Escuela nrmal superior san pedro alejandrino



Descargar 315,7 Kb.
Página3/4
Fecha de conversión11.01.2017
Tamaño315,7 Kb.
1   2   3   4

El juego es una herramienta indispensable para lograr que el niño desarrolle ese pensamiento lógico, este no sólo recrea sino que ayuda a que dentro de esta diversión, la persona alcance un conocimiento relacionando los objetos mediante la manipulación, la reflexión, la comparación y la actuación en diferentes escenarios.




El juego es más que sólo recreación, sin desmeritar que “esta recreación” es indispensable para todo ser humano, incluso es un derecho. (Art. 17 Constitución Nacional de Colombia 1991).


Es sorprendente ver como jóvenes, que cursan grado diez y once, con un simple juego cambian su semblante, su sonrisa, su estado de ánimo; son otras personas, se atreven a acercarse un poco más al docente. Se sienten en confianza cuando ven que uno interactúa con ellos, que le damos libertad a su actuar en el juego, donde ellos son los que ordenan, decoran, eligen los juegos y los colaboradores. Además construyen las reglas de la actividad y sobre todo, la responsabilidad con que esta debe realizarse. De esta manera, ellos van desarrollando muchas actitudes, conceptos y acciones de manera inconciente dentro de las experiencias adquiridas. Estas experiencias poco a poco van haciendo parte de su cocimiento, puesto los facultan para elegir que provecho sacan de cada situación.
Me atrevo a confirmar lo certero y positivo que son estas actividades, puesto que viví esta experiencia y pude darme cuenta de los logros que alcanzaron los jóvenes al desarrollarlas, incluso cambiaron su actitud frente al aprendizaje de las matemáticas, una vez experimentaron estos juegos fueron ellos mismos los que reconocieron que las matemáticas, si se ven de otra forma, son muy enriquecedoras y chévere, ya que jugando es mucho mas fácil aprender. En el desarrollo del pensamiento lógico matemático, el rol del docente resulta de gran importancia ya que sin su ayuda éste no se le facilitaría, ya que es precisamente el docente quien debe mostrase entusiasta, activo, dinámico a la hora de enseñar para que contagie a sus estudiantes y los anime a estar constantemente activos en el desarrollo de las clases.
No nos olvidemos del juego a la hora de enseñar, puesto que éste es un fiel aliado en el desarrollo de nuestras clases.
Si como docentes nos motivamos a que las clases se desarrollen de una manera más activa, donde el educando se considere el protagonista principal en el aprendizaje, éste se entusiasma, se anima y deja de ver las matemáticas como el problema del año, la asignatura cansona y difícil, en otras palabras “ el cuco”. Se debe procurar salir de la monotonía y la famosa clase magistral donde el docente enseña y el estudiante aprende pasivamente, aceptando que lo que dice su maestro es la verdad absoluta, de esta manera se obtienen mejores resultados en el desarrollo de clases e incluso en las pruebas SABER y el ICFES que es lo que en fin se busca, es decir que el educando sepa desenvolverse en cualquier situación que se le presente en contexto tratando se buscar la lógica de la misma.
Nos encontramos en un mundo en constante evolución que exige a las personas ser competitivas en todo, tratar de ir más allá de lo que se pretende encontrar. Por lo tanto, es nuestra responsabilidad inquietar a los estudiantes a que estén pilas en todo, que no se conforman con la información que le sumistramos, que busquen la lógica de las cosas y no sólo en las matemáticas si no también en otras áreas del conocimiento.
Lo más lindo de ser docente es el recibir un abrazo, un beso una sonrisa como agradecimiento y reconocimiento por la labor realizada, y si nosotros hacemos una buena labor, ellos serán grandes personas.
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal