El Oculto Poder del Alma Por Watchman Nee



Descargar 292,03 Kb.
Página9/13
Fecha de conversión15.02.2017
Tamaño292,03 Kb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13

PAZ Y ALEGRÍA


¿Cuál es la mayor conquista en el cristianismo? Una completa unión con Dios y una pérdida total del ego. En la psicología moderna existe también la así llamada unión del hombre con la “mente” invisible, con miras a llevarlo a la pérdida de su identidad.

Esto parece ser semejante al cristianismo, aunque estén bastante separados. El popular Dr. Frank Buchman (movimiento Grupo Oxford) defendía este tipo de psicología. Una de sus enseñanzas se relacionaba con la meditación.



Él reconocía que la meditación era todo lo que se necesitaba para la comunicación entre el hombre y Dios. Él no pedía que las personas leyesen la Biblia por la mañana; él sólo pedía que meditasen y orasen.

El primer pensamiento que le venga después de la oración, afirmaba él, es el pensamiento que le fue dado a usted por Dios. Y así usted debe vivir todo el día de acuerdo con aquel pensamiento. ¿Quién pensaría jamás que esto es sólo otro tipo de afirmar en silencio la meditación abstracta? ¿Cuál es el resultado de tal meditación?

Tú sentirás mucha paz y alegría, será la respuesta. Si diriges tu pensamiento tranquilamente sobre cualquier cosa, así sea por una hora, también alcanzarás lo que es llamado paz y alegría. Lo mismo que si meditas en forma abstracta por una hora, sin pensar en nada, sin duda no dejarás de obtener esta llamada paz y alegría.

Las meditaciones de muchas personas simplemente son un tipo de operación psíquica. No sucede así con la fe cristiana. Necesitamos meditar en Dios porque ya tenemos Su vida. Podemos conocerlo en nuestra intuición a despecho de cual sea nuestro sentimiento.

Tenemos dentro de nosotros una orientación intuitiva para el conocimiento de Dios. Además de eso, tenemos la Palabra de Dios. Creemos en todo lo que Su Palabra dice. Si tenemos fe, podemos despreciar el sentimiento. Aquí están las diferencias entre la fe cristiana y la psicología.

PRODIGIOS


Examinemos los prodigios. Personalmente no estoy en contra de los prodigios. He visto con mis propios ojos la sanidad divina instantánea. Algunos declaran que pueden curar enfermedades. No nos oponemos a la sanidad; sólo cuestionamos los métodos errados de curar.

Algunos me preguntan si yo estoy en contra de las lenguas. Ciertamente que no, aunque cuestiono las lenguas que son obtenidas por medios impropios. En cuanto a las visiones y sueños, también he visto mucha luz. Reconocemos que tales cosas existen en la Biblia, pero resisto las visiones y sueños que son obtenidos por medios ilegales.

La Biblia habla de imponer las manos y ungir con aceite. Algunos, sin embargo, al imponer las manos sobre la cabeza de otra persona, le restriegan con fuerza la nuca y luego preguntan cómo se siente. Naturalmente al ser masajeado, su cuello quedará acalorado.

Este es un truco bajo que hasta los mismos hipnotizadores se niegan a usar. Sabemos que en una parte detrás de nuestro cerebro existe un nervio que se extiende hasta la vértebra. Aquel que hace el masaje puede no saber que eso es un tipo de hipnotismo.

El que recibe el masaje puede sentir una corriente de calor que pasa por su vértebra y hasta puede ser así curado. Aun así eso es sólo una manifestación del poder latente psíquico del hombre. A despecho de que quede bien, yo no puedo considerar eso como una sanidad divina.

BAUTISMO EN EL ESPÍRITU


Hablemos sobre el bautismo en el Espíritu Santo. En cierta ocasión, cuando yo estaba en Shantung, yo también les decía a las personas que lo buscaran. Sin embargo no apruebo que las personas queden encerradas en una pequeña sala ayunando por varios días, orando y cantando coritos.

Si algunos hicieren eso, no durará mucho tiempo para que sus cerebros queden confusos, su voluntad pasiva y sus labios comiencen a producir sonidos o lenguas extrañas e incoherentes. Y de ese modo el poder latente de ellos será liberado.

En una reunión para buscar el bautismo del Espíritu Santo, las personas continuaron gritando aleluya por miles de veces. Eventualmente sus cerebros se volvieron embotados, sus mentes paralizadas y comenzaron a tener visiones.

¿Cómo puede usted considerar eso como bautismo del Espíritu? Esto no es sino bautismo del alma. Lo que ellos reciben no es el poderoso bautismo del Espíritu Santo y sí la fuerza del alma, la manifestación del poder latente del alma.

Ese poder viene por medio del ejercicio humano y no de la capacitación de Dios. Esta no es la manera correcta de buscar el bautismo del Espíritu Santo. Sin embargo existen aquellos que están entrenando a otros de ese modo, lo cual no lo aprendieron por la instrucción de Dios, sino por sus propias experiencias pasadas.

Algunos pueden preguntar, después de leer eso: “De acuerdo con lo que usted dice, ¿es verdad que no existen verdaderos milagros?” Naturalmente que existen. Damos gracias a Dios por todos los milagros que vienen de Él.

Pero necesitamos discernir que si un milagro no viene de Dios, es realizado por el poder latente y psíquico del hombre. Cuando yo estaba en Shantung, oí sobre una mujer paralítica desde hacía muchos años, que fue completamente curada. Si la sanidad de ella vino verdaderamente de Dios, yo doy gracias a Él.

CONOCIENDO LA FUERZA PSÍQUICA


La señora Mary Baker Eddy, fundadora de la iglesia Ciencia Cristiana, negó que hubiera muerte, enfermedad y sufrimiento; sin embargo ella murió. Pero la iglesia Ciencia Cristiana sobrevive y continúa prosperando. Ellos aún creen que si una persona enferma cree que no está enferma, no sentirá dolor; si una persona moribunda cree que no morirá, vivirá.

Como resultado, muchas personas son sanadas. Sus propagadores sólo intentan fortalecer la fuerza psíquica del hombre, para alivio de la enfermedad física. A través de la liberación del poder latente del alma del hombre, es vencida la debilidad del cuerpo.

Por causa del desenvolvimiento de la fuerza latente del alma, los prodigios están aumentando actualmente. Muchos de ellos son altamente sobrenaturales, o milagrosos; mientras que todo eso es sólo la manifestación del poder latente del alma. Aunque yo no sea profeta, he leído sobre profecía.

Aprendí que de aquí en adelante el poder latente del alma tendrá mayores manifestaciones, pues en los últimos días el enemigo se apoderará de la fuerza psíquica del hombre para realizar su obra. Si él tuviere éxito en la conquista de ese poder, podrá realizar grandes prodigios.

Existen dos clases de personas que se apegan a los dos extremos respectivamente. Una clase insiste en decir que no hay milagro. Cuando oyen hablar de milagros tales como sanidad divina, se rehúsan a escuchar. La otra clase enfatiza tanto los milagros, que no les importa la fuente de donde proceden tales milagros, si de Dios o del enemigo.

Debemos ser cuidadosos hoy para no irnos hacia ninguno de los dos extremos. Cada vez que veamos u oigamos de un milagro realizado, debemos preguntar: ¿Esto es hecho por Dios o por el enemigo? ¿Es hecho por el Espíritu de Dios o por la ley de la psicología humana?

Hoy debemos usar nuestras habilidades tales como las de la mente, de la voluntad y de la emoción para hacer cosas, pero no debemos expresar el poder latente que existe en nuestra alma. La mente, la emoción y la voluntad son órganos psíquicos del hombre, que él no puede dejar de usar; pues si él no los usa, el espíritu maligno se apoderará de su uso.

Aun así, si un hombre desea usar el poder latente tras esas habilidades, el espíritu maligno comenzará a darle todos los tipos de milagros falsos. Todas las obras hechas por el alma y su ley psíquica son imitaciones. Sólo lo que es hecho por el poder del Espíritu Santo es real.

Él tiene su propia ley de operación, la cual fue mencionada en Romanos: “La ley del Espíritu de vida” (8:2). Gracias a Dios el Espíritu es real y Su ley es concreta. Los milagros realizados según la ley del Espíritu Santo vienen de Dios.

Es muy difícil para los musulmanes creer en el Señor Jesús. Comparativamente son pocos los que se vuelven cristianos. Ahora, ¿Cómo es que ellos oran? Ellos oran tres veces cada día en sus mezquitas. Ellos dicen que si algo necesita ser hecho es orar unánimemente con miles de personas.



Considere la multitud de mahometanos en oración en la gran mezquita Junna de Delhi”, escribe la señora Penn -Lewis, “donde una centena de miles de personas seguidoras de Mahoma, se reúnen dentro de la mezquita, con una multitud aun mayor entregada a la oración del lado de afuera.”

Pero ¿Qué estaban orando? Al unísono ellos gritaban que querían a Turquía avivada y libre de la dominación de la raza blanca. La fuerza psíquica de ellos ganó la victoria. “Es suficiente”, continúa la señora Penn-Lewis, “indicar la revisión del Tratado de Sèvres, bajo el cual todo lo que estaba perdido para Turquía, tuvo que ser restaurado.



El mayor triunfo de una nación de Oriente sobre todas las naciones de Occidente colocadas juntas, no puede ser imaginado. La explicación dada y creída por millones en la India, está expresada en la palabra ‘fuerza del alma’.” (J. Penn-Lewis, Alma y Espíritu).

Desafortunadamente las oraciones de muchos cristianos no son respondidas por Dios, sino que son alcanzadas por la proyección del poder latente del alma. Ellos logran sus objetivos en forma muy semejante a la de los musulmanes.

Veamos ahora los poderes manifestados en el hinduismo. Algunos hindúes pueden caminar en el fuego sin que sean quemados, y esto no es un truco. Ellos andan sobre el fuego y no sólo algunos pasos, sino por un largo espacio con sus pies pisando sobre el hierro en brasa y no son heridos.

Algunos dentro de ellos pueden acostarse sobre camas con clavos puntiagudos. (Naturalmente que los que ellos consideran principiantes no pueden soportar tales cosas y sentirán dolor y se herirán). Esto también es una cuestión de desenvolvimiento del poder psíquico. Cuán desastroso es para los creyentes realizar milagros con el mismo poder que usan los hindúes.

Frecuentemente en las reuniones los cristianos pueden sentir una especie de poder que se comprime sobre ellos; o asimismo en los momentos de oración y lectura de la Biblia pueden sentirse oprimidos sin motivo aparente. Todo eso viene de Satanás, que usa las fuerzas psíquicas para deprimirnos o atacarnos.

Cristianos experimentados en todo el mundo están conscientes principalmente de los severos ataques del enemigo al final de esta era. En vista de que toda la atmósfera del mundo parece estar pesadamente cargada con la fuerza psíquica, necesitamos escondernos bajo la sangre preciosa del Señor y ser protegidos por Él.

Mientras escuchas un sermón en una gran catedral, tú puedes casi que instantáneamente sentir si el poder del alma está en operación y si existe algo presente que parece estar incitándote. Aunque el predicador pueda anunciar que algunas personas se hayan arrepentido y fueron salvas, tú necesitas considerar las consecuencias para aquellos que fueron dados como salvos; porque hubo una mezcla de poder impropio en el trabajo.

Si el poder viniese de Dios, esto es, el poder que viene del Espíritu de Dios, tú habrías sentido luz y claridad. Sin embargo, la fuerza psíquica cuando es usada por el enemigo es despertada por la presencia de una gran multitud. Podamos nosotros tener condiciones de discernir la diferencia a fin de no ser engañados.

El tiempo ahora ha llegado. Satanás está agitando todas sus energías y usando todos los tipos de medios para despertar el poder latente del alma en los religiosos, científicos, intelectuales, y hasta en los mismos cristianos. Esta es la realidad frente a nosotros. Debemos pedir al Señor que nos conceda luz para poder discernir.

3 - FUERZA DEL ESPÍRITU VERSUS FUERZA PSÍQUICA

Proseguiremos con este importante tópico del poder latente del alma. Ya vimos lo que la fuerza psíquica puede hacer, y cómo podemos distinguir entre las cosas que son y las que no son de Dios. Al final de esta era ocurrirán muchos prodigios, milagros y hechos sobrenaturales. ¿Son realizados por Dios mismo o por la operación de otra especie de poder?

Necesitamos saber cómo separar lo que es espiritual de aquello que viene del alma. Ahora vamos a relatar aún más cómo opera el poder del alma, esto es, cuáles son sus métodos operacionales. Tal conocimiento nos ayudará aun más en el conocimiento de lo que es de Dios y de lo que no es.

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal