E-learning propia en la usmp virtual Dra. Milagros Cecilia Huamán Castro



Descargar 2,53 Mb.
Página1/7
Fecha de conversión08.06.2017
Tamaño2,53 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7
Propuesta académica para certificar un MOOC basada en una metodología e-learning propia en la USMP Virtual

Dra. Milagros Cecilia Huamán Castro

mhuaman@usmpvirtual.edu.pe



Lic. Tania Seclén Chirinos

tseclen@usmpvirtual.edu.pe



Dr. Juan José Flores Cueto

jflores@usmpvirtual.edu.pe

Universidad de San Martín de Porres, Unidad de Virtualización Académica

Lima 013, Lima, Perú


Resumen

El artículo, Propuesta académica para certificar un MOOC basada en una metodología e-learning propia en la USMP Virtual, tiene como objetivo, dar a conocer de qué manera se pueden certificar los MOOC, utilizando como principio una metodología propia de evaluación para líneas temáticas de talleres virtuales, haciendo uso de una matriz, que garantice la objetividad de la evaluación y resguarde el prestigio de certificación de la Universidad de San Martín de Porres. Para la propuesta se utilizó el MOOC Estrategias Metodológicas para el Docente E-learning. El instrumento que se utilizó fue de conocimiento previo de los participantes, sus indicadores estuvieron relacionados a las competencias que se esperaban lograr. La propuesta se realizó en el Campus Virtual de la USMP Virtual teniendo como base las teorías pedagógicas del constructivismo y conectivismo, el aprendizaje colaborativo, aprendizaje activo, así como un modelo pedagógico propio.


Abstract

The article, academic proposal to certify a MOOC based e-learning methodology employed in Virtual USMP aims, raise awareness of how they can certify the MOOC, using first a methodology of assessment for thematic lines virtual workshops, using an array, to ensure the objectivity of the evaluation and certification safeguards the prestige of the University of San Martin de Porres. For the proposal was used MOOC Teaching Methodological Strategies for E-learning. The instrument used was prior knowledge of the participants, their indicators were related to the competencies that are expected to achieve. The proposal was made in the Virtual Campus Virtual USMP on the basis of educational theories of constructivism and connectivism, collaborative learning, active learning, as well as a pedagogical model itself.


Palabras clave: MOOC, certificación, conectivismo, metodología, e-learning.

Keywords: MOOC, certification, connectivism, methodology, e-learning.



Introducción


La constante evolución de la tecnología conlleva a que la educación vaya a la vanguardia y ritmo de esta, por esta razón en la USMP Virtual - Universidad de San Martín de Porres, tuvimos la iniciativa de crear un MOOC y difundirlo para bien de la comunidad. El MOOC se denomina Estrategias Metodológicas para el Docente E-learning, y es una nueva versión de un curso virtual que se viene desarrollando con mucho éxito hace un año, el cual cuenta en esta versión con el mismo contenido del virtual, pero con las variantes propias que caracterizan a un MOOC.
Su creación fue una experiencia muy interesante para los tres expertos y el equipo de trabajo de la USMP Virtual, pero al culminarlo nos dimos cuenta que de cierta manera estábamos generando una competencia con nosotros mismos, y que ya nadie optaría por la versión virtual en el aula Moodle, que tenía un costo, frente a este que era gratuito, además, no podíamos brindar un certificado a los participantes solo con el resultado de la evaluación del MOOC, porque nada nos garantizaba que ellos manejaban el tema y lo habían interiorizado. Esta situación era muy preocupante, porque la USMP Virtual no iba a certificar personas que no demostraran conocer el tema a cabalidad, pues estaba de por medio el prestigio de 50 años de buen servicio de nuestra universidad.
Así surge la idea de investigar y elaborar una propuesta para garantizar la certificación que se entrega a los participantes del MOOC. Para ello, tomamos como base nuestra “Metodología de evaluación de las líneas temáticas de talleres virtuales”, que meses atrás ya habíamos iniciado con éxito. Considerando que los participantes deben demostrar lo aprendido, se creó una propuesta que permita lograr la certificación a través de una evaluación en dos modalidades, presencial y virtual. Se utilizó una matriz de evaluación y los participantes debían demostrar lo aprendido bajo el monitoreo del docente experto, si era presencial lo realizaba en un taller con equipo, y si era virtual se realizaba a través de una videoconferencia compartiendo su pizarra, previa capacitación virtual en el uso de esta herramienta. Considerando para ello, que el participante deseaba este tipo de certificación y realizaba un pago por presentarse a rendir la evaluación.
Esta evaluación objetiva y fiable nos permite brindar una certificación a los participantes del MOOC que realmente demuestren las competencias logradas en el tema impartido, y a la universidad, conservar su prestigio ganado, por brindar un servicio de calidad y alto nivel académico. En este contexto, el presente artículo constituye una propuesta académica para garantizar la certificación de un MOOC impartido en la USMP Virtual.

Propuesta académica para certificación de los MOOC en la USMP Virtual



El MOOC y las teorías pedagógicas
Los MOOC (Massive Open Online Courses), parten del espíritu de las comunidades de aprendizaje, con la finalidad de lograr una red cada vez más universal, digital y móvil que busca lograr, algunas de las metas de la educación, que es llegar a un público masivo y nutrirse con sus aportes, utilizando múltiples recursos, disponibles y accesibles. George Siemens y Sthepen Downes han apoyado con mucha convicción el desarrollo de este nuevo concepto, así como su implementación práctica.
En general, los MOOC son definidos como cursos a distancia pensados para una importante cantidad de alumnos (en un inicio, ilimitado), con carácter global, participativo y abierto (inicialmente gratuitos). Estos conllevan cambios en el modelo didáctico. El profesor no ejerce como tal, ni tampoco como tutor. Son los participantes los que colaboran entre ellos, generando conocimiento. La creación de una red entre alumnos y profesores, la aportación de contenido y la participación en foros y debates, conforman la base del proceso de aprendizaje.
Siemens (2012) define a los "MOOCs como una estructura que privilegia cierto tipo de aprendizaje para el alumno. Los MOOCs ofrecen un ecosistema complejo en el que la persona puede "aprender, no una en la que" se aprende. "No cuenta con muchas garantías".
Lo más interesante del concepto de MOOC y del proceso de su propia conceptualización no es su potencialidad, sino precisamente su radical carencia de marco conceptual que aporte cierta coherencia con el entorno complejo y ecosistémico en el que se pretende situar. Pero, la hipótesis que precisa y que sí ofrece la necesaria consistencia a partir de una consideración sistémica del ámbito de la enseñanza y el aprendizaje, es que los MOOC, desde un punto de vista estructural, responden a un desarrollo del circuito cognitivo individual coherente con la dinámica propia de una red compleja de aprendizaje.
Donadío (2010) precisa que los MOOC permiten la globalización del alcance de la educación y una oportunidad invalorable para las personas, con acceso libre a contenidos. De igual modo, la elevación del aprendizaje no formal a su máxima expresión, la posibilidad de construir conocimiento a través de la experiencia colectiva, democratizar la enseñanza, facilitar la formación continua evitando la barrera del precio, y facilitar el desarrollo personal y profesional. Además, se menciona el carácter altruista de las universidades por acercar el conocimiento a una mayor cantidad de personas a través de este tipo de iniciativas; a la oportunidad que plantean estos cursos para la retroalimentación escalable; y la reafirmación de un modelo de formación que responde de forma rápida y adaptada, al nuevo entorno social.
Fidalgo (2012) reflexiona sobre los MOOC y define como un curso a distancia, accesible a través de internet donde se puede apuntar cualquier persona, prácticamente sin límite de participantes. Destaca que las universidades más prestigiosas del mundo (privadas y públicas) están poniendo sus contenidos en MOOC. Abre unas perspectivas interesantes de acceso a formación universitaria, para no universitarios, y posiblemente será una fuente de ingresos extra para la universidad. Así se resalta que idea general es que los participantes colaboren, aportando contenidos, creando una red para utilizarla una vez finalizado el curso y que se utilizan conocimiento de la web social (blogs, wikis, redes sociales).
Origen y evolución de los MOOC

 

El año 2000, se desarrollaron los proyectos de Fathom y AllLearn, que hoy en día son considerados como MOOC o proto MOOC (se puede decir que fueron los pioneros de los MOOC). Estos no funcionaron y fueron clausurados, pero la idea se mantuvo latente.


Desde una concepción conectivista, donde la creación del conocimiento se basa en el establecimiento de conexiones, está claro que cuanto mayor sea el número de nodos, más posibilidades de aprendizaje hay en un curso determinado. Por lo tanto, el cambio desde las plataformas educativas cerradas a entornos de aprendizaje abiertos ha supuesto la posibilidad de que miles de personas de todo el mundo sigan diferentes iniciativas educativas. Es ahí donde reside su gran fuerza, y es por lo que nacieron, de una forma más o menos intencionada, los cursos masivos en el año 2008. Los canadienses George Siemens y Stephen Downes desde la Universidad de Manitoba crearon el que podría ser el primer MOOC “Connectivism and Connective Knowledge (CCK08)”, un curso en el que, junto a los 25 alumnos oficiales, participaron unos 2.300 estudiantes en línea de forma gratuita. A partir de ahí, y con la colaboración de Dave Cormier y Bryan Alexander, quienes acuñaron el término MOOC el 2008, este grupo ha ido ofreciendo multitud de cursos abiertos.
El año 2012 es considerado como el año de los MOOC. Esto porque el curso de Inteligencia Artificial dictado por los profesores de la Universidad de Standford (Estados Unidos), Sebastian Thrun y Peter Norvig, a través de la start-up "Know Labs" (actualmente Udacity), fue seguido por más de 160.000 estudiantes. A partir de allí comenzó a alimentarse de experiencias desarrolladas en diferentes partes del planeta.

Actualmente existen propuestas como unX, Aprendo, Coursera, Lore, Canvas Network, OpenClass, edX, UniMOOC y Udacity, que dan soporte a esta fuerte tendencia en crecimiento. Universidades como Stanford, MIT, Harvard y California-Berkeley, ya le han dado su apoyo a esta nueva tendencia en términos de inversión, recursos y respaldo, sobre el poder transformador de los MOOC y la educación en línea. Además, medios de comunicación como el Wall Street Journal, el New York Times están promocionando lo que David Brooks llamó el tsunami campus de la educación en línea. A esto se ha unido la gran incorporación de la plataforma en español de MiriadaX, impulsada por Telefónica y Universia (quien integra a 1.232 universidades de 23 países de Iberoamérica).


Recientemente Coursera como Edx han ampliado el número de universidades que ofrecen cursos a través de sus plataformas, incluyendo en esta oleada universidades de países hispanohablantes. Todo este movimiento, además, ha creado una discusión acerca del futuro de la educación superior, del papel de las universidades y del aprendizaje a lo largo de la vida y su impacto en la empleabilidad. La educación virtual puede englobar los MOOC, pero va mucho más allá de lo que estos son, quieren y pueden alcanzar.

Los MOOC dentro del entorno e-learning deben cumplir ciertos requisitos: el primero de ellos consiste en contar con una estructura orientada al aprendizaje, lo que conllevará una serie de pruebas o de evaluaciones para acreditar el conocimiento adquirido. Además, el número de alumnos debe ser, en principio, ilimitado y los materiales educativos deben ser gratuitos.

Los MOOC son un ejemplo de formación a distancia planificados para alcanzar un elevado volumen de usuarios. Podríamos decir que son cursos autogestionados por plataformas informáticas. Hablamos de cursos que cuentan con más de 100.000 alumnos y cuya temporización gira en torno a las necesidades personales de cada uno. Además los MOOC fomentan el aprendizaje colaborativo, ya que es la propia comunidad la que gira alrededor del curso, y es la encargada de dotar de contenido de calidad este ecosistema de aprendizaje abierto, mediante sus aportaciones y comentarios.

Si a todo esto le añadimos los diferentes sistemas de reputación digital basados en la actividad social de los alumnos, por sus aportaciones a la comunidad del curso, y lo mezclamos con un sistema de reconocimiento basado en  la gamificación o teoría del juego, por la actividad de sus participantes mediante la obtención de karma y badges o medallas asociadas a logros y competencias adquiridas, estamos hablando de un modelo de aprendizaje social y colaborativo que fomenta el  sentir aspiracional y la reputación digital de todos los que estamos inmersos en esta línea.



Teoría pedagógica conectivista

Los MOOC se basan en varios principios que derivan de la pedagogía conectivista.

Estos principios consideran:
1. Agregación. La base de un MOOC es proporcionar un punto de partida para generar una gran cantidad de contenido, que se produce en diferentes lugares en línea, que luego se van agregando como un boletín de noticias o una página web, accesible a los participantes sobre una única base. Esto está en contraste con los cursos tradicionales, donde el contenido se prepara antes de tiempo.
2. El segundo principio es remezclar, es decir, los materiales creados en el curso de unos con otros y con los materiales de las asociaciones de otras partes.
3. Reestructurar los materiales agregados y remezclados, para adaptarlos a los objetivos de cada participante.
4. Retroalimentar el intercambio de ideas y contenidos reutilizados con otros participantes y el resto del mundo.

Estos principios de la teoría del conectivismo de Siemens, también refuerzan a la pedagogía con los siguientes puntos:



  • El aprendizaje y el conocimiento dependen de la diversidad de opiniones.

  • El aprendizaje es un proceso de conectar nodos o fuentes de información especializados.

  • El aprendizaje puede residir en dispositivos no humanos.

  • La capacidad de saber más es más crítica que aquello que se sabe en un momento dado.

  • La alimentación y mantenimiento de las conexiones es necesaria para facilitar el aprendizaje continuo.

  • La habilidad de ver conexiones entre áreas, ideas y conceptos es una habilidad clave.

  • La actualización (conocimiento preciso y actual) es la intención de todas las actividades conectivistas de aprendizaje.

  • La toma de decisiones es un proceso de aprendizaje. El acto de escoger qué aprender y el significado de la información que se recibe, es visto a través del lente de una realidad cambiante. Una decisión correcta hoy, puede estar equivocada mañana debido a alteraciones en el entorno informativo que afecta la decisión.

Los MOOC están en una mejor posición para apoyar el diálogo de colaboración y construcción de conocimiento, que los modelos rígidos que adoptan otros enfoques.

George Siemens (2004) en su “Teoría de aprendizaje para la era digital” indica que un principio central de la mayoría de las teorías del aprendizaje, es que el aprendizaje ocurre dentro de una persona. Incluso los enfoques del constructivismo social, los cuales sostienen que el aprendizaje es un proceso social, promueven el protagonismo del individuo en el aprendizaje. Estas teorías no hacen referencia al aprendizaje que ocurre por fuera de las personas (el aprendizaje que es almacenado y manipulado por la tecnología).


Sintetizando, el conectivismo, según la teoría de Siemens, es la integración de principios explorados por las teorías del caos, redes, complejidad y auto-organización. El aprendizaje puede residir fuera de nosotros (al interior de una organización), está enfocado en conectar conjuntos de información especializada, y las conexiones que nos permiten aprender más, tienen mayor importancia que nuestro estado actual de conocimiento.
Es importante resaltar que el punto de partida del conectivismo es el individuo. El conocimiento personal se compone de una red, la cual alimenta a organizaciones e instituciones, las que a su vez retroalimentan a la red, proveyendo nuevo aprendizaje para los individuos. Este ciclo de desarrollo del conocimiento le permite a los aprendices estar actualizados en su área mediante las conexiones que han formado.
Si realizamos una comparación, podríamos decir que, la tubería es más importante que su contenido. Así, nuestra habilidad para aprender lo que necesitamos mañana es más importante que lo que sabemos hoy. Un verdadero reto para cualquier teoría de aprendizaje es activar el conocimiento adquirido en el sitio de aplicación. Sin embargo, cuando el conocimiento se necesita, pero no es conocido, la habilidad de conectarse con fuentes que corresponden a lo que se requiere es una habilidad vital. A medida que el conocimiento crece y evoluciona, el acceso a lo que se necesita es más importante que lo que el aprendiz posee actualmente.
El conectivismo presenta un modelo de aprendizaje que reconoce los movimientos tectónicos en una sociedad en donde el aprendizaje ha dejado de ser una actividad interna e individual. La forma en la cual trabajan y funcionan las personas se altera cuando se usan nuevas herramientas. El área de la educación ha sido lenta para reconocer el impacto de nuevas herramientas de aprendizaje y los cambios ambientales, en la concepción misma de lo que significa aprender. El conectivismo provee una mirada a las habilidades de aprendizaje y las tareas necesarias para que los aprendices florezcan en una era digital.
Aprendizaje colaborativo y los MOOC
El aprendizaje colaborativo, es otro de los postulados constructivistas que fundamenta los MOOCs, este parte de concebir a la educación como proceso de socioconstrucción que permite conocer las diferentes perspectivas para abordar un determinado problema, desarrollar tolerancia en torno a la diversidad y pericia para reelaborar una alternativa conjunta. Los entornos de aprendizaje constructivista se definen como «un lugar donde los alumnos deben trabajar juntos, ayudándose unos a otros, usando una variedad de instrumentos y recursos informativos que permitan la búsqueda de los objetivos de aprendizaje y actividades para la solución de problemas» (Wilson, 1995, p. 27).
El aprendizaje colaborativo es eficiente para insertar la educación dentro del proyecto de vida y conectar la evolución personal con el desarrollo de un proyecto de país coherente que favorezca la cohesión y la visión sistémica de elementos hoy fragmentados, como son: formación, educación, familia, sociedad, desempeño laboral y evolución nacional. Se estimula con este tipo de estrategia la desaparición de observadores pasivos y receptores repetitivos, superando los tradicionales hábitos de memorización utilitaria, para promover procesos dialógicos que conduzcan a la confrontación de múltiples perspectivas y a la negociación propias de la dinamicidad de todo aprendizaje que conduzca al desarrollo.
El aprendizaje colaborativo representa una teoría y un conjunto de estrategias metodológicas que surgen del nuevo enfoque de la educación constructivista, donde el trabajo en grupo es un componente esencial en las actividades de enseñanza-aprendizaje.
Más que una técnica, el aprendizaje colaborativo es considerado una filosofía de interacción y una forma de trabajo que implica, tanto el desarrollo de conocimientos y habilidades individuales como el desarrollo de una actitud positiva de interdependencia y respeto a las contribuciones.
El aprendizaje colaborativo está fundamentado en la teoría constructivista, el conocimiento es descubierto por los alumnos, reconstruido mediante los conceptos que puedan relacionarse y expandido a través de nuevas experiencias de aprendizaje. Enfatiza la participación activa del estudiante en el proceso porque el aprendizaje surge de transacciones entre los alumnos y entre el profesor y los estudiantes. (Panitz, 1998).
Aprendizaje activo y los MOOC
El aprendizaje activo es aquel mediante el cual los estudiantes son los que en realidad gestionan su propio aprendizaje en lugar de escuchar cátedra. Los MOOCs ofrecen a los participantes la oportunidad de reducir el uso de la cátedra convencional para favorecer que el tiempo en el salón o en el laboratorio sea aprovechado en actividades que mejoren el aprendizaje más allá de la simple memorización. Ciertamente, esto se puede hacer con las plataformas que ya existen en todas las universidades, como Moodle, que es software libre.

Aprendizaje activo es, simplemente, "aprender haciendo". Esto difiere ampliamente de la metodología que usualmente se ha venido utilizado durante mucho tiempo, "aprendizaje pasivo".

Características del aprendizaje activo que se pueden identificar en los MOOC como parte de su ejecución:



  1. Aprendizaje activo es una aventura
    No se puede predecir exactamente que va a suceder una vez que una persona o un grupo se embarque en el proceso. El aprendizaje activo provee de muchas sorpresas.

  2. El aprendizaje activo es divertido y/o cautivante

Entre la gente joven, aprender ha ganado una reputación pobre. El aprendizaje activo causa expectación en los jóvenes.

  1. El aprendizaje activo involucra a todos

No hay espectadores pasivos en el aprendizaje activo. Aquí es donde la diferencia entre aprendizaje pasivo y el activo viene a ser clara. Todos los involucrados participan.

  1. El aprendizaje activo se basa en el alumno, no en el experto
    El aprendizaje activo depende de los estudiantes quienes van descubriendo, en lugar de depender de los docentes que imparten ideas y hechos.

  2. El aprendizaje activo es un proceso orientado

En el aprendizaje pasivo, el docente envía la lección y espera que los estudiantes retengan la lección. Pero el aprendizaje activo involucra a los estudiantes para que descubran la lección.

  1. El aprendizaje activo está enfocado a través de la participación

Las experiencias que no investigan tomando parte en ellas, pueden tomar un largo plazo de aprendizaje.

  1. El aprendizaje activo es relacional

Debido a que el aprendizaje activo involucra a todos y todas las experiencias son parte activa, y se aplican con otras personas, los estudiantes tienen que interactuar con los demás y relacionarse para generar un nuevo conocimiento.
Decir que solo una teoría o fundamento pedagógico rige a los MOOC no tendría consistencia, porque estos dependen mucho del contexto y momento en que se desarrollen. Tanto el Constructivismo, el Conectivismo, el aprendizaje colaborativo, el aprendizaje activo y el aprendizaje social confluyen en el enfoque de estos cursos que se perfilan como los portadores de la nueva pedagogía que dará nuevas alternativas de difundir y masificar la educación, para que se enriquezca y tengamos un producto muy sólido en el que muchos han contribuido.
La problemática existente en la USMP Virtual para evaluar un MOOC
Los MOOCs han revolucionado la manera de aprender en la web, el acceso a contenidos de calidad, profesores de alto nivel y recursos on-line; en donde el participante de un curso puede validar su aprendizaje de una forma autodidacta.
Ante ello surge una reflexión de análisis, y es si estamos frente a una amenaza para aquellas organizaciones educativas cuya oferta se percibe como inferior a lo que ofrecen los MOOC impulsados por universidades de prestigio internacional. Así como, sobre cómo impactan la falta de apoyo tutorial e interacción, que es característica de estos cursos. Y al mismo tiempo, saber cómo las instituciones que adopten este modelo garantizarán la calidad, consistencia y sostenibilidad en la generación y mantenimiento de programas educativos.
Si grandes universidades como Stanford o el MIT dieran créditos por estos cursos a los estudiantes que tengan éxito en los exámenes, y luego les otorgaran grados completos, entonces, el modelo podría ser diferente. Pero estas universidades de élite ofrecen MOOC como una forma filantrópica de educación permanente, y hasta que estas instituciones estén dispuestas a otorgar créditos y títulos para este tipo de programas, suponemos que ellos piensan que se trata de una educación de segundo nivel, adecuada sólo para las masas.
En la USMP Virtual hemos incursionado en este nuevo concepto de los MOOC, y creamos nuestro primer MOOC de uno de los cursos que mayor aceptación ha tenido en el público docente el último año “Estrategias metodológicas para el docente e-learning”. Este curso se dicta en la Universidad de San Martín de Porres a través de la modalidad virtual, tiene una duración de un mes y cuenta con 100 horas académicas certificadas. La evaluación forma parte de las diferentes actividades que el participante debe desarrollar a lo largo del curso, interactuando con sus compañeros y tutor en el aula virtual en la plataforma Moodle 2.3 de la USMP Virtual.
El problema surgió cuando aparentemente nos estábamos compitiendo con nosotros mismos, y muchos preferirían llevarlo como MOOC y no pagado como curso virtual, porque contaba con los mismos docentes expertos, era el mismo contenido, solo que basado en el concepto de videos y era el curso que todo docente que deseaba incursionar en al ámbito de la docente virtual, debía seguir.
Se observó que era un costo que no tenía retorno de ingreso, no se podría detectar a los alumnos que hacían trampas, se calificaría o no, si realmente serviría a los participantes que tenían la necesidad de manejar el tema del e-learning, cómo se podría evaluar con objetividad y contar con registro de ello, para asegurar la calidad de estudiante que recibía una certificación a nombre la USMP Virtual.

Conocíamos del sistema llamado peer assessment (evaluación entre pares) en el que los propios alumnos se califican entre ellos mismos, y para lograr un mejor resultado, los criterios de evaluación debían estar claramente establecidos, utilizándose para ello como instrumento pedagógico una rúbrica. Además, que con el fin de lograr una mayor fiabilidad, un ejercicio de un alumno no es evaluado por un único alumno, sino por varios, pero igual no podíamos estar convencidos de que el alumno realmente era merecedor de un certificado a nombre de la USMP Virtual, que cuenta con mucho prestigio en el medio, y no se deseaba otorgar certificados por otorgar. Por otro lado, el proceso de enseñanza podía ser gratuito, pero no así el proceso de certificación.


Esta nueva modalidad de cursos estaba haciendo tambalear de alguna manera los cimientos de la enseñanza superior de nuestra universidad, ya que no solo liberaba contenidos sino que proporcionaba nuevos espacios de interacción, sin la certeza de certificar con objetividad.
Ante esta situación, analizamos la metodología propia de certificación que tenemos para evaluar líneas temáticas de nuestros talleres virtuales y preparamos una propuesta para nuestro MOOC.

Metodología para certificación de líneas temáticas e-learning en la USMP Virtual
La USMP Virtual ofrece diversos talleres dirigidos a profesionales, estudiantes y público en general. Los talleres se presentan agrupados por líneas temáticas, con la finalidad que los participantes puedan adquirir las competencias necesarias en la línea elegida. Actualmente existen cinco líneas temáticas:

  • La Plataforma Tecnológica Moodle.

  • Recursos Interactivos Multimedia.

  • Herramientas Web para el Trabajo Colaborativo.

  • Formación en Nuevas Tecnologías.

  • Redes Sociales para la Innovación Profesional.

Los recursos y actividades han sido desarrollados por un grupo de especialistas con amplia experiencia en la integración de las tecnologías. La función de estos especialistas es investigar en el uso de las nuevas tecnologías, con la finalidad de ofrecer una amplia variedad de herramientas, que contribuyan a fortalecer el E-learning en las diversas áreas del conocimiento, fomentando a su vez el trabajo colaborativo.

Líneas Temáticas:

  1. Línea de Investigación: "La Plataforma Tecnológica Moodle"

  • Diseño e Implementación de Cursos Virtuales en Moodle.

  • Herramientas Avanzadas y Configuración de Grupos en Moodle.

  • Configuración y Administración de Evaluaciones Virtuales en Moodle.

  1. Línea de Investigación: "Recursos Interactivos Multimedia"

  • Interactividad Visual para Presentaciones Colaborativas (Prezi - Zoho).

  • Materiales Educativos Multimedia con Adobe Captivate.

  • Uso de la Videoconferencia en Entornos E-learning (con Adobe Connect).

  • Uso de la Videoconferencia en Aulas Virtuales (con Blackboard Collaborate).

3. Línea de Investigación: "Herramientas Web para el Trabajo Colaborativo"

  • Blogger una herramienta pedagógica.

  • Proyectos en Wikispaces.

  • Cmap Tools para el aprendizaje significativo.

4. Línea de Investigación: "Formación en Nuevas Tecnologías”

  • Aprovechando los Recursos Tecnológicos de Comunicación de Google.

  • Aprovechando los Recursos Tecnológicos de Colaboración de Google.

  • Mobile learning: Uso de dispositivos móviles para la educación.

5. Línea de Investigación: " Redes Sociales para la Innovación Profesional"

  • Introducción a los Mundos Virtuales – Second Life.

  • Conceptualización y espacios virtuales en Second Life.

  • Construcción avanzada en Second Life.

El tiempo de duración de cada taller en modalidad virtual es de quince días con un total de 100 horas académicas. Cada línea temática cuenta con un experto y un tutor, ambos cumplen las funciones de investigación de nuevos recursos y aplicaciones, y coordinan para la mejora de los talleres que corresponden a su línea temática.

La calificación es vigesimal (0 a 20) y la nota mínima aprobatoria es 13. Los participantes que aprueban el taller con una calificación mínima de 13 pueden solicitar la emisión de un certificado por su participación en el taller a nombre de la Universidad de San Martín de Porres.

Los participantes que aprueban todos los talleres comprendidos dentro de una línea temática, previo pago, son evaluados por el docente experto de acuerdo ciertos indicadores, así pueden obtener una certificación por 300 horas académicas como:


  • Curso avanzado en la Plataforma Tecnológica Moodle.

  • Curso avanzado en Recursos Interactivos Multimedia.

  • Curso avanzado en Herramientas Web para el Trabajo Colaborativo.

  • Curso avanzado en Formación en Nuevas Tecnologías.

  • Curso avanzado en Second Life.

La evaluación no es un examen teórico, sino una actividad práctica que deberán desarrollar en una hora bajo el monitoreo del docente experto de la línea temática. En esa sesión el alumno deberá demostrar que maneja de manera óptima la herramienta en la que será certificado como experto.

La evaluación se puede llevar a cabo en dos modalidades, según la necesidad del estudiante.


  • Modalidad presencial: el estudiante acude a la USMP Virtual el día y hora acordado previamente. El docente experto lo recibe en la sala de capacitación y brinda un equipo para que ingrese a desarrollar la actividad que le indique. El docente experto utiliza una matriz de evaluación con los indicadores a evaluar, que previamente se han comunicado al estudiante. Durante toda la hora de la sesión el estudiante va desarrollando las actividades bajo el control y supervisión del experto.

  • Modalidad virtual: el estudiante recibe previamente una capacitación virtual para aprender a comunicarse a través de la videoconferencia. Después de ello, se conecta el día y hora indicada, comparte su pizarra con el docente y desarrolla las actividades que se le indiquen. El docente experto utiliza una matriz de evaluación con los indicadores a evaluar, que previamente se han comunicado al estudiante. Durante toda la hora de la sesión el estudiante va desarrollando las actividades bajo el control y supervisión del experto.


MOOC de la USMP Virtual
Nombre del curso: Estrategias Metodológicas para el Docente E-learning.
Este curso prepara a los docentes en el manejo de estrategias metodológicas aplicadas a cursos virtuales, tales como, la búsqueda, selección y organización de recursos educativos para la enseñanza virtual, el diseño de actividades virtuales utilizando las herramientas que ofrece el aula virtual Moodle y Ia implementación de actividades de la Web 2.0 en plataformas virtuales. El tiempo de duración es de 6 semanas.

Objetivo: El curso brinda al participante las competencias necesarias para seleccionar y organizar los recursos educativos dentro de un curso virtual y, diseñar e implementar actividades virtuales haciendo uso de las herramientas que ofrece la plataforma Moodle para cursos virtuales.

Estructura del curso

El curso consta de un módulo introductorio 0 y tres módulos.



Figura Nº 1: Estructura del curso



Fuente: Elaboración propia
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal