El Renacimiento y el Humanismo Humberto Domínguez Chávez y Rafael Alfonso Carrillo Aguilar



Descargar 3,32 Mb.
Página1/12
Fecha de conversión21.08.2017
Tamaño3,32 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12
El Renacimiento y el Humanismo

Humberto Domínguez Chávez y Rafael Alfonso Carrillo Aguilar

CCH/UNAM Planteles Azcapotzalco y Sur

Febrero de 2007

Introducción

La edad media no acabó de forma repentina para los siglos XIV y XV; una de las más significativas rupturas con la tradición medieval se encuentra en el campo de la historia, con las obras de Leonardo Bruno,1 Nicolás Maquiavelo,2 Francesco Guicciardini3 y Jean Bodin (Bodino);4 que la convirtieron más en una rama de la literatura que de la teología, al estudiarse el pasado humano desde un punto de vista secular.



Hombre de Vitruvio (1485/1490) de Leonardo da Vinci (1452-1519), ejemplo de la combinación de ciencia y arte

http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Vitruvian.jpg

Una nueva visión de la Historia y el Humanismo

Trataron de explicarse los acontecimientos de su tiempo con una actitud crítica hacia las antiguas fuentes históricas medievales cristianas, que los habían enmarcado dentro de un conjunto de etapas marcadas por el discurso religioso judeocristiano, que rigurosamente se iniciaba con la creación bíblica del mundo, seguida por el surgimiento de Jesús de Nazaret y el desarrollo de la Iglesia Católica, para terminar con el fin del mundo y de la humanidad, anunciado en el Juicio Final marcado en la Biblia.





Creación de Adán de Michelangelo Buonarroti (1475-1564) en la Capilla Sextina, Vaticano

http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Creation_of_Adam.jpg



El Juicio Final de Michelangelo Buonarroti en la Capilla Sextina, Vaticano

http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Michelangelo_-_Fresco_of_the_Last_Judgement.jpg

La nueva visión de la historia que se ofrecía entonces, constaba de tres partes: se iniciaba con la antigüedad, exaltándose el mundo pagano griego y romano, considerado como una época clásica; se continuaba con la edad media, considerada como una etapa ignorante y bárbara que, una vez superada, daba lugar a una edad de oro, o de renacimiento; mientras que la época que acababa de iniciarse se proclamaba como el momento de la luz y de regreso al clasicismo de la antigüedad, donde el modelo a seguir, en toda la actividad cultural, era la preocupación por el ser humano, motivo por el cual muchos pensadores renacentistas recibieron el nombre de humanistas.

Así, se desarrolló un gran interés por la antigüedad grecolatina, con una intensa y fructífera búsqueda de manuscritos clásicos, que condujo al redescubrimiento de obras como los Diálogos de Platón, la obra histórica de Heródoto y Tucídides, además de existir un renovado interés por las obras de los poetas y dramaturgos griegos, que se estimaron por sus propios valores y no como elementos para embellecer y justificar la civilización cristiana, como había sucedido anteriormente. El renovado interés por el estudio de la literatura, historia y filosofía de la antigüedad grecolatina, si bien a veces condujo a una imitación de los clásicos, tenía por objetivo crear ciudadanos libres y civilizados, con gusto y juicio, más que sacerdotes y monjes disciplinados en una corriente de pensamiento religioso. Esto se vio fortalecido por el estudio de la lengua griega, enseñada en Florencia, Ferrara y Milán en los siglos XV y XVI, gracias a la emigración de pensadores bizantinos, tras la conquista de Bizancio por los turcos, en 1453.

Estos estudios fueron fomentados y apoyados económicamente por grandes familias de mercaderes, banqueros y nuevos políticos, mercenarios o condotieri,5 que se habían hecho a partir de su propio esfuerzo en las ciudades-estado de la Península Italiana, los cuales serían las líderes en el nuevo desarrollo socioeconómico europeo, como los Medici en Florencia, los Este en Ferrara, los Sforza en Milán, los Gonzaga en Mantua, los duques de Urbino, los dogos en Venecia y el papado en Roma. La perfección del cuerpo humano mediante el entrenamiento físico y el hacer, ideal que raramente se conoció en la edad media, se convirtió en uno de los objetivos de la educación renacentista.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal