El Estatuto General de la ungs aclara en su comienzo que



Descargar 2,94 Mb.
Página1/54
Fecha de conversión17.09.2017
Tamaño2,94 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   54

El Estatuto General de la UNGS aclara en su comienzo que ”Este Estatuto tiene por finalidad esencial implementar y preservar el espíritu del Proyecto Institucional de la Universidad Nacional de General Sarmiento”.

El Plan y el Presupuesto Anual, así como el Informe Anual, constituyen instrumentos claves para el desarrollo del proyecto institucional y para valorar lo realizado.

La consideración del Informe es parte de los deberes del Consejo Superior y la Asamblea Universitaria, fijada por el artículo 16 del Estatuto de la UNGS.

En cumplimiento de ello, se presenta el Informe Anual 2013.




Formación, investigación, servicios y gestión en la UNGS
Formación, investigación, servicios y gestión en la UNGS

Informe anual 2013
Informe anual 2005




Vicerrectorado
vicerrectorado

J.M. Gutiérrez 1150

Los Polvorines – Pcia. de Buenos Aires



Dir. 4469-7649
Dir. 4469-7649





UNIVERSIDAD NACIONAL DE GENERAL SARMIENTO

Informe Anual 2013

Índice


1. Introducción 9

Sección Primera: La Formación, la Investigación, los Servicios y la Gestión en los Institutos de la UNGS. 20

2. Instituto de Ciencias 20

2.1. Presentación 20

2.2. Formación 20

2.3. La Investigación 31

2.4. Servicios y Acción con la Comunidad 73

2.5. Departamento Técnico Administrativo y Laboratorios 75



3. Instituto del Conurbano 79

3.1. Presentación 79

3.2. Formación 82

3.3. La Investigación 95

3.4. Los servicios a terceros 119

3.5. Institucionales 123



4. Instituto del Desarrollo Humano 129

4.1. Presentación 129

4.2. Formación 129

4.3. Investigación 153

4.4. Servicios 186

4.5. Gestión 194



5. Instituto de Industria 205

Principales ejes orientadores del trabajo en el IDEI 205

5.1. Actividades de Formación 206

5.2. Actividades de Investigación 231

5.3. Actividades de Servicios 260

5.4. Actividades de Gestión 263



Sección Segunda: La Formación, la Investigación y los Servicios en la UNGS. Las Secretarías 278

6. La formación en la UNGS 278

6.1. La Oferta: CAU, Pregrado, Grado, Formación Contínua y Formación de Posgrado. 280

6.2. Acciones de apoyo orientadas a los estudiantes 294

6.3. Acciones orientadas a los docentes 300

6.4. Programas de mejora y apoyo a la enseñanza del Programa de Calidad Universitaria dependiente de la Secretaria de Política Universitaria 302

6.5 Vinculaciones interinstitucionales 303



7. La Investigación en la UNGS 304

7.1. Prioridades 304

7.2. Desarrollos de la Investigación en la UNGS durante el año 2013 305

7.3. Actividades de divulgación científica 314

7.4. Programa de Becas Académicas para contribuir a la formación de estudiantes y graduados y actividades relacionadas 315

7.5. Concursos y promoción académica 318

7.6. Cooperación Científica y Académica 320

8. Servicios y acciones con la comunidad 326

8.1. El “concepto UNGS” de los servicios y acciones con la comunidad como clave de la intervención del Centro de Servicios a la Comunidad 326

8.2. La participación en redes 327

8.3. Reglamento de Servicios y Acciones con la comunidad 328

8.4. Las Acciones con la comunidad 329

8.5. Servicios Rentados a Terceros 337

8.6. Organización de eventos 337

8.7. Participación en eventos 338

8.8. Sistematización y difusión de los servicios y acciones con la comunidad 339

8.9. Prioridades y líneas de acción 340

8.10. Dispositivos institucionales de apoyo a iniciativas de servicios y acciones con la comunidad 341

8.11. Algunas proyecciones para el período 2014 342



9. Comisión Permanente de Derechos Humanos 343

10. Política Editorial y Publicaciones en la UNGS 345

10.1. Política y desarrollo editorial 346

10.2. Difusión, promoción y venta de publicaciones 349

10.3. Mejora en los procesos técnicos y administrativos 350

10.4. Difusión gráfica de la UNGS e imagen institucional 350

11. Unidad de Biblioteca y Documentación (UByD) 352

11.1. Desarrollo y Consolidación de las Colecciones de la UByD 353

11.2. Ampliación y mejora de los servicios a usuarios internos y externos y promoción del uso de la Biblioteca 354

11.3. Afianzamiento de los servicios a la comunidad. 355



12. Centro Cultural: estrategias de desarrollo y consolidación 358

12.1. Centro de las Artes 360

12.2. Museo Interactivo de Ciencia Tecnología y Sociedad “Imaginario” 379

12.3. Programa de Formación Continua 386

12.4. Otras actividades 388

12.5. Cultura Campus 388

12. 6. Museo de la Lengua 391

12.7. Espacio Memoria 392



13. Bienestar Universitario 397

13.1. Cuidado y prevención en salud 398

13.2. Seguimiento de servicios que atienden al bienestar de la comunidad universitaria 399

13.3. Desarrollo de las actividades físicas, recreativas y culturales 400

13.4. Vinculación social y participación estudiantes 401

13.5. Promociones 401

13.6. Servicio de intermediación laboral 402

Sección Tercera: Desarrollo Institucional y Otras Actividades Centrales de la UNGS 403

14. Desarrollo y Planificación Institucional 403

14.1. Proyecto de Evaluación del Régimen de Organización del Sistema de Gestión de la UNGS 403

14.2. Evaluación del Desempeño 404

14.3. Adecuación y Actualización de la Estructura de Puestos de la UNGS 404

14.4. Análisis de recurrencia a los Fondos de Licencia, Incremento de Matrícula y Capacitación de la UNGS 405

14.5. Otras gestiones 405

14.6. Información y Estadísticas de la Universidad 405

15. El Sistema Legal y Técnico 408

15.1. Área de Apoyo al Consejo Superior y la Asamblea 408

414

15.1. Área de Asesoría Jurídica 414



15.2. Area de Mesa de Entradas y Protocolozación 415

16. Los Vínculos Institucionales y la Estrategia Comunicacional 417

16.1. Actividades vinculadas con las Relaciones Político Institucionales 417

16.2. Actividades desarrolladas por el Equipo de Apoyo Administrativo 434

16.3. Comunicación y Prensa 445

16.4. Programa de Medios 450

16.5. Programa Memoria y Territorio 453



17. Infraestructura y Equipamiento 455

18. Desarrollo de las Redes y Sistemas Informáticos de la UNGS 459

18.1. Area de Sistemas 459

18.2. Tecnologías educativas 460

18.3. Redes y comunicaciones 460

18.4. Soporte técnico y gestión de tecnologías 460

19. La gestión económica-financiera, administrativa, de compras y contrataciones, de mantenimiento y servicios generales y de recursos humanos 461

20. El Sistema de Control Interno 474

20.1. Nómina de los Proyectos de Auditoría finalizados, sobre los que en cada caso se emitió el Informe correspondiente 474

20.2. Nómina de las tareas de Supervisión del Sistema de Control Interno sobre las que en cada caso se emitieron los Informes correspondientes 475

20.3.Versiones preliminares de los Informes de Elaboración del Planeamiento y Evaluación del Sistema de Control Interno 475



22. Anexos 477



Indice de Cuadros



3

7

1. Introducción 10



Sección Primera: La Formación, la Investigación, los Servicios y la Gestión en los Institutos de la UNGS. 21

2. Instituto de Ciencias 21

Cuadro 2.2.1. Investigadores-Docentes y cursos de grado y posgrado a cargo del Instituto de Ciencias 23



3. Instituto del Conurbano 80

4. Instituto del Desarrollo Humano 130

5. Instituto de Industria 206

Cuadro 5.1 Evolución de egresados en las diferentes carreras del Instituto 208

Cuadro 13.2 Proyectos de Investigación del IdeI 248

Cuadro 13.3 Detalle de los servicios a terceros desarrollados durante el año 2013. 261



Sección Segunda: La Formación, la Investigación y los Servicios en la UNGS. Las Secretarías 279

6. La formación en la UNGS 279

Cuadro 6.a. Distribución de la matrícula por tipo de formación. Año académico 2013 1) 2)3) 279

Gráfico 6.a. Distribución de la matrícula por tipo de formación. Año Académico 2013 1) 2) 3) Cantidad de estudiantes 280

Gráfico 6.b. Evolución de la matrícula por tipo de formación. Período 2003-2013 1) 2) 3) 281

Cuadro 6.1.1.a. Tasa media de crecimiento de la matrícula del CAU respecto al año anterior. Período 2008-2013. 1) 2) 3) 282

Gráfico 6.1.1.a. Evolución de la matrícula del CAU por año académico. Período 2003-2013 1) 2) 282

Cuadro 6.1.1.b. Tasa bruta de aprobación por año académico. Período 2003-2013.1) 2) 3) 283

Gráfico 6.1.1.b. Evolución total de estudiantes matriculados en el CAU y que aprobaron por año académico. Período 2003 – 2013.1) 2) 283

Cuadro 6.1.2.Estudiantes matriculados en las carreras de Pregrado, según Tecnicatura en la que se inscribieron. Período 2010-2013 1) 2) Cantidad de estudiantes 284

Gráfico 6.1.2. Evolución de matrícula de las Carreras de Pregrado. Periodo 2010- 2013 1) 2 ) 285

Cuadro 6.1.3.1.a. Estudiantes matriculados en el Primer Ciclo Universitario (PCU) según mención en la que se inscribieron. Año 2013. Cantidad de estudiantes 287

Cuadro 6.1.3.1.b. Estudiantes matriculados en el Segundo Ciclo Universitario (SCU), según carrera en la que se inscribieron. Año 2013. Cantidad de estudiantes 287

Cuadro 6.1.3.1.c. Estudiantes matriculados en el PCU y en SCU. Año 2013 . Cantidad de estudiantes 288

Cuadro 6.1.3.1.d. Estudiantes matriculados según carrera en la que se inscribieron. Año 2013 . Cantidad de estudiantes 288

Cuadro 6.1.3.1.e. Distribución de los estudiantes de grado según cantidad de carreras en que se inscribieron simultáneamente. Año 2013. 289

Cuadro 6.1.5.a. Inscriptos en las Diplomaturas 2013 293

Cuadro 6.1.5.b. Inscriptos por Áreas 294

Cuadro 6.2.2.a. Cantidad de becarios del sistema de becas de estudio financiadas por la UNGS. 298

Cuadro 6.2.2.b. Cantidad de becarios del sistema de becas de estudio financiadas por la UNGS y financiadas por otras fuentes. 299

Cuadro 6.2.3. Sistema de Pasantías. 300



7. La Investigación en la UNGS 305

Cuadro 7.2.1.a - Proyectos de investigación activos en la UNGS, por año e Instituto donde está radicado 306

Cuadro 7.2.1.b. Proyectos de Investigación Acreditados por la UNGS, en desarrollo durante el año 2013, según Cantidad de Integrantes 308

Cuadro 7.2.2.a. Cantidad de Investigadores Docentes que percibieron incentivos durante el año 2012 (cuotas correspondientes al año 2010) según Categoría del Programa de Incentivos 309

Cuadro 7.4.1. Número de Becas de Formación en Investigación y Docencia adjudicadas anualmente por tipo de Beca –incluye programa vigente hasta 2009- 317

Cuadro 7.4.2. Número de becas en Gestión Académica y Servicios a la Comunidad adjudicadas anualmente por tipo de Beca 318

Cuadro 7.5. Concursos Académicos llamados y sustanciados por año 319

8. Servicios y acciones con la comunidad 327

Cuadro 8.4.b. Distribución de las Acciones con la Comunidad (“Servicios No Rentados”) en ejecución en 2013 (Cantidad por Institución financiante)* 337

Cuadro 8.5. Distribución de los Servicios Rentados en ejecución en 2013 por Institutos (cantidad y montos totales) 338

9. Comisión Permanente de Derechos Humanos 344

10. Política Editorial y Publicaciones en la UNGS 346

11. Unidad de Biblioteca y Documentación (UByD) 353

12. Centro Cultural: estrategias de desarrollo y consolidación 359

13. Bienestar Universitario 398

Sección Tercera: Desarrollo Institucional y Otras Actividades Centrales de la UNGS 404

14. Desarrollo y Planificación Institucional 404

15. El Sistema Legal y Técnico 409

16. Los Vínculos Institucionales y la Estrategia Comunicacional 418

17. Infraestructura y Equipamiento 456

18. Desarrollo de las Redes y Sistemas Informáticos de la UNGS 460

19. La gestión económica-financiera, administrativa, de compras y contrataciones, de mantenimiento y servicios generales y de recursos humanos 462

Cuadro 19.a. Cantidad de proyectos y becas. Período 2007- 2013 464



20. El Sistema de Control Interno 475

22. Anexos 478

1. Introducción

El año 2013, al que se refiere el Informe Anual de Actividades que presentamos aquí a la consideración del Consejo Superior y de la Asamblea Universitaria, fue un año particularmente importante para la historia de la Universidad. Lo fue por muchas razones, algunas de las cuales aparecen detalladas en el cuerpo de este Informe y otras de las cuales me gustaría subrayar especialmente en esta presentación muy general, pero además lo fue por la circunstancia –no por puramente simbólica menos significativa– de que en ese año pasado sobre el que aquí se informa, en 2013, nuestra Universidad cumplió dos décadas de vida. Esa circunstancia histórica, la redondez aritmética de ese aniversario, y ciertamente el hecho de que el mismo nos sorprendiera en un momento de fuertes transformaciones, en el país y en la propia Universidad, sobre las que nos parecía que valía la pena reflexionar, nos convenció de la conveniencia de poner todo el año pasado bajo el signo festivo de la conmemoración de esos veinte años de vida y de la reflexión sobre todo lo que había cambiado en esos veinte años. Y de hecho pensamos mucho, durante todo el año, en estas cosas. Lo hicimos cada uno por su lado, lo hicimos en los grupos en los cuales y en relación con los cuales desarrollamos nuestra tarea en la Universidad y lo hicimos colectivamente, entre todos y en diálogo con los actores de la comunidad más amplia de la UNGS, la que excede incluso la vida de sus claustros y se confunde a veces con la del territorio extenso en el que la Universidad despliega su misión, o aun con la opinión pública del país en su conjunto, a través de una serie de mecanismos y de formas de celebración que nos pone muy contentos haber impulsado y puesto a funcionar.

Entre ellos, y para no abundar, menciono apenas unos pocos. Uno fue la publicación sistemática, en forma de una colección de fascículos o suplementos de un diario de importante tirada nacional y fuerte compromiso con la problemática universitaria, Página 12, de una veintena de textos sobre los asuntos más diversos de los muchos que se investigan en nuestra universidad, escritos por algunos de nuestros investigadores más calificados y más prestigiosos, con el doble propósito, detrás del más o menos obvio juego con el número 20 (20 años, 20 cuadernillos), de dar a conocer a un público más amplio que el de nuestros artículos académicos o nuestros papers de circulación más intrauniversitaria, los resultados de nuestro trabajo investigativo y de intervenir, a través de esos textos, en algunos de los grandes debates nacionales de esta hora. De hecho, la colección entera llevaba ese nombre: “La Universidad interviene en los grandes debates nacionales”, ocurrencia feliz de nuestro secretario de investigación, Pablo Bonaldi (cuyo trabajo de preparación de toda esta colección quiero destacar y agradecer especialmente), que apunta a destacar la que consideramos –como hemos conversado ya en muchas ocasiones– una de las funciones fundamentales de una universidad pública en tanto que pública: la de tratar de enriquecer, a partir de su tarea específica de investigar y producir conocimientos, las grandes discusiones que en un cierto momento comprometen la vida pública de la sociedad en la que desarrollan su tarea y en relación con la cual –y sólo en relación con la cual– esa tarea encuentra su justificación y su sentido. Los veinte trabajos publicados en esta colección son excelentes, y quiero reiterar mi agradecimiento y mi felicitación a todos los colegas que participaron, respondiendo a la invitación de Pablo, en la iniciativa, y a todos los miembros de la comunidad universitaria que la acompañaron de los más diversos modos.

También me pone muy contento que la Universidad haya podido editar el año pasado, como parte de estas mismas conmemoraciones, un libro que es resultado del trabajo y el fuerte compromiso de José Pablo Martín, quien a pedido nuestro entrevistó a los tres primeros rectores de la Universidad (a Roberto Domecq, a José Luis Coraggio y a Silvio Feldman) y reflexionó junto con ellos, en esas conversaciones, sobre estos veinte años de historia de nuestra universidad y de nuestro país. Se trata de testimonios preciosos y fundamentales para nuestra propia comprensión de estas dos décadas de historia, pero querría decir también, como ya dije cuando presentamos ese libro, que se trata del testimonio de una posibilidad que yo valoro especialmente como un signo distintivo de esta universidad: la de que tres protagonistas fundamentales de la vida de una institución compleja y diversa como ésta, que no son iguales entre sí ni piensan lo mismo sobre una gran cantidad de cuestiones, puedan contribuir como lo siguen haciendo hasta hoy Roberto, José Luis y Silvio, a partir de su sostenido entusiasmo y compromiso, a definir una línea de continuidad en los temas esenciales que a todos nos importan, puedan seguir conversando entre sí y con quienes eventualmente apelan a su consejo y experiencia (como lo hemos podido hacer nosotros mismos, en más de una ocasión, en estos años) sobre los rumbos de una institución a la que contribuyeron a dotar de la forma y de las características que hoy nos enorgullecen, y que sin duda los reconoce a ellos, cuando mira el propio proceso que la trajo hasta este punto por el que hoy transita, como pilares fundamentales de su pasado y de su presente.

Con esa misma idea nuestro festejo de estos veinte años incluyó también un reconocimiento y una recuperación de las trayectorias realizadas en la Universidad por una cantidad de compañeros y colegas que llegaron a ella antes que muchos de nosotros (que nos incorporamos un poco más tarde a esta aventura, como la nombra el libro de José Pablo), y que dedicaron a su construcción y a su desarrollo años muy importantes de sus propios recorridos vitales. Fue así que a lo largo de los diez números de 2013 de la publicación periódica Noticias UNGS, que todos los meses acerca a los miembros de la comunidad universitaria y de la comunidad en general informaciones acerca de las distintas líneas de trabajo en desarrollo en la universidad, dedicamos la página de la contratapa a presentar una colección de semblanzas y de testimonios de otros tantos colegas que desarrollan su trabajo en la universidad, en distintos espacios, áreas de investigación e institutos, desde el inicio de estas dos décadas de historia. Fue así también que en el curso de dos agradables ceremonias entregamos a las autoridades que se sucedieron en los puestos de mayor responsabilidad de la vida institucional de la Universidad, y también a su personal docente y administrativo más antiguo, distintos recuerdos y reconocimientos institucionales. Y finalmente fue con ese objetivo que invitamos a recuperar trazos o huellas de esa historia de veinte años en el concurso de fotografía organizado con motivo de la celebración de este aniversario, del que realizamos días pasados una simpática ceremonia de premiación.

Pero la Universidad no sólo se dedicó a festejar durante el año objeto de este informe, sino que este año de aniversario y de conmemoración lo fue también de muchísimo trabajo y de enorme crecimiento. De crecimiento, en primer lugar, de algo tan fundamental para todos nosotros como lo es su oferta formativa. De la cantidad y el tipo de carreras que ofrece a los jóvenes que se acercan a ella en busca de un destino profesional, académico, universitario. Esta ampliación de nuestra oferta formativa formó parte (o viene formando parte, puesto que ciertamente no ha concluido) del proceso más amplio, más general, de reforma académica de la universidad, que se había iniciado en realidad hace ya unos cuantos años, y que, como hemos dicho en muchas ocasiones, involucraba dos dimensiones principales: una de revisión y reforma de los planes de estudio que teníamos (de su misma estructura, de su organización, de sus contenidos) y otra de discusión colectiva sobre la orientación de la propuesta formativa que la Universidad debía articular hacia el futuro. Para desarrollar del mejor modo esta discusión la Universidad había, en años anteriores a este sobre el que aquí informamos, creado una comisión, propuesto a esa comisión la elaboración de un documento de lineamientos, conformado equipos específicos de trabajo y recibido distintas propuestas de los institutos que la integran. Y en el año 2013, que fue un año fundamental en todo este proceso, creó a través del Consejo Superior y de la Asamblea Universitaria nada menos que cinco nuevas carreras de grado: dos licenciaturas (una en sistemas y una en administración), dos profesorados (uno en lengua y literatura y uno en geografía) y una ingeniería, en química, lo que representa un salto cualitativo y cuantitativo en su oferta verdaderamente destacable como una de las grandes cosas que entre todos hicimos en el año sobre el que aquí informamos.

Sobre todo si tenemos en cuenta un par de cosas más. Una: que esa ampliación de la oferta de grado de la Universidad se llevó adelante de manera articulada con el despliegue de la oferta de pregrado (de tecnicaturas) que la Universidad había empezado a desarrollar algunos años antes con tres ofertas en el campo general de la informática, y que últimamente habíamos fortalecido con una cuarta oferta, muy exitosa, en el de la química. La articulación entre estas tecnicaturas y las licenciaturas, ingenierías y profesorados recién puestos a andar (de la tecnicatura en informática con la licenciatura en sistemas, de la tecnicatura en GIS con el profesorado en geografía, de la tecnicatura en Química con la Ingeniería Química) constituye una fortaleza importante que hoy puede exhibir la propuesta formativa de la Universidad. Otra fortaleza significativa resulta de la decisión, adoptada en el año objeto de este informe, de comenzar a dictar alguna de estas carreras (específicamente: la Tecnicatura en GIS) de modo virtual, lo que constituye una ampliación interesante en los modos en los que la UNGS venía dictando sus carreras, y que eventualmente puede pensarse en ampliar hacia otras zonas de su propuesta formativa. Y la otra cuestión: que todo este despliegue lo llevamos adelante de la mano de importantes refuerzos presupuestarios, productos en algunos casos de políticas públicas específicas y en otros de gestiones particulares realizadas con las autoridades del Ministerio de Educación de la Nación, indispensables para poder desarrollar estas ofertas y sostenerlas en el tiempo. En particular, además de la diversidad de los llamados “Programas de Calidad” de los que la Universidad es beneficiaria, deseo destacar la importancia del contrato-programa suscripto oportunamente con el ME para el sostenimiento de las tecnicaturas y la ampliación de la oferta que les está asociada, y que viene permitiendo a los equipos de la Universidad encargados de la implementación de estas carreras un crecimiento, en tres años de los cuales el corriente es ya el último, de más de medio centenar de puestos de investigación-docencia de dedicación exclusiva y semi-exclusiva.

Además de este crecimiento significativo, en 2013, de las propuestas formativas de pre-grado y grado, quiero dedicar un párrafo a señalar la importancia de algunos logros referidos a nuestras actividades de posgrado, y otro, enseguida, a los desarrollos realizados en el campo de la formación continua. En relación con el primer asunto, me interesa señalar el enorme avance que representan dos cuestiones a las que le dimos mucha importancia y que nos dieron también mucho trabajo. En primer lugar, el hecho de haber podido empezar, durante 2013, a ejecutar (o al menos a poner a disposición de las autoridades de los Institutos los recursos para empezar a ejecutar, cosa que cada una de las unidades hará ahora en la medida y en los tiempos que considere más adecuados) el proyecto especial que oportunamente había aprobado el Consejo Superior y que nos permitió incorporar a las plantas regulares de trabajadores técnico-adminsitrativos de la universidad a aquellos que prestan asistencia en sus carreras de posgrado, equiparando así sus condiciones laborales, y sus derechos, a los del resto de sus compañeros. En segundo lugar, quiero destacar el enorme logro colectivo que representa, en el año objeto de este informe, la aprobación, después de mucho tiempo de intensa y rica discusión en el seno del Comité de Posgrado, de un reglamento de posgrado de la UNGS que regula de una manera mucho más precisa y consistente que lo que lo hacía la mucho más general normativa previa, el conjunto de la oferta de posgrado de la Universidad.

En relación con los cursos de formación continua, me importa señalar especialmente el avance en el desarrollo de una modalidad que habíamos empezado a desarrollar en el año 2012, pero que en 2013 perfeccionamos y llevamos a una nueva escala, que es la de los cursos anuales de Diplomatura. Los mismos han alcanzado un fuerte desarrollo y permitido sistematizar y mejorar mucho la oferta formativa que veníamos realizando en el Centro Cultural, donde en 2013 funcionaron de manera mucho más ajustada que en el año anterior, y para mucha mayor cantidad de estudiantes, pero además nos han provisto una manera de desarrollar nuevas ofertas en campos que para la Universidad son especialmente importantes, y en los que el desarrollo de trabajos de investigación, proyectos de intervención o servicios de distinto tipo realizados en años anteriores nos habían dotado de capacidades que ahora podemos explotar en esta forma. En particular quiero destacar la creación y puesta en funcionamiento, muy exitosa, de la Diplomatura en Derechos Humanos y Estrategias de Intervención en el Territorio, que ha tenido una extraordinaria inscripción en su primera implementación en el año 2013 y que estamos seguros de que constituye un aporte muy significativo para los estudiantes que se acercan a la Universidad para cursarla. En los meses finales del año sobre el que aquí se informa, luego de una participación como profesor invitado de la Diplomatura, el fiscal Abel Córdoba, actual Procurador contra la Violencia Institucional de la Nación, tuvo la amabilidad de aceptar incorporarse al excelente equipo de trabajo y coordinación de la Diplomatura como director de la misma, cargo que viene ocupando ad honorem desde entonces con notables dedicación y compromiso.

Una segunda dimensión del crecimiento de la Universidad durante 2013 se vincula con las condiciones de la expansión de su infraestructura, y en particular con la enorme posibilidad que representa para la UNGS la concreción de la compra, en el mes de septiembre, de un terreno de dos hectáreas lindante con el de cerca de cinco que actualmente ocupamos. La Universidad pudo adquirir ese terreno gracias a una doble gestión con la parte vendedora y con el Ministerio de Educación de la Nación, que se comprometió a proveer, en dos ejercicios fiscales, los fondos necesarios, y que en efecto nos giró ya, según lo convenido, la primera mitad de la suma total que involucró la compra. El terreno en cuestión será destinado a dos fines principales. Por un lado, al desarrollo de actividades deportivas y de recreación que el conjunto de los miembros de la comunidad universitaria, y muy especialmente sus estudiantes, desarrolla hoy en otros ámbitos, menos adecuados y más distantes, y con un alto costo para la Universidad. Para adecuar este nuevo terreno a este uso hemos requerido fondos adicionales a la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación, y ya se han comenzado, gracias a esos fondos, las obras que nos permitirán tener esos espacios en condiciones de darles el uso que esperamos en pocos meses más. Por otro lado, el terreno en cuestión permitirá, en una parte de su extensión, ampliar el despliegue de la infraestructura edilicia de la Universidad, lo cual va a ser a corto plazo de la mayor importancia, no sólo para atender a la creciente cantidad de estudiantes que estamos recibiendo, cosa que en principio esperamos poder hacer con el despliegue del plan maestro de obras ya trazado y que está en plena ejecución, sino por otra muy buena razón, que nos alegra mucho, y que nos lleva a una tercera dimensión del crecimiento de la Universidad que venimos comentando.

Me refiero a la posibilidad, que apunto acá muy rápidamente porque en realidad terminó de concretarse recién en los primeros meses de este año 2014 (pero que lo hizo como consecuencia de un conjunto de conversaciones sostenidas por los equipos de la UNGS durante el año objeto de este informe), de que la UNGS pueda contar, en el marco de un programa de creación de escuelas universitarias promovido por el Ministerio de Educación de la Nación, con una escuela propia. Tan pronto como fuimos invitados por el Ministerio a sumarnos a esta iniciativa comenzamos, en efecto, a dialogar con sus autoridades y los equipos que éstas designaron para ocuparse de este asunto, y durante la segunda mitad del año avanzamos considerablemente en una serie de acuerdos que nos permitieron tomar la decisión de proponer al Consejo Superior de la Universidad concretar este viejo sueño que la UNGS viene abrazando en realidad casi desde el inicio mismo de su corta historia. Así lo hicimos a comienzos de este año 2014 ahora en curso, lo cual deja por lo tanto esta decisión del CS, y los pasos que se han seguido dando a partir de ella, fuera de los límites temporales a los que se circunscribe el Informe que aquí estamos presentando. Pero sí importaba señalar en esta introducción, además del gran trabajo realizado en 2013 para que podamos estar ahora en el punto en el que estamos en este proceso de creación de nuestra escuela, que éste es uno de los destinos que le reservamos al nuevo terreno con el que cuenta desde el año pasado la Universidad.

Hay otros dos asuntos, entre los muchos campos de trabajo que despliega la Universidad, que quiero mencionar como especialmente importantes durante el año objeto de este informe. Uno se refiere al desarrollo de las actividades del Departamento de Publicaciones, que durante el año 2013 inició nuevas y muy interesantes colecciones, algunas de ellas en coedición con diversos organismos de diverso tipo (menciono entre ellas sólo dos: la que empezamos a publicar con la Secretaría de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación y la que hemos iniciado, con un libro precioso, con el INADI), y que también participó por segunda vez consecutiva, iniciando un camino que este año hemos continuado también, y que esperamos que ya sea permanente, en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires. Pero lo más importante que querría destacar de lo mucho que pudo avanzarse en 2013 en las actividades a cargo de ese Departamento es la instalación y puesta en marcha de una muy buena, muy completa y muy bien atendida librería, donde no sólo encuentran exhibición y venta los libros editados por la propia Universidad (que a esta altura de las cosas cuenta ya con un catálogo más que significativo), sino también muchos otros libros editados por otras universidades y también por editoriales vinculadas con los problemas que se estudian y se investigan en la Universidad. La obra de la librería se completó a mediados del año pasado, el dibujante y humorista Miguel Rep nos regaló el dibujo que viste el muy visible cartel con que se anuncia y nos visitó el día de la inauguración, y desde entonces el funcionamiento de la librería no ha dejado de mejorar y de crecer.

El otro asunto, muy importante para todos nosotros, es la inauguración de la radio de la Universidad. Se trataba éste de otro viejo sueño en el que la Universidad, ya en años anteriores, había empeñado importantes esfuerzos económicos, de preparación, construcción y planificación, y que ahora es una realidad tangible y en pleno crecimiento. Tras la finalización de la construcción del estudio, realizada años atrás durante la gestión del rector Feldman, y del proceso de su equipamiento técnico, que empezó entonces mismo y se siguió desplegando durante los años subsiguientes, 2011 y 2012 fueron los años de realización de los trámites burocráticos exigidos por la ley, de la compra e instalación de los equipos transmisores y de la antena y de la preparación de los recursos humanos necesarios para sostener todo el asunto. Finalmente, el 1º de agosto del año 2013 la programación de la radio estuvo por fin en el aire, y desde entonces no ha dejado de crecer y de mejorar. Fue también una decisión del 2013, que se implementó durante este año 2014 ahora en curso, la de promover la creación de un consejo asesor de la radio que pudiera acompañar la marcha de la experiencia, evaluarla sistemáticamente y hacer recomendaciones sobre la programación, como ahora está haciendo. Con todos esos elementos (un equipamiento técnico adecuado, unos recursos humanos con muy buena calificación, un seguimiento sistemático por parte de este consejo integrado por representantes de los distintos institutos y actores de la vida de la universidad), y con las perspectivas de crecimiento que le ofrecen las muy activas políticas públicas que se vienen implementando con la mediación del CIN, las perspectivas de crecimiento y mejoramiento de nuestra actividad radial son muy entusiasmantes.

Durante 2013 reforzamos el trabajo de los equipos de la Universidad en articulación con distintas áreas y dependencias del Estado y con muchos otros actores de su territorio más inmediato o más mediato. Para no abundar en esta introducción muy general, me gustaría destacar la importancia de dos experiencias muy significativas para la Universidad. Por un lado, la renovación del trabajo en el marco del Programa Ingreso Social con Trabajo (PIST), o “Argentina Trabaja”, que habíamos iniciado en 2012 y cuyo primer año de desarrollo tuvo una muy buena evaluación por parte de todos los actores involucrados, incluyendo la Comisión de Evaluación que el Consejo Superior había constituido oportunamente, lo que nos convenció de la conveniencia de prolongarla un año más. Así lo hicimos, hasta los primeros meses de este año en curso, 2014, cuando finalmente dimos por concluida, de común acuerdo con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, este trabajo en común que fue tan interesante e instructivo, y como resultado del cual, además de una fuerte capacitación para muchas de las personas que intervinieron, quedaron terminadas en la Universidad una cantidad de obras menores pero muy relevantes, algunas de las cuales, como el estacionamiento techado para bicicletas y motocicletas, pudimos inaugurar a fin del año objeto de este informe. No sólo eso: nos quedó también el desafío de continuar con el desarrollo de la colaboración con políticas formativas de los Ministerios de Educación o de Desarrollo Social con las que empezamos a comprometernos en el marco del “Argentina Trabaja”, como la de capacitación de promotores de salud o la de finalización de la escuela en el marco del plan Fin.Es. Por otro lado, querría destacar la importante militancia de algunos de los equipos del Instituto del Conurbano, junto a distintas organizaciones sociales del territorio vinculadas con la problemática del derecho a la vivienda, en relación con la sanción primero, y con la reglamentación después, de la Ley Provincial de Promoción del Hábitat Popular. La participación de la UNGS en este asunto, a través de sus equipos expertos y comprometidos, me parece un modelo que celebro y que me pone muy orgulloso y muy contento de intervención activa de una Universidad pública en una problema de la agenda colectiva que interesa fundamentalmente al bienestar y a los derechos de los ciudadanos.

Junto con estas experiencias, quiero destacar también, en este terreno de la articulación de la Universidad con otros actores con los que tratamos de encarar juntos algunos de los desafíos que tenemos, los significativos avances realizados en nuestra articulación con un par de ministerios del Estado nacional, pero sobre todo con uno: el MINCyT, en relación con el cual quiero mencionar, muy rápidamente, cuatro cosas. Una, el desarrollo del trabajo de evaluación de la función “investigación” de la UNGS acordado en el marco del acuerdo alcanzado con el Ministerio y que, una vez terminada esta etapa, producido el correspondiente informe de autoevaluación y recibida la evaluación externa que el Ministerio realice, nos permitirá acceder a un financiamiento específico para mejorar lo que debamos mejorar. Dos, la creación del Centro Interdisciplinario de Estudios en Ciencia, Tecnología e Innovación (CIECTI), que está integrado por los equipos de economía de la innovación de la UNGS, la UNQ y la FLACSO y que desarrolla su tarea, en virtud de un acuerdo con la Secretaría de Planeamiento y Políticas del MINCyT, en las propias instalaciones del Ministerio, al que acompaña y asesora. Que la UNGS esté formando parte de este equipo y de esta experiencia es para mí otro motivo de orgullo y de alegría. Tres, el impulso que pudimos dar a la investigación sobre los problemas de la ciencia y la tecnología para el desarrollo gracias a la firma de un convenio de cooperación con la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica que firmamos (en el marco del Programa Latinoamericano sobre la Ciencia y la Tecnología para el Desarrollo “PLACTED”) junto con las universidades nacionales de Quilmes, Lanús y San Martín para el desarrollo de proyectos específicos con el formato PICT-O. Tanto la firma como la convocatoria se realizaron en el año objeto de este informe, y los proyectos que se desarrollan en la UNGS están actualmente en marcha. Y cuatro, la visita que a fin del año 2013 nos hizo el presidente del CONICET, Dr. Roberto Salvarezza, en la que empezamos a dar forma a un acuerdo que finalmente pudo concretarse en este año 2014, por el cual los equipos de la Universidad podrán contar con un financiamiento adicional de nada menos que 5 millones de pesos para el desarrollo de proyectos de investigación en una serie de campos que acordamos definir como prioritarios, primero en la Universidad y después con las propias autoridades del CONICET.

Pero el MINCyT no fue el único Ministerio con el que trabajamos mucho durante 2013, ni la de Salvarezza la única visita de funcionarios del gobierno nacional que debemos señalar y agradecer. Por el contrario, durante el año sobre el que aquí informamos nos visitó no una sino dos veces el Secretario de Políticas Universitarias de la Nación, a quien recibimos a comienzo de año para escuchar los lineamientos generales de las políticas que iría a implementar durante su mandato, y apenas un poco después para inaugurar la reunión del Consejo de Decanos en Ciencias Sociales de la que, con la organización de los Institutos del Desarrollo Humano y del Conurbano, fuimos sede. En esta segunda ocasión el Secretario Martín Gill vino a la UNGS acompañando al Ministro Alberto Sileoni, quien no es la primera vez que nos visita y con cuyos equipos vienen los de la Universidad sosteniendo una intensa y rica tarea de colaboración. En particular, en este campo, quiero destacar todo lo que los equipos del área de Educación del IDH han hecho durante 2013 en el campo de la evaluación de diversas políticas públicas implementadas por el Ministerio, y muy especialmente de la Asignación Universal por Hijo, de programas como el “Conectar Igualdad” y del asesoramiento al Ministerio en temas de gran complejidad y que representan un enorme desafío para la política pública, como el de la evaluación del sistema de escuelas secundarias del país, y también lo mucho que ha mejorado la performance de los equipos de la Universidad en convocatorias específicas para el desarrollo de proyectos de diverso tipo, para la constitución o consolidación de redes interuniversitarias nacionales e internacionales y para desarrollar líneas de trabajo propias, o acompañar algunas líneas de la política pública, a través de proyectos del voluntariado universitario.

No quiero dejar de mencionar también, entre los logros que querría destacar del año 2013 sobre el que aquí se informa, la implementación de dos iniciativas, de dos líneas de trabajo, vinculadas con los modos de gestionar la Universidad, de tomar las decisiones y de administrar sus recursos, que creo que comparten el rasgo y la vocación común de avanzar en el sentido de una fuerte democratización de nuestros procedimientos. La primera es la de lo que llamamos el “Presupuesto Participativo” (PP), instrumento de gestión de los recursos de las instituciones que la literatura tiende a situar entre los recursos a través de los cuales las democracias representativas pueden incorporar elementos de participación directa, menos mediada, y que tiene ya una larga militancia, sobre todo, en numerosos municipios de diversos lugares del mundo, incluyendo por supuesto la Argentina. De hecho, los equipos de la UNGS tienen una larga experiencia en el asesoramiento a varios de estos municipios del país, y eso fue lo que nos decidió hace ya un buen tiempo a impulsar la implementación de ese mecanismo, en el que tenemos una experiencia y competencia ya probadas, para la gestión de nuestro propio presupuesto. Así se lo propusimos a fin de 2012 al Consejo Superior, que asignó unos fondos no recurrentes para hacer posible la experiencia, que llevamos adelante, con mucho éxito, durante 2013. El ejercicio incluyó la discusión de los problemas de la Universidad que el PP podía ayudar a resolver, la presentación de borradores de proyectos, la discusión de su factibilidad, la exposición pública de las propuestas y la elección de las que serían financiadas.

El proceso entero duró casi todo el año lectivo 2013, y constituyó un aprendizaje colectivo interesantísimo para los miembros de la comunidad universitaria. Distribuidos en cuatro claustros (docentes, estudiantes, personal administrativo y graduados de la Universidad) cuyos padrones fueron confeccionados con criterios de gran amplitud, de manera de hacer posible la más amplia participación de todos, los integrantes de los distintos estamentos de la vida institucional se involucraron fuertemente en todas las etapas del proceso y terminaron participando de una votación masiva, que dio fuerte respaldo al procedimiento y gran legitimidad a los proyectos que resultaron vencedores. Es importante señalar, adicionalmente, tres cosas. Una: que todos los proyectos que fueron elegidos a través de esa votación están siendo ejecutados a esta altura de 2014 en que escribimos estas líneas, y que el proceso de esa ejecución viene siendo informado cuidadosamente a toda la comunidad universitaria: nos importa que todos los participantes del interesante proceso a que esta iniciativa dio lugar puedan seguir y acompañar, de punta a punta, todo el procedimiento. Dos: que la evaluación de la experiencia realizada durante 2013 fue muy favorable, y que eso llevó al Consejo Superior, a fin del año objeto de este informe, no sólo a repetir la asignación de fondos para replicar la experiencia en este año, sino a asignar una parte de esos fondos de manera recurrente, de manera de garantizar la continuidad en el tiempo de la posibilidad de sostener esta decisión. Y tres: que con esos fondos asignados ya está en marcha el proceso de PP 2014, que esperamos que sirva para terminar de afirmar las bondades del sistema y para perfeccionarlo.

La otra decisión que el Consejo Superior había tomado a fin de 2012 y que se implementó durante el año sobre el que aquí se informa es la puesta en marcha de un órgano deliberativo y consultivo que nos causa gran entusiasmo y expectativa que ya esté funcionando plenamente: el Consejo Social de la Universidad. Integrado por representantes de organizaciones sociales del territorio donde la UNGS desarrolla su trabajo según un conjunto de pautas y criterios que el Consejo Superior discutió y aprobó durante los primeros meses del año 2013, el nuevo cuerpo se constituyó en el mes de mayo y comenzó a sesionar en junio, con una agenda que tenemos la esperanza de que nos ayude a mejorar la articulación entre las actividades que impulsa y desarrolla la Universidad y las necesidades de los actores más representativos de la vida social, educativa y cultural de la región. Si la experiencia del Presupuesto Participativo a la que nos referíamos recién contaba con pocos antecedentes en el sistema universitario nacional (sólo con dos, bastante parciales, a los que ahora viene a sumarse el que implementamos en la UNGS), ésta de los Consejos Sociales recoge en cambio una iniciativa que viene siendo fuertemente impulsada como parte de un movimiento de renovación de los modos de pensarse la articulación de las universidades públicas con sus territorios. La UNGS, que hizo de esta articulación un punto fundamental, viene teniendo un fuerte protagonismo en estas discusiones en el seno de la Red de Extensión Universitaria REXUNI, y la implementación en nuestra institución de este nuevo cuerpo encargado de discutir este problema debe ser ubicada entonces en el marco de esta preocupación más general.

Por lo demás, el año 2013 fue de fuertes avances en un conjunto de procesos que están en marcha en la Universidad y que han requerido y siguen requiriendo grandes discusiones. Entre ellos, menciono especialmente tres. Uno, el de discusión del cuadro administrativo de la Universidad, lo que hemos llamado un poco pomposamente “la reforma administrativa” de la Universidad, que básicamente consiste en la discusión sobre la necesidad de actualizar la Res. (CS) Nº 269, que establece el organigrama, las misiones y funciones y la estructura general del sistema de administración de la UNGS, y que en los días en que escribo esta presentación del informe de gestión del año 2013 está dando ya como su resultado final una propuesta para llevar al plenario del Consejo Superior. Dos, el de discusión sobre los modos de operar lo que hemos llamado el “reencasillamiento” del conjunto del personal técnico-administrativo de la institución para hacer posible el pasaje de la actual y singularísima grilla salarial con la que la UNGS se viene manejando a la grilla general del sistema universitario nacional en su conjunto, sin pérdida para nadie y con ganancia general, para todo el conjunto de la planta “no docente” de la Universidad, de dinero, beneficios y seguridad. Durante buena parte del año sobre el que aquí se informa discutimos en diversos ámbitos sobre esta decisión, que pudimos aprobar en el CS a comienzos de este año ahora en curso, y que podremos implementar tan pronto como completemos las negociaciones necesarias para ello en el Ministerio de Educación de la Nación. Y tres, el de discusión sobre la forma que deberá asumir en la Universidad, después de que la aprobación de una propuesta que llevamos al CS a fin de 2012 garantizó a todo el personal de investigación y docencia concursado la estabilidad de sus puestos de trabajo, la “evaluación de desempeño” para ese personal. También sobre esto avanzamos durante 2013, y tomamos una primera importante decisión a comienzos de este año, cuando el CS aprobó los lineamientos generales que deberán seguir los procedimientos y los instrumentos de esa evaluación.

En relación con la actividad artística y cultural que se desarrolla en la UNGS, el año 2013 fue también de consolidación y crecimiento. En primer lugar, en el campo de la actividad formativa desplegada en el Centro Cultural de la Universidad, que ya en el año anterior habíamos conseguido estructurar muy sistemáticamente bajo el formato de Diplomaturas de duración anual (gratuitas, supervisadas por la Secretaría Académica y dictadas por profesores cuyas condiciones laborales habíamos logrado regularizar), y que en éste sobre el que aquí se informa pudo mejorarse a la luz de la experiencia realizada en 2012, al mismo tiempo que ampliarse con la creación de dos Diplomaturas nuevas: una en Danzas populares y nativas y otra en Murgas y ritmos percusivos. De este modo hemos seguido fortaleciendo el principio de que también en el CCUNGS la oferta que la Universidad propone debe ser (al menos en la mayor medida en que esto nos sea posible) desarancelada, del más alto nivel e institucionalmente regulada. En segundo lugar, en el campo de la conformación de redes de acción regional: en efecto, la enorme y creciente cantidad de actividades desarrolladas en el Centro Cultural y también (en el marco del programa “Cultura Campus”) en el campus universitario de Los Polvorines se viene articulando cada vez más con distintos centros culturales, teatros, espacios comunitarios y organizaciones políticas y sociales, y los festivales y encuentros de teatro, de música y de danza organizados por el CCUNGS se van convirtiendo en referencias regionales que nos ponen muy contentos y orgullosos. En tercer lugar, en el campo de la defensa y promoción de los Derechos Humanos, en el que la actividad del CCUNGS se ha articulado con la de otros espacios de la Universidad para fortalecer el vínculo con la Comisión por la Recuperación de la Memoria en Campo de Mayo, acompañar el trabajo del Programa “Memoria y Territorio” e intensificar la acción con diversas organizaciones e instituciones de la zona, incluyendo las preocupadas por el trabajo con jóvenes en contexto de encierro y las empeñadas en la preservación y difusión de la cultura y de la lengua de los pueblos originarios.

Dos palabras finales sobre mi participación personal, durante el año objeto de este informe, en el Consejo Interuniversitario Nacional, cuyo Comité Ejecutivo integré durante todo el período, y donde desempeñé sobre todo dos responsabilidades fundamentales, en ambos casos con mucho trabajo y –me parece– importantes resultados: la presidencia de la Comisión de Asuntos Internacionales y la coordinación de la Subcomisión de Acreditación de Profesorados Universitarios de la Comisión de Asuntos Académicos (CAA). En la primera de esas dos funciones trabajé activamente, junto al primero vicepresidente y luego presidente del CIN Arturo Somoza, rector de la Universidad Nacional de Cuyo, en la búsqueda de mecanismos de integración de los sistemas universitarios nacionales de toda la región latinoamericana y caribeña, con el resultado, tras una serie de reuniones desarrolladas en Nicaragua, en Panamá y en Belo Horizonte, de la conformación de la Asociación de Consejos de Rectores de las Universidades Latinoamericanas y Caribeñas, ACRULAC, que, bajo una conducción pro tempore liderada por el rector Telémaco Talavera, de Nicaragua, y que integran también el propio Ing. Somoza y el rector Targino Araújo Filho, de Brasil, tiene la misión de hacer oír la voz de los sistemas universitarios nacionales en el seno del Espacio Latinoamericano y Caribeño de Educación Superior E(N)LACES, según el espíritu de la muy importante Declaración Final de la Conferencia Regional de Educación Superior 2008 del IESALC/UNESCO, que ahora está un poco más cerca de hacerse realidad.

Por otro lado, en la Subcomisión de Acreditación de Profesorados Universitarios de la CAA pudimos alcanzar durante 2013 resultados considerables en la tarea de definir las pautas con las que deben evaluarse esas carreras, múltiples, diversas y plurales, de nuestras universidades. No entro aquí en grandes detalles sobre el asunto: menciono apenas que el Consejo de Universidades (CU) ya aprobó y elevó al Ministerio de Educación de la Nación los estándares generales para la acreditación del conjunto de los profesorados universitarios en los que trabajamos en el seno de la Subcomisión durante varios meses, y que después aprobaron todas las instancias competentes, y que hemos avanzado considerablemente en otros dos asuntos: en la aprobación de los lineamientos específicos para la acreditación de los profesorados correspondientes a los campos de las ciencias exactas y naturales y en la discusión y propuesta de revisión de la normativa correspondiente a los profesorados a los que se accede por la vía de la articulación entre ciclos de complementación curricular. Ambos asuntos, discutidos y aprobados por la Subcomisión y elevados luego por ésta a la CAA y al Comité Ejecutivo, que también los aprobó, están ahora a la consideración del CU. En todo este trabajo conté con la invalorable ayuda y con el conocimiento específico sobre estas cuestiones de la Secretaria Académica de la Universidad, Gabriela Diker, que fue una protagonista fundamental de las discusiones sostenidas sobre estos temas. Quiero subrayar también la importancia de la tarea cumplida, en otras comisiones y/o redes del CIN, por el Secretario de Investigación Pablo Bonaldi en la decisiva Comisión de Ciencia y Técnica, y por el Coordinador del Centro de Servicios a la Comunidad Daniel Maidana, quien desde fin del año objeto de este informe coordina la muy activa Red de Extensión Universitaria REXUNI.

A todos ellos quiero entonces expresarles mi reconocimiento, que hago extensivo al conjunto de los miembros del equipo de gestión de la Universidad. Una Universidad que, durante este año 2013 de festejos, de conmemoración, de reflexión sobre su pasado y su presente y de decidido y vigoroso salto hacia adelante, tuvo un enorme despliegue de actividades de muy diverso tipo (aquí apenas las he reseñado de manera intencionalmente general: el detalle de esas actividades compone el cuerpo de este Informe), un significativo crecimiento, que nos dio a todos mucha alegría pero también mucho trabajo, y, en medio de todo eso, un rector que anduvo dando más vueltas que las que él mismo habría querido, tratando de cumplir del mejor modo posible el conjunto variado y grande de responsabilidades que había asumido, en el marco de estas comisiones del CIN y del propio Comité Ejecutivo de ese cuerpo, con el sistema universitario nacional en su conjunto. Quiero terminar estas líneas de presentación, entonces, diciendo que no podría haber hecho nada de eso si no hubiera contado aquí en la Universidad, además de con un equipo extraordinario, y a la cabeza de ese equipo extraordinario, con un vicerrector con la capacidad, el entusiasmo, el conocimiento de causa, la comprensión del conjunto de los problemas de la Universidad y la contracción al trabajo que durante todos estos años, pero quizás más que durante ningún otro durante éste que constituye el objeto de este Informe, tuvo que demostrar y demostró mi compañero Gustavo Kohan, por todo lo cual le estoy particularmente agradecido.



Eduardo Rinesi
Sección Primera: La Formación, la Investigación, los Servicios y la Gestión en los Institutos de la UNGS.

2. Instituto de Ciencias


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   54


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal