Campo disciplinario: componentes cognitivos y habilidades del pensamiento



Descargar 419,06 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión09.09.2017
Tamaño419,06 Kb.
  1   2   3   4   5


ESCUELA PREPARATORIA: “CRESCENCIO SÁNCHEZ DAMIÁN”


CAMPO DISCIPLINARIO: COMPONENTES COGNITIVOS Y HABILIDADES DEL PENSAMIENTO

ASIGNATURA: PSICOLOGÍA


MATERIA: PSICOLOGÍA




Ψ

Antología y ejercicios para la materia de psicología del sexto semestre del programa de Bachillerato para el estado de México.

Los contenidos de esta antología se encuentran actualizados de acuerdo con el programa oficial establecido por la SEP para esta asignatura.

La presente antología es obra del Licenciado Antonio Ramón Nolasco y está adecuada para la asignatura referida.

Cualquier crítica, duda o aportación dirigirse al autor el cual agradecerá sus comentarios

Nicolás Romero, México a Febrero del 2010

INDICE
PRESENTACIÓN………………………………………………………………………………………………..3
UNIDAD I.

1.1 Antecedentes históricos de la Psicología como ciencia………………….……………………………….4

Perspectivas históricas.

Antecedentes filosóficos.

Platón.

Aristóteles……………………………………………………………………………………………...................5



René Descartes.

Gustav Fechner: científico de la mente.

David Hume y John Locke.

Wilhelm Wundt: fundador de la psicología científica.

William James: observador de la vida mental.

Psicología del siglo XX: perspectivas actuales.

Perspectiva conductista.

El movimiento conductista.

Premisas de los conductistas.

Conductismo contemporáneo.

Perspectiva Cognoscitiva.

Psicología cognoscitiva y conductismo.

Temas que estudian los psicólogos.

1.1.1. SIGNIFICADO DE PSICOLOGÍA

Definición de psicología.

Enfoque general.

1.2. DEFINICIÓN DEL OBJETO DE ESTUDIO DE LA PSICOLOGÍA.

1.2.1. LA CONDUCTA HUMANA.

Desarrollo de la Conducta.

Evolución del movimiento general al específico.

Evolución y conducta.

Charles Darwin y el concepto de evolución.

Charles Darwin y el concepto de evolución.

1.3. LOS PROCESOS PSICOLÓGICOS.

1.3.1. PERCEPCIÓN-ATENCIÓN, APRENDIZAJE-MEMORIA, PENSAMIENTO-LENGUAJE, MOTIVACIÓN-EMOCIÓN.

Percepción-Atención

Percepción

Aportaciones del entorno

Aportaciones de quien percibe

Fisiología

Experiencia

Atención

Naturaleza de la atención

Lo que atrae la atención

Atención, percepción y conciencia

Aprendizaje y Memoria

Memoria

Naturaleza de la Memoria



Procesos de la Memoria

Estructuras de la Memoria

Localización y utilización de las memorias sensoriales

Memoria a Corto Plazo

Funciones de la memoria a corto plazo

Capacidad de la Memoria a Corto Plazo

Codificación y recuperación en la Memoria a Corto Plazo

Olvido de la Memoria a Corto Plazo

Memoria a Largo Plazo

Codificación en la Memoria a Largo Plazo

Recuperación de la Memoria a Largo Plazo

Aprendizaje

Pensamiento-Lenguaje

Naturaleza del pensamiento

Elementos del pensamiento

Naturaleza del Lenguaje

Motivación y emoción

Motivación

Modelos de Motivación

1.4. MOTIVACIÓN DE LA CONDUCTA HUMANA.

Emoción

Naturaleza de las emociones



1.4.1 PIRAMIDE DE MASLOW.

UNIDAD II

DESARROLLO HUMANO.

2.1. TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Orígenes de las teorías de la personalidad.

2.1.1. TEORIA CONDUCTISTA (PAVLOV, SKINNER)



Condicionamiento Clásico o Pavloviano

2.1.2. TEORIAS PSICOAFECTIVAS (FREUD, JUNG, FROMM).

Teorías psicodinámicas.

Pulsión

Resistencia y represión

Hipótesis fundamentales de la técnica

El modelo psicodinámico

PRESENTACIÓN

El documento que tiene entre sus manos fue diseñado exclusivamente para la Preparatoria Crescencio Sánchez Damián para la Asignatura de Psicología.


Fue realizado pensando en cubrir las necesidades de bibliografía requeridas por el Temario de esta materia. Los contendidos de esta antología fueron extraídos directamente de las referencias sugeridas por dicho temario.
Además, de estar enriquecida por aportaciones propias del autor el cual es psicólogo de formación.
Cuenta con ejercicios para reforzar lo aprendido en clase; estos ejercicios servirán también como puntos para la evaluación parcial y final.
Esta antología cubre todos los contenidos exigidos para esta asignatura, es decir, en ella encontrarás todo lo que necesitas leer, investigar y estudiar para acreditar de forma satisfactoria esta asignatura.
Además, estos contenidos están adecuados para alumnos de preparatoria y, en caso de utilizarse un término muy conocido, encontrarás al pie página su significado.
Espero sea de la mayor utilidad tanto para el profesor como para ti alumno.
Los mejores deseos de éxito en este último semestre y, si estas pensando en estudiar Psicología a nivel licenciatura, espero sirva como una buena introducción al fascinante universo de la Psicología.

UNIDAD I
ORIGEN DEL CONOCIMIENTO PSICOLÓGICO
1.1. ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA PSICOLOGÍA COMO CIENCIA.

Perspectivas históricas.

Desde que nuestros antepasados aparecieron sobre la Tierra hace unos cuatro a diez millones de años es probable que los seres humanos hayan tratado de entenderse a sí mismos y a sus semejantes. A pesar de que a Aristóteles (384-322 A. C.) a veces se le llama el “padre de la psicología”, la especulación escrita de asuntos psicológicos no empezó con el filósofo griego. Los primeros filósofos de los que se tiene conocimiento ya trataban preguntas sobre la conducta humana cientos de años antes.


Antecedentes filosóficos.

La psicología en sus inicios se desprende de la filosofía; los filósofos fueron los primeros en cuestionarse sobre las esferas importantes en la vida del hombre. Comenzaron por investigar los fenómenos físicos, posteriormente todo aquello que interactuaba con el hombre, y al hombre en su comportamiento con el propio ser humano, pero fue claro para ellos que el hombre está formado como ser humano distinto a los animales y descubrieron la diferencia con ellos es el alma racional. Por esta razón, la filosofía desde sus inicios estudió la parte más intima del hombre, lo que lo impulsa en razones, sentimientos y voluntades.


Platón.

En su obra La República, Platón trató el tema del alma y la naturaleza de los sueños. Platón concibe la vida psíquica como independiente de la vida del cuerpo, consideró que el alma gobierna al cuerpo. El alma se asemeja a la idea por eso es inmortal, uniforme, simple; es la que da vida al cuerpo y como está dotada de razón manda, y es dueña del cuerpo. En su diálogo llamado Timeo, expone las partes del alma: El alma es racional que conoce y gobierna, es inmortal por naturaleza; el alma es irascible y a ésta pertenecen los pensamientos nobles como la ira, el valor, la ambición; y el alma es concupiscible1 aquí residen los apetitos y las pasiones.

Para Platón conocer es recordar (anamnesis), así que deduce que el alma debió que tener una vida anterior. Comparó el alma con un carro de dos caballos conducido por un cochero: el cochero simboliza la razón, uno de los caballos la energía moral y la otra el deseo.

La relación alma-cuerpo tiene una relación accidental, el alma es el principio rector y animador del cuerpo, pero el cuerpo es como una prisión que puede arrastrar al alma y no dejarla llegar a su fin, que es llegar a la sabiduría en la contemplación de lo que es en sí.

El Fedón es el diálogo de la muerte y que aquí expuso que hay que morir al mundo de los sentidos y al mundo sensible para que el alma quede libre y vuele al mundo de las ideas.

Aristóteles.

Para Aristóteles el ser humano no está constituido por un alma y un cuerpo como dos entidades yuxtapuestas2. Los dos términos expresan dos aspectos inseparables de su unidad viviente, el tejido real de sus sensaciones, de sus afecciones, de sus actividades. El alma es al cuerpo lo que el filo del hierro es al hacha, lo que la vista al ojo: “si el ojo fuese un ser vivo, la vista sería su alma”.

El alma es, en sentido primordial, aquello por lo que vivimos, percibimos y pensamos… con justa razón algunos pensadores han estimado que el alma no puede estar, ni sin un cuerpo; y por eso está en su cuerpo.

Aristóteles se aproximó a dar una explicación de la Psiché espíritu-alma-mente; realizó una interpretación biológica del alma, es decir, definió al hombre como cuerpo orgánico que posee un principio de movimiento que es el alma. Para este filósofo, alma y cuerpo no son dos realidades distintas, sino que unidos forman una sola sustancia (ser vivo). Escribió un tratado del alma (peri psike) y dos tratados psicológicos, tocando temas de los sentidos, la vigilia, el sueño, la memoria, etc.

Para Aristóteles en la naturaleza se dan tres formas básicas de vida: vegetativa, sensible y racional, señaló que se conoce por los sentidos, pero la inteligencia conoce formas inteligibles abstraídas de la materia, el alma humana es el entendimiento agente, es el que abstrae las formas contenidas en las imágenes sensibles; este agente es incorruptible e inmortal.
René Descartes.

Nace el 31 de marzo de 1536 en Francia. A Descartes se le conoce como el libertador del pensamiento puro y se le considera el Padre de la Psicología Moderna, retomó el dualismo platónico que plantea que el cuerpo es una máquina y la psique la entidad espiritual. Descartes dio a conocer la primera regla del “Método”: Nada aceptarás como verdadero que no conozcas evidentemente como tal. Y es que en Descartes la forma sistematizada de concebir los pensamientos adquiere para el estudio de las cosas un nuevo camino concebido así en cuatro ideas claves:

a) La idea de un plano de verdad superior a los demás, en el que el error es imposible por un determinado sentimiento de evidencia intelectual y en comparación con los otros sentimientos.

b) La idea de un método, o sea, la orden de respetar en la conducción de los pensamientos.

c) La idea de que el conocimiento no asienta sobre las imágenes de la fantasía sino sobre el entendimiento.

d) La idea de una analogía entre orden de las razones matemáticas y el orden de los efectos de la naturaleza.


Descartes formuló “Pienso, luego existo”. Para este filósofo el hombre se descubre siendo pensamiento puro y nada más, el pensamiento se descubre siendo como el alma y no como parte de ésta. Descartes comprende entonces que si pensar es ser, es ser por el pensamiento, con independencia del cuerpo, de los sentidos y de la imaginación.

Hablando del espíritu humano señalaba: yo no soy, pues hablando con precisión, sino una cosa que piensa, es decir, un espíritu, un entendimiento o una razón.

Él analizó una distinción real entre el alma y cuerpo.

“Puesto que tengo una idea clara y distinta de mí mismo, según la cual soy algo que piensa y no extendido y, por otra parte, tengo una idea del cuerpo, según la cual éste es una cosa extensa que no piensa, resulta cierto que yo, es decir, mi alma, por la cual soy lo que soy, es entera y verdaderamente distinta de mi cuerpo, pudiendo ser y existir sin el cuerpo…”.


David Hume y John Locke.

Estos dos importantes filósofos ingleses afirman que la única fuente de conocimiento es la experiencia, así que no existen contenidos mentales innatos como plantearon los racionalistas, sino que son adquiridos, es decir, la mente es como un papel en blanco, sin ideas, la experiencia es la que le imprime conocimiento, así se obtienen ideas simples (que captan los objetos exteriores) y las ideas complejas que proceden de la combinación de ideas simples.

Le llaman percepción a todo aquello que puede estar presente en el espíritu, toda percepción se reduce a una impresión e ideas, según Hume, las impresiones aparecen originalmente en el alma por causas desconocidas.

Las operaciones de nuestra mente, otra fuente de las ideas. La otra fuente de la que la experiencia proporciona las ideas al entendimiento es la percepción de la operaciones de nuestra mente cuando se ocupa de las ideas que ha recibido; operaciones que, cuando el alma se pone a considerarlas o a reflexionar sobre ellas, suministran al entendimiento otra clase de ideas que no las había podido recibir de los objetos exteriores; y tales son la percepción, el pensar, el dudar, el creer, el razonamiento, el conocer, el querer y todas las diversas acciones de la mente; siendo conscientes de ellas y observándolas en nosotros mismos, recibimos de ellas en nuestro entendimiento ideas tan distintas como las que obtenemos de los cuerpos que impresionan a nuestros sentidos. Estas fuentes de ideas la tiene todo hombre en sí mismo; y aunque no es un sentido, puesto que no tiene nada que ver con los objetos externos, sin embargo, se les asemeja mucho, y el nombre de sentido interno le cuadra bien. Pero como a la otra fuente le llamó sensación, ésta le llamo reflexión, ya que las ideas que proporciona son de tal índole, que la mente llega a obtenerla sólo por la reflexión sobre sus propias operaciones. Reflexionar, para el autor, significa el conocimiento que la mente obtienen de sus propias operaciones y su modo de ser, por razón de la cuales se originan en el entendimiento las ideas de esas operaciones.

“Ya que queda claro que nuestras impresiones simples son anteriores a sus correspondientes ideas, siendo las expresiones muy raras, parece que el buen método requiere que examinemos primero las impresiones antes de considerar las ideas”.

A las impresiones se les puede dividir en dos clases: sensación y reflexión. Las primeras brotan en el alma originariamente, de causas desconocidas. Las segundas se derivan en una gran medida de las ideas y en el siguiente orden. Primero, una impresión afecta a nuestros sentidos y nos hace percibir calor o frío, sed o hambre, placer o dolor de una u otra clase. De esta impresión se hace en la mente una copia, que después de que cesa la impresión, llamamos idea. Esta idea de placer o dolor, cuando reaparece en el alma, produce nuevas impresiones de deseo y aversión, esperanza y temor, que pueden ser llamadas con propiedad impresiones de reflexiones, por ser derivadas de aquéllas. Éstas a su vez, son copiadas por la memoria y la imaginación, y se convierten en ideas, que tal vez dan origen a otras impresiones e ideas. Así, las impresiones por reflexión son anteriores tan sólo a sus correspondientes ideas, pero posteriores a las ideas de la sensación y de ellas derivadas.

A partir de la lucha y polémica entre racionalistas y empiristas se llegó a la conclusión de que el hombre es un todo, dividido en cuerpo y alma, ésta última actúa y se expresa por el cuerpo en emociones y pasiones, explicando la racionalidad de experiencias adquiridas por la sensibilidad, pero también en ocasiones actúa independientemente originando trastornos.

Se puede decir que a partir de las teorías del empirismo, se abrió el panorama por que el estudio de la psicología fuera independiente de la filosofía, basándose en un asociacionismo, es en Europa, y sobre todo en Alemania, donde se estudian los fenómenos psíquicos relacionados con el conocimiento, la voluntad y las emociones con sus efectos en el hombre. Obviamente, los descubrimientos de la medicina abrieron camino para estudiar al hombre en su psique, se relacionó el funcionamiento del sistema nervioso central y el cerebro con la psicología.

Miles de años después, a mitad del siglo XIX, los fisiólogos apenas comenzaban a usar los métodos científicos para estudiar el cerebro, los nervios y los órganos de los sentidos.

Quizá lo más importante fue que Gustav Fechner (1801-1887), filósofo y físico, empezaba a encontrar la forma en que los métodos científicos podían utilizarse en la investigación de los procesos mentales. (Davidoff, 1989; p. 9-10)


Gustav Fechner: científico de la mente.

A principios de la década de 1850. Gustav Fechner se interesó por la relación entre estimulación física y sensación. ¿Qué tan brillante debe ser una estrella para que sea vista? ¿Qué tan fuerte debe ser un ruido para que se escuche? ¿Qué tan pesado debe ser un contacto físico para ser sentido?

Diseñó técnicas ingeniosas para encontrar respuestas precisas; así cuando publicó su principal obra Elements de Psychophysics, publicada en 1860, mostró claramente cómo podrían usarse los procedimientos experimentales y matemáticos para estudiar la mente humana. (Davidoff, 1989; p. 10)
Wilhelm Wundt: fundador de la psicología científica.

Originalmente entrenado como físico, Wilhelm Wundt (1832-1920) daba clases de fisiología en la Universidad de Heidelberg en Alemania. Desde el principio de su carrera manifestó un gran interés por los procesos mentales. En la época de Wundt no existía el campo de la psicología y su objetivo de estudio pertenecía a la filosofía. La ambición de Wundt era establecer la identidad independiente de la psicología. Con este propósito dejó Heidelberg para ser jefe del departamento de filosofía de la Universidad de Leipzig. Varios años más tarde (se considera generalmente el año de 1879) fundó el primer laboratorio serio para realizar investigación en psicología.

La psicología de Wundt es una psicología de la conciencia humana. Creía que los psicólogos debían investigar los “procesos elementales de la conciencia humana”, sus combinaciones, sus relaciones y sus interacciones. Con frecuencia se describe a Wundt como un “químico” de la vida mental, estudiando sus “átomos” sistemáticamente. El enfoque de Wundt ha sido denominado como “estructuralismo”3. (Davidoff, 1989; p. 10)

Un elemento de la mente fue descrito por un alumno de Wundt de la siguiente manera: “El mundo de la mente contiene miradas, tonos y contactos; es el mundo de la oscuridad y luz, de ruido y de silencio, de lo áspero y lo terso; su espacio a veces es grande y en ocasiones pequeño. Contiene también los pensamientos, emociones, memorias, imaginaciones, voliciones que naturalmente se adjudican a la mente”.

Wundt pensaba que era especialmente importante estudiar las operaciones mentales centrales; estaba fascinado por funciones de “flujo” y de “evolución” como los valores, las intenciones, las metas y los motivos (Blumenthal, 1979; citado por el autor).

Wundt adoptó los métodos científicos de la fisiología y las prácticas de observación informal que usamos todos los días, y también diseñó otra herramienta, llamada introspección analítica. (Davidoff, 1989; p. 10)

La investigación tenía dos principios: análisis seguido de síntesis. Después de descomponer la conciencia en sus elementos, trataba de unirlos nuevamente, combinándolos con el objeto de encontrar la clave de los juicios y precepciones complejos.

La psicología de Wundt tuvo su auge y se difundió con particular rapidez en toda Europa, Estados Unidos y Canadá. El laboratorio de Wundt inspiró esfuerzos similares en todo el mundo. Esta influencia penetrante fue lo que le ganó el título de “fundador de la psicología científica”. (Davidoff, 1989; p. 11)


William James: observador de la vida mental.

Incluso antes de que existiera el laboratorio de Wundt, un psicólogo estadunidense llamado William James (1842-1910) instaló su laboratorio en la Universidad de Cambridge, Massachusetts, el cual era modesto y fundado principalmente para la enseñanza y para demostrar cómo influyen los factores fisiológicos en la psicología. Tuvo un amplio impacto en la psicología, principalmente por su papel como observador de la vida mental y como fuente de inspiración para otros.

Al igual que Wundt, James era fisiólogo y le fascinaba la mente; pero se opuso con firmeza a la versión de la psicología Wundtiana que se popularizó en los Estados Unidos en sus días, calificándola como estrecha, artificial y esencialmente imprecisa. La psicología de James provenía de sus observaciones informales de sí mismo y de otras personas con respecto a la manera en que enfrentaba los retos de la vida diaria. Estaba impresionado por la forma en que la conciencia y otros procesos mentales ayudan a la gente a adaptarse a sus experiencias. La importancia que James daba a la mente en funcionamiento se refleja en el nombre que se le dio a la escuela que surgió en torno suyo: funcionalismo. (Davidoff, 1989; p. 11)
Psicología del siglo XX: perspectivas actuales.

Perspectiva conductista.

A principios de la década de 1900, versiones de las ideas de James y de Wilhelm Wundt dominaban la psicología en Estados Unidos congruentemente, se definía a la psicología como las “ciencia de la conciencia”. John Watson (1878-1958) no estaba de acuerdo con este punto de vista. Basándose en motivos filosóficos, argumentaba que la introspección obstaculizaba el progreso. Los “hechos” que dependen de las impresiones idiosincráticas de cada persona no pueden ser evaluados y reproducidos, como es necesario en la ciencia; además, sentía que los que los psicólogos habían “aprendido” hasta ese momento era de muy poco valor:

“Lo único que la psicología introspectiva ha aportado es la afirmación de que los estados mentales están constituidos por varios miles de unidades irreductibles como lo rojo, lo verde, lo frío, lo caliente y cosas parecidas…Aunque hayan diez o cien mil sensaciones irreductibles (aun concediendo su existencia)… no le importa un bledo a ese conjunto organizado de datos mundiales que llamamos ciencia”.
El movimiento conductista.

Watson decidió hacer de la psicología una ciencia “respetable”; para lograrlo, insistía, los psicólogos debían usar métodos objetivos y estudiar la conducta observable. El Conductismo nació en 1912 cuando Watson empezó a dar conferencias y a escribir para difundir sus opiniones. El Conductismo atrajo a muchos seguidores y, de una forma u otra, dominó la psicología durante treinta años, desde 1930 a 1960. Hoy en día continua ejerciendo una profunda influencia.


Premisas de los conductistas.

Los primeros conductistas se adherían a las siguientes ideas:

1. Los psicólogos deben estudiar eventos ambientales (estímulos) y conducta observable (respuestas). El aprendizaje a partir de la experiencia es la principal influencia sobre la conducta y es el tema central de investigación.

2. La introspección debe sustituirse por métodos objetivos (experimentación, observación).

3. La conducta de los animales debe estudiarse junto con la de los humanos porque los organismos más simples son más fácil de investigar y comprender que los más complejos.

4. Los psicólogos deben plantearse metas científicas: descripción, explicación, predicción y control. También deben emprenderse tareas prácticas.


Conductismo contemporáneo.

Hoy día, la perspectiva conductista es mucho más flexible de lo que era en la época de Watson. Los conductistas contemporáneos aún estudian estímulos, respuestas observables y el aprendizaje. Pero también analizan cada vez más fenómenos complejos que no pueden observarse directamente como por ejemplo, amor tensión, empatía y sexualidad. Las principales características del conductismo moderno son su intenso compromiso para hacer preguntas claras y precisas y usar métodos relativamente objetivos para realizar una investigación cuidadosa. (Davidoff, 1989; p. 11-13)


Perspectiva Cognoscitiva.

Desde 1930 a 1960, los psicólogos “respetables” hablaban poco y cautelosamente sobre actividades mentales o la cognición y tomó muchos años para que un gran número de psicólogos se percataran que podían estudiar temas como la formación de imágenes o la solución de problemas de manera ordenada y científica.

Una importante fuente de aliento fue la tecnología cibernética y su teoría; si se podían programar máquinas para que procesaran información y podía estudiarse este proceso, seguramente se justificaba el tratar de analizar el procesamiento de información que realizaban las personas. El campo de la computación demostró ser fértil, tanto para las ideas como para los métodos.

La lingüística moderna (ciencia del lenguaje) fue una segunda fuerza de contribución importante.

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal