Derecho civil III



Descargar 216,25 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión11.01.2017
Tamaño216,25 Kb.
  1   2   3   4   5
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y SOCIALES

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LA PLATA.
Programa de enseñanza y examen de
DERECHO CIVIL III
Curso lectivo del año 2015
Cátedra del Prof. Regular Titular Dr. Luis F. P. LEIVA FERNÁNDEZ
OBJETIVOS GENERALES
-I-
El curso de Derecho Civil III se inserta en el currículo de la Carrera de Abogacía a continuación del estudio de la Parte General de Derecho Civil y de las Obligaciones y antes de los Derechos Reales y Derecho de Familia y Sucesiones.

Los contratos, que tienen por objeto a las obligaciones que de ellos surgen y a su vez sirven de título a los derechos reales, conforman junto con estas dos disciplinas el plexo de todo el derecho privado patrimonial.

El Programa de Enseñanza y Examen de Derecho Civil III que se eleva a consideración del Sr. Decano y por su intermedio al H. Consejo Directivo de la Facultad, utiliza conceptos adquiridos en el aprendizaje de Obligaciones Civiles y Comerciales que a través de las prestaciones adquiridas o prometidas en cada tipo contractual obtiene concreción práctica, y proporciona el conocimiento de un elemento esencial para la existencia de los derechos reales, cual es el modo.

No debe soslayarse – sin embargo - que es sobre la materia contractual, no sobre obligaciones o derechos reales, sobre la cual inciden en mayor medida el poder del Estado, y sus vicisitudes y contingencias temporales, y las fuerzas económicas que actúan en el mercado. De modo que es en el derecho contractual donde se producen las mayores y más rápidas mutaciones, y es – por tanto- el que rápidamente debe proporcionar elementos de equilibrio entre el particular contratante y las fuerzas referidas.

Es aquí también donde encuentran mayor aplicación las garantías patrimoniales reconocidas a los particulares por la Constitución Nacional.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
-II-
El programa de la Cátedra de Derecho Civil III que elevo a consideración del H. Consejo Académico de la Facultad reconoce como objetivos tanto la formación científica de los alumnos de la materia, como la profesional y ética.

Si bien estas tres metas surgen en forma concurrente de todo el contenido del programa, prefiero destacar por separado los aspectos principales referidos a la obtención de cada una de ellas.



-III-
La división clásica del programa de enseñanza en dos partes, una general - la Teoría General del Contrato - y otra especial, propende a la correcta formación científica.
1.- La primera de ellas reconoce a su vez dos estadios, el estructural o estático, y el dinámico.

a.- El estudio de la Teoría General del Contrato en su aspecto estructural comienza con la inserción del instituto dentro del campo de las relaciones y de los actos jurídicos y llega a expresar su concepto comparándolo principalmente con la convención. Luego se generalizan los caracteres de los contratos nominados y se agrupan extrayendo conclusiones referidas a los efectos de cada categoría. De tal suerte, se nos hace verdad la expresión del epistemólogo Thomas Kuhn quien sostuvo que conocer es comparar.

En el estudio de la Teoría General se utiliza el método del Código Civil y Comercial que también es el de la doctrina. Se estudia en ese orden el consentimiento, la capacidad para contratar, el objeto, la forma y la prueba.

En la formación del consentimiento y en la forma se hace hincapié en la desmaterialización del contrato, por entenderse que los conocidos como nuevos contratos no son más que modernas formas requeridas socialmente por razones de celeridad, seguridad, o impuestas por el tráfico masivo de las prestaciones clásicas de dar, hacer y no hacer. Entendemos que esta evolución de las formas no ha concluido, lo que nos lleva a proveer a los alumnos de los principios esenciales referidos al tema para que logren su posterior reconocimiento en las modalidades contractuales por venir.

Adquiere singular relevancia la contratación masiva – fruto de la producción igualmente masiva – y la contratación por adhesión y mediante cláusulas generales predispuestas, el derecho del consumidor que se perfila como una rama del Derecho Civil , así como el control judicial y legal sobre el contenido de dichas cláusulas.



b.- La Teoría General en su aspecto dinámico se encuentra reflejada en el análisis de los diversos efectos de los contratos. Junto a la seña, pacto comisorio, y exceptio non adimpleti contractus, que el nuevo Código Civil y Comercial regula bajo otras denominaciones, se incluyen modernos institutos como la frustración del fin del contrato y la clasificación de hechos y actos jurídicos extintivos, así como de los diversos supuestos de inoponibilidad.
2.- La extensión de la parte especial se encuentra compensada por la aplicación de muchos de los conceptos adquiridos en el estudio de la Teoría General.

Se prioriza el estudio de los contratos tipificados por sobre los que no lo están.

Las tres prestaciones clásicas – dar, hacer o no hacer - y las diversas formas se combinan para formar un número casi ilimitado de contratos. Se incluyen en el programa sólo aquellos más utilizados, analizados tanto desde su estructura y efectos jurídicos, como desde su función económica.
3.- No cabe duda que el Código Civil redactado por Dalmacio Vélez Sársfield constituyó un paradigma científico en toda América que proporcionó a la República paz y justicia durante más de cien años soportando honrosamente los embates de una realidad mutante. Tras varios intentos de reforma ha sido sustituido recientemente por el Código Civil y Comercial de la Nación cuya vigencia se ha adelantado al día 1° de agosto de 2015. No cabe, entonces, más que proceder a su estudio valorativo y crítico, comparando sus reglas en el aspecto funcional, con las hoy derogadas.

El estudio se debe integrar con referencias al derecho privado de los países limítrofes con los que nos vinculan no sólo lazos históricos sino también comerciales que propenden a la integración tal como ya se advierte en la Unión Europea a través de los anteproyectos de Harvey Mc. Gregor, de la Academia de Jusprivatistas Europeos y el Proyecto de Ole Landö e internacionalmente a través de los Principios de UNIDROIT.


-IV-
La formación profesional resulta inexcusable toda vez que el título de abogado habilita para el ejercicio de esta profesión. Constituye, por lo tanto, el segundo objetivo del programa preparar a los alumnos para enfrentar esa realidad. No basta con el conocimiento del derecho, la personalidad del abogado debe estar preparada para litigar o transar, para atacar o defender conforme a los intereses que le sean confiados.

He incluido también bibliografía específicamente destinada a proveer los elementos necesarios para la redacción sistemática y clara de los contratos mediante la aplicación de principios de legística, pues creo que las reglas de técnica legislativa aplicables a la creación de normas generales pueden reflejarse con beneficio en los contratos, que - desde ese punto de vista - son normas singulares.




-V-
La generosa atribución de efectos a la autonomía de la voluntad en el campo patrimonial que brinda la normativa sobre contratos, hace imprescindible que la formación científica y la profesional deban complementarse con el conocimiento de las pautas éticas que la rigen. Esto constituye el tercer objetivo de esta Cátedra.

El aprendizaje y el ejercicio del derecho debe efectuarse respetando en todo momento las reglas de la ética que son a la vez su última meta y el bastión de todo sistema jurídico sustentable.

Por ello el programa que se eleva contiene referencias al moderno instituto de fraude a la ley, y a la atenuación de la fuerza obligatoria del contrato por incidencia de los institutos de lesión, excesiva onerosidad sobreviniente, abuso de derecho, frustración del fin del contrato y estado de necesidad.

Para satisfacer este objetivo también he incluido en la parte referida al contrato de locación de servicios profesionales, el estudio básico de las normas de ética de los Colegios de Abogados .


-VI-
Concluyo con un listado de bibliografía recomendada, en el que se encuentra la más asequible por los alumnos y la atinente producida por el subscripto.

Al elevar este programa al H. Consejo Directivo, guardo la esperanza que su desarrollo por la Cátedra contribuya no sólo a la información, sino a la formación de los jóvenes que nos confía la República.


DISTRIBUCIÓN TEMPORAL
-VII-
El Programa de Enseñanza que se eleva desarrolla su contenido en 12 Unidades para Teoría General del Contrato y en 12 para su Parte Especial.

Como la Parte General proyecta su enseñanza sobre los contratos en particular, sea como aplicación de las reglas generales o como excepciones que deben destacarse, la enseñanza de dicha Parte General demandará aproximadamente el 50% de las clases previstas para el curso.


MÉTODO DE ENSEÑANZA
-VIII-
La enseñanza universitaria del derecho implica un encuentro personal entre el profesor y el alumno cuya consecuencia debe ser el proceso de aprendizaje el que importa la incorporación, no sólo de contenidos nuevos, sino también de una manera de comprometerse éticamente, pensar con criterio propio a partir del proporcionado por la comunidad científica, y actuar como profesional del derecho.

Estos objetivos se logran a través de la transmisión del contenido del programa, mediante el empleo de métodos didácticos en los que el docente a cargo de una Comisión guía al alumno en su descubrimiento, sin sustituir su propia actividad. Es mi concepción que debe incentivarse la búsqueda por el alumno, su investigación, por sobre la enseñanza pasiva y de contenido enciclopédico. Esto es así en razón que el contenido de la materia es de gran dinamismo.

Como el título de abogado no implica conocer la solución a todos los problemas jurídicos, sino que sólo habilita a que el egresado sepa como encarar su búsqueda, la enseñanza debe estar encaminada a privilegiar los métodos de investigación a partir de la realidad jurídica y económica de nuestro medio, en la que, en definitiva, estará inmerso.

Considero una práctica aceptable - por ejemplo -requerir a los alumnos la búsqueda de contratos innominados obtenidos de la realidad comercial (folletos, formularios, facturas, etc.), y luego solicitarles que los clasifiquen y señalen las normas que habrán de regirlos.

Asimismo el alumno debe familiarizarse con la redacción de contratos típicos y atípicos. Para esto, constituye una herramienta útil el solicitarles la corrección de algunos contratos administrados con defectos que los alumnos deberán descubrir y corregir.

En materia contractual un tema básico y plenamente vigente es el de los contratos innominados, ya que configuran un elevadísimo porcentaje de la realidad jurídica. Otro tanto afirmo respecto de los contratos de adhesión, y de aquellos cuya instrumentación se efectúa por teléfono o por medios electrónicos o informáticos .

A mi entender la materia contractual es de gran dinamismo y genera la mayor circulación de riqueza, a la par que es la que ofrece la satisfacción de la mayor cantidad de necesidades del individuo.

Por ello, la realidad negocial cotidiana ha llevado a la proliferación de nuevas manifestaciones contractuales que requieren del alumno la conciencia correcta de su existencia, y del Profesor la explicación adecuada atendiendo a los principios generales de la contratación.

Todo ello importa la absoluta necesidad de entrenar a los alumnos para la argumentación de temas. Considero básicamente erróneo por incompleto el caso práctico en el que se requiere su solución, ya que ello confunde la tarea del juez con la del abogado. A mi entender deben incorporarse interrogantes referidos a como argumentar para sostener mejor el interés del patrocinado, con lo cual se satisface la discriminación de los roles que cumplirán en la práctica el letrado del demandante, del demandado y el funcionario o magistrado judicial.

En el desarrollo de los Cursos, también se solicitará la realización de cuadros sinópticos que promoverán la síntesis de los conocimientos adquiridos a esa fecha, a la par que proporcionarán a los alumnos un instrumento amigable para consulta rápida.



EVALUACION
-IX-
Se evaluará en los alumnos el alcance de los objetivos específicos de la materia en forma permanente. Los alumnos conocerán el cronograma del curso, y deberán concurrir a clase con los temas previamente estudiados. Al final de la Parte General y de la Parte Especial se tomará una prueba de evaluación parcial individual, escrita u oral, conforme en todo a la Reglamentación vigente, sin perjuicio de las evaluaciones que pueda efectuarse en cada Comisión en forma oral durante el transcurso del año, y la de los trabajos prácticos, cuadros sinópticos etc., que pueda encomendarse en cada Comisión.


PROGRAMA DE ENSEÑANZA

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal