El proceso de abstracción frente al acceso dialéctico a las ideas



Descargar 4,87 Kb.
Fecha de conversión15.02.2017
Tamaño4,87 Kb.
EL PROCESO DE ABSTRACCIÓN FRENTE AL ACCESO DIALÉCTICO A LAS IDEAS.
“Abstracción” y “dialéctica” son los términos que mejor sintetizan las teorías del conocimiento de Aristóteles y Platón, respectivamente. Y aunque ambos filósofos coincidan en afirmar que el conocimiento versa sobre lo universal, se separan a la hora de concebir esta realidad universal y en la manera de acceder a su conocimiento.
Para Platón, las realidades universales objeto del verdadero conocimiento (episteme) son las Ideas (eidos). Realidades espirituales, subsistentes, eternas, no sujetas a cambio, que se encuentran en el Mundo de las Ideas. y al que podemos acceder mediante nuestra capacidad intelectiva, representada por nuestra alma racional. Para ello no necesitamos de nuestros sentidos (que sólo nos proporcionarán un conocimiento de segundo orden. la opinión o doxa), pues el alma racional recuerda las Ideas contempladas con anterioridad (anámnesis o reminiscencia) a su unión accidental con el cuerpo.

La Dialéctica (noesis) será la ciencia que ayudará al alma racional a ascender al conocimiento de las Ideas y le permitirá distinguir entre éstas a las más importantes en la organización jerárquica que configuran (symploké). Esta dialéctica ascendente deja paso a una dialéctica descendente que nos va a permitir reconocer el orden racional del mundo creado por el Demiurgo (dios artesano que da forma a la materia caótica siguiendo el modelo de las Ideas) como derivado deductivamente a partir de la Idea suprema: la Idea del Bien (representada en el Mito de la Caverna como el sol).


Por otro lado Aristóteles, que parte de una concepción del mundo y del hombre completamente distinta a la platónica, elabora su epistemología afirmando una única realidad (la física) y una continuidad en el hombre (dotado de un alma mortal) entre el conocimiento sensible y el intelectual. Para el estagirita nuestra mente sería como una tablilla de cera en la que no hay nada escrito antes de que las impresiones sensibles dejen su huella. Mediante los sentidos el ser humano capta la materia (hyle) que constituye los objetos (substancias) guardando una imagen en su imaginación o memoria. A continuación el entendimiento (en su doble dimensión agente-paciente) descubrirá la forma (morphé o esencia) que permitirá el descubrimiento de lo universal, meta del conocimiento. Es precisamente este paso, desde la sensación a la idea (de lo particular a lo universal), lo que se conoce como proceso de abstracción, y que nos permitirá distinguir intelectualmente entre una hyle y una morphé que en la realidad nunca se dan por separado (teoría hylemórfica) para así alcanzar el eidos.

Como vemos, para el de Estagira, el fundamento de las ideas no será innato, sino que todas nuestras ideas van a ser adquiridas a partir de la experiencia mediante procesos de abstracción.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal