Documento técnico la Imagen actual de la Infancia



Descargar 1,42 Mb.
Página3/3
Fecha de conversión17.09.2017
Tamaño1,42 Mb.
1   2   3
Concepción Portellano Pérez. GSIA. Coordinadora de la Jornada. Miembro del GSIA

Lourdes Gaitán Muñoz. Coordinadora GSIA

Miguel Ángel Ruiz de Azúa Antón. Decano Ilustre Colegio Nacional de Doctores y Licenciados en Ciencias Políticas y Sociología

……………..



Concepción Portellano Pérez
Buenos días a todas y a todos.
Quiero dar las gracias en primer lugar al Colegio de Politólogos y Sociólogos por apoyar y colaborar con los miembros del grupo GSIA, de dicho Colegio, en la organización de esta Jornada.

También quiero agradecer especialmente su participación a todos y todas las ponentes ya que se han prestado a la tarea que les propusimos a pesar de que tienen agendas muy apretadas

Por último, pero no menos importante, quiero daros las gracias a todas las personas inscritas en la Jornada, porque nos habéis sorprendido gratamente, no sólo por la cantidad de inscripciones recibidas, sino por la diversidad de ámbitos y profesiones de procedencia.
Esto nos da pie para pensar que el tema que hemos planteado despierta un gran interés y queremos que la riqueza de opiniones no se pierda, por lo que os animo a participar activamente en los coloquios.
Además, tenemos la intención de elaborar un documento técnico posterior donde se recojan las aportaciones de ponentes y también las de los asistentes, para que el eco de esta Jornada no se apague cuando finalice esta tarde, sino que se difunda a quienes pueda interesar.
Como veis en el programa, este acto está compuesto por cinco mesas de expertos en muy distintas materias y profesiones: sociología, política, periodismo y profesionales que interactúan directamente con la infancia.
¿Por qué éstas y no otras profesiones?
Desde luego el tema planteado es tan amplio que todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas tenemos una opinión. Pero la grave, crítica diría yo, y compleja realidad actual que están viviendo los niños y niñas, ha hecho que nos decantemos por profesiones y profesionales especialmente conocedores de esta situación.
Sin embargo consideramos que sería insuficiente si la imagen de la Infancia la diesen sólo quienes la reflejan fielmente a través del espejo profesional.
Por ello, hemos invitado también a niños, niñas y adolescentes, a ser protagonistas y hablarnos de sí mismos, como expertos en Infancia; de ahí que contemos también con una Mesa donde chicos y chicas, pertenecientes a distintos foros de participación, expondrán sus puntos de vista.
Como os decía el tema planteado es muy amplio y para dar más homogeneidad a las intervenciones, sin perder riqueza de contenidos, hemos pedido a todos y cada uno de los ponentes, niños y adultos, que reflexionen y nos contesten a tres cuestiones básicas:


  • Cómo se perciben a sí mismos los niños/as y cómo lo hace cada profesión

  • Cómo creen que percibe la sociedad a la infancia

  • y Cuál debería ser el papel de niños y niñas en la sociedad actual.

Con todo ello pretendemos dar una visión desde el enfoque de derechos, para un sector de la sociedad que se supone que es el más privilegiado y protegido y prueba de ello es que la Convención sobre los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General de la ONU en 1989 ha sido ratificada ya por 193 países (entre ellos España) y reconoce a los niños y niñas como agentes sociales y como titulares activos de sus propios derechos


Sin embargo, hoy por hoy, los niños y niñas no sólo no son los privilegiados, sino que están siendo los más afectados por la pobreza, la exclusión social y otras formas de ausencia de derechos.
Solamente un dato: el porcentaje de población por debajo del umbral de la pobreza en España se sitúa en el 21,6 (según datos del INE). El mismo dato, referido sólo a los menores de 16 años, asciende al 26,7 por ciento según datos de UNICEF
No quiero restar más tiempo a los protagonistas de este día.
Muchas gracias a todas y a todos.

Lourdes Gaitán Muñoz

Buenos días a todas y a todos, compañeros, amigos y seguidores de las actividades de nuestro Grupo de Sociología de la Infancia y la Adolescencia. Me uno a las palabras de bienvenida de Concha Portellano y, una vez que ella ha explicado la finalidad de esta Jornada y el cómo y el porqué de la distribución de sus contenidos, me gustaría a mí comentar el propio título que hemos elegido para la misma.

Pero antes, como miembro más antiguo del Grupo, creo que me corresponde hacer un poco de historia de lo que hemos sido y hemos hecho a lo largo de nuestros doce años de existencia en el seno del Ilustre Colegio de Doctores y Licenciados en Ciencias Políticas y Sociología, cuyo Decano nos acompaña en esta apertura, dando muestra, una vez más, del apoyo con el que siempre hemos contado por su parte.

Así puedo decir que fue en la primavera de 2002, cuando un pequeño número de colegiados, estimulados por la iniciativa y el entusiasmo de nuestra colega Marta Martínez, hicimos la propuesta de formar este Grupo, que fue aceptada por la Junta del Colegio. Ya en julio del mismo año nos lanzamos a la organización de un Curso Internacional de Verano (nada menos) sobre La infancia como fenómeno social. Para impartir sendas conferencias en el mismo regresaban a España, después de más de 10 años, dos de los sociólogos reconocidos a nivel internacional como autores de una corriente sociológica que se denominó “Nueva Sociología de la Infancia”. Se trataba de Jens Qvortrup y Helmut Wintersberger, que desde el frío norte vinieron al cálido sur europeo para acompañarnos en la presentación de esta disciplina en nuestro país. A ellos se unieron otras personas, procedentes en este caso de Latinoamérica, comprometidos activistas a favor de los derechos de niños, niñas y adolescentes, que aplicaban en la práctica el nuevo paradigma de infancia promovido desde los niveles académicos, y así mismo los escasos académicos que, en aquellos años, entendían, investigaban y enseñaban en línea con ese nuevo enfoque sociológico.

El segundo proyecto abordado por nuestro Grupo no fue menos ambicioso que el primero. En efecto, con el apoyo del Departamento de Sociología II de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UCM, de Save the Children Sweden (promotora de las Maestrías de Infancia que ya funcionaban en América Latina) y del propio Colegio, pusimos en marcha el Experto en Políticas Sociales de Infancia, como título propio de la Universidad Complutense de Madrid. Seis promociones de alumnas y alumnos realizaron este curso, algunos de ellos ya profesionales desarrollando su trabajo en el ámbito de atención a la infancia, y otros que se han incorporado después a este campo. La realización de un curso intensivo en la Escuela de Verano Complutense en julio de 2011 cerró, provisionalmente, el ciclo de la formación académica llevada a cabo por el Grupo, que ha tenido continuidad, no obstante, a través de otras actividades formativas y de sensibilización.

De entre estas últimas cabe destacar las Charlas-Coloquio, que comenzamos a desarrollar hace ya también unos cuantos años, y en las que convocamos a varios especialistas en un determinado tema de actualidad, a la vez que de interés para mejor aproximarse al conocimiento de las situaciones en las que se desenvuelve la vida real de niños, niñas y adolescentes actualmente. Temas como La participación infantil de la infancia y la adolescencia en los movimientos sociales, Género e identidad sexual en los niños y adolescentes o Las dimensiones de la pobreza infantil, han constituido el objeto de algunos de los coloquios más recientes.

La presente Jornada nos la hemos planteado con un formato similar al de los Coloquios, si bien concentrado temporalmente. Es por ello que las diferentes mesas debaten en torno a un tema único y a unas cuestiones comunes, que se proponen para ser debatidas también con todos los participantes en la Jornada.

Que el tema elegido por nosotros haya sido el de la imagen (social) de la infancia se debe a que, como profesionales o estudiosos de la sociología, consideramos que las imágenes de la realidad son a la vez producto de una construcción social (colectiva) y productoras de realidades (estereotipos, cánones…) que condicionan las conductas de los sujetos.

Esta es la propuesta, atrevida quizá al referirse a un fenómeno tan “naturalizado” como es la infancia, que ofrecemos a vuestra consideración como temática del día. Gracias anticipadas por vuestra atención y vuestra buena acogida.

Miguel Ángel Ruiz de Azúa
Como representante del Ilustre Colegio de Doctores y Licenciados en Ciencias Políticas y Sociología, el Decano del mismo, después de saludar a los presentes, se mostró muy satisfecho de asistir a una nueva actividad del Grupo de Sociología de la Infancia y Adolescencia.
En su intervención destacó precisamente que este Grupo es uno de los más veteranos del Colegio, por lo que, de alguna manera, podría decirse que ha dejado atrás los primeros pasos de una etapa de infancia, y se encuentra en una de creativa adolescencia.
A lo largo de su trayectoria, este Grupo ha desarrollado e impulsado importantes actividades, algunas de las cuales acaba de mencionar Lourdes Gaitán, pero a las que cabría añadir otras, como las publicaciones o los acuerdos con Instituciones públicas para llevar a cabo sus proyectos.
De entre estas colaboraciones destacó la mantenida con la Universidad Complutense, que representa una muestra de la riqueza de las posibilidades que ofrece la cooperación entre el mundo académico y el profesional. Esta cooperación es posible, en muchas ocasiones, gracias a la visión que algunas personas, como el profesor Jesús Leal (presente en este acto) tienen de la necesidad de que existan esos puentes entre dos mundos que no siempre se muestran como complementarios.
Felicitó al Grupo de Sociología de la Infancia (y la Adolescencia) por la iniciativa de realizar esta Jornada, y confirmó el apoyo a su trabajo por parte de la institución colegial representada por su persona en este acto.

∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎

Mesa de sociólogos/as
Componentes:

Iván Rodríguez Pascual. Decano Facultad Trabajo Social. Universidad de Huelva

José Antonio Ruiz San Román. Profesor Titular de Sociología. UCM.

Lourdes Gaitán Muñoz. Doctora en Sociología. GSIA
Modera: Jesús Leal Maldonado. Catedrático Sociología UCM
……………..
Iván Rodríguez Pascual

¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE LA SOCIOLOGÍA?

Sobre cómo la visión clásica de la sociología ha tendido a minusvalorar el papel que niños y niñas tienen en nuestra vida social, o sobre la desnaturalización e instrumentalización de su estudio, creo que ya tenemos suficientes argumentos contrastados tanto en el ámbito de la sociología española como la internacional, y quizás no merezca mucho la pena abundar en esto (una visión más sistemática en: Para una Sociología de la Infancia, CIS, 2007; Lourdes Gaitán también ha dedicado bastantes páginas a esta cuestión). Más interesante, si cabe, es ser autocríticos y comprobar si se ha podido construir algo nuevo desde esa visión clásica.


Teniendo en cuenta que desde los años 80 se hace un esfuerzo, materializado en eso que llamamos “sociología de la infancia” o “nuevos estudios sociales sobre la infancia”, por superar el enfoque clásico, deberíamos haber alcanzado ya el abrigo de algún puerto teórico favorable a nuestros intereses. El balance, sin embargo, es desigual. Creo que la sociología ultramediterránea (por no decir sajona o norteña), ha conseguido ir muy lejos en esta cuestión; la mayor parte de los que trabajamos en el tema situamos ya a algunos sociólogos y sociólogas como referentes teóricos consolidados (Mayall, Qvortrup, Jenks, Corsaro, Alanen etc.) y hemos visibilizado adecuadamente determinados centros de investigación, revistas científicas y universidades que focalizan hoy el interés por la infancia. También el marco empírico ha crecido notablemente, y cada vez más los niños son informantes de nuevos proyectos de investigación.
Luego la respuesta genérica a esta pregunta es que la infancia (y la adolescencia, claro) ha ganado en visibilidad y calidad de su representación sociológica. Pero la parte amarga la pone nuestro contexto sociológico más próximo. La sociología española creo que ha producido notables trabajos individuales, pero una escasísima masa crítica que pueda reflejar de verdad este fecundo crecimiento que he mencionado antes. La infancia sigue siendo un objeto de estudio pobremente representado entre nuestros intereses científicos (al menos desde un enfoque sociológico renovador del campo); no resulta fácil que las principales revistas dediquen atención monográfica a la cuestión; tampoco hay un espacio singularizado y monográfico en la inmensa mayoría de los foros, jornadas y congresos que celebran los sociólogos y sociólogas españoles, a menos que demos por buena la afirmación con que uno se encuentra cada vez que quiere poner uno en marcha: “ya hay un grupo de familia/educación, ¿para qué quieres uno dedicado a la infancia?”; y muchas universidades, en fin, no cuentan en sus planes de estudio con un espacio formativo donde exponer estas cuestiones, ni existe personal consolidado que puedan crear “escuela” en torno a esta nueva sociología de la infancia. Ni siquiera hemos sabido aprovechar las sinergias culturales que proporciona el hecho de que se haya escrito en castellano sobre la cuestión en Latinoamérica, por lo que nombres como los de René Unda, Pilotti o Alejandro Cussianovich son hoy casi completamente desconocidos por el público sociológico. Por tanto, si bien a niños y a adolescentes se les ve mejor o de manera más respetuosa y precisa a nivel general o internacional, creo que de puertas adentro, lo que por supuesto me incluye, seguimos adoleciendo de unas cuantas dioptrías sociológicas.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?

Creo que ni los niños ni los adolescentes han gozado de una representación particularmente afortunada en tiempos recientes, al menos en contextos culturales similares al nuestro. Lo cual es decir de perogrullo, porque sólo nuestro contexto ha inventado una “adolescencia” y la ha nombrado con una palabra que tiene, como raíz etimológica es la enfermedad y aparece en nuestro diccionario normativo como “tener algún defecto” (adolecer). A los niños se los ha Infra representado como criaturas invisibles (aunque con cierto encanto) por incapaces, mientras que los y las adolescentes se han enconado en su representación y actúan como un sumidero de proyecciones adultas negativas, lo que ha derivado en el tópico del adolescente complicado, ingobernable, rebelde al que hay que manejar con mano férrea (Aunque parece que la condición conflictiva del joven viene de antiguo, el olfato sociológico las sospecha como atribuciones modernas; piénsese en la cita atribuida a Sócrates “los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres etc.”; Es más que probable que la cita sea producto de la psicologización moralista del siglo XX y, por tanto, completamente apócrifa http://www.bartleby.com/73/195.html).


Sin embargo, creo que sí se están produciendo algunos cambios en esta percepción moderna de la infancia y la adolescencia: particularmente en el sentido de a) agravarse la clásica polarización que hace que los niños corrientes y molientes hayan desaparecido de nuestra vida (o ángeles o demonios, o víctimas o agresores, es todo lo que nuestros medios parecen querer contar sobre nuestros niños y niñas) y b) enfatizarse hasta un punto enfermizo la imagen de una infancia degradada, agresora y destructiva para la sociedad (esto es importante, cuando el niño agrede a un adulto, agrede a una comunidad; lo contrario no se cumple: los delitos contra los niños se privatizan, individualizan, los cometen “adultos”, no son un crimen de la sociedad hacia los niños). Cada vez más encontramos visiones, fugaces o no tanto, de niños que pegan a sus padres, a sus maestros, que trafican, que acosan a sus compañeros, que empuñan fusiles o violan...y recuerdo que una de las propuestas estrella del que hoy es presidente de nuestro gobierno hace no tantas campañas electorales era...rebajar la edad de responsabilidad penal a los 12 años. He escrito un breve texto sobre esta cuestión que espero se explique mejor que yo: lo titulé justamente “los peligrosos son los niños” (Aportaciones a la Educación social: un lustro de experiencias / coord. por María del Rocío Cruz Díaz, Antonio Daniel García Rojas. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Huelva. 2011).

¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?

¿Deben niños y adolescentes tener un papel en sociedad aparte de ser niños y adolescentes?


Me parece que ése es ya de por sí un papel muy importante. Yo le daría la vuelta a la pregunta: ¿cuál debería ser el papel de los adultos en nuestra sociedad? Creo que hasta ahora hemos cumplido convincentemente un rol más autoritario (a veces disfrazado de saber experto y/o cualificado) e invasivo que comprensivo, por más que haya quien culpe de todos nuestros problemas a una cierta “blandura” o livianía moral. Creo que debemos ser más facilitadores que controladores, más guías que vigilantes y más respetuosos con sus intereses y sus valores.
Nuestro papel ha sido hasta ahora un gradiente muy desequilibrado donde la libertad sólo llegaba como consecuencia de atravesar diversas maduraciones parciales que servían al interés del adulto; por eso en nuestra sociedad un chico o una chica pueden ser mucho antes trabajadores o responsables penales de sus actos, mientras que hay que dejar de ser niño y cumplir los 18 para poder participar del gobierno de tu sociedad. Un papel más facilitador del adulto, por más que fuera firme, haría posible también una infancia y una adolescencia más cerca de participar desde muy tempranamente de los hechos significativos de la sociedad que las acoge.
Pero no soy muy optimista en este punto: en realidad, nuestro contexto social está elaborando justificaciones discursivas cada vez más claramente orientadas a redefinir el papel de niños, niñas y adolescentes en términos subordinados, como si se quisiera volver a una pretendida edad dorada de control adulto. El desprecio al marco de derechos del niño, que se considera blando y potencialmente entrópico; la llamada a convertir a maestros y maestras en agentes de la autoridad; la puesta en marcha de “toques de queda” en algunos municipios, o el debate sobre la necesidad de registrar mochilas e instalar arcos detectores de metal en los centros educativos; la vinculación entre la mano férrea, la disciplina y el esfuerzo frente a la participación infantil como el recurso para mejorar el rendimiento educativo...no creo que estemos caminando hacia un papel más activo y en un plano de igualdad para niños y adolescentes; quizás sea justo todo lo contrario. Pero, ¿qué es esta tendencia sino una manifestación de nuestro propio fracaso como sociedad adulta? Como no podemos entenderlos, los sometemos (también he escrito sobre esto: ¿La muerte de la infancia es el fracaso de lo adulto? en Cuadernos de Pedagogía)
***
-Iván Rodríguez Pascual, Elena Morales-Marente (2013) ¿Cuántas veces dejamos de ser niños? Un análisis de la representación social de la autonomía infantil. Reis: Revista española de investigaciones sociológicas, ISSN 0210-5233, Nº 143, 2013, págs. 75-92

-Iván Rodríguez Pascual (2010)¿La muerte de la infancia es el fracaso de lo adulto? Cuadernos de pedagogía, ISSN 0210-0630, Nº 407, 2010 , págs. 40-43

-Iván Rodríguez Pascual (2011) Los peligrosos son los niños: una reflexión sobre la posición de la infancia en la nueva sociedad excluyente en: Aportaciones a la Educación social: un lustro de experiencias / coord. por María del Rocio Cruz Díaz, Antonio Daniel García Rojas, 2011, ISBN 978-84-15147-28-2

-Iván Rodríguez Pascual (2007) Para una sociología de la infancia: aspectos teóricos y metodológicos

Madrid: Centro de Investigaciones Sociológicas, 2007. ISBN 978-84-7476-436-9

Lourdes Gaitán Muñoz

¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE LA SOCIOLOGÍA?

Convencionalmente, la sociología ha considerado la infancia como el ámbito privilegiado para la socialización, como una etapa donde es posible introducir primariamente valores y formas de conducta socialmente aceptados, que darán lugar a una correcta integración social. En con­secuencia, el interés de la sociología por la infancia se ha centrado, de una parte, en los procesos de socialización y, de otro lado, en el análisis del comportamiento de las principales instituciones encargadas de llevar a cabo el proceso socializador: familia y escuela. En ambos casos los niños no constituyen el objeto formal de estudio, sino uno instrumental respecto a los fines principales: el orden del sistema social, el funcionamiento de las instituciones sociales. La infancia ha tenido en la sociología un papel instrumental: era el espacio de tiempo vital que debía ser aprovechado para la iniciación en la vida social de los que llegarían a ser, con el transcurso de los años, verdade­ros actores sociales. Desde esa perspectiva, el objeto de estudio tampoco era la infancia sino el fenómeno de la socialización de la infancia y las desviaciones que se producían en las pautas marcadas de este proceso. Es a estas visiones convencionales a las que la emergente sociología de la infancia se opone decididamente, haciendo de esta oposición una de sus señas de identidad.


Como se ha demostrado amplia y repetidamente (Ambert, 1992, Qvortrup, 2003) la infancia como objeto de conocimiento científico ha sido la gran olvidada de la sociología hasta tiempos tan recientes como la década de los años 80 del siglo pasado, cuando diferentes autores comienzan a dar cuenta de este olvido y proponen activamente la recuperación de la infancia para la sociología. Antes de eso, los niños aparecían en la investigación social solo esporádicamente o para ilustrar problemas sociales (como la delincuencia) o acompañando a la explicación de instituciones sociales, como la familia o la escuela.
España estuvo en este movimiento renovador en los primeros años 90, con una actividad alentada sobre todo desde el plano institucional. Sin embargo en el plano académico, no se enganchó (ni entonces ni después) a la fuerte corriente que constituyó en principio la llamada Nueva Sociología de la Infancia y más recientemente conocida como la que agrupa los “nuevos estudios de infancia” dotada de una enorme fuerza en el ámbito internacional. Con muy honrosas excepciones, la investigación, la práctica y la docencia en materia de infancia y adolescencia en España, continúa atrapada en los viejos esquemas procedentes del concepto funcionalista de socialización y del paradigma de psicológico-evolutivo.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?

En el proceso de formación del concepto moderno de infancia, la alianza entre las ideas provenientes del imaginario adulto respecto a los niños y los aparatos teóricos elaborados desde las ciencias sociales ha sido definitiva. La infancia se dibuja en consecuencia como un tiempo de espera, y el papel social de los niños es principalmente el de “aprendices de”, sometidos a la voluntad del colectivo adulto, el cual actúa haciendo uso de todas las prerrogativas que acompañan a cualquier otro grupo dominante, produciéndose así unas relaciones asimétricas entre niños y adultos, que se ven como naturales en cuanto que el niño no es considerado como un “ser humano” (human being) sino como un “potencial humano” (human becoming), en expresión de Qvortrup (1994); que no se define tanto por ser, como por aún no ser adulto (Casas, 1998).


Esta forma de ver a la infancia está avalada por la tradición y la costumbre, y asimismo apoyada por las leyes. Y así, la preocupación por la infancia está plagada de buenas intenciones, pero a la vez dotada de una gran ambigüedad, siendo ésta una característica que acompaña con frecuencia a las relaciones entre niños y adultos. A la vez queridos y rechazados, mimados y controlados, consentidos y castigados, los niños han sido (y son) considerados, en razón de su vulnerabilidad, merecedores de una especial protección que a veces cae en el proteccionismo, lo cual acaba limitando y restringiendo su capacidad de obrar del modo responsable que, por otro lado, se les reclama. Es un proteccionismo que refuerza la posición de dependencia de los niños, en el marco de unas relaciones de dominación similares a las que hasta no hace mucho (y todavía ahora) se observaba con respecto a las mujeres, donde el margen para su actuación y su papel en la sociedad era definido desde instancias ajenas a ellas.

¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?

Un papel participativo y activo que arranque de su reconocimiento como seres humanos con capacidades y con derechos. Para ello es un cambio de mirada que consiste en considerar a los niños, niñas y adolescentes como verdaderos actores sociales, que interactúan con otros en la vida social, que participan de los mismos riesgos y desventajas que la existencia en el siglo XXI impone al resto de los humanos, así como también de los mismos beneficios. Que están afectados por los cambios sociales que se producen con rapidez en un mundo globalizado, que se apropian de ese mundo y lo reinterpretan, que son capaces de ser y de actuar. Consiste también en entender la infancia y la adolescencia no sólo como etapas vitales de tránsito ineludible para los seres humanos, sino como espacios sociales en los que se desarrolla la vida de los niños, niñas y adolescentes. Espacios determinados, histórica, geográfica y culturalmente de modo distinto. Espacios establecidos y definidos por los adultos, pero reconstruidos por los propios niños en su actuar cotidiano.

∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎
Mesa de políticos/as
Componentes:
Matilde Fernández Sanz. Diputada Asamblea Madrid. Grupo Parlamentario Socialista

Milagros Hernández Calvo. Concejala Ayuntamiento de Madrid. Grupo parlamentario Izquierda Unida-Los Verdes

Pedro Núñez Morgades. Diputado de la Asamblea de Madrid. Grupo Parlamentario Popular
Modera: Gabriel González- Bueno Uribe. GSIA/UNICEF
……………..
Milagros Hernández Calvo

¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE LA POLÍTICA?

Creo que todos los cargos públicos que gestionan o no políticas de infancia y juventud están sensibilizados por los problemas más prioritarios de la Infancia y de la importancia de preocuparse por los protagonistas del mañana.


¿Cómo los vemos?
Pues depende, en teoría todos hemos asumido las tesis de que son ciudadanos con derechos , el avance legislativo y normativo que hubo en los primeros años del 2000 lo demuestran…sin embargo en los presupuestos no se ven como prioritarios, entendiendo que puede ser un sector de la población del que ·”ya nos preocuparemos de ellos mas adelante”
Por otro lado, en general la política no actúa incorporando ,en sus programas hacia la infancia , la preparación para el ciclo de la vida, las respuestas emocionales necesarias y el sentido de libertad e independencia necesarios…los programas educativos carecen del elemento transversalidad de la felicidad y el bienestar .
En definitiva, no los prepara humanamente, ni son una prioridad en la formación, protección y garantía de desarrollo social.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?

La Sociedad, es decir los ciudadanos y sus articulaciones sociales perciben a los niños como el futuro.


Saben que la importancia de centrarse en políticas de prevención y cuidados es fundamental.
Saben que su educación intelectual y en valores garantizan un mejor futuro para todos…y una sociedad más sólida y capaz.
Sin embargo esta percepción está condicionada a las urgencias económicas relacionadas con las carencias del sistema de bienestar social y de las carencias económicas hoy de un sector importante de la población.
La crisis económica impide actuar y percibir la importancia de la actuación en propuestas de futuro, situando las necesidades inmediatas como prioritarias.

¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?

Los niños deberían estar en el centro de todas las propuestas…


En Europa, solo el feminismo ha conseguido plantear la necesaria transversalidad.

La infancia debería estar formando parte de población objeto de atención en todos los programas sociales.


El hecho de no actuar desde modelos comunitarios dificulta el crecimiento como ciudadanos.
No se trata solo de plantear su participación de forma artificial (Consejos de participación y Plenos anuales sin procesos de formación, información y debates etc.).
Se trataría de modificar de raíz los enfoques actuales de intervención

Matilde Fernández Sanz

¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE LA POLÍTICA?

La mentalidad evoluciona más lentamente que las leyes en materia de Infancia.

Desde la Convención de los Derechos de la Infancia, se ha legislado para convertir a los niños y niñas en “sujetos con derechos” y en hacer prevalecer “el interés superior de la Infancia” en los textos legales. El legislador no lo ha hecho mal en mi opinión.

Los presupuestos y las políticas para la Infancia ya tienen más altibajos desde los gobiernos.

Es necesario un trabajo serio y continuado de sensibilización, de prevención y de pedagogía en la Sociedad y entre los responsables políticos.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?

Las diferentes encuestas y estudios publicados dejan ver que la responsabilidad de los niños y niñas es de los padres y madres y rara vez se expresa la responsabilidad compartida de los poderes públicos y del conjunto de la Sociedad. Creo que es una forma de pensar muy común en los países de “cultura católica” y que no es así en los países laicos e incluso de “cultura protestante”.

En nuestra sociedad, de la Infancia se habla como de una etapa de cuidados y de protección y se reivindica menos su visibilidad y su propio protagonismo.

No se suele ver como un problema, salvo en el momento actual que la larga crisis está empezando a mostrar los efectos de los recortes en los riesgos de exclusión o pobreza en niños y niñas

Es el momento de poner en valor la necesidad de políticas y recursos. Que 2014 sea el Año Internacional de las Familias debería servir para plantear ya un Pacto en beneficio de la Infancia y Adolescencia.

¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?

Tienen que formar parte de los órganos de participación y decisión de aquellas políticas que les afectan fundamentalmente. Educación, construcción de la ciudad, servicios públicos en general, ocio, cultura… son áreas en las que los más pequeños y pequeñas tienen que opinar y decidir. En un Consejo de Bienestar Social su voz tiene que estar a través de sus representantes, de ellos mismos.

Se ha de hacer desde los municipios y barrios hasta las políticas nacionales. A nivel europeo necesitamos pensar en un órgano de ellos y ellas que refleje su “poder”.
Pedro Núñez Morgades

El texto siguiente es la relatoría llevada a cabo por Miriam Fernández Nevado y Concepción Portellano Pérez sobre la ponencia de Pedro Núñez Morgades.



¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE LA POLÍTICA?

Comenta que, la AMP (Asociación Madrileña de la Prensa) está con la intención de desarrollar un Código Deontológico. Y se pregunta si tendrán en cuenta a los niños.

Comenta que con los Objetivos del Milenio, en el tema del Niño se ha avanzado mucho.

Hay que hacer un lobby. No bajar en la exigencia, escuchando y conviviendo con el menor.

Los niños no vienen con un libro debajo del brazo Desde la programación fetal, hay que tenerlo en cuenta. Nosotros, como Sociedad, tenemos que darnos cuenta que educando a los niños, prevendremos muchos males de la sociedad.

Está de acuerdo con Ferguson en que estamos “ante una decadencia de la Sociedad”. Y aún no debemos estar ausentes de la participación en la sociedad.

El reto es “educar a nuestros menores”.

El papel fundamental de la educación para prevenir la discriminación y la violencia.

Habla que los niños son el presente.

La realidad de los menores en las TICs: comenta que por primera vez en la vida, las nuevas generaciones saben más que los mayores; por lo tanto, hay que intentar que no se desenganchen los padres y los abuelos de la Educación.

Para el 2020 se espera que no haya periódicos en papel, según la presidenta de la AMP.

Es necesario que estemos unidos y seamos el lobby que la Sociedad necesita. Por la Sociedad de la decadencia de las responsabilidades.

También educar en la vida virtual es necesaria.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?

La Sociedad siempre ha estado preocupada por la Infancia desde Sócrates. No hay noticias de impacto. Da los ejemplos de los profesionales no especializados en Salud mental Infantil…u otras profesiones como los periodistas. Los partidos políticos también recogen otras participaciones. No recogen la conciliación de la vida laboral y familiar.

Hay que aprovechar que el 2014 es el Año Internacional de la Familia y el 25 aniversario de la Convención de los Derechos del Niño y las entidades que trabajan para la Infancia deberían contribuir a la celebración difundiéndolo y sensibilizando así a la sociedad.

¿Hemos superado el patriarcalismo de la Sociedad? No hemos roto una serie de tabúes de nuestra sociedad. No nos trasladamos un modelo de valores. Como no transmitamos nuestros valores de sociedad, fallaremos.



¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?

La LO 1/1996 necesita una modificación viendo el Interés Superior del Menor, de los menores en riesgo…

La LO5/2000 está funcionando bien, recuperando al 90% de los infractores. Gracias a las infraestructuras y los especialistas.

Hay una constatación que hay más mujeres atendiendo temas sociales. El Hombre se incorpora menos.

Art. 151 CC dice que “los padres deben velar por los hijos”, pero se pregunta que es velar por los hijos.

Comenta el tema de la jornada partida de los colegios, ya que está en contra de la jornada continua porque reduce las posibilidades de aprendizaje en la enseñanza pública (menor horario) respecto a la privada (jornada partida) creando una brecha entre el alumnado de ambos modelos escolares.

Habla del papel de los NNA. Y menciona a Javier Enzo que dice que hay que convivir y no coexistir. No solo estar en el mismo espacio.

En cuanto a participar: los NNA tienen que ser escuchados. “Hablar con los demás”. No solamente oírles como pequeñeces. Conocer nuestros sentimientos.

El no cree que la Sociedad esté dando verdaderamente participación. Empiezan a proliferar hoteles sin niños… porque se perciben como una molestia. Las familias españolas son muy acogedoras pero la Sociedad percibe de otra manera diferente.

Propone aprovechar el año Internacional de la familia para realizar propuestas concretas, en base a las necesidades detectadas, que se sumasen a los objetivos propuestos en dicho Año Internacional


∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎

Mesa de profesionales de la intervención
Componentes:
Gregorio Afán Ferrer. Educador Social y Antropólogo,

Justina de Pablo Arenales. Trabajadora Social y Socióloga

Luis Martín Álvarez. Pediatra y profesor UNED
Modera: Victoriano Barrios Sierra. GSIA
……………..
Gregorio Afán Ferrer
¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE LA INTERVENCIÓN SOCIAL?


  • Hay una construcción cultural y socioeconómica de qué es la Infancia.

  • En esta construcción definimos símbolos, categorías, definiciones, significados (qué es la infancia de acuerdo a este entorno cultural y social que la define).

  • Se crea una relación hacia ese símbolo, una acción: Política Social

  • Parte de esta política social, se construye y define la Intervención Social.

  • Esta Intervención social, por tanto, al igual que el símbolo “Infancia”, es:

  1. Diacrónico, construido en proceso

  2. Dinámico, sujeto a cambio

  3. Co-relacionado: con el entorno socio-cultural.

CONTRADICCIÓN: GARANTÍAS Y PROTECCIÓN UNIVERSAL vs. DIFERENCIAS CULTURALES Y CONTEXTO SOCIO ECONÓMICO


¿Será igual la Imagen de la Infancia, y por tanto de la Política e Intervención Social dirigida hacia ella, en contextos culturales y socioeconómicos dispares? (Ej.: occidente-países en vías de desarrollo/empobrecidos; urbano-rural, regiones ricas y sin recursos…)
La Intervención Social se caracteriza por aspectos positivos como:

  1. Promociona el desarrollo personal

  2. Genera oportunidades, igualdad, compensa déficits, es equitativa

  3. Procura la autonomía

Pero se enfrenta, pese a esfuerzos ideológicos, de principios y metodológicos, a CONTRADICCIONES:




  • Epistemológica: Lógica de la Intervención: los técnicos (sabios) elaboran un proyecto que da “solución” a un problema. ¿Dónde queda el “usuario” en la definición de sus problemas y de las soluciones a los mismos? Esto es aún más evidente en el caso de la Infancia, cuyo significado, y entre ellos de sus capacidades y problemas son definidas por los adultos.

  • Visión distorsionada: Centrados en buscar el problema, en el riesgo potencial, se corre el riesgo de victimización.

  • Atención al “síntoma social”. Se tratan problemas pero,… ¿se tratan las causas sociales? Observamos cómo se generan con frecuencia cronificaciones de situaciones de riesgo o vulnerabilidad en las familias y los niños, en ocasiones repetidas por generaciones… ¿Se procura y se avanza realmente en la transformación social?

  • Es estigmatizante y está estigmatizada. Prejuicio social y estigmatización de los “usuarios” de intervención social. A su vez, es desvalorizada en la concepción social, no tiene reconocida el valor de pilar del Estado de Bienestar que debería ocupar junto a Educación, Salud,… (se aprecia en el éxito de convocatoria y reconocimiento social de las Mareas –blanco, verde y naranja-). Preocupan y generan alarma los niños con carencias de salud, educativas, pero… ¿sociales?

  • Así se dan situaciones en las que recursos de la red inmediata de los niños y sus familias (centros educativos, sanitarios, asociativos), verbalizan dificultades o rechazo para comunicar situaciones de riesgo detectadas. En ocasiones, injerencias, cuando no falta de apoyos, políticas saltan criterios, protocolos establecidos, e interrumpen los diseños de intervención social que se ejecutan.

CONTRADICCIÓN: ¿EXISTE UNA INTERVENCIÓN SOCIAL?


Observamos disparidad en la concepción y naturaleza de perspectivas de la Intervención Social y la Infancia: Diferentes concepciones, principios y perspectivas de los derechos, de la infancia, de la intervención social… conllevan imágenes y actuaciones dispares y contradictorias.
CONTRADICCIÓN: LEGISLACIÓN (reconocedora de derechos, garantista) vs. PUESTA EN PRÁCTICA DE LA MISMA (caridad institucionalizada).


  • Convención sobre los Derechos del Niño.

  • Ley 6/1995, de 28 de marzo, de Garantías de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia en la Comunidad de Madrid

  • La Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor:

  • Ley 18/1999 de Consejos de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Comunidad de Madrid.

  • Ley 11/2002, de 18 de diciembre, de Ordenación de la Actividad de los Centros y Servicios de Acción Social y de Mejora de la Calidad en la Prestación de los Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid:

  • La Ley 11/2003, de 27 de marzo, de Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid: …

PERO… Se visualizan Campañas de recogida de tapones y broches para ayudas a niños y familias; así como Datos de EAPN (alarmantes por su volumen, de 2011) sobre pobreza y exclusión en España: ¿cuántos tapones habría que recoger para asegurar un futuro digno a estos más de 12 millones de personas (en situación de pobreza y riesgo de exclusión?


¿Dónde queda la idea de Estado de Derecho? ¿El Estado Social? ¿Esta caridad fomentada desde acciones institucionales y políticas es el camino de esa Sociedad “participativa” a la que nos invitan a configurar como superación de la frustrada Sociedad del Bienestar?
La caridad es humillante porque se ejerce verticalmente y desde arriba; la solidaridad es horizontal e implica respeto mutuo.”  Eduardo Galeano
CONTRADICCIÓN, por tanto, entre un profusa legislación garantista de derechos y prácticas caritativas, neoliberales.

Especial preocupación ante falta de apuesta política, recorte de presupuestos, interrupción y supresión de servicios, “externalización” de servicios al mejor postor económico, precariedad laboral de los profesionales de la intervención social, en definitiva… pérdida de la coherencia, calidad de la intervención social que se ofrece y posibilidad de impacto real en el cambio social.


CONTRADICCIONES EN LA PRÁCTICA DE EXPERIENCIAS DE INTERVENCIÓN SOCIAL:


  • Atomización. La atención específica a colectivos permite atender a necesidades concretas, pero pierde visión integral de la persona en su recorrido vital, pese a los principios de Integralidad, flexibilidad e Individualidad que recoge la ley (Ley 11/2003, Artículo 20.- Sectores de atención: “El sistema público de servicios sociales diseñará sus actuaciones tomando en consideración tres sectores de edad: menores, adultos y mayores. En todo caso esta agrupación no impedirá la continuidad de las atenciones sociales requeridas por la misma persona cuando pase de una etapa a otra, ni la adaptación flexible de los límites de edad señalados, con objeto de aplicar los recursos más adecuados a cada situación. Las actuaciones que se diseñen tendrán carácter integrado, cubriendo los aspectos preventivo, asistencial, de promoción y de inserción”).

  • Ejemplos: Observamos incoherencias en la retirada de atención a niños institucionalizados al cumplir 18 años, máxime cuando son de origen extranjero, que no han logrado regularizar su documentación y quedan indefensos y “expulsables”.

  • Activismo. Muchas propuestas políticas y de intervención van dirigidas exclusivamente a la oferta de actividades (lúdicas, vistosas).

  • Perspectiva de futuro. Se interviene con la perspectiva de formar a los niños para su incorporación posterior al mundo adulto, por “labrar su futuro”, se descuida su presente.

  • Reflexión crítica acerca de experiencias de Participación Infantil. Se relata experiencias de abandono de apoyo a procesos, desconfianza política, apuesta por intereses políticos diferentes a la propia participación de los niños (utilización), generación de grupos “elitistas” que excluye niños de escasa formación o posibilidad económica, creación de espacios de representación más que participativos entre los propios niños…

No obstante, la INTERVENCIÓN SOCIAL ES UNA HERRAMIENTA PRIVILEGIADA PARA FOMENTAR UNA IMAGEN POSITIVA Y ENRIQUECEDORA DE LA INFANCIA, pues posibilita:




  • Creación de conciencia: visualización, sensibilización…

  • Pone el foco en la persona: potencia sus potencialidades desde una perspectiva positiva, cercana y pedagógica.

  • Ayuda, mejora y pretende el cambio social. Fomento de oportunidades, ejercicio y reconocimiento de derechos,..


¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?

 

El ser humano es un ser simbólico. A través de los símbolos logramos aprehender la realidad abstracta y cumple multitud de funciones en la creación de nuestra cosmovisión y posicionamiento en el medio, biológico y social. Así, el símbolo:




  • Definimos la realidad mediante el símbolo

  • Nos expresamos, es canal de comunicación social

  • Se concentra significado para definir y tratar realidades complejas, genera tramas de significado que permiten expresar ideas y conceptos contradictorios

  • Canaliza emociones y significados canalizados por esas ideas que transmite y define

  • Genera una relación hacia la idea, impulsando la acción hacia esta

  • Cumple una función pedagógica que refuerza las ideas que transmite

  • Es una construcción social, una representación colectiva

  • Es cultural y, por tanto, está relacionado con el medio que lo produce y al cual, a su vez, define

  • Es dinámico, por tanto está sujeto a modificaciones y adaptaciones a las condiciones socioculturales que lo generan y que se reconstruyen mediante el propio símbolo.

La definición de ¿qué es la Infancia?, es una construcción simbólica, una construcción socio-cultural que atiende a las características mencionadas anteriormente, destacando su interrelación con el entorno en el que se define, su concentración de significados y emociones (dispares e incluso CONTRADICTORIOS) y su posibilidad de modificación.

CONTRADICCIONES:
¿EXISTE UNA INFANCIA? ¿Cómo afecta la realidad cultural y socioeconómica en la percepción de niños de diferentes contextos?

El MITO CULTURAL DE UNA INFANCIA NO OCULTA LA REALIDAD DISPAR Y LA DESEQUILIBRADA POSICIÓN DEL MENOR SEGÚN EL CONTEXTO Y LA CLASE SOCIAL.

PROBLEMA vs. OPORTUNIDAD

PRESENTE vs. FUTURO


Por tanto, es una CONSTRUCCIÓN REALIZADA DESDE LOS ADULTOS:

  • Ideológico-simbólica: en tanto construyen participan en el “mundo real”: Son potenciales adultos.

  • Político-institucional: en tanto participan (participación que es adscrita) e influyen en la construcción social (generan opinión, proponen, crean alarma social,…). Son potenciales votantes.

  • Económica: en tanto participan económica, producen flujo económico. Son potenciales y en este caso claramente sí, actuales, consumidores.



¿CUAL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?

Una ciudadanía participativa no puede construirse sino con todos/as sus ciudadanos; de ahí, que los niños deben tener (y los adultos acompañar y posibilitar) canales de participación real (sin miedos, desconfianzas, utilizaciones,…).


Incorporar las ideas y voz de los niños a los diagnósticos y propuesta de soluciones a los males de nuestra sociedad nos garantizarían, como mínimo, un retrato más real de lo que sucede y de lo que podríamos hacer, además de perspectivas novedosas para enfrentarnos a la realidad.
No obstante, como construcción social, la Infancia está sujeta a tratamientos y desequilibrios compartidos con la población general, como las desigualdades socioeconómicas y de oportunidades. La lógica individualista, neoliberal, consumista y economicista que, desde el poder, impera en la sociedad (y obviamente en su concepción de la Infancia y su posicionamiento en el entramado de relaciones sociales que configura) no podrá generar espacios y experiencias de participación real que remuevan los verdaderos obstáculos de los niños, y por tanto, de todos/as nosotros.
El cambio social sustancial de la imagen, de la Infancia, pasa por una transformación social integral, más allá de políticas específicas o sectoriales. No obstante, en un ejercicio positivo de propuesta práctica, para propiciar el cambio desde la infraestructura que, esperemos, cale en las estructuras (de poder) que luego legitiman, apoyan o, desgraciadamente, boicotean o imposibilitan propuestas de acción política, económica y social más justas, en base a lo expuesto anteriormente, se recogen una serie de propuestas para mejorar el posicionamiento e imagen de la Infancia, y de ésta en la Intervención Social, desde diferentes niveles de articulación:
1. DESDE UN NIVEL MARCO:


  • Protección social básica suficiente: niños/as y su entorno. salud, educación, vivienda, energía, cultura, ocio…

  • Apuesta firme política. cuestión de estado. derecho social y público.

  • Integralidad en la política social: tratamiento de las causas, no síntomas.

  • Financiación plurianual y continua de los servicios.

  • Modificación de la ley de contratación (no regir por criterios de bajada económica en las licitaciones: deterioro de calidad del servicio y condiciones de los trabajadores).

  • Mejora de las condiciones laborales de los profesionales. Formación continua y en campos novedosos.

  • Puesta en valor de lo cualitativo.

  • Lógica social-solidaria, no individualista, liberal y de mercado.

  • Cambio cultural. Educación.


2. DESDE LA POLÍTICA SOCIAL E INTERVENCIÓN SOCIAL:


  • Participación de los niños (y “usuarios”) en el diseño de los proyectos.

  • Investigación- acción participativa.

  • Proyectos de centro (SS.SS) abiertos a los vecinos y red del entorno.

  • Acción preventiva: intervención en calle y comunitaria.

  • Persona como eje de la intervención.

  • Respeto a tiempos, procesos (en los propios niños y en los proyectos). No supeditar a temporalización presupuestaria, administrativa…

  • Evaluación participativa.

  • Canales de participación de infancia (familia, escuela, barrio): continuidad, apuesta real, transversalidad, formación.

  • Representación de divergencias (evitar elitismo en los órganos de participación –representativa- infantil).

  • Desestigmatización.

  • Creatividad.


3. DESDE UN NIVEL EDUCATIVO:


  • Encuentro social (Intergeneracional, visibilidad y presencia de los niños en la calle y espacios compartidos con el resto de ciudadanos).

  • Permitir y fomentar con los niños la responsabilidad personal y social.

  • Fomento de la autonomía como responsabilidad educativa principal. La infancia como activo social, no propiedad de los padres.

  • Educación y pedagogía experimental y social, no memorística.

  • Formación de personas; no estudiantes, trabajadores, consumidores.

  • Recuperar el presente (No sólo educación de cara un futuro).

  • Utilizar el potencial de las nuevas tecnologías: ciudadanía comunicada, consciente y global.

  • No acelerar etapas, no subestimarlas.

  • Observación de un equilibrio entre protección y enajenación del entorno, de la realidad.



Justina de Pablo Arenales
¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE LA INTERVENCIÓN SOCIAL: DESDE LOS SS.SS?

A diferencia de los servicios de salud y educación, los SS.SS no es un espacio relacional habitual de los niños/as y adolescentes.


Por lo tanto la mejor forma de acercarse a la imagen que desde los SS.SS se tiene de los niños es hacer una enumeración de las situaciones que hacen que los niños de forma directa o indirecta entran en contacto con los SS.SS:



  • Como individuos con discapacidades




  • “Relacionados” de forma colateral con contextos familiares con dificultades (procesos de separación de los cónyuges, contexto de consumo de drogas de los padres)




  • (*Desde aquí propongo un cambio t/ en la visión de los SS.SS, como “el elemento” del sistema de bienestar social que apoya las necesidades que surgen en el desarrollo de las diferentes etapas vitales de los individuos, con un marcado carácter generalista)




  • Como “victimas” directas y colaterales en contextos familiares de violencia




  • En situaciones de riesgo social y desprotección




  • Como agresores y víctimas (niños/as y adolescentes en situación de conflicto social)




  • Como víctimas de abusos y maltratos de instituciones (*Abusos en instituciones religiosas educativas, este grupo lo señalo por su peso cuantitativo y por los elementos especiales que rodean su desarrollo)




  • Niños/as y adolescentes como consumidores vulnerables de las TICs.




  • Como colectivo al que se dirigen proyectos de intervención en necesidades en las áreas de conciliación familiar, actividades de ocio programado o intervenciones preventivas.




  • Como los desencadenantes de los conflictos familiares originados por procesos de emancipación en el contexto de la autoridad familiar (imposición y negociación de las normas y límites)




  • Niños/as y adolescentes inmersos en las historias migratorias de sus familias




  • Niños de minorías étnicas.




  • Señalar que son varios los elementos que están implicados en la construcción social de la representación social de infancia (estructura social permanente):




  • El contexto ideológico que subyace en cada contexto social (*que definirá otras construcciones sociales como la familia, las políticas sociales, los marcos normativos)




  • El contexto cultural de cada contexto social




  • Los elementos relacionales que surgen de la interacción de los niños/as y adolescentes en sus diferentes espacios relacionales (familia, salud, escuela, iguales y espacios sociales).




  • El contexto normativo que “dirige” el proceso de autonomía de los niños/as y adolescentes en los diferentes ámbitos de autoridad (familia, instituciones)

Por lo tanto los elementos que definen la visión de niños/as y adolescentes desde SS.SS están mediatizados por la función protectora y tutelar que por marco normativo deben ejercer respecto a ellos:




  • Como seres vulnerables

  • Como víctimas y agresores

  • Como los que “no son”

Es en general la infancia con “dificultades” (los “niños de SS.SS”, esa infancia que es por otro lado cuantitativamente un número pequeño de niños/as y adolescentes) pero que socialmente se le da una relevancia cuantitativa “intencionada”.



¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?

Pienso que la amplitud de conceptos complejos que la sociedad utiliza en la construcción social de la infancia como categoría social hace que persistan discursos e imágenes de la infancia diversos e incluso antagónicos y que los use como “comodines” dependiendo de la utilización que se quiera dar a la categoría infancia (desarrollo, madurez, o autonomía).




  • Parece que se está de acuerdo en que es, pero no únicamente, un hecho biológico(*En otras especies biológicas esta etapa termina con cuando se alcanza la capacidad reproductiva)




  • Partiendo de las aportaciones de Qvortup- una categoría social permanente (particular y distinta en cada sociedad y momento histórico)




  • Según Ferrán Casas (1999) y según Gaitán (2006), las representaciones colectivas construidas por las atribuciones que los adultos realizan al hecho de ser niño y que después se positivizan en corpus normativos que regulan las capacidades legales y el acceso a la participación pública y al mundo adulto

Algunos elementos de esas representaciones sociales:




  • Los “aún no”

  • Niños con problemas o como posesiones privadas o responsabilidades familiares

  • Una ciudadanía “robada” (*o por lo menos aplazada)

  • Una discriminación social por edad




Artículo 12

Mayoría de edad: 18 años

Los españoles son mayores de edad a los dieciocho años.

Artículo 14

Igualdad ante la ley

Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.




  • Víctimas (vulnerables)




Artículo 39

Protección a la familia y a la infancia




  • Los poderes públicos aseguran la protección social, económica y jurídica de la familia.

  • Los poderes públicos aseguran, asimismo, la protección integral de los hijos, iguales éstos ante la ley con independencia de su filiación, y de las madres, cualquiera que sea su estado civil. La ley posibilitará la investigación de la paternidad

3. Los padres deben prestar asistencia de todo orden a los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, durante su minoría de edad y en los demás casos en que legalmente proceda.

4. Los niños gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos




  • Agresores

  • Inocentes

  • Responsables ante la ley, pero no capaces.*Estamos dispuestos a cambiar y endurecer la legislación ante la escenificación alarmista de los delitos cometidos por niños/as y adolescentes.

Con las aportaciones de Rodríguez –Pascual Iván y Elena Morales_Morente (2013):




  1. “Una clara preferencia por enmarcar el concepto de infancia en el ámbito privado de la autoridad familiar y concebida como momento pre-social”




  1. Una visión adultrocentrista (los valores de la vida adulta son objetivos normativos; trabajar, votar, autodeterminación, individualización; alcanzables a una edad tardía) (*tarjeta joven hasta los 30 años)




  1. No identificación al sujeto por sus capacidades y posibilidades de participación de la vida social, sino por los ámbitos de autoridad por los que transita a lo largo del proceso de madurez (autoridad familiar y la colectiva-orden institucional)



¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?


  • Seres con derecho a una presente (al día de hoy)

  • En palabras de Janusz Korczak (“Como amar a un niño” 1914-16) Seres con derecho a la muerte.

  • El derecho del niño a ser como es (*la aceptación y “gracia social” que resulta el niño que se viste o hace las cosas de adultos)

La forma y los cambios para conseguirlo:




  • Transversalidad de los principios de la CDN en las políticas públicas sociales y en todas las intervenciones en las que estén implicadas los niños/as y adolescentes :




  • P. del interés superior del niño

  • P. de previsión

  • P. de protección

  • P. de participación

Parafraseando a Manfred Liebel (2006) es un proceso “Entre la Protección y Emancipación”.




  • Desarrollo de su derecho a la participación (como la plenitud del resto de derechos de los niños) y que se alcanza con el disfrute del derecho a la participación en todas los contextos relacionales de los niños/as y adolescentes:




  1. Participación en la familia

  2. Participación en la escuela (*Una Ley de educación W. Que excluye incluso a los padres)

  3. En todas las acciones y decisiones que les afecten (sus creencias, su sexualidad, su capacidad reproductiva)

La conquista de su ciudadanía aplazada.



Luís Martín Álvarez
LA IMAGEN ACTUAL DE LA INFANCIA. REFLEXIONES DESDE UNA PERSPECTIVA PROFESIONAL: LA INTERVENCIÓN EN LOS SERVICIOS DE SALUD
IMAGEN DE LA INFANCIA


  • Salud Pública: Patrón epidemiológico, demográfico, determinantes de salud en la Infancia

  • Pediatría Social

  • La atención en salud: Organización y contenidos

  • Situación y necesidades actuales: la Atención Primaria de Salud

La medicina puede finalmente prolongar la vida pero si tenemos en cuenta las circunstancias sociales se puede lograr antes y con mayor éxito



Sobre la Medicina y los Problemas Sociales”, Rudolf Virchow (1821-1902)
SALUD PÚBLICA


  1. Finales Siglo XIX...




  • Mortalidad infantil elevada

  • Alta natalidad

  • “Peligro” infeccioso – nutricional

  • Riesgo asociado a pobreza familiar/ abandono

  • “Ley General de Protección de la Infancia ” (1904)

Consejo Superior de Protección de la Infancia
Manuel Tolosa-Latour, 1857-1917 : "El Estado debía intervenir para reprimir aquellos delitos, para garantizar el derecho de los niños a la vida y a la dignidad de seres humanos, para evitar la sangría suelta de aquellas vidas perdidas para el bien de todos"


  1. Finales Siglo XX...




  • Baja mortalidad infantil

  • Descenso de la natalidad

  • Accidentes, enfermedad crónica, problemas psicosociales

  • Determinantes sociales de la Salud

  • Niño/a como sujeto de derechos: CDN


PEDIATRÍA SOCIAL


  • Reconoce la importancia en la atención a la salud en la Infancia de:




  • La atención a las necesidades de la Infancia para un crecimiento-desarrollo óptimo y la familia como núcleo de la atención

  • La consideración de la vulnerabilidad y los riesgos propios de la Infancia, según las etapas evolutivas, las condiciones de vida, las políticas de infancia-capital social y las leyes, ej. Convención de Derechos de la Infancia

  • Los determinantes sociales de salud, ej. el maltrato, la pobreza en la Infancia

  • Las desigualdades /gradiente social en la salud de la Infancia y en las respuestas sociales a los problemas, ej. Vacunas, enfermedad crónica, discapacidad.


LOS SERVICIOS DE SALUD

  1. Finales Siglo XIX...




    • Asistencia pediátrica privada y de beneficiencia

    • Asistencia centrada en la enfermedad orgánica

    • Se inicia la prevención: puericultura

    • Se reconocen los factores familiares y sociales: Estrategia de riesgo

    • El niño como futuro adulto

    • Se inicia un sistema de salud público de salud: “Seguridad Social”: El niño/a como “beneficiario”

    • Disminuye la morbi-mortalidad por intervenciones de salud y por la mejora en las condiciones socioeconómicas.




  1. Finales Siglo XX...




  • Asistencia pública universal e integral

  • Provisión de cuidados curativos, preventivos y de promoción de salud

  • Atención centrada en el niño/a: Cuidados médicos y psicosociales

  • Los Derechos de la Infancia como marco legal y promotor de la Salud en la Infancia

  • Atención a las necesidades de la Infancia para un crecimiento-desarrollo óptimo y la familia como núcleo de la atención

  • La colaboración intersectorial: Desamparo y protección

  • La participación-escucha del niño/a


DETERMINANTES DE SALUD EN LA INFANCIA

ATENCIÓN PEDIÁTRICA EN ATENCIÓN PRIMARIA


  • Puerta de entrada de la atención de salud a las demandas y necesidades de salud




  • Accesibilidad y continuidad de la atención al niño/a y su familia-entorno

  • Programada según etapa evolutiva

  • El crecimiento-desarrollo y su vigilancia como núcleo de la atención

  • Atención-relación mediada por la familia-entorno, sobre todo en los primeros años de vida

  • Universalidad - equidad

  • Prevención y promoción de la salud

  • Cooordinación / colaboración interprofesional e intersectorial, ej. docencia MIR Pediatría, guía “Cora”, Consejos de Infancia

  • Observatorio de los cambios en el patrón de salud-enfermedad, en la demografía / modelo de familia, los servicios de salud, ej. presencia en órganos de gestión /Coordinación de Pediatría

  • Eficacia y eficiencia, ej. cobertura / calidad del programa de promoción de la salud infantil

  • Sensibilidad y especificidad, ej. trastornos emocionales, de comportamiento y trastornos somatoformes e interconsulta con Salud Mental Infanto-Juvenil

REFERENCIAS

  • Lloyd de Mause, Historia de la Infancia, Alianza Editorial, Madrid, 1982

  • Jesús M.de Miguel, La amorosa dictadura, Ed. Anagrama, Barcelona, 1984

  • José María Borrás Llop (director), Historia de la Infancia en la España contemporánea 1874 – 1936, Ministerio de trabajo y Asuntos Sociales – Fundación Germán Sánchez Rupérez, Madrid, 1996

  • Colomer-Revuelta C, Colomer-Revuelta J, Mercer R, et al. La salud en la infancia. Gac Sanit. 2004;18 (Suppl 1):39–46

  • Luis Martín Álvarez, Problemas Sociales y Pediatría. Psicopatología en la clínica pediátrica, D.Crespo, A. Muñoz, Editores:45-50, Ergon, Madrid, 2010

  • Cattaneo et al. Editores, La Salud de la infancia en la UE (Child Health in the European Union), Dirección Gral.de Salud y Consumo UE, 2012

∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎

Mesa de periodistas
Componentes:
Lary León Molina. Fundación ANTENA 3

Marisol Piñero Ortiz. Directora Revistas Infantiles Grupo Bauer

Manuel García Serrano. Productor cinematográfico
Modera: Marta Domínguez Pérez. GSIA

……………..



Lary León Molina.
Desde el 2005 la Fundación ATRESMEDIA trabaja para la infancia y primera juventud, se preocupa por sus Derechos, por fomentar entre los más jóvenes hábitos saludables, valores y principios, la Fundación ATRESMEDIA se convierte en altavoz para que puedan expresar lo que les preocupa a través de proyectos de escucha y participación. Pero además, desde el 2006, la Fundación dedica una atención muy especial a los niños hospitalizados a través de su Programa de Asistencia Hospitalaria.
Desde el 2013 centramos además todos nuestros proyectos en torno a la Educación, porque somos conscientes de la importancia que ésta tiene en su desarrollo personal y cívico y que se trata de uno de los asuntos que más preocupa a los ciudadanos.

¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE EL PERIODISMO?

Hay una brecha entre los jóvenes y el mundo adulto. Esa separación abstracta se hace más pequeña escuchando a los jóvenes, dejándoles que expresen sus preocupaciones y nos expongan sus teorías y soluciones. Muchas veces proponen ideas sencillas a situaciones que para los adultos suponen un gran problema a resolver.


Cuando los adultos nos acercamos realmente y les escuchamos y compartimos sus ideas, inquietudes y soluciones, nos sentimos gratamente recompensados. Y ellos se sienten agradecidos de que se les escuche. Eso les hace superarse y evolucionar. A los adultos también.

Los medios de comunicación somos conscientes de que transmitimos valores…y esos valores creen que deben darse en positivo. Destacar también ese otro lado que va más allá del “botellón” y mostrarles en el espejo de muchos ejemplos de emprendimiento, innovación y solidaridad. Muchos de los aspectos que se tratan en política, en sociología, en los medios… Les atañen directamente a ellos y debería de tenerse en cuenta su opinión, deberíamos escucharles más y eso es lo que tratamos de hacer de la Fundación.


¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?


Los jóvenes no son tan dejados y "pasotas" como generalmente se piensa. A veces se dejan llevar por la corriente a veces un tanto negativa de los adultos pero su naturaleza es muy distinta.


Yo veo a los jóvenes comprometidos, emprendedores, creo que tienen un potencial de ver las cosas desde otra óptica, son sensatos, generosos y más trabajadores de lo que generalmente se piensa.


Tenemos que tener precaución de los mensajes que les lanzamos, sobre todo los negativos porque les influye en ese espíritu emprendedor (si constantemente escuchan mensajes negativos al final se desmotivan).


Mi experiencia trabajando desde la Fundación ATRESMEDIA me dice que los jóvenes tienen un gran poder prescriptor. Podemos aprender mucho de los jóvenes y ese acercamiento es enriquecedor para todos.

¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?

Los jóvenes son solidarios pero también necesitan referentes que les guíen, ejemplos a seguir tanto en la acción como en la actitud. Es importante que tengan claro y puedan interiorizar desde pequeños la importancia de la actitud en la evolución de uno mismo y de todo lo que te rodea. Ellos saben que su papel es clave pero esa responsabilidad no debería ser una carga sino una labor de la que pueden disfrutar. El papel de los jóvenes debe ser el de uno más de la familia, uno más de la escuela, del tiempo de ocio, los jóvenes tienen que expresar sus opiniones y sus ideas deben ser escuchadas.


La empatía es una buena manera de acercarnos a los jóvenes; que sientan que les entendemos, que nos ponemos en su lugar, que creemos en ellos. Si potenciáramos ese lado emprendedor y solidario que muchos jóvenes tienen nos daríamos cuenta de que realmente hay muchos chavales con valores que se sienten involucrados con su futuro y que podrían aportar muchísimas cosas a la sociedad al mundo adulto. Si se pusiera de moda ser emprendedor, nos sorprenderíamos del talento que hay guardado. Por nuestra experiencia, a los más jóvenes, les gusta sentirse parte de la solución de lo que les preocupa. Por eso tenemos que hacer un esfuerzo para hacerles partícipes de su evolución, de su futuro, motivarles y hacerles protagonistas, destacar sus capacidades.


Como periodista de un gran Grupo de Comunicación, estoy convencida del enorme poder prescriptor de los niños y los jóvenes para sensibilizar y crear corriente de opinión. Estoy muy orgullosa de poder trabajar en una Fundación que se esfuerza por convertirse en el altavoz de los más jóvenes, para que puedan expresar sus ideas en los temas que les afectan pero, también, para que puedan llegar a ser, parte de su solución.



Marisol Piñero Ortiz

¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE EL PERIODISMO?

La política, el periodismo, la sociología, percibe normalmente sólo un ángulo de la realidad de los niños y jóvenes del siglo XXI. Una realidad que a veces está malformada por los intereses de los diferentes colectivos.


El periodismo de masas tiende a catalogar a los jóvenes como la generación perdida, una generación sin futuro, dibuja, informativamente hablando, un futuro incierto para sus vidas, al tiempo que no da soluciones para ellos sino que en los mensajes se recoge un cierta resignación. Los que trabajamos en medios especializados para la infancia y la juventud, descubrimos cada día que la sociedad, los padres y los diferentes colectivos están a veces a años luz de la etapa que viven estos dos colectivos. Todos hablan sobre ellos, opinan sobre sus gustos, los catalogan, pero muy pocos los conocen de verdad, los niños y los adolescentes de la generación multitasking están siempre en continuo cambio.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?

La sociedad actual no confía en las nuevas generaciones la ve como jóvenes sin futuro que tienen que emigrar, los medios están plagados de estos mensajes negativos, pero ni la sociedad ni la clase política toma medidas para resolver esta situación. En nuestro país no será una generación perdida sino varias, tardaremos años en recuperar a jóvenes formados en nuestras universidades para que trabajen para el desarrollo de nuestro país, y los que ahora son niños sufren el riesgo de correr la misma suerte.



¿Cuál CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?

Sin duda hay que hacer un relevo generacional y debemos dejar paso a los niños, y jóvenes que serán el futuro inmediato de nuestra sociedad, tenemos que dejar de manipularlos a través de las campañas mediáticas, de juzgarlos a través de partidos políticos y apostar por ellos dándoles todas las facilidades en educación y formación. Estamos en la era de la comunicación y estas nuevas generaciones, ya están al día de todo aquello a lo que a otras personas nos lleva horas familiarizarnos, el futuro está en sus manos y tenemos que darles las herramientas necesarias para que hagan crecer y evolucionar a nuestra sociedad.



Manuel García Serrano

¿CÓMO CREES QUE SE VE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES DESDE EL PERIODISMO?

En los ambientes donde se toman decisiones que afectan a niños y adolescentes, es muy manido escuchar en muchas ocasiones la frase “los niños son el futuro del mundo”, dejando el papel de la infancia en un protagonismo a posteriori, en un falso protagonismo: los niños sólo son importantes cuando se transforman en adultos, parece ser el subtexto menos condescendiente de esta frase hecha.


Y así, miles de hechos de nuestra sociedad corroboran esta afirmación adulto céntrico que niega el lugar de la infancia como esencia misma de la sociedad, del presente y de lo que consideramos humanidad.
Los niños de los llamados países en desarrollo, son siempre los de atrás, los olvidados, los marginados y la víctimas mas ﷽﷽﷽﷽﷽﷽﷽idados, los marginados y la vtte y de lo que consideramos humanidad.e esta frase hecha.mo: los niños solo son importanás frecuentes de la guerra, la enfermedad y el hambre.
Los niños de los denominados países del primer mundo, aunque en cifras (nuevamente desde una postura adulto céntrica) su situación es más favorable, también son los ignorados, los inferiores intelectuales, los que pueden prescindir de la salud y la educación, los de atrás.
Cualquier adulto que por un pequeño instante deje de comportarse como la “gente grande” del primer capítulo de El Principito (Antoine Saint-Exúpery) puede comprender la certeza de lo expuesto.
El 20 de noviembre de 1989, hace apenas 24 años, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó y proclamó la Convención sobre los Derechos del Niño. Uno de los objetivos de dicha Convención es concebir al niño como sujeto activo de derechos, que debe ser escuchado y que tiene el derecho a expresar libremente su opinión y a participar en las decisiones que le afectan (Art. 12).
Sin embargo, ha sido excesivamente lento y dificultoso, que la sociedad adulta asuma realmente que los niños tienen derechos y que estos deben ser respetados, en el presente.
Creo que los vemos como sujetos de futuros derechos, y sin embargo, nos sentimos obligados a protegerlos en el presente, hay grandes proyectos para ellos en el futuro, pero para el presente, sólo se les ve personas a las que hay que proteger.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL PERCIBE A LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES?

Si la sociedad actual, de verdad, se sentara a percibir, a observar atentamente a un niño y, cuando ya tiene edad, hablara con él, viviría una experiencia mágica y enriquecedora, el cerebro de un niño contiene todas las potencialidades y la total libertad, características que el cerebro de los adultos casi siempre carece.


Hay estudios de neurocientíficos que habiendo estudiado desarrollo humano del primer año de vida, obtienen resultados sorprendentes, llegando a compararlo con la totalidad de actividad cerebral generada por los ganadores del premio Nobel en su historia. De lo anterior surgen innumerables preguntas, una de ellas, ¿por qué no escuchar lo que piensan y sienten seres tan inteligentes?
Quizás la respuesta se encuentre en esa idea de que los niños sólo importan porque en el mediano futuro se convertirán en adultos. En adultos que serán consumidores, votantes, negando que la infancia es importante ahora, y no por lo que representan, sino por el simple hecho de que son niños. Seguro un pequeño puede explicarlo mejor.
Para la sociedad actual los niños y adolescentes, en mi opinión, son futuros consumidores.

¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LOS NIÑOS/AS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLO?

Es cierto que en las últimas tres décadas diferentes organizaciones a nivel mundial, lideradas por UNICEF, se han interesado por el bienestar de la infancia realizando campañas, estudios, aportando cifras, generando proyectos de cooperación cuyos principales beneficiarios son los niños. De igual forma, afortunadamente, siempre existe en cada sociedad un grupo muy especial de adultos que desde la cultura, la ciencia, la educación y la sociología, se han interesado por el universo infantil.


En los tiempos que corren en Europa, una Europa que ha pasado de ser el referente de la civilización a convertirse en una zona empobrecida y anquilosada en todos los sentidos, nos hemos olvidado completamente de los niños, haciéndolos los primeros en sufrir los recortes y privaciones, o bien haciéndolos primeras víctimas de un consumismo que, en su decadencia, sólo se devora a sí mismo. Los niños se han quedado atrás.
Creo en las capacidades de los niños, y por tanto, en su voz, su participación, es preciso darles voz, que ellos puedan hablar de ellos mismos, de nosotros, de su relación con los medios de comunicación, del mundo que les rodea, de sus derechos y de esta forma, hacerlos participes de la elaboración de su propio desarrollo y bienestar.
El presente de los niños es un proyecto de felicidad, del futuro ya hablaremos.

∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎

Mesa de niños/as y adolescentes
Componentes:

Miguel de las Heras Hernández. Consejo Participación Infantil. Rivas Vaciamadrid

Victoria Ibáñez de Opacua. Cibercorreponsal Plataforma de Organizaciones de Infancia (POI)

Marta Just. Equipo Tuenti- GSIA

José Ángel Viñas Rollán. Equipo Tuenti- GSIA
Modera: Ricardo Sandoval Villar. GSIA

……………..


Miguel de las Heras Hernández

¿CÓMO VES TÚ A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD ACTUAL?

Los que están en extraescolares de participación, si que participamos, y la gente que no está en proyectos de participación ahora se están perdiendo los valores de hace años, con la incorporación de las nuevas redes sociales, nuevas tecnologías, etc.… afecta de manera negativa. Antes la juventud estaba mucho más activa que ahora.



¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL VE A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES?

Los órganos de participación se han ido reduciendo porque a las personas adultas les deja de interesar lo que piensen los niños. Al ser menores de edad creen que sus propuestas son más infantiles.



¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LA INFANCIA EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLOS?

Que les pidan consejo a los niños sobre los proyectos destinados a ellos. Los adultos siempre velan por su seguridad, protección… tantas medidas extremas les suprime la diversión. Se debería mediar entre ambos, manteniendo las medidas de seguridad más la diversión que necesitan los niños para que les sirva el proyecto al máximo.



Victoria Ibáñez de Opacua

¿CÓMO VES TÚ A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD ACTUAL?

Los adultos creen que aún no sabemos nada de las cosas de la vida, que no quieren que cometamos los mismos fallos que ellos. No confían en nosotros y nos tratan de malcriados. Creen que somos unos inútiles.

'Si nos tratan como a tontos, salimos tontos'. Esa fue la opinión general del grupo.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL VE A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES?

Todos los de nuestra edad opinan que los demás no tienen respeto ni personalidad, pero no se suelen incluir a ellos mismos. Vamos comprendiendo todo a golpe y porrazo y tropezamos. Somos como unos niños a los que les obligan a estarse quietos pero que no salen a jugar al parque porque quieren el respeto de los adultos, que no les subestimen.



¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LA INFANCIA EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLOS?

La frase más conocida para interpretar el papel de los jóvenes es: 'los jóvenes son el futuro'. Y fin. No hay nada más. Debemos formarnos para seguir su legado, para seguir con la nación como está ahora. Simples sucesores impuestos en contra de su voluntad.


Para mí el futuro es una excusa de la que viven los adultos. Un 'ya lo hará el que venga detrás', no hay necesidad de un cambio inmediato, ¿no? Los jóvenes no son el futuro, son la continuación del presente. Y los adultos son los responsables de que la sociedad cambie. La rebeldía de los jóvenes es la que se opone a tropezar con las mismas piedras. La que quiere que nosotros busquemos otros caminos o la forma de apartarlas para que los demás pasen con facilidad. Lo que no comprendo es que acepten la china de sus zapatos y dejen de luchar porque piensen que las ampollas seguirán ahí por siempre.
No somos iguales pero todos estamos en el mismo bando. Y aunque lo que nos une entre nosotros nos separa del resto, no tiene sentido que nos dividamos en edades, partidos políticos, religiones, ideologías o nacionalidades para evitar conocernos y colaborar. No tienen que coincidir nuestras acciones o nuestras opiniones. Solo nuestra intención basada en el desarrollo y el bien común.

Marta Just Portellano

¿CÓMO VES TÚ A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD ACTUAL?

Sobre este tema me gustaría hablar como adolescente que soy. En la sociedad actual veo a la infancia y a la adolescencia como las personas que más pueden cambiar la realidad porque conservan una capacidad de ver las cosas desde un punto de vista no tan mediatizado como los adultos/as. Me explico; los niños y las niñas nacen sin el menor prejuicio ni casi conocimiento previo, pero conforme crecen, la educación, el trato que reciben y las relaciones que establecen condicionan la forma de ver la vida, de ser y de actuar, coartando en cierta medida las potencialidades que tenían al nacer.


Afortunadamente la capacidad de pensar hace que no todos los chicos y chicas piensen igual pesa a haber vivido en la misma sociedad y haber recibido una educación similar. Para algunos chicos y chicas, lo bueno y normal es sólo lo que les dice su familia, los medios de comunicación, los profesores, las modas etc. Para otros y otras, todas esa influencia adulta no tiene porqué ser ni la única ni la mejor forma de pensar y actuar y se rebelan.
Creo que toda esa riqueza de pensamiento y puntos de vista de la Infancia y Adolescencia muchas veces se va perdiendo con la edad y por ello sería imprescindible dar a las nuevas generaciones participación real, ya que aportan puntos de vista nuevos, capaces de solucionar problemas y errores generados por las anteriores generaciones y pueden crear cosas que ayuden a vivir en una sociedad mejor.
Por ello, desde mi punto de vista, veo un factor importantísimo el que a la infancia y a la adolescencia se nos empiece a escuchar y a dar participación real, especialmente en aquellos temas en los que somos la parte más afectada. Por ejemplo, el tema de la educación y de la represión que estamos viviendo en el día a día ¿por qué no escucharnos a nosotras si somos quienes más ideas podemos aportar ya que somos la parte más afectada?
En definitiva, yo veo a la Infancia y Adolescencia como ese grupo de chicos y chicas determinante en la sociedad porque tiene capacidad de cambiar errores que se vienen arrastrando durante años y que, si no se solventan, dentro de unos años los que ahora somos adolescentes, seremos adultos obligados a reproducir los mismo fallos que nuestros antepasados.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL VE A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES?

Para hablar de la imagen que la sociedad tiene de la Infancia y la Adolescencia habría que hacer una división. ¿De qué sociedad hablamos? ¿De esa sociedad que mira hacia delante y cree en avanzar, o en esa otra que prefiere seguir arraigada a sus pensamientos retrógrados porque es más cómodo que hacer cambios?


Si hablamos de la primera, claramente ve a la infancia y a la adolescencia como un arma para cambiar el mundo en el que vivimos, aunque aquí también hay diferencias, ya que hay gente adulta que es consciente del papel que podemos desempeñar los más jóvenes para mejorar muchas cosas, pero por temor, comodidad o porque su nivel de compromiso es escaso, prefieren que los chicos y chicas reproduzcan las ideas tradicionales.
Pero hay un sector minoritario de la sociedad, que sí es capaz de mirar hacia delante y que es consciente del papel que niños, niñas y adolescentes podemos hacer en la búsqueda de un mundo más justo y nos apoya en esta tarea. Habitualmente estos adultos y adultas no son grandes grupos con poder, ni los gobiernos en su conjunto, pero hay personas muy implicadas que desde su labor profesional (profesores), social (asociaciones), política o simplemente como madres o padres, nos facilitan a los más jóvenes que participemos en la sociedad, que demos nuestra opinión y hagamos las cosas en las que creemos.
Pero, para la mayoría de la sociedad, la infancia y sobre todo la adolescencia es una etapa "inevitable" de la vida. Hay que aguantarla y procurar que pase lo antes posible. A veces incluso se ve a los y las adolescentes, como seres irracionales. Si llevas tal ropa, tal pelo o tal lo que quieras llevar, se te va a estar juzgando en todo momento, tanto por lo que digas como por lo que hagas, aún más si eres de esa parte de la adolescencia que es algo más ‘rebelde y revolucionaria’ ya que entonces pasas a ser el eje del mal para mucho medios de comunicación y, por ello, para la mayoría de la sociedad cuya imagen está condicionada por la prensa, la radio y la televisión.
Es cierto que en estos tiempos en los que tenemos tantas redes sociales nos enteramos de mucho más de lo que informan los medios de comunicación tradicional y se podrían desmentir muchas de las cosas que dicen, variando así la imagen que la sociedad tiene de nosotros y nosotras. Pero hoy por hoy la repercusión de las opiniones y noticias de prensa, radio y televisión es mucho mayor que las de las redes sociales.

¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LA INFANCIA EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLOS?

Deberían tener un papel lo suficientemente importante y dejar participar a los más jóvenes en debates para que su palabra se tomara en cuenta, pues todos los políticos tienen en su discurso el ser muy cercanos a la juventud, pero no lo cumplen.


Pero también se debería dar una educación que incremente en la infancia y la adolescencia la inquietud por saber cosas, que les informe de lo que está pasando en el mundo, de cada cosa que ocurre, ya que muchos chicos y chicas, salen de la ESO o del bachillerato, (si es que pueden permitirse estudiar), sin tener ni idea del mundo en el que viven, y cuando luego les piden el voto en las elecciones, votan desde la completa ignorancia, y en función de lo que su familia o amistades votan.
Creo que debería haber alguna forma de incluir en la educación obligatoria una asignatura, que enseñara a pensar, que mostrara qué está pasando, como se vive en otros sitios, y aprender también que está pasando en el país en el que están viviendo, porque muchas personas no se enteran realmente de lo que sucede cuando la gente protesta en el barrio de Gamonal, ni que en Madrid a la semana se producen al menos 6 ó 7 desahucios que dejan en la calle a familias enteras.
Por ello creo que se debería escuchar y entender a la adolescencia, porque del tema de cómo funciona la sociedad, de las injusticias sociales, manifestaciones, cargas y demás, sabemos bastante, ya que lo vivimos en nuestro propio pellejo y tenemos muchas propuestas de cómo cambiar la sociedad.
Así que, en nombre de muchas y muchos adolescentes y en el mío propio, me gustaría pedir que por parte de la sociedad, esos prejuicios se queden a un lado y se empiece a escuchar lo mucho que se puede a aprender de la juventud y a dejarnos ponerlo en práctica.
José Ángel Viñas Rollán

¿CÓMO VES TÚ A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN LA SOCIEDAD ACTUAL?

La visión que yo tengo de los niños/as y adolescentes se basa principalmente en cinco puntos:


En primer lugar, creo que los adolescentes nos sentimos profundamente desplazados o marginados, en una sociedad en la que los adultos no nos tienen en cuenta, básicamente para nada, cosa que provoca, en mayor o menor medida, que la brecha generacional sea cada vez mayor y que por lo tanto, los puntos en común entre adultos y adolescentes sean cada vez menos y que la comunicación entre ambos se resienta.
En segundo lugar, el sentimiento que, tristemente, tenemos muchos adolescentes es el de que representamos, en el mejor de los casos, un problema y en el peor de los casos un estorbo, para muchos adultos.
En tercer lugar, creo que, sobre todo desde los medios de comunicación, se fomenta una imagen tremendamente negativa de los adolescentes y que aunque en muchos casos esa imagen que se ofrece, represente la realidad de una amplia mayoría de los adolescentes, también se debería fomentar las cualidades positivas de los mismos y ensalzar a aquellos chicos y chicas que en muchos casos son incluso, un mejor a ejemplo a seguir que algunos adultos.
En cuarto lugar, creo que aunque los adolescentes de hoy, somos los que mejor preparados estamos, tanto física como intelectualmente, gracias, a la “sociedad de la información” y a los medios de los que disponemos, también me gustaría destacar la ausencia de valores y de educación en un porcentaje muy importante de los adolescentes.
Y en quinto y último lugar, y haciendo un especial énfasis en este punto, creo que aunque muchísimos adolescentes no se impliquen en los problemas sociales, ni les interese la política, ni tengan ningún interés en cambiar las cosas, quiero dejar claro, que sí hay adolescentes que se implican en la problemática social, que les interesa la política y quieren participar en ella porque tienen una clara vocación de servicio público y que, sin duda alguna, quieren cambiar las cosas. Y todos esos adolescentes, desgraciadamente no tienen, aunque quieran, ninguna manera de implicarse, ni si quiera de ser escuchados ni por supuesto de que se tengan en cuenta sus opiniones.

¿CÓMO CREES QUE LA SOCIEDAD ACTUAL VE A LOS NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES?

Como ya he dicho, creo, que la imagen que tiene la sociedad actual de nosotros, los jóvenes, es muy negativa, entre otras cosas, porque se tiende a generalizar las cosas y a darle más “publicidad” a lo negativo que a lo positivo, cuando debería ser al contrario.


Creo que la sociedad nos observa, a los adolescentes, con preocupación teniendo en cuenta el futuro que nos espera, con frustración, por no ser el tipo de adolescentes que desearían que fuésemos, con esperanza de que algún día seamos las generaciones

futuras las que cambiemos las cosas y sobre todo, con inquietud, porque de momento somos un “problema” del que se tienen que ocupar, y un “problema” que cada vez reivindica más, tener un papel protagonista en esta sociedad y que ya no se resigna a aceptar decretos ni imposiciones.



¿CUÁL CREES QUE DEBERÍA SER EL PAPEL DE LA INFANCIA EN LA SOCIEDAD Y QUÉ CAMBIOS SERÍAN NECESARIOS PARA CONSEGUIRLOS?

Creo que a los adolescentes, como parte de los sectores más jóvenes de la sociedad, os corresponde formarnos y adquirir conocimientos y experiencias, aunque nuestra formación y adquisición de conocimientos y experiencias, también implica ejercer activamente un papel mucho más participativo en nuestra sociedad.


Debemos tener una función reivindicadora e implicarnos en el funcionamiento de la sociedad civil y de la problemática social y a los órganos pertinentes, les corresponde otorgarnos herramientas, que nos permitan expresar nuestras opiniones, nuestras propuestas, nuestras quejas y todo lo que consideremos que deba ser escuchado.
Por último, creo que las medidas que cito a continuación, serían esenciales, para que los adolescentes, y en general los jóvenes tuvieran el papel que les corresponde:


  • Crear mecanismos que nos permitan a los adolescentes, expresar nuestras opiniones de forma que sean atendidas, debatidas y tenidas en cuenta.




  • Patrocinar foros de debate entre adolescentes, respecto de varias de las cuestiones que actualmente constituyen fuentes de nuestra preocupación.




  • Construir y ampliar foros de debate y de formación de las familias en torno a la atención de las necesidades de los adolescentes y a la transmisión de valores.




  • Fomentar entre los agentes del sistema educativo el debate destinado a encontrar mecanismos y estrategias viables que sean capaces de ofrecer respuestas adecuadas a las necesidades y demandas planteadas hoy por los adolescentes.




  • Velar porque los medios de comunicación dirijan a los jóvenes mensajes y modelos que ayuden a su desarrollo.

∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎



Conclusiones y propuestas
De entre el amplio abanico de ideas y propuestas que se vertieron en las Jornada, se han rescatado aquellas en las que hubo mayor unanimidad, también algunas que por lo novedoso y pertinente resultan de especial interés.

Como dato de interés sociológico, algunas de las aportaciones de los niños y niñas (tanto ponentes como asistentes al acto), coincidieron con las que previamente habían aportado los ponentes adultos o en público en general.




  • Se han producido cambios en la imagen que la sociedad tiene de los niños y, a su vez, cambios de los niños en la forma de ver (y de vivir) la infancia.




  • Los niños son hoy más protagonistas, tienen un poder que les dan las tecnologías. Pero siguen siendo vistos como un problema, en la sociedad y en la familia, y no como una alternativa a la mediocridad actual.




  • La sociedad española tiene una percepción de si misma como de una sociedad que ama a los niños, les cuida y les protege.




  • Pero es necesario priorizar a la Infancia en las políticas sociales.




  • Como el perfil de infancia ha cambiado, es necesario un nuevo perfil de los que trabajan con la infancia, nuevas formas de participación social, servidores públicos y una sociedad comprometida con los niños y un gran pacto para desarrollar políticas universales (transversales) que beneficien a la infancia.




  • Dejar de pensar en los niños y niñas como futuro potencial. Los niños son presente y la infancia es el presente de los niños.




  • Abolir el uso del término "menor" como sinónimo sistemático de “niños o niñas” y “adolescentes”. El término “menor” es una simplificación que refuerza la visión de los niños como una minoría, inferior a la mayoría compuesta por los adultos.




  • Potenciar niños líderes, facilitar que emerja el asociacionismo infantil y juvenil. Promover lobbies a favor de los niños, porque los niños necesitan a los adultos para ver cumplidos sus derechos.




  • Divulgar y revitalizar el conocimiento y cumplimiento de la CDN (Convención de los derechos del Niño)

  • Apoyar el uso de las TIC para la Infancia y legislar y supervisar las redes para evitar que los niños/as sean víctimas de la ciber delincuencia.




  • Potenciar más espacios de debate y mecanismos institucionales para que puedan participar




  • En el aspecto normativo:




    • Desarrollar y mejorar las actuales leyes de Infancia

    • Dotar económicamente a los Planes de Infancia para que puedan ser ejecutados en la práctica

    • Reconsiderar la actual reforma de la Ley de Bases de Régimen Local por su negativa repercusión en los servicios que hasta ahora venía prestando la Administración local a la Infancia.

    • Plantearse si es adecuada la edad actual mayoría de edad y de acceso al voto o debe adelantarse.

    • Recuperar la figura del "Defensor del Menor"

    • Asegurar la accesibilidad de toda la Infancia a los servicios y recursos existentes para ella.




  • Reconocer que hablar de La Infancia como si fuera un modelo único es un reduccionismo que conduce a acciones poco realistas y útiles




  • Respetar y no discriminar la diversidad existente (discapacidades, orientación religiosa, cultural, sexual…, de edades).




  • Desterrar la imagen generalizada de la adolescencia como época vital inevitable y del adolescente como "atroz".




  • Divulgar en los medios la imagen del niño/a en positivo y no sólo de aquellos casos que protagonizan situaciones extremas.




  • Aumentar los periodistas y los medios de comunicación la consciencia de que sus mensajes sobre la infancia crean opinión pública sobre ésta y sus valores.

∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎



Evaluación de la Jornada y propuestas de los participantes

A partir de las contestaciones al cuestionario de satisfacción que se envió a las personas participantes en la Jornada, se han obtenido datos interesantes, no sólo respecto a la calidad de la misma, sino respecto a otros temas o enfoques propuestos en las más de cincuenta respuestas recibidas.
La ficha de satisfacción se estructuró en preguntas de valoración escalar entre 0 y 10, donde el 0 representaba la insatisfacción total y el 10 la máxima satisfacción respecto a cada pregunta

VALORACIÓN DE LA JORNADA

Por lo que respecta a la calidad e interés suscitado por la Jornada, para no ser demasiado prolijo, se van a resaltar las valoraciones de las preguntas más representativas.
A la pregunta sobre la satisfacción con el programa de la Jornada, un 67,3 por ciento de las contestaciones otorgaron una puntuación por encima de siete, y de ellos, un 22,8 por ciento le dieron la máxima valoración, diez sobre diez.
A la formulación sobre los contenidos de la Jornada en su conjunto, se obtuvieron un 67,3 por ciento de respuestas valorándolos con 8,9 ó 10 puntos.
Los objetivos que se proponía la Jornada tuvieron una aún mejor aceptación y valoración puesto que las respuestas que otorgaron 8,9 ó 10 puntos, sumaban el 71,1 por ciento del total de respuestas.
Y a la pregunta sobre el cumplimiento de los objetivos previstos, sólo tres de la respuestas dieron valoración inferiores a 5 puntos mientras casi un 60 por ciento de personas (concretamente un 59,6 por ciento) valoraron que existía caso total cumplimiento de objetivos previstos, puntuando con 8, 9 ó 10.
El cuestionario de satisfacción incluía una pregunta para valorar a cada una de las Mesas de la Jornada. La valoración de cada una de ellas fue la siguiente:
Mesa de sociólogos/as: Sólo un 5,8 por ciento dieron una valoración inferior a cinco puntos mientras que un 59,6 por ciento valoraron muy positivamente (entre 8 y 10 puntos) las intervenciones de esta Mesa. La puntuación media fue de 7,4
Mesa de políticos/as: Un 19,6 por ciento de valoraciones fueron inferiores a cinco puntos, en tanto que un 23 por ciento valoraron a esta mesa con 8, 9 ó 10 puntos. La puntación media fue de 5,8.




La Mesa de Profesionales de la intervención fue la que obtuvo una mejor puntuación media, 7,8, de entre las Mesas de ponentes adultos. Quienes la valoraron entre 8 y 10 puntos fueron el 61,7 por ciento y sólo un 4,2 por ciento puntuaron a la Mesa por debajo de 5 puntos
Respecto a la Mesa de profesionales de los medios de comunicación (Periodismo), un 42,5 de cuestionarios la valoraron entre 8 y 10 puntos y ninguna valoración fue inferior a 5. Su valoración media fue 7,2.
Por último la valoración de la Mesa de niños/a y adolescentes recibió la máxima valoración pues el 87,2 por ciento de personas otorgaron entre los 8 y los 10 puntos y la puntuación media fue de 9,1.

PROPUESTAS RECOGIDAS

Valoramos de forma especial las aportaciones cualitativas de las personas que contestaron a la encuesta de satisfacción, ya que este tipo de ideas no quedan recogidas en las ponencias ni, frecuentemente, se formulan en los coloquios.
Por otra parte, son aportaciones que proporcionan un "plus" de maduración y punto de vista global al estar realizadas en los días siguientes a la Jornada.
Entre todas las ideas y propuestas, cabe reseñar por ser coincidentes en muchas respuestas las siguientes:
En la mayoría de las aportaciones se coincide en la satisfacción con la temática, con los contenidos y con la forma de abordarlos.
"felicitarles por la organización de esta jornada, tanto por la temática planteada como por la forma en que se ha llevado a cabo el debate, resultando dinámico, de altura intelectual y profesional, y con medida humana. Esto último significa que ha sido bien acotado un tema tan complejo, teniendo en cuenta el tiempo asignado. No ha resultado desbordante y sí muy intenso, despertando interés para pensar en muchas cosas.

En segundo lugar, aunque pueda ser una cuestión secundaria, la gratuidad del curso ha resultado un detalle que confirma que un elevado coste de matrícula no garantiza una mayor calidad en la propuesta, ni al contrario".
Diversas propuestas inciden en el interés de darle continuidad a esta Jornada realizando una segunda edición, con mayor duración. Para dar cabida a otros ámbitos profesionales, especialmente el del profesorado.
"… si se diera continuidad a este encuentro, abordaría con profundidad dos ámbitos prácticamente ausentes, siento como son los entornos habituales en los que se desarrolla la vida infantil: la familia y la escuela. Sobre todo esta última…"
También se ha insistido en ampliar el tiempo de coloquio:
"Aumentar el tiempo dedicado al coloquio. Facilitar información digital previamente para iniciarse o profundizar en determinados temas relacionados. Felicitar la organización. Valorar la presencia en redes sociales".
Ampliar el tiempo procurando que se desarrolle en varias tardes para permitir que puedan asistir los niños a toda la sesión.
"Que los niños hubieran estado presentes en las demás mesas para realmente que ellos tuvieran una idea de los que se debatía en ellos y poder intercambiar realmente impresiones"
"Quizás se podría repartir la jornada en dos tardes para posibilitar mayor participación de los niños/as y adolescentes".
También varias aportaciones coinciden en la necesidad de tener mayor presencia en las redes Sociales

∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎



Reseñas de la Jornada

  • Revista del Ilustre Colegio Oficial de Doctores y Licenciados en Ciencias Políticas y Sociología

http://colpolsocmadrid.org/2014/03/10/jornada-la-imagen-actual-de-la-infancia/

  • Boletín de UNICEF España (marzo 2014)



  • Revista y Blog de la Asociación Grupo de Sociología de la Infancia y Adolescencia (GSIA) marzo 2014



  • Revista de la Plataforma de Organizaciones de Infancia y Adolescencia (POI)

http://plataformadeinfancia.org/como-cambiar-la-imagen-que-tiene-la-sociedad-de-la-infancia-y-la-adolescencia/

  • Youtube

https://www.youtube.com/watch?v=OYlU8115N18

Final del formulario



∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎∎




1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal