún, ninguna, algunos.

El número


Según el número, los adjetivos pueden estar en singular o en plural. Las reglas de formación del plurar son las mismas que para los sustantivos.
Niño rubio niños rubios

Discurso baladí discursos baladíes.



Apocope


Solo algunos adjetivos sufren apócope (pérdida de una o más letras finales), y lo hacen siempre cuando preceden al sustantivo:
Santo san

Bueno buen

Mal mal

Ciento cien, etc



El comparativo


  • Comparativo de superioridad: se forma con el adverbio más, seguido del adjetivo en grado positivo, seguido del nexo comparativo que: mas manso que

  • Comparativo de igualdad: se forma por medio del adverbio tal, seguido del adjetivo en grado positivo seguido del nexo comparativo como. Tan manso como.

  • Comparativo de inferioridad: se forma por medio del adverbio menos seguido del adjetivo en grado positivo del nexo comparativo que: menos manso que.



El superlativo


El superlativo se forma añadiendo el sufijo –ísimo. Así, lindo hace lindísimo, suave hace suavísimo.
Hay adjetivos que forman su superlativo añadiendo este sufijo a la raíz latina y no a la castellana: fiel – fidelísimo, amable – amabilísmo
Otros objetivos forman su superlativo mediante la adición del sujeto –érrimo (que se agrega a la raíz latina): pobre – paupérrimo (pobrísimo), miserable – misérrimo.
Puede ser absoluto, donde se indica el grado sumo de la realidad o también relativo, cuando el grado máximo o mínimo es con respecto a otros que poseen la misma cualidad.
Comparativos y superlativos irregulares


POSITIVO

COMPARATIVO

SUPERLATIVO

Bueno

Malo


Grande

Pequeño


Alto

Bajo


Mejor

Peor


Mayor

Menor


Superior

Inferior |



Óptimo

Pésimo


Máximo

Mínimo


Supremo o sumo

Ínfimo




EL ARTÍCULO
Es un subgrupo de la clase de los adjetivos. El artículo precede o se antepone obligatoriamente al sustantivo (tiene posición fija). Asimismo anuncia el género y número del sustantivo que lo sucederá.
Las... (sustantivo)

(femenino)

(plural)
Artículos determinantes

Según la gramática moderna son: el, la, los, las


Artículos indeterminantes

Un, una, unos, unas.


Uso del artículo con nombres propios geográficos

Con algunos sustantivos propios que designan países el uso del artículo es optativo, pero es preferible utilizarlo sin el artículo.


Argentina o La Argentina, Uruguay o El Urugay.
Hay nombres geográficos de ríos y montañas que suelen mencionarse con el artículo:
Los Andes, El Támesis, Los Apeninos.
Uso del artículo con nombres propios de persona

Algunos apellidos mujeres famosas llevan el artículo antepuesto (nunca delante del nombre).


La Callas fue una soprano legendaria
Para mencionar a todos los integrantes de una familia:
los Domínguez

los Pérez

los Alonso
Uso del artículo el delante de sustantivos femeninos

Delante de sustantivos femeninos que comienzan con /a/, /ha//, se coloca la forma el del artículo(por razones de eufonía).


El águila pero las águilas.

El hecha pero las hachas

El haya pero las hayas
La forma neutra lo

Los adjetivos pueden sustantivarse por medio de la anteposición de la forma lo a la forma masculina del adjetivo


Lo bueno

Lo grotesco

Lo sublime
Las contracciones

Son la resultante de la unión de las preposiciones a o de y la forma masculina singular del artículo, con pérdida de e.


a + el = al

de + el = del


EL PRONOMBRE
El pronombre es una clase de palabras no descriptivas y de significación ocasional orientada por circunstancias lingüísticas
Yo hablo
El pronombre yo es sustantivo, ya que desempeña la función de sujeto.
Clasificación

Se pueden clasificar a los pronombres de la siguiente manera.


Pronombres demostrativos

Desde el punto de vista semántico, estos pronombres indican cercanía respecto de las tres personas gramaticales.


Este, esta, ese, esa.
Los pronombres demostrativos señalan su objeto indicando normalmente su distancia respecto de las tres personas gramaticales.
El padre del chico se personó en casa de doña Paca, y allí convino...
Allí significa “en casa de doña Paca”
Sobre la chimenea, nunca encendida, había un reloj de bronce con figuras, que no andaba, y no lejos de allí un almanaque americano.
Allí significa “la chimenea”.
Los demostrativos de lugar son: aquí, ahí, allí, aca, allá
Pronombres posesivos





1ª Persona

2ª Persona

3 Persona




SINGULAR

Mío

Mía


Tuyo

Tuya


Suyo

Suya


Un solo poseedor.

PLURAL

Míos

Mías


Tuyos

Tuyas


Suyos

Suyas


SINGULAR

Mi

Tu

Su

PLURAL

Mis

Tus

Sus

SINGULAR

Nuestro

Nuestra


Vuestro

Vuestra


Suyo

Suya


Varios poseedores

PLURAL

Nuestros

Nuestras


Vuestros

Vuestras


Suyos

Suyas


Los pronombres posesivos señalan a los sustantivos como pertenecientes a algunas de las personas gramaticales.
Pronombres relativos

El pronombre relativo remite a algo dicho en el discurso.


Que, donde, quien, cuando cual, como, cuyo, cuanto.
Ejemplo:
María tomo en los brazos al niño que dormía en su regazo

El pronombre que significa niño


Pronombres indefinidos

Los pronombres indefinidos señalan su objeto de manera vaga o general


Alguien cantará por mí

Alguien señala la persona que nombra de manera vaga e imprecisa.
Nada me importa ya

Nada señala su objeto de manera general
Observaciones

Quienquiera y cualquiera están compuestos por pronombres relativos
Quien

+ verbo querer



Cual
Sus plurales son: quienesquiera, y cualesquiera
El numeral uno/a también puede usarse como pronombre indefinido.
Uno de ellos seguramente lo hará
(uno equivale, en este caso, a alguno)
Formas Proclíticas y Enclíticas

Desde el punto de vista de su posición, los pronombres pueden ser enclíticos (si van pospuestos al verbo, formando con él una sola palabra) o proclíticos (si van antepuestos a la forma verbal)


En esa casa me despedí de él (forma proclítica)

En esa casa despedíme de él (forma enclítica)


Sería incorrecto decir.

Se olvidote/Te olvidóse



EL VERBO
El verbo es la parte de la oración que expresa actividad, pasión o estado. En las formas verbales hay dos partes claramente definidas: radical y terminación o desinencia. Radical es la parte fija, la raíz del vocablo se repite en todas las formas. La desinencia o terminación es la parte variable encargada de caracterizar cada una de las distintas formas. Las desinencias son iguales en los verbos pertenecientes a un mismo tipo regular. Los tipos regulares son tres y responde a los modelos am-ar, tem-er y part-ir.
La irregularidad verbal

Son los verbos que alteran su radical o desinencia en forma distinta a la conjugación regula correspondiente, pero no se consideran irregulares los que cambian alguna letra por cuestión ortográfica para conservar el sonido: tocar, toqué; vencer; venza; delinquir, delinca. Tampoco es irregular cambiar la i por la y al encontrarse esta letra entre vocales (creyó, en vez de creió)


Modos verbales

Indicativo: Es un conjunto de formas no marcadas, es decir: el hablante presenta el cumplimiento de la acción como algo seguro.
Ayer estudié matemáticas
Imperativo: Es la forma de la función verbal apelativa, exigente.
Canta tú.
Subjuntivo: Son formas absolutas del indicativo las que expresan un tiempo por sí mismas; o sea, sin relacionarlo con el tiempo expresado por otra forma verbal. Ejemplos
Salí anoche

Salgo mañana.

Saldré de paseo
Son formas relativas las que expresan un tiempo que está en relación con el tiempo expresado por otra forma verbal. Ejemplos:
Cuanto tu vengas, yo habré salido.

Saldré si vienes a buscarme
Tiempos verbales

Los tiempos son fundamentalmente tres: presente, si el hecho ocurre ahora; pretérito o pasado, si ha ocu­rrido antes, y futuro, si ocurrirá después.

Además, los tiempos pueden ser perfectos, si indi­can una acción que ya está terminada («he comido en casa de mi tía»); imperfectos, si la acción está reali­zándose y no se ha terminado aún («comía en casa de mi tía cuando tú llegabas»).

Son tiempos simples las formas verbales que constan de una sola palabra: cantaba, amaré, estudio; com­puestos, las formas que constan de dos palabras. Los tiempos compuestos se forman con el verbo haber —en el tiempo que corresponda— más el participio pasivo del verbo que se conjugue. Así, el pretérito perfecto del verbo amar es he amado. El presente de haber más el participio de amar.


ACTIVOS Y PASIVOS

La voz verbal es activa o pasiva, según que el sujeto se sienta como agente de una acción o como paciente de un proceso ejecutado por otro agente. Ejemplo:

Voz activa: Cristóbal Colón descubrió América.

Voz pasiva: América fue descubierta por Cristóbal Colón.


La voz pasiva se forma con el verbo ser. Se toma el tiempo correspondiente de este verbo más el partici­pio del verbo que se conjugue. Así, el presente de in­dicativo del verbo amar en voz pasiva equivale al pre­sente de indicativo de ser más participio pasivo de amar: soy amado. En algunos casos se utiliza también como auxiliar de la voz pasiva el verbo estar.

CLASIFICACIÓN DE LOS VERBOS

Los verbos se pueden clasificar en relación a tres criterios: según su naturaleza, por su conjugación y según el modo de expresar la acción.

1) Por su naturaleza pueden ser:

a) transitivos: llevar;

b) intransitivos: correr;

c) de estado: venir;



d) recíprocos: amarse;

e) impersonales: nevar.


2) Por su conjugación o flexibilidad pueden ser:

a) auxiliares: haber, ser;

b) regulares: amar;

c) irregulares: caber;



d) defectivos: soler.
3) Por el modo de expresar la acción pueden ser:

a) incoactivos (la acción que se inicia): por ejem­plo, anochecer.



b) frecuentativos (la acción que “se repite”): verbi­gracia, recorrer.
Verbos Pasivos

Como ya se ha dicho, a veces la acción se expresa en pasiva, es decir, en lugar de afirmar “el ingeniero diseñó la máquina”, se dice “la máquina fue diseñada por el ingeniero”. En el primero caso, el sujeto es activo, en tanto que en el segundo no desarrolla actividad alguna. Las conjugaciones de los verbos pasivos se constituyen con el verbo auxiliar ser, acompañado del participio del verbo de que se trate.



EL ADVERBIO
Adverbio es la parte de la palabra que comple­menta, modifica, define y precisa el significado del verbo, del adjetivo, de otro adverbio o de una oración completa.
Los adverbios se clasifican en:

  • Adverbios de tiempo (¿Cuándo?): Hoy, anteayer, ayer, mañana, anoche, anteanoche, ahora, otrora, an­tes, después, luego, entonces, tarde, temprano, pronto, presto, siempre, todavía, nunca, jamás, ya, aún, mientras, antaño, recién.

  • Adverbios de lugar (¿Dónde?): Cerca, lejos, alre­dedor, afuera, adentro, arriba, abajo, adelante, en­cima.

  • Adverbios de modo (¿Cómo?): Bien, mal, mejor, peor, así, apenas, quedo, adrede (las palabras termi­nadas en -mente son adverbios de modo: ligeramente, ágilmente, etc.).

  • Adverbios de cantidad (¿Cuánto?): Mucho, poco, más, muy, harto, demasiado, tanto, tan, menos, más.

  • Adverbios de duda: Acaso, quizá o quizás.

  • Adverbios de afirmación: sí, también, cierto, cier­tamente, seguramente, claro, verdaderamente.

  • Adverbios de negación: No, nunca, jamás, tampoco

  • Adverbios pronominales Relativos: Donde, adonde, cuando, como, cuanto.

  • Demostrativos: Aquí, acá, ahí, allí, allá. Interrogativos: Dónde, cuándo, cómo, cuánto.

  • Exclamativos: Cómo, cuánto.

  • Indefinidos: Mucho, poco, tanto, tan, cuanto, cuan, medio, muy.

Nótese que esta clasificación no es excluyente: allí, por ejemplo, es adverbio de lugar y, al mismo tiempo, pronominal demostrativo; jamás es adverbio de tiempo, de negación y también es un pronominal in­definido.


Se trata de una clasificación semántica, es decir, aquella en la que el sentido indica a qué clase pertenece cada adverbio.

Modos Adverbiales

Son conjuntos de palabras que cumplen la función de un adverbio. Son frases hechas que no admiten va­riantes.




  • A propósito (intencionadamente): «Llegó ense­guida, a propósito».

  • De buena gana (con gusto): «De buena gana me hubiera quedado a dormir».

  • Al galope (con rapidez): «Vino al galope».

  • A menudo (muchas veces): «Me olvido a menudo de llevarlo conmigo».

  • A carcajadas (mucho): «Reímos a carcajadas con esa película».

  • A hurtadillas (subrepticiamente): «Se deslizó a hur­tadillas».

  • A sabiendas (con conocimiento): «Lo hizo a sa­biendas».

  • A ciegas (sin ver): «Caminaba a ciegas».

  • A la buena de Dios (librado al azar): «Anda a la buena de Dios».

  • Al revés (mal): «Lo hace todo al revés».

  • De cuando en cuando (espaciadamente): «Lo veo de cuando en cuando».

  • A oscuras (sin luz): «Quedé a oscuras».


UNA PALABRA INVARIABLE

El adverbio es una palabra invariable, es decir, no tiene accidentes gramaticales. Se dice:

Estoy medio cansada.

adv. adj.

No debe confundirse el adverbio medio con el ad­jetivo medio:
El fin justifica el medio. adj.

Lo mismo ocurre en el caso de puro:

Lo hizo de puro tonta.

adv.


El aire puro de la mañana.

adj.


En el primer ejemplo, aunque se varíe el número del adjetivo, puro se mantiene invariable porque es adverbio:
Lo hicieron de puro tontas.
En el segundo caso, puro, al ser adjetivo, debe con­cordar con el sustantivo en género y número. Por lo tanto, al pasar el sustantivo al plural, se dice:
Los aires puros de la montaña.
USO DE LOS ADVERBIOS
Adelante - atrás - abajo
No pueden usarse con la preposición de. Por lo tanto, no debe decirse:

Iba adelante de todos.


La forma correcta sería:
Iba delante, de todos.
CONJUNCIONES


TIPO

NEXO

SIGNIFICACIÓN

COPULATIVAS

Y, (e), ni

Unen elementos u oraciones.

Función de unión.



DISYUNTIVAS

O, (u)

Uno de los elementos u oraciones excluye al otro.

Función de opción.



DISTRIBUTIVAS

ora...ora

ya...ya


bien...bien

Unen elementos u oraciones que alternan.

Función de equivalencia



EXPLICATIVAS

O sea, es decir,

La segunda oración o elementos aclara el primero.

Función aclaratoria.



ADVERSATIVAS

Pero, mas, sino, antes bien, sin embargo, no obstante.

Contraponen dos o más elementos u oraciones.

Función oposición.



YUXTAPUESTAS

Corre, salta, vuela

Unen elementos u oraciones mediante una coma.

Función de igualdad.



CAUSALES

Porque, ya, pues, como, que

Explican la causa de la acción principal.

Función de causalidad.



CONSECUTIVAS

Luego, asó que, por tanto, conque

Expresan la consecuencia que liga a dos oraciones.

Función de consecuencia.




PREPOSICIÓN
La preposición introduce un modificador articulado como complemento, es decir, formado por subordinante (preposición) + término. Las preposiciones pueden subordinar sustantivos, adjetivos y adverbios a otros sustantivos, adjetivos o adverbios, a verbos e incluso otra clase de palabras.

Las preposiciones castellanas son: a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, sin, so sobre, tras


Una relación de subordinación

Casa de piedra

nexo subordinativo
Nexos comparativos

Como Es como yo

Cual Inteligente cual tú

Que Más ordenado que yo

Según Según él, según yo.

INTERJECCIÓN

La interjección expresa estados de ánimo. Se trata de partículas que aveces equivalen a toda una oración, por lo cual suele llamárselas también palabras oracionales.


Ejemplo:


  • ¿Comprendes?

  • ¡Bah!

Desde un punto de vista semántico, las interjeccio­nes expresan:

— admiración: ¡ah! ¡huy! ¡oh!

— duda o menosprecio: ¡bah! ¡aja! ¡quia!

— dolor: ¡ay! ¡huy!

— saludo: ¡hola!

— impaciencia: ¡caramba!

— aliento: ¡ea! ¡dale!

— desagrado: ¡aj! ¡puaf! ¡puf!

— cansancio: ¡uf!

Convencionalmente se utilizan las siguientes inter­jecciones:

Para animar a las bestias: ¡Arre! Para ahuyentar gatos: ¡Zape! Para espantar animales: ¡Fuera!

Hay, además, una larga serie de palabras —sustan­tivos, adjetivos o verbos— que, usadas como inter­jecciones, pierden su contenido semántico inicial y ad­quieren otro.

Ejemplo:

¡Al diablo! ¡Vaya! ¡Por Dios! ¡Virgen Santa! ¡Por mil bombas! ¡Rayos y truenos!

Ocurre lo mismo con algunas oraciones:

¡Qué tal! ¿Qué me dice? ¡Váyase al diablo!



SIGNOS DE PUNTUACIÓN
Coma (,): Se usa para:

  1. Para separar palabras que integran una enunciación.

  2. Para indicar la omisión del verbo.

  3. Para contener el vocativo.

  4. Para separar oraciones cortas (proposiciones), vinculadas por el sentido y la forma.

  5. Para contener elementos explicativos o incidentales.

Punto y coma (;). Se usa para:



  1. Separar proposiciones de una misma oración, sobre todo cuando ya se han usado comas dentro de las proposiciones.

  2. Antes de las conjunciones adversativas: mas, pero, sin embargo, no obstante, etc., cuando la pausa es fuerte.

Punto (.). Se usa para:



  1. Para separar oraciones.

  2. En las abreviaturas.

Dos puntos (:). Se usa para:



  1. Antes de una explicación, resumen o consecuencia de algo dicho anteriormente.

  2. Antes de una cita textual.

  3. Después de las expresiones decreta, informa, resuelve, certifica, etcétera.

Puntos suspensivos (...)



  1. Para dejar en suspenso la oración de manera tal que se adivine lo demás, o porque ya se le da por conocido.

  2. Para indicar una pausa o silencio más o menos prolongado.

  3. Para indicar que una oración ha quedado truncada.

  4. Para indicar las partes omitidas de un texto.

  5. En los textos literarios, en lugar de etcétera, por considerar que esta palabra es poco elegante.

Comillas (“ “)


Las comillas se utilizan para encerrar el título de una disertación o de una conferencia, o de artículos de diarios y revistas. Así, por ejemplo: el conferencista disertó sobre “El teatro latino y su influencia en el teatro clásico francés”.
También se emplean para encerrar fragmentos de obras escritas y para resaltar el valor de una palabra.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal