Facultad de derecho



Descargar 119,74 Kb.
Ver original pdf
Página3/27
Fecha de conversión02.12.2019
Tamaño119,74 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27

CAPÍTULO 1                                                                                                                                                       
LA (IN)DEFENSA DE LOS PATRIMONIOS FIDEICOMETIDOS EN LOS 
CUATRO FALLOS RESUELTOS POR EL TRIBUNAL FISCAL
 
 
El presente capítulo tiene como propósito, exponer los cuatro casos que el Tribunal Fiscal ha 
resuelto sobre la materia hasta el momento. Con ello se pretende identificar la problemática en 
común que éstos presentan, así como las cuestiones y dudas que surgen al respecto. Asimismo
a  partir  de  dicho  análisis,  se  explica  por  qué  bajo  nuestra  posición  consideramos  que  los 
patrimonios fideicometidos se encuentran en una situación de indefensa.  
Siguiendo ese orden de ideas, en un primer apartado se expondrá la problemática fáctica del 
objeto de estudio, la cual claramente se ve reflejada en cuatro expedientes de cobranza coactiva 
resueltos  en  segunda  instancia.  En  estricto,  esta  problemática  se  exhibe  a  través  de  las 
apelaciones resueltas por el Tribunal Fiscal entre los años 2015 y 2016, éstas son: la RTF N° 2048-
10-2015, N° 772-4-2015, N° 2195-4-2015 y la N° 8147-8-2016. Estos cuatro casos se asemejan 
pues  retratan una misma fotografía, valga decir, el rechazo de  la Intervención Excluyente de 
Propiedad  que  un  fiduciario  plantea  dentro  de  un  Procedimiento  tributario  de  Cobranza 
Coactiva.  
En un segundo apartado se realizará una reflexión de los cuatro casos expuestos. El contenido 
de esta sección es la más sustancial, pues a partir de un análisis integral de la casuística ofrecida, 
se identificará la mayor dificultad que éstos arrastran. En otras palabras, lo que aquí se expone, 
es el problema jurídico que da pie a esta investigación. Con ello a fin de cuentas, se trata de 
explicar por qué en este trabajo se afirma que los patrimonios en fideicomiso se encuentran en 
indefensa,  ante  procedimientos  de  cobranza  coactiva  tributaria  seguidos  contra  el 
fideicomitente. 
Por último, en un tercer apartado, se expondrá el estado de la cuestión y otras consideraciones 
conexas  a  la  problemática.  A  partir  de  lo  cual,  se  intentará  mostrar  el  contexto  actual  y  las 
dimensiones del problema jurídico a tratar, con el objeto de que sirva para deliberar sobre los 
temas secundarios que tendrían que ser abordados aquí o de lo contrario en un futuro trabajo. 
Lo que a su vez permitirá definir tanto el marco conceptual, como los objetivos específicos de 
esta investigación. 
 
1.  Casuística y apuntes en torno a la problemática 
 
En esta sección se exponen cuatro procedimientos de cobranza coactiva resueltos en segunda 
instancia  por  el  Tribunal  Fiscal.  En  cada  caso  se  analizan  los  argumentos  invocados  por  los 
fiduciarios  en  la  formulación  de  los  recursos  de  Intervención  Excluyente  de  Propiedad,  y  los 
criterios  sostenidos  por  la  Administración  Tributaria  en  las  Resoluciones  que  los  resuelven. 
Aunque ciertamente, con un mayor énfasis se analiza el razonamiento del Tribunal Fiscal, dado 
que  competen  a  éste  el  conocimiento  y  resolución  en  última  instancia  administrativa  de  las 
apelaciones contra las Resoluciones de la Administración Tributaria. A partir de ello, se realizan 
en  cada  caso  las  observaciones  pertinentes,  y  se  puntualizan  además  las  semejanzas  y/o 
diferencias que se advierten entre éstos. La finalidad de esta primera pesquisa no es sino ampliar 
bajo  la  lupa,  el  espectro  del  objetivo,  entiéndase,  problema  jurídico.  Pues  solo  habiendo 

16 
 
“desmenuzado”  lo  debatido  por  estos  tres  actores,  estaremos  en  una  mejor  posición  para 
profundizar sobre algunas preguntas o incertidumbres surgidas en torno a la casuística.  
Ahora bien, cabe precisar que estos cuatro casos corresponden al universo de casuística hallada 
hasta el mes de agosto del 2017.
14
 Bajo este esquema, ello no implica decir que dicha casuística 
no pueda hacerse extensiva. Pues si bien esta investigación parte del análisis de estos cuatro 
expedientes tributarios de cobranza coactiva, es totalmente factible la existencia de otros que 
discutiendo la misma materia, escapen o hayan escapado del presente análisis debido a diversos 
factores. Por lo tanto, en el supuesto de  haberse  obviado alguna RTF (anterior o posterior a 
agosto de 2017), ello no implicaría algún inconveniente para la presente investigación. Pues lo 
más probable es que la SUNAT y el TF mantengan la misma posición así sostenida desde el 2015. 
 
Las Resoluciones del Tribunal Fiscal que a continuación se analizan pueden ser revisadas en el 
Anexo del presente trabajo. 
 
1.1.  Resolución del Tribunal Fiscal No. 2048-10-2015 
 
A  continuación  se  presenta  un  cuadro-resumen  que  detalla  los  actos  jurídicos  y 
procedimentales más importantes del Expediente de Cobranza Coactiva N° 0230060496675: 
 
Fecha de celebración del Fideicomiso: 
El  16  de  mayo  de  2006  se  elevó  a  Escritura 
Pública  y  el  25  de  julio  del  mismo  año  se 
inscribió en Registros Públicos. 
Fideicomitente:  
Veritas Edificaciones S.A.C.  
Fiduciario renunciante: 
Banco de Comercio 
Fiduciario sucesor: 
La  Fiduciaria  S.A.  (desde  el  07  de  octubre  de 
2010) 
Patrimonio fideicometido: 
Inmueble inscrito en la Partida Electrónica N° 
02285361 del Registro de Propiedad Inmueble 
de la Zona Registral N° II, Sede Chiclayo, Oficina 
Registral de Chiclayo 
Tipo de fideicomiso: 
Fideicomiso en garantía 
Fecha de inicio del Procedimiento de 
Cobranza Coactiva:  
(no se precisa) 
Deudor tributario: 
Veritas Edificaciones S.A.C. 
Fecha de la Resolución Coactiva que 
dispone el embargo: 
14 de abril de 2014 
Tipo de embargo: 
Embargo en forma de inscripción 
                                                           
14
  Nótese que, este trabajo se inició con la búsqueda preliminar de expedientes similares a lo resuelto en 
la RTF No. 8147-8-2016 (resuelta en setiembre de 2016). Así, al concluir la investigación inicial, en marzo 
del 2017, se logró identificar tres RTF semejantes a aquella -entre publicadas y no publicadas en la página 
web oficial del Tribunal Fiscal- y una Resolución Unipersonal que ha quedado excluida por motivos que 
más adelante se explicarán. 
 

17 
 
Patrimonio embargado: 
Inmueble inscrito en la Partida Electrónica N° 
11059059 del Registro de Propiedad Inmueble 
de la Zona Registral N° II, Sede Chiclayo, Oficina 
Registral de Chiclayo 
Fecha de interposición de la 
Intervención Excluyente de Propiedad 
ante el Ejecutor Coactivo:  
24 de setiembre de 2014 
Tercero interviniente: 
La Fiduciaria S.A. 
Formulada contra: 
SUNAT y la deudora 
La Resolución Coactiva que resuelve el 
recurso declaró: 
Inadmisible el recurso 
Fecha de Apelación: 
03 de noviembre de 2014 
El Tribunal Fiscal resolvió: 
Confirmar  la Resolución  Coactiva  que  declara 
inadmisible el recurso 
 
Como  se  indica,  éste  es  un  Procedimiento  de  Cobranza  Coactiva  seguido  contra  el 
contribuyente Veritas Edificaciones S.A.C. (en adelante, “Veritas” o “la deudora”). Resulta 
que  en  mayo  del  año  2006,  mediante  escritura  pública,  Veritas  celebró  un  contrato  de 
fideicomiso  con  el  Banco  de  Comercio.  La  primera,  en  tanto  propietaria  de  un  inmueble 
denominado UC 10335 del predio “El Potrero” ubicado en el distrito de Pimentel (inscrito 
en la Partida Electrónica N° 02285361), se  constituyó en fideicomitente, transfiriendo en 
fideicomiso  dicho  inmueble  al  Banco  en  calidad  de  fiduciario.  La  finalidad  de  dicha 
transferencia, según la cláusula tercera del contrato de fideicomiso, consistía en: desarrollar 
el  proyecto  inmobiliario  de  605
15
  unidades  inmobiliarias  como  parte  del  proyecto 
Inmobiliario  Condominio  Residencial  “Las  Garzas”;  la  independización  de  las  respectivas 
unidades; así como la suscripción de la escritura pública de transferencia de propiedad. En 
julio del mismo año, el contrato se inscribió en los Registros Públicos. 
 
Cabe  señalar  que,  el  15  de  diciembre  del  2006  se  logró  la  independización  de  la  partida 
electrónica del inmueble, en un total de 1220 lotes de  vivienda, un área  de asignación a 
educación,  4  parques  y  726  estacionamientos;  encontrándose  dentro  de  dichos  lotes  la 
registrada  en  la  Partida  Electrónica  N°  11059059  –inmueble  que  luego  la  SUNAT 
embargaría–. Años después, mediante escritura pública del 07 de octubre de 2010, el Banco 
(“fiduciario renunciante”) transfirió a La Fiduciaria, en su calidad de fiduciario sucesor, el 
fideicomiso  y  en  consecuencia  el  patrimonio  fideicometido;  asumiendo  este  último  los 
derechos,  obligaciones  y  potestades  correspondientes  a  su  calidad  de  fiduciario.  Esta 
renuncia del fiduciario original se inscribió respectivamente en la Partida N° 02285361 del 
inmueble. 
 
Ahora bien, en el 2014 se inició un Procedimiento de Cobranza Coactiva tributaria contra el 
contribuyente  Veritas.  Ante  la  falta  de  cancelación  de  la  deuda exigible  dentro  del  plazo 
establecido  y  a  efectos  de  asegurar  el  pago, el  Ejecutor  Coactivo ordenó  un  embargo  en 
                                                           
15
  Mediante  Escritura  Pública  de  la  Adenda  al  Contrato  de  Fideicomiso,  se  observa  que  se  procedió  a 
modificar las unidades inmobiliarias, siendo estas 493. 

18 
 
forma de inscripción sobre el inmueble inscrito en la Partida  Electrónica N° 11059059. Con 
fecha 21 de mayo de 2014, dicho embargo se inscribió en la partida registral. No obstante, 
el 24 de setiembre del mismo año, La Fiduciaria en su calidad de fiduciario y al amparo del 
artículo 120° del Código Tributario, presentó una Intervención Excluyente de Propiedad ante 
el  Ejecutor  Coactivo.  Mediante  este  recurso  solicitaba  intervenir  en  el  procedimiento, 
alegando que la medida cautelar contravenía lo dispuesto en el artículo 253° de la Ley de 
Banca; el cual en otros términos señala que el patrimonio fideicometido no responde por 
las deudas y obligaciones que  tenga el fideicomitente,  en este  caso  Veritas (la deudora). 
Asimismo, indicaba que al constituirse en fiduciario sucesor del Contrato de Fideicomiso en 
el  año  2010,  el  inmueble  embargado  le  había  sido  transferido  en  dominio  fiduciario  con 
anterioridad a que se dispusiera dicha medida cautelar. 
 
Sin embargo, mediante Resolución Coactiva N° 0230073922611 de fecha 27 de octubre de 
2014, el Ejecutor Coactivo de la SUNAT declaró inadmisible la Intervención Excluyente de 
Propiedad  presentada  por  La  Fiduciaria.  En  ésta  señalaba  que,  siendo  la  Intervención 
Excluyente de Propiedad (artículo 120° del Código Tributario), un recurso dispuesto para 
todo tercero propietario de bienes embargados en un Procedimiento de Cobranza Coactiva; 
en el caso no se evidenciaba que la medida cautelar hubiera recaído en un bien de propiedad 
de La Fiduciaria. Pues en palabras propias del Ejecutor, de la documentación presentada por 
ésta
16
,  no  se  acreditaba  la  transferencia  a  su  favor  del  inmueble  embargado,  ya  que  “la 
trasferencia fiduciaria no implicaba la transferencia de propiedad absoluta y plena, sino el 
dominio fiduciario, lo cual representaba una cesión de dominio condicionada a una finalidad 
específica,  esto  es,  la  utilización  y  administración  del  patrimonio  fideicometido  para  el 
desarrollo  inmobiliario  de  605  unidades  inmobiliarias”.  De  esta  manera,  lo  que  la 
Administración  Tributaria  señalaba  al  desestimar  el  recurso  de  La  Fiduciaria,  era  que  el 
inmueble  no  le  pertenecía  a  ésta  y  por  lo  tanto,  no  le  correspondía  interponer  una 
Intervención Excluyente de Propiedad respecto de dicho bien. 
 
En  vista  de  ello,  La  Fiduciaria  apeló  dicha  Resolución  Coactiva.  No  obstante,  sin  éxito, 
mediante  la RTF N° 2048-10-2015, el Tribunal Fiscal resolvió confirmar la Resolución que 
declaraba inadmisible su recurso. Conforme a esta RTF, en cuanto a los hechos, se indica 
que  de  los  documentos  presentados  por  la  recurrente  (La  Fiduciaria)  en  la  Intervención 
Excluyente  de  Propiedad,  se  podía  apreciar  que  efectivamente  el  inmueble  con  Partida 
Electrónica  N°  02285361  se  había  independizado,  entre  otras,  a  la  unidad  inmobiliaria 
inscrita en la Partida Electrónica N° 11059059. Asimismo, se confirmaba que La Fiduciaria 
era  el  fiduciario  sucesor  del  contrato  de  fideicomiso,  y  que  en  virtud  de  ello  éste  tenía 
dominio fiduciario sobre el inmueble embargado, entre otros. Por último, se corroboraba 
que  con posterioridad a dicha transferencia fiduciaria, se  había ordenado el embargo de 
dicho bien en virtud de una deuda tributaria del fideicomitente, Veritas. De esta manera, el 
Tribunal dejaba claro que en cuanto a los hechos no existía discusión alguna. 
 
                                                           
16
 Entre los documentos presentados por La Fiduciaria para acreditar su pretensión se observa: copias de 
las escrituras públicas del contrato de fideicomiso, copias de la Adenda al contrato de fideicomiso y copias 
de  las  Partidas  Electrónicas  N°  02285361  y  11059059  del  Registro  de  Propiedad  Inmueble  de  la  Zona 
Registral N° II, Sede Chiclayo, Oficina Registral de Chiclayo. 

19 
 
Ahora bien, en cuanto a los argumentos jurídicos, en esta RTF se analizan dos aspectos: por 
un lado el fideicomiso, y por el otro la Intervención Excluyente de Propiedad; respecto a los 
cuales  sin  embargo  el  Tribunal  no  dice  nada  novedoso,  pues  sólo  se  limita  a  citar  la 
normativa  que  regula  cada  uno.  En  cuanto  al  primero,  solo  menciona  la  definición  de 
fideicomiso y de dominio fiduciario. En cuanto a la Intervención Excluyente de Propiedad, 
apenas  haciendo  eco  de  lo  estipulado  en  el  Código  Tributario,  recalca  que  el  tercero 
propietario  de  bienes  embargados  puede  interponer  este  recurso,  el  mismo  que  “será 
admitido solo si prueba su derecho mediante documento público o privado”. Seguidamente, 
el Tribunal comenta un par de Resoluciones anteriormente emitidas por él mismo. Así, cita 
algunos extractos de la RTF N° 6938-3-2009 y de la N° 10709-3-2013, ambas referidas a la 
definición del Fideicomiso según la doctrina; así como de la RTF de Observancia Obligatoria 
N° 8184-1-2007, referida a la Tercería o Intervención Excluyente de Propiedad.  
 
Finalmente, habiendo expuesto la normativa de ambas figuras, el Tribunal Fiscal procede a 
dictaminar, señalando lo siguiente:  
“Que conforme  se constata el inmueble materia  de embargo  constituye propiedad de Veritas 
Edificaciones S.A.C., quien en su calidad de fideicomitente (…), transfirió el dominio fiduciario de 
dicho  predio  al  Banco  de  Comercio,  más  no  su  propiedad,  lo  cual  se  encuentra  señalado 
expresamente en el artículo 273° de la Ley N° 26702, por lo que si bien la recurrente se constituyó 
en  el  fiduciario  sucesor,  conforme  a  la  escritura  pública  (…),  ello  no  implica  que  se  hubiere 
transferido la propiedad del inmueble a su favor. 
 
Que  cabe  indicar  que  en  el  caso  del  fideicomiso  bancario,  si  bien  los  bienes  que  integran  el 
patrimonio fideicometido dejan de ser objeto de “pertenencia” del fideicomitente no integran el 
patrimonio del fiduciario. 
 
Que  tal  como  se  ha  señalado  precedentemente,  la  finalidad  de  la  Intervención  Excluyente  de 
Propiedad es cautelar el derecho de propiedad de un tercero ajeno al Procedimiento de Cobranza 
Coactiva  y  que  se  impida  la  ejecución  de  la  medida  cautelar  trabada  sobre  un  bien  que  le 
pertenece, por lo que dado que en el caso de autos el embargo en forma de inscripción trabado 
(…),  no  ha  recaído  sobre  un  bien  de  propiedad  de  la  recurrente,  no  corresponde  amparar  la 
Intervención Excluyente de Propiedad formulada por aquella, por lo tanto, procede confirmar la 
resolución apelada.” (Subrayado mío)
 
 
Comentarios 
Corresponde ahora hacer unos breves apuntes y observaciones. En primer lugar, nótese que 
en relación a lo resuelto en esta RTF, el análisis del Tribunal Fiscal es bastante breve. Lo cual 
no resulta extraño si se tiene en cuenta que el TF confirma la inadmisibilidad del recurso, 
observando  literalmente  lo  prescrito  en  el  Código  Tributario  y  en  el  Reglamento  del 
Procedimiento  de  Cobranza  Coactiva;  los  cuales  precisan  que  para  la  admisión  de  la 
Intervención Excluyente de Propiedad, se debe acreditar el derecho de propiedad mediante 
documento  público  o  privado.  Por  lo  tanto,  dado  que  en este  caso  el  fiduciario  no  logró 
acreditar  su  derecho  de  propiedad,  el  recurso  fue  declarado  inadmisible  en  ambas 
instancias. Sin embargo, aunque lo resuelto aquí podría parecer no tener cuestionamiento 
alguno, como veremos en el siguiente apartado de este capítulo, en ocasiones no podemos 
fiarnos de las apariencias pues a veces incluso la sal parece azúcar.  
 
Ahora bien, existen otras dos cuestiones, que aunque transversales al problema principal, 
merecen  también  de  cierta  reflexión.  La  primera  está  relacionada  a  lo  que  el  dominio 

20 
 
fiduciario implica. Pues en palabras del Ejecutor Coactivo de la SUNAT, éste representa una 
“cesión  de  dominio  condicionada”.  No  obstante,  aunque  dicho  símil  puede  parecer 
elocuente, lo cierto es que la expresión resulta menesterosa de cara a la naturaleza jurídica 
del dominio fiduciario, como veremos más adelante. En segundo lugar, se advierte además 
que entre lo dicho en el primer y segundo párrafo de la parte resolutiva de esta RTF (ver 
última  cita),  existiría  una  gran  contradicción.  Como  se  aprecia,  el  Tribunal  Fiscal  primero 
indica que “el inmueble materia de embargo constituye propiedad de Veritas (…) quien en 
su calidad de fideicomitente (…) transfirió el dominio fiduciario (…) más no su propiedad”. 
Sin  embargo,  en  el  siguiente  párrafo  expresa  también  que  “los  bienes  que  integran  el 
patrimonio fideicometido dejan de ser objeto de “pertenencia” del fideicomitente”. Es decir, 
¿se  dice  que  el  fideicomitente  (Veritas)  no  transfiere  la  propiedad  del  inmueble  (la 
conserva),  pero  que  a  la  vez  la  pierde?  ¿Resulta  ello  lógico?  Parecería  más  bien  que  el 
Tribunal dice y se desdice a la vez. ¿Será un error material? Podría ser un desliz que pasó 
inadvertido. Pero ya veremos.  
 
1.2.  Resolución del Tribunal Fiscal No. 0772-4-2015  
Estos son los actos jurídicos y procedimentales más relevantes del Expediente de Cobranza 
Coactiva N° 0230060496675: 
Fecha de celebración del Fideicomiso: 
El 16 de mayo de 2006 se elevó a Escritura 
Pública y el 25 de julio del mismo año se 
inscribió en Registros Públicos. 
Fideicomitente:  
Veritas Edificaciones S.A.C.  
Fiduciario renunciante: 
Banco de Comercio 
Fiduciario sucesor: 
La Fiduciaria S.A. (desde el 07 de octubre de 
2010) 
Patrimonio fideicometido: 
Inmueble inscrito en la Partida Electrónica N° 
02285361 del Registro de Propiedad 
Inmueble de la Zona Registral N° II, Sede 
Chiclayo, Oficina Registral de Chiclayo 
Tipo de fideicomiso: 
Fideicomiso en garantía 
Fecha de inicio del Procedimiento de 
Cobranza Coactiva:  
(no se precisa) 
Deudor tributario: 
Veritas Edificaciones S.A.C. 
Fecha de las Resoluciones Coactivas 
que disponen los embargos: 
02 de agosto de 2013 
Tipo de embargo: 
Embargo en forma de inscripción 
Patrimonios embargados: 
Inmuebles inscritos en las Partidas 
Electrónicas N° 11059062 y 11059063 del 
Registro de Propiedad Inmueble de la Zona 
Registral N° II, Sede Chiclayo, Oficina Registral 
de Chiclayo 
Fecha de interposición de la 
Intervención Excluyente de Propiedad 
ante el Ejecutor Coactivo:  
18 de noviembre de 2014 
Tercero interviniente: 
La Fiduciaria S.A. 
Formulada contra: 
SUNAT y la deudora 

21 
 
La Resolución Coactiva que resuelve el 
recurso declaró: 
Inadmisible el recurso 
Fecha de Apelación: 
02 de diciembre de 2014 
El Tribunal Fiscal resolvió: 
Confirmar la Resolución Coactiva que declara 
inadmisible el recurso 
 
Conforme se aprecia, este Procedimiento de Cobranza Coactiva también es seguido contra 
el contribuyente Veritas Edificaciones S.A.C. La historia es bastante similar a la anterior. En 
mayo del año 2006, Veritas celebró mediante escritura pública un contrato de fideicomiso 
con el Banco de Comercio. La primera, en tanto propietaria de un inmueble ubicado en el 
distrito  de  Pimentel  (inscrito  en  la  Partida  Electrónica  N°  02285361),  transfirió  en 
fideicomiso dicho inmueble al Banco. Según la cláusula tercera del contrato, el objeto de la 
transferencia era: desarrollar el proyecto inmobiliario de 605 unidades inmobiliarias, como 
parte  del  proyecto  inmobiliario  Condominio  Residencial  “Las  Garzas”;  independizar  las 
unidades;  así  como  suscribir  la  escritura  pública  de  transferencia  de  propiedad.  Este 
contrato se inscribió en los Registros Públicos en julio del mismo año. 
El  15  de  diciembre  del  2006  se  logra  la  independización  de  la  partida  electrónica  del 
inmueble,  en  un  total  de  1220  lotes  de  vivienda;  encontrándose  dentro  de  ellos  las 
registradas  en  las  Partidas  Electrónicas  N°  11059062  y  11059063  –inmuebles  que  luego 
serían embargos por la SUNAT–. Años después, mediante escritura pública del 07 de octubre 
de  2010,  el  Banco  transfiere  a  La  Fiduciaria,  en  su  calidad  de  fiduciario  sucesor,  el 
fideicomiso  y  en  consecuencia  el  patrimonio  fideicometido;  asumiendo  este  último  los 
derechos, obligaciones y potestades correspondientes a su calidad de fiduciario. Este acto 
de renuncia del fiduciario original, se inscribe en la Partida N° 02285361 del inmueble. 
Ahora bien, iniciado el Procedimiento de Cobranza Coactiva tributaria contra Veritas en el 
año 2013 y ante la falta de cancelación de la deuda exigible dentro del plazo; el Ejecutor 
Coactivo, ordena un embargo en forma de inscripción sobre los inmuebles inscritos en las 
Partidas  Electrónicas  N°  11059062  y  11059063.  Con  fecha  26  de  agosto  de  2013,  dichas 
medidas cautelares se inscriben en las partidas registrales correspondientes. No obstante, 
el 18 de noviembre del 2014, al amparo del artículo 120° del Código Tributario, La Fiduciaria 
formula  una  Intervención  Excluyente  de  Propiedad.  Así,  mediante  este  recurso,  solicita 
intervenir en el procedimiento, toda vez que  la afectación de  los patrimonios con dichas 
medidas cautelares, contravenía lo dispuesto en el artículo 253° de la Ley de Banca, el cual 
señala que  el patrimonio fideicometido no responde por las deudas del fideicomitente o 
fiduciario. Asimismo, alega que debe procederse a la desafectación de los predios sobre los 
cuales  ejerce  dominio  fiduciario,  más  aún  cuando  las  medidas  habían  sido  trabadas  con 
posterioridad a la constitución de dicho patrimonio. 
Pese a ello, mediante Resolución Coactiva N° 0230074047040 de fecha 25 de noviembre de 
2014, el Ejecutor Coactivo de la SUNAT declara inadmisible la Intervención Excluyente de 
Propiedad  presentada  por  La  Fiduciaria.  En  ésta  señala  que,  siendo  la  Intervención 
Excluyente  de  Propiedad,  un  recurso  dispuesto  para  todo  tercero  propietario  de  bienes 
embargados indebidamente en un procedimiento de cobranza coactiva; en el caso, no se 
evidenciaba que la medida cautelar hubiera recaído en un bien de su propiedad. Pues, de la 
documentación presentada por La Fiduciaria
17
, no se acreditaba la transferencia a su favor 
                                                           
17
 Entre los documentos presentados por La Fiduciaria para acreditar su propiedad se observa: copias de 
las escrituras públicas del contrato de fideicomiso, copias de la Adenda al contrato de fideicomiso y copias 

22 
 
del  inmueble  embargado,  siendo  que  “la  trasferencia  en  fideicomiso  no  implicaba  la 
transferencia de propiedad absoluta y plena, sino el dominio fiduciario, lo cual representaba 
una cesión de dominio condicionada a una finalidad específica”. De este modo, lo que la 
SUNAT señalaba, era que no le correspondía a la recurrente interponer una Intervención 
Excluyente de Propiedad sobre dichos bienes. 
En vista de ello, La Fiduciaria apela la Resolución Coactiva que declara inadmisible el recurso. 
No obstante, mediante la RTF N° 0772-4-2015, el Tribunal Fiscal resuelve confirmándola. Del 
examen  efectuado  por  el  Tribunal,  se  observa  claramente  que  es  el  mismo  de  aquél 
contenido en la RTF N° 2048-10-2015. En efecto, la estructura y el cuerpo son casi iguales, 
excepto por algunos datos. De ahí que el razonamiento del Tribunal Fiscal en este caso siga 
la misma línea, pues en su parte resolutiva expresó:  
“Que  conforme  se  advierte,  los  inmuebles  materia  de  embargo  constituyen  propiedad  de 
Edificaciones S.A.C, quien en su calidad de fideicomitente (…), transfirió el dominio fiduciario de 
dichos  predios  al  Banco  de  Comercio,  más  no  su  propiedad,  lo  cual  se  encuentra  señalado 
expresamente en el artículo 273° de la Ley N° 26702, por lo que si bien la recurrente se constituyó 
en  el  fiduciario  sucesor,  conforme  a  la  escritura  pública  (…),  ello  no  implica  que  se  hubiere 
transferido la propiedad de los inmuebles a favor de la recurrente. 
Que  cabe  indicar  que  en  el  caso  del  fideicomiso  bancario,  si  bien  los  bienes  que  integran  el 
patrimonio fideicometido dejan de ser objeto de “pertenencia” del fideicomitente, no integran 
el patrimonio del fiduciario. 
Que  tal  como  se  ha  señalado  precedentemente,  la  finalidad  de  la  Intervención  Excluyente  de 
Propiedad es cautelar el derecho de propiedad de un tercero ajeno al Procedimiento de Cobranza 
Coactiva  y  que  se  impida  la  ejecución  de  la  medida  cautelar  trabada  sobre  un  bien  que  le 
pertenece,  por  lo  que  dado  que  en  el  caso  de  autos  los  embargos  en  forma  de  inscripción 
trabados  (…),  no  han  recaído  sobre  bienes  de  propiedad  de  la  recurrente,  no  corresponde 
amparar la Intervención Excluyente de Propiedad formulada por aquella, por lo tanto, procede 
confirmar la resolución apelada.” 
 
Comentarios 
Como resulta previsible, dada la gran similitud, las tres observaciones antes puntualizadas 
en  la  RTF  N°  2048-10-2015,  también  se  replican  en  ésta.  La  primera,  respecto  al 
razonamiento “aparentemente pacífico” adoptado por el Tribunal Fiscal conforme al cual 
confirma la inadmisibilidad del recurso. La segunda, respecto a la concepción del dominio 
fiduciario  como  una  simple  “cesión  de  dominio  condicionada”.  La  tercera,  respecto  a  la 
contradicción  en  la  parte  resolutiva,  referida  al  derecho  de  propiedad  en  cabeza  del 
fideicomitente. 
 

Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   27


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal