Clase 1: Europa en una encrucijada: comprensión de la realidad actual como reflejo de las raíces espirituales



Descargar 13,17 Kb.
Fecha de conversión30.08.2017
Tamaño13,17 Kb.
Clase 1: Europa en una encrucijada: comprensión de la realidad actual como reflejo de las raíces espirituales

  1. La intención de la creación era que todos formen una sola unidad para cumplir la voluntad del Creador, como está escrito, que el Adam HaRishón decía a todos los creados: “vengan a inclinarnos y arrodillarnos ante Dios”, pero a razón del pecado este asunto se descompuso al punto que hasta los dignos de aquellas generaciones no eran capaces de unirse para el servicio del Creador sino que se desempeñaban individualmente. Y la corrección de esto comenzó en la generación de Babilonia en la que se creó la separación en la especie humana, es decir que comenzó la corrección que su fin es la unificación y la unión de los hombres para servir a Dios, labor que comenzó con Abraham y su descendencia, para que se convierta en una comunidad congregada para la labor de Dios. Abraham andaba y clamaba en nombre de Dios hasta que se le unió una gran comunidad llamada “Los hombres de la casa de Abraham” y esta iba y crecía hasta convertirse en la Comunidad de Israel… y el fin de la corrección llegará cuando todos estén en una sola unidad para cumplir la voluntad del Creador con todo el corazón.
    Libro Shem MiShmuel, Porción Aazinu

  2. La base de todos los malignos se define solamente en el deseo de recibir… la totalidad del mal no está solamente en el amor propio, llamado egoísmo, que es lo opuesto a la forma del Creador, que no tiene ningún deseo para sí, ni nada, más que otorgar.
    Baal HaSulam, Esencia de la religión y su propósito

  3. El egoísmo original no es más que el amor propio que es el poder que tiene la existencia positiva de la individualidad humana, y por esta parte no está absolutamente en contra del altruismo, aunque no lo practica. No obstante, la naturaleza egoísta, su uso se hace cada vez más estrecho porque se ve obligado, más o menos, a cobrar la característica del odio y el abuso del prójimo para poder facilitar su propia existencia. No se trata de un odio abstracto, sino de lo que se revela en los actos de abuso del prójimo para su propio beneficio, que se va enturbiando según su grado, por ejemplo: engaño, robo, despojo y homicidio. Esto se denomina egoísmo estrecho y por ese lado el hombre se opone y es completamente opuesto al amor al prójimo, y se convierte en la fuerza negativa que destruye la sociedad.
    Baal HaSulam, La Nación

  4. El sufrimiento se deposita únicamente en esta cáscara del cuerpo que no ha sido creada más que para morir y ser enterrada. Esto nos enseña que el deseo de recibir para sí mismo que hay en uno, ha sido creado solamente para borrarlo y quitarlo de la faz de la tierra, para convertirlo en deseo de otorgar. Las agonías que sufrimos no son más que revelaciones, para revelar la necedad y el daño que pesan sobre nosotros.
    Ven y ve, cuando todos los hombres del mundo estén de acuerdo en anular y arraigar el deseo de recibir para sí mismos que hay en ellos y no tendrán más deseo que otorgar a sus compañeros, entonces estarían anulando todas las preocupaciones y las plagas de la tierra y cada uno estaría seguro, viviendo una vida sana y completa, ya que cada uno de nosotros tendría un gran mundo que se preocupa por uno y llena sus necesidades. Sin embargo, mientras cada uno no tiene más que el deseo de recibir para sí, de allí surgen todas las miserias y las guerras y las corrupciones de las que no tenemos escape, que debilitan nuestros cuerpos, con todo tipo de enfermedades y malestares. Puedes ver que todos estos sufrimientos en nuestro mundo no son más que revelaciones, expuestos a nuestra vista, para empujarnos a anular la cáscara mala de nuestro cuerpo y recibir la forma íntegra del deseo de otorgar.
    Baal HaSulam, Introducción al Libro del Zóhar, 19

  5. La realidad demuestra claramente que un individuo no tiene derecho a existir si se aísla de la sociedad, que le serviría y satisfaría sus necesidades. De esto sigue que el hombre fue inicialmente creado para vivir dentro de una sociedad. Cada individuo es como un pequeño engranaje dentro de un mecanismo. Ningún engranaje individual tiene libertad de movimiento. Está implicado en el movimiento general de todos los engranajes en una cierta dirección para que todo el mecanismo pueda completar la tarea asignada. Si uno de los engranajes se rompe, no es considerado como el daño de un engranaje particular. Es estimado desde el punto de vista de su rol en el mecanismo total.
    ...De esto se desprende que la sociedad y el individuo son uno y lo mismo. No hay nada negativo en el hecho de que un individuo esté subordinado a la sociedad, porque la libertad del individuo y la de la sociedad son una misma cosa. Las propiedades y acciones del bien o el mal únicamente son estimadas de acuerdo con su utilidad a la sociedad.De esta manera cada uno puede comprender que su beneficio personal y el beneficio de la sociedad son la misma cosa y de esta manera el mundo alcanzará su corrección completa.
    Baal HaSulam, Paz en el mundo

  6. Cuando lo examinamos en general, encontramos que hay sólo dos preceptos que observar, que pueden ser llamados “recepción” y “otorgamiento”. Es decir, que cada miembro debe, por naturaleza, recibir sus necesidades por parte de la sociedad y debe beneficiar a la sociedad a través de su trabajo por el bienestar de ésta. Y si él rompe uno de estos dos mandamientos, será castigado sin misericordia.
    No necesitamos analizar en exceso el mandamiento de recepción debido a que el castigo se lleva a cabo inmediatamente, lo que previene cualquier negligencia. Pero en el otro mandamiento, el de otorgamiento a la sociedad, no sólo que el castigo no ocurre inmediatamente, sino que se da indirectamente. Por lo tanto…Debido a esto la humanidad se cocina al fuego en una terrible freidora y la espada y el hambre y sus consecuencias no cesan hasta el día de hoy. Y lo maravilloso de esto es que la Naturaleza, como un juez competente, nos castiga según nuestro desarrollo, para que podamos ver que en la medida que la humanidad se desarrolla, crecen los dolores y los tormentos a medida que la Humanidad se desarrolla, aumentando los dolores y tormentos provistos para nuestra existencia.
    Entonces tienen frente a ustedes que Su providencia nos ha ordenado que observemos con todas nuestras fuerzas el mandamiento de otorgamiento a los demás con completa precisión, de tal modo que ningún miembro de nuestra sociedad trabaje menos de la medida necesaria para asegurar la felicidad de la sociedad y su éxito. Y cuanto más nos pese cumplirlo al máximo, la Naturaleza no dejará de castigarnos...
    Y además de los golpes que recibimos hoy, también debemos considerar la espada frente a nosotros para el futuro, y debemos sacar la conclusión correcta, de que finalmente la Naturaleza nos derrotará a todos y nos obligará a unir las manos en el cumplimiento de los mandamientos con toda la medida requerida.
    Baal HaSulam, La Paz

  7. la ley de desarrollo que se extiende sobre toda la realidad y garantiza la transformación de todos los actos malos en buenos y útiles sin preguntar la opinión de la gente. Al mismo tiempo, el Creador dotó al hombre con poder y le permitió controlar esta ley acelerando el proceso de desarrollo por su propia voluntad, libremente y sin importar que el tiempo fluya.
    Se desprende que hay dos clases de poder actuando en el proceso antes mencionado:
    El "Gobierno Celestial" que garantiza que todo lo malo y dañino se convierta en bueno y útil. Sin embargo, esto ocurrirá "a su debido tiempo", en forma lenta y dolorosa, ya que el "objeto en desarrollo" atraviesa terribles sufrimientos, aplastado implacablemente por la aplanadora de la evolución.
    El "Gobierno Terrenal" que representa a las personas, que tomaron el control sobre la mencionada ley de desarrollo, que pueden liberarse de las ataduras del tiempo. Estas aceleran en forma considerable el proceso para alcanzar la etapa final. En otras palabras, completan su propia evolución y corrección.
    Baal HaSulam, Paz en el mundo

  8. Aunque sabemos que esta propiedad magnífica y exaltada nos fue dada por el Creador (la fuente de toda la Creación), cuando este sentimiento de singularidad se asocia con nuestro egoísmo estrecho, se convierte en destructor. Es la fuente de todas las desgracias en el mundo, tanto pasadas como futuras. Está dicho que no hay nadie en el mundo que esté libre de esta propiedad. Todas las diferencias entre las personas solo están determinada por la manera en que es usada: para ganar poder, estima, etcétera.
    Sin embargo, hay algo en común entre todas las criaturas: cada uno de nosotros aspira a utilizar a los demás para su propio beneficio, usando todos los medios disponibles e ignorando el hecho de que construye su propia felicidad destruyendo la de su prójimo.
    Sin embargo, el período en el que estamos viviendo es tan avanzado que este ascendió por sobre muchos niveles. Superó el nivel más bajo… Por lo tanto, entre nosotros hay personas que usan su singularidad en la forma de otorgamiento. Hay pocos de ellos que hayan llegado tan lejos, porque nosotros todavía estamos en mitad de nuestro desarrollo.
    Cuando alcancemos el punto más alto de la "escalera”, todos nosotros utilizaremos solamente nuestra singularidad en la forma de otorgamiento, y nadie jamás pensará en usarlo para la recepción egoísta.
    Baal HaSulam, Paz en el mundo


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal