Estados Unidos wt/tpr/S/235 Página



Descargar 0,53 Mb.
Página2/6
Fecha de conversión31.05.2017
Tamaño0,53 Mb.
1   2   3   4   5   6

Políticas agropecuarias


      1. La mayor parte de las políticas agropecuarias de los Estados Unidos están establecidas en la Ley de Productos Alimenticios, Conservación y Energía de 2008, que autoriza los programas agropecuarios para 2008-2013.3 Hay un amplio cuerpo legislativo que sirve de base a la Ley de Agricultura y que, en su mayor parte, se ha incorporado a dicha Ley. Algunos de los programas tienen sus raíces en legislación que se remonta a hace muchos años, aunque han evolucionado considerablemente a lo largo del tiempo, y se han introducido nuevos programas y se han modificado o retirado otros.

      2. La Ley de Agricultura de 2008, al igual que la anterior, se preparó y aprobó en el Congreso. En 2008, la aprobación de la Ley de Agricultura tuvo que superar dos vetos presidenciales. La Ley vigente contiene una serie de políticas de amplio alcance que abarcan casi toda la producción agropecuaria, pero con programas muy diferentes en distintos sectores y no todos prestan ayuda a los productores. Esta Ley, al igual que las anteriores, tiene una duración limitada. En teoría, si no se aprueba una nueva Ley antes del vencimiento de la presente (en 2013), vuelve a aplicarse la legislación permanente, que está recogida fundamentalmente en la Ley de Ordenación Agraria de 1938, la Ley de Agricultura de 1949 y la Ley Constitutiva de la Corporación de Créditos para Productos Básicos de 1948. Sin embargo, cuando en el pasado se han dado esas circunstancias se ha prorrogado la Ley vigente.

      3. En muchos aspectos, la Ley de Agricultura de 2008 se divide en una serie de títulos, en los que se establecen los programas que llevan a cabo el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y otros organismos gubernamentales. No se limita a la ayuda a la agricultura: los mayores desembolsos presupuestarios corresponden a programas de ayuda alimentaria interna.

      4. A continuación se presenta un resumen de los principales títulos de la Ley de Agricultura, con inclusión de otra información pertinente en el mismo apartado.

a) Título I (Programas de productos básicos)
Pagos directos


            1. Las explotaciones agrícolas que solían producir cereales, algodón, cacahuetes (maníes) y semillas oleaginosas pueden beneficiarse de pagos directos, que se basan en la superficie plantada y los rendimientos históricos y están desconectados de la producción y los precios corrientes. La Ley de Agricultura de 2008 redujo los pagos al 83,3 por ciento de la superficie de base para 2009-2011, frente al 85 por ciento en la Ley de 2002. Sin embargo, las tasas de pago siguen siendo las mismas (cuadro AIV.2).

Préstamos de ayuda a la comercialización y primas de complemento


            1. La Corporación de Créditos para Productos Básicos (CCC) concede préstamos de ayuda a la comercialización a los productores de los productos básicos abarcados.4 Después de la recolección, el productor puede obtener de la CCC un préstamo de comercialización igual a la tasa del préstamo multiplicada por la cantidad producida. El préstamo se puede amortizar mediante el reembolso del capital más los intereses (en general establecidos en un punto porcentual por encima del tipo de interés de los préstamos del Tesoro de los Estados Unidos), o bien, cuando los precios del mercado sean inferiores a la tasa del préstamo, mediante la transferencia de la propiedad del cultivo a la CCC o el reembolso a una tasa basada en los precios del mercado local (del condado). Como alternativa al préstamo de ayuda a la comercialización, el productor puede recibir una prima de complemento basada en la diferencia entre la tasa del préstamo y los precios del mercado. Las tasas de los préstamos en la Ley de Agricultura de 2008 eran iguales a las de la Ley anterior, con la aplicación de un aumento o una disminución a algunos productos en el período 2009-2012. En el caso del maíz de semilla y con alto contenido de humedad, los préstamos no se pueden reembolsar mediante la transferencia de la propiedad del cultivo. En cuanto al algodón upland, la tasa de reembolso se basa en los precios del mercado mundial y no en los locales (cuadro AIV.3).

Programa de Pagos Anticíclicos


            1. Los pagos anticíclicos se basan en la producción histórica y la diferencia entre un precio indicativo y el precio "efectivo" (basado en los precios corrientes del mercado). El precio indicativo de cada producto está establecido en la Ley de Agricultura (cuadro AIV.4) y coincide con el fijado en la Ley anterior para 2004-2007, excepto el del algodón upland, cuyo precio indicativo se estableció en un nivel ligeramente más bajo. La mayor parte de las tasas de pago para el período 2010-2012 se han mantenido al mismo nivel, con excepción de las aplicadas al trigo y la avena, que se han incrementado. En la Ley de Agricultura de 2008 el número de cultivos comprendidos en el Programa de Pagos Anticíclicos aumentó con la inclusión de los guisantes secos, las lentejas y los garbanzos. Aunque estos pagos se basan en los precios, no se requiere para el pago que se siga produciendo el cultivo abarcado por el programa o cualquier otro cultivo, y la cuantía del pago no se ve afectada por el hecho de que se produzca algún cultivo.

            2. La tasa de los pagos anticíclicos es igual al precio indicativo menos la tasa de los pagos directos menos la tasa del préstamo o el precio del mercado, si este fuera mayor. La tasa de pago se multiplica luego por el rendimiento y la superficie cultivada históricos para obtener el pago total al productor.5

Azúcar


            1. El azúcar puede acogerse a los préstamos de reembolso limitado, es decir, los elaboradores pueden obtener un préstamo basado en la tasa de préstamo establecida en la Ley de Agricultura y amortizarlo mediante su reembolso o la cesión del cultivo a la CCC. Los elaboradores están obligados por Ley a pagar a los productores a una tasa proporcional al valor del préstamo. Además, el azúcar está sujeto a cupos de comercialización determinados cada año, que pueden restringir la comercialización y tienen por objeto impedir la cesión del azúcar a la CCC. El Secretario de Agricultura también puede comprar azúcar destinado al consumo humano y venderlo a productores de bioenergía, aunque en la práctica esto no ha ocurrido nunca.

            2. En el marco del Programa de Reexportación de Azúcar Refinado, una empresa puede obtener una licencia para importar azúcar libre de impuestos con destino al refinado y la exportación o bien importar azúcar sin refinar para sustituir al azúcar refinado de producción nacional que se haya exportado. En el Programa de Reexportación de Productos que contienen Azúcar, un fabricante de productos que contienen azúcar puede importar azúcar libre de impuestos para su utilización en productos que vaya a exportar. El Programa de Alcohol Polihídrico permite a los fabricantes de dicho alcohol comprar azúcar libre de impuestos a refinadores con licencia para su uso en la producción de alcohol polihídrico no destinado al consumo humano.

Cuadro IV.3

Exportaciones de azúcar y productos que contienen azúcar, 2005-2009

(Toneladas)







Productos que contienen azúcar

Azúcar refinado

2005

145.337

162.450

2006

157.571

197.735

2007

162.259

322.065

2008

144.932

200.698

2009

154.264

137.553


Fuente: Datos facilitados por las autoridades de los Estados Unidos.

Programa opcional basado en el promedio de los ingresos obtenidos de los cultivos (ACRE)


            1. En la Ley de Agricultura de 2008 se introdujo el Programa opcional basado en el promedio de los ingresos obtenidos de los cultivos (ACRE) como alternativa a los pagos anticíclicos. Los pagos del Programa ACRE son también anticíclicos, pero se basan en los ingresos (rendimientos a nivel estatal y precios del mercado en comparación con los rendimientos y los precios históricos). Si se opta por el Programa ACRE, los pagos directos se reducen en un 20 por ciento y las tasas de los préstamos en un 30 por ciento. En total se han incorporado al Programa 32.528.628 acres (el 12,8 por ciento de la superficie de base total) de 128.620 explotaciones agrícolas (el 7,7 por ciento de todas las inscritas).

Ayuda económica a los usuarios de algodón


            1. El Programa de Asistencia para el Ajuste Económico proporciona un pago a los usuarios nacionales de algodón upland de cualquier procedencia para usos específicos, incluida la modernización de las instalaciones o el equipo. Los usuarios nacionales y los exportadores de algodón de fibra extralarga también reciben pagos cuando los precios del mercado mundial descienden durante cuatro semanas consecutivas por debajo de los precios de los Estados Unidos y del 134 por ciento de la tasa de los préstamos para el algodón de fibra extralarga.

Productos lácteos


            1. El sector de los productos lácteos cuenta con el respaldo de varios programas, que son notablemente diferentes de otros programas de ayuda previstos en el Título I de la Ley de Agricultura de 2008. Se proporciona ayuda para el sostenimiento de los precios mediante los precios de compra establecidos en la Ley; la CCC "comprará la mantequilla, el queso Cheddar y la leche desnatada en polvo que se le ofrezcan" a los precios establecidos en la Ley de Agricultura de 2008.6 Estos productos se pueden revender; en 2009 y 2010 la CCC vendió unas 455 toneladas de leche desnatada para su transformación en caseína o caseinato en polvo comestibles, a un precio aproximado de 1,58 dólares EE.UU. por kg.

            2. Además de los precios de compra establecidos en la Ley de Agricultura, en las Órdenes federales de comercialización de la leche (FMMO) se fijan precios mínimos para la leche líquida de grado A7, que deben pagar por la leche los "primeros manipuladores" (elaboradores o fabricantes). Según las autoridades, se establecen precios mínimos para fomentar la producción y el envío de leche líquida de las zonas con producción excedentaria a las que tienen una producción escasa y una demanda elevada. Los precios establecidos en las órdenes federales de comercialización de la leche pueden variar de un mes a otro en función de la oferta y la demanda previstas y no están garantizados: los precios medios de la leche han registrado fuertes fluctuaciones en los últimos años. En la actualidad hay 10 órdenes federales de comercialización, que abarcan alrededor del 62 por ciento de la leche producida en los Estados Unidos. En California funciona un sistema análogo que comprende alrededor del 22 por ciento de la leche producida, y los estados de Maine, Montana, Nevada y Virginia regulan casi todo el resto. En el sistema federal, los precios mínimos dependen del uso final de la leche: clase I para la leche utilizada en bebidas a base de leche; clase II para la leche que se utiliza en productos blandos y congelados (crema (nata) líquida, yogures, helados, etc.); clase III para la leche utilizada en la fabricación de queso; y clase IV para la leche utilizada en la mantequilla y la leche en polvo. Cada mes se establecen los precios mínimos de cada clase: los precios de las clases II a IV se basan en los precios al por mayor de estos productos; y el precio de la clase I se establece aplicando un margen al precio mínimo de la leche utilizada para los productos lácteos manufacturados.

            3. En la Ley de Agricultura de 2008 se mantuvo con algunos cambios el Programa de Contratos para Compensar la Pérdida de Ingresos por la Venta de Leche (MILC), en cuyo marco se efectúa un pago directo a los productores de productos lácteos cada mes en que el precio de la leche líquida sea inferior a un precio fijo determinado anualmente. Los pagos constituyen una compensación parcial cuando los precios están por debajo del precio de referencia, pero solo se aplican a una cantidad limitada.8

b) Título II (Conservación)


            1. Los programas de conservación de la agricultura forman parte de un conjunto mucho más amplio de medidas para proteger el medio ambiente natural. En estos programas intervienen la Oficina de Ordenación de Tierras, el Servicio de Pesca y Fauna y Flora Silvestres y el Servicio Forestal (que forma parte del USDA), así como otros organismos federales. En 2007, el gasto en programas de conservación del USDA representó alrededor del 16 por ciento de los 33.800 millones de dólares EE.UU. destinados a programas para proteger los recursos naturales.9 La participación de los productores en la mayoría de los programas es voluntaria, con la excepción de los productores de humedales muy erosionables y protegidos que están obligados a cumplir los requisitos de conservación establecidos en los programas si no quieren perder los beneficios derivados de determinados programas relativos a productos básicos. En la Ley de Agricultura de 2008 se consignó una suma adicional de 8.000 millones de dólares EE.UU. para programas de conservación y se modificó la cantidad de tierra que se puede incorporar a los programas de reservas. La superficie admitida en el Programa de Conservación de Reservas se redujo de 39,2 millones de acres a 32 millones, mientras que en algunos programas de menor alcance (Reserva de Humedales y Reserva de Pastizales) se aumentó la superficie.

c) Título III (Comercio)


            1. En la Ley de Agricultura de 2008 se mantuvieron algunos de los programas de exportación de productos agropecuarios de la Ley anterior. El Servicio Exterior de Agricultura (FAS) del USDA administra casi todos los programas, con la excepción de algunos de ayuda alimentaria, que están a cargo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). La Ley puso fin al Programa de Fomento de las Exportaciones, el Programa de Garantías de Créditos de Proveedores y el Programa Intermedio de Garantía de los Créditos a la Exportación (GSM-103).

Subvenciones a la exportación


            1. El Programa de Incentivos para la Exportación de Productos Lácteos proporciona subvenciones (primas) a los exportadores de productos lácteos por medio de la CCC. En mayo de 2009 se dio a conocer el Programa para la campaña iniciada el 1º de julio de 2008 mediante la publicación de invitaciones para que se presentasen ofertas a fin de recibir primas para la exportación de diversas cantidades de leche desnatada en polvo, queso o grasa de mantequilla. El 6 de julio de 2009 se puso en marcha mediante otro anuncio el programa para la campaña iniciada el 1º de julio de 2009. El límite global de las exportaciones en el marco del Programa de Incentivos era de 19.235 toneladas de grasa de mantequilla, 68.201 toneladas de leche desnatada en polvo y 3.030 toneladas de queso. La subvención a la exportación por unidad exportada varía en función de cada oferta. Una vez recibida una oferta, el USDA/CCC adopta una decisión que se basa en los datos suministrados por el exportador en relación con el contrato de venta de exportación. La decisión del USDA/CCC se fundamenta en una evaluación de los mercados de ese producto, tanto el de exportación como el interno. Según las autoridades, la prima del Programa de Incentivos tiene por objeto únicamente contrarrestar la diferencia entre el mercado de exportación y el mercado interno.

            2. En la campaña iniciada el 1º de julio de 2008 se concedieron primas para 20.025 toneladas de leche desnatada en polvo, 1.862 toneladas de mantequilla/aceite de mantequilla y 152 toneladas de queso. En el ejercicio fiscal que comenzó el 1º de octubre de 2008, los desembolsos presupuestarios fueron los siguientes: 7,2 millones de dólares EE.UU. para la leche desnatada en polvo, 11,3 millones de dólares para la mantequilla/aceite de mantequilla y 0,3 millones de dólares para el queso.

            3. La mayoría de los productos agropecuarios tienen derecho a participar en el Programa de Garantía de los Créditos a la Exportación (GSM-102). En el marco de este programa, el USDA garantiza los créditos concedidos por bancos privados en los Estados Unidos a bancos extranjeros aprobados, para la compra de productos agropecuarios por extranjeros. Las tarifas se basan en el riesgo del país deudor, el tipo de préstamo y otros factores.10 Al 30 de septiembre de 2009, los exportadores habían registrado 5.300 millones de dólares EE.UU. (aunque en mayo de 2010 la cifra había descendido, debido a la cancelación de algunas garantías). El porcentaje de incumplimiento (definido como las indemnizaciones por impago durante todo el período como porcentaje de los desembolsos) era del 5,33 por ciento. El costo presupuestario estimado para el GSM-102 en el ejercicio fiscal de 2010 es del -1,21 por ciento, es decir, que se espera que las tarifas más la recuperación de las indemnizaciones por impago sean superiores a los pagos de las indemnizaciones sobre la base del valor actual neto.

Promoción de las exportaciones


            1. El Servicio Exterior de Agricultura también tiene a su cargo el Programa de Acceso a los Mercados (MAP), que presta asistencia financiera mediante participación en los costos a organizaciones autorizadas para llevar a cabo actividades de comercialización y promoción en el extranjero, como ferias comerciales, investigación de mercados, promoción entre los consumidores de productos de venta al por menor, creación de capacidad técnica y seminarios para educar a los clientes extranjeros. La asistencia para la promoción de marcas se limita a entidades de tamaño reducido11, cooperativas y asociaciones de productores. Los fondos asignados al Programa de Acceso a los Mercados se mantuvieron en 200 millones de dólares EE.UU. entre 2007 y 2009. En el marco del Programa de Asistencia Técnica para Cultivos Especiales (TASC) se destinan fondos a proyectos relativos a las medidas sanitarias y fitosanitarias y los obstáculos técnicos al comercio en los mercados de exportación, por ejemplo seminarios y talleres, viajes de estudios, encuestas sobre el terreno, investigación de plagas y enfermedades y programas previos al despacho. Los fondos asignados al Programa TASC aumentaron de 2 millones de dólares EE.UU. en 2007 a 4 millones de dólares en 2008 y 7 millones de dólares en 2009.

Ayuda alimentaria


            1. Durante muchos años, los Estados Unidos han sido el mayor donante mundial de ayuda alimentaria, proporcionando habitualmente alrededor de la mitad de la ayuda total (3,2 millones de toneladas en equivalente en grano en 2008, es decir, el 49 por ciento del total).12 La mayor parte de la ayuda se suministra en el marco de la Ley de Alimentos para la Paz de 200813, que sustituyó a la Ley de Fomento y Asistencia al Comercio Agropecuario de 1954 (P.L. 480). Los objetivos de la Ley de Alimentos para la Paz son los siguientes: combatir el hambre y la malnutrición y sus causas en el mundo; promover un desarrollo de base amplia, equitativo y sostenible, incluido el desarrollo agropecuario; ampliar el comercio internacional; fomentar y alentar la creación de empresas privadas y la participación democrática en los países en desarrollo; y prevenir conflictos. Casi toda la ayuda se entrega en forma de donación total por medio del Programa Mundial de Alimentos o de organizaciones privadas de voluntarios.

            2. La ayuda alimentaria donada por los Estados Unidos consiste en su mayor parte en transferencias directas (es decir, en forma de productos en especie) y no en efectivo para compras locales o regionales. Las transferencias directas han sido criticadas por ser menos eficaces que el dinero en efectivo destinado a compras locales o regionales.14 La cantidad de ayuda alimentaria que monetizan organizaciones privadas de voluntarios a fin de obtener ingresos destinados a actividades de desarrollo o a sufragar sus gastos administrativos y de distribución está disminuyendo. La Oficina Gubernamental de Rendición de Cuentas (GAO) ha señalado que las donaciones de ayuda alimentaria de los Estados Unidos podrían ser más eficaces si se atenuaran algunos requisitos, como la obligación de transportar el 75 por ciento en buques con pabellón estadounidense.15

            3. Con el fin de dotar al USDA de mayor flexibilidad en la administración de los programas de ayuda alimentaria, en la Ley de Agricultura de 2008 se autorizó la compra de ayuda alimentaria en los mercados locales y regionales mediante un programa piloto (Proyecto de Compras Locales y Regionales). La financiación concedida fue la siguiente: 5 millones de dólares EE.UU. para el ejercicio fiscal de 2009; 25 millones de dólares para los ejercicios fiscales de 2010 y 2011; y 5 millones de dólares para el ejercicio fiscal de 2012.16 Además, en el ejercicio fiscal de 2010 la Administración recibió 300 millones de dólares EE.UU. en la cuenta de Asistencia para Catástrofes Internacionales (IDA) destinados a ayuda alimentaria de urgencia, como compras locales y regionales, vales y transferencias de dinero en efectivo, que permiten actuar con mayor flexibilidad y puntualidad en la entrega de la ayuda alimentaria. La Administración ha solicitado de nuevo esta financiación de la IDA para el ejercicio fiscal de 2011.

            4. En el marco de la Ley de Alimentos para el Progreso de 1985, se aprobaron o estaban en marcha en 2009 18 proyectos, por un valor estimado de 212 millones de dólares EE.UU.17 En total, el Programa de Alimentos para el Progreso proporcionó durante el ejercicio fiscal de 2009 más de 238 millones de dólares EE.UU. en asistencia alimentaria, ayudando a la compra y expedición de 288.530 toneladas de productos básicos. El Programa Internacional McGovern-Dole de Alimentos para la Educación y Nutrición Infantil también proporcionó 175,5 millones de dólares en ayuda durante el ejercicio fiscal de 200918, con más de 126.523 toneladas de productos básicos, para contribuir a los programas de nutrición infantil y alimentación escolar en 18 países. Además, el Fondo Humanitario Bill Emerson (BEHT) es una reserva de productos básicos y dinero en efectivo utilizados para atender necesidades imprevistas de ayuda alimentaria. En la actualidad el Fondo solamente tiene dinero en efectivo.

d) Título IV (Nutrición)


            1. Además del Programa Suplementario de Asistencia para la Nutrición, antes conocido como Programa de Cupones para Alimentos, la Ley de Agricultura autoriza otros programas de nutrición, entre ellos el Programa Nacional de Comidas Escolares, el Programa de Desayunos Escolares, el Programa de Alimentos para el Cuidado de Niños y Adultos, el Programa de Servicio de Alimentación de Verano y el Programa de Frutas y Hortalizas del USDA. El Servicio de Alimentación y Nutrición del USDA también tiene a su cargo el Programa para Mujeres, Lactantes y Niños (WIC), que proporciona alimentos, educación y atención sanitaria a mujeres de bajos ingresos antes y después del parto y a niños hasta los cinco años. El gasto total en programas de nutrición en el marco del USDA fue de unos 93.850 millones de dólares EE.UU. en el ejercicio fiscal de 2010, de un presupuesto total de 135.520 millones de dólares (que no se financiaron en su totalidad por medio de la Ley de Agricultura).19

            2. El Servicio de Comercialización de Productos Agropecuarios del USDA tiene también en marcha programas de compra de productos básicos, a fin de adquirir productos alimenticios destinados al Programa Nacional de Comidas Escolares (NSLP) y otros programas federales de nutrición, que también se pueden utilizar para "contribuir a estabilizar los precios en los mercados de productos agropecuarios equilibrando la oferta y la demanda".20 Mediante estos programas, se compra una amplia variedad de productos, en particular productos animales, frutas, hortalizas, nueces, artículos especiales y jarabe de maíz. En el marco del Programa Nacional de Comidas Escolares, las escuelas participantes tienen derecho a recibir alimentos por un valor de 0,195 dólares EE.UU. por comida servida. La prestación varía de un año a otro en función de la evolución de los precios de los alimentos. Además, los programas para las escuelas y otros programas de alimentación pueden obtener productos adicionales cuando haya excedentes. Durante el año escolar de 2009, el USDA compró productos por valor de más de 973 millones de dólares EE.UU. para los programas de nutrición escolar/infantil.21

e) Título V (Crédito)


            1. En la Ley de Agricultura de 2008 se introdujeron modificaciones de relativamente poca importancia en la legislación aplicable a los préstamos que concede el Organismo de Servicios Agrícolas (FSA) del USDA a los productores agropecuarios. Se pueden obtener préstamos directos por un valor máximo de 300.000 dólares EE.UU. con cargo a los fondos públicos para: la compra de tierras agrícolas; inversión en edificios y otras instalaciones (préstamos para la adquisición directa de propiedad); o gastos de funcionamiento (préstamos para la explotación directa). En el caso de los préstamos para la adquisición directa de propiedad, el solicitante puede optar por un plan de financiación conjunta, en el que el FSA proporciona la mitad del préstamo y el resto se obtiene de bancos comerciales. Hay préstamos agrícolas para situaciones de urgencia que ayudan a los agricultores a recuperarse de las catástrofes naturales o las condiciones de cuarentena impuestas como consecuencia de una medida sanitaria o fitosanitaria (cuadros IV.4 y IV.5). Dichos préstamos solamente se pueden conceder a ciudadanos o residentes permanentes de los Estados Unidos. Las personas que comienzan una actividad pecuaria o agrícola pueden obtener del FSA préstamos directos de hasta 300.000 dólares EE.UU. o garantías para la obtención de préstamos de hasta 1.094.000 dólares. Además, el FSA destina cada año una parte de los préstamos a agricultores y ganaderos socialmente desfavorecidos, así como a agricultores y ganaderos en sus comienzos.

Cuadro IV.4

Préstamos directos del Organismo de Servicios Agrícolas; volumen de los préstamos al final del ejercicio fiscal

(Millones de dólares EE.UU.)







Volumen de los nuevos préstamos

Volumen pendiente

Préstamos en mora




2008

2009

2008

2009

2008

2009

Préstamos para explotación

629,1

1.225,5

2.354,4

2.803,4

177,4

192,1

Préstamos para adquisición de propiedad

381,8

560,0

3.049,4

3.307,2

71,5

73,9

Préstamos de urgencia

45,0

30,4

821,2

758,4

140,2

150,1


Fuente: USDA FSA (2010), Farm Loan Programmes.

Cuadro IV.5

Programas de préstamos agrícolas; tipos de interés (en vigor a partir del 1º de febrero de 2010)


Programa

Tipo de interés

Programa

Tipo de interés

Préstamos para explotación agrícola directa

2,625%

Préstamos para propiedad agrícola directa -Financiación conjunta

5,000%

Préstamos para adquisición de propiedad agrícola directa

4,875%

Propiedad agrícola - pagos iniciales

1,500%







Préstamo de urgencia

3,750%


Fuente: USDA FSA (2010), Farm Loan Programmes, Interest Rates. Consultado en: http://www.fsa.usda.gov/FSA/webapp? area=home&subject=fmlp&topic=dfl-ir [febrero de 2010].

f) Título VII (Investigación y asuntos conexos)



            1. El USDA tiene un programa de investigación muy amplio que lleva a cabo fundamentalmente por medio del Servicio de Investigaciones Agrícolas, otros organismos estatales y universidades. Además de proporcionar financiación, las modificaciones introducidas en la Ley de Agricultura de 2008 tienen por objeto mejorar la eficacia mediante una coordinación mejor de las actividades de investigación. Entre las disposiciones cabe mencionar las siguientes: creación del Instituto Nacional de Alimentación y Agricultura (NIFA), en sustitución del Servicio Cooperativo Estatal de Investigación, Divulgación y Enseñanza; y creación de la Oficina de Investigación, Divulgación y Enseñanza para colaborar en la coordinación. En la Ley de Agricultura de 2008 también se puso más el acento en la concesión de financiación de manera competitiva y en la investigación sobre agricultura orgánica y especializada.

g) Título IX (Energía)

            1. En la Ley de Agricultura de 2008 se mantiene y amplía la financiación para la compra de bioproductos por organismos federales, la construcción y mejora de refinerías de biocombustibles avanzados, la investigación y desarrollo de la biomasa y la educación sobre el biodiésel. Hay nuevos programas que fomentan el uso de energía renovable en las biorrefinerías, los sistemas de energía renovable y la mejora de la eficiencia energética, la autosuficiencia energética rural, la obtención de materias básicas de nueva generación y la utilización de biomasa forestal y leñosa para la producción de energía. El Programa de Asistencia a las Biorrefinerías trata de fomentar la producción de biocombustibles a partir de fuentes renovables de biomasa distintas del almidón de maíz. Comprende subvenciones para la construcción de refinerías de biocombustible de tamaño experimental y préstamos para la construcción de nuevas refinerías de tamaño comercial. Además, mediante el Programa de Bioenergía para Biocombustibles Avanzados se proporcionan pagos a los productores que obtienen biocombustibles a partir de biomasa renovable distinta del almidón de maíz, en virtud de contratos con el USDA. En la Ley de Agricultura de 2008 está comprendido el Programa de Asistencia al Cultivo de Biomasa, para ayudar a los productores de cultivos de biomasa e instalaciones de transformación, y la Iniciativa de Investigación y Divulgación sobre Eficiencia Energética y Materias Primas Agrícolas para la Producción de Bioenergía, que proporciona subvenciones a los servicios de investigación y divulgación. La financiación obligatoria total mediante la Ley de Agricultura de 2008 es de unos 620 millones de dólares EE.UU.

h) Título X (Horticultura y agricultura orgánica)

            1. En virtud de la Ley de Acuerdos de Comercialización de Productos Agrícolas de 1937, los cultivadores y manipuladores de determinados productos agrícolas pueden establecer, con la aprobación del Secretario de Agricultura, una orden de comercialización con arreglo a la cual se pueden adoptar medidas para promover mercados ordenados. Las condiciones de las órdenes varían considerablemente. En algunos casos pueden incluir el control del suministro mediante restricciones de la comercialización y/o reservas de productos. Las órdenes de comercialización para las guindas, los arándanos, las avellanas, las ciruelas secas, las uvas y el aceite de hierbabuena contienen medidas de control del volumen.22

            2. El seguro federal de las cosechas se aborda en el Título X, aunque abarca una amplia variedad de cultivos y riesgos. Si bien es el sector privado el que proporciona el seguro, "el Gobierno subvenciona una parte significativa del costo".23

            3. La Ley de Agricultura de 2008 prorrogó el Programa de Subvenciones Globales para Cultivos Especiales hasta el ejercicio fiscal de 2012. En virtud de este Programa, cada estado puede solicitar al Servicio de Comercialización Agrícola del USDA subvenciones para mejorar la competitividad de las frutas, hortalizas, nueces de árbol, frutos secos, horticultura y cultivos de vivero (incluida la floricultura).

i) Título XI (Ganadería)

            1. Aunque la Ley de Agricultura de 2008 tiene un Título dedicado a la ganadería, no todas las disposiciones del Título XI se refieren exclusivamente a este sector, como por ejemplo las relativas al etiquetado indicativo del país de origen. En la mayoría de los casos, las políticas de los Estados Unidos relativas a la ganadería se limitan a programas de seguro y de socorro en casos de catástrofe, programas de sanidad animal y asistencia para cumplir las medidas sanitarias en los Estados Unidos y en los mercados de exportación. Según la OCDE, en los ejercicios fiscales de 2006-2008 no se hizo ninguna transferencia a productores de carne de porcino, aves de corral y carne de bovino en el marco de programas gubernamentales.24

            2. La principal excepción a la política pecuaria general es la producción de lana y mohair. La Ley de Agricultura de 2002 reintrodujo la ayuda a la lana y el mohair, que se mantuvo en el Título I de la Ley de Agricultura de 2008 (véase el cuadro IV.3).

            3. En la Ley de Agricultura de 2008 se añadieron la carne de pollo, la carne de caprino, el ginseng, la pacana y las nueces de macadamia a la lista de productos comprendidos en las disposiciones sobre el etiquetado indicativo del país de origen.25 También se introdujeron distintas categorías de etiquetas, en función de que el animal hubiera nacido o hubiera sido criado y/o sacrificado en los Estados Unidos. El 19 de noviembre de 2009, el Órgano de Solución de Diferencias estableció un grupo especial para examinar las reclamaciones del Canadá y México sobre las disposiciones relativas al etiquetado indicativo del país de origen.26

j) Título XII (Programas de Seguro de las Cosechas y de Asistencia en Casos de Catástrofe)

            1. En la Ley de Agricultura de 2008 se mantuvo, con pequeñas modificaciones, el programa de seguro de las cosechas establecido en la anterior legislación. Tal como se estipula en el Título X, el seguro de las cosechas está a cargo del sector privado, a tasas subvencionadas con arreglo a lo estipulado por la Corporación Federal de Seguro de las Cosechas, y es administrado por el Organismo de Gestión de Riesgos del USDA.

            2. La Ayuda Suplementaria a la Agricultura en Casos de Catástrofe (SADA) proporciona pagos de ayuda, cuando se producen situaciones de catástrofe, a los productores de determinados productos (cultivos, peces de acuicultura, miel y ganado) en condados declarados por el Secretario de Agricultura "condados damnificados por catástrofes", incluidos los contiguos a ellos y cualquier explotación que pierda más del 50 por ciento de la producción normal en un año civil. La Ayuda Suplementaria a la Agricultura en Casos de Catástrofe solamente se aplica a pérdidas debidas a una catástrofe, condiciones meteorológicas adversas u otra situación ambiental que se produzca hasta el 30 de septiembre de 2011.
      1. Aranceles y contingentes arancelarios de los productos agrícolas


            1. Los aranceles y los contingentes arancelarios de los productos agropecuarios no están abarcados por la Ley de Agricultura de 2008. Sobre la base de la definición de productos agropecuarios de la OMC, el Arancel Armonizado de los Estados Unidos (HTSUS) tiene 1.791 líneas arancelarias al nivel nacional de 8 dígitos. En algunas de estas líneas se indica el tipo arancelario aplicado dentro de contingente, mientras que en otras líneas arancelarias del mismo producto figura el tipo aplicado fuera de contingente. Hay 1.595 líneas arancelarias de productos agropecuarios con tipos fuera de contingente.27

            2. Para estas 1.595 líneas, el arancel medio NMF aplicado es el 8,9 por ciento, relativamente bajo en comparación con algunos otros Miembros de la OMC. Sin embargo, los tipos varían mucho de un grupo de productos a otro, desde el 350 por ciento para algunas líneas arancelarias del tabaco hasta cero para 368 líneas arancelarias. De las 1.595 líneas arancelarias mencionadas, 696 tienen derechos no ad valorem. El alcohol etílico utilizado como combustible también está sujeto a "demás derechos o cargas" y consolidado en el Arancel a 0,1427 dólares EE.UU. por litro.

            3. Los aranceles más altos corresponden al tabaco, el azúcar, los cacahuetes (maníes) y los productos lácteos, seguidos de la carne de bovino, el algodón y determinados productos hortícolas (como las setas).

            4. Los Estados Unidos notifican al Comité de Agricultura 44 contingentes arancelarios que abarcan 171 líneas arancelarias, en su mayor parte de productos lácteos, productos de azúcar, productos que contienen azúcar y/o ingredientes lácteos y algodón. La notificación más reciente corresponde a los años 2007 y 2008.28 Las tasas de utilización variaron considerablemente de un contingente a otro y fueron particularmente bajas para el algodón, posiblemente debido al retroceso de la industria de los textiles y las prendas de vestir. También fueron bastante bajas para algunos productos lácteos y de otro tipo. Por otra parte, las importaciones dentro de contingente estaban próximas a la cuantía del contingente o la superaron en varios casos.

            5. Los Estados Unidos se han reservado el derecho a utilizar la salvaguardia especial para la agricultura en 189 líneas arancelarias, en su mayor parte productos lácteos, productos de azúcar, productos que contienen azúcar y/o ingredientes lácteos y algodón. La salvaguardia especial basada en la cantidad se utilizó por última vez en 2003. Sin embargo, la salvaguardia basada en el precio se ha aplicado con mucha mayor frecuencia. Se usó 61 veces en 2007 y 53 en 2008. La salvaguardia especial para la agricultura se aplicó en casi todos los casos a cantidades muy pequeñas, por ejemplo a 4 kg de crema (nata) con un contenido de materias grasas superior al 45 por ciento y a 3 kg de cacao en polvo con un contenido de más del 65 por ciento de azúcar, pero también se utilizó en cantidades significativas desde el punto de vista comercial, por ejemplo en 327 toneladas de bebidas a base de leche y en 2.598 toneladas de carne de bovino deshuesada congelada.29
      2. Niveles de ayuda


            1. Las notificaciones de los Estados Unidos al Comité de Agricultura de la OMC abarcan la ayuda interna hasta la campaña agrícola de 2007 y no incluyen los cambios derivados de la Ley de Agricultura de 2008. Sin embargo, aunque en esta Ley se introdujeron modificaciones en las tasas y la cobertura de los pagos de los programas existentes y se establecieron algunos nuevos programas, no representa un alejamiento radical de la Ley de Agricultura de 2002.

            2. En la notificación de la ayuda de la campaña agrícola de 2007 se declaró que la ayuda total a la agricultura era de 84.650 millones de dólares EE.UU. De este total, se notificaron en el compartimento verde 76.200 millones de dólares, de los cuales 54.400 millones eran para ayuda alimentaria interna, 5.200 millones se notificaron como pagos directos en concepto de ayuda a los ingresos desconectada, 4.300 millones fueron desembolsos anuales de los estados para la prestación de servicios y 1.900 millones se destinaron al Programa de Conservación de Reservas.

            3. La Medida Global de la Ayuda Total Corriente (MGA Total Corriente) en los Estados Unidos fue de 6.300 millones de dólares EE.UU. en 2007. Además, se destinaron 2.000 millones de dólares a ayuda no referida a productos específicos y 200 millones de dólares a "Otra ayuda por productos específicos"; estas dos cuantías estaban por debajo de los niveles de minimis.

            4. Así pues, la ayuda de los Estados Unidos correspondiente al compartimento ámbar es una pequeña proporción de la ayuda total notificada a la OMC. La mayor parte de esta ayuda está relacionada con los precios, con la producción o con ambos. Los programas de préstamos de ayuda a la comercialización de los cereales, las semillas oleaginosas y el algodón proporcionan efectivamente precios mínimos garantizados a casi todos los productores de estos productos, compensándoles si los precios del mercado30 caen por debajo de las tasas de préstamo establecidas en la Ley de Agricultura. Los pagos anticíclicos ofrecen también cierta compensación si los precios descienden por debajo de los precios indicativos establecidos en la Ley, aunque en este caso los pagos están desconectados de la producción. Con la excepción del algodón upland, no se ha concedido realmente ningún préstamo para la comercialización de ningún producto desde 2005, porque los precios del mercado han sido superiores a las tasas establecidas en la Ley de Agricultura. Hay otros productos que también pueden acogerse a programas de ayuda relacionada con los precios, como los préstamos con reembolso limitado en el caso del azúcar y los precios mínimos de compra en el de los productos lácteos.

            5. Debido a la estrecha vinculación entre los precios y la ayuda en el caso de algunos productos básicos, los valores de la MGA Total Corriente y de la MGA por productos específicos varían en función de la evolución de los precios del mercado. Así, en el marco de la Ley de Agricultura de 2002, la MGA Total Corriente fue de 12.900 millones de dólares EE.UU. en 2005 y descendió luego a 6.300 millones de dólares en 2007. Hay que señalar que, debido a los métodos utilizados para calcular los valores de la MGA por productos específicos, el valor de la ayuda correspondiente a los productos lácteos y al azúcar parece ser relativamente constante de un año a otro, mientras que en la ayuda relativa a otros productos hay variaciones considerables.31 En el gráfico IV.1 se muestra la MGA para algunos productos, que en los años de niveles elevados de ayuda está constituida casi en su totalidad por pagos en el marco del programa de préstamos de ayuda a la comercialización. En el gráfico se observa el grado en que la ayuda, medida por la MGA Total Corriente, varía en función de los precios. No se incluyen los pagos anticíclicos, que están desconectados de la producción aunque se basen en los precios.

            6. Las notificaciones de la MGA Total Corriente y la MGA por productos específicos presentadas al Comité de Agricultura no pretendían ser indicadores del valor de las transferencias a los productores. La MGA Total Corriente es la base para el examen por el Comité de Agricultura del cumplimiento de los compromisos en el marco de la OMC. Sin embargo, los Estados Unidos consideran que, para los productos distintos de los lácteos y el azúcar, la MGA por productos específicos puede ser un indicador útil de la ayuda, ya que refleja el desembolso presupuestario.



            1. Otra estimación de las transferencias a los productores agropecuarios derivada de las medidas de política es la Estimación de la Ayuda a los Productores (EAP) y los indicadores conexos de la OCDE. La metodología para calcular la EAP y los indicadores conexos es diferente de la utilizada para el cálculo de la MGA, no siendo compatibles ni comparables los dos conjuntos de datos. Además, la metodología utilizada por la OCDE está evolucionando y fue revisada para el informe de seguimiento y evaluación de 2007, introduciéndose varios cambios, entre ellos las estimaciones de la ayuda a productos específicos.32

            2. Según la OCDE, la EAP para la agricultura en los Estados Unidos fue el 7 por ciento de los ingresos agrícolas brutos, que es el tercer valor más bajo de los países de la OCDE, cuya EAP media fue del 21 por ciento.33 También es inferior a la de algunos países no pertenecientes a la OCDE cuya EAP se ha calculado.34 Sin embargo, debido a que los Estados Unidos tienen un sector agropecuario de gran tamaño, ese porcentaje equivale a un nivel absoluto de ayuda de 23.300 millones de dólares EE.UU., el tercer valor más alto de la OCDE.

            3. La EAP es un indicador de ayuda a todos los productores agropecuarios. El indicador de la OCDE para el sostenimiento de productos específicos es Transferencias para un Solo Producto (TSP) que, en el caso de los Estados Unidos (y de otros países), varía de un producto a otro en función de los distintos programas que afecten a los diferentes productos. La TSP de cada producto también varía de un año a otro, lo cual pone de manifiesto la estrecha vinculación entre los programas para productos específicos y la producción y los precios (véase el cuadro IV.6) en algunos productos. Los elevados niveles de ayuda que se observan para el azúcar y la leche en algunos años se deben a los aranceles relativamente altos en estos dos sectores, así como a los programas presupuestarios que los abarcan.

Cuadro IV.6

Estimación de la ayuda total a los productores y valores de las transferencias para un solo producto

(Millones de dólares EE.UU. o porcentaje de los ingresos agrícolas brutos)







2004

2005

2006

2007

2008

EAP total
















Millones de $EE.UU.

43.104

41.929

31.199

33.953

23.359

% de los ingresos agrícolas brutos

16

16

11

10

7

Trigo
















Millones de $EE.UU.

353

124

544

493

502

% de los ingresos agrícolas brutos

4,6

1,7

6,6

3,6

2,9

Maíz
















Millones de $EE.UU.

2.952

4.443

138

-246

727,0

% de los ingresos agrícolas brutos

10,8

16,7

0,4

-0,5

1,5

Arroz
















Millones de $EE.UU.

135

110

18

8

12,0

% de los ingresos agrícolas brutos

7,4

6,1

0,9

0,3

0,4

Soja
















Millones de $EE.UU.

517

-87

-77

152

1.241,0

% de los ingresos agrícolas brutos

2,8

-0,5

-0,4

0,6

4,3

Azúcar
















Millones de $EE.UU.

1.053

896

519

775

574

% de los ingresos agrícolas brutos

54,2

44,4

21,4

34,8

27,0

Leche
















Millones de $EE.UU.

7.623

4.833

3.700

8.433

5

% de los ingresos agrícolas brutos

27,6

18,0

15,6

23,6

0,0


Fuente: OCDE (2007, 2008, y 2009), Agricultural Policies in OECD Countries. Monitoring and Evaluation, París.

            1. Según la OCDE, los préstamos para la comercialización (utilizados en los cereales, las semillas oleaginosas, el algodón, las legumbres y la lana) y el sostenimiento de los precios del mercado (utilizado en el azúcar y la leche) figuran entre las formas de ayuda a los productores agropecuarios menos eficaces y más distorsionadoras del comercio. La OCDE ha señalado que tales políticas son menos eficaces que otras alternativas, como los pagos desconectados o basados en la superficie, porque una gran parte de los beneficios se pierden a causa de los costos más elevados de los insumos y los recursos, y que estas políticas también pueden distorsionar el comercio en mayor medida que otras alternativas más eficaces.35
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal