Concientización por el desarrollo medioambiental Alejandrina Rincón Acevedo [*]



Descargar 74 Kb.
Fecha de conversión08.06.2017
Tamaño74 Kb.
Concientización por el desarrollo medioambiental

Alejandrina Rincón Acevedo [*]

Corporación Unificada Nacional De Educación Superior Cun

Docente y Líder en Investigación del Programa de Diseño de Modas

alejandrina_acevedo@cun.edu.co

Resumen

En el ámbito académico e investigativo se introduce el concepto de sostenibilidad. Bajo este enfoque y como parte del proyecto: “Laboratorio de moda ética, cimiento de las mujeres cabeza de hogar vulnerables y en extrema pobreza del departamento del Magdalena”, se pretende desencadenar un diálogo de saberes entre las comunidades y la academia, estableciendo el buen uso de los recursos naturales y los sistemas de reutilización para originar conciencia ecológica y social, a través de la creatividad, la solidaridad, la interrelación para promover los valores éticos ambientales y el desarrollo socioeconómico de las comunidades vulnerables.



Palabras clave: Desarrollo sostenible, escenarios sociales, concientización, medio ambiente, eco diseño, academia.

Awareness for environmental development

Abstract

In the academic and investigative field it’s introduced the concept of sustainability. Under this approach and as part of the project: "Ethical fashion lab, Foundation of vulnerable women heads of household and extreme poverty of Magdalena’s Department", It is intended to trigger a dialogue of knowledge between communities and academia, establishing the proper use of natural resources and systems of re-use to result in ecological and social conscience, through creativity, solidarity, the interrelationship to promote the ethical values of environmental and socio-economic development of vulnerable communities.

Key words: sustainable development, social settings, awareness, environment, eco-design Academy.

A consciência para o desenvolvimento ambiental
Resumo

No campo acadêmico e de pesquisa é introduzido o conceito de sustentabilidade. Segundo esta abordagem, como parte do projeto: " Laboratório moda ética , fundação de mulheres chefes de casa vulnerável e extrema pobreza departamento de Magdalena " provocaria um diálogo de conhecimentos entre comunidades eo meio acadêmico , estabelecendo bom uso de recursos naturais e sistemas de reutilização para causar a consciência ecológica e social através da criatividade , a solidariedade , a interação ambiental para promover os valores éticos e desenvolvimento sócio- económico das comunidades vulneráveis.



Palavras-chave: Desenvolvimento Sustentável, cenários sociais, consciência, ambiente, eco design, academia.
Contexto y propósito

El planeta tierra da el sostenimiento a nuestra vida, el aire, el agua, la tierra, cada una de ellas tienen su función y aplicación apropiada. Los seres humanos responden a la armonía a través del respeto y el buen uso de los recursos naturales, por medio de la conciencia ecológica, holística y orgánica. Pero hoy, existe una actitud incorrecta para suplir las necesidades básicas del individuo, se explota los recursos innecesariamente para satisfacer cosas que no se necesitan, alterando y destruyendo todo a su paso. Se evidencia una contaminación que afecta física y psicológicamente a la población, el uso incorrecto de los recursos provoca reacciones y repercusiones inmediatamente. Pero ese impacto negativo que se está vivenciando viene de un trasfondo y legado desde la revolución industrial, este fue el punto de partida, la ansiedad de un poder económico originó el uso irracional de los recursos naturales, la indiferencia ambiental del ser humano por el afán de potencializarse económicamente, de una forma u otra fue ocasionando a lo largo de los años un desastre en el entorno, que si sigue así, va ser inhabitable en su totalidad. Pero, ¿Cómo se puede ofrecer un mundo amable y rico a generaciones futuras? Esta pregunta proyecta un pensamiento activista generando comunicación y cambio de conciencia en las personas para valorar nuestro medio ambiente.

En el informe de Word Wide Fund for Nature WWF, nos indica que durante más de 40 años, la presión de la humanidad sobre la naturaleza ha excedido lo que el planeta puede reponer. (…) El exceso ecológico es posible –por ahora– (…). Las consecuencias son una reducción de la cantidad de recursos y acumulación de desechos a tasas mayores que las que se pueden absorber o reciclar (WWF, 2014) (WWF, 2014, p.10) A juicio el informe señala que la tierra es nuestro único planeta y se ignora la situación, se dispone lo que el planeta regala pero se pone en peligro la sostenibilidad de él y por consiguiente de la humanidad, el hombre todavía puede sobrepasar límites, porque la tierra está respondiendo pero asumiendo el riesgo de que a un futuro no muy lejano se caiga en la obsolescencia.

La preocupación de las naciones está reclamando el liderazgo sobre la pobreza, la desigualdad y el cambio climático, de ahí se adoptó una agenda el 25 de septiembre del 2015 para planificar acciones de control y compromiso donde se promueve el trabajo en conjunto, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo UNDP ratifica (…) “las tres dimensiones del desarrollo sostenible: ambiental, social y económico” (UNDP, s.f) [Traducido por el autor]. Indiscutiblemente, el compromiso que están asumiendo las naciones mundiales hacia el mejoramiento medioambiental, está creando lazos entre los temas ambientales, pero las promesas de los diferentes países de reducir la contaminación y las normas impuestas quedan plasmadas en el papel. Si los gobernantes son conscientes del cambio climático, porque no buscar mecanismos de control y seguimiento a las industrias, porque si no se toman medidas inmediatamente, muy posiblemente los impactos ambientales van a ser devastadores. El autor señala las tres dimensiones del desarrollo sostenible: ambiental, social y económico, estas tres dimensiones están articuladas. La sociedad busca el beneficio económico para satisfacer las necesidades y caprichos, el primer afectado es el medio ambiente por inadecuados procesos de captación de recursos para transformarlos y generar productos y bienestar. Pero esto es como una baraja de naipes el desequilibrio de uno trasciende en el otro y así sucesivamente, por ello el ser humano se beneficia con un origen inapropiado y eso se devuelve en caos sin control alguno.



La huella en la industria de la Moda

Tal como se ha visto, los países, las sociedades, las regiones, las empresas o las personas buscan existir y desarrollar un sistema económico que les garantice una seguridad próspera, pero ¿A costa de qué? La gente está convencida que el crecimiento económico es sinónimo de felicidad, pero existe felicidad en un entorno que a lo largo de los años ha hecho mal uso de los recursos naturales. “Lograr el crecimiento económico y el desarrollo sostenible requiere urgente reducir nuestra huella ecológica, cambiando la forma de producir y consumir bienes y recursos” (UNDP, s.f) [Traducido por el autor]. Es necesario recalcar que la importancia del origen de cada uno de los productos que llega al mercado debe tener un control asociado al impacto ambiental, pero también la forma de consumir los productos tiende al desequilibrio ambiental y la forma de gastarlos innecesariamente.

En este mismo orden y dirección, cabe mencionar la conferencia sobre La economía Azul, de Gunter Pauli, empresario, escritor, fundador y director de Zero Emissions Research Initiative (ZERI), en el encuentro agua y economía, que se celebró el 6 y 7 de octubre del año 2011 en la Biblioteca Luis Ángel Arango del Banco de la República, donde cuenta que:

“la economía azul, es una economía innovadora, competitiva, que busca productividad y genera empleo y mejor renta. Una economía sostenible busca proteger pero con el objetivo de utilizar la creatividad del ser humano para poder regenerar y corregir los errores que hemos hecho”. (banrepcultural.org, 2011)

De modo que la creatividad está conectada con la solidaridad y la interrelación de los individuos por medio de sistemas de valores éticos.

Según el Ministerio del Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (2008) define la huella ecológica como:

El Indicador biofísico de sostenibilidad que integra el conjunto de impactos que ejerce una cierta comunidad humana – país, región o ciudad – sobre su entorno. Considerando tanto los recursos necesarios como los residuos generados para el mantenimiento del modelo de consumo de la comunidad. (…) se expresa como el total de superficie ecológicamente productiva necesaria para producir los recursos consumidos por un habitante medio de la sociedad analizada, así como la necesaria para absorber los residuos que genera, independientemente de la localización de esta superficie. (pp.17)

Es por ello que las acciones de cada individuo perjudican de manera ostensible al ecosistema cambiando el curso normal del planeta. Los seres humanos piensan que los recursos son ilimitados, que nunca va a desaparecer, pero esto radica en la deficiencia de la educación medioambiental. La ética es el factor primordial en todas las profesiones, pero no como trasversal sino parte de la disciplina fundamental y consecutiva de los estudios.



Según lo anterior, una huella ecológica indica los recursos naturales que necesitamos para sostener el estilo de vida normal, lo que se consume y se produce proviene del planeta y así mismo lo que se desecha va para el planeta causando deforestación, contaminación, calentamiento global y la extinción de los animales, entre otros. Vale preguntar ¿Cuánto consumimos? ¿Cuánto podemos consumir? Cada una de las acciones cometidas por el hombre tiene implicaciones directas en el planeta tierra y sobre él mismo.

La cara del desarrollo sostenible y la sostenibilidad

En este marco, el lanzamiento de los objetivos del desarrollo sostenible, fue adoptado por los líderes mundiales y la Organización de la Naciones Unidas, ONU afirma en su primer objetivo que “La pobreza va más allá de la falta de ingresos y recursos para garantizar unos medios de vida sostenibles” (ONU, s.f) Ante lo planteado las comunidades deben apropiarse de los recursos existentes y generar soluciones sostenibles que respondan al equilibrio del planeta. Esta apropiación que se menciona tiene que ver con las herramientas que las comunidades deben implementar, fortalecer diseño de políticas, planes y proyectos que incorporen en su diario vivir para solventar económicamente sus familias y aportar al impacto ambiental.

En materia de educación, la academia transfiere cultura ambiental consiguiendo que las comunidades accedan a proyectos sostenibles. La Organización para las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura UNESCO tienen la responsabilidad de dirigir y promocionar la educación del desarrollo sostenible, desde el año 2014 se tiene la meta de inducir a los gobiernos de concientizar a la población a participar activamente en la Educación Ambiental, donde se lleve a cabo un cambio de aptitudes, valores y conocimientos para confeccionar un mundo sostenible, amables con nuestro entorno. Para ello se tiene como antecedente Romero, (2012) en “la carta de Belgrano, de 1975, cuyos objetivos son: toma de conciencia, adquisición de conocimientos ambientales, adquisición de actitudes y destrezas, aptitudes, capacidad de evaluación y fomento a la participación ciudadana”. (pp.77) En referencia a lo anterior, las alternativas de proyectos en post del mejoramiento y la sostenibilidad en las comunidades necesitan el apoyo de entidades para forjar una planificación de procesos viables que respondan a los requerimientos del entorno, puede ser a través de instituciones privadas o públicas que garanticen la asertividad hacia dichos proyectos medioambientales, pero ese cambio de conciencia debe ser tarea de todos, “(…) la concienciación respecto a las diferentes problemáticas ambientales y de su impacto local y planetario (…)” (Pousa & Xoán , 2010) esta tarea comienza en casa, la problemática se abarca desde nuestros hogares generando una cadena de valores que garanticen un futuro sostenible para las futuras generaciones.

Generar la cultura de cuidado sobre el medio ambiente y la disposición de aportes hacia un mejoramiento para reducir la huella o daño ecológico, desemboca en conductas necesarias y según La Organización de Estados Iberoamericanos OEI dice que “(…) el activismo fundamentado de la comunidad educativa, junto a la científica y a los movimientos ciudadanos, (…) para vencer inercias y barreras y lograr la imprescindible implicación generalizada de la ciudadanía para hacer posible la transición a la Sostenibilidad” (OEI, 2014) Por lo tanto, manifestaciones por parte del gobierno, comunidades, científicos, educadores y cualquier individuo evoluciona y hace posible los cambios. La sostenibilidad no es responsabilidad de un solo ente, se fundamenta en la asociatividad y el deseo común por lograr los objetivos trazados.

El carácter sistémico de la problemática de la sostenibilidad obliga a un tratamiento conjunto de los problemas mediante medidas tecnocientíficas, educativas y político-económicas, también estrechamente asociadas. Como expresión de esta visión holística y con objeto de concientizar sobre los retos para preservar el planeta, sus recursos naturales y, muy en particular, la diversidad de formas de vida y de culturas, se celebra cada 22 de abril el día de la tierra, pero se precisan medidas realmente efectivas como la creación de una auténtica Organización Mundial del Medio Ambiente dependiente de Naciones Unidas (…). (Vilches, A., Macías, O., Gil, D., s.f, p.15) Refieren que existen organismos que trabajan por identificar y visualizar mundialmente la problemática y tomar medidas pertinentes activando el sector académico y la sociedad para dar solución. El reto para preservar el planeta genera la complicidad de varios sectores de la sociedad.

De ahí que Mateo, G., Parra, R., Mendoza, P., (2012) consideran que la actitud del ciudadano frente al desarrollo sostenible, (…) el ciudadano occidental acepta cualquier política orientada al desarrollo sostenible, siempre y cuando requiera poco (o ninguno) sacrificio para él. (…) son claramente opuestos al desarrollo sostenible (…) porque consideramos que forman parte de nuestra calidad de vida. (p.51) Los autores responsabilizan a los ciudadanos sobre las posturas de costumbres ante el medio ambiente, pero esto no quiere decir que justifiquen a los gobernantes. Pero ¿qué depende la calidad de vida? Existen factores como la distribución equitativa de la riqueza y las oportunidades sociales y culturales Estas márgenes si gradual e igualitariamente aumentan su nivel prometen una calidad de vida para los individuos.

Además, el nuevo estilo de consumo y el sistema económico vigente de países altamente dominantes ha creado una brecha de destrucción ambiental. (Cfr. Maldonado, T., 1990, pp.-pp. 54-55) Los limites existentes entre lo económico y lo social ha creado que ciertos individuos sobrepasen los estilos de vida, acceder a productos masivamente sin control genera gastos innecesarios de los recursos de la naturaleza. La calidad de vida no radica en extralimitar altos grados de valores supuestos, que la sociedad de consumo se impone, es simplemente el bienestar social que los individuos tienen para vivir cómodamente y en armonía.

Pero ¿Qué es sostenibilidad? Gunter Pauli en la conferencia La economía Azul, expresa: “La sostenibilidad es la capacidad de responder a las necesidades básicas de todos con lo que tenemos”. (banrepcultural.org, 2011) Significa entonces que se deben solucionar cada una de las necesidades y problemas con lo que se tiene a la mano, no buscar más allá. Necesidades básicas, como el agua, los alimentos, la vivienda, la energía, salud, trabajo y el aprendizaje, necesidades que todo ser humano debe poseer para tener una calidad de vida básica.

Por otra parte Jiménez, L. (2002) hace una relación entre el concepto de sostenibilidad y desarrollo sostenible, dice:

La sostenibilidad como un principio funcional (o conjunto de principios) aplicables a determinados sistemas, mientras que el desarrollo sostenible se puede identificar mejor como una opción que incluye objetivos sociales y satisfacción de necesidades, según determinadas escalas de valores y en contextos variables que van cambiando en el tiempo, como un proceso abierto que se retroalimenta progresivamente. (pp.66)

También refiere el concepto de sostenibilidad, ecológica-ambiental como la condición necesaria, pero no suficiente para lograr el desarrollo sostenible del sistema humano. Porque si, simultáneamente, no se logra especificar qué tipo de sostenibilidad socioeconómica es necesaria para complementar la del entramado natural, no será posible definir un proceso de desarrollo que, siendo bio-fisicamente sostenible, sea también más racional en términos de eficiencia y equidad. (Jiménez, 2002, pp.67) La dependencia reciproca del medio ambiente y el hombre y los sistemas socioeconómicos deberían partir de un pensamiento armónico sostenible.

A su vez Gallopín, G. 2003 expresa “(…) El desarrollo sostenible implica cambio; a veces queremos mejorar o transformar el sistema mismo, en cambio otras, queremos cambiar el sistema para mejorar algunos productos” (pp.12). Este cambio del sistema, puede ser en la entrada o en la salida, el autor describe que los cambios dependen de las variables, como el tiempo o la población, cada uno de los comportamientos asumidos y ocasionados por situaciones.

Por lo que se refiere a la definición de desarrollo sostenible, la comisión de las Naciones Unidas sobre el medio ambiente y desarrollo WCED, conocida como Comisión Brundtland, en 1987 en el informe presentado a la Asamblea General de las Naciones Unidas denominado Nuestro Futuro Común, definió el desarrollo sostenible como el “Desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades” (Cooperación Chilena para el Desarrollo AGCID CHILE, s.f) , puedo decir que el desarrollo sostenible debe garantizar la continuidad de los recursos naturales del planeta pero con la convicción de extender a todos los seres humanos de hoy y del futuro una estabilidad de vida en las condiciones mínimas.

Haciendo un paréntesis, menciono que el criterio de Pauli sobre la sostenibilidad es congruente a la definición del desarrollo sostenible dado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1987, pero Pauli enfatiza las necesidades básicas como la prioridad y solventadas por lo que se tiene en el momento, el buscar estrategias creativas que solucionen las problemáticas y minimizar las procesos que han sido alterados por los cambios causados por el mismo ser humano.

También de manera puntual, en la conferencia del Libro la economía Azul de Gunter Pauli, cuestiona que se debe implementar filosofías para crear nuevas articulaciones, nuevos convenios, nuevas soluciones para sacar adelante nuestro planeta respondiendo a las necesidades básicas antes mencionadas. (Cfr. Banrepcultural.org, 2011) Esta filosofía ha permitido dar respuesta a problemáticas existentes y realizar en la actualidad asociaciones entre comunidad, academia y el sector privado generando proyectos recurrentes en beneficio de la sociedad.

La moda sostenible

A sí mismo el concepto de moda sostenible, en el artículo a la revista Online América Economía, sobre El desafío de la moda sostenible: de lo estético a lo ético, él define queLa moda sostenible se basa en el respeto por los demás y en el consumo responsable” (Pereda Madrid, 2015) por lo anterior manifiesto que la ética de la moda integra la industria y la sociedad de consumo responsable, cada persona es un mundo y se debe concientizar el uso responsable y el consumo responsable.



Cabe también señalar que Pablo. (Citado por Pereda, 2015) dice textualmente “Hoy existe una oportunidad para hacer un cambio en el proceso creativo de la moda, a base de una producción sustentable. Esperamos que los creadores más consagrados, asuman también este desafío colectivo”. Definitivamente, en otras palabras se puede decir que es un compromiso de la academia en formar nuevos profesionales que enfatizar pensamientos ecologistas en la moda, para erradicar desde este ámbito la podredumbre socioeconómico y mejorar los procesos de producción y pensar en sus trabajadores que en la actualidad están siendo mal remunerados y también el desatino de los consumidores en querer comprar a precios bajos sin pensar que hay detrás de fondo. El compromiso es generalizado frente a cada uno de los procesos que le competen, tener una visión hacia las personas del mañana, la conciencia de establecer parámetros de solidaridad y respeto hacia los demás, hacia el planeta. Este consumismo es absurdo, una cadena que se debe romper para que las futuras generaciones no queden inmersas en la moda superficial y destructora, que entiendan la finalidad de la moda frente a la vida.

Todas estas observaciones se relacionan también con el documental The True Cost, (El verdadero costo) de Andrew Morgan, que relata la miseria, la esclavitud y muerte que está detrás de la ropa económica. Los impactos negativos sobre la biodiversidad a causa de los procesos industriales. Donde se muestra la realidad de los perjuicios sociales, económicos, ambientales y psicológicos que provoca la industria de la moda. (Morgan , 2015)


Según Gema Gómez fundadora, formadora y coordinadora de Slow Fashion Spain, (citado por García, A., 2012) textualmente dice: La idea es que una prenda tenga impacto 0, tanto medioambiental como socialmente (…) en la moda sostenible hay que tener en cuenta  8 áreas: el uso de la tierra, la huella hídrica, los químicos que se vierten al medio ambiente, cómo afecta a la biodiversidad, qué residuos se están generando, cómo afectan los químicos a la salud de las personas, que políticas están rigiendo a los trabajadores y las emisiones de CO2. (García de Durango, 2012) Si la relación que existe en cada uno de los procesos está descompensada y ocasiona cambios en el sistema y afecta indiscutiblemente el planeta, factor clave para determinarlo como no sostenible. La moda sostenible busca sostenerse ella misma y evita daños colaterales.

En la industria de la moda “la producción, el uso y la eliminación de ropa tiene una gran variedad de impactos” (Gwilt, A., 2014, pp.14). Dado que la gran cantidad de volúmenes de prendas que salen al mercado, produce una dinámica en el consumidor que está psicológicamente descontento y eso produce que el individuo repita el procedimiento de la compra. Las grandes marcas y cadenas buscan estrategias promocionales a precios increíblemente bajos generando gran demanda y poder de adquisición sin tener una necesidad, el deseo de comprar impulsa a rotar las existencias en sus armarios y desechar colecciones pasadas de temporada, Pero ¿Qué relevante es comprar prendas de vestir masivamente? ¿Qué porcentaje del total existente de las prendas de vestir se coloca las personas? ¿Qué pasa con las prendas de vestir que se desechan? El hecho de que cada vez las prendas de vestir sean cada vez más baratas y cronológicamente las tendencias más cortas hace que se acelere la adquisición de prendas de vestir. La industria de la moda debe proponer hacer un cambio en los ciclos de vida del producto, generar un origen no contaminante cuando se deseche, los cuales siempre terminan en los vertederos causando un impacto ambiental negativo.

En el libro moda ética para un futuro sostenible de Elena Salcedo, acopia el problema de los residuos a gran escala que generan las empresas y las marcas en la industria de la moda, los han puesto a pensar en sistemas de gestión de residuos, prever estrategias o alternativas que despidan respuestas para combatir este problema por medio de la reutilización de las prendas de vestir, bajando el impacto ambiental y potencializando los comportamientos de los consumidores:

Los sistemas de recogida de prendas, es un sistema que busca prolongar el ciclo de vida de las prendas de vestir, transformándolas y dando una segunda oportunidad. Este modelo de gestión favorecería a la población, por medio de la generación de empleo para la recogida, selección y comercialización de estas prendas. De la misma manera el compromiso de las comunidades beneficiando el consumo responsable y la donación de prendas.

También, los sistemas de devolución de prendas a través de programas dirigidos por las marcas, cadena de almacenes y empresas sensibilizando a los consumidores. Estas prendas proporcionan nuevas materias primas para la fabricación de un nuevo producto y deteniendo los residuos en el entorno.

Además sistemas de reciclaje, reutilización de tejidos por método de deshilachado, desentrañado y tinturado. Bajando los niveles de impacto ambiental y el método químico, donde se intervienen fibras sintéticas.

Por último el upcycling o downcycling, selección de materiales no convencionales y convertirlos en fibras textiles para la elaboración de prendas de vestir. (Cfr. Salcedo, E., 2014. pp. 103-110)

El concepto de reutilizar prendas de vestir origina la transformación de otros productos adhiriéndole un valor agregado y el concepto de reciclar va dirigido hacia los tejidos que no se pueden reutilizar y tiene la posibilidad de una segunda oportunidad como fibras textiles o materiales para la industria. Alvira (2015) afirma: “Cuando se decide reutilizar una prenda se le está dando una nueva opción de uso y se sé está aprovechando toda la energía que se empleó en su elaboración, el agua y toda una serie de recursos” (p.153). En este sentido exteriorizó que se debe pensar en el trabajo realizado por cada uno de los actores implicados en el proceso de manufactura y los recursos que se utilizaron para su construcción; en sí, el desgaste humano y de la tierra no puede ser en vano.



La intervención de las Comunidades en el contexto ambiental de Santa Marta y la concientización

El consumidor es el fortalecimiento de la industria de la moda, la intervención de comunidades, esto “surge como respuesta a la necesidad de analizar y actuar sobre los problemas de las interacciones personales de sus diversos contextos sociales” (Díaz, C., 2009, pp.60) La intervención procuran originar cambios de remuneración a largo plazo en las comunidades vulnerables, sobre todo cuando se suscita las necesidades de los individuos e insatisfacciones en el contexto social, ambiental y económico con el fin de mejorar la calidad de vida.

Las comunidades vulnerables están sujetas a padecer maltratos por diversos factores que originan una desigualdad ante la sociedad, la cual denotan carencia para el desarrollo humano. Estos grupos presentan dificultad para establecer conexión por las zonas de difícil acceso, desequilibrio económico y la carencia de las ayudas del estado generando riesgo para desempeñar actividades.

También el deterioro del ecosistema por el abuso indiscriminado de los recursos naturales y la extrema pobreza que determina problemas de convivencia, educación, desarrollo cultural y alimentación originando desnutrición en el grupo familiar por niveles de mortalidad que afecta a niños, mujeres y ancianos en particular. Por connotación étnica e idiosincrasia cultural limita la integridad, la subsistencia y la forma de transformar la vida.

Las condiciones sociales, económicas, culturales de la población vulnerable presentan desventajas para la subsistencia por elementos y herramientas básicas para satisfacer las necesidades e incrementar su nivel de vida. Es un causal de riesgo el afrontar las problemáticas que presenta la extrema pobreza en consecuencia al bajo ingreso económico no pueden alcanzar necesidades primordiales y básicas como la salud, la vivienda y la educación.

El proyecto de investigación ambiciona descubrir el cambio de conciencia ecológica con las comunidades vulnerables que se encuentran en extrema pobreza, identificar la problemática que tiene esta población con el fin de transformar el pensamiento a través de la creatividad puesta en marcha sobre el proyecto Laboratorio de Moda Ética en la ciudad de Santa Marta, donde se piensa rescatar prendas usadas para prolongar su vida transformando en piezas únicas con la aplicación de procesos artesanales, naturales y orgánicos dando un valor agregado y así mismo solventar la economía de las familias para optimizar la calidad de vida e impulsar el desarrollo medioambiental de la región. Según, Zuluaga (2015) manifiesta que “Los estilos de vida sostenible, hacen referencia a aquellos estilos de vida humana, que fortalecen las relaciones entre naturaleza, economía y bienestar cultural de una sociedad” (p.86). Esto ratifica lo dicho anteriormente, el cambio de conciencia de las comunidades hace enfocarse en una transformación sistémica en procesos del quehacer generando un nivel socioeconómico de las familias. Pero también puedo decir que para generar estilos de vida sostenibles en comunidades es una tarea compleja, para obtenerlo se debe realizar un cambio cultural, creando bienestar social por ellos mismos.

Según el Plan de Desarrollo 2012-2015 alcaldía distrital de Santa Marta Distrito Turístico Cultural e Histórico D.T.C.H. (2012) entre los rasgos de la ciudad se menciona: (…) ausencia de visión colectiva, altos niveles de pobreza, baja calidad de vida, (…) deterioro ambiental, y la baja inexistente cultura ciudadana, ausencia de identidad y de sentido de pertenencia, (…). (pp.8) Esto da una clara idea de las necesidades de la ciudad, debido a la mala administración pública y la indolencia de la sociedad. Aunque a simple vista para el turista, la capital del departamento del Magdalena es una bahía hermosa por sus playas, niveles de climas y vegetación abundante, pero lo evidente es que la ciudad está convertida en un caos para los habitantes que residen en ella.

También cabe agregar que tienen contemplado el programa de mujer emprendedora e iniciativas de fortalecimiento con equidad de género, para promover la inclusión efectiva de las mujeres y el aprovechamiento de las oportunidades, apoyando iniciativas de organización y generación de capacidades e ingresos sostenibles donde atenderán prioritariamente a la mujer cabeza de hogar. (Alcaldía distrital de Santa Marta D.T.C.H. 2012, pp.94) Esto es importante para el proyecto dado las condiciones de la población objeto de estudio que permite avanzar y consolidar concretamente el pensamiento moda sostenible para comunidades vulnerables.

Como investigadores es preocupante ver la actitud que tienen las comunidades del nivel socioeconómico bajo frente a su territorio y el desinterés de los gobernantes por generar las mínimas necesidades básicas, la falta de acceso a los servicios públicos se le suma la falta de voluntad de la población para generar espacios libres de contaminación de basuras. “Un mundo donde la pobreza es endémica será siempre propenso a sufrir una catástrofe ecológica o de otro tipo.” (Sánchez Ángel, 2004) El hecho de exigir soluciones a los problemas, origina protestas que ocasionan desastres ambientales causando más contaminación por la quema de llantas o neumáticos en las ciudades, como por ejemplo en la ciudad de Santa Marta existe un problema real que es la falta de agua, y la exagerada contaminación emitida por la misma población. Por otro lado la necesidad económica de las comunidades como nuestra población de estudio, madres cabeza de hogar que no tiene una persona que soporte su economía trae como consecuencia el abandono temporal de sus hijos quedando a merced de personas ajenas o familiares que no tienen el mismo sentido de responsabilidad y están expuestos a agentes contaminantes. Estas madres, deben buscar el sustento para satisfacer las necesidades básicas.

Teniendo en cuenta que las comunidades menos favorecidas deben adquirir vestimenta para su proceso de vida, trae como resultado la compra de prendas de vestir baratas, incrementando el volumen de mala procedencia que causa esclavitud laboral y contaminación por el origen de los materiales con que están elaboradas. Los residuos de productos por la mala calidad y la poca durabilidad de la ropa traen por consiguiente la contaminación ambiental y bajo nivel socioeconómico.

Con todo esto, se pregunta ¿de qué manera se debe fomentar los valores ambientales a las comunidades vulnerables y en extrema pobreza, para qué se adopte respecto, solidaridad, responsabilidad y compromiso?

Es una excelente oportunidad la acción psicosocial a comunidades vulnerables de Santa Marta por diversas problemáticas ambientales, forjando consciencia de los diversos factores que involucran las familias. Planes de acción que brindan alternativas para originar cambios a través del tiempo. En la medida que se aborde cada una de las acciones inmediatamente se construye un paso hacia el mejoramiento del medioambiente de la ciudad y con el objetivo de mejorar el nivel socioeconómico.



Conclusiones

Se infiere que hoy en día existe una profunda crisis medioambiental y el trato a la naturaleza ronda en torno a los valores de cada individuo. El deterioro de los recursos incide en el bienestar económico y social de la ciudad afectando las necesidades básicas.

La superación de cada habitante repercute en la sostenibilidad del planeta, la formación colectiva e integración social trasciende en los comportamientos hacia el desarrollo sostenible, las orientaciones teóricas y el referente práctico abordado desde la academia y matizado con el entorno, está estrechamente unida a los valores humanos, sociales y culturales.

Indudablemente, será importante contribuir al bienestar de las comunidades vulnerables en la medida que faciliten cambiar su manera de pensar respeto al medio ambiente. El diálogo de saberes entra en paralelo de la idiosincrasia sociocultural de la región y los conocimientos de la academia por entender los comportamientos y el pensamiento creativo que llevará a resultados gratificantes. Sé establecerá una discusión sobre el interés que tengas las comunidades en mejorar su entorno y sacarle provecho a los desechos que diariamente arrojan a la basura que finalmente van a los vertederos.

Es consecuente que como docente, se debe intervenir las comunidades vulnerables y en extrema pobreza y lograr articular entidades que promuevan el desarrollo sostenible con la creación de proyectos comunitarios con proyección social y ambiental que garantice una sostenibilidad de las familias lideradas por las madres cabeza de hogar de la ciudad de Santa Marta.

El ser humano es responsable de su medio ambiente, el mal uso repercute en el entorno, es por ello que se deben plantear alternativas de solución a través del pensamiento creativo para aplicarlo al emprendimiento colectivo e integrar conocimiento de la academia, solidaridad de las empresas y sentido común de la población. El acompañamiento de jóvenes investigadores facilita la intervención de las familias brindando momentos lúdicos a sus hijos para garantizar la disponibilidad para el desarrollo de los proyectos.

Es el tiempo de elevar los conocimientos de la academia e interesarse por una investigación social y responsable, en torno al mejoramiento del medioambiente y la economía de las familias, donde se relacione los sistemas de gestión de residuos textiles y reutilización de prendas con el fin de aplicar las capacidades y optimizar la conectividad del interior del ser con el exterior.
Referencias Bibliográficas

Alcaldia de Santa Marta. (2012, agosto 02). Plan de Desarrollo 2012-2015 Alcaldia distrital de Santa Marta D.T.C.H. Retrieved 04 17, 2016, from http://www.santamarta.gov.co/docs/PDD.pdf

Alvira Goméz, L. (2015). Customización y Trueque como estrategia de Aprendizaje Significativo en el ejercicio del consumo responsable. Memorias simposio Internacional de diseño sostenible, 153.

banrepcultural.org. (2011, octubre 6). ENCUENTRO INTERNACIONAL AGUA Y ECONOMÍA. Retrieved marzo 28, 2016, from http://www.banrepcultural.org/agua/galeria-video3.html

Cooperación Chilena para el Desarrollo AGCID CHILE. (s.f). Desarrollo Sostenible. Retrieved abril 15, 2016, from http://www.agci.cl/index.php/glosario/172-d/289-desarrollo-sostenible

Díaz Coutiño, R. (2009). Ecología y Medio Ambiente. In R. Díaz Coutiño, Ecología y Medio Ambiente (Segunda ed., p. 60). México, México: Mac Graw Hill.

Gallopín, G. (2003, Mayo). Sostenibilidad y desarrollo sostenible: un enfoque sistémico. División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos. CEPAL. Retrieved abril 10, 2016, from http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/5763/S033120_es.pdf?sequence=1

García de Durango, Á. (2012, Noviembre). La moda sostenible es el único futuro de la moda en España. Retrieved abril 18, 2016, from http://www.ambientum.com/revista/2012/noviembre/moda-sostenible-unico-futuro-moda-en-Espana.asp#

Gwilt, A. (2014). Moda Sostenible. In A. Gwilt, Moda Sostenible (p. 14). Barcelona: Gustavo Gili, SL.

Jimenez Herrero, L. (2002). La sostenibilidad como proceso de equilibrio dinámico y adaptación al cambio. ICE, 66-67.

Maldonado, T. (1999). Hacia una racionalidad Ecologica. In T. Maldonado, Hacia una racionalidad Ecologica (pp. 54-55). Buenos Aires: Infinito.

Ministerio del medio Ambiente y medio rural y marino. (2008). Sostenibilidad y territorio. Análisis de la huella ecológica en España. (c. d. Marino, Ed.) Retrieved marzo 29, 2016, from http://www.footprintnetwork.org/images/uploads/Huella%20ecologica%20de%20Espana.pdf

Morgan , A. (Director). (2015). The True Cost [Motion Picture].

OEI. (2014, Marzo 29). La Cultura: elemento indispensable para la Transición a la Sostenibilidad, Boletin No.94. Retrieved Marzo 29, 2016, from http://www.oei.es/decada/boletin094.php

ONU. (s.f). Objetivos de desarrollo sostenible. Retrieved 03 28, 2016, from http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/poverty/

Pereda Madrid, C. (2015, octubre 10). El desafío de la moda sostenible: de lo estético a lo ético. Retrieved abril 16, 2016, from http://www.americaeconomia.com/negocios-industrias/el-desafio-de-la-moda-sostenible-de-lo-estetico-lo-etico

Pousa, L., & Xoán , M. (2010). La gestión Medio Ambiental, un objetivo común. In L. Pousa, & M. Xoán, La gestión Medio Ambiental, un objetivo común (p. 15). Bogota: Ediciones de la U.

Romero Rodriguez, E. (2012). Desarrollo Sostenible Hacia la sostenibilidad Ambiental. In E. Romero Rodriguez, Desarrollo Sostenible Hacia la sostenibilidad Ambiental (pp. 76-77). Bogotá: produmedios.

Salcedo, E. (2014). Moda ética para un futuro sostenible. In E. Salcedo, Moda ética para un futuro sostenible (pp. 103-110). Barcelona: Gustavo Gili, SL.

Sánchez Ángel, R. (2004). El desafío Ambiental. In R. Sánchez Ángel , El desafío Ambiental (p. 98). Bogotá: Cooperativa Editorial Magisterio.

Sanz, G. M., Parra, Cremades, R., & Mendoza Casp, P. (2012, noviembre). Libro: Repensar nuestra cultura. Retrieved abril 10, 2016, from https://books.google.com.co/books?id=TXSOAQAAQBAJ&pg=PA52&lpg=PA52&dq=cultura+en+pos+del+medio+ambiente&source=bl&ots=Ih8EVgNQUv&sig=PNbHQP2s3Cv_nupaGCY03T8jC30&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwib0ciouYLMAhWFWz4KHZlmBgAQ6AEIHzAB#v=onepage&q=cultura%20en%20pos%20del%

UNDP. (s.f). A new sustainable development agenda. Retrieved 03 25, 2016, from http://www.undp.org/content/undp/en/home/sdgoverview/

UNDP. (s.f). Goal 12: Responsible consumption, production. Retrieved 03 26, 2016, from http://www.undp.org/content/undp/en/home/sdgoverview/post-2015-development-agenda/goal-12.html

vilches, A., Macías, O., & Gil, Peréz, D. (s.f). La transición a la sostenibilidad: un desafío urgente para la ciencia, la educación y la acción ciudadana. Retrieved marzo 29, 2016, from http://ibercienciaoei.org/documentoiberciencia1.pdf

WWF. (2014). Informe Planeta Vivo. Retrieved 04 2, 2016, from http://www.footprintnetwork.org/images/article_uploads/Informe-PlanetaVivo2014_LowRES.pdf

Zuluaga García, C. (2015). Diseño de Modas, Producción Industrial y consumo responsable. Memorias Simposio Internacional de Diseño Sostenible, 86.

(*) Alejandrina Rincón Acevedo. Egresada de la Escuela de Diseño y Mercadeo de Moda Arturo Tejada Cano, docente  Investigadora del programa de Diseño y Producción de modas de la Escuela de comunicación y Bellas Artes de la  Corporación Unificada Nacional de Educación Superior CUN, Sede Santa Marta. Regional Magdalena _ Colombia. Adscrita al Grupo de Investigación CODIM,  cuyas líneas de investigación se encuentran enmarcadas en el desarrollo sostenible y la Responsabilidad Social las cuales se encuentran alineadas con los axiomas que proponen sub-líneas como responsabilidad ambiental, mujer y desarrollo social y proyectos enmarcados en proyectos inclusivos.

Pionera y líder del semillero de Investigación CREART. http://www.grupocodim.com/  E-mail: Alejandrina_acevedo@cun.edu.co _ Oircid.org 0000-0002-6044-2834.



Colciencias: http://scienti.colciencias.gov.co:8081/cvlac/visualizador/generarCurriculoCv.do?cod_rh=0001356378
Catálogo: servicios dyc -> encuentro2010 -> administracion-concursos -> archivos conf 2013
archivos conf 2013 -> Arte no es lo que tu puedes ver sino lo que puedas hacer ver a otros
archivos conf 2013 -> Vi congreso latinoamericano de enseñanza del diseñO
archivos conf 2013 -> La ciudad como espacio escénico de diversos grupos juveniles: las Lolitas
archivos conf 2013 -> Etnografía Aplicada al Diseño industrial
archivos conf 2013 -> En constante renovación en cuanto al conocimiento y su evolución en el tiempo y en el espacio
archivos conf 2013 -> Fundamentos teóricos en la enseñanza del diseño gráfico en la universidad de chimborazo desde el añO 2008 a 2015
archivos conf 2013 -> EnseñAR, proyectar, habitar la utopía de proyectar el habitat
archivos conf 2013 -> Uso de residuos naturales para el desarrollo de blendas polimericas
archivos conf 2013 -> Aprendizaje experiencial en la ciudad


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal