Consejo de la judicatura



Descargar 0,89 Mb.
Página15/15
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño0,89 Mb.
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15

DE LA DISOLUCIÓN DE LA SOCIEDAD

Art. 2002.- La sociedad se disuelve por la expiración del plazo, o por el cumplimiento de la condición que se ha prefijado para que tenga fin.

Podrá, sin embargo, prorrogarse por consentimiento unánime de los socios, y con las mismas formalidades de la constitución primitiva.

Art. 2004.- La sociedad se disuelve, asimismo, por su insolvencia, y por la extinción de la cosa o cosas que forman su objeto total.

Si la extinción es parcial, continuará la sociedad, salvo el derecho de los socios para exigir la disolución, si con la parte que queda no pudiere continuar útilmente, y sin perjuicio de lo prevenido en el siguiente artículo.
Art. 2019.- Disuelta la sociedad se procederá a la división de los objetos que componen su haber.
Las reglas relativas a la partición de los bienes hereditarios y a las obligaciones entre los coherederos, se aplican a la división del caudal social y a las obligaciones entre los miembros de la sociedad disuelta, salvo en cuanto se opongan a las disposiciones de este Título.

MODOS DE EXTINGUIR LA OBLIGACIONES: LA PRESCRIPCIÓN

La prescripción es un modo de adquirir el dominio, pero también es un modo de extinguir las acciones y los derechos, es decir, la prescripción es adquisitiva y extintiva. Por ello el Art. 2392 de nuestro Código Civil nos dice: “Prescripción es un modo de adquirir las cosas ajenas, o de extinguir las acciones y derechos ajenos, por haberse poseído las cosas, o no haberse ejercido dichas acciones y derechos, durante cierto tiempo, y concurriendo los demás requisitos legales.

La prescripción adquisitiva también la llaman “usucapión”, tiene una evidente relación entre el uso de un derecho y la tutela legal del mismo. Si una persona no hace uso de su derecho, probablemente es porque no le sirve o no quiere servirse de él, y si trascurre mucho tiempo, no parece razonable que el sistema jurídico siga protegiendo a quien no tiene ningún interés.

Originariamente la prescripción tiene esta función extintiva, pero simultáneamente a la pérdida de una cosa por la prescripción, alguien debe entrar en reemplazo del anterior titular del derecho de dominio; si no hay ninguna persona individual interesada, será el estado el que adquiera. Por la prescripción se da una especie de abandono presunto, por el largo tiempo de no ejercitar el derecho. Pero cuando se demanda la declaratoria de prescripción adquisitiva de dominio, se lo tiene que hacer en contra de la o las personas que constan como titulares del derecho de dominio en el Registro de la Propiedad, no se puede demandar a cualquier persona. Así lo dice la doctrina y lo ha resuelto la ex Corte Suprema de Justicia en fallos de triple reiteración, cuando dice: “Es verdad que el Art. 2434 del Código Civil en su numeral primero declara que cabe prescripción extraordinaria contra título inscrito, pero esta norma no puede llevarnos al error de considerar que se puede proponer la controversia contra cualquier persona (peor todavía que la se pueda plantear contra persona indeterminada) sino que necesariamente se lo debe dirigir contra quien consta en el Registro de la Propiedad como titular del dominio sobre el bien que se pretende ha prescrito, ya que la acción va dirigida tanto a alcanzar la declaratoria de que ha operado este modo de adquirir la propiedad a favor del actor, cuanto a dejar sin efecto la inscripción que aparece reconociendo el derecho de propiedad a favor del demandado porque ha operado la prescripción, “que ha producido la extinción correlativa y simultánea” del derecho del anterior dueño. De lo anterior de concluye que en los juicios de declaratoria de prescripción extraordinaria adquisitiva de dominio se ha de dirigir la demanda contra la persona que ha la época en que al proponerla, aparece como titular del dominio en el registro de la propiedad, ya que se va a contradecir su relación jurídica sustancial porque si se propone contra otra persona no habrá legitimación pasiva en el demandado, no habrá legitimatio ad causam, ya que no será la persona “a quien, conforme a la ley corresponde contradecir la pretensión del demandante o frente al cual permite la ley se declare la relación jurídica sustancial objeto de la demanda”. (Sentencia No. 129-99, publicado en el R. O. No. 161 de 01 de abril de 1999; sentencia No. 265-99, R. O. No. 215 de 16 de junio e 1999 y sentencia No. 754-97, R. O. No. 265 de febrero 2 de 1998 entre otras). Por las consideraciones que anteceden, se declara la nulidad del proceso desde la demanda, a costa del actor, sin lugar a reposición”.

Los derechos que pueden extinguir por prescripción son los patrimoniales, mientras que los derechos personales o inherentes a la personalidad, llamados también personalísimos, son inalienables e imprescriptibles.

La razón que justifica la prescripción, consiste en el interés social de que los derechos y las cosas, cumplan su función para el bien común y no solo para el interés individual, y la presunción de que quien no se interesa absolutamente por sus cosas, posiblemente desea abandonarlas. Esto se vincula con el sentido social de la propiedad, que no solo confiere atribuciones sino que también impone cargas, de modo que quien no aprovecha de ninguna manera de su propiedad, también está faltado al deber de cumplir las cargas que lleva consigo.

Para llegar a la conclusión de privar al propietario de su derecho, se requiere del transcurro del tiempo suficientemente largo como para constatar debidamente el total desinterés del titular, y poder presumir el daño real que causaría a la sociedad el abandono práctico del derecho; a la vez que se debe constatar el ejercicio real de ese derecho por parte de la persona que reclama la prescripción. Por ello el tiempo para que opere la prescripción ordinaria es de tres años para los muebles y cinco para los inmuebles; en tanto que para la prescripción extraordinaria es de quince años que se esté en posesión tranquila, pacífica, pública y con el ánimo de señor y dueño.

El que quiere aprovecharse de la prescripción debe alegarla. El juez no puede declararla de oficio.

Las reglas de la prescripción se aplican también a favor y en contra del Estado, los consejos provinciales, de las municipalidades, de los establecimientos y corporaciones nacionales, y de los individuos particulares que tienen la libre administración de lo suyo, conforme establece el Art. 2397 del Código Civil.

Las cosas que se ganan por prescripción deben estar en el comercio humano, ya que no cabe prescripción de cosas embargadas, de bienes comunes a todos los seres humanos, de bienes propios y bienes de uso público.

La regla general es que no cabe prescripción entre condóminos, esto es, entre quienes no existe aún división, porque la posesión de uno de ellos beneficia a todos. Sin embargo, la jurisprudencia ha establecido que al existir una partición aunque sea imperfecta, irregular o de hecho, sin cabe la prescripción, siempre que se demuestre plenamente que se está en posesión exclusiva, por el tiempo que manda la ley, de esa parte del bien en virtud de esa división imperfecta, irregular o de hecho.

BIBLIOGRAFIA


  • - ALESSANDRI Besa Arturo, “LA NULIDAD Y LA RESCISIÓN EN EL DERECHO CIVIL CHILENO” 2ª Edición, Ediar Editores Ltda., Santiago – Chile



  • - ALESSANDRI Rodríguez, Arturo, “DERECHO DE LOS CONTRATOS”, Editorial Zamorano y Caperan, Santiago, 1976.



  • - ALESSANDRI RODRIGUEZ Arturo, “DERECHO CIVIL - TEORÍA DE LAS OBLIGACIONES” Ediciones Librería del Profesional, Bogotá Colimbia, 1983.



  • - ALESSANDRI, Somarriva, Vodanovic, “DERECHO CIVIL”, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, 1998.



  • - ALTERINI, Atilio Aníbal, contratos, Buenos Aires, Abeledo Perrot, 1ª. Reimpresión, 1999.

BONIVENTO FERNANDEZ, José Alejandro, Los Principales contratos civiles, Librería Ediciones del Profesional, Décima séptima edición, Bogotá, 2008.



  • - BORDA, Guillermo A., “MANUAL DE OBLIGACIONES”, 7ª Edición Actualizada y Ampliada, Editorial Perrot, Buenos Aires, 1981



  • - BORDA, Guillermo A. “MANUAL DE CONTRATOS” Duodécima Edición, Editorial Perrot, Buenos Aires, 1985



  • - BOSSERT, Gustavo – ZANNONI, Eduardo “MANUAL DE DERECHO DE FAMILIA” Editorial Astrea, Buenos Aires, 2003.

Constitución del Ecuador publicada lunes, 20 de Octubre de 2008 - R. O. No. 449.

Codificación del Código Civil Ley No. 2005-010 Registro Oficial No. S-46 24-JUN-2005 actualizado al 2013

Codificación No. 11 del Código de Procedimiento Civil de 12 de julio del 2005 publicada en Suplemento de Registro Oficial No. 58 actualizada al 2013

Código Orgánico de la Función Judicial Publicado en el Registro Oficial Suplemento, Registro Oficial Nº 544 lunes 9 de marzo del 2009.

  • - DIEZ-PICAZO, Luis, “FUNDAMENTOS DEL DERECHO CIVIL PATRIMONIAL” Tomo I “Introducción Teoría del Contrato”, 6ª Edición, Civitas, Thomson Reuters, España, Reimpresión junio 2011



  • - FUEYO, Laneri Fernando, “DERECHO CIVIL”, Im. Y Lito. Universo S.A., Valparaíso – Chile, 1959.



  • - LARREA Holguín, Juan “DERECHO CIVIL DEL ECUADOR” 1ª Edición, Corporación de Estudios y Publicaciones, Quito, 1987.

Ley de Registro (Decreto Supremo No. 1405 del año 1964 modificada por Ley s/n (Suplemento del Registro Oficial 162, 31-III-2010).

Ley General del Registro Civil Identificación y Cedulación Decreto Supremo 278 Registro Oficial 70 FECHA: 21 de Abril de 1976 modificada por Decreto Ejecutivo No. 8, publicado en Registro Oficial 10 de 24 de Agosto del 2009, se adscribe la Dirección General de Registro Civil, Identificación y Cedulación al Ministerio de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.





Ley del Sistema Nacional de Registro de Datos Públicos dada por Ley No. 0, Registro Oficial Suplemento 162 de 31 de Marzo del 2010

  • - MAZEAUD Henry y León – Jean, “LECCIONES DE DERECHO CIVIL”, Buenos Aires, Ediciones Jurídicas Europa-América, parte 2ª, Vol. IV, Traducción de Luis Alcalá-Zamora y Castillo, 1960.



  • - MERLYN, Sacoto Sonia “SUJETOS DEL DERECHO” Editorial Universidad Técnica Particular de Loja, 2011.



  • - MONTOYA, Osorio Martha Elena y MONTOYA Pérez, Guillermo, “DERECHO DE FAMILIA”, Editorial L. Vieco S.A.S, Medellín- Colombia, abril 2013.

OSPINA FERNANDEZ, Guillermo y OSPINA ACOSTA, Eduardo, Teoría General del Contrato y del Negocio Jurídico, Editorial TEMIS, Bogotá, 2005

  • - PARRAGUEZ, Ruiz Luis, “MANUAL DE DERECHO CIVIL ECUATORIANO PERSONAS Y FAMILIA” Editorial Universidad Técnica Particular de Loja. 1999



  • - PÉREZ Guerrero Alfredo, “LA SUCESIÓN POR CAUSA DE MUERTE”, Edición Especial, Universidad Central del Ecuador, Editorial Universitaria, Quito- Ecuador, 2001.



  • - PÉREZ Guerrero Alfredo, “FUNDAMENTOS DEL DERECHO CIVIL ECUATORIANO”, Edición Especial, Universidad Central del Ecuador, Editorial Universitaria, Quito- Ecuador, 1973.



  • - RABINOVICH, BERKMAN, Ricardo, “DERECHO CIVIL PARTE GENERAL” Editorial Astrea, Buenos Aires, 2001.



  • - RIVERA, Julio César. “INSTITUCIONES DE DERECHO CIVIL TOMO I Y II” Editorial Astrea, Buenos Aires. 1999.



  • - ZEA Valencia, Arturo. “DERECHO CIVIL”, 12ª Edición, Editorial Temis, Bogotá -Colombia, 1989.



1 “Porque todo lo jurídico ha sido constituido a causa de los hombres ”, Hemogeniano, Digesto, 1,5,2.

2 En sitio: htp://teoria-del-derecho.blogspot.com

3 FERNANDEZ SESSAREGO, Carlos, “¿Qué es ser “persona” para el Derecho?, en “Derecho PUCP”, órgano de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú, N°53, Lima, diciembre del 2001.

4 ALESSANDRI, SOMARRIVA, y VODANOVIC, Curso del Derecho Civil, ED Nascimento,Chile, 1971Santiago, 1971.


5 ALESSANDRI, SOMARRIVA, y VODANOVIC, Curso del Derecho Civil, ED Nascimento,Santiago, 1971


6 BONNECASE, Julién, Tratado Elemental de Derecho Civil, 1989.

7 Obra citada.

8 CLARO SOLAR, Luis, “Explicaciones de Derecho Civil Chileno y Comparado”, Tomo V, Editorial Jurídica de Chile, Chile,1978, pgs. 396 ss.

9 Legislación Cataluña, en sitio www.ibertalleres.com

10 RAMOS Pazos, René, Derecho de Familia, Ed.Jurídica de Chile, Santiago, 1998, pag. 628

11 MUSTO, Néstor Jorge, Derechos Reales, Editorial Astrea, Buenos Aires, tomo I, 2000, p16

12 Idem p. 18

13 CLARO SOLAR, Luis, Explicaciones de Derecho Civil Chileno y Comparado, Editorial Jurídica de Chile, Volumen III, Tomo VI, p. 325

14 Barbero, idem. p. 217

15 Idem, p. 218

16 Derecho Civil, Editorial Temis S. A. , Bogotá, novena edición, tomo II, 1990, p. 11

17 CLARO SOLAR, Luis, idem p. 7

18 FLÓREZ RONCANCIO, Jesús David, Derecho Civil Bienes, Editorial Temis S. A., Bogotá, 2012, P. 89

19 ALBALADEJO, Manuel, “Derecho Civil”, Librería Bosch S.A., Barcelona, 9ª Edición, Tomo III, 2002, pp. 123, 124.

20 Idem. p. 191.

21 Idem.

22 Albaladejo, idem. p. 303

23 MUSTO, Néstor Jorge, Derechos reales, Editorial Astrea, Buenos Aires, Tomo I, 2000, p. 359

24 LARREA HORLGUÍN, Juan, Derecho Civil del Ecuador, Corporación de Estudios y Publicaciones, Primera edición, tomo VII, 1987, p. 261

25 ACEVEDO PRADA, Luis Alfonso Y ACEVEDO PRADA, Martha Isabel, La Prescripción y los Procesos declarativos de pertenencia, Editorial Temis S. A., Bogotá, cuarta edición 1999, p. 34

26 “Derecho Civil del Ecuador”, Corporación de Estudios y Publicaciones, Quito, Tomo VII, 1ª Edición, 1987, p. 188

27 Albaladejo, Tomo III, p. 917

28 MUSTO, Néstor Jorge, Derechos Reales, Editorial Astrea, Buenos Aires, Tomo I, 2000, pp 701 y 703

29 ALBALADEJO, Tomo III p. 476.

30 RIPERT, Georges y BOUNLANGER Jean, Tratado de Derecho Civil, Según el Tratado de Planiol”, Ediciones La Ley, Buenos Aires, Tomo IV, 1ª Edición. 1ª Reimpresión, 2007, p. 598.

31 SOMARRIVA, Manuel, Tratado de las Cauciones, Ediar ConoSur Ltda., p. 309

32 Manual de Derecho Civil Ecuatoriano, Universidad Técnica Particular de Loja, Loja, 1997, Volumen I, pp. 316- 317

33 PARRAGUEZ Ruiz Luis, “Manual de Derecho Civil Ecuatoriano”, Universidad Técnica Particular de Loja, Loja, Vol. II, 1997, pp. 126 y 127.

34 Cabanellas, Guillermo, Diccionario Enciclopédico de Derecho Usual (Tomo V), Buenos Aires, Editorial Heliasta, 1978, p. 605

35 López Obando, Hugo. Los actos de jurisdicción voluntaria ejercidos por los jueces y notarios 2009

36 López Obando, Karina. El Divorcio Notarial y la División de los Bienes Gananciales. UASB. 2008

37

 El Régimen Patrimonial de la Sociedad Conyugal en el Ecuador por Ab. Katia Murrieta








38

 Cabanellas de Torres, Guillermo: Diccionario Jurídico Elemental, Editorial Jurídica-Andina, Pág.45
1   ...   7   8   9   10   11   12   13   14   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal