Dirección de Educación Superior



Descargar 137,54 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión07.05.2017
Tamaño137,54 Kb.
  1   2
PROVINCIA DE BUENOS AIRES
Dirección General de Cultura y Educación

Dirección de Educación Superior

Instituto de Formación Docente Nª 9




Carrera: Profesorado de Educación Especial
Espacio Curricular: Lengua y literatura y su enseñanza I

Módulo de Aprendizaje Independiente




Curso: 1er año
Ciclo Lectivo 2008
Profesores: Susana Di Pascua

Gustavo Rojas




Índice

SEGUNDA PARTE


Segundo Encuentro presencial





  • Curso:

  • Horarios:

Actividad introductoria

Consigna:

Observar el cuadro y responder:

  1. ¿En que situaciones de comunicación se utiliza mayoritariamente la lengua oral? ¿Por qué?

  2. ¿En que situaciones de comunicación se utiliza mayoritariamente la lengua escrita? ¿por qué?

  3. ¿Qué diferencias expresivas entre la lengua oral y la escrita puede rastrear a través del cuadro. Ejemplifique teniendo en cuenta los géneros discursivos que más utiliza.

  4. Imagine lo que está pensando el alumno del dibujo cuando su maestra le entrega su examen y escríbalo como lo expresaría oralmente.

  5. Imagine los comentarios de la docente y redáctelos teniendo en cuenta su expresión y la del niño.




Lengua Oral


Lengua escrita

1.Esquema de la comunicación oral:

Hablante


Mensaje ( lo que se dice)

Oyente


1.Esquema de la comunicación escrita:

Escritor


Mensaje ( lo que se escribe)

Lector



  1. Se desenvuelve en tiempo, secuencia o sucesión temporal. Es aire y va y viene.

Es redundante y tiene predominio de frases cortas.

2.Se extiende en el espacio. Se desenvuelve en el tiempo. Se establece en formas y materiales visibles. Vemos el conjunto de la escritura (página o libro) y calculamos la duración de la lectura. Es perdurable en el tiempo. Más objetiva y menos redundante. El escrito es más denso en información.


3.Hablante y oyente conviven en espacio y tiempo y comparten una situación dada. El referente está implícito, sobreentendido en el acto de hablar.

3.La escritura y la imprenta separan al escritor y al lector en el espacio y tiempo. Desprendida de una situación dada, surge la necesidad del escritor de explicar y enunciar al referente ( explicar de qué se habla).


4.Grupo social: Hablante-oyente. Reversibilidad de funciones. Alternancia. Posibles interrupciones del oyente, que puede hacerse oír .

Existencia dependiente del hablante. Diálogo



4.Grupo social: escritor-lector. Irreversibilidad de funciones. El escritor impone al lector una obre inalterable. El lector no puede en una redacción ya consumida.

La obra tiene existencia independiente de su autor. Debe interpretarse por si misma.




5.Tiene destinatario preciso. Es menos explícita

5 Sin destinatario preciso ( excepto las cartas). El destinatario es cualquier lector capaz de comprenderlo. Por eso es más explícita. Debe precisar a qué público se dirige, a qué pregunta responde, prever las objeciones, preocuparse por ser comprendido por todos.


6.Se presta más por lo expresivo

  1. Se presta más al pensamiento racional



  1. Isomorfismo parcial: una mima oración hablada tiene muchas variables expresivas, de acuerdo con las distintas formas de comunicación ( acentos, entonaciones, etc.)



7.Isomorfismo parcial: una mima oración escrita tiene pocas variables.

8. Habla compuesta por:

Rasgos verbales

Fenómenos fónicos ( Corporales acento, ritmo, intensidad)

Fenómenos no fónicos ( movimientos, gestos, Corporales, faciales, posturas puntuación, etc).




8. Escritura compuesta por signos gráficos o grafemas. Formas para grafológicas que equivalen a la Puntuación y el acento ( Puntuación, uso de mayúsculas, uso de cursiva, etc.)

  1. Instantáneo: Se relaciona al proceso de articulación del lenguaje con el proceso de pensar ( pensar en voz alta)






9.Planeado, revisado.

10.Espontánea: formas descuidadas, recomienzos, vacilaciones

10. No es espontánea. Tiene permanencia y posibilidad de revisión. Reescritura, tachaduras, correcciones.


11. Unidad mínima: La cláusula o unidad de información


11. Unidad mínima: La oración

12. Más rica en procedimientos expresivos (aumento del tono de voz, usar pausas, etc.)


12. Menor expresividad

13. Los significados de actitud se expresan automáticamente.


13. Se expresan sólo como formas citadas: “Dijo, con sentimiento”.





Texto 1:

La escritura

A quienes pertenecemos a culturas con tradición escrita nos resulta difícil imaginar de qué manera se conserva la información en las culturas orales. La palabra escrita está tan integrada a nuestras prácticas cotidianas que parece haber existido siempre. Pero durante miles de años los hombres vivieron, se organizaron, trabajaron, se comunicaron y produjeron arte sin la mediación de la escritura. Del mismo modo, existen hoy en el mundo pueblos que no han desarrollado escritura y cuyas prácticas y actividades, tanto sociales y culturales como familiares, comerciales y productivas en todo sentido dependen de la lengua oral y de la capacidad de almacenamiento de la memoria, que, con el auxilio de diversos recursos fónicos, conserva la información, los textos, las tradiciones, dando cohesión y continuidad a esa cultura.

Existen distintas formas de escribir. Nuestra escritura es alfabética, dado que cuenta con un sistema de signos o figuras -el alfabeto- que representan visualmente los sonidos de la lengua oral.

Denominamos "alfabetización " al proceso por el cual se transmite o enseña la escritura alfabética.

La institución encargada de este proceso es, en general, la escuela, ya que se trata de un adiestramiento costoso y especializado, que exige un entrenamiento sistemático y agentes preparados para llevarlo a cabo. Si bien muchos niños aprenden a leer y escribir antes de empezar la escuela, la mayoría lo hace allí. Del mismo modo que la lengua oral se aprende en el contacto con enunciados orales, la lengua escrita se aprende en contacto con enunciados escritos; pero los enunciados orales forman parte del entorno familiar del niño, la lengua oral se aprende espontáneamente en los intercambios cotidianos, mientras que los enunciados escritos, aunque formen parte de ese entorno (etiquetas, carteles, indicaciones diversas), requieren el dominio del código escrito (el alfabeto y sus reglas de transcripción y combinación) para ser descifrados y producidos, y este conocimiento no se adquiere espontáneamente.

La importancia que la escritura ha llegado a tener en buen parte del mundo, dada su extensión como herramienta de conocimiento y comunicación, ha llevado a propiciar campañas de alfabetización, lo que constituye un emprendimiento democrático ya que el analfabetismo es un factor de marginaci6n debido a que gran parte de los intercambios comunicativos se hacen a través de la escritura. Por esta razón, los países del mundo occidental que llevaron a cabo transformaciones sociales importantes tuvieron como objetivo prioritario la alfabetización de los sectores -en muchos casos, mayoritarios- marginados por carecer de esta competencia.

La escritura, la técnica que permite fijar un enunciado en una superficie perdurable, se inventó 3.500 años A.C. en la Mesopotamia, en Sumer. Pero fueron los fenicios quienes introdujeron el alfabeto, aunque la palabra deriva del nombre de las letras "a!fa' y "beta' griegas. Nuestro alfabeto proviene del griego, ya que en el fenicio no existían las vocales.

Durante los primeros 1.500 años de vida, el uso de la escritura fue básicamente comercial y administrativo: contratos de compra-venta, de adopción, de matrimonio, inventarios, etc. Y la forma más frecuente que adoptaron esos primeros escritos fue la de listas de ítems o tablas: inventarios de objetos que constituían botines de guerra. de especies animales y vegetales (a modo de primitiva enciclopedia), de fechas y acontecimientos que habían tenido lugar (los llamados anales, que son un antecedente del discurso histórico). Los antropólogos que se han dedicado a estudiar estos orígenes de la escritura han relacionado los usos y las características de la misma con el desarrollo de formas de pensamiento que serían propias de las culturas gráficas o escritas. Se considera que la escritura, por el hecho de que separa a las palabras de su contexto inmediato y vivencial -el de la comunicación oral-, y las fija sobre una superficie, establece una distancia entre el sujeto que escribe o lee y el enunciado, que favorece el pensamiento abstracto. Por eso, el desarrollo de la ciencia está unido al de la escritura. Pero también, por el uso que se ha hecho de ella a lo largo de la historia, la escritura ha sido un instrumento de dominación y control: los pueblos con escritura impusieron sus ideas y sus sistemas de pensamiento a los que no la tenían, del mismo modo que las clases poderosas impusieron su discurso y su ideología valiéndose de este medio de comunicación. No obstante, por el tipo de procesos intelectuales que favorece, la escritura estimula el análisis y una actitud crítica. De allí que, paradójicamente, la escritura es a la vez una herramienta de dominación y de liberación del ser humano, un arma de doble filo.” Arnoux, et A .En: Talleres de lectura y escritura. Bs As. F F y L. UBA, 1995.
Actividad presencial Nº 1
Leer para reflexionar

Consigna:


  1. Leer el texto sobre la escritura y analizar ( en grupos):

  • ¿Cuáles fueron sus orígenes?

  • ¿En qué consiste la alfabetización?

  • ¿Por qué la escritura genera una distancia entre el sujeto que escribe y el que lee?

  • ¿Porqué el autor la considera un “arma de doble filo”?



Actividad presencial Nº 2

Textos 2 y 3

Consigna :

Leer las dos fábulas :

¿Qué tipo de moraleja transmiten?

¿Qué sucedería si se tratara de narrarlas oralmente a los alumnos?

¿Serían comprendidas?

Rescribirlas , teniendo en cuenta la utilización de recursos propios de la oralidad y posibles cambios en el final.

Realicen un comentario con las dificultades que surgieron en la tarea.


El conejo y el león
Un célebre psicoanalista se encontró cierto día en medio de la Selva, semiperdido. Con la fuerza que dan el instinto y el afán de investigación logró fácilmente subirse a un altísimo árbol, desde el cual pudo observar a su antojo no sólo la lenta puesta del sol sino además la vida y costumbres de algunos animales, que comparó una y otra vez con las de los humanos.

Al caer la tarde vio aparecer por un lado, al Conejo, por otro, al León.

En un principio no sucedió nada digno de mencionarse, pero poco después animales sintieron sus respectivas presencias y, cuando toparon el uno con el otro, ,cada cual reacciona como lo había venido haciendo desde que el hombre era hombre.

El León estremeció la Selva con sus rugidos, sacudió la melena majestuosamente comno era su costumbre y hendió el aire con sus garras enormes; por su parte, el Conejo respiró con mayor celeridad, vio un instante a los ojos del León, dio media vuelta y se alejó corriendo.

De regreso a ciudad el célebre psicoanalista publicó un famoso tratado que demuestra que el león es el animal más infantil y cobarde de la selva, y el conejo el más valiente y maduro: el león ruge y hace gestos de amenaza al universo movido por el miedo; el conejo advierte esto, conoce su propia fuerza, y se retira antes de perder la paciencia y acabar con aquel ser extravagante y fuera de sí, al que comprende y que después de todo no ha hecho nada
El grillo maestro

Allá en tiempos muy remotos, un día de los más calurosos del invierno el Director de la Escuela entró sorpresivamente al aula en que el grillo daba a los grillitos su clase sobre el arte de cantar, precisamente en el momento de la exposición en que les explicaba que la voz del grillo era la mejor y la más bella entre todas las voces, pues se producía mediante el adecuado frotamiento de las ala, contra los costados, en tanto que los pájaros cantaban tan mal porque se empeñaban en hacerlo con la garganta, evidentemente el órgano del cuerpo humano menos indicado para emitir sonidos dulces y armoniosos.



Al escuchar aquello, el Director que era un Grillo muy viejo y muy sabio asintió varias veces con la cabeza y se retiró, satisfecho de que en la Escuela todo siguiera como en sus tiempos. Augusto Monterroso. La oveja negra y demás fábulas.
Texto 4
Leer y escribir
Leer no es fácil; tampoco escribir. En buena medida, la dificultad se debe a que la comunicación escrita es diferida: la emisión y la recepción del mensaje escrito no se producen simultáneamente, sino que inedia tiempo entre ellas, lo que obliga tanto al escritor corno al lector a imaginarse a su interlocutor, que no está presente. En el caso del escritor, debe imaginarse al destinatario de su mensaje para poder adecuar su discurso a la comprensión de aquél. En el caso del lector, éste reconstruye las intenciones comunicativas del escritor, lo que es un aspecto importante en la asignación de un sentido al texto. Se trata, entonces, de una comunicación en ausencia.

El carácter diferido de la comunicación escrita hace necesario, a su vez, que el escritor trate de eliminar de su texto las ambigüedades que pudieran provocar malentendidos, ya que no va a estar presente para corregirlos en el momento en el que el mensaje sea recibido.

Por eso al escribir se revisa el texto y se lo corrige antes de ponerlo en circulación. Frente a la comunicación oral cara a cara, que es general, espontánea, la comunicación escrita es controlada: el escritor puede planificar lo que va a decir y volver atrás sobre lo escrito para reformularlo cuantas veces quiera. Y de este control depende la eficacia de la comunicación escrita. El proceso de producción de un texto comienza antes de la redacción propiamente dicha, con una evaluación consciente del tipo de texto más adecuado y la elaboración de un plan. Este proceso de planificación implica actividades de búsqueda, selección y composición de los conocimientos pertinentes para la resolución de la tarea, que están archivados en la memoria o bien provienen de otras fuentes (de otros textos, de entrevistas, etc.). El plan comprende como mínimo una representación de la finalidad del escrito (qué es lo que se quiere escribir y para qué) y una representación del destinatario (para quién se escribe). La planificación de un texto argumentativo, por ejemplo, exige que el escritor seleccione de su memoria datos y hechos vinculados con el tema, que distinga los argumentos que apoyan la tesis que quiere defender de los contra- argumentos que se oponen a la misma, que los jerarquice y los agrupe según su fuerza y su grado de pertinencia en relación con el destinatario al que se dirige y con el propósito que se persigue con el texto, entre otras variables. En síntesis, la finalidad del escrito, el tema y la representación del destinatario guían la búsqueda de los datos pertinentes y su presentación en el texto. La relectura o revisión del texto a medida que se lo va escribiendo permite, pos su parte, su corrección y su ajuste.. Esta lectura completa el circuito comunicativo en el que el texto se inscribe y da sentido a la actividad misma de escribir. Escribir y leer son, pues, prácticas complementarias. Frente al texto, el lector se guía por sus conocimientos previos del tema y del género en el que aquél se inscribe (no es lo mismo, por ejemplo, la lectura de una novela que la de un manual de geografia), anticipando el contenido y la organización que éste va a presentar en ese texto, desde antes de iniciar la lectura y durante la misma. Se lea por obligación o por propia elección, la lectura está siempre precedida por informaciones y valoraciones que inciden en la comprensión y la interpretación del texto. Cuando elijo un libro en la librería o en la biblioteca, mi elección se basa en algún conocimiento previo, por difuso que sea, del terna, del autor, del género o del propio texto; del mismo modo, cuando un profesor encarga la lectura de un texto de estudio, brinda un marco para facilitar la comprensión: el texto corresponde a determinada unidad del programa, se relaciona con el tema dictado anteriormente, etc. También lo que se llama "paratexto", es decir, tapa, contratapa, solapa, índice, bibliografia, introducción, prólogo ilustraciones de un libro, brindan al lector información útil a 1a hora de elegir qué leer o de emprender concretamente la lectura.

Desde este punto de vista, la lectura podría ser definida como una actividad de formulación y verificación de hipótesis. Pero toda lectura está guiada, además, por la necesidad o el deseo de obtener información nueva. Confirmación e información son entonces las dos fuerzas que sostienen e impulsan la lectura: lo conocido brinda los esquemas para dar sentido a lo nuevo. A medida que avanza en la lectura, el lector va incorporando la información nueva que el texto le brinda a la que ya tiene almacenada en la memoria y de esta manera construye el sentido o interpreta el texto. En el proceso de la lectura -que es a la vez una actividad perceptiva y una

actividad intelectual- el lector va también completando por inferencia lo que el texto no dice pero da a entender. Umberto Eco definió el texto escrito como un "mecanismo perezoso”porque deja muchas cosas sin explicitar, confiando en la capacidad del lector para completarlas. Puesto que en este el lector no cuenta con la ayuda del escritor para salir de dudas o verificar si el camino elegido es correcto, también aquí la relectura, la vuelta atrás, cumple un rol decisivo.

La lectura es un proceso en el que el lector debe realizar movimientos cooperativos, activos y conscientes para interpretar el texto. Un aspecto fundamental de la tarea interpretativa consiste en reponer las informaciones faltantes, completar el texto: se

infieren las circunstancias de enunciación del texto (lugar, tiempo, objetos, género discursivo) e el mundo de referencia del mismo (real o imaginario, concreto o abstracto). Desde ya que cada lector completa el texto desde su propia competencia, su conocimiento del mundo y sus creencias. La competencia comunicativa del lector le. proporciona, entre otros conocimientos, esquemas o modelos de organización de la información según tipos de textos, lo que facilita la comprensión porque ayuda a integrar el sentido según un esquema o modelo conocido. Por eso, cuanto más se lee y mayor es la diversidad de los materiales de lectura, más se facilita la tarea de leer: la competencia lectora se desarrolla con la práctica.
Actividad presencial Nº 3
1. Elaboren un esquema de contenido con los conceptos fundamentales que se desarrollan en estos dos textos de Arnoux.. Recordar el ejemplo de esquema propuesto en la primera parte del módulo.
Actividades semipresenciales obligatorias

Curso:

Fecha de entrega:

Actividad obligatoria Nº 1

Entrega individual

Consigna 1

Leer los textos :


  • Ciencias del lenguaje. Competencia comunicativa y enseñanza de la lengua” de Lomas y otros

  • Aprendizaje del lenguaje escrito” de Liliana T Landsmann

  • Nuevas perspectivas sobre los procesos de lectura y escritura” de Emilia Ferreiro




    • Responder:

      1. ¿Cómo analizan los procesos de adquisición de la lengua cada uno de los autores?

      2. ¿Cómo se propone el acceso al lenguaje escrito?

      3. ¿Qué importancia tuvieron para el desarrollo de estas capacidades los relatos infantiles?

      4. ¿Cuáles son los fines sociales de la enseñanza de la lengua?

      5. ¿Cuáles serían los niveles planificación y quiénes los encargados de llevarlos a cabo?

      6. ¿Cuáles son las características de la planificación didáctica de la lengua?

      7. ¿Por qué es importante, para la enseñanza de la lengua, la selección de un modelo didáctico , de un método y de objetivos del proceso?

      8. Explique las decisiones que debe tomar el docente acerca de los contenidos, las actividades y la evaluación.

  • Activad práctica:

      1. Elabore una breve planificación que establezca una serie de tareas para lograr un objetivo determinado. Por ejemplo: la comprensión lectora de un texto ( tener en cuenta el tipo textual y el género discursivo al que pertenece, como así también el nivel y las características de los alumnos a los que va dirigido).


Actividad obligatoria Nª 2

Para realizar en pequeños grupos

Consigna 2


    1. Elaborar una síntesis explicativa sobre la importancia de la relación texto- contexto a partir de la lectura del texto de Teun A van Dijk, “La ciencia del texto”.


Actividad obligatoria Nº 3

Para realizar en pequeños grupos

Consigna 3

  1. Leer el capítulo VII del texto de Beatriz Lavandera “Curso de lingüística para análisi del discurso” y analice:

    • Su modo de encarar los textos

    • Sus objetivos de análisis

    • La metodología utilizada

    • El corpus seleccionado

    • Los análisis que realiza de cada uno de los textos.

  2. Con esta apoyatura teórica de base y con el material propuesto, por la cátedra, para las actividades semipresenciales, elabore un texto argumentativo para exponer ante un auditorio que refleje algún tema que le preocupe. Por ejemplo: La violencisa social

  3. Entregar una copia impresa del mismo en la fecha estipulada.


Material de apoyo para la resolución de las actividades semipresenciales
Algunas conclusiones sobre la lectura
A lo largo de esta segunda parte, hemos propuesto revisar la concepción tradicional de la lectura como decodificación, según la cual leer sería sumar letra a letra y palabra a palabra hasta completar y desentrañar el significado del texto.
En su lugar hemos tratado de verificar que la lectura es un modo de procesar la información que el texto trae (y que no está sólo en las palabras), una actividad inteligente que pone en relación a un lector y a un texto, y a partir de la cual ambos resultan modificados.
Hemos desarrollado también las estrategias que el lector pone en juego guiado por su interés primordial: obtener un significado del texto, y cómo influyen sus conocimientos previos acerca del tipo de texto, del lenguaje, del tema o del léxico.
Por último, hemos sugerido algunas actividades para concretar en el futuro trabajo en las aulas esta concepción de la lectura. La variedad de formatos y de objetivos para la lectura intenta acercar las prácticas escolares a las situaciones de lectura verdadera imperantes en la sociedad.
Si bien no nos hemos ocupado especialmente en este módulo de la adquisición de la lecto-escritura creemos que las reflexiones acerca del texto, la situación de comunicación, las tipologías textuales o los procesos de lectura y de escritura son básicas para encarar cualquier abordaje de las propuestas que hoy circulan.
En cuanto al trabajo con la lengua oral no es éste el espacio para explayarnos. Sin embargo, es importante destacar que la lengua oral es el bagaje con el que el niño ingresa en la escuela, aunque sabe mucho sobre el lenguaje escrito, y que desde el ingreso se manifiestan diferencias debidas al entorno social y cultural en que está inmerso y a sus características personales.

Algunas preguntas frecuentes sobre el trabajo con la oralidad y la escritura en el nivel especial


  1. ¿Cuáles son las principales diferencias que existen entre la lengua oral y la lengua escrita?


Lengua oral

  • No aparecen signos ideográficos en la emisión, posee un continuo.

  • Ciertos sonidos son absorbidos por otros en la emisión sonora

  • La emisión ya es pasado, una vez emitida.

  • Para poder comunicar algo, es imprescindible la presencia del otro.

  • En el lenguaje oral, se patentizan la entonación, las variedades dialécticas, al pronunciar la misma letra.


Lengua escrita

  • Es necesario marcar espacios entre las palabras.

  • Se consignan los resabios ideográficos del lenguaje escrito (mayúsculas, tilde, signos de puntuación)

  • Para que el mensaje pueda ser leído, es necesario consignar todas las letras.

  • Las marcas sobre el papel, permiten una comunicación independiente de la distancia y del tiempo.

  • Se puede comunicar con otra persona que no está presente.

  • Aparecen letras que no tienen sonido (letra H), y otras irregularidades ortográficas.



  1. ¿Qué hipótesis establecen los niños a la hora de escribir?




  • Hipótesis presilábica

- Nivel 1

Diferencia dibujo de palabra. Necesita del dibujo para significar los textos. Escritura global, que intenta reproducir los rasgos típicos (imprenta manuscrita). Sólo es entendida por su autor. Relación entre el tamaño del referente y el tamaño de la palabra. Cantidad mínima de caracteres para que algo pueda ser leído. Escrituras iguales pueden servir para nombres diferentes.

- Nivel 2

Comienza a dar significado al texto escrito. Mayor definición en rasgos. Comienza a establecer correspondencias entre la emisión sonora y el texto escrito. Para nombres largos, palabras largas (hipótesis de cantidad). A nombres diferentes le corresponden escrituras diferentes (variación en la cantidad de signos, sin modificar la cantidad; agregar signos arbitrariamente; variación del orden lineal)




  • Hipótesis silábica

Primera relación sistemática entre los aspectos sonoros del lenguaje y la escritura. Las letras poseen valor silábico. Cada dos fonemas, corresponde un grafema.


  • Hipótesis de cantidad

Aparecen las letras comodines, sobre todo en las palabras bisilábicas, como forma de compensación, por la hipótesis de cantidad.


  • Hipótesis de variedad

Puede usar pseudo-letras o letras convencionales. Éstas pueden tener o no, valor sonoro estable.


  • Hipótesis de transición silábico alfabética

Conviven en una misma palabra la hipótesis silábica y la alfabética.


  • Hipótesis alfabética

Relación uno a uno entre fonema y grafema. Aún falta descubrir las diferencias entre el lenguaje hablado y el escrito.


  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal