Combinacion de negocios inversiones permanentes y consolidacion de estados financieros



Descargar 254,4 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión05.03.2017
Tamaño254,4 Kb.
  1   2   3
Boletín Técnico Nº 72

COMBINACION DE NEGOCIOS

INVERSIONES PERMANENTES Y CONSOLIDACION

DE ESTADOS FINANCIEROS  

COMBINACION DE NEGOCIOS

INVERSIONES PERMANENTES Y CONSOLIDACION DE ESTADOS FINANCIEROS

I.     INTRODUCCION

01.   La incorporación de la metodología del valor patrimonial proporcional (VPP) a las prácticas de contabilidad chilena, actualmente tratada en los boletines técnicos N°s 42 y 64, representó un avance profesional  significativo.  No obstante lo anterior, el auge posterior en el volumen y complejidad de este tipo de transacciones ha dejado en evidencia la necesidad de profundizar y complementar la normativa existente, desarrollando en mayor profundidad determinados temas y ampliando la metodología a emplear a objeto de reflejar en forma más precisa el fondo económico de estas transacciones. 

Cabe tener presente que, en su esencia, la metodología del VPP no pretende modificar la -convención del costo histórico, sino complementar el costo de una inversión con un debido reconocimiento de los resultados devengados. 

02.   En particular, la metodología actualmente vigente establece como base para determinar el VPP de inicio el correspondiente valor libros registrado en la empresa en que se invierte, antecedente que normalmente no es el factor económico predominante que considera el inversionista para efectuar su evaluación ya que no necesariamente refleja adecuadamente el valor económico asignable a los activos netos que indirectamente se están adquiriendo. En consecuencia, los valores que se determinan para la plusvalía o minusvalía adquirida, diferenciales que corrientemente denominamos como menor valor o mayor valor de inversiones,  no se correlacionan con la naturaleza económica de la transacción efectuada y, además, según ha demostrado la práctica, se tienden a generar ambigüedades sobre los plazos de amortización a utilizar y eventuales distorsiones en la medición de resultados del inversionista. 

03.   En los casos en que se está adquiriendo una nueva filial, de hecho se están combinando el o los negocios que tradicionalmente desarrollaba la empresa con un nuevo negocio, el que puede ser similar en términos de giro social o absolutamente distinto. En este sentido, cuando se invierte en otra empresa, lo que se está comprando es una participación en la capacidad de generar flujos de un negocio, en conjunto con los activos operacionales netos de la entidad adquirida. En consecuencia, corresponde plantear una metodología más adecuada para asignar el costo pagado en la compra a los activos y pasivos adquiridos, a base de sus valores económicos (valores justos) incluyendo tanto los activos tangibles como los eventuales activos intangibles a los que se les hubiese asignado un valor en el proceso de evaluar y determinar el precio de compra.   

Para tomar en consideración lo anterior, las normas internacionales de contabilidad utilizan lo que se denomina el "método de adquisición", diferenciándolo de una "unificación de intereses".  En la realidad chilena, no es muy común encontrarse con situaciones que pudiesen considerarse como unificación de intereses, con la salvedad de determinadas fusiones y, eventualmente, otras situaciones muy excepcionales.  Por otra parte, con relación a los procesos de fusión de dos o más empresas, actualmente no existe metodología de contabilidad que trate expresamente esta materia. 

04.   La necesidad de determinar los valores justos a que se ha hecho referencia,  necesariamente trae aparejado aspectos objetivos y subjetivos que involucran un grado de variabilidad que puede resultar significativo, por lo que resulta ineludible abordar esta materia.  Sin embargo, el aspecto subjetivo se ve substancialmente aminorado por el hecho económico básico que se produce en  una transacción de esta naturaleza: se ha pagado un precio y  es el comprador quien, en definitiva, distribuye este precio de acuerdo al valor justo de los valores adquiridos, considerando su uso esperado. 

En consecuencia, el parámetro básico para efectuar esta determinación debe ser la evaluación efectuada por el propio comprador, como parte del proceso de adquisición, de acuerdo con las normas del presente boletín.  



II            ALCANCE DEL PRESENTE BOLETIN 

05.   El presente Boletín reemplaza y deroga las disposiciones aplicables a inversiones permanentes contenidas en el Boletín Técnico N° 42, deroga los boletines técnicos Nos. 46 y 59, y complementa y modifica el tratamiento contemplado en el Boletín Técnico N°64, sobre inversiones permanentes en el exterior, reemplazando sus párrafos 19 al 21 y 33 al 35, para hacer mandatorio el proceso de ajuste al valor justo, conforme a lo tratado en el presente boletín. Además, acota con mayor precisión lo señalado en el párrafo 8 del Boletín Técnico N° 15 respecto a fusiones y también abarca el tratamiento de cualquier intangible (menores o mayores valores) originado en la adquisición de una empresa que resulta en una combinación de negocios o en la obtención de influencia significativa. 

06.     Una combinación de negocios puede estructurarse de diversas maneras, ya sea por razones legales, tributarias u otras. Puede materializarse mediante la compra por parte de una empresa de las acciones o derechos sociales de otra, o por la compra de los activos netos de esta última. Puede ser efectuada mediante la emisión de nuevas acciones o por la transferencia de efectivo, de efectivo equivalente o de otros activos. La transacción puede ser entre los accionistas o socios de las empresas que se combinan o entre una empresa y los accionistas o socios de otra empresa. La combinación puede involucrar la constitución de una nueva empresa que pasa a controlar a las empresas que se combinan o el traspaso a otra empresa de los activos netos de una o más de las empresas que se combinan y se puede materializar mediante aportes de capital o a cualquier otro título. 

Una combinación de negocios puede o no dar lugar a una fusión. El presente boletín es aplicable a cualquier transacción que, considerando la sustancia económica bajo la cual se efectúa, tipifica una combinación de negocios en los términos definidos en este pronunciamiento, haciendo abstracción de las formalidades o estructura legal que se adopte al efecto. También abarca la metodología a emplear cuando se produce la combinación de dos o más negocios que están bajo  control común. 

07.   Este boletín no se refiere a la consolidación  de  entidades  que han sido constituidas para servir un objetivo especifico, que genéricamente se conocen como Entidades con Cometido Especial (ECE).   Lo anterior, dado que la consideración de este tipo de entidades normalmente involucra, como paso previo, la definición de cuando un activo sujeto a una operación de financiamiento puede considerarse vendido.  Estas  materias serán tratadas en boletines técnicos separados y, en el intertanto, se debe seguir considerando lo establecido en el Boletín Técnico N° 56.   

III.  OPINION 

08.   Las combinaciones de negocios y demás inversiones permanentes en otras empresas deben valorizarse considerando la naturaleza económica de los activos adquiridos, de acuerdo a los criterios contenidos en el presente boletín, los que pretenden reflejar razonablemente la naturaleza de las transacciones, los objetivos de los inversionistas y las evaluaciones efectuadas por éstos para determinar los valores que estuvieron dispuestos a invertir. 

09.   En términos generales debe entenderse que la mayoría de las combinaciones de negocios resultan de la adquisición de una nueva filial.  Una de las empresas que se   combina obtiene el control de la otra, conforme se define en el Anexo 1, permitiendo identificar al comprador y, en consecuencia, la transacción debe registrarse sobre la base del denominado método de adquisición. 

10.   El objetivo primordial del método de adquisición es asimilar el tratamiento aplicable a la compra de la empresa al que se aplicaría normalmente en el caso de la compra directa de los activos netos involucrados. Al efecto es importante destacar que este método solo tiene como objetivo la adecuada asignación del precio pagado por el inversionista y no constituye una metodología de valorización que modifique la convención básica de contabilidad al costo histórico. 

11.   La metodología de asignación de costos aplicable a una adquisición que da origen a una combinación de negocios (valorización económica de los activos netos subyacentes), también debe aplicarse a los casos en que se adquiere influencia significativa en otra empresa que pasa a tener el carácter de coligada. En consecuencia, también se ha estimado necesario revisar el concepto de influencia significativa, conforme a lo definido en el Anexo 1, en términos coherentes con las normas internacionales de contabilidad y que, además, facilite la aplicación práctica de la referida metodología. 

12.   En circunstancias muy excepcionales y considerando la evolución y creciente complejidad de los negocios que se efectúan, puede darse el caso que en una determinada combinación de negocios no sea factible identificar a un comprador, tipificándose una unificación de intereses.

13.   La idea principal de la unificación de intereses es que los activos y pasivos   combinados deben mantenerse reflejados al mismo valor de libros en que estaban registrados en las empresas de origen, lo anterior sin perjuicio de la eventual necesidad de los ajustes que puedan ser requeridos para homologar los criterios de contabilidad básicos utilizados por  las empresas involucradas. 

14.   Las disposiciones desarrolladas en los párrafos 16 a 82, deben aplicarse para la contabilización y presentación de transacciones que representen inversiones permanentes en otras empresas, bajo cualquiera de sus formas, aplicando los criterios de valorización definidos para cada caso.  En particular, las inversiones que den origen a una combinación de negocios se deben registrar conforme a lo establecido en los párrafos 18 a 32. 

15.   La información financiera de las empresas que mantengan control sobre otras empresas, debe presentarse a través de estados financieros consolidados, reflejando la situación que produce la combinación de negocios, para lo cuál deben aplicar las disposiciones desarrolladas en los párrafos 83 a 92.

 

IV.  TIPOS DE INVERSION PERMANENTE 

A -       Inversiones que no representan control ni influencia significativa 

16.   En general, cualquier inversión de esta naturaleza que tenga carácter de permanente, ya sea por intención expresa del inversionista o porque no resulte enajenable, pero que no represente control ni influencia significativa conforme a los términos definidos en el presente boletín, deberá valorizarse al costo corregido, sin perjuicio de la necesidad de constituir provisiones cuando existan evidencias que indiquen, considerando criterios prudenciales y conservadores, que la misma pudiese estar sobrevaluada. 

       No obstante lo anterior, en el caso de inversiones en otras empresas que formen parte de una inversión mantenida a nivel de grupo, la valorización debe efectuarse de acuerdo a la metodología aplicable a las empresas que conforman el grupo, consideradas en su conjunto. 

B -         Inversiones que representan influencia significativa 

17.   Las inversiones permanentes en otras empresas que representen influencia significativa, deberán valorizarse de acuerdo al método del valor patrimonial (VP), después de considerar el ajuste a valor justo de los activos netos adquiridos, aplicando el método de adquisición descrito en los párrafos 20 a 33. Para estos efectos se aplicarán las normas específicas que se describen en los párrafos 41 a 59. 

C -         Inversiones que representan control e involucran una combinación de negocios 

18.   Sin perjuicio del requerimiento de preparar estados financieros consolidados para los casos tratados en los párrafos 83 a 92, como regla general, la adquisición de otra empresa que involucre el control de la misma  se debe considerar como una combinación de negocios, aplicando el método de adquisición descrito en los párrafos 20 a 23. 

19.  Las inversiones permanentes en otras empresas, que representen una combinación de negocios a contabilizarse bajo el método de adquisición, deberán valorizarse de acuerdo al  método del valor patrimonial (VP) descrito en los párrafos 41 a 59, considerando el correspondiente ajuste a valor justo de los activos netos adquiridos, antes de determinar el VP de inicio. 

 

V .   METODOS DE VALORIZACION 

A -         Método de adquisición 

20.   Bajo este método el comprador registra el costo de adquisición de otra empresa valorizando los activos y pasivos identificables, implícitos en el patrimonio de la entidad adquirida, a su valor justo e incluyendo tanto los activos tangibles como los intangibles identificables (estén o no registrados en la misma).  Recién después de efectuar el referido ajuste se procede a determinar si es que se ha pagado algún importe por concepto de intangible no identificable.  

El uso del método de adquisición se traduce en que la compra de otra empresa se debe registrar en forma similar a que si se hubiesen adquirido directamente la correspondiente proporción de los activos y pasivos de la misma.  

21.   Salvo los casos que cumplan excepcionalmente con las condiciones tipificadas en el párrafo 27, la adquisición de una empresa que de origen a una combinación de negocios e involucre control siempre será contabilizada siguiendo el método señalado en el párrafo anterior.  

22.               La compra de una participación en otra empresa que de lugar a influencia significativa pasa a considerarse empresa asociada (en adelante, indistintamente, asociada o coligada) y también debe ser registrada en conformidad con el método de adquisición. 

Las consideraciones a tener en cuenta para determinar la existencia de influencia significativa se señalan en Anexo 1.  A diferencia de lo que establecen actualmente las disposiciones legales vigentes a la fecha, se presume que dicha influencia es de tipo significativo cuando se adquiere una participación de 20% o más. 

Efecto cascada 

23.   Dado que el ajuste a valor justo es un elemento que se considera sólo a nivel de los estados financieros del nuevo inversionista y que implica que el patrimonio ajustado utilizado para registrar el VP de inicio resulta normalmente distinto al patrimonio registrado en los libros de la empresa adquirida, desde un punto de vista práctico surge como interrogante la posibilidad de dar efecto cascada al ajuste a valor justo, registrándolo también a nivel de la empresa adquirida,  modificando el valor de sus activos contra una reserva patrimonial, establecida al efecto en sus registros de contabilidad. 

Al respecto, considerando que los estados financieros de la empresa adquirida seguirán utilizándose para sus propios efectos, no es aceptable registrar este efecto cascada en la contabilidad de la empresa adquirida.  

B -       Unificación de intereses 

24.  Bajo este método, como regla general,  las empresas no modifican la  valorización contable de los activos y pasivos  que se combinan.  Sólo se produce la sumatoria de sus estados financieros individuales y sólo se introducen cambios en la medida que las diferentes empresas  hayan  aplicado criterios de contabilidad distintos para situaciones similares.  La aplicación de este método no origina mayores ni menores valores. 

La sustancia de una unificación de intereses es que no ha ocurrido una adquisición y esto se debe reconocer registrando las empresas combinadas como si cada uno de los negocios continuaran como antes de la combinación, aunque ahora controlados y administrados en forma conjunta. 

25.   Como concepto base, en lo medular, la unificación de intereses se produce principalmente por el intercambio de acciones o participaciones y no por el pago en dinero u otros bienes.  Los estados financieros consolidados o fusionados incluyen con efecto retroactivo los activos, pasivos y resultados de las empresas combinadas, lo que debe reflejarse en los estados financieros del año anterior que se presenten para efectos comparativos. 

26.   Si al producirse la unificación alguna de las empresas participantes mantienen distintas políticas de contabilidad, éstas necesariamente se deben uniformar dado que se origina una sola entidad y ésta debe adoptar un solo conjunto  uniforme de criterios de contabilidad. Por lo tanto, la entidad combinada reconoce los activos, pasivos y patrimonio de las empresas que se combinan según sus valores libros, ajustados sólo por el efecto de uniformar sus políticas contables, aplicándolas consistentemente en todos los períodos que se presenten en estados financieros comparativos. No hay reconocimiento de menores ni mayores valores para los inversionistas y, a nivel de la empresa combinada, las diferencias que se produzcan por unificación de criterios de contabilidad debe registrarse en el patrimonio. 

27.   Sólo se aplicará el método de unificación de intereses descrito en los párrafos 24 a 26, cuando estén presentes copulativamente las siguientes condiciones:

·   Los dueños de dos o más empresas deciden combinar en una sola entidad los activos,

pasivos y operaciones de cada una de ellas. Para estos efectos,  una porción sustancial, si no  el total, de los activos netos o de las acciones o derechos patrimoniales de las empresas que se combinan se intercambian, aportan  o agrupan.

·   En vez de surgir un controlador, las partes se unen en un convenio sustancialmente       equitativo para compartir el control sobre el total de los activos netos y de las operaciones.

·   Los dueños originales mantienen una participación mutua y asumen en conjunto los riesgos y beneficios del negocio combinado.

·   El valor justo de cada una de las empresas no es significativamente diferente.

·   La base de la transacción es el intercambio de las acciones o derechos en las empresas involucradas y, de mediar algún tipo de pago distinto de o a algunas de las partes, éste no representa más del 10% del patrimonio combinado.

·   No existen convenios financieros o de otra índole que puedan proporcionar algún tipo de ventaja relativa a alguno de los inversionistas participantes. 

Además, normalmente, los ejecutivos y empleados claves de las empresas,  fundamentalmente la administración superior, se reparten en la entidad combinada. 

28.   No obstante lo anterior, las combinaciones de empresa bajo control común siempre se contabilizarán a base de la metodología de la unificación de intereses, aún cuando involucre el pago de un precio por la transferencia de determinadas participaciones.  Cualquier eventual efecto en resultados o mayor/menor valor teórico que se produzca como resultado de la transacción, se registrará con abono o cargo a patrimonio, asimilándolo a un incremento de capital o a una distribución de resultados, respectivamente.

 

VI. FUSION DE EMPRESAS 

29.   Las fusiones de dos o más empresas corresponden al caso más claro en que    se ha producido una combinación de negocios y se deben registrar en conformidad con el método de adquisición o de unificación de intereses, según corresponda a las circunstancias particulares de cada caso. 

Las modalidades  tradicionales de fusiones de negocios que se observan en Chile corresponden a: 

a)    Fusión por absorción: Una empresa adquiere la totalidad de las acciones o derechos en otra, la que resulta legalmente disuelta y absorbida por la compradora (la continuadora legal). 

b)         Fusión por incorporación: Una empresa recibe como aporte de capital la totalidad de los activos y pasivos de otra. La primera aumenta consecuentemente su capital y le entrega a los dueños de la segunda la correspondiente participación en el capital de la continuadora.  

c)         Fusión por creación:  Menos común es el caso en que los activos y pasivos de dos o más empresas son transferidos a una nueva entidad, produciéndose la disolución de las de origen. 

30.   Existen casos en que las transacciones que originan una fusión claramente representan una adquisición (no se trata de empresas bajo control común ni se cumplen las condiciones contempladas en el párrafo 27), en cuyo caso deben aplicarse los criterios descritos en los párrafos 20 a 22 y no procede considerar que se ha producido un cambio en la entidad informante. 

31. Por otra parte, una fusión puede ser el caso típico de excepción en que se produce una unificación de intereses y, en consecuencia, debe registrarse conforme a lo señalado en los párrafos 24 a 27. En estos casos sí se origina un cambio de entidad informante que debe tratarse conforme a lo señalado en el Boletín Técnico N° 15. 

32.   En todo caso y consistentemente con lo señalado en el párrafo 28, una fusión siempre deberá ser tratada como una unificación de intereses, si se trata de empresas que,  al momento de la fusión, directa o indirectamente estén bajo control común; ello aún cuando no se cumpla con todos los requisitos establecidos al efecto en el referido párrafo.  

Una particularidad que se observa frecuentemente  en los procesos de fusión de este tipo, es que los aportes se efectúan a valores tributarios, en cuyo caso, considerando que en la sustancia no ha existido ningún efecto económico, se deben  restablecer los activos involucrados al valor libro originalmente registrado en la(s) empresa(s) de origen, conforme al criterio señalado en el párrafo 28.



VII.      CONTABILIZACION DE UNA ADQUISICION 

33.   La aplicación del método de adquisición origina que la compra de una empresa se registra en forma similar a la adquisición de los activos subyacentes. El método de adquisición utiliza el costo como el principio básico para registrar la transacción. 

34.   El costo de adquisición se asigna a los activos y pasivos identificables, por referencia a sus valores justos determinados a la fecha de adquisición o de intercambio, conforme a lo definido en los párrafos 60 a 66. Sin embargo, el costo de la adquisición sólo se refiere a la proporción de los activos y pasivos efectivamente adquirida por el inversionista.  Consecuentemente, cuando se adquiere menos del total de las acciones o derechos de la otra empresa, la proporción correspondiente al interés de los terceros (el interés minoritario en el caso de una nueva filial) se debe mantener controlado a base del valor registrado en libros de la otra empresa, a la fecha de adquisición.  Lo anterior obedece a que los terceros que mantienen participación no han intervenido en la transacción de adquisición. 

A - Costo de adquisición 

35.   Una adquisición debe contabilizarse a su costo, siendo éste la cantidad pagada o comprometida  a pagar, o el valor económico asignable a cualquier otra eventual contraprestación entregada por el comprador a cambio del control o de la participación adquirida sobre la otra empresa, más cualquier otro costo directamente atribuible a la adquisición. Cuando se difiere el pago, el costo de la adquisición es el valor presente y no el valor nominal de la obligación asumida. 

36.   Además del precio acordado, el inversionista puede incurrir en otros costos directamente relacionados con la adquisición. Estos incluyen, entre otros, los gastos legales, remuneraciones y otros pagos a asesores e intermediarios, costos de emisión y registro de valores, publicaciones, etc. Estos conceptos forman parte del costo de adquisición.  Los costos administrativos generales o de cualquier naturaleza que no puedan ser atribuidos clara e inequívocamente a la adquisición que se está contabilizando, no forman parte del costo de adquisición y deben ser reconocidos inmediatamente como gastos. 

37.   Cuando el comprador efectúa el pago emitiendo acciones de su propia emisión, para determinar el valor de adquisición éstas deben considerarse a su valor justo que, normalmente, corresponderá a su valor de mercado. Cuando el precio de mercado a una fecha particular no resulte un indicador confiable, debe considerarse la evolución de precios observada en un período razonable, anterior y posterior a los eventuales efectos del anuncio de adquisición.  

Cuando el mercado no resulte un parámetro confiable o cuando no exista cotización, el valor justo de las acciones emitidas por el comprador será estimado en función de la correspondiente proporción del valor justo de la empresa compradora o por referencia al interés proporcional en el valor justo de la empresa adquirida, cualquiera que sea el más claramente evidenciable. La proporción del precio de compra que se paga en efectivo, también puede resultar una referencia válida para estimar el valor total. 

38.   Cuando una adquisición se efectúa mediante más de una transacción, el costo de adquisición es el costo acumulado de las transacciones individuales y deberá compararse contra el valor justo determinado por el comprador al momento en que obtuvo influencia significativa. Cuando con posterioridad se adquieren  participaciones adicionales, en transacciones  que no se relacionan directamente con la decisión inicial de inversión y ha transcurrido un cierto período  de tiempo, normalmente superior a un año, es razonable esperar que el valor justo pueda haber variado por diversas circunstancias, en cuyo caso el costo de esta participación adicional debe medirse contra la correspondiente proporción del valor justo actualizado, pero sin modificar la base de valorización de la adquisición original. 

39.   No obstante lo señalado en el párrafo 66, en los casos que el precio de adquisición contemple cláusulas de ajuste futuro, sujeto a determinadas contingencias, y el monto de dicho ajuste no pueda estimarse razonablemente a la fecha de adquisición, deberá ajustarse el costo de adquisición en cuanto se resuelva la situación, modificando consecuentemente la valorización efectuada originalmente.

 

B -  Fecha de adquisición 



40.   La fecha de adquisición es la fecha en que se traspasa efectivamente al comprador el control de los activos netos y de las operaciones de la filial adquirida o el derecho efectivo de gozar de los beneficios de la participación en resultados de una coligada. 

En sustancia, la fecha de adquisición es la fecha a partir de la cual el comprador tiene la facultad de gobernar las políticas financieras y de operación de una empresa para obtener beneficio de sus actividades, en el caso de filiales, o de ejercer influencia significativa, en el caso de coligadas.  

No se considera que se ha traspasado el control al comprador sino hasta que hayan sido satisfechas todas las condiciones necesarias para proteger los intereses de las partes involucradas. Sin embargo, esto no hace necesario que una transacción haya sido cerrada o finalizada legalmente para considerar que ha ocurrido el traspaso de control. Para determinar si el control ha sido traspasado efectivamente debe considerarse la sustancia de la operación y,  en algunos casos, puede ser relevante considerar que se haya materializado el flujo efectivo de la  porción  del precio pactado al contado. 

C -                   Método del Valor Patrimonial (VP) 

41.   Este método es aquel mediante el cual la cuenta de inversiones y las cuentas de resultado del inversionista se ajustan periódicamente para reflejar, base devengado, los cambios en la participación del inversionista en los activos netos y en los resultados de la empresa en que se invierte.  Aplicable tanto a los casos de empresas en que se adquiere y mantiene control (filiales), representando para éstas una etapa previa al proceso de consolidación que se trata en los párrafos 83 a 92, como en el caso de empresas en que sólo se ejerce influencia significativa (asociadas).    

Como parte de lo anterior, las utilidades no realizadas originadas por transacciones con y entre estas empresas deben ser eliminados al determinar las variaciones en los activos netos y resultados reconocidos.  Las pérdidas no realizadas que resulten de este tipo de transacciones también deben ser eliminadas, a menos que las condiciones en que se efectuó la transacción considere, explícita o implícitamente,  que parte del valor libro de los activos involucrados no será recuperable. 

42.   Si el resultado no realizado surge de la transferencia de un activo desde la inversionista, ella deberá ajustar la o las cuentas de resultado que incluyen el efecto no realizado, contra una cuenta "Resultados no realizados" que se presentará agregada o deducida de la respectiva cuenta de inversión. Por el contrario, si el resultado no realizado surge de una adquisición de activos por parte del inversionista, éste deberá ajustar el valor de la cuenta de activo correspondiente, contra el resultado reconocido por la inversión. 

43.   Para efectos de determinar el monto del ajuste, deberá distinguirse entre operaciones realizadas desde una matriz a una filial de aquellas realizadas con una coligada.  En el primer caso, el ajuste deberá ser efectuado por la totalidad del resultado no realizado que haya reconocido la inversionista mientras que en el segundo caso, dado que no se tiene control sobre la transacción, sólo se eliminará mediante el ajuste, aquella parte del resultado no realizado que sea proporcional a la inversión mantenida en la coligada. 

En aquellos casos en que el resultado no realizado se origine por operaciones ascendentes,   por una venta de la filial o coligada a la inversionista, al reconocer el resultado devengado se debe eliminar el porcentaje del resultado no realizado que corresponde a la inversionista.  

Primer ajuste a VP 

44.   Al cumplirse las condiciones para que una inversión sea, por   primera vez, registrada según el método del VP, el ajuste con relación al costo deberá efectuarse utilizando como base el estado financiero más reciente de la sociedad en que se invierte, siempre que no exceda a tres meses de la fecha de adquisición, debidamente ajustado a su valor justo según se describe en los párrafos 63 a 66 de este boletín. 

En todo caso, en el siguiente cierre, la inversionista deberá analizar si existen hechos relevantes ocurridos entre la fecha de los estados financieros considerados para registrar el VP y la fecha efectiva de adquisición, a fin de corregir eventuales distorsiones significativas en la determinación del valor justo y/o en los resultados a reconocer a dicho cierre. 

45.   El ajuste así determinado será clasificado en el activo, a continuación de la respectiva cuenta de inversión, incrementándolo o disminuyéndolo según corresponda y será amortizado con cargo o abono a resultados conforme a lo definido en los párrafos 67 a 78. 

46.   En el caso de que la adquisición se produzca por compras sucesivas, el costo debe ser determinado por acumulación de las diversas transacciones de cada trimestre calendario, en vez de sobre base individual y, en consecuencia, se determinará un mayor o menor valor neto con relación al correspondiente VP ajustado. 

47.   Si parte de las acciones que conforman una inversión que reúne los requisitos para ser valorizada según el método del VP pertenecían a la inversionista y se encontraban  valorizadas, como inversión temporal al costo o a mercado, el menor, este valor neto será considerado el costo de adquisición. 

Discontinuación del método del VP 

48.   La enajenación de parte de una inversión valorizada según el método del VP, la no concurrencia a una emisión de acciones de pago, o la acumulación de pérdidas en la sociedad en que se invierte, pueden originar la necesidad de discontinuar la aplicación de dicho método. 

49    En los dos primeros casos, debe evaluarse si el remanente de la inversión cumple las condiciones para ser clasificada y valorizada como instrumentos financieros, con valor variable, o como otras inversiones (ver párrafo 51).   

50.   En el tercer caso, si las pérdidas acumuladas originan un patrimonio negativo en la sociedad en que se invierte, se debe hacer la siguiente distinción: 

a)                            Cuando se trate de una filial,  se debe continuar aplicando el VP, pero reconociendo como pasivo la totalidad del patrimonio negativo de la misma, incluyendo la porción atribuible al minoritario. 

b)     Si se trata de una empresa asociada deberá  discontinuarse el método del VP, dejando la inversión reflejada en un peso para efectos de control.  

No obstante lo anterior, aún en este segundo caso,  si existe un compromiso o la intención de otorgar financiamiento adicional, la inversionista deberá constituir las provisiones necesarias para cubrir todos los pasivos que debe enfrentar producto de esta situación y no sólo la proporción que corresponda a su participación.  Si la asociada en que se invierte muestra posteriormente patrimonio positivo, se deberá volver a aplicar el método del VP.  

51.   Cuando, ya sea por enajenación parcial, por no participar en un aumento de capital, por cambios en la distribución accionaria a nivel del controlador o por cualquier otra circunstancia, una inversión deja de reunir las características necesarias para ser registrada a su VP y pasa a ser una inversión temporal o una inversión del tipo definido en el párrafo 16,  se considerará como costo de la inversión el último VP registrado, correspondiente a la fecha de  los estados financieros, mensuales o trimestrales, inmediatamente posteriores a la fecha que dio origen al cambio en el método de valorización, más (menos) el eventual saldo por amortizar del correspondiente Menor valor de inversiones (mayor valor de inversiones). 

Variaciones patrimoniales 

52.   Si después de corregir monetariamente el saldo de la inversión y de dar reconocimiento a la participación en los resultados de la sociedad inversora, se produce una diferencia en el valor patrimonial, que no provenga de aumentos de capital en la sociedad en que se mantiene inversión, esta diferencia deberá ser registrada de acuerdo a su origen, en las respectivas cuentas patrimoniales de la inversionista. 

Aumentos de capital pagado en la sociedad en que se invierte 

53.   Al producirse aumentos de capital pagado en la sociedad en que se invierte, pueden presentarse diversas situaciones dependiendo de si dichos aumentos se hacen por valores iguales o diferentes al valor patrimonial  y si el inversionista concurre manteniendo o modificando su porcentaje de tenencia patrimonial. 

54.   Cuando se mantiene el porcentaje de tenencia o cuando el aumento se hace al valor justo determinado por el inversionista, sólo procede registrar el desembolso con cargo a la inversión y continuar aplicando la metodología del VP de acuerdo a las nuevas condiciones patrimoniales.  Lo anterior, dado que el valor contable de la inversión después del aumento de capital (VP antes del aumento de capital más costo de la nueva inversión), coincide con el correspondiente VP. 

55.   Por el contrario, si se modifica el porcentaje de tenencia patrimonial y el aumento es por valores distintos al VP, se producen diferencias entre el valor contable de la inversión y su correspondiente VP. Estas diferencias tienen distintas características dependiendo de su origen y por ello requieren tratamientos contables diferentes. 

56.   En el caso que la diferencia se produzca por una disminución de la participación en el patrimonio, originada por la no concurrencia a un aumento de capital, la transacción equivale a una venta de derechos y, por lo tanto, los efectos que surjan de ella deben se registrados con cargo o abono a resultados. 

57.   La concurrencia a un aumento de capital a un valor distinto al valor justo actualizado que implique un incremento en la participación, constituye una nueva inversión y su efecto origina menor o mayor valor de inversión.  

58.   En el caso de concurrencia parcial a un aumento de capital a un valor distinto al valor justo actualizado, se producen simultáneamente ambos efectos, los cuales deberán compensarse y su efecto neto registrarse contra resultados del ejercicio. 

59.   Cuando una concurrencia parcial genera un efecto en resultados, deberá verificarse que no exista un mayor o menor valor por amortizar para esa misma inversión, producto de compras anteriores.  De haberlo, se procederá como sigue: 

a)    De existir un mayor valor por amortizar y producirse una pérdida, deberá amortizarse el primero hasta por el monto de la pérdida generada en la concurrencia parcial.  De producirse utilidad, el mayor valor seguirá amortizándose normalmente. 

b)    De existir un menor valor por amortizar y producirse una utilidad deberá amortizarse el primero hasta por el monto de la utilidad generada en la concurrencia parcial.  De producirse pérdida, el menor valor seguirá amortizándose normalmente. 

D -          Identificación de activos y pasivos

60.   Los activos y pasivos identificables adquiridos que deben ser reconocidos son aquellos existentes a la fecha de adquisición.  Los elementos claves que se deben considerar para la identificación de los activos y pasivos son: 

a)    es probable que se deriven beneficios futuros para el comprador o que impliquen la necesidad futura de desprenderse de recursos, y 

b)    es factible efectuar la cuantificación de su valor justo o de su costo. 

61. Los activos y pasivos identificados pueden incluir partidas que no estaban reconocidos previamente en los estados financieros de la adquirida pero, como regla general, no deben reconocerse pasivos por pérdidas futuras u otros costos que se espere incurrir como resultado de la adquisición, ya sea por parte del comprador o de la empresa adquirida. 

No obstante lo anterior, se considera una excepción a esta regla general, aplicable exclusivamente en aquellos casos en que como parte del proceso de adquisición se hayan desarrollado determinados planes con efecto  para la empresa adquirida y que, por lo tanto, representen un pasivo asociado directamente con la adquisición que deberá reconocerse como provisión, en la medida que se cumplan los requerimientos establecidos en el párrafo siguiente. 

62.   A la fecha de adquisición se deberá reconocer una provisión si y sólo si el comprador: 

a)                            Ha desarrollado los componentes principales de un plan global que implique la reducción o término de los negocios adquiridos  que se vaya a traducir en el pago de indemnizaciones, el cierre de plantas productivas, la eliminación de determinadas líneas productivas, o bien la terminación de determinados contratos o compromisos previamente asumidos por la empresa adquirida que resulten onerosos. 

b)                            El  plan, en su parte medular, ha sido debidamente documentado y es conocido por la administración superior del inversionista, existiendo evidencias inequívocas que el mismo será llevado a cabo. 

c)                            El plan global debe traducirse en planes formales – detallados, en principio antes del primer cierre anual inmediatamente posterior a la adquisición, plazo que se puede hacer extensible hasta un año, en concordancia con lo establecido en el párrafo 66. 

E -             Determinación del valor justo 

63.   La base primaria para determinar el valor justo será la información obtenida por el propio comprador, como parte del proceso de evaluación de compra.  No obstante lo anterior, cuando existan indicios de que en el mercado se observan valores muy disímiles para bienes similares, se deberá obtener un estudio de valorización de profesionales independientes.   

En cualquiera de los casos, la base de determinación y la comparación con los valores registrados en libros en la empresa adquirida deberán ser claramente expuestas en nota a los estados financieros de la compradora (individual y consolidado). 

En general, la determinación del valor justo estará basada en la adecuada estimación de los correspondientes valores de mercado. No obstante lo anterior, la determinación de este valor  puede estar influenciada por las intenciones del comprador, por ejemplo, es posible que se pretenda dar un uso especializado o intensivo a determinado bien o que existan  intenciones de efectuar determinados cambios en los negocios que hagan recomendable constituir  provisiones específicas para cubrir los costos en que se espera incurrir. 

Cuando el valor de mercado a una fecha determinada no resulte un indicador confiable, deberán considerarse debidamente los movimientos de precios por un período razonable, antes y después que se haya hecho pública la intención de adquisición. 

64.   Los valores justos de activos y pasivos identificables se determinan por referencia a la intención de uso que tiene contemplado el inversionista al momento de la compra. El uso al que se destina un activo es generalmente el uso existente del mismo a menos que esté contemplado destinarlo para otros fines.  

Cuando se va a prescindir de un activo o de un segmento del negocio adquirido, esta circunstancia debe considerarse al asignar los valores justos. 

65.   Las pautas generales a utilizar para la determinación de los valores justos se resumen como sigue: 

a)         Instrumentos financieros de fácil liquidación, a su valor de mercado. 

b)         Cuentas y documentos por cobrar, a sus valores actuales. Sin embargo, no se aplicará descuento a los saldos a corto plazo, cuando la diferencia entre el valor nominal y el valor actual no resulte sustancial, considerando las disposiciones del Boletín Técnico N° 21. 

c)         Existencias de productos terminados y mercadería disponible para la venta, a sus valores netos de realización, descontando un margen de utilidad razonable por el esfuerzo de venta por efectuar, basado en la rentabilidad de productos similares. 

d)         Existencias de productos en proceso, descontando de lo anterior los costos por completar. 

e)         Existencias de materias primas, a costos de reposición. 

f)         Activos fijos: 

Terrenos y edificios: A su valor estimado de mercado considerando el uso esperado. Aquellos que no  serán utilizados, a su valor neto estimado de realización.  

Planta, maquinaria y equipo: A su valor estimado de mercado considerando el uso esperado. Cuando no existan bases para determinar lo anterior (e.g. equipos altamente especializados o no transados en forma corriente), a costo de reposición, considerando debidamente el efecto de depreciación asociado a su antigüedad. En el caso de bienes que serán utilizados temporalmente o que se declaren enajenables o prescindibles, a su valor estimado de realización. 

Cuando no existan valores de mercado representativos o confiables y/o no sea factible determinar el costo de reposición, excepcionalmente se   considera aceptable determinar el valor justo en función de los flujos futuros asociado directamente al activo específico, determinados sobre la base de  su uso esperado. En ningún caso, el valor así determinado  puede exceder al valor de mercado o costo de reposición identificable para bienes similares. 

g)         Activos intangibles identificables, incluyendo marcas,  derechos para el usufructo de recursos naturales, licencias de uso y otros, estén o no registrados en la empresa adquirida, a valores estimados conservadoramente, utilizando métodos considerados aceptables por la práctica profesional. 

h)        Obligaciones por pagar, a su valor actual, considerando criterios similares a los señalados en la letra b).  En el caso de financiamiento a largo plazo, deberán considerarse las tasas de interés de mercado para operaciones de naturaleza similar, prevalecientes a la fecha de adquisición. 

i)          Las indemnizaciones por años de servicio u otros beneficios, a su valor actual. 

j)          Los activos y pasivos por impuestos corrientes, sobre la base de lo establecido por las correspondientes disposiciones tributarias.  Los impuestos diferidos deben reconocerse en forma integral, en conformidad con lo dispuesto por el Boletín Técnico N° 60, eliminando las eventuales cuentas complementarias que pudiesen estar registradas en la empresa adquirida.

Además, como parte del proceso de asignación del costo de adquisición, al identificar los activos y pasivos y  determinar el ajuste a valor justo, el inversionista  deberá considerar el correspondiente efecto de impuestos diferidos, en conformidad con lo señalado en el párrafo 93. 

k)      Contratos onerosos que serán desechados y gastos de cierre de planta o de readecuación, incidentales a la adquisición, al valor actual de los montos que se estima serán desembolsados.  Al efecto se deberá contemplar lo señalado en el párrafo 62. 

 Plazo para depurar el ajuste 

66.   En relación con lo señalado en el párrafo 65 anterior, normalmente las valorizaciones efectuadas por un comprador pueden haber estado limitadas por problemas de información y sólo es factible depurar los valores considerados una vez que  se asume efectivamente el control operativo de la nueva filial o se logra efectivamente una influencia significativa en una asociada, proceso que se puede prolongar por algunos meses, por lo que surge la necesidad de establecer un plazo para materializar la debida asignación del precio pagado. 

Al efecto y si bien lo recomendable es que este  proceso se complete íntegramente a la fecha de preparación del  cierre anual de estados financieros inmediatamente posterior a la compra, considerando que en la práctica determinadas inversiones se pueden materializar en fechas muy cercanas al cierre, se considera aceptable extender hasta un año, desde la fecha de adquisición, el plazo máximo para modificar y efectuar en forma definitiva este ajuste. 

Los efectos de cualquier situación contingente, existente pero no identificada a la fecha de adquisición y que se detecte con posterioridad al cumplimiento del plazo antes referido, deberán ser ajustados contra resultados después de absorber los saldos de mayores/menores valores por amortizar. A diferencia de lo anterior, las situaciones contingentes identificadas a la fecha de adquisición serán tratadas conforme al criterio descrito en el párrafo 39.


  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal