El Problema de la Psicología



Descargar 26 Kb.
Fecha de conversión24.03.2017
Tamaño26 Kb.

El Problema de la Psicología

En la historia de esta ciencia hay dos definiciones. Según una, la psicología es la “ciencia de la mente”: los procesos psíquicos son considerados fenómenos de los cuales es posible inferir la naturaleza de la sustancia mental metafísica subyacente. Según la otra, la psicología es la “ciencia de la experiencia interna”: Aquí se considera que los procesos psíquicos pertenecen a una forma específica de experiencia, porque su contenido es conocido a través de la “introspección”.

Ninguna de estas definiciones es satisfactoria para la psicología de hoy. Ésta se ha convertido en una disciplina empírica que es inadecuada pues da pie al malentendido de que la psicología tiene que ver con objetos totalmente diferentes de la llamada “experiencia externa”. Una planta, un tono, son fenómenos que suscitan ideas en nosotros, y son al mismo tiempo objetos de la psicología. Ésta trata de explicar la génesis de estas ideas y sus interrelaciones. No existe, pues, un “sentido interno”. Las ideas, surgen a través de los sentidos externos, mientras que las actividades subjetivas están conectadas con las ideas referidas a los objetos externos.

Las expresiones experiencia externa e interna no indican objetos diferentes, sino diferentes puntos de vista. Cada experiencia concreta se divide de inmediato en dos factores: en un contenido que se nos presenta y en nuestra aprehensión de ese contenido. Al primero de ellos lo llamamos objeto de experiencia, al segundo, sujeto experimentador. Esta división señala dos direcciones para el tratamiento de la experiencia. Una es la de las ciencias naturales, la otra es la de la psicología.

Lo que vuelve a la psicología una ciencia empírica se justifica por el método de todas las ciencias mentales, para las cuales la psicología suministra las bases. Ninguna de las ciencias mentales emplea las abstracciones y conceptos hipotéticos de las ciencias naturales; por el contrario todas aceptan como su realidad inmediata a las ideas. Entonces se explican los componentes individuales de esta realidad, a través de sus interconexiones mutuas. Este método debe ser el modo de proceder en la psicología en sí, siendo el método requerido la realidad inmediata de la experiencia.

Ya que las ciencias naturales investigan el contenido de la experiencia después de hacer abstracción del sujeto, su problema se declara como la adquisición del “conocimiento del mundo externo”. Otro problema es el “autoconocimiento del sujeto”. Esto es inadecuado porque la interacción del sujeto con el mundo externo y con otros sujetos similares es tanto un problema de la psicología como lo son los atributos del sujeto individual. La experiencia externa siempre está conectada con las funciones de aprehender y conocer del sujeto, y la experiencia interna siempre contiene ideas del mundo externo. La psicología tiene como sujeto de tratamiento el contenido total de la experiencia en su carácter inmediato.

La única base para la división entre ciencia natural, por un lado, y la psicología y las ciencias mentales por el otro, han de encontrarse en el hecho de que los factores de toda le experiencia son el contenido objetivamente presentado y un sujeto experimentador.

La formas de interpretación en la ciencia natural y la psicología son complementarias, cada una adopta un punto de vista diferente. La primera trata de descubrir la naturaleza de los sujetos sin referencia al sujeto. El conocimiento que éste produce es mediato o conceptual. Esta abstracción hace necesario complementar continuamente a la realidad con elementos hipotéticos. La psicología investiga el contenido de la experiencia en su forma completa y real. Su conocimiento, por tanto, es inmediato y perceptual, perceptual en el sentido de que la realidad completa se distingue de todo lo abstracto y conceptual en el pensamiento. Así la ciencia natural y la psicología son ciencias empíricas en el sentido de que aspiran a explicar el contenido de la experiencia. La segunda es la más estrictamente empírica.



Métodos de la Psicología

La psicología utiliza métodos que emplean las ciencias empíricas en general para la determinación, el análisis y la síntesis causal de los hechos.

Las ciencias naturales sirven de ejemplo a la psicología y recurren a dos métodos principales: experimento y observación. El experimento es la observación conectada a una interferencia intencional por parte del observador. La observación es la investigación de fenómenos sin dicha interferencia, tal como se presentan naturalmente al observador. En las ciencias naturales los fenómenos se dividen en procesos y objetos.

La interferencia experimental se requiere para la determinación exacta del curso y el análisis de los componentes de cualquier proceso natural. Tal interferencia es deseable pues la observación exacta sólo es posible cuando el observador puede determinar el momento en que comience el proceso.También es indispensable para separar entre sí los diversos componentes de un fenómeno. Esto es posible mediante la sustracción y la adición.

Los objetos son constantes; no tienen que ser producidos en un momento determinado. Cuando la única pregunta es acerca de la naturaleza en sí de dichos objetos, basta con la simple observación.

La observación exacta es posible sólo en la forma de observación experimental, así, la psicología nunca puede ser una ciencia pura de observación. El contenido de esta ciencia es exclusivamente procesos. La psicología está impedida de esta abstracción por su principio fundamental y las condiciones de observación casual pueden ser adecuadas cuando se repiten con frecuencia los mismos componentes objetivos de la experiencia inmediata en conexión con los mismos estados subjetivos. El problema principal de la psicología es la observación exacta del origen y desarrollo de los procesos subjetivos, por tanto, la coincidencia es improbable ya que la misma intención de observar modifica aquellos. Por otra parte, la psicología por la forma misma en que se originan los procesos psicológicos, desemboca en el empleo del modo experimental. La idea de un objeto siempre es causada por la participación de estímulos sensoriales externos. Los sentimientos se presentarán en la forma mejor adaptada a la investigación exacta, cuando se produzcan a propósito las impresiones que la experiencia haya mostrado que están conectadas con relaciones afectivas. Así, no hay proceso psíquico fundamental al cual no puedan aplicarse los métodos experimentales.



La observación pura es imposible en la psicología individual. Tal posibilidad sería concebible si existieran objetos psíquicos permanentes y que no cambiasen por nuestra observación. Hay ciertos hechos a disposición de la psicología que tiene el carácter de objetos psíquicos en cuanto que posee esos atributos de permanencia relativa e independencia respecto del observador. No es posible aproximarse a estos por medio de experimentos. Son los productos mentales como el lenguaje, las ideas mitológicas, etc. En consecuencia, el análisis psicológico puede explicar los procesos psíquicos operativos en su formación y desarrollo. Estos productos mentales presuponen como condición la existencia de una comunidad mental compuesta de muchos individuos, aunque sus fuentes más profundas son los atributos psíquicos del individuo. Debido a que depende de la comunidad social, este campo de investigación psicológica se designa como psicología. La psicología social corresponde al método de la observación pura, y en este caso los objetos de la observación son los productos mentales.

Así, la psicología, como la ciencia natural, tiene dos métodos exactos: EL método experimental, que sirve para el análisis de procesos psíquicos simples, y la observación de productos mentales generales, que sirve para la investigación de los procesos psíquicos y desarrollo superiores.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal