Colegio franciscano de fray damián gonzález año lectivo 2011-2012



Descargar 315,89 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión10.07.2017
Tamaño315,89 Kb.
  1   2   3
COLEGIO FRANCISCANO DE FRAY DAMIÁN GONZÁLEZ

AÑO LECTIVO 2011-2012

Circular No 13

Fecha: Cali, Noviembre 28 del 2011.

De: Rectoría.

PARA: Estudiantes, Padres de Familia, Acudientes, y Familias Damianistas.

Asunto: Documentos Internos

Un Saludo Franciscano de PAZ y BIEN para la Comunidad Educativa Franciscana Damianista.


El Proceso histórico del PEI y sus Documentos Adyacentes. Desde el mes de agosto del 2008 hasta noviembre del 2011, Rectoría resume con la frase: “Comunicación y Conocimiento”; lo que ha significado desde la gestión, aquellos elementos necesarios para desarrollar los Procesos y Procedimientos (valga la redundancia) del actual Proceso de Gestión de la Calidad.
Además, “Comunicación y Conocimiento” es la frase que ha permitido: trabajar, elaborar, ajustar, cambiar, construir los siguientes documentos:

El PEI y los nueve (9) Documentos Adyacentes: 2. El MACO. 3 SIEE. 4. Las Siete Fases Metodológicas. 5. Cartilla de Navegación. 6. Proyecto de Proyección Social. 7. Proyecto de Indagación. 8. Guías Taller de Áreas de Conocimiento y Guías Taller de Repaso. 9. Evaluación Institucional. 10. Manual de Gestión. Específicamente se inicia este trabajo de construcción desde febrero del 2009 a diciembre del 2010. (En enero del 2011 se imprimen algunos de estos documentos).


Los anteriores documentos, han sido la base para la construcción de las Guías Taller de Áreas del Conocimiento, de la siguiente manera: para preescolar son tres (3) guías, una por grado. Desde primero de primaria hasta el grado once, se han elaborado para cada asignatura, las Guías Taller. Unas impresas y otras en formato virtual, todas en Word 2007.

Asimismo las: Guías Taller de Repaso las cuales existen desde el grado primero hasta el grado once, es decir cada grado tiene su propia Guía de Repaso. Otro avance en libros son: a) Talleres de Formación Integral para Primaria y b) Talleres de Formación Integral para Bachillerato. Además las cinco (5) Agendas Escolares.


En febrero del 2009. En este año, los Consejos y Comités, empiezan el trabajo de volver a redactar el PEI y sus actuales nueve (9) Documentos Adyacentes. Se hacen presentes en dichas reuniones: representantes de la Secretaría de Educación y de la Facultad de Educación de la Universidad San Buenaventura de Cali. De esta reunión las Secretarias: María Yomar Cardona, Claudia Izquierdo, en Administración: Paula Zambrano y la Coordinadora Lorena Loaiza levantaron actas de dicha trabajo.
Por lo tanto, desde febrero del 2009 hasta noviembre del 2011, ha sido un tiempo para que los Grupos de Trabajos, se reúnan en ciertas tardes o fines de semana. También en los correos electrónicos institucionales @fraydamian.edu.co se han enviado los diferentes borradores del PEI y los nueve (9) Documentos Adyacentes, lógico además las Guías Taller de Áreas del Conocimiento, Repaso y Agendas Escolares.
Igualmente es importante tener en cuenta estos tiempos de trabajo como: los martes, miércoles y viernes de 6:30 a 7:00 AM y los viernes de 1.00 a 2.30 PM donde se llevan a cabo las reuniones por Áreas del Conocimiento. Otros tiempos son: una vez a la semana es la reunión por grados. Desde preescolar hasta el grado once, cada grado tiene su reunión aparte. Las actas, de reuniones de grados y áreas reposan en el programador y parcelador virtual de nuestra página Web www.fraydamian.edu.co Algunas de estas reuniones han sido destinadas para trabajar: los anteriores documentos y/o guías taller de áreas de conocimiento y guías taller de repaso, como también las agendas escolares.
En los Consejos y Comités que tiene Nuestro Colegio, durante el año escolar 2010 al 2011, la primera reunión se inicia con la lectura del Informe Final de Rectoría leído en los actos de Clausura del 2009 al 2010. Asimismo es de mencionar que en diferentes reuniones de los: Consejos y Comités, aparecen en las agendas de trabajo, los momentos que se trabajó tanto el PEI, como los otros documentos.
De ahí, que las reuniones de los diferentes: Consejos y Comités, no se puedan mirar por año escolar, sino como el proceso desde febrero 2009 a noviembre del 2011. Del mismo modo, es de tener en cuenta que en la mayoría de los Consejos y Comités, se encuentra la presencia de: los Frailes, Coordinadores, Secretarias y Administrativos; logrando que los Consejos y Comités no conviertan en islas, en las cuales no hay comunicación. Por el contrario son “Grupo de Trabajo” que buscan trascender sus decisiones y determinaciones a toda Comunidad Educativa Franciscana Damianista, buscando el bien de la Institución.
Año escolar 2011 al 2012. En agosto del 2011, se realizó en los días de Planeación Institucional: a) la Evaluación Institucional y b) la Planeación Institucional. Durante esos días se trabajó el Plan Institucional y el Plan de Desarrollo 2011 al 2012; como también se volvió a reunir la Comunidad para trabajar: el 1. El PEI. 2. SIEE. 3. MACO. 4. Las Siete (7) Fases Metodológicas. 5. La Estructura Básica para todos los Proyectos Pedagógicos del Colegio.

Cabe anotar que desde agosto hasta el 2011 se han elaborado de cada uno de estos documentos dos (2) borradores. Además informar la existencia de un sexto (6) documento llamado: “PROPUESTA”, elaborado por varios Maestros(as) de Nuestro Colegio, que lo componen tres propuestas para él: MACO, SIEE y las Siete (7) Fases Metodológicas; las cuales Rectoría ve la importancia de ser conocidas.


Que sigue: Rectoría presenta a toda la Comunidad Educativa Franciscana Damianista los cinco (5) Documentos en su actual estado y solicita la participación activa de las Personas vivas de la Institución para tener un nuevo borrador para el mes de enero del 2012. En dicho mes se reúne, Rectoría con un Grupo de Personas y al retomar todas las sugerencias, ajustes, cambios y modificaciones, se elabora un nuevo borrador el cual va a ser presentado: al Consejo Directivo, Consejo Académico, Consejo Ejecutivo y Comité de Calidad en una sola reunión, en la búsqueda de la aprobación.

Fraternalmente.

Fray Vicente Valencia V.O.F.M.

INDICE DEL SIGUIENTE CONTENIDO.
1. A propuesta para el documento de las 7 fases metodológicas. (Pág. 3 a la 11)

1. B. Otra propuesta para el documento de las 7 fases metodológicas. (Pág. 11 a la 12)

2. Una propuesta de evaluación para SIEE (Robinson). (Pág. 12 a la 15)

3. Una propuesta para el proyecto de democracia. Gestores de paz. (Pág. 15 a la 27)



1. A PROPUESTA PARA EL DOCUMENTO DE LAS 7 FASES METODOLÓGICAS.
INTRODUCCIÓN
En virtud del objetivo de calidad número uno que dice:¨Formar integralmente a los estudiantes desde los valores franciscanos para que asuman un compromiso consigo mismo, con la sociedad y su medio ambiente se presenta la siguiente propuesta de reestructuración de las fases metodológicas para las asignaturas y áreas del conocimiento con una intensidad de una y dos horas semanales, pues se está evidenciando que con una intensidad horaria tan baja, sumado a un plan operativo institucional tan rico en actividades y la misma dinámica del sistema de gestión de calidad, está llevando a enfocar los esfuerzos más al cumplimiento de lo programado que al cumplimiento del mismo objetivo de calidad número uno, enunciado al inicio; que de alguna manera debe ser nuestra razón de ser y nuestro horizonte primordial.
Es comprensible que se pretenda estandarizar los procesos institucionales, pues eso da orden, control, organización y formas concretas para la evaluación y la autorregulación; pero también es claro que los procesos humanos y en especial los procesos de aprendizaje son tan particulares que se hace necesario que se tenga en cuenta este aspecto para no desvirtuar la formación que se está ofreciendo desde el interior de las diferentes áreas del conocimiento.
Es muy loable el deseo de marcar una ruta que oriente el camino de la formación desde las diferentes áreas, para lo cual se diseñaron las fases metodológicas; pero recordemos que esta ruta no puede ser el único sendero que nos lleve a la consecución del objetivo de calidad que nos compete de manera más directa, pues sería caer en la situación anteriormente planteada.
La Política de Calidad, las fases metodológicas en entre otros aspectos, deben estar al servicio de los objetivos de calidad y no a la inversa, pues la concordancia y coherencia entre los diferentes procesos son aspectos que aduce el sistema de gestión de calidad, del cual nos sentimos muy orgullosos por tener.

PROPUESTA DE FASES
A raíz de las vivencias presentadas en el proceso desarrollado por las áreas y asignaturas con intensidades de una y dos horas semanales, se presenta la siguiente propuesta que nace de una apremiante necesidad de actuar ante una situación que requiere ser analizada y no puede ser aplazada por más tiempo si se quiere dar cumplimiento de una manera más real, al objetivo de calidad que nos compete.
Como es sabido, el plan operativo institucional es alimentado por las diversas actividades programadas desde los diferentes proyectos pedagógicos que buscan fortalecer el proceso de formación integral de los estudiantes, unido a esto tenemos actividades que se presentan de manera extraordinaria ya sea interna o externamente, a las cuales se les debe dar respuesta, pues no somos ruedas sueltas en el medio social en el que interactuamos diariamente. Por otro lado tenemos situaciones de carácter nacional, las cuales son también irrevocables, me refiero a festividades en general, a esto le sumamos actividades propias de los colegios como fiestas y reuniones o encuentros familiares que son de suma importancia para la formación de los estudiantes.
Con todo lo anterior tenemos que el tiempo real de ejecución de la programación de las áreas del conocimiento en mención, se vuelve insuficiente, incluso, hasta para dar simple cumplimiento a los tiempos previamente programados; y eso que no se está hablando del verdadero interés que nos debe preocupar, y es la formación integral de los estudiantes puesto que no es lo mismo disponer de un horario semanal más amplio para desarrollar procesos formativos y procesos de seguimiento encaminados por siete fases metodológicas y tres espacios reales de recuperación, que contar con un tiempo real mínimo o incluso insuficiente, para desarrollar los mismos procesos formativos y evaluativos.
Tampoco es una solución el poder contar con espacios en el programador virtual para hacer las observaciones cuando se nos presentan inconvenientes o imprevistos que nos impidan desarrollar las programaciones, pues damos justificaciones válidas para un sistema de gestión de calidad veedor de los procesos institucionales; pero ¿dichas razones son igual de válidas a la hora de dar cuenta de los procesos formativos integrales?
De igual forma no es suficiente el integrar fases o incluso desarrollar todo un nivel de desempeño que puede constar de dos o tres fases metodológicas, con una sola actividad en una hora de clase, teniendo en cuenta que también se debe emitir una valoración de los aprendizajes y desarrollo de las competencias o la competencia específica del área, o por lo menos evaluar el indicador del logro que me permita reconocer como está ese estudiante transitando por el camino trazado en ese periodo.
Otro factor que se debe analizar es la concordancia de la evaluación con las fases metodológicas actuales y la cantidad específica de dichas valoraciones que permita dar cuenta del proceso desarrollado por cada estudiante.
La cifra vigente habla de siete fases metodológicas las cuales deben ser evaluadas; esto no es problema alguno, pero la dificultad se presenta cuando entran a escena elementos como:


  1. Ritmos de aprendizaje de los estudiantes, que no son los mismos en cada caso

  2. Cruce de actividades del plan operativo

  3. Rigurosidad del cumplimiento de lo programado, lo que hace que nos enfoquemos en satisfacer dicho aspecto y no en observar lo que realmente está desarrollando el estudiante

A manera de poder ofrecer una alternativa a esta situación se plantea la siguiente estrategia:




  1. Que sean tres grandes fases metodológicas denominadas en virtud de los que pretenden desarrollar en los estudiantes, a saber:




  1. Fase Indagatoria o de Acercamiento al conocimiento y a la competencia

  2. Fase de Apropiación del conocimiento y la competencia.

  3. Fase de Aplicación y Producción Intelectual.

Estas fases serian para aplicar a cada temática abordada en el periodo, lo cual puede llevar dos o más clases; y no para distribuirlas en todo el periodo, pues sucede lo siguiente. Ilustremos con un ejemplo:


Primer Periodo

Filosofía grado Once

Contenido: Filosofía Antigua

Tema: Principales Teorías y Representantes de la Antigüedad


En las pruebas SABER ONCE o en las pruebas QIQ se evalúan aspectos propios de este tema los cuales son:


  1. Filosofía Presocrática, lo cual a su vez contiene:

  1. Tránsito del Mito al Logos




  1. Filósofos Presocráticos: Tales de Mileto, Anaxímenes de Mileto, Anaximandro de Mileto, Anaxágoras de Clazomene, Heráclito de Éfeso, Parménides de Elea, Demócrito de Abdera, Escuela Pitagórica, Jenófanes de Colofón, Empédocles de Agrigento. Y cada uno presenta una teoría de la explicación del arjé de las cosas.




  1. Filósofos Clásicos: Sócrates, Mayéutica socrática, Ética en Sócrates, Antropología Socrática, Teoría del Conocimiento en Sócrates, Concepto de Virtud en Sócrates. Platón, Diálogos Platónicos, Teoría de las Ideas, El Mito de la Caverna, El Mito del Carro Alado, Política en Platón, Aristóteles, Obra Aristotélica, Ciencia en Aristóteles, Teoría Hilemórfica, Acto y Potencia, Teoría del Conocimiento, Antropología Aristotélica, Metafísica, Teoría Política.

Esto por nombrar lo más relevante, pero se dejan de lado autores que en ocasiones son evaluados en dichas pruebas en mención.


Como totalidad se tendrían 31 subtemas para abordar en un periodo con siete fases metodológicas, lo cual daría un promedio de 4.4 temas por fase metodológica. Si a esto le sumamos alguna de las eventualidades anteriormente enunciadas, se nos estaría acumulando para la fase siguiente un total de 8.8 temas que evacuar.
Cuando se cuenta con una o dos horas semanales, como es el caso de Filosofía, se distribuye una o máximo dos clases por fase, quedando que en una clase se debe explicar dichos subtemas y asumir que en esa clase todo quedó lo suficientemente claro para luego en la próxima clase evaluar dicho aprendizaje tanto de saberes como de la competencia del área; y cuando se tiene una hora semanal el asunto es mucho más delicado. Por eso se enunciaba arriba del escrito, que no es suficiente con unificar fases o colocar la observación para satisfacer la estadística del programador virtual, pues en las pruebas SABER ONCE y Pruebas QIQ, se medirán en los estudiantes el manejo de dichos temas, que de suyo, son muchos y de un alto nivel de complejidad para darlos a conocer y de igual forma, para desarrollar en los estudiantes habilidades propias de interpretación, argumentación y proposición que permita realizar abstracciones de conceptos, inferencias, deducciones, inducciones, contrastaciones y todo aquello que le permita aplicar estos conocimientos en un contexto determinado para poder encontrar sentido a lo que se le enseña en filosofía.
De esta forma es muy complejo poder distribuir tantos temas propios del área en estos espacios y dar cumplimiento a las fechas establecidas para cada fase en contraste con lo que deben aprender los estudiantes para poder enfrentar las pruebas que son medidores externos del proceso de gestión de formación.
Aplicando la propuesta quedaría de esta forma:


  1. Filosofía Presocrática, lo cual a su vez contiene: Tránsito del Mito al Logos




  • A esta subtema se le aplicaría la Fase Indagatoria o de Acercamiento al conocimiento y a la competencia con el fin de consultar cuales son los conceptos o preconceptos que el estudiante tiene sobre el subtema a tratar. Esto puede tener una extensión de una o máximo dos clases.




  • Seguido de esto, continuamos con la Fase de Apropiación del conocimiento y la competencia lo que permitirá conocer el subtema, afianzar sus contenidos, extraer lo esencial y volverlo un conocimiento significativo que pueda ser interiorizado y recordado ante una prueba de saberes o de competencia. Este momento podrá tener una o máximo dos clases de aplicación.




  • Para finalizar con la enseñanza de dicho subtema se termina con la Fase de Aplicación y Producción Intelectual permitiendo realizar ejercicios intelectuales a manera de preparación para las pruebas tipo ICFES o QIQ. Esto implicaría que el subtema visto a lo largo de las fases anteriores pueda ser reconocido aplicando pruebas de razonamiento lógico, abstracto, mecánico, analogías, o pruebas tipo ICFES. Este momento puede tener una extensión de una o dos clases.


Para dar consonancia con el proceso de valoración o evaluación se tiene que:


  1. De este proceso se generaría una valoración y una recuperación correspondiente al nivel Interpretativo




  1. Dichas fases (Fase Indagatoria o de Acercamiento al conocimiento y a la competencia, Fase de Apropiación del conocimiento y la competencia, Fase de Aplicación y Producción Intelectual) se aplicarían a las temáticas siguientes con igual distribución de tiempos (En nuestro ejemplo sería: Filósofos Presocráticos: Tales de Mileto, Anaxímenes de Mileto, Anaximandro de Mileto, Anaxágoras de Clazomene, Heráclito de Éfeso, Parménides de Elea, Demócrito de Abdera, Escuela Pitagórica, Jenófanes de Colofón, Empédocles de Agrigento) y al final se emitiría otra valoración y una recuperación correspondiente al nivel argumentativo.




  1. De igual forma se procede con los temas finales (Filósofos Clásicos: Sócrates, Mayéutica socrática, Ética en Sócrates, Antropología Socrática, Teoría del Conocimiento en Sócrates, Concepto de Virtud en Sócrates. Platón, Diálogos Platónicos, Teoría de las Ideas, El Mito de la Caverna, El Mito del Carro Alado, Política en Platón, Aristóteles, Obra Aristotélica, Ciencia en Aristóteles, Teoría Hilemórfica, Acto y Potencia, Teoría del Conocimiento, Antropología Aristotélica, Metafísica, Teoría Política), es decir, con igual distribución de fases y de tiempos y se emitiría una valoración y una recuperación correspondiente al nivel Propositivo.




  1. Al final del proceso tendremos un total de:

    • Tres valoraciones para intensidades de una hora semanal

    • Seis valoraciones máximo para intensidades de dos horas semanales

    • Seis valoraciones para intensidades de tres horas semanales en adelante.

En caso de presentarse una eventualidad que pueda interferir la programación, se cuenta con tres clases para cada nivel de desempeño, lo que permitirá, en caso de no poder disponer de alguna de las tres clases, contar con una especie de comodín y movilizar los subtemas en dos clases más, lo cual con la propuesta actual, se torna difícil por la programación de las siete fases metodológicas.



CÓMO SE COMPRENDE LA EVALUACIÓN DE APRENDIZAJES, DESDE EL CONTEXTO FRANCISCANO DEL COLEGIO FRAY DAMIÀN GONZÀLEZ
PUNTO DE PARTIDA DE LOS PROCESOS DE EVALUACIÒN Y PROMOCIÒN

Desde la institución educativa, evaluar es en sí, una acción que busca emitir un juicio valorativo sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje del estudiante, previo a un seguimiento constante que permita determinar qué avances ha alcanzado en relación a la competencia de cada una de las áreas del conocimiento.

Reconociendo la competencia como la relación que existe entre lo que sabe el estudiante, entre lo que hace con lo que sabe, entre cómo se es con lo que se sabe y en cómo se relaciona con los otros seres humanos y con lo otro en razón de lo que sabe, lo otro es el medio ambiente, refiriéndose al espacio físico de actuación y al espacio de interacción con los seres vivos en general-. Las competencias se definen como un saber-hacer en contexto; es decir, la articulación y uso de saberes, de formas de razonar y proceder para comprender situaciones o solucionar problemas. (Ver en las guías taller las competencias propias de cada área)
Saber-hacer en contexto:


  • Tiene como base la comprensión de referentes conceptuales de las disciplinas y campos del saber.

  • Se forma con la experiencia y aproximación del estudiante a las disciplinas o campos del saber.

  • Se puede "observar" en las maneras en que una persona "enfrenta" diferentes situaciones (cotidianas o novedosas).

La programación de las actividades que se movilizan en las clases al interior de la institución, se desarrollan a través de fases metodológicas de enseñanza-aprendizaje-evaluación que responden a un camino lógico de comprensión del estudiante en el transcurso del período académico. Las fases son: diagnóstico – sensibilización – contextualización – conceptualización – afianzamiento-trabajo de campo-modelo teórico y/o experimental. Estas construyen el camino forjado en el qué hacer diario del colegio para alcanzar la comprensión de las temáticas en cada asignatura, en relación con la competencia.


Esta metodología permite reconocer en cada actividad programada por el docente: la estrategia de enseñanza, el aprendizaje y el cómo se evalúa el aprendizaje del estudiante, la cual posibilita ir evaluando el proceso, para que al final del período cuando se emita un juicio valorativo, se tenga en cuenta ésta para la valoración integral del estudiante.

La programación de las actividades por fases permite reconocer en cada actividad una estrategia de evaluación, que posibilita ir valorando el proceso de enseñanza y aprendizaje, y esta es la manera como se asegura un adecuado proceso de enseñanza-aprendizaje – evaluación.


La organización de la programación docente en el proceso de enseñanza se formaliza en tres niveles de aprendizaje que estimulan un adecuado desarrollo cognitivo, partiendo de estructuras sencillas de aprendizaje, profundizándose en la medida de la movilidad de las fases:

  1. Nivel interpretativo: reúne las fases de: el diagnóstico, la sensibilización y la contextualización. En este nivel se moviliza el reconocimiento, la preparación y la motivación, para la adquisición de un conocimiento.




  1. Nivel argumentativo: reúne las fases de: conceptualización y afianzamiento. En este nivel los estudiantes establecen tejidos referenciales: teóricos, legales, contextuales y conceptuales de las temáticas movilizadas y plantean un piso de movilidad. Generan un espacio técnico de comunicación; determinan una forma particular de interactuar alrededor de las apuestas de enseñanza, en razón a un conocimiento deseable.




  1. Nivel propositivo: reúne las fases de: trabajo de campo y modelo teórico y/o experimental. Es ejecutado solamente al interior de la institución. En él se genera la posibilidad de leer críticamente el conocimiento y una forma particular de ver el mundo desde la subjetividad. Es el nivel de elaborarse, de ponerse en escena, de adoptar posición, de erguirse como sujeto, de ser en el hacer, de saber hacer en contexto.

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal