De Wikipedia



Descargar 348,31 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión21.08.2017
Tamaño348,31 Kb.
  1   2   3   4   5   6


Hititas

De Wikipedia


Los hititas, también llamados hetitas o heteos, fueron una población de origen indoeuropeo que se instaló en la región central de la península de Anatolia entre los siglos XVIII y XII adC, teniendo la ciudad de Hattusas como capital. Usaban una lengua propia indoeuropea, usando jeroglíficos propios y en otras ocasiones escritura cueniforme prestada de la asiria. Aglutinó a numerosas ciudades-estado de culturas muy distintas entre ellas llegando a crear un influyente Imperio gracias a su superioridad militar y a su gran habilidad diplomática, constituyéndose así como la "tercera" potencia en Oriente Medio (junto con Babilonia y Egipto. Perfeccionaron el carro de combate ligero utilizándolo con gran éxito, y se le atribuye una de las primeras utilizaciones del hierro en Oriente Medio como objeto de lujo.

Tabla de contenidos


  • 1 Arqueología de los hititas

    • 1.1 El nombre de Hatti

    • 1.2 El descubrimiento de los hititas

  • 2 Historia

    • 2.1 El ascenso del poder hitita

    • 2.2 El Reino Antiguo

      • 2.2.1 El Estado hitita de Hatusil I a Telebino

      • 2.2.2 Reino Medio o Periodo oscuro

      • 2.2.3 La irrupción de la equitación y del carro de combate

    • 2.3 Reino Nuevo

      • 2.3.1 El nuevo Imperio

      • 2.3.2 La batalla de Kadesh

      • 2.3.3 Declive, desastre y perduración de la influencia hitita

  • 3 Génesis del pueblo hitita y migración a Anatolia

  • 4 Escritura y arte

    • 4.1 Lengua Hitita

  • 5 Religión

  • 6 Lista de monarcas hititas

  • 7 Bibliografía de referencia

Arqueología de los hititas


A pesar de que hoy en día se conoce mucho sobre este pueblo, los hititas tras su desaparición cayeron en el más absoluto olvido hasta el siglo XIX. Es sorprendente que lo que llegó a constituir uno de los mayores Imperios de la Antigüedad haya pasado totalmente inadvertido durante tantos siglos. Gracias a numerosas excavaciones, algunas tan importantes como el descubrimiento de lo que sería algo así como un "archivo nacional" de Hattusas, y muchas referencias de origen asirio y egipcio, se ha podido reconstruir su Historia y a la vez llegar a descifrar la escritura.

El nombre de Hatti


No se sabe a ciencia cierta como se denominaban a sí mismos, el nombre de Hati proviene de las crónicas asirias que lo identificaban como el "País de Hatti" (Chati), y por otra parte los egipcios les denominaban "Heta", que es la transcripción arbitraria del jeroglífico "Ht" (la escritura egipcia carecía de vocales).

El término proviene de las referencias bíblicas. Éste era llamado "Hittim", que Lutero traduciría al alemán como "Hethiter", los ingleses lo convirtieron en "Hittites", mientras que los franceses los denominaron primeramente "Héthéens" para acabar llamándoles del mismo modo que los ingleses, "Hittites". "Hititas" es el término general que se usa en español (También se ha usado el de "Heteos", pero es poco frecuente y está en desuso). Las referencias en la Biblia sobre los Hititas las encontramos en Josué (3,10), Génesis (15,19-21), (23,3) Números (13,29) y Libro II de los Reyes (7,6).

En el libro 2 de Samuel, (11, 1-21), se hace referencia a un "Urías, el hitita", combatiente de los ejércitos del Rey David, y esposo de Betsabé. Luego de tomar a ésta última como concubina, mientras Urías se encontraba en campaña bélica contra los amonitas, David, después de embarazar a Betsabé, lo mandó a matar.

El descubrimiento de los hititas


En el año 1834 Charles Félix Tesier (1802-1871) descubre las ruinas de una antigua ciudad cerca de la aldea turca de Bogazköy (la que después sería identificada como su capital, Hattusas). En 1839, en su libro Description de l'Asie Mineure afirma que esas ruinas pertenecían a una civilización desconocida. En 1822, en Viajes por Siria y Tierra Santa, Johan Ludwig Burckhar habla del encuentro de una lápida con jeroglíficos desconocidos, algo que pasó en su momento inadvertido. Pero en 1863, los norteamericanos Augustus Johnson y el director Jessup seguirían las huellas de Buckhar en Hammath hasta encontrarla. Entre 1870-80 se investigan diversos restos por parte del misionero irlandés Willian Wright que traslada algunas piedras a Estambul, y H. Skeene y George Smith, que descubren Carquemis, encuentran restos de la "escritura desconocida", la misma escritura que encontraría en el año 1879 Henry Sayce en Esmirna.

En 1880, Sayce en una conferencia ante la "Society for Biblical Archaeology" afirma que todos esos restos pertenecen a los Hititas que menciona la Biblia. Cuatro años más tarde, William Wright aportando nuevas pruebas a la tesis de Sayce publica un polémico y atrevido tratado: El gran Imperio de los Hititas, con el desciframiento de las inscripciones hititas por el profesor A.H. Sayce.

Hacia el año 1887 se descubre en Tell-el-Amarna numerosa documentación egipcia de la época de Amenofis IV "el rey hereje", que incluye numerosa correspondencia con las primeras alusiones directas a los hititas. En 1888, Karl Humann y Felix von Luschan dirigen unas excavaciones en Sendjirli, y descubren una fortaleza hitita con numerosos bajorrelieves y toneladas de esculturas y vasijas de barro cocido. Entre 1891-92 William Flinders Petrie descubre tablillas en la misma "lengua desconocida" que se le llamaría primeramente "lengua Arzawa", debido a las alusiones que se hacían a un tal Arzawa. En 1893 el francés E. Chante desubre en Bogazköy fragmentos de tablillas en la misma lengua.

Pero el mayor descubrimiento lo hace entre 1905-09 Hugo Winckler, en una expedición a Bogazköy, donde encuentra más de 10.000 tablillas de lo que parecía ser un "archivo nacional" entre las cuales se encuentran textos bilingües, lo que permite descifrar numerosos documentos. Winckler afirma que esas ruinas pertenecen a la capital, la cual acaba denominando Hattusas. A partir de entonces, entre los años 1911-1952 la investigación se centra en descifrar la lengua hitita, cuyas mayores aportaciones las hace Johannes Friedrich que, en 1946, publica un Manual hitita y en 1952-54 un Diccionario de lengua hitita.



El punto culminente del descubrimiento de los hititas se produce durante las excavaciones dirigidas por Kurt Bittel en Bogazöy y las de Helmut Bossert en Karatepe, donde se encuentran nuevos textos bilingües que han ayudado a descifrar definitivamente la escritura hitita y la fijación de fechas.

Historia


Convencionalmente la historiografía de los hititas se ha venido estructurando del siguiente modo: Periodo Prehitita (+/- 2500 – 2400 a.C.) con asentamientos alrededor de la ciudad llamada hoy en turco: Alaca Hüyük, que sería el principal centro administrativo de los hititas hasta su cambio por Hattusas. Período Protohitita (+/- 2400-1620 a.C.) Influencia y enriquecimiento cultural por el contacto con numerosos asentamientos comerciales asirios, el más importante conocido era conocido como Karum. Apogeo y hegemonía de los hititas respecto a los pueblos protohitias, destrucción de la ciudad de Hattusas por parte del rey hitita Annita Reino antiguo o Imperio Antiguo (1620-1400 a.C.), iniciado con la supremacía del rey Labarna, aunque el Imperio no sería establecido hasta Hattusil I y aun incluso por su heredero Mursil I, que culminaría con el reinado de Telepinu (o Telebino). Se seguiría dentro de un periodo de cien años una etapa de decadencia y empobrecimiento de las ciudades, hegemonía regional del reino de Mitani, se le ha venido llamando periodo oscuro más bien por la escasez de documentos sobre esas fechas. Reino Nuevo o Segundo Imperio (1400/1450-1200 a.C.) recuperación y expansión de Hatti, hasta alcanzar en tiempos de Mursil II la máxima extensión y poder del imperio. Hacia el año 1200 otros pueblos indoeuropeos, a saber los frigios o los Gasga destruirían el imperio hitita. Algunos historiadores hablan de un periodo posterior “neohitita”, diversos pueblos reunificados tras el desastre demográfico del siglo XII, cuya influencia hitita se haría notar hasta el siglo VIII a.C., estos serían: Kizzuwatna, poblaciones asentadas en Cilicia; Malatya, que encabezaba la confederación de doce ciudades denominada, Tabal, cuyas ciudades más conocidas debían ser, Gurgum, Kumanu y Mild; Karkemish, Alepo, Kattina y Hamah, al norte de Siria, que fueron los estados neohititas más ricos; y por último, Urartu, localizado en los bordes del lago Van en Armenia. En cuanto al Urartu es el territorio llamado Ararat por los armenios, cuyo centro histórico se encuentra en el monte que le da nombre.

El ascenso del poder hitita


Es bien poco lo que se sabe acerca de los movimientos que tuvieron lugar durante los siglos anteriores en Asia Menor, Siria y Mesopotamia. El imperio de Sargon ya había desaparecido y la influencia Asiria iba decreciendo en Anatolia. Las ciudades-estado y los pequeños reinos guerreaban entre sí, se forjaban pequeñas alianzas de corta duración, sin que jamás se llegara a una concentración de poder efectiva.

Todo este panorama cambia cuando una población probablemente procedente del norte, aunque no es seguro así como tampoco es conocido su nombre, pero de la que sí se sabe que era indoeuropea, aparece y se instala en la región. Con toda probabilidad se trataría de unos cuantos de miles de personas, seguramente más enérgicos que los protohititas de la zona, con un alto sentido político y con buena fuerza militar, que lograrían una cierta hegemonía.

La invasión por parte de estos emigrantes se debió hacer sin esclavizar a los pueblos subyugados, granjeándose de este modo la amistad y respeto de los autóctonos, que acabarían convirtiéndose en sujetos leales al Estado hitita. Se conoce de la existencia de un Pittkhana de Kusara que al parecer conquistaría la ciudad de Nesa, aunque se plantea la posibilidad de que fuesen originariamente de esa ciudad.

Todo este proceso tuvo como protagonista a alguien llamado Annitas. Leemos en una estela de Annitas, rey de kusara: "La tomé por asalto durante la noche —dijo el rey— y en el lugar donde se levantaba la ciudad sembré cizaña. Que el dios de las tormentas aniquile a quien reine después de mí y ose repoblar Hattusas". Hacia el año 1800 a.C. Annitas destruye la ciudad de Hattusas y lanza un anatema contra quien ose reconstruir la ciudad. Annitas estaría considerado como el principal promotor del podería hitita en la zona, si más no su culminación. Sin embargo años después de su muerte la ciudad de Hattusas se reconstruye, los nuevos monarcas hititas pretenden descender de la casa de Kusara. De este periodo se conoce la existencia de dos reyes: Tudhalia (1740-1710 a.C) y Pusarrumas (1710-1680 a.C.), pero nada se sabe sobre ellos.


  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal