Ciudadanos: habitantes que tenían el estatuto jurídico de tales excluyéndose a los extranjeros y esclavos (Grecia). Ciudad



Descargar 49,15 Kb.
Fecha de conversión25.07.2017
Tamaño49,15 Kb.
Política: (polis; : ciudad). Actividad de conducir a los hombres que viven en la ciudad (conjunto de ciudadanos). La polis es entendida como un concepto de carácter humano y jurídico y no como una infraestructura material; puede asimilarse a nuestra actual concepción de Estado.

Ciudadanos: habitantes que tenían el estatuto jurídico de tales excluyéndose a los extranjeros y esclavos (Grecia).

Ciudad: conjunto de relaciones organizadas entre las personas que disponen de un cierto estatuto (Debbasch y Pontier).
Lo político: evoca el mundo de las esencias, dice relación con el mundo del discurso racional sobre la orientación de la evolución de la sociedad, sin considerar los aspectos contingentes (Freund); califica un cierto arreglo ordenado de elementos materiales de una colectividad y de elementos espirituales que constituyen su cultura (Burdeau).

La política: se ubica en un plano inferior con respecto a lo político; constituye la actividad que desarrollan los hombres en orden a gobernarse a sí mismos dentro de una sociedad política. Es el lugar de la lucha por el poder, de los conflictos. La política se sitúa en el plano de la contingencia.

Relación entre lo político y la política: la política necesita reflexionar permanentemente sobre su naturaleza, en lo político, para no perder su objetivo.
Política y poder
Poder: relación interhumana de mando-obediencia; existe cuando una persona logra ejercer su voluntad por otros. Es el elemento esencial de la política, pero no todo poder es político (también existe el poder económico, religioso, militar, social, entre otros).

Política: actividad de dirigir, conducir al grupo humano inmerso en la sociedad.

Carácter político de la política: relaciona a todo hecho, acto o situación en tanto que ellos traducen la existencia en un grupo humano de relaciones de autoridad y de obediencia establecidas en vista de un fin común (Burdeau).

Sistema político: es una trama persistente de relaciones humanas que involucran en un grado significativo, control, influencia, poder o autoridad (Robert Dahl).
a) Política en sentido formal: basta que la actividad de unos seres humanos, en relación con otros, tienda a que el comportamiento de los segundos sea determinado por lo que los primeros se proponen (Mario Justo López).

b) Política en sentido material amplio: además de haber sujetos que actúan como promotores de una acción y ciertos fines a realizar, hay también una actividad configuradora de mando-obediencia, con carácter permanente.

Política en sentido material restringido: cuando la actividad y las relaciones que constituyen cierta realidad política están referidas al Estado.

Se puede distinguir un poder político estatal y no estatal.



Poder político estatal: dice relación con la acción de quienes ocupan los órganos gubernamentales y cuya actividad se imputa al Estado.

Poder político no estatal: relaciones que se establecen entre los grupos e instituciones que tienden a proporcionar a sus miembros la ocupación de los órganos gubernamentales, tales como los partidos políticos.

Bajo esta perspectiva, política es toda la actividad humana que emana de los órganos del Estado o está dirigida hacia ellos con una finalidad determinada, o la actividad de quienes procuran obtener el poder, retenerlo o ejercitarlo con vistas a un fin (M. Verdugo).


La política y el derecho
La actividad política es el dinamismo de la estructura del poder político.

Esta actividad política tiene dos caras o fases:



a) Faz agonal: actividad política realizada para conquistar el poder estatal y mantenerlo, así como las acciones destinadas a asegurar el triunfo en la lucha por el poder.

b) Faz arquitectónica: actividad política que realizan los gobernantes u ocupantes de los cargos de poder en la conducción de los miembros de la sociedad de acuerdo con su programa de conducción de la sociedad política.

Relación entre la faz agonal y arquitectónica: ambas fases están entrelazadas y complementadas entre sí; la faz agonal recoge la diversidad de las distintas vivencias y valores, permitiendo el dinamismo de la vida política, la expresión de las distintas concepciones y fuerzas políticas, sin lo cual existe el peligro de la fosilización, del estancamiento y dogmatismo. Sin embargo, puede llevar al paroxismo y a la anarquía; debe complementarse con la faz arquitectónica, que permite construir el proyecto social según la concepción de bien común imperante, dándole estabilidad a la sociedad.

Regulación jurídica de la actividad política en su faz agonal: regulada por normas jurídicas que determinan los modos de acceder al gobierno y su permanencia en ellos, en sus diversos cargos y funciones, como su permanencia en ellos. Según el modo de acceder al poder (herencia, cooptación, sorteo, elección, etc.) y ejercer el gobierno y la relación política entre gobernantes y gobernados, se pueden distinguir dos sistemas políticos: democráticos, autocráticos.

Regulación jurídica de la actividad política en su faz arquitectónica: se rigen por un conjunto de técnicas o medios jurídicos que limitan el ejercicio del poder con el objeto de asegurar, proteger y garantizar los derechos humanos.

Interrelación permanente entre política, derecho y moral: para que la actividad política se considere legítima, debe tener su base en el respeto del derecho, y su fundación en valores morales, principios y costumbres que justifiquen y legitimen la actividad de los gobernantes.
La política como objeto de conocimiento
Clases de conocimiento político
a) Conocimiento político puro: busca describir la realidad política con el mayor grado de generalización posible. Se preocupa de lo que es.

b) Conocimiento político aplicado: predomina una orientación hacia la praxis (práctica); el conocimiento político aplicado utiliza el conocimiento político puro en relación con la realidad práctica, en tres casos diferentes: para la investigación empírica, para el pronóstico o predicción de los fenómenos futuros y para la prescripción de la conducta política en sus diferentes fases. En este caso el conocimiento no sólo contiene juicios de realidad, sino también juicios de valor. Se preocupa de lo que ha de ser.

Ambos buscan conocer lo que es, tal cual es, la diferencia está en que el puro busca ese conocimiento en un plano general y abstracto, mientras que el conocimiento político aplicado lo busca en un plano de lo concreto y empíricamente determinado.


Tipos de conocimiento político
a) Teoría: es una proposición la cual mantiene dos o más factores varían conjuntamente en determinadas condiciones (Mario Justo López); corresponde al conjunto de hechos no sólo comprobados y ordenados, comprobados, sino explicados y organizados (Prélot).

Una teoría contiene tres elementos:

1.Un sistema de enunciados estructurados, referidos a una parte de la realidad política.

2.Una especificación de los presupuestos y condiciones limite bajo los cuales son validos tales enunciados.

3.Una posibilidad de configurar hipótesis sobre sucesos y modificaciones futuras (Klaus von Beyme).

Teoría política: es un tipo de conocimiento político puro; comprueba, agrupa y explica los hechos políticos. Se preocupa del ser de la política (Easton)

Teoría política clásica: comienza con Nicolás Maquiavelo, con su obra “El Príncipe” (expone los métodos para obtener y conservar el poder, basándose en la observación del acontecer político en los principados italianos). Otros teóricos importantes son: Hobbes (“El Leviatán); Locke (“Segundo Tratado de gobierno”); Montesquieu (“El espíritu de las leyes); J. J. Rousseau (“El contrato social”); Edmund Burke (“Reflexiones de la Revolución Francesa).
b) Doctrina: se ocupa de los fenómenos. Juzgan los hechos e indican los caminos a seguir (Prélot). Tiene un carácter normativo: señala valores, fines y medios de la actividad política. Su objeto es el deber ser de la política. Easton la denomina teoría de los valores: juzga y valora la realidad a partir de una cierta cosmovisión o weltanshauung.
Grados de conocimiento político
Se refiere a los distintos modos que adopta el acto de conocer y a los diferentes resultados que se obtiene con ellos.
a) Teología política: la política es explorada a partir de la Palabra de Dios (su base es el dato revelado por Dios). Busca iluminar la realidad humana y política; el punto de partida de partida de esta concepción es la fe, un elemento no tangible: parte de la sabiduría divina.
b) Filosofía política: es un conocimiento que constituye una sabiduría humana, busca conocer para actuar desde lejos; la diferencia entre la filosofía y la teología, es que la filosofía se basa en el saber del hombre, en cambio, la teología tiene sus fundamentos en el saber de Dios. La filosofía es conceptual y busca aprehender el fin y sentido último de lo político y del acontecer político.

El objeto propio y formal de la filosofía política es el acto humano a regular en conformidad con su fin (Maritain); tiene como campo de estudio fundamentalmente el aspecto ontológico (la esencia, la causa y fin, el ser de la política) y el aspecto moral (el hacer axiológico) .

La perspectiva neotomista concibe la ciencia política como una rama subordinada de la filosofía política.
c) Sociología política: estudia las leyes estructurales que constituyen las comunidades políticas. Se preocupa de la conducta política. Aplica las teorías sociológicas al mundo político. Parte de los efectos de la sociedad sobre el Estado (Bendix y Lipset). El método utilizado por la sociología política es de carácter empírico e inductivo.
d) Ciencia política: puede ser considerada desde distintas perspectivas:
Teoría normativa: perspectiva esencialmente humanista-cristiana. Tiene sus raíces en Aristóteles, quien comprende a la ciencia política como la doctrina de la vida buena y justa, siendo una prolongación ética. Esta dimensión fue desarrollada por Santo Tomás de Aquino, quien sintetizó el pensamiento aristotélico y el cristiano: entiende la preocupación política como la búsqueda de la recta vida humana en multitud, como la construcción del bien común. Es una ciencia humana y un conocimiento especulativo-practico.

Teoría empírico-analítica: parte de una distinta concepción, de un enfoque positivista: pueden adecuarse hasta su identificación con la realidad parcializada, buscando acercarse a una ciencia aséptica.

Teoría critico-dialéctica o crítico-social: orientación neomarxista, que entiende la totalidad socio-política como producto de la praxis social de los hombres. Esta teoría concibe la praxis política como una praxis social y a las instituciones de dominación como instituciones propias de una determinada sociedad. Poder y coerción son productos del hombre.
Métodos que emplea la ciencia política
Behaviorista: privilegia el estudio de los comportamientos, utilizando instrumentos de análisis proporcionados por otras ciencias humanas; este método fue desarrollado en los Estados Unidos de Norteamérica.

Funcionalista: compara los procesos políticos con los orgánicos (analogías entre el cuerpo humano y la sociedad política). En la sociedad cada órgano cumple una función necesaria para mantener con vida al conjunto del organismo.

Al funcionalismo se la criticó el hecho de que una unidad funcional no es posible de verificar.

Expositores: Radclife-Brown, Malinowsky.
Neofuncionalismo: nace frente a las críticas al funcionalismo; plantea que en la sociedad sólo existe una función cuando ella responde a una necesidad social, la cual puede ser tanto de carácter conservador como revolucionaria. Aquí se distingue una función manifiesta (aquéllas cuyas consecuencias son deseadas y comprendidas por la sociedad) y una función latente (aquéllas cuyas consecuencias son imperceptibles e incomprendidas por la sociedad).

Expositores: R. K. Merton.


Desarrollista: señala que las estructuras políticas de una sociedad se van modificando para adquirir características modernas. Así, la modernización política se mide por el grado de diferenciación estructural de una sociedad dada. G. Almond, G. Bingham-Powell consideraron la variable de diferenciación estructural de los roles como la variable principal de la diferenciación entre los sistemas, distinguiendo tres:

Sistemas primitivos: se caracterizan por una diferenciación estructural reducida y una cultura política cerrada.

Los sistemas tradicionales: se caracterizan por tener estructuras políticas diferenciadas y por tener una cultura del sujeto.

Sistemas modernos: existe una diferenciación de estructuras políticas, además de las estructuras gubernamentales, que se caracterizan por una cultura participante.

Expositores: Robert Dahl, G. Almond, G. Bingham-Powell.
Análisis de sistemas: la sociedad global está compuesta de varios sistemas, uno de los cuales es el sistema político; el sistema político puede ser conceptualizado como un conjunto de elementos religados por una serie de relaciones. Cuando uno de los elementos se modifica, ello provoca la modificación de los otros elementos de éste.

Este enfoque sistémico permite realizar una interpretación de la vida política como un sistema de conducta adaptativo, autorregulador y auto transformador, cuyos principales elementos son las instituciones jurídicas y las actividades informales dentro del sistema formal.

Expositores: David Easton, Karl W. Deutsh.

Autputs Sistema Político Autputs


Inputs Inputs



Amb. extrasocietal

Amb. intrasocietal

Amb. extrasocietal Amb. intrasocietal


Inputs: entradas al sistema político, constituidas por demandas o exigencias producto de las insatisfacciones del mundo social, y también apoyos, de los cuales depende el sistema político, los que son filtrados por los órganos de intermediación o regulación.

Autputs: salidas desde el sistema político; constituyen las decisiones políticas que son las respuestas otorgadas a las demandas y a los apoyos formulados.



Las materias tratadas por la ciencia política

La Ciencia Política ha pasado a ser la rama del conocimiento omnicomprensivo del fenómeno del poder y el Estado. Así, una reunión de expertos de la UNESCO, efectuada en París, en 1.948, estableció la lista de temas y materias que interesaban a la Ciencia Política:

1. La teoría política

2. Las instituciones políticas

3. Partidos políticos

4. Las relaciones internacionales



e) Derecho Político: es la disciplina que procura conocer el funcionamiento real de las instituciones jurídico-políticas y la aplicabilidad real de las normas constitucionales.

Para Silva Bascuñan, es la rama o parte del Derecho Público que estudia las reglas que rigen la organización y funcionamiento de la autoridad y el comportamiento recíproco de gobernantes y gobernados y el régimen del poder estatal.


Para Lucas Verdú, es aquella rama del Derecho interno que estudia las normas e instituciones reguladoras de los poderes estatales y de las libertades fundamentales en el contexto histórico y sociopolítico.
Misión del Derecho Político

Misión didáctica: suministra un conocimiento real de la organización y funcionamiento de las instituciones políticas.

Misión ideológica: consiste en demostrar que las instituciones democráticas occidentales son las más convenientes y adecuadas al desarrollo integral de la persona humana en el actual nivel histórico.

Misión ética: esta disciplina sirve para promover el libre desarrollo de la persona humana en sociedad, respetando el bien común conforme a los principios del humanismo cristiano (Lucas Verdú).

Luis Araya Á.

Cap. II: Los Orígenes y los Elementos o Condiciones de Existencia del Estado
La utilización del vocablo Estado
El término Estado se utilizó por primera vez en el siglo XVI en la obra “El Príncipe”, de Maquiavelo. El concepto de Estado está vinculado a la idea de poder de dominación soberana, que estaba radicado en los monarcas o en formas republicanas.
En las lenguas germánicas: Staat, Reich (alemán); Staad, Rijk (neerlandés); y en inglés: State, The Crown.

Para algunos autores se debe reconocer la calidad de Estado a todas las formas de sociedad política que han aparecido en el curso de la historia (Duguit y Jellinek), pero para otros la noción de Estado sólo puede aplicarse a sociedades políticas suficientemente desarrolladas que presentan ciertos rasgos esenciales y específicos (Georges Burdeau y Herman Heller).


Los orígenes del Estado moderno
Para Burdeau, existen formas pre estatales de poder político, formas de organización de la sociedad que no eran Estados. En el surgimiento de esta moderna forma de organización de la sociedad política confluyen factores económicos, religiosos, políticos y culturales, en una larga y lenta evolución que culminará en el Renacimiento.
Para ello las comunidades pasaron por diversas etapas:
a) Poder difuso o anónimo: comunidades humanas más primitivas. El poder político se encuentra disperso entre sus componentes, sin que exista un gobernante o jefe que lo ejerza en nombre de algo o de alguien. Son grupos sociales estancados, donde la dispersión del poder ha hecho imposible todo dinamismo social y todo progreso. El poder encuentra su origen en un conjunto de supersticiones, tradiciones y costumbres.
b) Poder individualizado: surge como reacción al difuso. El poder se encarna en un hombre, un jefe que concentra los instrumentos de poder y toda la energía creadora. El jefe manda en razón de su coraje, de su habilidad, su genio, su suerte o su riqueza, los cuales constituyen el fundamento de su poder. Todo el poder se encarna en él, se afirma en sus decisiones y desaparece con él: no existe continuidad, hay peligro de arbitrariedad, no hay legitimidad; el poder es concebido como un simple fenómeno de fuerza.
c) Poder institucionalizado o estatal: la institución explica el poder, permite atribuir al ser nacional una realidad jurídica acorde con su realidad de hecho, suprime las querellas relativas a la legitimidad o al menos su justificación en derecho y disminuye en fin el peligro de la arbitrariedad de sus gobernantes. El poder es traspasado de la persona del gobernante al Estado. Los gobernantes son meros agentes de ejercicio. El orden político se institucionaliza en el derecho.
La aparición de la institucionalización del poder y el Estado moderno se hacen posible por:

1. La unificación y centralización del poder en el monarca. Permanencia de las decisiones y la continuidad del poder.

2. La secularización del poder. Tal secularización tiene su inicio en la querella de las investiduras (Papa Gregorio VII -1.073 al 1.085-), asentándose durante el renacimiento, estableciéndose una distinción clara entre el fin temporal y el fin religioso.

3. Objetivación del poder, por medio de normas de cumplimiento obligatorio y se institucionaliza la función pública (Heller).


Condiciones de existencia (Burdeau) del Estado moderno: población, territorio, poder, fin, organización jurídica, y el reconocimiento de otros Estados.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal