Comentario poético rima XIII de Gustavo Adolfo Bécquer



Descargar 8,14 Kb.
Fecha de conversión24.02.2017
Tamaño8,14 Kb.
COMENTARIO POÉTICO RIMA XIII de Gustavo Adolfo Bécquer

1 Tu pupila es azul y, cuando ríes,
2 su claridad suave me recuerda
3 el trémulo fulgor de la mañana
4 que en el mar se refleja.

5 Tu pupila es azul y, cuando lloras,


6 las transparentes lágrimas en ella
7 se me figuran gotas de rocío
8 sobre una violeta.

9 Tu pupila es azul, y si en su fondo


10 como un punto de luz radia una idea,
11 me parece en el cielo de la tarde
12 una perdida estrella.


1.-CONTEXTUALIZACIÓN

El poema que vamos a comentar pertenece a Gustavo Adolfo Bécquer, poeta sevillano que junto a Rosalía de Castro pertenece al posromanticismo español, etapa de finales del siglo XIX marcada por el tono intimista en la poetización de las emociones, y por la influencia de poetas alemanes de los que toma ritmos de la poesía popular y el motivo de la naturaleza como espejo de las emociones. La rima XIII se clasificaría dentro de la temática de amor ilusionado (rimas XII-XXIX).



2.-ESTRUCTURA EXTERNA

La rima se compone de 12 versos repartidos en tres estrofas con cuatro versos cada una.

Los tres primeros versos de cada estrofa son endecasílabos y el cuarto heptasílabo, correspondiéndose con el estilo de Bécquer y la polimetría del siglo XIX.

La rima entre ellos es asonante como en casi toda la poesía del Romanticismo, rimando los versos pares (2,4,6,8,10,12) en “ a e” y quedando libres todos los impares, otorgando ligereza y espontaneidad al poema: “ - A – a – A – a – A – a”



3.-ESTRUCTURA INTERNA

Dentro de las dos estructuras poéticas que utiliza Bécquer este se encontraría en los de estructura larga y lo justificaría que cada estrofa empieza por la misma anáfora “Tu pupila es azul “ (v 1,5 y 9), así como los recursos repetitivos que en el siguiente apartado del comentario justificaremos.

En la primera estrofa el autor describe los ojos de la amada cuando esta ríe, comparándolos con los dos elementos naturales azules por excelencia por su inmensidad “la mañana” (v.3) que es el cielo y el “mar” (v.4).

En la segunda estrofa el autor describe a la amada en otra situación antitética a la risa “cuando lloras” (v.5) y las lágrimas que se describen son como otro elemento de la naturaleza del día: las “gotas de rocío/ sobre una violeta” (v.7)

La tercera y última estrofa no describe a la amada ni llorando ni riendo, sino pensando “radia una idea” (v.10), es decir en una situación diferente que vuelve a provocar en el poeta el recuerdo de otro elemento natural “la estrella” (v.12).

4.-ESTILO DEL AUTOR Y DEL MOVIMIENTO ROMÁNTICO.

Bécquer se caracteriza por tener un estilo en apariencia sencillo, sin embargo, si analizamos la rima comprobamos que no es así:

Abundan las descripciones comparativas con elementos de la naturaleza, en concreto la descripción de los ojos con “la mañana” (v.3), “el mar” (v.4), “el rocío” (v.7), “estrella” (v.12).

Habría que mencionar que la descripción-comparativa abarca tanto el amanecer (segunda estrofa), la mañana (primera estrofa) y la tarde-noche (tercera estrofa), además de las diferentes situaciones de la amada vistas (risa, lloro, pensamiento), es decir, para el poeta en cualquier hora del día y en cualquier situación la amada resulta tan bella como las descripciones que utiliza.

Otro recurso que caracteriza la poesía de Bécquer sería la anáfora utilizada en los versos 1,5 y 9 “Tu pupila es azul”.

En los versos 1 y 5 también hay paralelismo pues se repite la misma estructura sintáctica “Tu pupila es azul y, cuando ríes/ cuando lloras”

La antítesis, otra de las figuras del autor se produce cuando utiliza las situaciones contradictorias: “ríes” (v.1), “lloras” (v.5).

Utiliza términos abstractos como: “claridad” (v.2), “idea” (v.10) y hay epítetos naturales como “transparentes lágrimas” (v.6)



5.-FIGURAS RETÓRICAS GENERALES

Como recursos generales encontramos la metáfora “como un punto de luz radia una idea” (v.10) haciendo referencia al pensamiento de la amada que se puede averiguar por la luminosidad que transmiten sus ojos. Otra metáfora se encontraría en el verso 12 “una perdida estrella” donde la amada brilla para él única en el cielo sin compañía, para él ella es el único amor que puede tener en el mundo real. El poeta también utiliza la sinestesia “claridad suave” (v.2) que une la vista con el tacto.



En conclusión, se trata de una poesía sugerente, sabemos que Bécquer está enamorado y además es un amor ilusionado, y lo sabemos por la descripción con los elementos naturales elegidos, y las figuras retóricas empleadas sin que en ningún momento el lo diga de forma explícita.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal