Estrategias metodológicas y técnicas para la investigación social



Descargar 449,83 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión18.06.2017
Tamaño449,83 Kb.
  1   2   3   4   5
UNIVERSIDAD MESOAMERICANA

ASESORÍAS DEL ÁREA DE INVESTIGACIÓN




ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS Y TÉCNICAS PARA LA INVESTIGACIÓN SOCIAL





Autor

Mtro. José Samuel Martínez López

samjusto@yahoo.com



Web

http://mx.geocities.com/seguimientoycapacitacion/
Webmaster

Mtro. Horacio Guevara Cruz
horacioguevara@yahoo.com
México D.F.

ENERO del 2004
Una vez que ya en el capítulo anterior reflexionamos sobre el conocimiento, la ciencia, el proceso de investigación, lo que implica el oficio del investigador/a y las tres “culturas” que los determinan, ahora toca el momento de cerrar la segunda parte de esta tesis con un repaso muy general (pero importante) al asunto de las estrategias metodológicas y las técnicas de investigación.

5.1. ¿MÉTODOS?
Aunque etimológicamente la palabra “método” nos remite a “camino”, es necesario señalar que un método siempre indica una “forma de hacer algo”, una “forma de caminar”, de “transitar”, de “proceder”: una “doctrina”.
Es el método, desde el ángulo de la didáctica general, la palabra que encierra el concepto de una dirección hacia el logro de un propósito, un camino a recorrer, aunque es claro que ha de entenderse que no se trata de un camino cualquiera, sino del mejor, del más razonable, del que más garantice la consecución de la finalidad propuesta.....El método implica proceso de ordenamiento, la dirección del pensamiento y de la acción para lograr algo previamente determinado.....Significa entonces, que un buen método será aquel que garantice un máximo aprovechamiento o rendimiento en la enseñanza aprendizaje en menos tiempo y con menos esfuerzo”1.
Partiendo de que todos los métodos nos “enseñan”, “inducen” o “invitan” a hacer y examinar las cosas de determinada manera, se puede decir que éstos siempre son (en sí mismos) el didáctico “resultado” (“producto” y síntesis) de muchas experiencias y reflexiones, pues implican la concentración de una serie de conocimientos acumulados a largo de distintas generaciones.
Desde luego, nuestra especie a largo de su devenir histórico y por vía del “ensayo y el error”, ha creado muchos distintos tipos de métodos: para cocinar, cazar, sembrar, convencer, trabajar, curar, divertirse, investigar, etcétera. Sin embargo, Nérici ha dicho que de modo general “y según la naturaleza de los fines que se procuren alcanzar, los métodos se pueden clasificar en tres grupos, a saber:

  1. Métodos de investigación: son métodos que buscan acrecentar o profundizar nuestros conocimientos, enriquecer el patrimonio cultural con nuevos descubrimientos o explicaciones más precisas de hechos y fenómenos de la realidad cotidiana.

  2. Los métodos de organización: trabajan sobre hechos conocidos. Estos métodos no están destinados a descubrir ni a transmitir, sino más bien a establecer normas de organización para realizar las tareas de determinadas actividades, que pueden ser de la misma investigación.

  3. Métodos de transmisión o métodos de enseñanza. Estos métodos son empleados principalmente en la escuela, siendo una mediación entre maestro y alumno en la acción educativa”2.

Y aunque existen muchos tipos distintos de métodos, por su importancia en la historia humana y por ser en gran parte el núcleo de las preocupaciones de este trabajo, a continuación nos concentraremos en un método en particular: “el método científico”.



5.2. EL MÉTODO CIENTÍFICO.
Este método tiene una larga y compleja historia, cuya comprensión nos exige primero señalar que cuando aludimos al término”método científico” nos referimos siempre a “un procedimiento de investigación ordenado, repetible y autocorregible, que garantiza la obtención de resultados validos“3.
Desde luego y como es “natural”, existen diversas percepciones sobre lo que es el “método científico”. Por ejemplo, para el investigador mexicano Ruy Pérez Tamayo, el “método científico” puede ser definido como:

..la suma de los principios teóricos, las reglas de conducta y las operaciones mentales y manuales que se usaron en el pasado y siguen usando los hombres de ciencia para generar nuevos conocimientos científicos” (Ruy Pérez Tamayo 1990).


Por su parte, Esthela Quiroz (para quien el “método científico es el método propio del investigador, que es el camino que se aplica al ciclo entero de la investigación en el marco de cada problema (objeto) de conocimiento....implica ante todo, un camino para intentar descubrir nuevas hipótesis o verdades no conocidas por el resto de la humanidad”4), ha dicho que...
En síntesis, el método [científico] es el instrumento necesario para la investigación, sistematización, exposición y divulgación de los conocimientos, de modo que se caracteriza por generar estrategias propias en cada sujeto para aprender por el mismo. El método es el camino que siguen los investigadores, los maestros y en general los formandos para llegar a construir y comprender los conocimientos cinéticos”5.
Evidentemente y a pesar de sus aparentes diferencias, estas definiciones tienen en común un mismo fundamento epistemológico. ¿Cuál? El viejo paradigma científico tradicional: el paradigma “empírico experimental”, que, como se sabe, parte de un triple postulado compuesto por el “realismo”, el “empirismo” y el “positivismo”...
El realismo sostiene que los objetos materiales poseen una existencia fuera de los seres humanos e independiente de su experiencia sensible, y afirma que en la percepción se tiene un contacto directo con ellos, que los hechos hablan por sí mismos...El empirismo sostiene que la experiencia es la fuente de todo conocimiento y que éste depende en última instancia del uso de los sentidos....El positivismo afirma que el método científico de las ciencias naturales es la única actividad valida para el conocimiento y que la ciencia busca hechos”6.
Sin embargo, en las últimas décadas, han surgido distintas concepciones “alternas” de la ciencia que inevitablemente han puesto en duda y en crisis los fundamentos del viejo paradigma científico, cuestionando muchas de las concepciones que lo conformaban. Y precisamente una de las concepciones que más se han puesto en crisis, es la de método científico, al punto que hoy en día...

Existe un grupo de científicos que piensan que si bien en otros tiempos era posible hablar de un método científico, actualmente el campo total de la ciencia es tan complejo y heterogéneo que ya no es posible identificar un método común a toas ellas, debido al gran desarrollo de las ciencias físicas en comparación con las otras ciencias naturales. Hoy sabemos que no todos los fenómenos naturales son reducibles a expresiones matemáticas; que no todos los hechos que constituyen la realidad son analizables experimentalmente; que no todas las hipótesis validas pueden confrontarse con la realidad a la que se refieren; y que al determinismo y al mecanicismo que prevalecieron en la física y en la astronomía de los siglos XVII a XIX deben agregarse ahora los procesos estocásticos, la pluralista de causas, la organización jerárquica de gran parte de la naturaleza, la emergencia de propiedades no anticipables en sistemas complejos, y otros aspectos más derivados no sino de las ciencias biológicas, sino también de las sociales, como la economía, la política y la historia”7.


Y aunque está claro que las distintas maneras de concebir al “método científico” dependen en buena parte del campo o disciplina desde el cual se definan, es necesario anotar que dentro de la historia de la ciencia se han desarrollado al menos tres maneras (esquemas, formas) de “aplicarlo”, mismas que se pueden agrupar y clasificar en las siguientes categorías:


  • Método inductivo-deductivo. Las ciencias se inician con observaciones individuales, a partir de las cuales se plantean generalizaciones cuyo contenido rebasa los hechos observados en un principio. Las generalizaciones permiten hacer predicciones cuya confirmación refuerza y cuyo fracaso debilita tales predicciones, y puede obligar a modificarlas o hasta rechazarlas. El método inductivo-deductivo acepta la existencia de una realidad externa y postula la capacidad del ser humano para percibirla por medio de sus sentidos y entenderla por medio de su inteligencia. Usaron este método Aristóteles y sus comentaristas medievales. Francis Bacon, Galileo, Newton, Locke, Herschel, Mill, los empiristas, los positivistas lógicos, los operacionalistas y los científicos contemporáneos en el general.




  • Método a priori-deductivo. El conocimiento científico se adquiere por medio de la captura mental de una serie de principios generales, a partir de los cuales se deducen sus factores particulares, que pueden o no ser demostrados objetivamente. Estos principios generales pueden provenir de Dios o bien poseer una existencia ideal, pero en ambos casos son invariables y eternos. Este método los utilizaron Pitágoras, Platón, Arquímedes, Descartes, los idealistas y la mayor parte de los racionalistas.




  • Método hipotético-deductivo. Entre los cultivadores de éste caben todos los científicos y filósofos de la ciencia que han postulado la participación inicial de elementos teóricos o hipótesis en la investigación científica, que anteceden y determinan a las observaciones. De acuerdo con este grupo, la ciencia tiene su fundamento en conceptos que no se derivan de la experiencia del mundo que está allá afuera, sino que el investigador los postula en forma de hipótesis con base en su intuición. En esta forma del método científico, la inducción no se desempeña ningún papel; de hecho muchos de los miembros de este grupo la evitan conscientemente. Hume, Kant, Popper y algunos otros científicos y filósofos contemporáneos han trabajo según este metido”.8


5.3. METODOLOGÍA Y ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS
Si bien es cierto que el “método científico” sugiere camino, sistematicidad, orden, rutinas operacionales y formas de procedimiento, para no generar confusiones, es importante distinguirlo de lo que es la “metodología”. Por ello, hay que indicar que aquí la metodología será entendida...

...como procedimientos y técnicas de operación, y el método como movimiento del pensamiento que en su vaivén constante y rico escudriña la realidad y por tanto da cuenta de ella...[ambos] pueden facilitarnos un mejor abordaje de la realidad y por tanto un enriquecimiento de la misma” .


Muy bien, pero ¿qué se entiende por el término “metodología”?:

....“con este término se pueden entender cuatro cosas diferentes: 1) la lógica o la parte de la logia que estudia los métodos: 2) la logia trascendental aplicada; 3) el conjunto de los procedimientos metódicos de una ciencia o de varias ciencias; 4) el análisis filosófico de tales procedimientos”9.
Etimológicamente, el polisémico término de metodología, que está compuesto por meta (que significa: a través de, fin), odos (que significa: camino, manera) y logos (que significa: teoría, razón, conocimiento)-, se refiere a la teoría acerca del método o del conjunto de métodos.
Al respecto, Gloria Pérez ha dicho que....
Metodología proviene del griego, metá, a lo largo de; odós, camino, y lógos, tratado. Es un conjunto de estrategias, tácticas y técnicas que permiten descubrir, consolidar y refinar un conocimiento”10.
En este sentido es necesario señalar que la “metodología” siempre implica una reflexión y argumentación sobre los pasos y operaciones (decisiones clave) que el investigador tiene que dar para construir información y conocimiento sobre su objeto de estudio.
Una cosa que es muy importante anotar y matizar, es que...

La metodología se caracteriza por ser normativa al (valorar), pero también es descriptiva cuando (expone) o comparativa cuando (analiza). La metodología también estudia el proceder del investigador y las técnicas que emplea. De ahí que ésta auspicie la variedad de procedimientos, criterios, recursos, técnicas y normas prácticas que el docente investigador puede aplicar según las necesidades...Con esta lógica y hablando de investigación, en la metodología el investigador descifra de manera descriptiva, por demás detallada, cómo piensa realizar el trabajo de investigación, teniendo en cuenta cada elemento...”11.


De modo que si toda “metodología” implica una selección de técnicas de investigación, “se ha llegado a considerar acertadamente, que la metodología es la selección de estrategias, ya que del diseño de éstas depende el éxito y la validez de sus resultados”12.
De ahí que atinadamente se acepte que....
Las estrategias metodológicas son las formas de lograr nuestros objetivos en menos tiempo, con menos esfuerzo y mejores resultados. En éstas, el investigador amplía sus horizontes de visión de la realidad que desea conocer analizar, valorar, significar o potenciar”13.

5.4. TIPOS DE ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS
En Ciencias Sociales y específicamente en Sociología, existen por lo menos tres tipos de estrategias metodológicas: las cualitativas, las cuantitativas y las de triangulación. Cada una de ellas, se usa para cosas particulares y distintas porque cada una nos brinda un tipo específico de información y acercamiento a la realidad.
Históricamente, las primeras estrategias que surgieron y se desarrollaron fueron las cuantitativas, luego las cualitativas y por último, las de triangulación.
5.4.1. LA ESTRATEGIA METODOLÓGICA CUANTITATIVA
La estrategia metodológica cuantitativa, muy vinculada al enfoque positivista y empirista de la ciencia, es un tipo de estrategia que se sirve principalmente de los números y los métodos estadísticos.
Es decir, se trata de un tipo de estrategia que...

...suele basarse en medidas numéricas de ciertos aspectos de los fenómenos; parte de casos concretos para llegar a una descripción general o para comprobar hipótesis causales y busca medidas y análisis que otros investigadores puedan reproducir fácilmente”.14


Por lo mismo, se suele decir que este tipo de estrategia, esta directamente emparentado con el llamado “paradigma cuantitativo”, que...

...corresponde a la epistemología positivista, a la aquí denominada dimensión estructural del análisis de la realidad social” .


Una acercamiento “estructural” a lo “real”, que lo que permite “conocer” es la dimensión numérica de los fenómenos sociales. Intención epistemológica –ésta última- positivista (convertida en paradigma) cuya compleja transición de las Ciencias Naturales a las Sociales, ha sido relatada de la manera siguiente:

Durante muchos años y probablemente inspirados en las ciencias naturales, juntamente con el paradigma predominante del positivismo, los científicos se enmarcaron en la corriente conocida como cuantitativa....Los estudiosos de la ciencia de la conducta y de las ciencias sociales tampoco escaparon de esta influencia, y por difícil que pareciera asumir esta visión para los complejos fenómenos motivo de su estudio, fueron hábiles en extremo para lograr encajar los fenómenos y los sujetos en este esquema”15.


Hablamos pues del “paradigma positivista” cuyas principales características, son:

  • El punto de partida del científico [de espíritu positivista] es la realidad, que mediante la investigación le permite llegar a la ciencia. El científico observa, descubre, explica y predice aquello que lo lleva a un conocimiento sistemático de la realidad.

  • Los fenómenos, los hechos y los sujetos son rigurosamente examinados o medidos en términos de cantidad, intensidad o frecuencia.

  • La realidad se considera estática.

  • Se pretende objetividad en el investigador.

  • Las situaciones extrañas que afecten la observación y la objetividad del investigador se controlan y evitan.

  • Se considera que hay una realidad allá afuera que debe ser estudiada, capturada y entendida”16.

Nos referimos a un tipo de paradigma que se basa en tres conceptos fundamentales: la validez, la confiabilidad y la muestra:

La validez, en este paradigma, implica que la observación, la medición o la apreciación se enfoquen en la realidad que se busca conocer, y no en otra...La confiabilidad se refiere a resultados estables, seguros, congruentes, iguales a sí mismos en diferentes tiempos previsibles. La confiabilidad se considera externa cuando otros investigadores llegan a los mismos resultados en condiciones iguales, e interna cuando varios observadores concuerdan en los hallazgos al estudiar la misma realidad...La muestra sustenta la representatividad de un universo y se presenta como el factor crucial para generalizar los resultados”17.
Paradigma por cierto de “intenciones” eminentemente objetivistas, pues concentra sus esfuerzos en “reducir el error de medición al mínimo posible”18. De ahí que la estrategia metodológica cuantitativa, se enfoque casi siempre en...

...la comprobación de hipótesis (deducidas de teorías existentes)...[y] se dirige sólo a la descripción de hechos sociales, opiniones o actitudes”19.


Lo cual nos obliga a reconocer que en la estrategia metodológica cuantitativa...

....predomina lo que hemos llamado la objetivación de los actores, o sea de los eventos que experimentan los sujetos, y que en la investigación social se lleva a la práctica mediante la construcción de conceptos operativos, que están atomizados y parcializados como parte del recorte del objeto de estudio y que se representa mediante indicadores objetivos...”20.


Y aunque no todos los fenómenos sociales son “cuantificables” o medibles estadísticamente, es importante indicar que en muchas disciplinas y corrientes de investigación científica, la estrategia metodológica cuantitativa goza desde hace mucho de un gran prestigio pues se le usa de forma sólida y constante para investigar muchísimos “objetos”, situaciones y fenómenos.
Pero en la medida en que este tipo de estrategia metodológica nos ofrece un tipo específico de acercamiento epistemológico a la realidad, es importante ubicar con mucha claridad sus principales características, “objetivos” e “intereses” primordiales; entre los cuales hay que señalar los siguientes:

  • Busca lo general, pues tiende a poner su atención en datos relativamente representativos y en gran escala

  • Busca tener la imagen del “todo” (es un tipo estrategia particularista que asume que la realidad se comporta de manera “estable”)

  • Es un tipo de estrategia que regularmente no investiga necesariamente los hechos dentro de su contexto (a veces los contextos aquí son artificiales)Busca los puntos de vista o las opiniones que se parecen o que coinciden

  • Busca datos repetibles y sólidos, y sus resultados tratan de ser generalizables

  • Busca frecuencias y series

  • Busca la “explicación causal” (porque el número es “exacto” y su modelo es la estadística)

  • En muchos casos la estrategia metodológica cuantitativa busca la predicción

  • Busca lo extenso (no busca comprender “a fondo” la experiencia de los sujetos, más bien busca conocer las opiniones o posturas que se repiten entre un amplio grupo de sujetos distintos, es decir, hacen estudios de “casos múltiples”)

  • Busca lo “verdadero”, lo “fiel”, lo “representativo” de un todo, de un “universo”(busca correspondencias y perspectiva “desde afuera”)

  • Es un tipo de estrategia que permite al investigador definir cosas previamente y lo deja dar cosas por “sentadas” (se orientan a los “resultados”)

  • Busca fundamentalmente los componentes “distributivos” de la “realidad”

  • Busca lo exacto y se basa muchas veces en la comparación (se orienta hacia la comprobación, hacia la confirmación, hacia lo reduccionista, lo inferencial e hipotético-deductivo)

  • Es un tipo de estrategia que por su naturaleza exige menos inversión de tiempo y energía

  • Busca lo “manifiesto” en los hechos, lo “consciente” (esto es, sólo aquello de lo que los sujetos son concientes)

  • Se interesa por la recolección y el análisis de datos en forma numérica, se basa en lo “matematizable”, en lo “exterior”, en lo “fáctico”, en lo que se repite: sólo trabaja con “hechos”, con lo que “acontece” y se “hace”

  • Por su enfoque teórico tiende a ser más “lógico positivista” (es un tipo de estrategia mucho más fría, “racional” y dura

Sin embargo, a pesar de sus innegables virtudes y características, la estrategia metodológica cuantitativa presenta ciertos límites y desventajas. Uno de ellos, por ejemplo, es el hecho de que es una estrategia metodológica de acercamiento “indirecto” a la realidad pues no genera las condiciones para que el investigador se involucre, comprometa e interactúe con los sujetos que investiga.


Otro de los límites que presenta esta estrategia es que en términos “éticos”, al disfrazar sus intereses epistemológicos de una supuesta “neutralidad”, enmascara muchas veces sus verdaderos intereses políticos o económicos.
Al respecto, quizá por ello ya desde 1956 Herbert Blumer había señalado lo siguiente cuando habló de los límites de la estrategia metodológica cuantitativa:
....falla en la producción de principios generales, margina el carácter creativo de la interacción humana y equivoca el tratamiento de características complejas y dinámicas de la vida social como si fueran viables bien definidas que se interrelacionan independientemente del contexto......[Lo cual hace que] los métodos estadísticos sean inadecuados para gran parte de la investigación social...[así como] para el estudio de la mayoría de las formas del comportamiento humano”21.

5.4.2. LA ESTRATEGIA METODOLÓGICA CUALITATIVA
La estrategia metodológica cualitativa, muy vinculada al enfoque hermenéutico-crítico, es un tipo de estrategia que se sirve principalmente de los discursos, las percepciones, las vivencias y experencias de los sujetos.
En este sentido, es fundametal reconocer que la estrategia metodológica cualitativa...

...se asocia a la epistemología interpretativa (dimensión intersubjetiva), centrada en el sujeto individual y en el descubrimiento del significado, los motivos y las intenciones de su acción22


Nos referimos a ese tipo de “epistemología interpretativa” que lo que busca “conocer” es lo real, más que lo abstracto; lo global y concreto, más que lo disgregado y cuantificado; y que por su puesto está directamente vinculada con el paradigma cualitativo desarrollado dentro de las Ciencias Sociales.
Un paradigma cuya prolífica “historia” por cierto ha sido estructurada en los cinco siguientes periodos o momentos:


  • El periodo tradicional. Éste comprende los dos primeros periodos de la caracterización de Vidich y Lyman y se refiere a la época en que el otro era visto como un extraño, diferente, exótico y extraño. Es la época del investigador solitario que se trasladaba bajo de campo, y recogía sus datos para después regresar a escribir un reporte objetivo de sus hallazgos. Son clásicos los estudios de este tipo realizados por Malinowsky, Margaret Mead y Gregory Bateson. La escuela de Chicago propicia el desarrollo de una metodología interpretativa basada en la historia de vida de los sujetos...




  • La fase modernista. Los autores consideran que ésta fue la época de oro de la investigación cualitativa. Se realizan rigurosas investigaciones cualitativas sobre procesos sociales importantes, incluyendo la desviación y el control social en el aula y en la sociedad; es un periodo de febril creatividad. Se desarrollan y se encuentran nuevas teorías y paradigmas interpretativos como la etnometodología, la fenomenología, la teoría crítica y el feminismo. Surge en este periodo la teoría fundamentada, de Glaseer y Strauss; se desarrolla la investigación cualitativa en educación; Herbert Blumer desarrolla el interaccionismo simbólico, y surge la concepción de la investigación naturalista, entre otros avances.




  • La fase de los géneros borrosos o vagos. Éste es un periodo en el que, aun cuando los investigadores cuentan con una multitud de paradigmas interpretativos y metodologías para la obtención de información, empiezan a desdibujarse los limites entre las disciplinas sociales y las humanidades. Tal periodo presenta los siguientes ejemplo: documentales que parecen ficción (Mailer), parábolas que se presentan como etnografía (Castaneda), tratados teóricos que parecen guías de viajero (Lévi-Strauss); surgen nuevos enfoques, como el post-estructuralismo (Barthes), el neopositivismo (Phillips), neomarxismo (Althusser), el micro-macro descriptivismo (Geertz), teorías rituales del drama y la cultura (V. Turner), el deconstruccionismo (Derrida) y la etnometodología (Garfinkel). Ésta es la etapa de la diversificación que abre la puerta a lo que puede considerarse el estado de la realidad actual del campo...




  • El periodo de la crisis de representación. Este periodo se ubica mediados de la década de los ochenta. Se caracteriza por reportes de investigación más reflexivos que hablan de una doble crisis: la de representación, que se refiere al cuestionamiento respecto a que el investigador realmente capture la experiencia vivida y cree la experiencia en el texto; y la legitimización, que se refiere al cuestionamiento de los criterios tradicionales para la evaluación e interpretación de la investigación cualitativa. Como dicen Norman Denzin e Yvonna Lincoln: Es claro que ambas crisis se interrelacionan, ya que cualquier representación debe legitimarse basándose en una serie de criterios que le permitan al autor (al lector) realizar vínculos entre el sexo y el mundo sobre el que suscribe.




  • El quinto momento. Se refiere al tiempo actual, en el que persiste la preocupación por la representación del otro, surgen nuevas epistemologías provenientes de grupos antes silenciados, y se visualiza un futuro de más investigación vinculada con la acción, más activista, así como una mayor crítica social. En esta fase, los estudios de narrativas grandiosas serán sustituidos por teorías más locales y de menor escala, ajustadas a problemas y situaciones específicas”23.


De ahí que como dicen Taylor y Bogdan, la frase metodología cualitativa se refiere en su más amplio sentido a la investigación que produce datos descriptivos: las propias palabras de las personas, habladas o escritas, y la conducta observable. Y es que la metodología cualitativa (a semejanza de la metodología cuantitativa), “consiste en más que un conjunto de técnicas para recoger datos. Es un modo de encarar el mundo empírico: 1) La investigación cualitativa es inductiva. 2) En la metodología cualitativa el investigador ve al escenario y a las personas en una perspectiva holística; las personas, los escenarios o los grupos no son reducidos a variables, sino considerados como un todo. 3) Los investigadores cualitativos son sensibles a los efectos que ellos mismos causan sobre las personas que son objeto de su estudio. 4) Los investigadores cualitativos tratan de comprender a las personas dentro del marco de referencia de ellas mismas. 5) El investigador cualitativo suspende o aparta sus propias creencias, perspectivas y predisposiciones. 6) Para el investigador cualitativo, todas las perspectivas son valiosos. 7) Los métodos cualitativos son humanistas. 8) Los investigadores cualitativos dan énfasis a la validez en su investigación......Mientras que los investigadores cualitativos subrayan la validez, los cuantitativos hacen hincapié en la confiabilidad y la reproducibilidad de la investigación. (...) Un estudio cualitativo no es un análisis impresionista, informal, basado en una mirada superficial a un escenario o a personas. Es una pieza de investigación sistemática conducida con procedimientos rigurosos, aunque no necesariamente estandarizados. 9) Para el investigador cualitativo, todos los escenarios y personas son dignos de estudio. 10) La investigación cualitativa es un arte24.
Se puede entonces sintéticamente expresar que la estrategia metodológica cualitativa...

...lo que pretende no es tanto cuantificar datos como comprender el fenómeno que estudia...”.25


Porque si algo está claro es que no es igual la pretensión del “explicar” del enfoque positivista-cuantitativo, que la intención de “comprender” del enfoque cualitativo-hermenéutico. Ya que como bien se explica en la siguiente cita:

...La investigación cualitativa implica la utilización y recogida de una gran variedad de materiales –entrevista, experiencia personal, historias de vida, observaciones, textos históricos, imágenes, sonidos- que describen la rutina y las situaciones problemáticas y los significados en la vida de las personas”.26


Y es que a diferencia del enfoque cuantitativo, la estrategia metodológica cualitativa...

....abarca una amplia gama de enfoques, pero por definición, ninguno de ellos se basa en medidas numéricas. [Ya que]...generalmente en un caso o en un reducido número de ellos; se sirve de entrevistas en profundidad o de análisis de detallados de materiales históricos; utiliza un método discursivo e intenta estudiar de forma global o exhaustiva un acontecimiento o unidad”.27


La estrategia metodológica cualitativa, conlleva diversas actividades por parte del investigador: como la producción de descripciones a partir de observaciones que adoptan la forma de entrevistas, narraciones, notas de campo, grabaciones, transcripciones de audio y vídeo casetes, registros escritos de todo tipo, fotografías o películas y artefactos. Y es por ello que la mayoría de los estudios cualitativosestán preocupados por el entorno de los acontecimientos, y centran su indagación en aquellos contextos naturales, o tomados tal y como se encuentran, más que reconstruidos o modificados por el investigador, en los que los seres humanos se implican e interesan, evalúan y experimentan directamente”28.
Pero ¿cuáles son las características y objetivos que definen y distinguen de manera específica a la estrategia metodológica cualitativa? Está muy claro, este tipo de estrategia....

  • Busca lo único, lo particular, lo específico, por ello tiende a limitarse a la exploración profunda de un limitado número de casos.

  • Busca conocer y comprender los “puntos de vista” particulares, distintos, tratando de interpretar la experiencia de los sujetos del modo más parecido a como lo viven, quizá por ello los que recurre a esta estrategia buscan sobre todo “datos ricos” y sus resultados suelen muchas veces no ser generalizables.

  • Es un tipo de estrategia que busca destacar y entender las “diferencias” y tiende a poner atención en todo tipo de datos excepto los numéricos.

  • Busca conocer “lo profundo” de los sujetos, es decir, a partir de concentrarse en “casos aislados”, busca comprender “a fondo” las distintas experiencias de pocos sujetos poniendo atención en lo que viven, perciben, sienten, piensan, opinan, sufren o gozan.

  • Muchos de sus análisis se basan en el “lenguaje particular” de los sujetos, es decir, los investigadores cualitativos trabajan con “palabras” (“anexactas” por naturaleza), “interpretaciones” y “discursos”, pues buscan entender la “interioridad de las personas”: trabajan con aquello que se “dice”, “expresa” y “significa” y por eso sus modelos de análisis suelen ser de origen lingüístico.

  • La estrategia metodológica cualitativa busca entender lo “latente”, aquello que muchas veces es “pre-consciente” para los sujetos.

  • Este tipo de estrategia permite que el investigador se “involucre” de forma “directa” con los sujetos que estudia, ya que las técnicas cualitativas exigen que el investigador interactúe y muchas veces se comprometa con los sujetos que estudia.

  • Es una estrategia que en términos “éticos” busca la “igualdad”.

  • Es una estrategia que busca la “comprensión significativa” y el entendimiento de lo que “viven” las personas. No busca lo “verdadero”, busca conocer la “versión”, la “percepción” e “interpretación particular” y único de los sujetos. Busca conocer la perspectiva que tienen los sujetos de sus distintos mundos “desde dentro”.

  • Es un tipo de estrategia que busca lo aproximado y no siempre recurre a la comparación; siempre se orienta hacia los “descubrimientos”, hacia lo “exploratorio”, lo “expansivo”, lo “descriptivo”.

  • Por su enfoque teórico son “interpretativas”, “inductivas”, “fenomenológicas”, “constructivistas”, “interaccionistas simbólicas”, “relativistas”, “hermenéuticas”

  • La cualitativa, es un tipo de estrategia, por decirlo así, más “suave”, “intuitiva”, “imaginativa” y “cálida”.

  • Prefiere siempre tener la imagen de una “parte del todo”, es una estrategia holista que asumen que la realidad es “dinámica”.

  • Es una estrategia que implica más inversión de tiempo y energía por parte del investigador.

  • Una estrategia que investiga los “hechos” y “sujetos” dentro de su “contexto”.

  • No permite al investigador que defina nada previamente, ni tampoco lo dejan dar cosas “por sentado”.

  • Es una estrategia que se orienta mucho más a entender los “procesos”.

  • Es un tipo de estrategia que busca conocer fundamentalmente los componentes “estructurales-semánticos” de la “realidad social”.

Como se puede constatar, la estrategia metodológica cualitativa es en muchos sentidos, “opuesta” a la cuantitativa: tanto en lo epistemológico, como en lo político y lo ético. Al respecto, los autores del libro “Tradición y enfoques en la investigación cualitativa”, citando a Stake, han situado las diferencias fundamentales de lo cualitiativo frente a lo cuantitativo, en tres aspectos fundamentales...


1) La distinción entre la explicación y la comprensión como propósito del proceso de indagación; 2) la distinción entre el papel personal e impersonal que puede adoptar el investigador, y 3) la distinción entre conocimiento descubierto y conocimiento construido. Para Stake, la primera característica diferenciadora de la investigación cualitativa no se asienta en el enfrentamiento entre dato cualitativo versus dato cuantitativo, sino que se sitúa en el terreno epistemológico. El objetivo de la investigación cualitativa es la comprensión, centrado la indagación en los hechos; mientras que la investigación cuantitativa fundamentará su búsqueda en las causas, persiguiendo el control y la explicación. Desde la investigación cualitativa se pretende la comprensión de las complejas interrelaciones que se dan en la realidad. La segunda característica que Stake destaca de la investigación cualitativa es el papel personal que adopta el investigador desde el comienzo de la investigación, interpretando los sucesos y acontecimiento desde los inicios de la investigación, frente a la posición mantenida desde los diseños cuantitativos en los que el investigador debe estar “libres de valores” e interpretar una vez que los datos se han recogido y analizado estadísticamente. En la investigación cualitativa lo que se espera es una “descripción densa”, una “comprensión experiencial” y “múltiples realidades”. Como tercera característica diferenciadora de la investigación cualitativa, Stake argumenta que en ésta el investigador no descubre, sino que construye el conocimiento. Como síntesis de su perspectiva, Stake considera como aspectos diferenciales de un estudio cualitativo su carácter holístico, empírico, interpretativo y empático”.29

5.4.3. LA ESTRATEGIA METODOLÓGICA DE TRIANGULACIÓN
Evidentemente, las estrategias metodológicas cuantitativas y cualitativas nos ofrecen “puntos de vista” divergentes. Y quizá en eso radica el aporte de cada una de ellas: ofrecernos perspectivas “distintas”. Perspectivas que por un lado se “oponen”, pero que por el otro “se enriquecen” y “complementan”, ya que cuando se combinan, “potencian” la mirada de investigador.
Que quede claro, más que opuestas, lo cuantitativo y lo cualitativo son miradas “complementarias”. Hija de la “hibridación” siempre beneficiosa de perspectivas, como su nombre lo indica la estrategia metodológica de “triangulación” es siempre el resultado de la “mezcla” y “unión” de las estrategias cualitativas y cuantitativas.
En otras palabras, la “triangulación”...

...puede ser definida como el uso de dos o más métodos de recogida de datos, en el estudio de algún aspecto del comportamiento humano. El uso de métodos múltiples, el multimethod approach o enfoque multimetódico, contrasta con el método de enfoque sencillo que es más vulnerable”30.


Y es que en la medida en que lo “real-social” es complejo y diverso, está claro que sólo la mezcla de las perspectivas y “datos” que ofrecen conjuntamente lo cualitativo y lo cuantitativo le permiten a los investigadores acercarse a lo social de la mejor manera y modo posible: con mucha más “fiabilidad”. Esto es, la mezcla de las herramientas de lo “cuanti” y lo “cuali”, la triangulación, fortalece la mirada del investigador. ¿Por qué?
Debido a que la triangulación...

....se ha considerado como la utilización de múltiples métodos, materiales empíricos, perspectivas y observadores para agregar rigor, amplitud y profundidad a cualquier investigación” (N. Denzin y Lincoln 1998).


En este sentido, hay que aceptar que esta compleja estrategia metodológica, implica el....

....uso de varios métodos de investigación sociológica: trabajo de campo (observación participante), encuestas: muestreo, estudio piloto, análisis secundario, experimento y triangulación”31.


Mezcla metodológica que por su puesto, en la práctica no se hace de manera ingenua “mixturando” técnicamente hablando lo irreconciliable en cada momento de la investigación, sino recurriendo a él sobre todo en una parte específica y fundamental del proceso indagador: la fase de análisis. Porque es ahí donde....

....los diferentes marcos referenciales pueden brindar mayor claridad y complementarse, siempre y cuando no se mezclen....En la investigación cuantitativa, la selección de la muestra resulta crucial, puesto que al obtenerse mediante la aleatoriedad se aspira a que tal muestra tenga la misma distribución normal del universo y, por ende, los resultados objetivos puedan generalizarse; de igual manera, si la muestra es o no representativa, ello determina el tipo de análisis estadísticos que se aplican....En la investigación cualitativa no interesa la representatividad; una investigación puede ser valiosa si se realiza en un solo caso (estudio de caso), en una familia o en un grupo cualquiera de pocas personas. Si en la investigación cualitativa buscamos conocer la subjetividad, resulta imposible siquiera pensar que ésta pudiera generalizarse. Sin embargo, es un hecho incontrovertible que hoy en día la investigación cualitativa, aun sin aspirar a la representatividad o a la generalización, se utiliza ampliamente en el mundo de los negocios y del mercado, sobre todo por medio de la utilización de grupos focales (de los que hablaré más adelante), y sus resultados frecuentemente se toman como base de decisiones que implican grandes cantidades de dinero”32.


Sí, ahí en la “mezcla controlada” y oportuna, reside el secreto de una buena triangulación. Acción compleja cuya práctica, inevitablemente, nos lleva a reconocer que existen al menos dos diferentes tipos de “modalidades” de triangulación:

- La triangulación intra-método, que “se aplica cuando el investigador escoge un único método o estrategia de investigación, pero aplica distintas técnicas de recogida y de análisis de datos; cuando se repite el mismo método en situaciones y métodos diferentes”. Aquí “el objetivo que se persigue es, igualmente, comprobar la validez y la fiabilidad de la información que primeramente se ha obtenido”33.
- La triangulación entre métodos, que “consiste en la combinación de métodos de investigación (no similares) en la medición de una misma unidad de análisis. Con ello se pretende paliar la limitación de cada método, contrarrestándolas con las potencialidades de los otros métodos. De esta forma, la triangulación entre métodos se convierte en vehículo para la validación cruzada, cuando se alcanzan los mismos resultados con métodos distintos, pero que apuntan a la misma dimensión del problema de investigación”34.
Por su parte, Norman Denzin (citado por Janesick 1998) con mucha lucidez ha dicho que para él no existen dos, sino cuatro “tipos de triangulación”:

- La Triangulación de datos: “utilización de diversas fuentes de datos en un estudio”.

- La Triangulación de investigadores: “utilización de diferentes investigadores o evaluadores”.

- La Triangulación de teorías: “utilizar múltiples perspectivas para interpretar un mismo grupo de datos”.

- La Triangulación metodológica: “la utilización de diferentes métodos para estudiar un mismo problema”35.
A lo cual, Valerie Janesick (1998) ha agregado una “quinta forma de triangulación”, la llamada triangulación interdisciplinaria, que es “la participación de profesionales de diferentes disciplinas, la cual enriquece la interpretación”36 de los objetos de estudio abordados.


5.5. LAS TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN SOCIAL: ¿QUÉ SON Y PARA QUÉ SIRVEN?
Las técnicas se inventan, se enseñan, se aprenden, se transmiten de manera oral o escrita y a través de su mostración en la actividad misma. Su investigación y su perfeccionamiento son siempre obra colectiva y progresiva. Las técnicas se desarrollan continuamente, se multiplican sin cesar y cambian al paso y la medida en que avanzan la ciencia y la tecnología. En todo caso las técnicas constituyen una de las partes más adelantadas de la actividad científica”.
Eli Gotari

Una cosa muy importante a recordar es que toda estrategia metodológica (en tanto argumentación, planificación epistemológica y reflexión conceptual sobre el método) implica siempre el uso de determinados “instrumentos” para la recopilación y análisis de información. Se trata de las llamadas técnicas de investigación social: que no son sino las herramientas, instrumentos o formas de proceder que le permiten a cualquier sujeto indagador obtener información (datos) sobre el “objeto de estudio” que esté interesado en conocer en un momento determinado.


En palabras de Rojas Soriano, las técnicas de investigación pueden ser percibidas como un...

...conjunto de reglas, operaciones o procedimientos específicos que guían la construcción y el manejo de los instrumentos de recolección y análisis de datos” .


Etimológicamente la palabra “técnica” viene del griego Technikos, que surge de técne, que significa arte. De ahí que en general la palabra “técnica” se refiera a la habilidad para transformar la realidad observando una serie de reglas. Aunque “inicialmente tuvo dos sentidos: como arte práctico y como forma de actuación que se oponía a episteme: la ciencia, en cuanto que ésta es conocimiento o saber teórico....Para Aristóteles, la técne supera a la experiencia, pero se sitúa en rango inferior al razonamiento. Hace referencia a las aplicaciones de la ciencia a las necesidades prácticas, particularmente a la producción industrial...Al situar la técnica en un marco más amplio –la ciencia- se trata de explicar y comprender la realidad desde una tecnología y metodología fundamentada, para evitar el reduccionismo o el desviacionismo tecnocrático...En la actualidad, el sentido de la [palabra] técnica ha quedado reservado a los procedimientos de actuación concretos y particulares, asociados a las distintas fases del método científico”37.
Pero aquí lo trascendental a señalar es que al igual que las estrategias metodológicas, las “técnicas de investigación social” representan la respuesta a un cómo hacerlo y siempre son un medio para lograr un fin. De ahí que el verdadero valor de las técnicas radica en que ellas son precisamente las herramientas que le permiten al investigador conseguir su propósito; entre otras cosas, porque son la “parte instrumental de la metodología de la investigación”38.
Lo cual nos lleva a recordar que todas las técnicas de investigación existentes se engloban inevitablemente “dentro de un método y a la inversa, un método comporta el uso de diferentes técnicas”39. ¿La razón? Muy simple: no existen métodos sin técnicas que instrumentalmente los ejecuten, ni hay técnicas que funcionen sin la perspectiva conceptual y cognitiva que otorgan los métodos.
Simbiótica situación que necesariamente nos obliga a hacer la siguiente distinción: que los métodos no se reducen a las técnicas (aunque eso si, un método puede admitir muchas distintas técnicas) y que las técnicas (aunque varias de ellas puedan ser comunes a distintos tipos de métodos) no siempre se ajustan de manera mecánica a todos los métodos.
Como muy bien lo expresó Eli de Gotari...

....las técnicas forman parte de los métodos, pero no se confunden con ellos. Una técnica puede figurar en varios métodos, sin que constituya necesariamente una parte intrínseca de método alguno. Lo que es más, cada vez que se inventa una técnica mejor, la anterior deja de ser utilizada. Tampoco hay técnicas que sean exclusivas de un determinado método. En suma, el método consta de varias técnicas, junto con otros muchos elementos de otra índole; pero jamás es un mero conjunto de técnicas”40.


Por ello, es crucial reconocer que mientras epistemológicamente los métodos se sitúan al nivel de los “conceptos”, las técnicas se sitúan al nivel de los “hechos”. Fundamentalmente porque...

La técnica representa las etapas de operaciones limitadas unidas a elementos prácticos, mientras que el método es una operación intelectual que coordina un conjunto de operaciones y en general diversas técnicas”41.


Así, en tanto “instrumentos”, “formas de proceder” y “herramientas”, las “técnicas de investigación social” al permitir la recolección y el análisis de datos, lo que hacen es ayudar al investigador en la aplicación de los distintos métodos de la ciencia42, pues como ya vimos, representan un sistema de principios y normas que lo auxilian “en la aplicación del método elegido para llevar a cabo el proceso de conocimiento científico”43.

5.6. ¿CUÁLES SON LOS TIPOS DE TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN SOCIAL QUE EXISTEN?

Las técnicas son, pues, instrumentos puestos a disposición de la investigación y organizadas por el método con este fin. Son limitadas en número y comunes a la mayoría de las ciencias sociales”44.


Por el orden o secuencia en la que se “aplican”, existen dos grandes grupos de técnicas de investigación científico social: las técnicas para la recopilación de información (que por lo que permiten –recopilar los datos brutos- son las primeras en aplicarse) y las técnicas para el análisis de la información (que como su nombre lo indica, son las que se usan para organizar, decodificar y leer la información previamente recopilada).
Sin embrago, como el empleo de cualquier técnica (sea de recopilación o de análisis) “se ubica dentro de determinada perspectiva teórica que orienta tanto la selección de los procedimientos como la construcción y aplicación de los instrumentos de investigación”45, resulta vital señalar que por el “tipo de información” que en términos “cognitivos” brindan o permiten obtener y construir, existen otros dos grandes grupos de técnicas para la investigación científico-social: las técnicas de investigación “cualitativas” y las técnicas de investigación “cuantitativas”. Mismas que desde un punto de vista, pueden percibirse como los dos grandes sub-grupos en los que se dividen las técnicas de recopilación y las de análisis, como bien se puede ver en la siguiente tabla:

TÉCNICAS PARA LA RECOPILACIÓN DE LA INFORMACIÓN

TÉCNICAS PARA EL

ANÁLISIS DE LA

INFORMACIÓN

TÉCNICAS

CUANTITATIVAS

DE RECOPILACIÓN

TÉCNICAS

CUALITATIVAS

DE RECOPILACIÓN



TÉCNICAS

CUANTITATIVAS

DE ANÁLISIS


TÉCNICAS

CUALITATIVAS

DE ANÁLISIS


- Encuesta
- Análisis de Contenido
- Heurística


- La técnica de investigación documental (o de documentación)
- Etnografía
- Entrevista
- Historia Oral
- Historias de vida
- Grupos de Discusión
- Grupos Focales
- ASBI
- Psicodrama o Sociodrama
- Socioanálisis
- Investigación-acción



- Análisis Estadístico


- Lectura
- Análisis Documental
- Análisis Textual
- Historiografía
- Hermenéutica
- Semiótica
- Análisis de Dominios y Taxonomías Culturales
- Análisis del Discurso



5.7. LAS TÉCNICAS DE RECOPILACIÓN DE LA INFORMACIÓN
Las técnicas de recopilación de la información, son aquellas “herramientas”, “instrumentos” (tecnologías), “paquetes técnicos” y procedimientos que le posibilitan al sujeto investigador reunir, encontrar, recopilar o construir la información empírica necesaria para responder las preguntas que formuló acerca de su “objeto de estudio”.
Por su orden de uso, estas técnicas son las primeras que el investigador debe “aplicar” o utilizar, porque son las que le permiten obtener la información básica, la inicial en cuanto a orden: los datos brutos. Posteriormente el indagador tiene por su puesto que recurrir a las “técnicas de análisis de la información” para “decodificar”, “leer”, organizar y tratar de entender la información inicialmente recopilada.
Como ya se comentó, por el tipo de información que en términos epistemológicos permiten obtener, las técnicas de recopilación de la información, se dividen en cualitativas y cuantitativas.
5.7.1. LAS TÉCNICAS “CUANTITATIVAS” PARA LA RECOPILACIÓN DE LA INFORMACIÓN

Para estudiar bien las técnicas hay que conocer los métodos que las utilizan y coordinan, pero también tener una idea de los fines, de los objetivos, es decir, de las ciencias de que forman parte, del campo al que se aplicaran estos métodos”46.


Entre las técnicas cuantitativas de recopilación más comunes se encuentran: la Encuesta, el Análisis de Contenido y la Heurística. A continuación las veremos una por una, intentando en cada caso contestar brevemente las siguientes preguntas: ¿cómo se definen?, ¿cuál es su historia?, ¿para qué “sirven”? y ¿cómo se aplican?

5.7.1.1. LA ENCUESTA.
Por diversas circunstancias, la técnica Encuesta es sin duda la técnica cuantitativa de recopilación más “popular” y “conocida”. Entre otras razones, porque es la técnica preferida de los políticos y los mercadólogos, pero sobre todo, porque es la técnica preferida por la mayoría de los Medios Masivos de Comunicación en cuanto a estudios de opinión pública se refiere.
DEFINICIÓN DE LA TÉCNICA ENCUESTA
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal