Educación inclusiva para niños con capacidades especiales contenido introduccióN 3


¿Cómo se manifiesta y estimula la inteligencia interpersonal?



Descargar 295,34 Kb.
Página9/12
Fecha de conversión20.03.2017
Tamaño295,34 Kb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12

5.8. ¿Cómo se manifiesta y estimula la inteligencia interpersonal?

Para Gardner (1995) la inteligencia interpersonal se construye a partir de una capacidad nuclear para sentir distinciones entre los demás: en particular, contrastes en sus estados de ánimo, temperamentos, motivaciones o intenciones. Permite leer y entender las intenciones y emociones de los demás aunque se pretendan disimular. Esta inteligencia se da de manera desarrollada en líderes religiosos y políticos, en profesores, terapeutas y padres.


Esta inteligencia no depende del lenguaje y se ubica en los lóbulos frontales. Sirve fundamentalmente para satisfacer la necesidad de cohesión en un grupo, de liderazgo, de organización y de empatía o solidaridad.
Las personas que se preocupan bastante por su apariencia, por el modo de combinar la ropa, por su desempeño social y por la intensidad con que son recordadas positivamente por los demás, revelan una elevada forma de esta inteligencia. En niveles más profundos esta inteligencia permite que adultos y adolescentes identifiquen intenciones, simulaciones y deseos en otras personas, aunque no los hagan muy explícitos.
La estimulación de esta inteligencia requiere del desarrollo de la capacidad del sentir y la validación de todos los sentimientos; sus resultados no son rápidos y requiere del uso de fundamentos adecuados, basados fundamentalmente en la Educación, Psicología, Pedagogía, Programación neurolingüística y es importante distinguir su uso pedagógico de las finalidades clínicas. Juegos que motiven la sensibilización por los sentimientos de los demás, escucha activa, asertividad y empatía están dirigidos al desarrollo de esta inteligencia.

5.9. ¿Cómo se manifiesta y estimula la inteligencia intrapersonal?

Se define a la inteligencia intrapersonal al desarrollo de las habilidades para tener un profundo conocimiento de uno mismo y una elevada aceptación de sí mismo o autoestima. Esta inteligencia se sitúa en el cerebro dentro de las amígdalas, una para cada hemisferio, que son haces nerviosos en forma de almendra, con estructuras interconectadas, situadas encima del tronco cerebral, próximas a la zona inferior del anillo límbico. Ellas son las responsables de la mayor parte de lo aprendido por el cerebro, sobre todo en lo que se refiere a las emociones. Si se extirpan, el resultado es la incapacidad para valorar el significado emocional de los hechos y por consiguiente se genera una “ceguera afectiva”.


Esta inteligencia surge en los primeros días después del nacimiento a través del vínculo emocional que se genera entre el bebé y su madre, durante la adolescencia se producen cambios expresivos en las formas personales de conocimiento de modo tal que los jóvenes muestran una alta sensibilidad ante las motivaciones para el estímulo de esta inteligencia por parte de sus pares. El desarrollo cambia también durante la madurez y aún más en la tercera edad (a partir de los cincuenta años se da un incremento en el desarrollo emocional).
El estímulo de esta inteligencia se desarrolla o altera por el contexto familiar y escolar; por el adecuado uso de mensajes (positivos o negativos), por la utilización de límites flexibles, claros y precisos. Algunas sugerencias para el estímulo y desarrollo de esta inteligencia son las siguientes:


  1. Distingan, acepten y ayuden a identificar las diversas emociones de los niños.

  2. Reconozcan la emoción como una oportunidad de descubrimiento y transmisión de experiencias.

  3. Legitimen todos los sentimientos del niño con empatía.

  4. Ayuden a los niños a nombrar y verbalizar sus estados emocionales.

  5. Muestren los límites y propongan alternativas sanas para que el niño, por sus propios medios, resuelva sus problemas emocionales.


Ejercicios

De acuerdo con los recursos internos de tu hijo y tus posibilidades reales de tiempo y apoyos familiares o sociales elabora un programa tentativo de desarrollo de cada una de las inteligencias. Te puedes apoyar en el formato anexo.


6. ORGANIZACIÓN NEUROLÓGICA E IMPORTANCIA DE LA GIMNASIA CEREBRAL

El Doctor Glenn Doman en varias de sus obras ha explicado que el cerebro tiene cierta plasticidad y que muchas de sus neuronas dañadas pueden ser sustituidas en sus funciones por neuronas sanas. Para que se produzca esta nueva conexión, es importante una fuerte estimulación en mayor frecuencia, intensidad y duración.


En la medida en que el cerebro es más joven, las nuevas conexiones son más fáciles de realizar que en un cerebro de un adulto mayor. No obstante, en múltiples casos, por un programa fuerte y constante de estimulación, muchos niños y jóvenes con daño cerebral obtenían avances significativos que previamente no se esperaban.
El Dr. Dennison adopta algunos de los principios de la organización neurológica para proponer algunos principios enfocados hacia este propósito; sin embargo, lo mejor es un estilo de vida personal y familiar en el que el hijo con discapacidad intelectual se vea sometido a retos y metas constantes en todas sus inteligencias para desarrollarlas a su propio ritmo. Un solo camino como el de la gimnasia cerebral tal vez no sea suficiente; por eso, en este curso se establecen diversas opciones que todas juntas contribuyen al desarrollo de las habilidades y competencias cognitivas de su hijo.

    1. Importancia de la gimnasia cerebral : Premisas básicas





  1. El aprendizaje es una actividad instintiva y divertida que se prolonga a lo largo de nuestras vidas.

  2. Los bloqueos del aprendizaje son incapacidades para salir de situaciones de estrés e inseguridad en nuestras nuevas tareas.

  3. Todos estamos aprendiendo a bloquearnos desde el momento en que hemos aprendido a no movernos.

Los movimientos y ejercicios de gimnasia cerebral han sido desarrollados para estimular (dimensión de lateralidad), liberar (dimensión de enfoque) y relajar (dimensión de concentración) a los alumnos en determinados tipos o situaciones de aprendizaje. El cerebro humano se divide en hemisferio derecho e izquierdo (dimensión de lateralidad), bulbo raquídeo y lóbulo anterior (dimensión de enfoque), y sistema límbico y córtex (dimensión de concentración).


La lateralidad (habilidad para cruzar la línea central, trabajar en el campo medio y desarrollar un código escrito, lineal y simbólico de izquierda a derecha o de derecha a izquierda) es fundamental para el éxito académico. La incapacidad para cruzar la línea central conduce a situaciones de discapacidad para el aprendizaje o dislexia.
El enfoque es la habilidad para cruzar la línea central de la participación que separa el lóbulo posterior (occipital) y el lóbulo anterior. Los alumnos que no logran concentrarse con frecuencia se les califican de faltos de atención, incapacitados para la comprensión, retrasados en el lenguaje o hiperactivos. Algunos niños están sobre enfocados y se esfuerzan demasiado.
La concentración es la habilidad para cruzar la línea que divide el componente emocional y el pensamiento abstracto. Nada puede aprenderse realmente sin sentimiento y sin un sentido de la comprensión. La capacidad para concentrarse se refleja en un miedo irracional, reacciones de lucha o de huida, o en una incapacidad para sentir o expresar emociones.
De acuerdo con estas tres habilidades, los movimientos de la gimnasia cerebral ayudan a estimular la integración lateral o de los dos hemisferios; a desbloquear el sobre enfoque del alumno y a relajar el sistema y prepararlo para aprender y procesar información sin carga emocional negativa.




1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal