Corporación Universitaria Minuto de Dios- uniminuto Facultad de Ciencias Humanas y Sociales- departamento de Filosofía Estudios en Filosofía Seminario electivo de Marx y Engels Tesis sobre Feuerbach- k



Descargar 31,74 Kb.
Fecha de conversión20.03.2017
Tamaño31,74 Kb.
Corporación Universitaria Minuto de Dios- Uniminuto

Facultad de Ciencias Humanas y Sociales- Departamento de Filosofía

Estudios en Filosofía

Seminario electivo de Marx y Engels

Tesis sobre Feuerbach- K. Marx

Protocolo No.4, sesión del día 2 de Octubre

Protocolante: Laura Marcela Vargas Hernández

Director: Raúl Cuadros
En la sesión anterior se trabajó el tema correspondiente al texto Tesis sobre Feuerbach del filósofo Karl Marx. La sesión fue dirigida por el profesor Raúl Cuadros, quien explicó cada tesis comprendida en este escrito. Durante este protocolo intentaré presentar todo lo expuesto en la clase, las intervenciones realizadas por los participantes del seminario y por último mi punto de vista acerca del tema trabajado.
Para comenzar es importante entender que este texto no tenía como finalidad ser publicado, hace referencia por el contrario a un escrito personal realizado por Marx en 1845, el cual es publicado por Engels en 1888. Está desarrollado en forma de tesis como su nombre lo indica, por lo tanto no es argumentativo o explicativo, en realidad se trata de un texto sentencioso. A diferencia de otros escritos que pueden ser catalogados como económicos o políticos, éste es principalmente filosófico, en primer lugar por su lenguaje y en segundo lugar por la forma en el que está escrito. Las tesis, los manifiestos y los programas se caracterizan por su complejidad y su composición conceptual, las tesis por ejemplo, son textos sintéticos donde el autor expone una visión condensada acerca de un tema específico. Está compuesto por once tesis que evidencian una crítica hacia Feuerbach, su pensamiento y modo en el cual concibe el materialismo, así mismo podemos encontrar algunas críticas al idealismo y al empirismo.
Entendiendo esto se hace pertinente entrar a trabajar sobre el texto mismo. En la primera tesis se realiza una crítica al materialismo anterior concebido por Feuerbach, dicho materialismo ofrece una mirada distorsionada de la realidad, dado que se centra únicamente en la contemplación de las cosas sin identificar en estos la intervención humana. Es decir “capta la cosa (Gegenstand), la realidad, lo sensible, bajo la forma de objeto (Objekt) o de la contemplación (Anschauung), no como actividad humana sensorial, como práctica; no de modo subjetivo.” (Marx, 1888, Tesis 1). Para Marx toda realidad se encuentra atravesada por la acción humana y la objetivación de su trabajo, por ende concebir todo a modo de objeto (es decir lo real sensible que se da de forma natural) implica negar la existencia de la esfera subjetiva que hace parte de la realidad, aun en los objetos, por ejemplo los planetas, la intervención humana nunca para ni desaparece, sin importar que estos no hayan sido creados por el hombre, en el ejercicio de conocimiento se despliegan una serie de acciones que intervienen en el objeto.
Ciertamente Feuerbach si centra su atención sobre los objetos materiales a diferencia del idealismo que se queda con el pensamiento, sin embargo, al no entender esta realidad y estos objetos como producción humana, el materialismo se convierte en una mirada pasiva. Feuerbach entiende al hombre en su dimensión activa como un comerciante, más que como un transformador de la realidad y de sí mismo. El idealismo por el contrario ofrece una mirada activa del hombre, no obstante sólo en relación con el pensamiento, puesto que no comprende a éste en su actividad sensible. El hombre desde la mirada idealista construye el mundo pero a modo de objetos conceptuales, deja de lado la parte material y sensible, es decir, deja de lado su dimensión productiva. Seguido a esto se establece de igual modo una crítica sobre el empirismo, que aunque si contemple y acepte el mundo sensorial. No concibe los sentidos como productos sociales ni históricos y tampoco observa dicho mundo sensorial como actividad y producción humana, da como resultado un hombre más pasivo aun, puesto que entiende a éste como una tabula raza a la que todo le es dado.
Así mismo, como Feuerbach no comprende la realidad a modo de objetivación del trabajo humano, tampoco comprende la importancia de la actividad “revolucionaria”, de la actividad “crítico práctica” (Marx, 1888, Tesis 1). Es decir, una actividad que encierra la crítica y la praxis, además de ir unida a un ejercicio reflexivo e investigativo, encaminada hacia la transformación de la realidad y del hombre mismo. Marx genera este concepto a partir de dos influencias en su pensamiento, la primera proveniente de los Bauer un grupo del hegelianismo de izquierda, los cuales hacían fuerte énfasis en la crítica, no obstante, esta crítica se centraba únicamente en el pensamiento, razón por la cual Marx y Engels decidieron separarse del grupo. La segunda tomada del señor Ciewkouski, quien ligado un poco al pensamiento de Hegel, pone como principal causa del cambio histórico a la acción consiente de los hombres.
En la primera tesis se evidencia una reflexión epistemológica, antropológica y ontológica. Epistemológica porque se cuestiona por el modo en el cuál el hombre llega al conocimiento de la realidad y cómo entiende las cosas que hacen parte de dicha realidad. Antropológica porque se hace un estudio sobre el hombre, (claramente podemos ver como se ofrecen tres miradas de hombre uno desde la concepción materialista, otra desde la idealista y otra de la perspectiva empirista), cómo está siendo entendido y qué cualidades son las que hacen parte de éste. Y por último ontológica porque se está haciendo una reflexión sobre la realidad tomando como parte de ésta su lado subjetivo.
La segunda tesis en primer lugar responde a una crítica hecha al materialismo concebido por Marx, pues se afirma que en este sistema existe un desprecio por el pensamiento dando solo importancia a lo material. Esta tesis tiene como problema principal la pregunta por el pensamiento, específicamente si se puede o no atribuir verdad objetiva a éste. Para dar respuesta a esto es importante entender que así como existe una verdad objetiva de igual modo existe una verdad subjetiva, las matemáticas o la geometría por ejemplo hace parte de esta última, se denominan así porque son conocimientos conceptuales que deben su verdad no a una corroboración empírica sino a una consistencia en la forma semántica y sintáctica, son denominadas de igual modo verdades formales. Por el contrario conocimientos provenientes de las ciencias naturales o sociales poseen verdades objetivas dado que estos si pueden ser corroborados en la realidad. El pensamiento humano es considerado como algo poderoso que logra alcanzar dicho poder y la verdad en su confrontación con lo real. Por ello se afirma que esta disputa no corresponde a soluciones teóricas sino prácticas, porque es en la práctica donde se demuestra la objetividad del pensamiento humano. En esta segunda tesis se puede evidenciar una reflexión de orden epistemológico por su pregunta central con referencia al pensamiento.
Continuando, en la tercera tesis se genera una crítica sobre el materialismo y sobre el iluminismo, el primero porque concibe al hombre como producto del medio ambiente y del medio social, el segundo porque observa al hombre como resultado de la educación. Esta tesis hace una reflexión sobre el problema de la educación (concebida en el sentido amplio de la palabra, no solo como actividad académica, sino como una interacción entre generaciones) en la medida en que es entendida como una actividad jerárquica donde los maestros o los adultos son los únicos que influyen sobre el hombre. El hombre visto desde esta perspectiva no sería más que el resultado de la influencia de los que están por encima de él.
Está claro que para Marx la educación no funciona de este modo y que en realidad debe ser comprendida como una actividad ya no lineal sino intersubjetiva donde todos influyen sobre todos, así como el maestro influye sobre el estudiante de igual modo éste último influye sobre el primero, los abuelos no sólo afectan a los padres, también lo hacen sobre los nietos y estos a su vez sobre sus padres o sobre sus abuelos, todo en realidad responde a una influencia entre generaciones que se da de forma reciproca. Hay que entender al hombre como resultado de la educación y del medio, pero no solo esto, sino como productor y transformador de estos ámbitos y de las circunstancias. No entender esta transformación pondría al hombre en una constante repetición de acciones que no generan ningún cambio sobre él.
En la cuarta tesis se vislumbran las primeras características acerca del problema de la autoenajenación religiosa, Feuerbach intenta resolver este problema disolviendo el mundo religioso en el mundo terrenal, tiene como fin traer a Dios a la tierra. Ahora bien Marx no está de acuerdo con el modo en el cual Feuerbach pretende solucionar el problema. En primer lugar ara Marx, es de suma importancia tener un amplio conocimiento de la historia, pues permite entender cómo y por qué se originó este inconveniente. En este estudio encuentra que la autoenajenación religiosa se origina debido a la necesidad del hombre por explicar los fenómenos naturales que en tiempos pasados aun no lograba entender y a su debilidad ante la naturaleza. Sin embargo no se logra comprender cómo el hombre sigue autoenajenado a la religión, si ya ha logrado intensificar su capacidad de dominio sobre la naturaleza y ha dado explicación a fenómenos naturales por medio de la técnica y la ciencia. Marx encuentra que existe un desgarramiento social, dado que el hombre crea cosas que luego lo sobrepasan y lo dominan. Es claro que el hombre crea a Dios, pero éste termina siendo superior y despoja al hombre de toda capacidad, todo lo que pasa con él es gracias a Dios, no a sí mismo y a su acción.
Luego de haber entendido el porqué del problema, para Marx es muy importante que esta realidad sea transformada y superada por medio de la práctica humana. Así pues, por ejemplo, después de descubrir la familia terrenal como el secreto de la familia sagrada, hay que aniquilar de forma teórica y práctica a la primera (Marx, 1888, Tesis 4) con esta cita podemos observar que Marx desea acabar con la familia vista como una institución donde el padre tiene la imagen de dominador, dado que esta primera estructura sería la base de la familia sagrada en la cual la imagen de Dios corresponde a la del padre.
Siguiendo con el tema, en la quinta tesis, Marx encuentra que aunque Feuerbach se separa de la concepción idealista y contempla el mundo natural, este autor no contempla lo sensorial como producción igualmente humana. Debemos recordar que cuando hablamos de lo sensorial nos estamos refiriendo a los sentidos y que como ya lo habíamos visto en Los manuscritos económicos- filosóficos éstos son una producción social e histórica. Feuerbach ciertamente no comprende la importancia de los sentidos en la producción humana, de igual modo los empiristas aunque si anteponen la importancia de éstos no los comprenden como un producto histórico y social. Es muy importante recordar que desde la perspectiva de Marx el hombre se produce a sí mismo en todos los aspectos.
En la sexta tesis se estipula que aunque Feuerbach no cree en la existencia de Dios, considera que existe algo así como una esencia religiosa que podría ser atribuida a los hombres y ser la esencia humana. Para Feuerbach dicha esencia es el amor, éste se encuentra en cada individuo como algo inherente a él, y es por éste que el hombre logra un vínculo con los demás. En contraposición Marx dice: la esencia humana no es algo abstracto e inmanente a cada individuo. Es, en su realidad, el conjunto de las relaciones sociales (Marx, 1888, Tesis 6). No es algo abstracto porque no se puede tomar de otro lado y poner sin más como esencia del hombre, como si lo hace Feuerbach, no puede ser algo inmanente, porque si se acepta que la esencia humana se encuentra en las relaciones sociales, hay que entender que estas son en realidad contingentes. Entender que esta es la esencia del hombre, nos lleva a comprender que el hombre es un ser histórico y social. Más adelante Engels dirá que no se puede hablar de una esencia humana dado que si es entendida como relaciones sociales, estas al ser contingentes imposibilitan la existencia de una esencia inmutable.

De igual modo para Marx la intención de Feuerbach resulta arbitraria, dado que se intenta atribuir una esencia religiosa en particular, es claro que este autor no ha realizado un estudio histórico ni social, ni siquiera un estudio de las religiones. Aceptar la postura de Feuerbach supone entender al hombre de forma individual, abstraído de la sociedad. Además generaliza esa esencia como algo natural que es común a todo hombre, el problema de Feuerbach es que intenta realizar una definición de hombre del mismo modo como hacen sus definiciones las ciencias naturales, intención que resulta imposible porque en ninguna medida se puede igualar por ejemplo, la definición de un perro con la del hombre. Esta última implica profundizar sobre todas las relaciones humanas, porque cuando preguntan ¿Quién soy yo? Para dar respuesta a ello me remito a contar una historia que ciertamente me vincula con otros y me determina según esas relaciones, existe una concepción antropológica del hombre como un ser histórico y social.


Seguido de esto se encuentra la séptima tesis, aquí Marx muestra como Feuerbach en verdad no contempla el “sentimiento religioso” como un producto social y que aquel hombre que él estudia de manera individual y ajena al mundo es en realidad un ser que pertenece a la sociedad. De este modo, tanto el hombre como la religión son producidos por la sociedad, pero así como el hombre es producido de igual modo produce y transforma.
En la octava tesis se habla de la esencia ya no de la humanidad, sino de la vida social. Para Marx lo esencial de esta vida son las prácticas, entendiendo prácticas como el conjunto de las acciones humanas. Por eso todo lo que en un momento era considerado como misterioso o místico logra su explicación racional cuando se comprende que detrás de ello no hay más sino acciones de los hombres. El mundo se nos presenta como algo cristalizado, netamente como instituciones, ejemplo de ello es lo que pasa con la economía. Ésta se empieza a ver como algo naturalizado que nada tiene que ver con los hombres, se habla de ella como si fuese un suceso aislado de la sociedad, entonces se dice que de repente bajaron los ingresos o hubo un desbalance económico, sin embargo no se concibe que detrás de esos sucesos no hay más que acciones humanas, si las inversiones disminuyen no es por un hecho natural sino por la decisión propia de los hombres que retiran su dinero, en la medida en que se deja de representar la economía como operaciones objetivas matemáticas y se observa la intervención de la acción humana se deja de ver ésta como un suceso que responde a una fuerza natural.
En la novena tesis se establece que desde la mirada de Feuerbach lo mayor que se puede alcanzar es la contemplación de individuos sueltos y la sociedad civil, entendiendo dicha sociedad como es concebida por Hegel, es decir, una sociedad donde la principal relación entre los hombre se da por medio del egoísmo, aquella donde los hombres sirven de medios para alcanzar diversos fines. Feuerbach no genera una visión amplia del hombre, no comprende clases sociales, ni las relaciones que se dan dentro de estas clases, es por ello que sólo se queda en el estudio de individuos alejados de lo social. Seguido a esto se encuentra la tesis diez que afirma que dicho materialismo de Feuerbach va dirigido a la sociedad civil o de igual modo el capitalismo. En cambio el materialismo concebido por Marx y Engels centra su mirada en la sociedad humana o socialismo.
Por último, la tesis once dice: Los filósofos se han limitado a interpretar el mundo de diferentes modos, aquí se trata de transformarlo (Marx, 1888, Tesis 11) esta tesis en primer lugar encierra una crítica sobre la filosofía, dado que es entendida como una “herramienta” que supone la creación de sistemas filosóficos, la filosofía se centra en la creación de mundos. Ciertamente Marx no considera que sea apropiado entender la filosofía de este modo, puesto que su interés está dirigido, no sólo aquí sino en el resto de las tesis, a una transformación práctica del mundo. La tarea no está en crear nuevos mundos o sistemas sino explicar y transformar el mundo que ya existe. Para Marx lo importante es investigar el mundo real y dar una explicación de éste, (esta explicación contiene un ejercicio teórico e imaginativo pero de igual modo implica acción) es por ello que es de suma importancia tener un conocimiento amplio de las sociedades, su entorno y sus relaciones.
Además otro de sus intereses va dirigido a alcanzar la praxis política, dicha praxis como se ha dicho antes se centra en la actividad consiente que transforma. La política para estos autores debe estar acompañada de un amplio conocimiento de contextos y segundo estar fundamentada en teorías científicas, estas teorías se convierten en herramientas políticas. Así mismo, otra de sus finalidades está encaminada a la creación de programas, entendiendo estos como síntesis de explicaciones que contengan las diferentes contradicciones de la sociedad, pero que no sólo se quede ahí, sino que proponga un modo por el cual puedan ser superadas. Hacer política entendiéndola del mismo modo que Marx y Engels no es fácil, no se trata de un ejercicio que se limita a resolver los problemas del momento, pues esto sería caer en un activismo o reformismo vulgar que nada tiene que ver con el ejercicio político, éste ejercicio requiere fundamentalmente experiencia. Entonces podríamos decir que encontramos una serie de pasos que pueden ser parte de la acción política, en primer lugar investigar, luego explicar y por último transformar.
Seguido de la lectura y explicación de las tesis se generaron varias inquietudes con respecto a la primera y segunda tesis. En primer lugar si la naturaleza es objeto o es cosa, entendiendo la distinción entre objeto y cosa se puede decir que la naturaleza es concebida como cosa para estos autores dado que se encuentra intervenida por la acción y transformación humana. De igual modo se aclara con referencia a la segunda tesis lo que se puede entender como verdad objetiva y verdad subjetiva. Como ya lo habíamos mencionado anteriormente las verdades objetivas son aquellas que al ser corroboradas empíricamente alcanzan su verdad, por el contrario las verdades subjetivas o formales características de las matemáticas y la geometría son concebidas como verdaderas en la medida en que responden a una correcta forma semántica y sintáctica.
Para finalizar, a modo de opinión personal, considero que es un texto que unido con la explicación proporcionada, amplía la mirada con respecto a la perspectiva materialista planteada por Marx, como ya se ha dicho antes es fácil encontrarse con personas que realicen una mala lectura e interpretación de este autor, por tanto entenderlo correctamente es de suma importancia. En segundo lugar rescato la primacía que da Marx a la actividad crítico- práctica y la entiendo como una actitud que puede tomar el hombre para su vida y que desde esta postura sería necesario. En tercer lugar, me hace pensar en el problema de la filosofía en la actualidad, dado que considero que con el pasar del tiempo se ha ido perdiendo esa dimensión práctica que antes era tan importante. Muchas veces se cree que el filósofo es aquel que está encerrado en un cuarto con muchos libros alejado de la realidad, y que nada tendría que aportar o decir al mundo, claramente aunque no comparto esta opinión, si encuentro que se ha perdido su campo de acción y que muchos de sus pensamientos se quedan en eso y no se llevan a la realidad. Además de proporcionar una mirada antropológica y una postura política, Marx invita a reformular la tarea de la filosofía y su importancia práctica en la sociedad. Y no sólo de la filosofía sino también de la política, el mundo actual es un claro ejemplo de esa politiquería activista y reformista vulgar a la que se refería Marx, por ello comparto la definición que hace este autor de la política (aunque aun no desarrollada completamente) pues esta noción implica un conocimiento amplio de la historia y de la sociedad, así mismo implica una aplicación práctica encaminada a prevalecer el desarrollo del hombre. Unido a esto observar el mundo como construcción humana rompe con aquellas idolatrías que se dan sobre otras cosas y que restan poder e importancia al ser humano, no se trata claro está de poner al hombre como centro de estas idolatrías, pero si entender que es él al final quien tiene el poder para crear y transformar el mundo en el que vive, creería que en el momento en que el hombre se dé cuenta de ello se liberará de aquellas cadenas que lo aprisionan y no lo dejan ser en su plenitud.

Bibliografía




  • Marx, K, Tesis sobre Feuerbach, 1888.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal