¿Cómo dar catequesis?: Indicaciones básicas para los catequistas



Descargar 103,14 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión24.02.2017
Tamaño103,14 Kb.
  1   2

¿Cómo dar catequesis?: Indicaciones básicas para los catequistas


FUENTES VARIAS EN INTERNET | CEF

La catequesis es un pilar maestro para la educación de la fe, y hacen falta buenos catequistas. Gracias por este servicio a la Iglesia y en la Iglesia. Aunque a veces pueda ser difícil, se trabaje mucho, con mucho empeño, y no se vean los resultados deseados, educar en la fe es hermoso. Es, quizás, la mejor herencia que podemos dejar: la fe. Educar en la fe, para hacerla crecer. Ayudar a niños, muchachos, jóvenes y adultos a conocer y amar cada vez más al Señor, es una de las más bellas aventuras educativas: se construye la Iglesia. «Ser» catequistas. No trabajar como catequistas: eso no vale. Uno trabaja como catequista porque le gusta la enseñanza… Pero si tú no eres catequista, ¡no vale! No serás fecundo, no serás fecunda. Catequista es una vocación: “ser catequista”, ésta es la vocación, no trabajar como catequista. ¡Cuidado!, no he dicho «hacer» de catequista, sino «serlo», porque incluye la vida. Se guía al encuentro con Jesús con las palabras y con la vida, con el testimonio. Recuerden lo que nos dijo Benedicto XVI: “La Iglesia no crece por proselitismo. Crece por atracción”. Y lo que atrae es el testimonio. Ser catequista significa dar testimonio de la fe; ser coherente en la propia vida. Y esto no es fácil. ¡No es fácil! Ayudamos, guiamos al encuentro con Jesús con las palabras y con la vida, con el testimonio. Me gusta recordar lo que San Francisco de Asís decía a sus frailes: “Predicad siempre el Evangelio y, si fuese necesario, también con las palabras”. Las palabras vienen… pero antes el testimonio: que la gente vea en vuestra vida el Evangelio, que pueda leer el Evangelio. Y «ser» catequistas requiere amor, amor cada vez más intenso a Cristo, amor a su pueblo santo. Y este amor no se compra en las tiendas, no se compra tampoco aquí en Roma. ¡Este amor viene de Cristo! ¡Es un regalo de Cristo! ¡Es un regalo de Cristo! Y si viene de Cristo, sale de Cristo y nosotros tenemos que caminar desde Cristo, desde este amor que Él nos da.



SS Francisco: Discurso a los participantes en el 
Congreso Internacional sobre la Catequesis,
27 de septiembre de 2013. 

* * *

En este artículo os presentamos unas cuantas consideraciones para los catequistas, especialmente para aquellos que comienzan su trabajo con niños.



* * *

Índice

Ayudas para un catequista que empieza

1. Para conocer mejor a los niños

2. Descubrir la vida de los niños

3. La catequesis hoy

4. El ambiente

5. Las preguntas

La fe, para crecer, necesita razonarse y dialogar.

6. Diversos medios de expresión

7. Orar en catequesis

8. La reunión de catequesis no se improvisa...

9. Conocer los libros que los niños utilizan

10. Las reuniones de padres

12. Material didáctico



* * *

 




Compartir con tus amigos:
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal