Entre el espacio y el tiempo: dos coordenadas que definen la identidad del hombre



Descargar 0,79 Mb.
Página4/5
Fecha de conversión24.09.2017
Tamaño0,79 Mb.
1   2   3   4   5

Quizá nuestra manera de escuchar se encuentre definida en parte por una estructura mental añeja y en parte por nuestra constitución natural, la cual por lo demás, se configuró en el todavía más prolongado proceso de hominización de la especie que se remonta a millones de años.61

Sea como fuere, nunca antes se había dado de manera tan dramática una separación entre la música popular y la “clásica” (Whittall,1988:3-6). Tal distancia, delata una fisura de la tradición que numerosos autores han coincidido en señalar y que se presenta de diversas formas. Para Arnold Whittall la distancia entre arte popular y arte culto, vista desde otro ángulo, es una separación entre el arte puramente racional, de raigambre abstracta y que obtiene su más claro estilo en el serialismo integral, y su contrapartida: el arte irracional, que aparece en el dadaísmo,-insistente en la concreción aleatoria de la realidad acústica-, y que tendrá uno de sus más importantes exponentes en la vanguardia norteamericana con John Cage.



En este sentido es importante señalar una obra paradigmática y fundamental del siglo XX, en la que asistimos a una síntesis y convergencia de los dos órdenes sonoros que hemos expuesto. Me refiero al Cuarteto No. 3 (1927) de Bela Bártok. Obra cuya compresión sintética logra contener una fuerza que se genera de la contraposición de dos formas distintas de organizar un material sonoro, y que revela ese conflicto interno al que estuvo expuesto el compositor toda su vida: tonalidad y modalidad versus nuevas formaciones simétricas en la interválica; tradición versus modernidad.62

Bela Bártok Cuarteto #3. Fin de la primera parte.

1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal