Dogmas de Hombres



Descargar 41,34 Kb.
Fecha de conversión24.09.2017
Tamaño41,34 Kb.
Dogmas de Hombres

Mencionare aquí una lista de dogmas de hombres, pareceres que alguien invento y se aplican hoy como normas de fe y que tienen para muchos más poder de sujeción que la misma Biblia, logrando imponérselo a otros como mandato bíblico.

1. Hablaremos aquí del orar con los ojos cerrados, este dogma humano no se sabe quién lo invento, pero se ha constituido un dogma casi de fe, a tal punto que hasta en los niños cuando oran cierran los ojos, sin embargo no hay ningún mandato bíblico en que se ordene que cada vez que se vaya a orar debe ser con los ojos cerrados, y aunque en algunos texto bíblico habla de postrarse, de rodillas, ningunas de las tres formas establecen un dogma bíblico; así, que para orar se puede hacer con ojos abiertos, de rodillas, acostados, sentados, parados como sea o la posición no importa lo que sí importa es la actitud del que ora, me gusta más obedecer a Jesús cuando dijo.

“Velad y orad” muchos alegan que se cierran los ojos para no distraerse este señalamiento limita el orar a determinado tiempo ya que no se puede orar mientras se hace algo que no se puede cerrar los ojos cosas como manejar, cocinar, trabajos de costura etc., Jesús dijo: “orad sin cesar “y con los ojos cerrados no se puede hacer eso, así que es más fácil y conveniente orar con los ojos abiertos que serrados Dios siempre oirá nuestra oración si nuestra actitud es buena.

2. Hablaremos aquí del bautismo en agua, el dogma humano aquí consiste en esperar un tiempo con los recién convertidos dándole clase de la denominada doctrina, que casi siempre es práctica de vida diaria, como debe de vestir, que debe de comer, como peinarse etc., este dogma fue impuesto por los llamados padres de la iglesia del segundo siglo quienes, establecieron que antes de bautizarse debían estar tres años en espera.

Luego la iglesia moderna en la mayorías de ellas no dan por miembros a los convertidos, sino a los bautizados, tampoco le dan privilegios si no se han bautizados, no pueden participar de la santa cena, ni tomar parte en los cultos, pero si se le puede tomar las ofrendas y los diezmos y estas dos son de inmediato o antes de convertirse.

La Biblia dice que solo dos condiciones son necesaria para bautizarse, creer en Jesucristo y arrepentirse de pecados como lo narran los capítulos 2 y 8 del libro de los Hechos, no hay que tomar curso, ni esperar tiempo, ya que el bautismo no es para salvación, sino un acto de publica fe de empezar antes Dios y los hombres una nueva vida luego de haber creído y arrepentido.

No entiendo como se le puede decir a alguien después de pasar al frente aceptar a Cristo como salvador personal, que desde ahora eres parte del reino de los cielos con libre aseso a él si muriera o Cristo viniera y no puede participar de la actividades de la congregación, dar un testimonio, participar de la santa cena, cantar un especial si lo más importante es la salvación y si se le promete aseso al cielo ¿Cómo es que lo está listo para ser miembro del cuerpo de Cristo y miembro de la iglesia del Señor y parte de la congregación?.

Yo entiendo que no puede predicar un sermón, porque para eso necesita preparación, pero para formar parte de la congregación si, ya que el bautismo no hace cristianos, ni miembros, solo la salvación a través de la sangre de Cristo hace cristianos y añade a la iglesia de los salvados, que lo adoran en diferentes congregaciones, ya que Jesús no invento el bautismo en agua ya los Judíos lo practicaban con mucha anterioridad, con seguridad el bautismo de Juan lo había aprendido desde sus ancestros, ya que los Esenios lo practicaban en Qumran y siempre fue para arrepentimiento.

3. Hablaremos aquí de la unción, en este dogma sí que se ha llegado a proporciones gigantescas de error, la Biblia habla de unción con respecto a llamamiento para una misión, sin embargo el dogma religioso y legalista lo ha encasillado en el modo de decir las cosas durante la predicación, o ministración de un servicio.

Es importante destacar que este fenómeno dogmático fue inventado en las congregaciones pentecostales donde se mide la unción por la cantidad de gritos que se hecha en el mensaje, o la cantidad de gente que se caer cuando se ministra, o sillas rotas, o cuantas lenguas y profecías hubo en el servicio, además hay que añadir cuantos demonios se expulsaron y cuanto se sanaron, cuanto más se maltrate a la gente pecadora restregándole en la cara su forma de vestir, sus vicios y sus pecados mejor es, porque mayor unción hay. Entonces en las congregaciones evangélicas Bautistas Metodistas, Luteranas y en todas las otras ¿no hay unción? ¿No está Dios con ellos?

Claro que hay unción porque Dios está ahí; y ningún hombre tiene unción, la unción es de Dios que es el dueño del ministerio y se lo da a quien él quiere, la unción no lo determina la forma de predicar o de ministrar, o de cantar esos son estilos de adoración, así, como no hay religión Pentecostal, religión Metodista, o Luterana o de cualquier otro grupo evangélico, todos ellos son estilos de creencias y de adoración dentro de una sola religión la cristiana.

Muchos dicen que en las congregaciones pentecostales, hay milagros y se llenan las congregaciones porque hay unción, déjame decirle que también en las otras congregaciones se producen milagros y sanidades y están llenas y no gritan, ni se caen ni hablan en lenguas, esto quiere decir muy claramente que Dios no es un Dios de estilos de adoraciones, sino de actitudes de adoración y en el formato que se adore él mirará la actitud del adorador, independiente mente que lo haga con panderetas o a capela, gritando o callado, hablando en lenguas o sin hablarla.

Así, que use usted el estilo que más le convenga ya que ningunos de los estilos tienen una patente de Dios como estilo único de unción. Sería bueno mencionar que la palabra unción se deriva del (heb mashach y del gr crio) salen las palabras Mesías o enviado y Cristo ungido para una misión, el termino es usado para el aceite de ungir reyes y sacerdotes, todos para una misión, así que el que tiene un llamado de parte de Dios tiene la unción de él no importa como hable cuando predica o ministra, con mucho ruido o calladamente, no se sacan demonios con grito sino con el poder de Dios.

En gr el termino aleifo lo emplea en termino general para revestir o fortificar algo o alguien como lo demuestra el termino gr, Cristos que significa el ungido, la Biblia dice que los dones son irrevocable, así que hay gente con llamado que tienen la unción del llamamiento, pero que no son tan consagrados o santificados, pero ese es otro asunto y lo trataremos en la santidad o consagración a Dios.

4. Hablaremos aquí del termino Santidad, en este término el dogma religioso es de que los hombres santos no pueden pecar, porque son santos, sin embargo el Apóstol Juan dice que el que dice que no peca hace a Dios mentiroso; y si pecamos abogado tenemos a Jesucristo el justo, entones por que la Biblia nos llama santos? Simplemente porque hemos sido justificados a través de Cristo, y aunque ya no vivimos para pecar, pecamos por vivir, entonces ¿Por qué somos santos? Somos santos porque hemos sido separados, apartados para una misión de Dios, pero seguimos siendo débiles humanos y llenos de defectos, pero sería mejor definir la palabra santidad.

El termino gr, jagiasmos, que se traduce como apartado para Dios, pero también se traduce como apartarse para…; esto demuestra que el dogma del termino santidad usado como termino general solo para Dios está mal empleado ya que la palabra santidad es un término abstracto que significa apartarse para, así que hay que definir el para qué, si nos apartamos para Dios entonces somos santos para Dios, si alguien se aparta para el diablo es santo para el diablo, ya que hay santidad para Dios y santidad para el diablo ya que el diablo aparta gente para su obra y demanda santidad o sea apartamiento y consagración para él.

Cuando una persona se separa para consagrarse a un deporte se santifica para ese deporte, cuando se separa un vestido de bodas y se consagra para una ocasión se santifica porque se está apartando con un propósito; así que lo importante es saber para quien somos santos, para quien o para que nos apartamos.

Así que somos santos porque hemos sido apartados para Dios con un propósito, no porque no fallamos o que no erremos, no es lo mismo la consagración y santificación que la unción, hay quienes no son tan consagrados y tienen una unción fuerte de parte de Dios, y hay otros que son extremadamente consagrados y no tienen tanta unción para hacer cosas de parte de Dios, ya que no depende del que corre, ni del que quiere sino de aquel que Dios tiene misericordia dicho por el Apóstol Pablo, la consagración es un estilo de vida, la santificación es un apartamiento para Dios y la unción es el arma a usar para el llamamiento a una misión para que sucedan cosas desde la autoridad, liderazgo, atraer la gente, milagros y sanidades y la enseñanza bíblica.

5. Hablaremos ahora del termino iglesia, en este término el dogma implantado bajo creencias son tres; el llamar iglesia a los edificios de reunión, y llamar iglesia a lo que es congregación, este parecer viene de muy lejos por la expresión en el Nuevo Testamento iglesia de cristo, la iglesia de Dios etc., esto se ha acreditado más al sitio o edificio de construcción que al término exacto iglesia o el pueblo escogido, o mejor definido como asamblea.

El termino gr. ekklesia que definimos así ek, fuera de, y klesis, llamamiento; podríamos afirmar que iglesia es el llamamiento de alguien tu y yo para formar el pueblo de Dios, así, que este nombre nada tiene que ver con los edificios sino con individuos llamados a salvación y ministerios a través de Cristo Jesús, en el Antiguo Testamento se traduce del termino hebreo kajhal que significa congregación de Israel.

En el otro dogma humano en este tema consiste en llamar iglesia a la congregación, ya que iglesia y congregación no es lo mismo, la iglesia del Señor está dentro de la congregación, pero no toda la congregación es iglesia, así como no todo el que se reunía en el pueblo de Israel era Judío o amaba a Dios, tampoco todo el que se congrega es iglesia. Por esto es que muchas personas se desaniman y se van de la congregaciones, porque le pasan cosas con supuestamente cristianos miembros de la iglesias, chismes, engaños, envidia, celos, contiendas, etc.; todo esto pasa en la congregación con los que no han alcanzados madures y aun son carnales.

“Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Pero si os mordéis y os coméis unos a otros, mirad que también no os consumáis unos a otros” (Gálatas 5: 13-15) y “De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.

Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?” (1 Corintios 3:1-4).

Esas cosas no pueden pasar en la iglesia como cuerpo de Cristo, porque la iglesia de Dios es santa y no hay lugar para las contiendas, envidias y chismes ya que la iglesia es santa. “Para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha” (Efesios 5:26-27).

El otro dogma que se cree como una doctrina de fe establecida por las escrituras es el venir a la congregación a recibir de los predicadores o de los maestros, y cuando eso no ocurre se van diciendo no recibí nada no hay unción, no recibo de este o de aquel, no siento nada; lamentablemente el evangelio no es de sentimiento, sino de un estilo de vida.

Dios no está ahí porque lo sienta sino porque él ha prometido estar con nosotros todos los días, así que lo sientas o no lo sientas él estará ahí, porque los servicios de adoración son para él y él está ahí no importa el formato de la predicación no siempre se siente a Dios pero no por eso deja de estar con nosotros, si podemos pensar en él ahí esta él.

Los cristianos no debemos venir a las congregaciones a recibir, ya que las congregaciones, maestros o pastores no están ahí para llenarte, sino para predicar y enseñar la palabra, quien te puede dar hasta llenarte es el Espíritu Santo de Dios, pero eso dependerá de lo que nosotros traigamos a la adoración en la congregación desde nuestros hogares; ya que no debemos venir a buscar, sino a traer alabanza al Dios nuestro; para eso nos reunimos para traerle alabanza y adoración a Dios, no para buscar del pastor o de los lideres; y el que busca tiene un problema y es que nunca trae porque no tiene nada y venimos vació de nuestros hogares para que otros nos llenen.

“Venid, aclamemos alegremente a Jehová; Cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación. Lleguemos ante su presencia con alabanza; Aclamémosle con cánticos” “Venid, adoremos y postrémonos; Arrodillémonos delante de Jehová nuestro Hacedor” (Sal 95:1-2,6) “Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; Venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, Y su verdad por todas las generaciones” (Sal 100:1-5).

6. Hablemos aquí de la Santa Cena, el parecer dogmático de enseñanzas erróneas aquí son las siguientes, primero que para tomar la santa cena hay que estar bautizado, cosa esta que no se encuentra en las Escrituras ya que con haberse arrepentido y creído en Cristo es más que suficiente para participar del cuerpo de la sangre del Señor ya que con ella fue lavado el que viene a él. Segundo muchos creen que el no participar de la santa cena los libra de pecados y dicen no estoy preparado para tomarla, y yo pregunto; ¿si no está preparado para tomar la santa cena lo estarás para entrar al cielo o irte con el Señor?

Tercero muchos pastores no le dan la santa cena a los niños aduciendo que son niños y que no saben lo que significa ese acto de celebración y recordación, tampoco cuentan los niños y aun los adolescentes porque no se han bautizados como miembros de la congregación, sin embargo irónicamente los cuentan para las asistencias de las escuelas dominicales, los usan como un numero pero no como miembros, talvez porque no trabajan y no diezman talvez por eso.

Pero un niño o un adolescente hay que ministrarle igualmente en su funeral o en el hospital o en la congregación, les dijo que es mejor darle la santa cena a un niño sin maldad y que puede perdonar fácilmente a su semejante que a un adulto lleno de odio y contienda contra su hermano; Jesús dijo dejad que los niños vengan a mí y no se lo impidan porque de ellos es el reino de los cielos, y el que no es como uno de ellos no entrara en el reino de los cielos. ¿Así que tienen el reino de los cielos y no pueden tomar la santa cena, ni ser miembro de la congregación?, no importa ya Jesús lo hizo parte de su iglesia y de su reino.

Cuarto ¿vino o jugo de uva en la Santa Cena?, el dogma aquí es el de celebrar la Santa Cena con jugo de uva cuando las escrituras en la institución de la Santa Cena por Jesucristo dice claramente vino, porque claramente que los Judíos solo usaban copa para beber vino no agua, ni jugos, en la celebración de la pascua todo los Judíos la celebran con pan sin levadura, cordero y vino y Jesús no es la acepción. Clara mente Jesús dice que no beberá más del fruto de la vid hasta el día que se reúna con nosotros en el reino de su Padre, muchos piensan que el vino fermentado por aquello de la levadura no se podía ingerir en la celebración de la pascua, sin embargo la Misna afirma que se bebía vino en la pascua Judía, además científicamente se ha probado que el vino de uva es lo más parecido a la sangre humana.

Desde el Antiguo Testamento el vino esta regado por toda parte en la Biblia ya que es símbolo de alegría, bienestar, y curación, Flavio Josefa en su libro de Antigüedades de los Judíos define el jugo de uva como heb tirosh y gr. gleukos para jugo recién exprimido y que se bebía en vasijas no en copa, el primer termino de vino como bebida fermentada aparece por primera vez en la Biblia en Génesis 9:21 el termino heb yayin, y gr. oinos, y el latín vinum significan todos fermentación, o mosto así que para que sea vino tiene que tener fermentación por la presencia de alcohol.

En las bodas de Canaán de Galilea Jesús convirtió el agua en vino, no en jugo de uva y esto todavía es un dogma que la mayoría de congregaciones y líderes no aceptan, entienda bien esto, cuando Jesús hizo el vino, envió que se lo llevaran al maestresala, no al novio, al padre de la novia, si no al maestresala, eso era porque él era un experto en bebidas y él era el que autorizaba lo que se servía en la boda; él dijo después de probarlo que ese era el mejor vino de la fiesta, cree usted que un captador de vino no sabría definir entre el buen vino y el jugo de uva?, este dogma de jugo de uva por vino viene desde la ley seca en Estados Unidos, propuesta al Senado en 1917 y aprobada en el 1919 hasta ser derogada 1933.

Aunque en algunos Estados permanece hasta hoy Ej.: Tennessee, con esta ley las congregaciones protestantes obedecieron a ella, siendo la Iglesia Católica la única que peleo el caso en los tribunales y ganaron manteniendo el vino en la Comunión las congregaciones protestantes decidieron buscar una alternativa y la encontraron con el producto de jugo de uva concordé de uvas negras que había inventado el Dr. Thomas Bramwell Welch en 1869 quien creo el vino de uva no fermentado para la demanda de las distintas congregaciones para la celebración de la Santa Cena, que más bien fue una viveza comercial ya que no hay vino sin fermentar, ni jugo de uva que sea vino. El jugo de uva Welch’s se había hecho tan popular que en 1913 el Secretario de Estado Americano William Jennings Bryan en una reunión diplomática donde se retiraba el Embajador Británico brindo con este jugo en vez de vino.

El movimiento Pentecostal fue el que más propago este dogma de jugo de uvas por vino, alegando una razón de que todos los que se convertían que venían del bajo mundo eran alcohólicos y que no se le podía dar vino porque volvían a ser borrachos y hasta el día de hoy creen como dogma que es jugo de uva y que el vino es pecado, es bueno aclarar aquí que no es cierto que todos los que se convierten son borrachos porque Jesús salva al hombre del pecado y tanto borrachos como sobrio necesitamos de su misericordia. No obstante estamos adulterando la Cena del Señor cuando ponemos fuego extraño en la copa echándole jugo Welch’s en vez de vino tinto de uva.

El tomar vino no es pecado lo que es pecado es ser borracho ya que Dios condena el ser borracho pero no el tomar vino. Todos los judíos y los orientales toman vino y el vino es un símbolo de alegría y bienestar. No queremos formar una doctrina de que la gente se emborrachen pero tampoco debemos decir que el que toma un poco de vino esta en pecado ya que en el capítulo 3 de 1 Timoteo Pablo exhorta a los obispos a que no sean dado a mucho vino y a los diáconos a que no se den al vino. Ninguna de las dos formas está prohibiendo el uso del vino sino que lo usen con moderación.

El vino es saludable para la salud externa del cuerpo y era usado para sanar las heridas del cuerpo. Era usado para sanar ulceras internamente como en el caso de Timoteo. Un poco de vino con agua por causa de su estómago. El problema está cuando se cambia el agua por el vino y se convierte el hombre en borracho. Jesucristo dijo hablando acerca del vino que el añejo es el mejor: “Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo romperá los odres y se derramará, y los odres se perderán. Mas el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar; y lo uno y lo otro se conservan. Y ninguno que beba del añejo, quiere luego el nuevo; porque dice: El añejo es mejor” (Lucas 5:37-39).

7. Hablaremos aquí de la Escuela Dominical, este parecer o dogma consiste en creer que la Escuela Dominical es una enseñanza bíblica, muchos cristianos incluyendo pastores creen y enseñan esto como una verdad bíblica, cuando la verdad es que no lo es, ya que este nombre y la practica nacen con finalidad doble: formar la conciencia moral de sus asistentes y apartarlos de los lugares de esparcimiento en que podían adquirir malos hábitos.

Se atribuye a Robert Raikes la fundación en 1780 de la primera escuela de ese género en Inglaterra, destinada a las clases pobres y necesitadas de la población. Muchos niños deambulaban por las calles de Inglaterra el Domingo, ya que trabajaban toda la semana en las granjas y otros quehaceres y el Domingo tenían libres para hacer travesuras, Raikes vio la necesidad de que esos niños aprendieran a leer y escribir y comenzó una escuela en Domingo de lectura, escritura, y aritmética, a esto se le llamo Escuela Dominical.

Así que no fue la iglesia que invento esto, sino un hombre noble por ayudar a los necesitados, esto pudo ser cualquier día de la semana y se llamaría escuela de ese día de lunes, martes etc. Desde ahí en adelante los grupos religiosos protestantes comenzaron a practicarla, primero con niños de diferente edades con un maestro y su ayudante, luego comenzaron también con los adultos dividiéndolo en caballeros, solteros y casados, damas, solteras y casadas. Muchos solo practican esta actividad en la mañana del domingo y un culto de adoración en la tarde o en la noche.

La creencia de la mayoría de feligreses es que esto es un mandato bíblico, pero no es así, la mayoría de pastores que practican este dogma dicen que con la Escuela Dominical se forman líderes para las congregaciones, mi opinión personal es que se forman caciques, como dice el boricua “si quieres conocer a Pedrito dale un carguito”.

En una sociedad como la americana donde en las congregaciones se reúnen tantas nacionalidades distintas esta práctica divide la congregaciones y cuando el superintendente, es de un país, el secretario de otro, y los maestros de otro se crean rivalidades que divide la congregación, la reunión de los cultos de adoración deben ser la única regla bíblica para unirnos en adoración a Dios para escuchar la predicación o la enseñanza de la palabra de Dios por boca del pastor, todos juntos damas, caballeros, jóvenes, adolescente, niños entre los 7 años en adelante.

Los niños menores se le podría poner programas de cuidado de niños con enseñanzas bíblicas, aunque todos podrían participar del servicio de adoración juntos, ya que en el nuevo testamento y en la iglesia primitiva y antes del 1780 los cultos eran para todas las familias juntas y eso es lo que quiere Dios que adoremos juntos no separados, simplemente los padres debemos tomar conciencia de educar a nuestros hijos desde que nacen que el templo de reunión se adora a Dios y formarlo en el comportamiento en la casa de Dios.

8. Hablemos aquí del Matrimonio, el dogma humano creído como una verdad bíblica es que el matrimonio es una ceremonia de bendición pastoral, sacerdotal, o civil; sin embargo el matrimonio no es una ceremonia sino un pacto de palabra o de contrato, en el libro de Génesis Dios bendijo el matrimonio para siempre en Adán y Eva, “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra” (Gen 1:28) así que para que sea un matrimonio basta con dos que se junten para vivir unidos para siempre, y dejara el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer, otros textos bíblicos dicen y tomo mujer. Así que el matrimonio es un pacto, no una ceremonia a cargo de alguien que lo casa en representación de Dios ya Dios bendijo a los que decidan vivir juntos como marido y mujer.

Bíblicamente desde Adán hasta la iglesia del primer siglo, no se conoce un ministro que haya efectuado una ceremonia nupcial, en el Nuevo Testamento se registra que Jesús estuvo en una, pero no caso a nadie más bien convirtió el agua en vino, porque las bodas son una fiesta de regocijo, no se registra que los apóstoles, ni los padres de la iglesia hallan casado a nadie como ministro haciéndole ceremonia.

¿Dígame que pastores, sacerdotes, notarios o jueces oficiaron la ceremonia de casamiento de Adán y Eva, de Abraham y Saraí, de Isaac y Rebeca, de Jacob con Lea y Raquel, la de José y Maria, las bodas de Canaán de Galilea donde Jesús estuvo como invitado? Seguro que usted no tiene la repuesta, esto es porque el matrimonio no es una ceremonia sino un pacto entre dos con Dios.

Muchos pastores como dogma que no se sabe de dónde viene, no le dan participación una pareja de esposos que viven juntos el uno para el otro, que son fieles para ellos y para Dios porque supuestamente no están “casados” o mejor dicho no le hicieron una ceremonia con un pastor, notario, sacerdote etc.

Y añaden que están en pecado de adulterio, cosa increíblemente equivocada ya que el adulterio en la Biblia equivale a tomar la mujer de tu prójimo estando ligado a una mujer que sería adulterio en los dos casos, o una doncella solo para usarla sexualmente, sin tomarla en matrimonio seriamente cuando el hombre está ligado a una mujer o viceversa, así que una persona que vive con su pareja y son fieles el uno para el otro son un matrimonio para Dios aunque ningún ministro le haya echado bendición alguna ya Dios se la echo en pasado en el libro de Génesis.

Afortunadamente en el ámbito secular esto ya está cambiando hay países como Honduras, Argentina, ecuador y otros más que no recuerdo, que su leyes legislan en esta situaciones y considera un matrimonio después de dos años de vivir juntos con derechos a partir vienes aunque no haya efectuado una ceremonia religiosa con un ministro o civil, en el caso de Estados Unidos en el Estado de New Jersey después de dos meses que una paraje viva junta como marido y mujer en un departamento tienen derecho por ley de partir a partes iguales los bienes.

Lamentablemente los líderes de las congregaciones aceptan más el dogma que la realidad, y se basan en un legalismo humano para acusar de adulterio a alguien que solo tiene su pareja y son felices, que de mas esta decir que el termino adulterio usado para referirse a una pareja que no han hecho una ceremonia de casamiento está mal empleado como adulterio porque es tener otra mujer o hombre paralelamente, el termino que supuestamente seria es fornicación, que tampoco es porque fornicación seria tener relaciones siendo soltero con alguien soltera pero sin pacto de vivir juntos, teniendo relaciones por placer sin compromiso de ser tomada por mujer; sin embargos los diezmos y las ofrendas de estas personas son aceptados en la congregaciones como buenos y válidos.

En ningún momento queremos decir que debemos parar el hacer bodas con ceremonia ministerial, y que las congregaciones le digan a los fieles no hagan ceremonias de bodas, eso no es mi fin, más recordemos las palabras del apóstol Pablo que no hay autoridad si no viene de Dios y las que hay por él fueron establecidas, sino mi fin es que saquemos de nuestras mentes que el que no lo haya hecho esta en pecado, porque entonces donde estarían nuestros ancestros que vivieron juntos 60 años y murieron juntos; y nunca se separaron, se hicieron cristianos pero nunca se casaron por la iglesia, ni por el civil, que paso con ellos se perdieron en el infierno por adúlteros o por fornicarios?, entones se perdieron todos los hambres desde Adán hasta la iglesia primitiva.

Desde la apoca de Salomón en Oriente se practicaban las uniones de matrimonio como pacto de alianza para unir fuerza, crear paz y asegurar tronos, muchos de los matrimonios de Salomón que fueron 700 con mujeres reinas sin contar las concubinas que fueron 300, fueron ese pretexto, y no era adulterio porque esas mujeres no eran de otro eran de él y él las mantenía responsablemente y sus leyes se lo permitía contrario a las leyes de occidente. En Oriente se siguió la práctica del matrimonio por conveniencia, los Griegos y luego los Romanos continuaron y hasta Constantino donde la boda paso de un pacto con una fiesta a una ceremonia religiosa en Constantinopla y quedando como Herencia la iglesia católica romana que instituyo el matrimonio como un sacramento.

Prontamente la práctica se extendió desde Oriente a Occidente en cada religión, con sus respectivos ministros y sus respectivas fórmulas de hacer ceremonias que casi son diferentes en cada país, porque se incorpora a cada ceremonia abolengos culturales propios de cada cultura. Se incorpora el elemento comercial, se instituyen manuales de ritualismo con 50 estilo diferente de hacer una ceremonia, el famoso “cake” o pastel de muchos pisos, anillos, lazos decoración, chambelanes, etc., y lo más importante los que además de invitarlos, y darle de comer y de beber van a criticar a la novia o el novio o a las familias.

Así que ya el matrimonio desde Constantinopla para acá ya no es un pacto entre dos personas y Dios, sino una ceremonia realizada por alguien para agradar a los invitados, lamentablemente en la época moderna los matrimonios realizados en ceremonia duran menos que los que no la hacen, y mientras más plata se gasta más rápido se terminan, por eso cuando caso a alguien le digo si Dios los junto ningún hombre lo separara, porque hoy se juntan por todo menos por Dios, así que como no sé, no me corro el chance. Recalco que la ceremonia son muy lindas, se habla muy bien de las familias y sobre todos de la novia, salir vestida de blanco aunque el vestido debería ser lo de menos, pero todo eso no forma un matrimonio, ya que entre dos que se quieran lo de más sale sobrando.

En los diferentes países del mundo divididos en Oriente y Occidente el matrimonio se consuma de diferentes formas. La Iglesia lo celebra con una ceremonia donde un ministro imparte la bendición y sin eso no están casados según el hombre. El Estado, reclama de un juez o notario que haga una ceremonia de firmas para ser valedero. Otras culturas, exigen que se le pague dote de un cónyuge al otro, otras permiten que el novio se robe a la novia.

En toda sociedad, de Oriente o de Occidente el matrimonio exige la consumación del acto sexual entre los contrayentes y especialmente que la mujer sea hallada virgen, cosa esta que ya no es muy común en Occidente en especialmente en las ciudades debido a la pérdida del valor de la virginidad, donde solo se le pide esto a la mujer, pero al hombre no, y todas las que no van vírgenes al matrimonio han perdido su virginidad con un hombre.

·         Para algunos es un contrato, porque dos o más personas acuerdan libremente vivir juntos.

·         Para otros es una institución, porque se genera todo un nuevo régimen para los bienes.



·         Para otros principia como un contrato, pero prosigue como una institución.

Todos estos formalismo del hombre no determinan un matrimonio, ya que no es el matrimonio una ceremonia, sino un pacto de obediencia a un mandato de Dios, y compromiso con el cónyuge, ya que el matrimonio en Oriente nunca fue por amor, sino por obediencia a la palabra del padre por pacto desde el vientre, o por petición, la esposa de Isaac no fue novia ya que nunca antes lo había visto, así que el mandato es “Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne” (Gen 2:24).


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal