DIÁlogos en la logia blavatsky sobre la Doctrina Secreta H. P. Blavatsky



Descargar 0,58 Mb.
Página5/8
Fecha de conversión20.03.2017
Tamaño0,58 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8

Estancia III


Sloka (1) . LA ÚLTIMA VIBRACIÓN DE LA SÉPTIMA ETERNIDAD PALPITA A TRAVÉS DEL INFINITO. LA MADRE SE HINCHA Y SE EXPANDE DE DENTRO AFUERA COMO EL PIMPOLLO DEL LOTO.


Reunión realizada en el No.17 de Lansdowne Road, Londres, W., el 14 de Febrero de 1889, bajo la presidencia del Sr. W. Kingsland.
«El uso en apariencia paradójico de la expresión “Séptima Eternidad” dividiendo así a lo indivisible, es santificado en la filosofía esotérica. Esta última divide la duración sin limites, en Tiempo incondicionalmente eterno y universal (Kála), y en Tiempo condicionado (Khandakála). El uno es la abstracción o nóumeno del tiempo infinito; el otro, es fenómeno, apareciendo periódicamente como efecto de Mahat la Inteligencia Universal, limitada por la duración Manvantárica.” (D.S. I pág. 115)
P 1: ¿El comienzo del Tiempo, como distinto de la Duración, corresponde a la aparición del Logos manifestado?
R 1: Ciertamente que esto no puede suceder antes. Pero «la séptima vibración», se aplica tanto al Primer Logos como al Logos manifestado; el primero, fuera del Tiempo y del Espacio, y el segundo, cuando ha comenzado el Tiempo. Solamente cuando «la madre se hincha» comienza la diferenciación, porque cuando el primer Logos irradia a través de la materia primordial y no diferenciada no hay acción alguna en el Caos. «La

última vibración de la Séptima Eternidad» es la primera que anuncia el Amanecer, y es sinónima del Primero o Logos inmanifestado. En esta etapa no hay Tiempo. No hay ni Espacio ni Tiempo en el comienzo; pero todo está en el Tiempo y en el Espacio una vez que se pone en marcha la diferenciación. En el momento de la primordial radiación, o cuando emana el Segundo Logos, esta radiación es potencialmente Padre-Madre, pero cuando aparece el Tercer Logos o Logos manifestado, se convierte en la Virgen-Madre. El «Padre y el Hijo» se encuentran en todas las Teogonías; por lo tanto, la expresión corresponde a la aparición del Logos inmanifestado y del manifestado: uno al comienzo y el otro al final de la «Séptima Eternidad».


P 2: ¿Puede Ud. entonces hablar del Tiempo como existiendo desde la aparición del Segundo Logos o Inmanifestado-Manifestado ?
R 2: Seguramente que no, pero (puedo decir) desde la aparición del Tercero. Es aquí donde reside una gran diferencia entre los dos, como acabamos de demostrar. La «última Vibración» comienza fuera del Tiempo y del Espacio, y termina con el Tercer Logos, cuando comienzan el Tiempo y el Espacio, vale decir, el tiempo periódico. El Segundo Logos participa de la esencia o naturaleza del primero y del último. No hay diferenciación con el Primer Logos; la diferenciación solamente comienza en el latente Mundo del Pensamiento, con el Segundo Logos, y recibe su plena expresión, es decir, se convierte en la «Palabra» hecha carne, con el Tercero.
P 3: ¿En qué difieren los términos Radiación y Emanación en La Doctrina Secreta?
R 3: En mi opinión, ellos expresan dos ideas totalmente diferentes, y son las mejores interpretaciones que se pudieron encontrar para los términos originales; pero si se les adjudica el significado corriente, se perderá la idea. La «radiación» es, por decirlo así, un brotar inconsciente y espontáneo, la acción de algo desde el cual procede este acto; pero la “emanación” es algo en lo cual se produce otra cosa en un constante fluir, y emana conscientemente. Un ocultista ortodoxo va más allá y dice que el perfume de una flor emana de ella «conscientemente», aunque esto pueda parecer absurdo a un profano. La radiación puede provenir de lo Absoluto; la Emanación no puede hacer eso. Una de las diferencias consiste en la idea de que la Radiación con seguridad, tarde o temprano, será reabsorbida mientras que la Emanación lleva a otras emanaciones y es completamente separada y diferenciada. Por supuesto al final del ciclo del tiempo, también la emanación será reabsorbida en el Uno Absoluto; pero entretanto, la emanación continúa durante todo el ciclo de cambios.

Una cosa emana de la otra, y, de hecho, desde un punto de vista, emanación equivale a evolución; mientras «radiación», en mi opinión representa (en el período precósmico por supuesto) una acción instantánea como la de una hoja de papel encendido debajo de una lupa, acto del cual el Sol nada sabe. Por supuesto los dos términos se usan por falta de mejores.


P 4: ¿Qué se quiere indicar por prototipos en la Luz Astral? (D.S. I pág. 116)
R 4: Luz Astral se usa aquí como una frase conveniente para un término muy poco comprendido, es decir: «El reino de Akasha, o Luz Primordial manifestado a través de la Ideación Divina.»

Esto último debe aceptarse, en este caso particular , como un término genérico para la mente universal y divina reflejada en las Aguas del Espacio o Caos, que es la verdadera Luz Astral, y al mismo tiempo un espejo que refleja y revierte un plano superior. En lo ABSOLUTO o Pensamiento Divino, todo existe y nunca ha habido un tiempo en que nada existiera; pero la Ideación Divina está limitada por los Manvántaras Universales. El reino del Akasha es el Espacio noumenal indiferenciado y abstracto que será ocupado por Chidakasam, el campo de la consciencia primordial. Tiene sin embargo varios grados en la filosofía Oculta; de hecho, «los siete campos». El primero es el campo de la consciencia latente que es coeva con la duración del Primero y Segundo Logos inmanifestados.

Es la «Luz que brilla en las tinieblas y las tinieblas no la comprendieron» del Evangelio de San Juan. Cuando suena la hora para que aparezca el Tercer Logos, entonces, desde la latente potencialidad irradia un campo inferior de consciencia diferenciada, la cual es Mahat o toda la colectividad de aquellos Dhyan-Chohans de vida senciente de los cuales Fohat es el representante en el plano objetivo como los Manasaputras lo son en el plano

subjetivo. La Luz Astral es aquello que refleja los tres planos más elevados de consciencia y está sobre el más inferior o plano terrestre; por lo tanto no se extiende más allá del cuarto plano, donde, podríamos decir, comienza el Akasha.

Hay una gran diferencia entre la Luz Astral y el Akasha y nosotros debemos recordarla. Éste último es eterno, la primera es periódica. La Luz Astral cambia no solamente con los Maha-Manvántaras, sino también con cada sub-período y Ciclo Planetario o Ronda.
P 5: Entonces, ¿ los prototipos existen en un plano superior que el de la Luz Astral?
R 5: Los prototipos o ideas existen primero en el plano de la Consciencia Eterna y Divina, y de allí son reflejados y revertidos en la Luz Astral, la cual también refleja en su plano individual inferior la vida de nuestra Tierra, registrándola en sus «cintas». Por lo tanto, la Luz Astral es llamada Ilusión. Es de allí de donde oportunamente obtenemos nuestros prototipos. En consecuencia, a menos que el Clarividente o VIDENTE pueda trascender este plano de ilusión, nunca podrá ver la Verdad, sino que se ahogará en un océano de auto-ilusiones y alucinaciones.
P 6: ¿Y qué es el verdadero Akasha?
R 6: El Akasha es la eterna consciencia divina que no puede diferenciarse, tener atributos, o actuar; la acción pertenece a lo que es reflejado de ella. Lo incondicionado e infinito no puede tener relación con lo finito y condicionado. La Luz Astral es el Cielo- Medio de los Gnósticos, en el cual es Sophia Achamoth, la madre de los siete Constructores o Espíritus de la Tierra, que no son necesariamente buenos y entre los cuales los Gnósticos situaron a Jehovah, al cual ellos llamaron Ildabaoth. (Sophia Achamoth no debe ser confundida con la divina Sophia) . Podemos comparar el Akasha y la Luz Astral, con respecto a estos prototipos, con el germen en la bellota. Esta última, además de contener en sí misma la forma astral de la futura encina, oculta el germen del

cual crecerá el árbol que contendrá millones de formas. Estas formas están potencialmente encerradas en la bellota, sin embargo el desarrollo de cada bellota en particular depende de circunstancias extrañas, fuerzas físicas, etc.


P 7: ¿Pero, cómo produce esto las infinitas variedades del Reino Vegetal?
R 7: Las diferentes variedades de plantas, son los rayos en los cuales se descompone el Rayo Único. A medida que el Rayo pasa por los siete planos, se descompone en cada plano en miles de millones de rayos hasta llegar al mundo de la forma, cada rayo penetrando en una inteligencia en su propio plano. De manera que vemos que cada planta tiene una inteligencia o su propio propósito de vida, por decirlo así, y hasta cierto

punto, su propio libre albedrío. Así es, por lo menos como yo lo entiendo. Una planta puede ser receptiva o no, aunque cada planta, sin excepción, siente y tiene una consciencia propia. Pero además de esto, todas las plantas, desde el árbol gigantesco hasta la más diminuta hoja de hierba o helecho, tiene, como nos enseña el Ocultismo,

una entidad Elemental de la cual ella es la envoltura exterior en este plano. De aquí que los Kabalistas y los Rosacruces del medioevo siempre hablaban de Elementales. Según ellos, todas la cosas poseen un espíritu Elemental.
P 8: ¿Cuál es la diferencia entre un Elemental y un Dhyan-Chohan o un Dhyani-Buddha?
R 8: La diferencia es muy grande. Los Elementales pertenecen solamente a los cuatro

Elementos terrestres y solamente a los dos reinos inferiores de la naturaleza (el mineral y el vegetal) en los cuales ellos se inmetalizan e inhierbalizan, por decirlo así. El término Hindú Deva puede aplicarse a ellos, pero no el de Dhyan-Chohan. El primero tiene un especie de Inteligencia Kósmica; pero los otros están dotados de un intelecto supersensitivo, cada uno de su clase. En cuanto a los Dhyani-Buddhas, ellos pertenecen a las Inteligencias Divinas más elevadas (u omniscientes), correspondiendo quizás a los Arcángeles Católico-Romanos.


P 9: ¿Hay una evolución de tipos a través de los varios planos de Luz Astral?
R 9: Ud. debe deducirla del símil de la evolución de la bellota. De la bellota crecerá una encina y esta encina, como árbol, puede tener mil formas, las cuales varían todas la una de la otra.

Todas estas formas están contenidas en la bellota, y aunque la forma que tomará el árbol

dependerá de circunstancias extrañas, sin embargo lo que Aristóteles llamó «privación de materia» existe de antemano en las ondas astrales. Pero el germen noumenal de la encina existe más allá del plano de la Luz Astral; es solamente la imagen subjetiva de eso lo que ya existe en la Luz Astral, y el desarrollo de la encina es el resultado del desarrollo del prototipo en la Luz Astral, desarrollo que procede desde los superiores a los planos inferiores, hasta que en el plano más bajo tiene su última consolidación y desarrollo de forma. y aquí reside la explicación del hecho curioso según la aseveración vedantina de que cada planta tiene su Karma y que su crecimiento es el resultado de este Karma. Este Karma proviene de los Dhyan-Chohanes inferiores que trazan el plan de crecimiento del árbol.
P 10: ¿Cuál es el verdadero significado de Manvántara o más bien, del Manu-Antara?
R 10: En realidad significa «entre dos Manus», de los cuales hay catorce en cada «Día de Brahma», tal «Día» consistiendo de 1.000 agregados de cuatro edades o de 1.000 «Grandes Edades» o Maha-yugas. Cuando analizamos la palabra «Manu» encontramos que los Orientalistas declaran que proviene de la raíz «Man» pensar, y de aquí el «hombre pensador». Pero esotéricamente cada Manu, como un patrón antropomorfizado de su ciclo particular, o ronda, por lo tanto, es tan solo la idea personificada del «Pensamiento Divino» (como el Hermético pymander). Cada uno de los Manus, por lo tanto, es el dios particular, el crea-dor y formador de todo lo que aparece duran te su propio respectivo ciclo de existencia o Manvántara.
P 11: ¿El Manu, es también una unidad de consciencia humana personificada, o es la individualización del Pensamiento Divino con propósitos manvantáricos?
R 11: Ambas cosas, puesto que la «consciencia humana» es un Rayo de la Divina. Nuestro Manas o Ego, procede de, y es, figurativamente, el Hijo de Mahat. Vaivasvata Manu (el Manu de nuestra propia Quinta Raza y de la Humanidad en general) es el Jefe y representante personificado de la pensante Humanidad de la Quinta Raza-Raíz; y

por lo tanto se lo representa como el Hijo mayor del Sol y un Antecesor Agnishwatta. Como «Manu» se deriva de Man, pensar, la idea está clara. La acción del pensamiento sobre los cerebros humanos es infinita. Así el Manu es, y contiene en sí la potencialidad de todas las formas pensantes que se desarrollarán sobre la tierra desde esa particular fuente de origen. En la enseñanza esotérica, él es el comienzo de esta tierra, de él y de su hija Ila nace la humanidad; él es una unidad que contiene todas las pluralidades y sus modificaciones.

De este modo cada Manvántara tiene su propio Manu y de este Manu los varios Manus o mejor dicho, todos los Manasas de los Kalpas que seguirán. Como analogía, él puede compararse a la luz blanca que contiene todos los otros rayos y les da nacimiento al pasar por el prisma de diferenciación y evolución. Pero esto pertenece a las enseñanzas esotéricas y metafísicas.
P 12: ¿Es posible decir que el Manu está relacionado con cada Manvántara como el Primer Logos lo está con el Maha-manvántara?
R 12: Es posible decir eso, si se quiere.
P 13: ¿Puede decirse que el Manu es una individualidad?
R 13: En sentido abstracto ciertamente no, pero es posible aplicar la analogía. El Manu es quizás la síntesis de los Manasas, y es una sola consciencia en el mismo sentido que mientras todas las diferentes células de las cuales está compuesto el cuerpo humano son consciencias diferentes y variadas, hay sin embargo una unidad de consciencia que es el hombre. Pero esta unidad, por decirlo así, no es una sola consciencia; es el reflejo de miles y millones de consciencias que el hombre ha absorbido.

Pero el Manu en realidad no es una individualidad, es el total de la humanidad. Podemos decir que Manu es un nombre genérico para los Pitris, los progenitores de la humanidad. Ellos provienen como he demostrado, de la Cadena Lunar.

Dan nacimiento a la humanidad, porque, habiéndose convertido en los primeros hombres, dan nacimiento a otros desarrollando sus sombras, sus yoes astrales. De ellos no solamente deriva la humanidad, sino también los animales, y todas las criaturas. En este sentido, en Los Puranas se dice de los grandes Yoguis, que originaron, uno las serpientes, otro todas las aves, etc. Pero así como la Luna recibe su luz del Sol, del mismo modo los descendientes de los Pitris Lunares reciben su luz mental superior del Solo «del Hijo del Sol». Porque todos Uds. saben que Vaivasvata Manu podría ser un Avatar o una personificación de MAHAT encargado por la Mente Universal de guiar y hacer progresar la Humanidad pensante.
P 14: Aprendemos que la humanidad perfeccionada de una Ronda se convierte en Dhyani-Buddhas y en los dirigentes del próximo Manvántara. Entonces, ¿qué relación tiene el Manu con las huestes de los Dhyani-Buddhas?
R 14: No tiene en absoluto ninguna relación, de acuerdo a las enseñanzas esotéricas. Pero puedo decirles a Uds. que los Dhyani-Buddhas nada tienen que ver con el trabajo práctico inferior del plano terrestre. Usando una ilustración: los Dhyani-Buddhas se pueden comparar a un gran regente en cualquier condición de vida. Supongamos solamente que se tratara de un hogar: el gran regente no tiene directamente nada que ver

con el sucio trabajo de una fregona. Los Dhyanis más elevados dan origen a jerarquías de Dhyanis cada vez más inferiores, más consolidados y más materiales hasta llegar a esta cadena de Planetas siendo algunos los últimos de los Manus, los Pitris y Antepasados Lunares. Como dije en el Vol. II de La Doctrina Secreta, estos Pitris tienen la tarea de dar origen al hombre. Ellos lo hacen proyectando sus sombras y la primera humanidad (si en verdad se la puede llamar humanidad) son los chayas astrales de los Antepasados Lunares, sobre los cuales la naturaleza construye el cuerpo físico, que al comienzo no tiene forma. La segunda Raza tiene cada vez más forma y es asexuada.

En la Tercera Raza se transforman en bisexuales y hermafroditas y luego finalmente separándose los sexos, la propagación de la humanidad se desarrolla de diversas maneras.
P 15: Entonces, ¿qué quiere Ud. decir con el término Manvántara, o como lo ha explicado «Manu-antara» o «entre dos Manus»?
R 15: Significa simplemente un período de actividad y no se emplea en ningún sentido limitado y definido. Se tiene que deducir del contexto de la obra que están estudiando cual es el significado de Manvántara, recordando también que lo que es aplicable a un período menor se aplica a uno mayor también y así inversamente.
P 16: ¿“Agua” es usada aquí en sentido puramente simbólico o tiene su correspondencia en la evolución de los elementos? (D.S. 1, pág.116)
R 16: Es necesario tener el cuidado de no confundir los elementos universales con los elementos terrestres. Ni, repito, los elementos terrestres significan los que se conocen como elementos químicos. Yo llamaría a los elementos cósmicos, universales, como los nóumenos de los elementos terrestres, y agregaría que cósmico no está limitado a nuestro pequeño Sistema Solar.

El Agua es el primer elemento cósmico y los términos «tinieblas» y «caos» se emplearon para indicar el mismo «elemento». Hay siete estados de materia de los cuales tres son generalmente conocidos, es decir, sólido, líquido, y gaseoso. Es necesario considerar todo lo cósmico y lo terrestre como existiendo en variaciones de estos siete estados. Pero es imposible para mí hablar en términos que son desconocidos para Uds., y por lo tanto imposibles de comprender. De este modo, «agua», el «cálido y húmedo principio» de los filósofos, se usa para indicar aquello que no es aún materia sólida, o mejor, aquello que no posee la solidez de la materia, como nosotros la entendemos. Esto se hace más difícil con el uso del término «agua» como un subsiguiente elemento en la serie de éter, fuego, y aire. Pero el éter contiene en sí a todos los demás y todas sus propiedades, y es este éter el hipotético agente de la ciencia física: además es la forma más inferior de Akasha, el único agente y elemento universal. Por lo tanto agua es

usado aquí para indicar la materia en su estado precósmico.
P 17: ¿Qué relación tienen los elementos con los Elementales?
R 17: La misma relación que la tierra tiene con el hombre. Así como el hombre físico es la quinta esencia de la Tierra, el Aire, el Fuego y el Agua, del mismo modo, un Elemental (llamado Sylfo, Salamandra, Ondina, etc.) es la quinta esencia de su elemento especial. Toda diferenciación de sustancia y materia, desarrolla un tipo de Fuerza inteligente y son estos los que los Rosacruces llamaron Elementales o espíritus de la

Naturaleza. Cada uno de nosotros puede creer en un Elemental que podemos crear por nosotros mismos. Pero este último tipo de creación de elementales no tiene existencia fuera de nuestra propia imaginación. Será una inteligencia, una Fuerza, buena o mala, pero la forma que se le ha dado y sus atributos serán los de nuestra propia hechura, al paso que al mismo tiempo esa forma tendrá una inteligencia derivada también de

nosotros.
P 18: ¿El “Huevo Virgen” y el “Huevo Eterno” son la misma cosa, o son diferentes etapas de diferenciación?
R 18: El «Huevo Eterno» es una Pre-diferenciación en condición laya o cero; por lo tanto, antes de la diferenciación no puede tener atributos ni cualidades. El «Huevo Virgen» ya tiene cualidades y por lo tanto es diferenciado, aunque en su esencia es lo mismo. Ninguna cosa puede estar separada de otra, en su naturaleza esencial.

Pero en el mundo de las ilusiones, en el mundo de las formas, de la diferenciación, todo, nosotros incluidos, parece estar separado.



7
Estancia III (continuación)
Reunión realizada en Lansdowne Road, 17, W., el 21 de Febrero, 1889 con la presidencia del Sr. W. Kingsland
Sloka (2) LA VIBRACIÓN SE PROPAGA REPENTINAMENTE TOCANDO CON SUS VELOCES ALAS simultáneamente) AL UNIVERSO ENTERO, y AL GERMEN QUE MORA EN LAS TINIEBLAS: TINIEBLAS QUE ALIENTAN (se mueven) SOBRE LAS ADORMILADAS AGUAS DE LA VIDA. (D.S. I pág. 117)
P 1: ¿Cómo debemos entender la expresión la vibración toca al universo entero y también al germen?
R 1: Ante todo, deben definirse los términos usados hasta donde nos sea posible, porque el lenguaje que se emplea aquí es puramente figurativo. El Universo no significa el Kosmos o mundo de las formas, si no el espacio sin forma, el futuro vehículo del Universo que se manifestará. Este espacio es sinónimo de “aguas del espacio”, con (para nosotros) la eterna tiniebla, de hecho, con Parabrahman. En síntesis, toda la Sloka se refiere al “período” anterior a cualquier manifestación. De la misma manera el Germen (el Germen son los eternos indiferenciados átomos de la futura materia) es uno con el Espacio, tan infinito como indestructible, y tan eterno como el Espacio mismo. De un modo similar, “la vibración” corresponde al Punto, el Logos Inmanifestado. Es necesario agregar una importante explicación. Empleando el lenguaje figurado, como se

ha hecho en La Doctrina Secreta, las analogías y las comparaciones son muy frecuentes. Como regla, la palabra Tinieblas, por ej. se aplica sólo a la totalidad desconocida o Absoluto. En contraste con las Tinieblas eternas, el Primer Logos es ciertamente Luz; y en contraste con el segundo o el tercero, el Logos manifestado, el primero es Tinieblas, y los otros son Luz.


Sloka (3). LAS “TINIEBLAS” IRRADIAN LUZ, Y LA LUZ EMITE UN RAYO SOLITARIO EN LAS AGUAS, DENTRO DEL ABISMO MATERNO. EL RAYO TRASPASA EL HUEVO VIRGEN; EL RAYO HACE ESTREMECER AL HUEVO ETERNO, Y DESPRENDER EL GERMEN NO ETERNO (periódico) QUE SE CONDENSA EN EL HUEVO DEL MUNDO. (D.S. I, pág.117}
P 1: ¿Por qué se dice que la Luz emite un rayo solitario dentro de las aguas y cómo se representa este rayo en relación con el Triángulo?
R 1: Aunque en este plano pueden aparecer muchos Rayos, cuando son retraídos a su fuente original en última instancia se resolverán en una unidad, como los siete colores prismáticos los cuales proceden todos de, y se resuelven en el único rayo blanco. De la misma manera, este Rayo uno solitario, se desarrolla en los siete rayos (y sus innumerables subdivisiones) solamente en el plan de la ilusión. Se representa relacionado con el Triángulo debido a que el triángulo es la primera figura geométrica perfecta. Como dijo Pitágoras, y se dice también en la Estancia, el Rayo (la Mónada Pitagórica) descendiendo del “no-lugar” (Aloka), se lanza como una estrella fugaz a través de los planos del no-ser en el primer mundo del ser, dando origen al Número Uno; luego ramificándose, a la derecha produce el Número Dos; volviéndose nuevamente sobre sí para formar la línea de base, produce el Número Tres, y de aquí asciende de nuevo hasta el Número Uno, y finalmente desaparece allí, para entrar en los reinos del no-ser, como demostró Pitágoras.
P 2: ¿Por qué las enseñanzas Pitagóricas se encontrarían en las antiguas filosofías de la India?
R 2: Pitágoras derivó sus enseñanzas de la India y en los libros antiguos encontramos que se habla de él, como del Yavanacharya o Instructor Griego. Así vemos que el triángulo es la primera diferenciación, sin embargo todos sus lados son delineados por el rayo único.
P 3: ¿Qué es lo que en realidad se quiere decir con el término “planos del no-ser”?
R 3: Cuando se usa la frase “planos del no-ser” debemos recordar que estos planos para nosotros son solamente esferas del no-ser, pero para las inteligencias superiores a nosotros son esferas del ser y de la materia. Los más elevados Dhyan Chohanes del Sistema Solar pueden no tener ninguna idea de lo que existe en los sistemas más elevados, esto es, en el segundo plano “septenario” Kósmico, el cual para los Seres del

siempre invisible Universo es enteramente subjetivo.


Sloka (4) . ENTONCES LOS TRES (el triángulo) CAEN EN LOS CUATRO (el cuaternario). LA RADIANTE ESENCIA VIENE A SER SIETE INTERIORMENTE, SIETE EXTERIORMENTE. EL LUMINOSO HUEVO (hiranyagarbha), QUE ES TRES EN SÍ MISMO (las tres hipóstasis de Brahma o Vishnu; los tres «Avasthas»), CUAJA Y SE ESPARCE EN COÁGULOS BLANCOS COMO LA LECHE, POR TODA LA EXTENSIÓN DE LAS PROFUNDIDADES DE LA MADRE, LA RAÍZ QUE CRECE EN LOS ABISMOS DEL OCÉANO DE VIDA. (D.S. 1, Pag.119}
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal