Facultad de educación y humanidades escuela profesional de educación programa de habilidades fonológicas basado en el enfoque significativo utilizando material concreto mejora el desarrollo de la lecto-escritura en niños de 5 AÑos de la I



Descargar 4,09 Mb.
Página1/14
Fecha de conversión15.03.2017
Tamaño4,09 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

FACULTAD DE EDUCACIÓN Y HUMANIDADES

ESCUELA PROFESIONAL DE EDUCACIÓN
PROGRAMA DE HABILIDADES FONOLÓGICAS BASADO EN EL ENFOQUE SIGNIFICATIVO UTILIZANDO MATERIAL CONCRETO MEJORA EL DESARROLLO DE LA LECTO-ESCRITURA EN NIÑOS DE 5 AÑOS DE LA I.E. N° 1841 DEL BARRIO CRUZ BLANCA DE LA LOCALIDAD DE OTUZCO, EN EL AÑO 2015.

PROYECTO DE INVESTIGACION PARA OPTAR EL TÍTULO PROFESIONAL DE LICENCIADA EN EDUCACIÓN INICIAL

AUTORA:

KAREN GERMÁN DE LA CRUZ
ASESOR:

MG. AMADEO AMAYA SAUCEDA
TRUJILLO – PERÚ

2016

ÍNDICE

Pág.


  1. TITULO DE LA TESIS 01

  2. CONTENIDO 02

  3. INTRODUCCION 03

  4. PLANTEAMIENTO DE LA INVESTIGACION 11

4.1. Planteamiento del problema 11

a) Caracterización del Problema 11

b) Enunciado del Problema 14

4.2. Objetivos de la Investigación 14

4.3. Justificación de la Investigación 15



  1. MARCO TEÓRICO Y CONCEPTUAL 17

5.1. Antecedentes 17

5.2. Bases teóricas de la investigación 25

5.3. Hipótesis 57


  1. METODOLOGÍA 59

6.1. Diseño de la investigación 59

6.2. Población y muestra 60

6.3. Definición y operacionalización de las variables 61

6.4. Técnicas e instrumentos 62

6.5. Plan de análisis 64

6.6. Matriz de consistencia 66



  1. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 68

  2. ANEXOS 74

3. INTRODUCCIÓN

El desarrollo fonológico es un proceso complejo, que comienza desde el nacimiento, con la emisión de los primeros sonidos y continúa paulatinamente hasta los 6 ó 7 años, momento en el cual dominan determinadas estructuras silábicas de consonantes (C) y vocal (V), como los agrupamientos CVC y CCV, además de las consonantes vibrantes.

Actualmente, existe un volumen considerable de estudios de investigación que coinciden en demostrar la importancia que tiene el conocimiento metalingüístico y, dentro de éste, el desarrollo de la conciencia fonológica en el proceso de acceso y adquisición del lenguaje escrito. Así pues, la importancia de las habilidades metalingüísticas y, en concreto, la capacidad de representación fonológica o de segmentación lingüística se justifica por la propia naturaleza alfabética de nuestro sistema de escritura, tal y como nos indican Jiménez Ortiz (2005), puesto que en los sistemas logográficos los signos representan directamente el significado, mientras que en los sistemas alfabéticos las representaciones gráficas u ortográficas transcriben los sonidos del lenguaje oral.

Por lo tanto, la conciencia fonológica se refiere a las habilidades fonológicas que tiene una persona para operar explícitamente con los segmentos o unidades lingüísticas. Existen varios niveles de conciencia fonológica siendo éstos los siguientes: rima y aliteración, conciencia silábica, conciencia intrasilábica. y conciencia fonémica. En opinión de Vernon (1998), ante esta diversidad de niveles para desarrollar la conciencia fonológica, utilizar un nivel de segmentación u otro depende de la naturaleza de cada lengua particular que, a su vez, impone restricciones al tipo de análisis que los niños pueden hacer sobre ella, de manera que la regularidad ortográfica tiene un efecto en las tareas de lectura y escritura.

Mientras que en lenguas como el inglés los niños pueden usar estrategias iniciales de lectura basadas en la memorización y la rima, y a partir de ellas establecer analogías para reconocer la palabra, en lenguas con ortografía más regular, como es el español, los niños pueden confiar en sus conocimientos sobre la correspondencia grafo-fonética, siendo su nivel de segmentación la sílaba y el fonema.

Por consiguiente, y basándonos en estos planteamientos, en nuestra investigación se diseñó un programa de desarrollo de la conciencia fonológica léxica, silábica y fonémica.

La siguiente propuesta educativa está centrada en la enseñanza de las habilidades fonológicas en el II ciclo de Educación Básica regular, ya que ésta es base fundamental para el desarrollo posterior al proceso de la lecto-escritura. La conciencia sonoro-gráfica es una habilidad que tiene el estudiante que desarrollar para reconocer los fonemas con sus respectivos grafemas. Desde nuestra práctica educativa observamos la necesidad de implementar nuevas estrategias para fundamentar el trabajo de la conciencia fonológica ya que los estudiantes presentaban problemas al momento de iniciarse con la lectoescritura porque el proceso de discriminación sonoro-gráfico no se ha desarrollado completamente.

En el ámbito educativo existe a nivel mundial grandes problemas en el entorno educativo, esto se visualiza en la situación de la lectura y escritura, esto ha traído como consecuencia un bajo rendimiento escolar.

Si hablamos a nivel de toda América latina, se presenta desde muchos tiempos atrás problemas de lecto-escritura en los educandos a pesar de la serie de cambios y puesta en marcha de varios programas de capacitación. Este problema radica que muchos planteles carecen de programa de lectura y escritura y de docentes poco capacitados, a esta área académica, por lo que se presenta entre otras un deficiente conocimiento en la importancia del desarrollo de las habilidades fonológicas y el aprendizaje inicial en la lectura y la escritura y que a su vez se constituye en un área de estudio didáctica, por ser una indagación sistemática para comprender o mejorar aspectos relacionados con la selección y estructuración de las ideas lingüísticas a enseñar o aprender.

En el Perú, es alarmante el número de niños con más de dos años de escolaridad que no sabe leer ni escribir. Según el Ministerio de Educación en el año 2013 (MINEDU, 2014), el 21% de los niños que había aprobado el 2° grado de primaria no sabe leer ni escribir. Mientras que entre los niños que habían aprobado 3°, 4° o 5° de primaria, la proporción que aún no contaba con estas habilidades era del 8.3%. Dentro de este panorama es lamentable que en las zonas rurales y entre las zonas más pobres, el porcentaje de niños analfabetos sea aún mayor, alcanzando el 34% y el 37% respectivamente)

En el informe de los resultados de la Evaluación Censal de los Estudiantes, aplicadas a nivel regional al segundo grado del nivel primaria en el área curricular de Comunicación, se observa un alto porcentaje de estudiantes 39,3% se encuentran en el nivel 1, lo que significa que están en proceso de logro de sus aprendizajes esperados, mientras que un preocupante y alarmante porcentaje (29,7%) se encuentran debajo del nivel 1; es decir que en su gran mayoría los estudiantes no logran los aprendizaje esperados para el grado.



Por otro lado, el último informe de la evaluación internacional de logros educativos realizada por PISA en el 2001 a estudiantes de 15 años en el sistema escolar público y privado, reveló que el Perú salió último entre los 41 países participantes en todas las evaluaciones (Cueto, 2003). En la evaluación PISA se puso énfasis en comprensión de lectura. (Unidad de Medición de la Calidad, 2001). Estos estudiantes tienen serias dificultades para emplear la lectura como una herramienta eficaz para ampliar y acumular sus conocimientos y destrezas en otras áreas.

Es principal comprender que la lectura no sólo implica la capacidad para descifrar o reconocer grafías o la velocidad lectora sino que lleva consigo procesos que son determinantes. Entre ellos, se encuentra la capacidad de atención, de darle significado y sentido a las palabras, de análisis y síntesis, de discriminación, de percepción visual y auditiva y de conciencia fonológica (Molina, 1995). Estas habilidades son importantes para el aprendizaje escolar que requiere atención, tanto por parte de los profesores como por parte de la familia, ya que la falta de ellas y su detección tardía con frecuencia problemas directos a los alumnos como dificultades en la organización de ideas, de inferencia, de síntesis e incapacidad de estructurar los propios textos escritos (Bravo, 2004).

A nivel de la institución educativa, se aplicó un test (adaptado por la autora) del cual se encontró que el 86.35% de los niños de la muestra no son capaces de discriminar fonemas que componen una palabra, identificar las letras, segmentar palabras en sílabas, de identificar palabras que rimen, no pronuncian clara y correctamente los sonidos de las palabras Esto indicaría que más de la mitad de la población evaluada se encuentra en un estadio elemental de conciencia fonológica.

Debido a que los procesos psicolingüísticos, entre ellos la conciencia fonológica, se desarrollan en los últimos años de la Educación Inicial (Bravo, Villalón y Orellana, 2002) es importante indagar sobre las habilidades fonológicas de los niños de educación inicial.

Del mismo modo, el contexto próximo familiar en que los niños están inmersos, condiciona el manejo y el interés por la lectura, pues la mayoría de padres provienen de la zona rural, con bajo nivel cultural y socio económico. Según Entwistle y Alexander (1988, mencionado en Muñoz, 2002) el nivel socioeconómico es uno de los predictores más fuertes de las diferencias en el desempeño de los niños durante el primer año escolar, ya que la pobreza puede afectar el desarrollo del lenguaje, el acceso a una educación de calidad y la salud física o psicológica del niño.

De acuerdo a lo planteado anteriormente, se puede afirmar que la lectura es una de las herramientas fundamentales para el desarrollo personal y profesional. Para ello, el niño durante la etapa preescolar debe desarrollar algunos procesos cognitivos y psicolingüísticos que son cruciales para el aprendizaje de la lectura.

Lamentablemente, como se ha mencionado anteriormente, las investigaciones en el campo de la lectura en alumnos peruanos y específicamente en nuestra región revelan que no se está formando niños lectores. Por ello, el estudio y su influencia en el nivel inicial de la lectura y escritura es fundamental para elevar el nivel de comprensión lectora.

De acuerdo a lo anteriormente señalado, el propósito del presente trabajo es contribuir al conocimiento de la caracterización de las habilidades fonológicas en niños de 5 años, planteando la interrogante básica del trabajo: ¿En qué medida el programa de habilidades fonológicas basados en el enfoque significativo, utilizando material concreto mejora el desarrollo de la lecto-escritura en niños y niñas de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la ciudad de Otuzco, en el año 2015?.

Esto nos lleva a formular como Objetivo general: Determinar en que medida el programa de habilidades fonológicas basados en el enfoque significativo, utilizando material concreto mejora el desarrollo de la lecto-escritura en niños y niñas de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la ciudad de Otuzco, en el año 2015.

Como Objetivos Específicos

Determinar el nivel actual del logro de habilidades fonológicas en el área de Comunicación en niños y niñas de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la ciudad de Otuzco, en el año 2015.

Diseñar y aplicar el Programa Educativo de habilidades fonológicas basado en el enfoque significativo, utilizando material concreto en la mejora del desarrollo de la lecto-escritura en niños y niñas de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la ciudad de Otuzco, en el año 2015.

Determinar en qué medida la mejora el Programa de habilidades fonológicas basado en el enfoque significativo, utilizando material concreto mejora del desarrollo de la lecto-escritura en niños y niñas de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la ciudad de Otuzco, en el año 2015.

Comparar los resultados de la aplicación del programa de habilidades fonológicas y la comprensión de lectura y escritura en niños y niñas de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la localidad de Otuzco, en el año 2015. (pre y post test)

La presente investigación se justifica:



Las habilidades fonológicas forman parte de la conciencia metalingüística y se ha comprobado estas son de gran importancia en el aprendizaje del lenguaje escrito. A su vez estas habilidades se van desarrollando con el tiempo y en relación con el contacto sistemático con la lectura y la escritura.

Se sabe que hay un orden en la complejidad de las tareas fonológicas que los niños pueden resolver, pero aún la secuencia evolutiva no es clara (Defior, 1996).

Por otro lado algunas son previas a la lectoescritura y otras se irían aprendiendo a que se aprende a leer. Por esto es muy importante relevar información acerca de cómo esta capacidad evoluciona desde que el niño ingresa a la etapa del nivel inicial, momento en el cual se desarrollan diferentes habilidades entre ellas la formación de su conciencia fonológica como base para la lecto-escritura.

De este modo será posible también realizar propuestas acerca de estrategias docentes que favorezcan desde el comienzo, y a lo largo del ciclo, un mayor conocimiento fonológico que ayude a prevenir dificultades en la adquisición de la lectoescritura y promueva un mejor aprendizaje en aquellos niños que no las presentan.

Asimismo la presente investigación se justifica:

En el campo teórico porque se va a incorporar conocimientos referentes al uso de las habilidades fonológicas para desarrollar capacidades de lecto-escritura, los resultados y conclusiones sistematizadas convenientemente.



En lo metodológico, la investigación permite validar un conjunto de estrategias basadas en los juegos con habilidades fonológicas vivenciales y de manejo de sistemas simbólicos, que enfatizan en la aplicación metodológica orientada a estimular el logro de capacidades comunicativas.

En lo práctico, la investigación generará expectativas en el aula, debido a que permitirá tomar decisiones a nivel curricular, para fomentar técnicas, estrategias alternativas, las cuales son creativas y lúdicas para mejorar el rendimiento académico en el área de Comunicación.

En consecuencia, La investigación se justifica porque debido a su rigor científico, metodológico y secuencialidad lógica, otros investigadores que pretendan realizar investigaciones en el aprendizaje de los niños, y sobre todo en el área de Comunicación, cuenten con un modelo o guía orientativa, además de servir como antecedente para otros estudios relacionados con el presente estudio ya que hay pocas investigaciones sobre las habilidades cognitivas y la lectura inicial en el Perú, lo cual sería fundamental para mejorar la enseñanza de ésta en la población infantil.



Por todo ello es que consideramos que esta investigación es viable.

4. PLANTEAMIENTO DE LA TESIS

    1. Planteamiento del problema

  1. Caracterización del Problema

En el ámbito educativo existe a nivel mundial grandes problemas en el entorno educativo, esto se visualiza en la situación de la lectura y escritura, esto ha traído como consecuencia un bajo rendimiento escolar.

Si hablamos a nivel de toda América latina, se presenta desde muchos tiempos atrás problemas de lecto-escritura en los educandos a pesar de la serie de cambios y puesta en marcha de varios programas de capacitación. Este problema radica que muchos planteles carecen de programa de lectura y escritura y de docentes poco capacitados, a esta área académica, por lo que se presenta entre otras un deficiente conocimiento en la importancia del desarrollo de las habilidades fonológicas y el aprendizaje inicial en la lectura y la escritura y que a su vez se constituye en un área de estudio didáctica, por ser una indagación sistemática para comprender o mejorar aspectos relacionados con la selección y estructuración de las ideas lingüísticas a enseñar o aprender.

En el Perú, es alarmante el número de niños con más de dos años de escolaridad que no sabe leer ni escribir. Según el Ministerio de Educación en el año 2013 (MINEDU, 2014), el 21% de los niños que había aprobado el 2° grado de primaria no sabe leer ni escribir. Mientras que entre los niños que habían aprobado 3°, 4° o 5° de primaria, la proporción que aún no contaba con estas habilidades era del 8.3%. Dentro de este panorama es lamentable que en las zonas rurales y entre las zonas más pobres, el porcentaje de niños analfabetos sea aún mayor, alcanzando el 34% y el 37% respectivamente)

En el informe de los resultados de la Evaluación Censal de los Estudiantes, aplicadas a nivel regional al segundo grado del nivel primaria en el área curricular de Comunicación, se observa un alto porcentaje de estudiantes 39,3% se encuentran en el nivel 1, lo que significa que están en proceso de logro de sus aprendizajes esperados, mientras que un preocupante y alarmante porcentaje (29,7%) se encuentran debajo del nivel 1; es decir que en su gran mayoría los estudiantes no logran los aprendizaje esperados para el grado.



Por otro lado, el último informe de la evaluación internacional de logros educativos realizada por PISA en el 2001 a estudiantes de 15 años en el sistema escolar público y privado, reveló que el Perú salió último entre los 41 países participantes en todas las evaluaciones (Cueto, 2003). En la evaluación PISA se puso énfasis en comprensión de lectura. (Unidad de Medición de la Calidad, 2001). Estos estudiantes tienen serias dificultades para emplear la lectura como una herramienta eficaz para ampliar y acumular sus conocimientos y destrezas en otras áreas.

Es principal comprender que la lectura no sólo implica la capacidad para descifrar o reconocer grafías o la velocidad lectora sino que lleva consigo procesos que son determinantes. Entre ellos, se encuentra la capacidad de atención, de darle significado y sentido a las palabras, de análisis y síntesis, de discriminación, de percepción visual y auditiva y de conciencia fonológica (Molina, 1995). Estas habilidades son importantes para el aprendizaje escolar que requiere atención, tanto por parte de los profesores como por parte de la familia, ya que la falta de ellas y su detección tardía con frecuencia problemas directos a los alumnos como dificultades en la organización de ideas, de inferencia, de síntesis e incapacidad de estructurar los propios textos escritos (Bravo, 2004).

A nivel de la institución educativa, se aplicó un test (adaptado por la autora) del cual se encontró que el 86.35% de los niños de la muestra no son capaces de discriminar fonemas que componen una palabra, identificar las letras, segmentar palabras en sílabas, de identificar palabras que rimen, no pronuncian clara y correctamente los sonidos de las palabras Esto indicaría que más de la mitad de la población evaluada se encuentra en un estadio elemental de conciencia fonológica.

Debido a que los procesos psicolingüísticos, entre ellos la conciencia fonológica, se desarrollan en los últimos años de la Educación Inicial (Bravo, Villalón y Orellana, 2002) es importante indagar sobre las habilidades fonológicas de los niños de educación inicial.

Del mismo modo, el contexto próximo familiar en que los niños están inmersos, condiciona el manejo y el interés por la lectura, pues la mayoría de padres provienen de la zona rural, con bajo nivel cultural y socio económico. Según Entwistle y Alexander (1988, mencionado en Muñoz, 2002) el nivel socioeconómico es uno de los predictores más fuertes de las diferencias en el desempeño de los niños durante el primer año escolar, ya que la pobreza puede afectar el desarrollo del lenguaje, el acceso a una educación de calidad y la salud física o psicológica del niño.

De acuerdo a lo planteado anteriormente, se puede afirmar que la lectura es una de las herramientas fundamentales para el desarrollo personal y profesional. Para ello, el niño durante la etapa preescolar debe desarrollar algunos procesos cognitivos y psicolingüísticos que son cruciales para el aprendizaje de la lectura.

Lamentablemente, como se ha mencionado anteriormente, las investigaciones en el campo de la lectura en alumnos peruanos y específicamente en nuestra región revelan que no se está formando niños lectores. Por ello, el estudio y su influencia en el nivel inicial de la lectura y escritura es fundamental para elevar el nivel de comprensión lectora.

De acuerdo a lo anteriormente señalado, el propósito del presente trabajo es contribuir al conocimiento de la caracterización de las habilidades fonológicas en niños de 5 años.

  1. Enunciado del problema

¿En qué medida la aplicación del programa de habilidades fonológicas basados en el enfoque significativo, utilizando material concreto mejora del desarrollo de la lecto-escritura en los niños de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la localidad de Otuzco, en el año 2015?

    1. Objetivos de la investigación

      1. General

Demostrar que el programa de habilidades fonológicas basados en el enfoque significativo, utilizando material concreto mejora el desarrollo de la lecto-escritura en los niños de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la ciudad de Otuzco, en el año 2015.

      1. Específicos

  1. Determinar el nivel actual del logro de habilidades fonológicas en el área de Comunicación en los niños de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la ciudad de Otuzco, en el año 2015.

  2. Aplicar el Programa Educativo de habilidades fonológicas basado en el enfoque significativo, utilizando material concreto en la mejora del desarrollo de la lecto-escritura en los niños de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la localidad de Otuzco, en el año 2015.

  3. Determinar el nivel de influencia del Programa de habilidades fonológicas basado en el enfoque significativo, utilizando material concreto mejora del desarrollo de la lecto-escritura en los niños de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la ciudad de Otuzco, en el año 2015.

  4. Determinar si existe una relación positiva entre las habilidades fonológicas y la comprensión de lectura inicial y escritura en los niños de 5 años de la I.E. N° 1841 del barrio Cruz Blanca de la localidad de Otuzco, en el año 2014.

    1. Justificación.

Las habilidades fonológicas forman parte de la conciencia metalinguística y se ha comprobado éstas son de gran importancia en el aprendizaje del lenguaje escrito. A su vez estas habilidades se van desarrollando con el tiempo y en relación con el contacto sistemático con la lectura y la escritura.

Se sabe que hay un orden en la complejidad de las tareas fonológicas que los niños pueden resolver, pero aún la secuencia evolutiva no es clara (Defior, 1996).

Por otro lado algunas son previas a la lectoescritura y otras se irían aprendiendo a que se aprende a leer. Por esto es muy importante relevar información acerca de cómo esta capacidad evoluciona desde que el niño ingresa a la etapa del nivel inicial, momento en el cual se desarrollan diferentes habilidades entre ellas la formación de su conciencia fonológica como base para la iniciación de la lecto-escritura.

De este modo será posible también realizar propuestas acerca de estrategias docentes que favorezcan desde el comienzo, y a lo largo del ciclo, un mayor conocimiento fonológico que ayude a prevenir dificultades en la adquisición de la lectoescritura y promueva un mejor aprendizaje en aquellos niños que no las presentan.

Asimismo la presente investigación se justifica:

En el campo teórico porque se va ha incorporar conocimientos referentes al uso de las habilidades fonológicas para desarrollar capacidades iniciales de lecto-escritura, los resultados y conclusiones sistematizadas convenientemente.



En lo metodológico, la investigación permite validar un conjunto de estrategias basadas en los juegos con habilidades fonológicas vivenciales y de manejo de sistemas simbólicos, que enfatizan en la aplicación metodológica orientada a estimular el logro de capacidades comunicativas.

En lo práctico, la investigación generará expectativas en el aula, debido a que permitirá tomar decisiones a nivel curricular, para fomentar técnicas, estrategias alternativas, las cuales son creativas y lúdicas para mejorar el rendimiento académico en el área de Comunicación.

En consecuencia, La investigación se justifica porque debido a su rigor científico, metodológico y secuencialidad lógica, otros investigadores que pretendan realizar investigaciones en el aprendizaje de los niños, y sobre todo en el área de Comunicación, cuenten con un modelo o guía orientativa, además de servir como antecedente para otros estudios relacionados con el presente estudio ya que hay pocas investigaciones sobre las habilidades cognitivas y la lectura inicial en el Perú, lo cual sería fundamental para mejorar la enseñanza de ésta en la población infantil.



Por todo ello es que consideramos que esta investigación es viable.

2. MARCO TEÓRICO Y CONCEPTUAL

    1. Antecedentes

Para la ejecución de esta investigación, contamos con los siguientes estudios realizados en diferentes contextos, (internacional, nacional, regional y local) relacionados con el presente proyecto; los mismos que nos permitirán dar una mayor claridad y coherencia la investigación; de nuestra búsqueda en los centros documentales, bibliotecas e internet, hemos extraído los siguientes:

En el ámbito Internacional entre los trabajos de investigación que se relacionan con el nuestro tenemos los descritos a continuación:

Un estudio realizado por Jiménez, J. y Ortiz, M. (citados por Villalón, M. 2008) con un grupo de niños españoles prelectores, con edad promedio de 5 años y 6 meses, se observó un 91% de éxito en las tareas de conciencia silábica, un 56% en las tareas fonémicas que incluían vocales y un 34% para las tareas fonémicas que incluían consonantes. El fonema es una unidad particularmente difícil de abstraer por los niños prelectores, y por el contrario, es relativamente fácil para el niño antes de aprender a leer, segmentar las palabras en unidades silábicas debido a que constituyen unidades de articulación.

Por su parte, Borzone, A. (2000) efectuó estudios con niños hablantes de español y mostraron una progresión, de menor a mayor grado de complejidad, de las diferentes habilidades fonológicas medidas: identificación y producción de rimas, identificación del sonido final, identificación de sonido inicial y segmentación silábica.

Asimismo, Bravo, L. (2002), realizó en Chile un artículo con el objetivo de describir y analizar la Conciencia Fonológica de los niños preescolares y escolares básicos, como una “zona de desarrollo próximo” (ZDP) para el aprendizaje convencional de la lectura. En esta investigación se sostiene que los procesos cognitivos que componen la Conciencia Fonológica van a desarrollarse mejor si se trabajan previos al aprendizaje de la lectura y de ello dependerá el éxito o fracaso para aprender a leer. Además, manifiesta que se logrará el desarrollo de la Conciencia Fonológica cuando se consideren en la zona de desarrollo próximo tres aspectos: el nivel de desarrollo de algunos procesos cognitivos que son potenciales para la emergencia de otros más complejos, la intervención de un agente mediador que guía al niño para que eleve su nivel cognitivo al superior y cuando haya una relación dinámica de ajuste cognitivo entre ambos niveles, el potencial y el actual.

De igual forma Ehri, Nunes, Willows, Schuster, Yaghoub-Zadeh y Shanahan (2001) efectuaron un metaanálisis sobre 52 estudios, que aportaron 96 casos comparativos, entre grupos de intervención fonológica y grupos de control. Sus resultados señalan que el impacto de la instrucción fonológica fue significativo sobre la lectura y la escritura, beneficiándose tanto la decodificación como la comprensión lectura. Los autores concluyeron que los beneficios de la instrucción explícita en procesos fonológicos es más efectiva que otras formas alternativas para ayudar a los niños en la adquisición de la lectura y escritura. Esto vale tanto para niños de desarrollo normal como para niños con alto riesgo de fracasar en este aprendizaje, en quienes se mantuvo su efecto un tiempo después de la intervención. Igualmente, el efecto fue favorable cuando se compararon sus resultados en niños de NSE medio y de NSE bajo. Los resultados fueron más favorables cuando la instrucción no se limitó a estimular explícitamente el desarrollo fonológico mismo, sino también su aplicación concreta a la enseñanza de letras y palabras. Los autores también expresan que este impacto favorable de la instrucción fonológica explícita fue mayor en la edad preescolar y en Kindergarten.

También una investigación de seguimiento de 5 años, efectuada por Wagner, Torgesen, Rashotte, Hecht, Barker, Burgess, Donahue y Garon (1997: 475) desde el Kindergarten, confirmó esta relación entre los procesos de la conciencia fonológica y el aprendizaje de la lectura. Emplearon una batería múltiple con pruebas fonológicas variadas, tales como categorizar sonidos, eliminar sonidos, segmentar palabras, integrar sonidos en una palabra. También pruebas de nombrar letras y números. Sus resultados muestran que cada etapa del aprendizaje de la lectura está asociada en un grado diferente con estos procesos predictivos, los que también evolucionan a medida que el aprendizaje progresa. La conciencia fonológica apareció como el predictor principal. Los autores mencionados expresan que “las diferencias individuales en conciencia fonológica influyeron sustancialmente en las posteriores diferencias individuales de la lectura de palabras...”. Agregan que la influencia de las diferencias fonológicas de los niños no se limita a diferencias en la lectura inicial, sino que se extiende hasta cuarto grado. El entrenamiento fonológico en actividades de lenguaje oral que se realicen en Kindergarten y primer año puede ser continuado explícitamente con los componentes del lenguaje escrito, como un desarrollo que se prolonga.

Otros estudios muestran que la conciencia fonológica tiene también relación causal con el aprendizaje lector. Muestran que el entrenamiento de las destrezas fonológicas incipientes aumenta la capacidad para adquirir la lectura (Lundberg y Hoien 2001; Hernández-Valle y Jiménez 2001). Lonigan, Burgess, Anthony y Barker (1998) plantean que este entrenamiento puede efectuarse desde los dos o tres años de edad y sus resultados indican que el desarrollo de las habilidades fonológicas puede requerir instrucción formal o informal sobre las palabras impresas y conocimiento del alfabeto. También expresan que hay una relación establecida entre el desarrollo de los diferentes niveles de conciencia fonológica y las habilidades lectoras. Consideran que estas últimas no dependen del nivel general de desarrollo del lenguaje. Por su parte, Byrne, Fielding-Barnsley y Ashey (2000) afirman: “que el beneficio que recibieron los niños para leer como consecuencia de un entrenamiento específico en el desarrollo fonológico persistía seis años más tarde”. (p.659)

Finalmente, Herrera, L. y Defior, S. (2005), realizaron un estudio de una aproximación al proceso fonológico de los niños prelectores: conciencia fonológica, memoria verbal a corto plazo y denominación en 95 niños de educación inicial a los que midieron el conocimiento de las letras y distintas habilidades fonológicas. Los resultados ponen de manifiesto que la tarea de segmentación silábica es la mejor que han realizado los niños y que todas las pruebas correlacionaron con el conocimiento prelector. Por otra parte, las características fonológicas del lenguaje afectan a las habilidades de segmentación.

A nivel nacional tenemos que, en el proceso de búsqueda de información de las investigaciones realizadas que guardan relación directa con el estudio que se ha realizado no hemos encontrado, sin embargo para tener una referencia contextual presentamos los resultados de algunas experiencias que nos pueden orientar; así tenemos:

Asencio, C. & Cornejo (2009), quienes realizaron una investigación de tipo descriptivo y de diseño descriptivo comparativo, sobre los procesos fonológicos de simplificación en niños de 3 y 4 años sin dificultad de lenguaje, de una institución educativa estatal y de una institución privada de Lima metropolitana, en la que determinaron, al comparar niños de 3 y 4 años, que a mayor edad disminuye la presencia de procesos fonológicos en el habla. A los 3 años el proceso de sustitución se encuentra con mayor frecuencia, mientras que a los 4 años la estructura de la sílaba alcanzó su mayor porcentaje. Ellos basaron su investigación en los resultados de la aplicación del test para evaluar procesos de simplificación fonológica TEPROSIF, teniendo como objetivo determinar si existen diferencias significativas en los procesos de simplificación fonológica, teniendo como población 100 niños varones y mujeres de 3 y 4 años de instituciones educativas públicas y privadas.

Panca, N. (2004), realizó un estudio titulado “Relación entre las Habilidades Metalingüísticas y Rendimiento Lector en un grupo de alumnos de condición socioeconómica baja que cursan el primer grado de Educación Primaria”. Esta investigación, tuvo como objetivo general determinar si existe relación positiva y significativa entre las habilidades metalingüísticas y el rendimiento lector en un grupo de alumnos de condición socioeconómica baja, que cursan el primer grado de Educación Primaria. Se trabajó con una muestra de 111 alumnos de primer grado, 58 niñas y 53 niños de 6 y 7 años de edad. La investigación corresponde al método descriptivo y su diseño es transversal – correlacional.

Balarezo, P. (2007), realizó un estudio titulado “Nivel de Conciencia Fonológica en los niños y niñas de primer grado de Instituciones Educativas Públicas y Privadas del distrito de Pueblo Libre”.

Dicha investigación tuvo como objetivo general determinar si existen diferencias significativas en el nivel de Conciencia Fonológica en los niños y niñas de primer grado de Instituciones Educativas Públicas y Privadas del distrito de Pueblo Libre. El tipo de investigación es descriptiva y contó con una población conformada por 1189 niños de primer grado de primaria utilizando el Test de Habilidades metalingüísticas como instrumento para la recolección de datos, llegando a las siguientes conclusiones:

Existen diferencias significativas en nivel de conciencia fonológica en los niños y niñas de instituciones educativas públicas y privadas.

Los niños y las niñas de instituciones educativas privadas se ubican en un nivel sobresaliente de la habilidad de conciencia fonológica.

Los niños de ambos tipos de instituciones educativas presentan un nivel sobresaliente de conciencia fonológica.

El desarrollo de conciencia fonológica se ve estimulado por la intervención de los padres y de los profesores en la escuela.

Campos, F. (2004), realizó un estudio titulado “Desarrollar la expresión oral a través de sílabas y fonemas estimulando la conciencia fonológica en niños de 5 años de edad del C.E.I “María Auxiliadora” del distrito de Magdalena del Mar”.

El estudio tuvo como objetivo general fue mejorar significativamente el nivel de la expresión oral en el niño de 5 años de edad aplicando técnicas de Conciencia Fonológica.

El tipo de investigación fue científico – fáctico porque se basa en la observación y experimentación, pre-experimental porque esta investigación se trabaja con un solo grupo, aplicada o tecnológica porque todos los resultados del pre-test y post test serán contrastados en la realidad observada en niños de 5 años de edad. Para el recojo de datos utilizó la observación directa e indirecta, llegando a las siguientes conclusiones:

El programa de Estimulación y desarrollo de la Expresión Oral para niños de 5 años de edad es realmente efectivo y útil para el desarrollo de la Conciencia Fonológica.

Un número significativo de niños poseen deficiencias en la expresión debido a la falta de estimulación y el trato que reciben en casa.

Es posible mejorar la expresión oral de los niños a través de las actividades y la práctica de ejercicios.

Albarracín, Carranza & Meléndez (2011), quienes realizaron una adaptación del test para evaluar procesos de simplificación fonológica para uso de niños de 3 a 6 años de instituciones educativas privadas y estatales de Lima, con una población compuesta por 448 niños y niñas de 3 a 6 años estudiantes de inicial y primaria, con el objetivo de identificar sus procesos de simplificación fonológica. Obtuvieron resultados similares a la versión chilena, encontrándose que el TEPROSIF-R adaptado es confiable y válido para lograr los propósitos de la valoración de los PSF, y que las normas elaboradas son discriminativas y útiles.

Esta investigación fue de tipo correlacional y de diseño no experimental, transversal y descriptivo.

Gonzáles, M. & Zúñiga, K. (2010), realizaron una investigación de tipo básica y de diseño descriptivo comparativo, con la finalidad de caracterizar el proceso de simplificación fonológica en niños de 5 años que pertenezcan a diferentes colegios nacionales del distrito de Surco y así hacer los comparativos entre los grupos. La muestra estuvo conformada por 98 alumnos, a los cuales se les aplicaron los test de Melgar y el test para evaluar procesos de simplificación fonológica TEPROSIF- R. Los resultados arrojaron que la simplificación en estos niños, es la de la estructura silábica; asimismo, que existen características similares de simplificación fonológica entre los grupos.

A nivel local tenemos a Reyna, S. (2001), en su investigación titulada "Influencia de la Actividad Musical en el perfeccionamiento de la lectura y en el incremento del Vocabulario", experimentó con 54 niños del Centro de Aplicación de Educación Inicial “Antenor Orrego”, utilizando el Método Viso-motor-gnósico, llega a plantear las siguientes conclusiones:

* Los niños tuvieron un nivel de vocabulario muy bueno, al concluir el Programa de Actividades Musicales, esto quiere decir que en cada una de las canciones aprendidas fueron incorporando palabras nuevas y pronunciando cada vez mejor, lográndose un nivel alto en cuanto al desarrollo de su lenguaje.

* Al desarrollar el Programa de Actividades Musicales se obtuvo como resultado el mejoramiento en la pronunciación e incremento del vocabulario de los niños, y se tuvo en cuenta sus intereses.

* Los recursos materiales utilizados fueron los que más les agradaron a los niños, estimulando de esta manera la alegría de aprender cada día una nueva canción.


    1. Bases teóricas de la investigación

      1. Habilidades fonológicas

Para Márquez, J. & de la Osa, P. (2003), el término de habilidades fonológicas se refiere al conocimiento consciente de que las palabras están compuestas sub-unidades del lenguaje hablado: sílabas, unidades intrasilábicas y fonemas.

Defior, S. (2004). Sostiene que las habilidades fonológicas emergen gradualmente, de modo que desde los 4 años los niños pueden hacer juicios sobre las sílabas. A los 5 años pueden pensar sobre unidades de menor tamaño, las intrasilábicas, como el arranque y la rima, pero hasta el comienzo de la escolaridad formal (6-7 años) no son capaces de reflexionar sobre todas y cada una de las unidades más pequeñas, los fonemas. De hecho, existiría una secuencia universal en el desarrollo de la CF, que iría desde las unidades más grandes a las más pequeñas. Los niveles de conocimiento fonológico en la etapa preescolar son principalmente el resultado de las experiencias con el lenguaje oral (juegos orales de la primera infancia, interacción con sus compañeros de clase y con los adultos, incremento de vocabulario).



Desarrollo de la Conciencia Fonológica

Torgersen y Bryant en Pinzas (citado por Baldassari, L. 2010), manifiestan que: La conciencia fonológica se desarrolla lentamente en los niños porque el fonema es un concepto abstracto. Los fonemas no se oyen en el lenguaje oral de manera tal que podamos distinguirlos unos de otros, más bien los fonemas aparecen reunidos en unidades mayores tales como las sílabas, y es imposible separarlos sin alguna distorsión articular. Para los lingüistas esta es una coarticulación en la cual el sonido real de un fonema puede venir ligeramente dependiendo de que con cual vocal o consonante es coarticulado. Quiere decir que, para que el fonema pueda ser identificado por el niño se deberán tener en cuenta dos cosas: Primero, se necesita identificar la sílaba en que se encuentra y segundo, tener en cuenta que los sonidos variarán dependiendo de con qué vocal o consonante está coarticulado.

Por las razones antes mencionadas (Pinzas, J. 2007) manifiesta que: La conciencia fonológica aparece gradualmente durante los años de pre escolaridad, es decir, en los 3 a 5 años de edad, antes del aprendizaje de la lectura. A esta edad gran parte de los niños tendrían elementos básicos en ésta área durante sus estudios en el nivel inicial. Sin embargo el desarrollo de la conciencia fonológica se ve gradualmente estimulado cuando al niño se le enseña a leer (Pinzas 2007): Se infiere entonces que allí se daría la etapa donde el niño alcanzaría la conciencia explícita de la estructura fonológica del lenguaje o como otros autores lo denominan como conciencia fonémica.

Continuando con los fundamentos teóricos de Torgerson y Bryant, (citado por Pinzas 2007), que un primer nivel de conciencia fonológica se aprecia cuando el niño puede reconocer que los sonidos iniciales de tarro y toma son iguales. Un niño con un nivel ligeramente más profundo de conciencia es capaz de indicar que la palabra “col” está formada por tres sonidos (c-o-l) y no por uno solo.

Finalmente un niño con una conciencia fonológica más avanzada puede llevar a cabo tareas más difíciles como, por ejemplo, pronunciar separadamente los sonidos individuales de una palabra. Muchos niños logran ésta conciencia fonológica explícita después de haber empezado el aprendizaje formal de la lecto-escritura.

Para Owens, R. (2003), algunos niños de dos años de edad, demuestran que tienen cierta conciencia del sistema de sonidos, hacen rimas y juegan con los sonidos del lenguaje.

Sin embargo, la Conciencia Fonológica evoluciona con el tiempo, a la edad de cinco años aproximadamente podemos percibir en los niños el desarrollo del lenguaje hablado. Por ello, se puede afirmar que es el momento de máximo desarrollo del lenguaje, pues han adquirido la mayoría de ellos el suficiente conocimiento de grafemas, de sílabas y palabras; factores relacionados con el aprendizaje de la lectura y la escritura.

Debido a, estas características del desarrollo del lenguaje que presenta el niño, podemos concluir que posee un conocimiento de la fonología, pues, empieza a manifestar su capacidad para detectar y para producir rimas. Además, sabemos que el desarrollo de esta habilidad se ve estimulada por las diferentes actividades de aprendizaje de la lectura y la escritura a las que está expuesto el niño.



Procesos de Simplificación Fonológica

El desarrollo fonológico se adquiere de forma gradual y mientras esto sucede el niño va simplificando su habla para acercarse poco a poco más a los sonidos usados por el adulto. Para esto los niños utilizan procesos de simplificación a través de los cuales realizan procesos de eliminación, sustitución y asimilación de los sonidos más difíciles por unos más fáciles.

Pávez, Maggiolo y Coloma (2008) al elaborar el Test de los Procesos de Simplificación Fonológica, consideraron 8 procesos relacionados a la estructura de la silaba y de la palabra. 9 de asimilación, y 16 de sustitución.

Otorgaron una identificación para cada grupo de procesos.

E =Procesos relacionados a la estructura,

A= Procesos de asimilación,

S =Procesos de sustitución.

La Conciencia Fonológica

Aproximación al concepto de Conciencia Fonológica

La Conciencia Fonológica o Conocimiento Metafonológico es considerada una Habilidad Metalingüística, entendiéndose esta como la capacidad para reflexionar sobre cualquier aspecto del lenguaje, ya sea sintáctico, lexical, pragmático o fonológico.

La Conciencia Fonológica se da en todos los niveles del lenguaje oral e incluye el reconocimiento de palabras, rimas, segmentación silábica y la identificación de fonemas.

El término de Conciencia Fonológica, ha sido definido por muchos autores; entre algunas de las definiciones tenemos aquella que considera la Conciencia Fonológica como una capacidad para transformar los grafemas en sus correspondientes sonidos o fonemas (Puyuelo, 2003).

Clemente 2009 (citado por Camán, 2010), manifiesta que “la conciencia fonológica es un tipo de conocimiento metalingüístico que permite manipular conscientemente los fonemas que conforman las palabras de su lengua, darse cuenta de que las palabras están compuestas por unidades menores” (p. 23).

Jiménez y Ortiz (2000), manifiesta que “la conciencia fonológica consiste en tener conciencia y darse cuenta sobre cualquier unidad fonológica del lenguaje hablado. En este concepto prima la idea relacionada con el proceso de reflexión específica sobre los componentes fonológicos que constituye el lenguaje oral de su estructura” (p. 23)

Bravo (2006, p. 53) define a la conciencia fonológica como “la toma de conciencia de los componentes fonéticos del lenguaje oral y el dominio de diversos procesos que los niños pueden efectuar conscientemente sobre el lenguaje oral”. A su vez, Villalón (2008:88) postula que “la conciencia fonológica es una capacidad metalingüística o de reflexión sobre el lenguaje que se desarrolla progresivamente durante los primeros años de vida, desde la toma de conciencia de las unidades más grandes y concretas del habla, las palabras y sílabas, hasta las más pequeñas y abstractas, que corresponden a los fonemas.”

No cabe duda que la conciencia fonológica es la responsable del reconocimiento y manipulación de las unidades fonológicas del lenguaje hablado, lo que la convierte en una habilidad indispensable para el proceso de adquisición de la lecto-escritura (Jiménez y Ortiz, 2000 en Bravo, 2002). Esta habilidad metalingüística posee tres componentes básicos que son el factor rima, el factor sílaba y el factor fonema, siendo este último el más importante para el aprendizaje de la lecto-escritura.

En un sentido amplio, abarcaría las habilidades de identificar y manipular de forma deliberada las palabras que componen las frases u oraciones (conciencia lexical), las sílabas que componen las palabras (conciencia silábica), hasta llegar a la manipulación de las unidades más pequeñas del habla, los fonemas (conciencia fonémica).

En conclusión, concebiremos la conciencia fonológica, como aquella conciencia, que tiene cada persona sobre los sonidos de su propia lengua, lo que implica discriminaciones reflexivas; facilitando, de esta manera, el establecimiento de los patrones de correspondencia letra-sonido, implícitos en el proceso de lectura y escritura.

Ciertamente establecer el momento evolutivo en que emergen las habilidades metalingüísticas, de tipo fonológico, es un gran desafío por no haber absoluto consenso al respecto y porque no todas las habilidades siguen el mismo ritmo de adquisición y la misma demanda cognitiva. Villalón, M. (2008) sostiene que “los antecedentes recabados indican que la conciencia fonológica se manifiesta en niveles de complejidad creciente a través de la edad, en relación a dos dimensiones: la complejidad lingüística y las operaciones cognitivas. En términos de la complejidad lingüística, el desarrollo implica una toma de conciencia de unidades de sonido inicialmente más grandes y concretas hasta unidades cada vez más pequeñas y abstractas. En relación a las operaciones cognitivas, el desarrollo se caracteriza por un avance desde operaciones simples, como distinguir sonidos diferentes hasta omitir o agregar unidades fonológicas y en grado creciente de complejidad.” En consecuencia, la conciencia fonológica se adquiere paulatinamente, en primer lugar aparece la capacidad para manipular las palabras, luego las sílabas y, por último, los fonemas. Tradicionalmente se han señalado para el español dos unidades fonológicas: la sílaba y el fonema, la sílaba es la unidad que puede ser percibida directamente y producida en forma aislada, lo cual favorece que el niño se dé cuenta de su existencia más fácilmente. En cambio, las características acústicas propias de cada fonema, especialmente los consonánticos, se alteran obstaculizando la percepción aislada de ellos, lo que dificulta que los niños tomen conciencia de su existencia. Es a causa de estas características que el niño desarrolla primero la conciencia silábica, habilidad que posteriormente le permite tomar conciencia de que existen los fonemas, hecho fundamental para la adquisición de la lectoescritura. Los conocimientos de la rima y la sílaba tienen un desarrollo anterior al de los fonemas, y se adquieren antes del aprendizaje de la lectura.

Tal como lo señala Defior, S. (2000, p. 89) “no todas las tareas de manipulación fonológica entrañan el mismo nivel de dificultad, de manera que unas aparecen antes, mientras que otras emergen simultáneamente con el aprendizaje de la lectura”. La habilidad para segmentar en palabras y sílabas, para la producción y detección de rimas o sonidos iniciales y finales de las palabras, se desarrollan previamente a la lectura y facilitan su aprendizaje, no obstante, la consolidación de la toma de conciencia y manipulación de los fonemas se desarrolla junto con este aprendizaje.



Las bases neuropsicológicas de la conciencia fonológica

El desarrollo de la conciencia fonológica como habilidad metalingüística, al igual que otras habilidades antes mencionadas, está en íntima relación con el proceso de adquisición y desarrollo del lenguaje dado durante los primeros años de vida como proceso psicológico superior, mediado por la cultura y cuyo aprendizaje siempre es contingente: una adquisición que se da en el seno familiar, en ámbitos cercanos al niño, de manera no planificada e informal y es producto de la crianza.

El lenguaje es la materia prima de la lectura y de la escritura, y de la calidad de su desarrollo depende en gran medida el desarrollo de estas habilidades. El lenguaje es una de las funciones cerebrales superiores producto del aprendizaje fisiológico, entendida su adquisición como antes se mencionara, sólo en relación con el contexto intersubjetivo. En términos de Vigotsky, el lenguaje se conforma a partir de la ley de doble formación o de interiorización.

Es necesario trabajar las relaciones existentes entre lenguaje, conciencia fonológica y lectura a fin de explicarlas y dar cuenta de las mismas en la aparición de síntomas que en el proceso de aprendizaje formal tienen que ver con ellas.

Para avanzar en la comprensión de la relación entre lenguaje y habilidades fonológicas, es preciso caracterizar al primero a partir de los dos sistemas fundamentales que lo componen: el semántico y el fonológico- sintáctico (Azcoaga, J.y Peña, E. 2000). Se asocia a esto el planteo acerca de la doble articulación del lenguaje, cada una de las cuales “se conoce por un análisis de segmentación progresiva de las unidades hasta alcanzar la unidad mínima” (Peña, E. 2000) La primera articulación depende del significado y puede segmentarse en unidades que lo conservan: oración, sintagmas, palabras, monemas. La segunda articulación tiene que ver con la estructura y es funcional a la primera. Se segmenta en unidades como las oraciones, sintagmas, palabras, sílabas y fonemas, que a su vez están constituidos por rasgos

Componentes de la Conciencia Fonológica

La Conciencia Fonológica no se adquiere espontáneamente, sino, cuando el niño recibe la estimulación oportuna en un contexto adecuado. Gracias a ello, desarrollarán esta habilidad, pudiendo desenvolverse oportunamente en cada uno de los componentes de la Conciencia Fonológica.

Existen varias interpretaciones acerca de los componentes de esta habilidad, una de ellas, es la de Carrillo (1994), quien propone la existencia de dos componentes de la Conciencia Fonológica (Jiménez y Ortiz, 1995).

Sensibilidad a las similaridades fonológicas (sensibilidad a la rima, y contar, aislar o detectar la posición de fonemas).

Conciencia segmental (omitir o invertir fonemas)

Según Gómez, Valero y otros (1995), podemos considerar siete componentes referidos a esta habilidad:

Segmentación Silábica. Habilidad para segmentar las palabras en sílabas.

Supresión Silábica. Habilidad para manipular segmentos silábicos en operaciones de supresión.

Detección de Rimas. Identificación de rimas silábicas en posición inicial y final de una palabra.

Adiciones Silábicas. Habilidad para manipular segmentos silábicos en operaciones de adición.

Aislamiento de Fonemas. Aptitud para discriminar palabras en función de sus sonidos iniciales y finales.

Unión de Fonemas. Capacidad para manejar fonemas en actividades de análisis.

Conteo de Fonemas. Capacidad para manejar fonemas en actividades de síntesis.

Ferreiro, E. (2002) se pregunta acerca de la relación entre “unidades naturales”, o sea, disponibles en el hablante prealfabetizado, y “unidades del sistema alfabético de escritura”: el sistema alfabético de escritura se limita a reflejar unidades preexistentes o bien el sistema de escritura alfabético propone nuevas unidades que el hablante una vez alfabetizado va a considerar como “naturales”? Se orienta a considerar que la relación entre niveles de segmentación del habla y escritura es una relación dialéctica y no lineal.

“La comprensión del sistema de escritura exige un primer nivel de reflexión sobre la lengua. Gran parte de esa reflexión tiene que ver con las posibilidades de segmentar el habla. Las emisiones lingüísticas son segmentables, y el sujeto del que estamos hablando ya tiene experiencias prácticas de segmentación (4 años), pero las unidades del análisis lingüístico no son las suyas, porque esas son unidades teóricas que no preexisten al esfuerzo de conceptualización” (Ferreiro, E. 2002, p.226)

Importancia de la Conciencia Fonológica

Ferrer (citado por Baldassari, F. 2010) menciona que muchos niños, por lo general, experimentan dificultades en la adquisición de las destrezas iniciales de la lectura. Si se utiliza un método fonético o directo de enseñanza para iniciar en la lectura a un niño que no es sensible a la estructura fonológica del habla, la instrucción en el uso de las letras que representan los sonidos de las palabras, no tendrá mucho sentido para él. Más aún si se espera que el niño mismo vaya identificando qué sonidos se relaciona con determinados grafemas, aquellos sin esta sensibilidad fonológica no podrán darse cuenta de las regularidades en la relación entre sonido y letras.

Dada la gran importancia de las habilidades meta fonológicas para el aprendizaje de la lectura como según lo señalan Calvo y Carrillo (s/f) su desarrollo debe ser contemplado muy precozmente. Las actividades de reflexión fonológica temprana deben apoyarse en las habilidades con las que ya cuentan los alumnos, y entre ellos cabe destacar las de análisis silábico.

Del mismo modo manifiestan que la precocidad del desarrollo de ésta habilidad se debe a las propias características de la producción del lenguaje oral que se realiza a partir de las unidades de articulación que definen la sílaba. Inicialmente los niños adquieren la habilidad para separar las palabras en unidades silábicas siguiendo su orden articulatorio y pronto son capaces de aislar las sílabas iniciales o finales de las palabras y compararlas para averiguar si suenan igual o diferente. Es pues, sobre las bases de estas habilidades, proceso de reflexión sobre la fonología de las palabras que es posible iniciar el aprendizaje de la correspondencia entre las unidades silábicas y su forma escrita, de una manera comprensible para el aprendiz, Ferrer (citado por Baldassari, 2010).

Es importante resaltar que a pesar del énfasis que se pone al desarrollo de la conciencia fonológica y de las habilidades de decodificación y consecuentemente en la instrucción según el enfoque fonético se resalta la importancia de las actividades de lectura conectada y significativa. Así, la perspectiva adoptada parece más cercana a los enfoques balanceados. Para sustentar la importancia de la conciencia fonológica, Ferrer, G. (2007), cita diversos estudios empíricos donde se ha evidenciado la alta correlación entre la conciencia fonológica y el aprendizaje de la lengua en los primeros años.

Snow y Burns (citados por Ferrer, G. 2007) encontraron que la enseñanza orientada al desarrollo de la conciencia fonológica presenta considerables ventajas frente a otras propuestas instruccionales. Este tipo de enseñanza puede ser más efectiva cuando se enseña a los niños a manipular fonemas y letras, cuando la instrucción se concentra específicamente en uno o dos tipos de fonemas – en vez de múltiples fonemas y cuando se enseña a grupos pequeños.



Relación entre Conciencia Fonológica y el aprendizaje de la lecto-escritura
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal