En el modo de ver En la ideología



Descargar 0,99 Mb.
Página1/8
Fecha de conversión05.09.2017
Tamaño0,99 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8

En el modo de ver

En la ideología

Culturalmente

Ideológicamente

En la creencia

Numerosas ideas y todas diferentes

Es decir

¿Qué necesito para obtenerlo?

Flexibilidad

Que hay detrás de la imagen

Relación del arte con las ideas de los alumnos



Infuyen

Conocimiento complejo

Y el arte

Integración del conocimiento

Imaginación

Estética

En la escuela hay que ser creativos

Hay que trabajarla y criticarla

Imágenes

Mensajes subliminales

Abstracciones

Poseen

Son resultado de

Interacciones

Como

Creación

Técnicas

Formas

Intenciones

Tiene

Interpretaciones correctas

Son

Errores

Porque

Hay más de una sola interpretación

ideologia

La raza

La nacionalidda

Según

Impuestas por la escuela

Elegidas

Por

Publicas


Tema 6: las imágenes y lo visual como conocimiento complejo

El primer rasgo de la complejidad es: en cada imagen se encuentran distintos componentes de lo humano que interaccionan entre sí. Estos son:




SER HUMANO



SER SOCIAL

SER CULTURAL

SER INDIVIDUAL

Todas las interacciones innumerables que podemos encontrar, como son: canales de comercio, autores, espectadores, relatos, historias, museos, etc, hacen de las imágenes el producto final.

Las imágenes influyen en todo lo que hemos visto: sociedad, comportamientos, modos de ver, de sentir, creencias, etc.

El mundo de las imágenes que cada uno conocemos nos sitúa en un lugar del mundo.



En la siguiente imagen “la piedad de Cristo” vemos que esta simple imagen nos dice mucho más de lo que vemos.

Esta escultura en mármol de carrara de Miguel Ángel “La piedad de Cristo” representa a la Virgen sosteniendo en su regazo el cuerpo muerto de su Hijo, cuerpo en el que se muestra los rastros del sufrimiento en el Calvario. Miguel Ángel nos esculpe un cuerpo que, a pesar de haber sido maltratado, azotado, coronado de espinas, crucificado, atravesado por una lanza y haber perdido hasta la última gota de sangre por la humanidad, se nos muestra limpio, sin ninguna deformación y sin ni siquiera algún rastro de sufrimiento salvaje. Es un Cristo elegante, armonioso, flexible, con la cabeza caída hacia atrás, es un cuerpo que descansa sobre Su Madre y sin embargo parece que no pesa. Todo esto inspira una sensación de tranquilidad, de paz, de belleza. Algo nuevo para la época es que tampoco hay dolor explícito en el rostro de María, es un dolor ensimismado, callado, íntimo, que sentada contempla el cuerpo de su Divino Hijo. Hasta entonces se ha representado la desfiguración del dolor, rostros llorosos, doloridos, pero Miguel Ángel dice: “La Madre de Dios no debe llorar como una madre terrenal”. De manera que María no mira a su Hijo, ni al espectador, sino que inclinando la cabeza con los ojos semicerrados, mira hacia sí, mientras con la mano izquierda hace un gesto de resignación a la voluntad divina.

  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal