El genio femenino La vida, la locura, las palabras Melanie Klein



Descargar 1,43 Mb.
Página41/41
Fecha de conversión10.04.2017
Tamaño1,43 Mb.
1   ...   33   34   35   36   37   38   39   40   41
. cit.; cf. también su teoría innovadora de la contratransferencia, supra, cap. VIII, 2, págs. 192-194.

0 MK, pág. 493.

0 Ibíd., pág. 476.

0 Ibíd., págs. 541 y sigs.

0 Ibíd., pág. 545.

0 Cf. supra, cap. VIII, 2, págs. 194-196.

0 Cf. su “Nature et fonction du phantasme”, en Melanie Klein et al., Développe-ments de la psychanalyse, ob. cit., págs. 64-114.

0 Cf. “Contributions to the analysis of the negative therapeutic reaction”, en International Journal of Psychoanalysis, 1936, XVII, págs. 304-332; trad. franc. Psychanalystes, n° 26, págs. 3-19.

0 MK, pág. 494.

0 Ibíd, pág. 544.

0 Cf. sobre Melanie Klein y la posibilidad de analizar otras culturas, “Nunca lo intenté, me hubiera gustado”, en MK, pág. 573.

0 Se le deben, entre otras, dos obras muy didácticas: Introduction à l’œuvre de Melanie Klein, ob. cit., y Melanie Klein, développement d’unepensée, ob. cit.

0 MK, pág. 567.

0 Ibíd., pág. 581.

0 Phyllis Grosskurth habla de una “fuerte tendencia homosexual” en Melanie Klein (ibíd., pág. 467), y la describe como una “mujer andrógina cuyos verdaderos hijos eran sus conceptos” (pág. 498).

0 Cf. Clémence Ramnoux, La Nuil et les enfants de la nuil de la tradition grecque, Flammarion, 1959, que estructura ese universo preontológico en parejas binarias (alto y bajo, vacío y negro, tierra y profundidad; incluso la Noche lleva dos hijos, uno negro y uno blanco, Tánatos e Hipnos, etcétera), cuya reversibilidad enseña a mirar cara a cara a la muerte.

0 Mientras que toda relación humana es ambivalente, puesto que contiene un fondo de sentimientos hostiles, “la relación de la madre con el hijo” constituye una excepción: “basada en el narcisismo, ¡esa relación! no es perturbada por ninguna rivalidad ulterior y la refuerza un inicio de elección de objeto sexual”. Cf. Sigmund Freud, Psychologie des foules et analyse du moi» (1921), GW. t. XIII, págs. 73-161, SE, t. XVIII, págs. 65-143, trad. franc. en Essai de psychanalyse, Petite Bibliothèque Payot, 1981, pág. 162, nota 2.

0 MK, pág. 215.

0 Anna Freud, Einführung in die Technik der Kinderanalyse, Viena, Intem. Psy-chanalyt. Verlag, 1927; en 1929 apareció una traducción norteamericana, “On the theory of the analysis of children”, International Journal of Psychoanalysis, 10, pero su primera edición inglesa, The Psychoanalytic Study of the Child, Imago Imbl. Co.. solo vio la luz en 1946; cf. trad. franc. PUF, 1951.

0 MK, pág. 217.

0 Cf. Journal of Psychoanalysis, 1927, 8, pág. 340, citado en MK, pág. 222.

0 The Nursing Couple, Londres, Hamisch Hamilton, 1941.

0 Cf. Les Controverses Anna Freud-Melanie Klein, 1941-1945, reunidas y anotadas por Pearl King y Riccardo Steiner (1991), con prefacio de André Green, PUF, 1996. Aunque los compiladores no tuvieron acceso a todos los documentos, en particular a los archivos de Anna Freud (ibíd., pág. 229), esta publicación constituyó una contribución ejemplar a la historia de las ideas en psicoanálisis; cf. también el coloquio “Les controverses Anna Freud-Melanie Klein”, en Bulletin de la Société psychanalytique de Paris, n° 50, julio-agosto de 1998, págs. 99-143.

0 Cf. Pearl King, “Contexte et déroulement des controverses freudokleiniennes...”, en Les Controverses..., ob. cit., pág. 44.

0 MK, pág. 337.

0 Según la expresión de André Green, cf. “Prefacio” en Les Controverses, ob. cit., pág. XI.

0 Cf. Pearl King, ibíd.. pág.s. 45-53.

0 Citado por Riccardo Steiner, “Le contexte des controverses scientifiques”, ibíd., pág. 225.

0 Viena, Intern. Psych. Verlag, 1936; trad. franc. PUF, 1967.

0 Primero en la Jackson Nursery de Viena, después en la War Nursery de Londres y, desde 1952, en la Hampstead Child Therapy Clinic, Anna Freud realizó una observación directa de niños, fielmente secundada por Dorothy Burlingham. Anna Freud puso a punto, sobre todo con la ayuda de Sandler, un índice que permitía identificar los desvíos patológicos con relación a las líneas normales de desarrollo, desvíos que decidían la intervención analítica o terapéutica. Los trabajos de la Hampstead Clinic privilegian la observación directa del niño, más bien que la reconstrucción analítica, y dan la impresión de una trayectoria deductiva y de una gran sistematización orientada hacia la socialización del niño.

0 En 1948, John Bowlby y Esther Bick emprendieron allí la formación de psi-coterapeutas de niños. Muy pronto Bick asumió toda la responsabilidad. La cura se basaba en la observación y sobre todo en el análisis de la identificación proyectiva en la contratransferencia del analista. “La experiencia de la observación [psicoanalítica del bebé en familia, instaurada por Esther Bick] ayuda al alumno a aceptar que, con respecto a sus pacientes, la pregunta queda en suspenso (como dijo Keats) [...]. La observación ayuda a ver el bebé que hay en el niño y en el adulto [...]. La diferencia está en el crecimiento creativo tridimensional que procede de la identificación proyectiva, opuesta a la socialización bidimensional o al —devenir adulto— que se detiene en la identificación proyectiva”. (Cf. Les Écrits de Martha Harris et d’Esther Bick, bajo la dirección de Meg Harris Williams, Éd. du Hublot, 1998, págs. 305 y 316.) No obstante, algunos comentadores han señalado el carácter religioso de ciertos trabajos de la Tavistock, que estarían impregnados de un “espíritu matriarcal” movilizado contra el “patriarcado freudiano”. (Cf. Eli Zaretsky, en John Phillips y Lyndsey Stonebridge [comps.], Reading Melanie Klein, ob. cit., pág. 36.) Habrá que retener los importantes estudios realizados allí sobre la separación madre/hijo, en particular debidos a Bowlby.

0 Cf, Riccardo Steiner, “Le contexte des controverses scientifiques”, en Les Controverses, ob. cit., pág. 240.

0 Cf. la reunión del 10 de junio de 1942, ibíd., pág. 193.

0 Cf. el texto de Melanie Klein “La vie émotionnelle et le développement du moi de l’infants avec référence spéciale a la position dépressive”, y la discusión del 3 de mayo de 1944, ibíd., págs. 675-710, y págs. 733 y sigs.

0 Ibíd., págs. 681 y sigs., págs. 685 y sigs., págs. 694 y sigs., y passim.

0 Carta a Jones de 1941, citada por Riccardo Steiner, ibíd., pág. 227.

0 MK, pág. 375.

0 En particular el texto inaugural sobre “Juanito”, que ella cita extensamente, y el material sobre “la negación”, en Les Controverses..., ob. cit., págs. 686 (en nota) y 745, nota 1.

0 Ibíd., pág. 749.

0 Ibíd., pág. 746.

0 Ibíd., pág. 701.

0 Ibíd., pág. 742.

0 Ibíd., pág. 702.

0 Ibíd., pág. 829.

0 Carta a sus amigos del 25 de enero de 1944, citada por Riccardo Steiner. ibíd., pág. 811.

0 Cf. Pearl King, “Conclusions”, ibíd., pág. 822.

0 Cf. MK, pág. 554.

0 Cf. Wilfred Ruprecht Bion. Recherche sur les petits groupes (1961), trad. franc. PUF, 1965.

0 Ibíd., pág. 129.

0 Cf. supra, cap. IX, 2, págs. 225 y sigs.. y 3, págs. 230 y sigs.

0 Cf. Eric Rayner, Le Groupe des “Indépendants” et la psychanalyse britanique (1991), trad. franc. PUF, 1994.

0 En De la pédiatrie à la psychanalyse. Payot, 1969, págs. 205-21,3.

0 Cf. supra, cap. V, 5, págs, 128-131.

0 Cf. Jacques Lacan, ‘L’agressivité en psychanalyse”. en Écrits. ob. cit.. págs. 101-124; Élisabeth Roudincsco, Jacques I.acan. Esquisse d une vie. histoire d’un système dépensée, Fayard, 1993, pág. 263, y MK, pág. 486. [Ed. cast: Jacques Lacan: esbozo de una vida, Barcelona, Anagrama. 1995.]

0 Cf. Jacques Lacan, “De nos antécédents”, en Écrits, ob. cit., pág. 70.

0 Cf. Jacques Lacan, “I.’agressivité en psychanalyse”, ibíd., pág. 109.

0 Ibíd., pág. 115.

0 Jacques Lacan, “Introducción théorique aux fonctions de la psychanalyse en criminologie” (1950), ibíd., págs. 136-137.

0 Cf. supra, cap. VIL 1. págs. 159-161, y cap. VIII, 2, págs. 194 y sigs.

0 Cf. carta de Melanie Klein a Clifford Scott del 28 de enero de 1948, en MK, pág. 487.

0 Cf. Élisabeth Roudinesco, Jacques Lacan..., ob. cit» pág. 266.

0 Hogarth Press, 1952, trad. franc. Développements de la psychanalyse, ob. cit.

0 International Journal of Psychoanalysis, marzo de 1952; una versión revisada de esta publicación, completada con dos estudios de la propia Melanie Klein y un prefacio de Ernest Jones, iba a editarse con el título de New Directions in Psychoanalysis. The Significance of Infant Conflict in the Pattern of Adult Behaviour, Londres, Tavistock, 1955, reed. Karnac Books, 1977.

0 Cf. Supra, cap. VIII, 2, págs. 193 y sigs.

0 “Casi ignoran los últimos escritos de Freud [...]. Además, muy pocas veces utilizan el artículo corto De la negación, texto muy importante y verdadera pequeña obra maestra, en el cual los kleinianos fundan muchas de sus pretensiones al apoyo que habría podido aportarles Freud.” Cf. Riccardo Steiner, en Les Controverses..., ob. cit., pág. 248.

0 Cf. supra. cap. VII, págs. 161 y sigs.

0 Jacques Lacan, “Variantes de la cure type”, aparecido en 1955, cf. Écrits, ob. cit, pág. 345.

0 Jacques Lacan. “Remarque sur le rapport de Daniel Lagache” (1960.), ibíd.. pág. 667.

0 Jacques Lacan, “Propos directifs pour un congres sur la sexualité féminine”. ibíd., págs. 728-729.

0 Le agradezco este señalamiento a Catherine Millot.

0 Jacques Lacan. “Jeunesse de Gide ou la lettre et le désir”. (1958,). ibíd, págs. 750-751.

0 Cf. Melanie Klein, “Se sentir seul”, en Envié et gratitude, ob. cit., págs. 119-137, y cf. supra, págs. 128 y sigs.

0 Cf. entre otros, Michael Rustin, “A socialist consideration of Kleinian psychoa-nalysis”, en ,New Left Review: 131. 1982. págs. “1-96; Michael y Margaret Rustin, “Rela-tional preconditions of socialism’“. en Capitalism and Infancy. B. Richards (compj. Londres, Free Association Books. 19H-t, págs. 20” y 225: y The Good Society and Ihe Inner World: Psychoanalysis, Politic and Culture, Londres. Verso, 1991; cf. también Fred C. Alford, Melanie Klein and Critical Social Theory. an Account of Politics, Art and Reason based on the psychoanalvtic Theory. New Haven. Conn.. Yale Univ.. 1989.

0 Cf. I.yndsey Stonebridge y John Phillips. Reading Melanie Klein, ob. cit.

0 Michael Rustin. “A socialist consideration of Kleinian psychoanalysis”, ob. cit.. págs. 71-96.

0 Michael y Margaret Rustin. “Relational preconditions of socialism”. ob. cit.. págs. 2CF-225.

0 Ibíd., pág. 218.

0 Cf. Melanie Klein and Crtitical Social Theory.... ob. cit.

0 “Al ocuparnos de los otros en el interior de nosotros mismos no tratamos de superar su diferencia, sino de afirmar nuestra propia individualidad mediante un acto de caritas, un acto que parte de nuestras propias fronteras para alcanzar las de un otro, sin negar nunca esas fronteras respectivas.” Ibíd., págs. 183-184.

0 Melanie Klein como teórica social es el título del primer capítulo de Alford.

0 Cf. supra, cap. VIII, 2.

0 “Una perspectiva kleiniana no da muchas esperanzas de que se produzca una transformación total de la humanidad [...]. No obstante, según esta perspectiva, la naturaleza humana, en su estado actual, nos permite una cierta esperanza, aunque sigue siendo innegable que, hasta aquí, y trágicamente, esa esperanza no se ha realizado, sobre todo en los grandes grupos.” Ibíd., pág. 136.

0 Cf. Gilles Deleuze y Félix Guattari, L’Anti-Œdipe, Éd. de Minuit, 1972. [Ed. cast.: El anti-Edipo, Buenos Aires, Paidós, 1998.]

0 Cf. Jacques Lacan, “Le cas Aimée ou la paranoia d’autopunition” (1932), y “Motifs du crime paranoiaque: le crime des sceurs Papin” (1933). en De la psychose paranoiaque dans ses rapports avec la personnalité, seguido de Premiers écrits, sur la paranoia, Seuil, 1975, págs. 153-343 y págs. 389-398.

0 Cf. supra, cap. II, 1, pág. 46.

0 Melanie Klein. Essais de psychanalyse. ob. cit . pág. 3-13.

0 Cf. John Phillips. “The fissure of authority. Violence and the acquisition of knowledge”, en Lyndsey Stonebridge. John Phillips. Reading Melanie Klein, ob. cit., págs. 160-178.

0 Cf. supra, cap. VIII, 3, págs. 206 y sigs.

0 Cf. en este sentido los comentarios de Jacques Hochmann. Winnicott et Bion dans l’aprés-coup des Controverses”, en Bulletin de la Société psychanalytique de Paris, nº 50. julio-agosto de 1998, ob. cit., págs. 141-142.

0 La misma que los teólogos, sobre todo los protestantes y los ortodoxos, de- nominan “kenosis”, de kénós, “vacío”, “inútil”, “vano”, remitiendo al “no ser”, a la “inanidad” y a la “nada”. La kenosis evoca la encarnación como una experiencia límite, puesto que el punto culminante de la forma humana que asumió el Cristo fue el aniquilamiento y la muerte.

0 Cf. Catherine Harat, L’Affect pártale, PUF, 1995.

0 Cf. Melanie Klein, “L’amour, la culpabilité et le sentiment de réparation”. en Melanie Klein y Joan Riviere, L‘Amour et la haine (1937) trad. franc. Petite Bibliothèque, Payot. 1968. pág. 110.

0 Ibíd., pág. 104.

0 Salvo en el estadio fálico, sobre todo en el varón cf. supra, cap. IV, 4. pág. 147). pero también en la niña (cap. VI. 3. pág. 142).

0 Cf. Nancy Chodorow. The Reproduction of Mothering. Psychoanalysis and Sociology of Gender, Berkeley y I.os Ángeles, Univ. of California Press. 1978, que insiste en la transmisión del deseo de maternidad al interior de la relación de objeto entre la madre y su hija. |Ed. cast.: El ejercicio de la maternidad, Barcelona, Gedisa, 1984.]

0 Cf. Jessica Benjamín, Les Liens de l’amour, trad. franc. París, Métaillié, 1992: a la luz del vínculo entre la madre y el bebé, la autora se interesa por la tensión intersubjetiva en la relación erótica entre dos personas, más bien que por la interna del individuo.

0 Cf. Dorothy Dinnerstein. The Mermaid and the Minotaur: Sexual Arrangment and Human Malaise. Harper Perenial. 1991, que analiza la “androginia” de la mujer como consecuencia de la relación de “pareja” establecida por la niña con su madre en el período preedípico.

0 Con textos de Ann Scott. Janet Sayers. Elaine Showalter, Margot Waddell. Mary Jacobus. Noreen O’Connor. Juliett Newbigin. y una entrevista de Hanna Segal realizada por Jacqueline Rose, primavera de 1990. vol. 1, nº 2.

0 Cf. Mary Jacobus, ibíd. Cf. también Janet Sayers. Les Mares de la psychanalyst: trad, franc. FLF, 1995, y Teresa Brennan. “The Foundational fantasy”. en Histoty after Lacan. Londres, Routledge. 1993, págs. “9-111.

0 Cf. James Gammil et al.. Melanie Klein aujourd’hui. ob. cit.. pág. 143

0 Cf. nuestro recuerdo de algunas de sus tendencias, supra. cap VIII. 3.






1   ...   33   34   35   36   37   38   39   40   41


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal