Critica de hume al pensamiento abstracto



Descargar 185,46 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión06.01.2017
Tamaño185,46 Kb.
1   2   3

Nota: Podríamos proponer un doble experimento. Por un lado vemos que podemos pensar e imaginar cuanto queramos y como queramos. Mas no podemos sentir lo que queramos. Así el caminante del desierto, muerto de sed, no puede sentir que tiene todo el agua que quiera. Podemos intentar tener una buena música o viajar para contemplar un bello panorama. Mas no basta con pensarlo o imaginarlo; hay que hacer algo más, hay que poner en juego los medios externos para conseguirlo.

Se dice que lo que sentimos son nuestras propias sensaciones. Bien, si al abrir los ojos yo lo que veo no es más que una imagen que se forma en mi retina, ¿por qué veo la imagen y no veo la retina, ni el cristalino u otros medios en los cuales se forma la imagen?. Ni siquiera veo mi ojo; a no ser por reflexión en un espejo. El hombre y los animales han visto durante millones de años, sin percatarse de que la visión se realizaba en la retina...



Estoy ante el televisor. Según esta teoría lo que veo son imágenes de imágenes: veo la imagen de la pantalla del televisor, en la que hay también otra imagen. Pregunto, ¿la imagen del televisor es también subjetiva o responde a algo objetivo?. La respuesta la da la técnica: la imagen de la pantalla no es más que la fase terminal de un proceso en que intervienen, al menos: una cámara, una red y un receptor. El sistema electrónico es un mecanismo técnico, no un psiquismo consciente: reproduce lo que transmite y transmite lo que capta la cámara. Por tanto, lo que veo en la pantalla es una imagen de un objeto real. Mas según esta teoría lo que ven mis ojos no es algo real: yo creo mis impresiones. Lo que ven mis ojos no se distinguiría de lo que se denomina últimamente "realidad virtual".
Otro experimento. Tengo en mi memoria la imagen de un viejo roble, bajo cuya sombra jugábamos de niños. Veo su grueso tronco maltrecho, por el que trepábamos hasta las ramas más exteriores, para deslizarnos luego por ellas hasta el suelo. Pues bien, ese árbol estaba situado en un paraje concreto, al pie de altas colinas, desde donde se divisa un pueblecito castellano, con su iglesia achatada de oscura piedra, en la colina de enfrente. El paisaje, entre bosques de robles y encinas, pertenece, como digo, a una provincia castellana; que a su vez se halla casi en el centro del mapa de España, que forma parte de Europa, etc., etc. Pues bien, lo que quiero decir es que todo esto se halla unido en la realidad, constituye un todo concreto inseparable realmente. Y, sin embargo, yo puedo representarme la imagen del paisaje anterior, prescindiendo, no ya sólo de la vieja Europa o del mapa de España, sino de la misma región en que se halla. Y puedo incluso representarme la imagen del viejo roble, prescindiendo del paisaje concreto del que forma parte integrante. Lo que no podría hacer es la operación contraria: pensar en el todo concreto, prescindiendo de sus partes integrantes. Pero puedo pensar e imaginar las partes, sin necesidad de representarme el todo. A esto es a lo que llamamos "abstracción". Y si ello es posible y legítimo incluso en el plano de lo sensible, ¿cómo no lo será en el plano de las ideas?.


1*publicado en: Pensamiento, 1977(53)425-451.
Hume, David., Treatise of Human Nature, Loc. cit., n. 17. Tenemos a la vista la edición: David Hume, "Philosophical Works" 1, edited by Green and grosse (Reprint of the new edition London 1886). Scientia Verlag, Aalen, l964. Citamos habitualmente por la trad. castellana: Tratado de la naturaleza humana, Edición de Felix Duque (Madrid, Editora Nacional, 1977).Y para mayor precisión, añadimos a veces la numeración marginal de la edición castellana, que según sus autores (cf. Prefacio), corresponde a la paginación de la edición Selby-Bigge. Hume tiene veintitrés años cuando redacta el Tratado; y lo hace, al parecer durante su retiro en La Flèche, " locus cartesiano por excelencia" (Cf. Estudio preliminar, p. 15, en la edición castellana citada).

2El "gran filósofo" es el Dr. Berkeley. El texto completo dice: "Un gran filósofo ha combatido la opinión tradicional sobre este asunto, afirmando que todas las ideas generales no son sino ideas particulares añadidas a un cierto término que les confiere mayor extensión, y que hace que recuerden ocasionalmente a otros individuos similares a ellas. Como me parece que éste ha sido uno de los mayores y más valiosos descubrimientos de los últimos años en la república de las letras, intentaré confirmarlo aquí aduciendo algunos argumentos, que espero lo pondrán más allá de toda duda y disputa"(Tratado, Lib. I, Parte 1, Secc. 7)

3Tratado,I, P. 1, Sec. 1.

4De hecho al final de la Sec. 4, al avanzar el plan de lo siguiente, dice: "añadiremos algunas consideraciones en referencia a nuestras ideas generales y particulares, antes de abandonar el presente asunto"; lo que parece debe referirse a lo tratado en la Sec. 7

5Cf., p.e. Tomas de Aquino: S. Theol. I, q. 76, a. 2, ad 3m.

6 Tratado...Ibid.., ed. cit. n. 18.

7"Mox de generibus et speciebus, illud quidem, sive subsistant, sive in solis nudisque intellectibus posita sint (...) dicere recusabo: altissimum enim negotium est huiusmodi et maioris egens inquisitionis" (Porphyrii Introductio in Aristotelis Categorias, a Boëthio translata (Ed. busse, Berlin 1889); Cf. boecio: In Porphyrium Commentaria I (PL 64, 82-86)

8Tratado, Loc. cit., ed. cit., n. 18

9Tratado, Loc. cit., ed. cit., n. 18 (La cursiva es mía).

10 Cf. Ibid. Sec. 5, ed. c., n. 15.

11Dice Guillermo de Ockham: “numquam potest esse distinctio conceptuum nisi propter aliquam distinctionem a parte rei” (In IV Sent. Prol. q. 2). Cf. también tomás de Aquino: In Boëthium de Trinitate, q. 4, a. 2.

12O como dirá al final de la sección: "todas las ideas que son diferentes son separables"(Ibid.. n. 24).

13"El empirismo parte de la experiencia de una colección, de una sucesión animada de percepciones distintas. De ellas parte, en la medida en que ellas son distintas, en que son independientes. En efecto, su principio, es decir, el principio constitutivo que proporciona a la experiencia un estatuto, no es en modo alguno "Toda idea deriva de una impresión", cuyo sentido es únicamente regulativo, sino "Todo lo separable es distinguible y todo lo distinguible es diferente". Tal es el principio de diferencia"(Deleuze, G, Empirismo y Subjetividad. La filosofía de David Hume. Trad. cast. de Hugo Acevedo; Gedisa, Barcelona, 1986, 3a ed., pp. 93-94.

14 Cf. Berkeley: Tratado sobre los Principios del conocimiento Humano. Introducción, n. 10.

15 El mismo Hume dice más adelante: "No pienso que haya en absoluto dos impresiones distintas que estén inseparablemente unidas" (Ibid . Parte 2. Sec. 6, ed. c. p. 168)

16 Tratado, Lib. 1, Parte 1, Sec. 1.

17A ello se dedica prácticamente todo el Libro primero del Essai concerning Human Understanding.

18Posteriormente dirá: "Pero para destruir esta estratagema (la empleada por los filósofos, que apelan a percepciones espirituales y refinadas para ocultar sus absurdos) no necesitamos sino reflexionar en el principio sobre el que tanto hemos insistido, según el cual todas nuestras ideas están copiadas de nuestras impresiones. En efecto, partiendo de ese principio podemos inferir de inmediato que, como todas las impresiones son claras y precisas, las ideas, copiadas de aquellas, deberán ser de la misma naturaleza, y sólo por culpa nuestra podrán contener una cosa tan oscura y complicada"(Tratado, Lib. 2, Sec. 1; ed. cit., p. 175).

19La evolución de la filosofía de Hume.. Versión de Carlos Solís, Alianza Universidad, Madrid, 1987

20Kant, I., Kritik der reinen Vernunft (K.r.V.) B 1.

21 Como dice Husserl: "Las formas: el A y todos los A (e igualmente: cualquier A) no tienen idéntica significación. La diferencia entre ellas no res "meramente gramatical" ni determinada, al fin y al cabo, por sólo el sonido verbal. Son formas lógicamente diferentes y dan expresión a diferencias esenciales de significación. La conciencia de la universalidad específica debe ser considerada como una manera esencialmente nueva de "representar", manera que no sólo expone un nuevo modo de representación de singularidades individuales, sino que trae a la conciencia una nueva clase de singularidades, las singularidades específicas" (Invest. Lógicas.II, § 16; ed. cit., p.328).

22 Incluso el mismo Hume admite en alguna ocasión que haya una idea no dependiente de una impresión; como la idea de un determinado matiz del color azul, en ausencia de la impresión sensible correspondiente: cf. Tratado, I parte, Sec. 1 (ed. cit. pp. 92-93); y en Enquiry, Secc. 2.

23 En otro lugar Hume critica las ideas abstractas, como las responsables de absurdos y contradicciones que abonan el escepticismo: "No me parece imposible evitar estos absurdos y contradicciones si se admitiese que no hay tal cosa como ideas generales y abstractas, hablando con propiedad, sino que todas las ideas generales son, en realidad, particulares, vinculadas a un término general, que recuerda en determinados momentos otras ideas particulares que se asemejan en ciertos detalles a la idea presente en la mente. Así, cuando se pronuncia el término "caballo", inmediatamente nos figuramos la idea de un animal blanco o negro, de determinado tamaño y figura; pero como ese término usualmente se aplica a animales de otros colores, figuras y tamaños, estas ideas, aunque no actualmente presentes a la imaginación, son fácilmente recordadas y nuestro razonamiento y conclusión proceden como si estuvieran actualmente presentes. Si se admite esto, como parece razonable, se sigue que todas las ideas de cantidad sobre las que razonan los matemáticos no son sino particulares y, como tales, son sugeridas por los sentidos y la imaginación, y en consecuencia no pueden ser infinitamente divisibles..." (Enquiry, Sec. 12, parte II; Trad caste. de Jaime Salas Ortueta: Investigación sobre el conocimiento humano; Alianza Editorial, Madrid, 1980; p.185, nota*).

24 Como es sabido, la dificultad la plantea con toda crudeza al tratar de la justificación del conocimiento inductivo.Cf.Enquiry, Secc. 4, parte II): "Hemos dicho que todos los argumentos acerca de la existencia se fundan en la relación causa-efecto, que nuestro conocimiento de esa relación se deriva totalmente de la experiencia, y que todas nuestras conclusiones experimentales se dan a partir del supuesto de que el futuro será como ha sido el pasado. Intentar la demostración de este último supuesto por argumentos probables o argumentos que se refieren a lo existente (existence), evidentemente supondrá moverse dentro de un círculo y dar por supuesto aquello que se pone en duda" (Ed. cit. p. 58).

25Tratado... ed. cit. n. 22, p. 113. La expresión parece tomada de Locke: Cf. Essay... III, cap.3, sec. 11

26 Tratado... ed. cit. n. 20, pp. 110-111.(Todas las frases en cursiva son nuestras)

27Cf. Essay... Lib. II, c. 33, sec. 6.

28Cf. Piaget, J., El nacimiento de la inteligencia en el niño (Madrid, Aguilar, l972). Id. La construcción de lo real en el niño (Buenos aires, Proteo, l965); Id.:La formación del símbolo en el niño (México, FCE., 1965) pp.372 ss.; Piaget, J.-Szeminska, A.: Génesis del número en el niño (Buenos Aires, Guadalupe, 1967), etc. O bien los numerosos estudios sobre epistemología genética, como p.e. Flavell, J. H., La psicología evolutiva de Jean Piaget (Buenos Aires, Paidos, l979 6ª ed.); Vuik, Rita, Panorámica y crítica de la epistemología genética de J. Piaget 1965-1980; 2 vol. (Madrid, Alianza Univer., 1984); Alexander-Roodin-Gorman, Psicología evolutiva (Madrid, Pirámide, l984)pp.142 ss., etc.; DELAVAL, Juan, :El desarrollo humano (Siglo XXI Editores, Madrid, 1994) pp. 119-160; 309-344; etc.

29 Ver la crítica de Husserl:Investigaciones...II, c. 4, §§ 25-27 (ed. cit. pp.343-347).

30Tratado... ed. cit. n. 20, p. 110 (La cursiva es nuestra). Un poco más adelante afirma: "Estos individuos no están realmente y de hecho presentes a la mente, sino sólo en potencia; tampoco los representamos distintamente a todos en la imaginación, aunque estemos en disposición de examinar cualquiera de ellos..." (Ibid. p. 111).

31 Sobre la crítica de las ideas abstractas en Berkeley está a punto de aparecer un estudio nuestro en la Revista "Daimon"(Murcia). [1996, Fasc.12, pp.49-60]

32 K. r. V., Introduc., B 1






1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal