Estructura de las palabras



Descargar 1,37 Mb.
Página1/2
Fecha de conversión19.01.2017
Tamaño1,37 Mb.
  1   2
ESTRUCTURA DE LAS PALABRAS

Según su estructura se distinguen cuatro tipos de palabras:

- Simples: constan de un solo lexema o de un morfema.

- Compuestas: constan de dos o más lexemas. La composición es un procedimiento habitual para formar palabras. Ejemplos: sacapuntas (verbo + sustantivo); pasodoble (sustantivo + adjetivo); bocacalle (sustantivo + sustantivo); agridulce (adjetivo + adjetivo); quienquiera (pronombre + verbo); anteayer (adverbio + adverbio), etc.



- Derivadas: constan de un lexema y de uno o varios morfemas. La derivación es uno de los procedimientos más habituales de formación de palabras en castellano.

- Parasintéticas: son palabras compuestas y derivadas al mismo tiempo. Ejemplos: picapedrero, sietemesino.

ESTRUCTURA DE LA PALABRA.- LEXEMAS Y MORFEMAS

Las palabras, desde el punto de vista de su estructura, se dividen en partes más pequeñas dotadas de significación a las que llamamos monemas. Hay palabras que constan de un solo monema (ej.: sol), mientras que en otras es posible distinguir dos o más monemas (ej.: sol-es)

Por otro lado, los monemas pueden ser de dos tipos: lexemas y morfemas.

El lexema o raíz es la parte de la palabra que aporta el significado léxico, es decir, el significado de diccionario. Todas las palabras que comparten el mismo lexema o raíz pertenecen a la misma familia léxica.

Ej.: pan; pan-adero; pan-adería; pan-ecillo; em-pan-ar....

El morfema, por su parte, aporta el significado gramatical y puede ser de dos tipos:



Independientes. Forman palabra por sí mismos, sin necesidad de ir unidos ningún lexema. Pertenecen a este grupo los determinantes, las preposiciones y las conjunciones.

Dependientes. Como su nombre indica, no pueden aparecer solos sino que necesitan apoyarse en otro morfema para existir. Pueden ser, a su vez, ser de dos clases:

Flexivos. Pertenecen a este grupo los morfemas de género y número y los morfemas o desinencias verbales.

Derivativos: sirven para formar palabras derivadas. Pueden ser prefijos (cuando van delante del lexema) o sufijos (si van detrás del lexema). Los interfijos o infijos se sitúan entre el lexema y el sufijo y no tienen significación alguna; tan sólo se emplean para evitar la cacofonía. Así, en la palabra cafe-c-ito, "c" es un interfijo.



  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal