Cambiando la marea frente local: estados unidos alrededor del mundo, y sobre



Descargar 1,13 Mb.
Página28/28
Fecha de conversión27.06.2017
Tamaño1,13 Mb.
1   ...   20   21   22   23   24   25   26   27   28

[Sonríe y se frota las manos.]

La confianza, esa es la gasolina que alimenta la maquinaria capitalista. Nuestra economía sólo puede funcionar si la gente cree en ella; como lo dijo Roosevelt, “Lo único que debemos temer, es al miedo mismo.” Mi padre escribió esa frase para él. Bueno, eso era lo que él decía.

Las cosas ya comienzan a marchar, lentas pero seguras. Todos los días se abren algunas cuentas nuevas con bancos norteamericanos, se fundan algunas empresas privadas, y recuperamos algunos puntos en el Dow. Es como el clima. Con cada año, el verano se hace un poco más largo, y el cielo es un poco más azul. Las cosas están mejorando. Sólo espere y verá.

[Mete la mano en una nevera portátil, y saca dos botellas marrones.]

¿Cerveza de raíz?



KYOTO, JAPÓN

[Es un día histórico para la Sociedad del Escudo. Por fin han sido aceptados oficialmente como una rama independiente de las Fuerzas de Defensa Japonesas. Su función principal será enseñarle a los ciudadanos japoneses a defenderse por sí mismos de los muertos vivientes. Su misión permanente será también el aprender las técnicas de combate armado y desarmado de las organizaciones por fuera de Japón, y enseñar sus propias técnicas al resto del mundo. La política contra el uso de armas de fuego de la Sociedad, así como su mensaje en pro de la internacionalización, han demostrado un éxito inmediato, atrayendo periodistas y dignatarios de todos los países de la ONU.

Tomonaga Ijiro encabeza el comité de bienvenida, sonriendo e inclinándose para saludar el largo desfile de invitados. Kondo Tatsumi sonríe también, observando a su maestro desde el otro lado del salón.]

¿Usted sabe que yo no creo en nada de esa mierda espiritual, verdad? En lo que a mí respecta, Tomonaga es sólo un viejo y loco hibakusha, pero ha creado algo maravilloso, algo que yo creo que es vital para el futuro del Japón. Los de su generación querían dominar el mundo, y los de la mía dejábamos que el mundo, y con eso me refiero específicamente a su país, nos dominara. Ambos caminos estuvieron a punto de destruir nuestra tierra. Tiene que haber una mejor manera, un lugar en el medio en el que nos hagamos responsables de nuestra propia protección, pero no tanto que inspire temor y odio en las naciones vecinas. No puedo asegurarle que éste sea el camino correcto; el futuro es un sendero demasiado montañoso como para poder ver mucho hacia adelante. Pero seguiré al sensei Tomonaga por ese camino, yo y todos los demás que se unen a nuestras filas todos los días. Sólo “los Dioses” saben lo que nos espera al final.



ARMAGH, IRLANDA

[Philip Adler termina su bebida, y se levanta para irse.]

Cuando abandonamos a esas personas a los muertos vivientes, perdimos mucho más que gente. Eso es todo lo que voy a decir.



TEL AVIV, ISRAEL

[Termiamos de comer, y Jurgen me arrebata la cuenta.]

Por favor, yo escogí el restaurante, yo pago. Solía odiar estas cosas, me parecían como un buffet de vómito. Mis compañeros tuvieron que arrastrarme hasta aquí una tarde, estos jóvenes sabras con sus gustos exóticos. “Sólo pruébalo, viejo yekke,” me decían. Así era como me llamaban, un “yekke.” Quiere decir “terco,” aunque originalmente quería decir “alemán judío.” Tenían razón en las dos cosas.

A mí me subieron en el “Kindertransport,” la última oportunidad que hubo de sacar a los niños judíos de la Alemania nazi. Fue la última vez que ví vivos a mis familiares. Hay un pequeño lago, en un pueblo de Polonia, en donde solían arrojar las cenizas. Las aguas del lago todavía son grises, más de medio siglo después.

Alguien dijo alguna vez que nadie sobrevivió al Holocausto, que incluso aquellos que lograron seguir técnicamente vivos, quedaron irremediablemente afectados, y sus espíritus, sus almas, las personas que eran antes, murieron para siempre. Me gustaría pensar que eso no es verdad. Pero si lo es, entonces nadie en éste planeta sobrevivió a La Guerra.



A BORDO DEL U.S.S. TRACY BOWDEN

[Michael Choi se apoya en el riel de la cubierta de popa, mirando al horizonte.]

¿Quiere saber quién perdió la Guerra Mundial Z? Las ballenas. Supongo que nunca tuvieron mucha oportunidad, no con todos esos millones de gente hambrienta en barcos, y la mitad de los navíos del mundo convertidos en barcos pesqueros. No hace falta mucho, tan sólo una carga de profundidad, no tan cerca como para herir al animal, pero sí para dejarlas sordas y atontadas. No veían los barcos balleneros hasta que era demasiado tarde. Podía escucharse desde kilómetros, la explosión, los chillidos. Nada conduce el sonido mejor que el agua.

Una terrible pérdida, y no hay que ser un genio bien arreglado y perfumado para notarlo. Mi papá trabajaba en Scripps, no, no la escuela de Claremont, sino el instituto oceanográfico en las afueras de San Diego. Por eso fue que me uní a la armada naval, y así fue como aprendí a amar el océano. Uno no podía dejar de admirar a las grises de California. Unos animales majestuosos. Por fin habían comenzado a recuperarse, después de ser cazadas casi hasta la extinción. Ya no nos tenían miedo, y a veces uno podía remar tan cerca que podía tocarlas. Podrían habernos matado en un segundo, un golpe con esa cola de cuatro metros de ancho, o un empujón con su cuerpo de treinta y tantas toneladas. Los primeros balleneros las llamaba “peces del diablo” por lo feroces que eran cuando se las acorralaba. Pero ellas sabían que ya no queríamos lastimarlas. Incluso permitían que las acariciáramos, o si estaban cuidando un ballenato, nos empujaban con suavidad lejos de él. Tanto poder y tanta fuerza. Increíbles criaturas, esas grises de Californa, y ya no queda ninguna, se extinguieron junto con las azules, los rorcuales, las jorobadas y las francas. He escuchado de un par de avistamientos de belugas y narvales que lograron sobrevivir bajo los hielos del Ártico, pero probablemente no hay suficientes para sostener una población viable. Sé que todavía quedan algunos grupos intactos de orcas, pero con los niveles de contaminación que tenemos, y menos peces que en una piscina de Arizona, no me atrevo a ser muy optimista. Incluso si la Madre Naturaleza le facilita las cosas a las asesinas y se adaptan como lo hicieron algunos de los dinosaurios, los amables gigantes se fueron para siempre. Es como en esa película Oh Dios en la que el Todopoderoso reta a un hombre a crear un pescado desde cero. “No puedes,” le dice, y a menos que un ingeniero genético haya llegado antes que las cargas de profundidad, tampoco vamos a poder fabricar una ballena gris de California.

[El sol se oculta en el horizonte. Michael suspira.]

Así que la próxima vez que alguien le diga que las verdaderas víctimas de la guerra fueron “nuestra inocencia” o “nuestra humanidad”…



[Escupe al agua.]

Lo que digas, hermano. Ve y díselo a las ballenas.



DENVER, COLORADO, ESTADOS UNIDOS

[Todd Wainio me acompaña a tomar el tren, saboreando uno de los cigarrillos cubanos con 100% de tabaco que le dí como regalo de despedida.]

Sí, a veces pierdo la cabeza por unos cuantos minutos, quizá una hora. El doctor Chandra me dijo que era normal. Él atiende aquí mismo, en el centro para veteranos. Me dijo que es una cosa completamente saludable, como esos pequeños terremotos que ayudan a liberar la presión de una falla. Me dijo que los que no sufren de esos “temblores menores” son los realmente peligrosos.

No se necesita mucho para sacarme de base. A veces huelo algo conocido, o la voz de alguien me suena demasiado familiar. El mes pasado, mientras cenábamos, comenzó a sonar una canción en la radio, creo que ni siquiera era sobre mi guerra, el cantante no parecía de acá. El acento y algunos de los términos eran distintos, pero el coro…“God help me, I was only nineteen.

[Una campana anuncia la salida de mi tren. La gente a nuestro alrededor comienza a subir.]

Lo más curiosos es que mi recuerdo más vívido, terminó convertido en el símbolo nacional de la victoria.



[Señala hacia el gigantesco mural a mis espaldas.]

Esos somos nosotros, parados al lado del río, en la orilla de Jersey, mirando el amanecer sobre Nueva York. Nos acababa de llegar la noticia de que se había declarado la victoria. No hubo gritos, ni celebraciones. Era sólo que no parecía real. ¿Paz? ¿Qué diablos quería decir eso? Llevábamos tanto tiempo teniendo miedo, peleando y matando, y esperando a morir, que supongo que ya lo habíamos aceptado como algo normal por el resto de nuestras vidas. Creí que era sólo un sueño, y algunas veces sigo pensando que lo es, cada vez que recuerdo ese día, ese amanecer sobre la Ciudad de los Héroes.

AGRADECIMIENTOS

Un agradecimiento muy especial a mi esposa, Michelle, por todo su amor y su apoyo.

A Ed Victor, por comenzarlo todo.

A Steve Ross, Luke Dempsey, y el equipo de Crown Publishers.

A T. M. por cuidar mi espalda.

A Brad Graham del Washington Post ; a los Drs. Cohen, Whiteman, y Hayward; los profesores Greenberger y Tongun; el rabino Andy; el padre Fraser; a STS2SS Burdeos (USN fmr); “B” y “E”; Jim; Jon; Julie; Jessie; Gregg; Honupo; y a papá, por “el factor humano.”

Un agradecimiento final para los tres hombres cuya inspiración hizo posible este libro: Studs Terkel, el difunto general Sir John Hackett, y, por supuesto, al genio del terror George A. Romero.

Te quiero, mamá.

Para volver al texto correspondiente, haga click en "Volver."

1. De “Citas del Presidente Mao,” la frase estaba originalmente en “La Situación y Nuestra Política Después de la Guerra de Resistencia Contra Japón,” Agosto 13, 1945.



Volver.

2. Un automóvil de antes de la guerra, que era fabricado en la República Popular.



Volver.

3. El Instituto de Enfermedades Infecciosas y Parásitos del Primer Hospital Universitario, Facultad de Medicina, Universidad de Chongqing.



Volver.

4. Guokia Anquan Bu: El Ministerio de Seguridad Nacional, antes de la guerra.



Volver.

5. Shetou: Literalmente “cabezas de serpiente,” llamados así por ser los encargados de ingresar ilegalmente a las filas de “renshe” o “serpientes humanas” de refugiados e inmigrantes.



Volver.

6. Liudong renkou: La “población flotante” de desempleados chinos.



Volver.

7. Bao: La deuda que muchos refugiados adquirían para pagar por su viaje.



Volver.

8. Bad Brown: Un sobrenombre para la variedad de opio cultivado en la provincia de Badakhshan, en Afganistán.



Volver.

9. TEPT: Trastorno de estrés post-traumático.



Volver.

10. Se dice que antes de la guerra, los órganos sexuales de los hombres sudaneses condenados por adulterio, eran cortados y vendidos en el mercado negro.



Volver.

11. Hijos de Yasín: Una organización terrorista de jóvenes, llamada así en honor a jeque Ahmed Yasín, fundador del grupo Hamas. Parte de su estricto reglamento decía que ninguno de sus mártires podía tener más de dieciocho años.



Volver.

12. “Los seres peores, para Alá, son los que habiendo sido infieles en el pasado, se obstinan en su incredulidad.” Del Sagrado Corán, capítulo 8, versículo 55.



Volver.

13. Para ese entonces, el gobierno de Israel ya había terminado con la operación “Moisés II,” en la que se habían transportado todos los “Falasha” de Etiopía hasta Israel.



Volver.

14. Todavía no se sabía si el virus podía sobrevivir en los desechos sólidos, por fuera del cuerpo humano.



Volver.

15. A diferencia de los tanques de guerra de casi todos los países, los “Merkava” israelíes cuentan con compuertas traseras para el despliegue de tropas.



Volver.

16. La CIA, llamada originalmente OSS, fue creada en Junio de 1942, seis meses después del ataque japonés a Pearl Harbor.



Volver.

17. Antes de la guerra, un juego de disparos en línea conocido como “America’s Army” fue publicado de forma gratuita por el gobierno norteamericano; algunos sostienen que el objetivo era conseguir nuevos reclutas.



Volver.

18. Es un mito; aunque los M&M rojos sí se dejaron de producir entre 1976 y 1985, no contenían colorante rojo No. 2.



Volver.

19. El BMP es un vehículo blindado de transporte de tropas inventado y usado por los soviéticos, y hoy en día por las fuerzas militares rusas.



Volver.

20. Semnadstat era una revista rusa dirigida a las jóvenes adolescentes. Su título, que literalmente significa Diecisiete, era una copia no autorizada de la publicación norteamericana con el mismo nombre.



Volver.

21. Aunque esto es una exageración, los registros indican que en Yonkers había más periodistas por cada militar presente que en cualquier otro campo de batalla de la historia.



Volver.

22. Antes de la guerra, cada contenedor estándar de 40-mm contenía 115 saetas.



Volver.

23. SAW: Una ametralladora ligera, silga en inglés para Squad Automatic Weapon.



Volver.

24. JSF: Los Joint Strike Fighters, nombre dado a los aviones caza F-35 Lightning II.



Volver.

25. JSOW: Joint Standoff Weapon, nombre clave de las bombas inteligentes AGM-154.



Volver.

26. La versión alemana del Plan Redeker.



Volver.

27. CCF: la Comisión de Carreteras Fronterizas.



Volver.

28. “El Oso” era el sobrenombre que se le daba al comandante del programa de seguridad comunitaria durante la Primera Guerra del Golfo.



Volver.

29. Vidkun Abraham Lauritz Jonsson Quisling: El presidente noruego instalado y manipulado por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.



Volver.

30. El Imperio Interior de California fue una de las últimas zonas seguras en ser limpiada por completo.



Volver.

31. Malcolm Van Ryzin: Actualmente es uno de los más exitosos cineastas en Hollywood.



Volver.

32. DP: Director de Fotografía.



Volver.

33. Las JSOW fueron usadas en Yonkers, junto con otra gran variedad de armas aire-tierra.



Volver.

34. Esto es una ligera exageración. La cantidad de aviones “archivados” durante la Guerra Mundial Z no alcanza a las aeronaves perdidas durante la Segunda Guerra Mundial.



Volver.

35. AMARC: Siglas en inglés del Centro de Restauración y Mantenimiento Aeronáutico en las afueras de Tucson, Arizona.



Volver.

36. Meg era el sobrenombre dado por los pilotos a su arma de dotación estándar, una pistola automática calibre .22. Se cree que esto se debe a que la apariencia de arma, con el silenciador puesto, la culata móvil y la mira telescópica, era muy similar al juguete “Megatrón,” de los Transformers de Hasbro. Este rumor aún no ha sido confirmado.



Volver.

37. En aquel punto de la guerra, los nuevos Uniformes de Combate (UCs) aún no se producían en masa.



Volver.

38. “Baby-Ls”: Es una marca de analgésicos, pero debido a su efecto secundario de producir somnolencia, son usadas por algunos militares como píldoras para dormir.



Volver.

39. Aunque Machu Picchu permaneció aislada durante toda la guerra, los sobrevivientes en Vilcabamba sí tuvieron que enfrentar una pequeña epidemia dentro de la fortaleza.



Volver.

40. La principal línea de defensa británica fue establecida a lo largo de la antigua Muralla Antonina, construida por los romanos.



Volver.

41. Ubunye: la palabra Zulú para “Unión.”



Volver.

42. Aunque existen opiniones divididas al respecto, muchos estudios de antes de la guerra comprobaron que el alto índice de retención de oxígeno en las aguas del Río Ganges era la razón detrás de las curas “milagrosas” que se le atribuyen desde hace tanto tiempo.



Volver.

43. La versión surcoreana del Plan Redeker.



Volver.

44. Existen reportes de que hubo actos de canibalismo durante la hambruna de 1992, y que algunas de las víctimas fueron niños.



Volver.

45. Hitoshi Matsumoto y Masatoshi Hamada eran los comediantes de improvisación más famosos de Japón, antes de la guerra.



Volver.

46. “Siafu” es uno de los nombres dados a la hormiga legionaria africana. El término fue usado por primera vez para referirse a los zombies por el doctor Komatsu Yukio, en su informe al gobierno.



Volver.

47. Se ha confirmado el hecho de que la población de Japón sufrió el mayor índice de suicidios durante en Gran Pánico.



Volver.

48. Bosozoku: Pandillas juveniles de motociclistas. Alcanzaron su mayor auge en Japón entre los años 80s y 90s.



Volver.

49. Onsen: Un manantial de aguas termales, comúnmente usado como baño público.



Volver.

50. Ikupasuy: El término se refiere literalmente a una pequeña vara ceremonial ainú. Cuando se le preguntó posteriormente sobre esta discrepancia, el señor Tomonaga respondió que ese nombre le fue enseñado por su maestro, el señor Ota. Si acaso Ota pretendió darle algún significado espiritual a su herramienta de jardinería, o si sólo estaba mal informado acerca de su propia cultura (como era el caso con muchos miembros del pueblo Ainú de su generación), es algo que nunca sabremos.



Volver.

51. Chi-tai: Zona.



Volver.

52. Hasta este día, se desconoce qué tanto dependen los muertos vivientes del sentido de la visión.



Volver.

53. Haya-ji: El Dios del viento.



Volver.

54. Oyamatsumi: Rey de las montañas y los volcanes.



Volver.

55. Aún se desconoce el número exacto de naves neutrales y aliadas que atracaron en los puertos cubanos durante la guerra.



Volver.

56. El “bote salvavidas” de la estación, para la reentrada a la atmósfera



Volver.

57. La EEI dejó de usar el proceso de electrólisis para generar oxígeno como una medida para conservar agua.



Volver.

58. Según estudios de antes de la guerra, la capacidad de reciclaje de agua de la EEI era del 95%.



Volver.

59. VAT: Vehículo Automático de Transferencia.



Volver.

60. Una función secundaria del VAT era usar sus propulsores para mantener en órbita a la estación.



Volver.

61. ASTRO: Sigla en inglés del Robot Orbital Autónomo para Transporte Espacial.



Volver.

62. APS: Asistente Personal por Satélite.



Volver.

63. Hasta la fecha, nadie sabe por qué la familia real de Arabia Saudita ordenó el incendio de todos sus pozos petroleros.



Volver.

64. El peso del embalse en la Represa Katse de Lesotho fue confirmado como la causa de varios fenómenos sísmicos desde su terminación en 1995.



Volver.

65. La Estación Espacial Internacional está equipada con una radio de onda corta de uso civil. Originalmente se instaló para que los niños de las escuelas hablaran con los astronautas.



Volver.

66. Mkunga Lalem (La Anguila y la Espada): El primer sistema de artes marciales desarrollado específicamente para luchar contra los zombies.



Volver.

67. Se ha confirmado que al menos veinticinco millones de ellos eran refugiados latinoamericanos que murieron tratando de llegar al norte de Canadá.



Volver.

68. Se dice que varios dirigentes de las fuerzas militares norteamericanas apoyaron abiertamente el uso de armas termonucleares durante el conflicto de Vietnam.



Volver.

69. Término usado para describir cualquier tipo de vehículo que se desplaza sobre orugas.



Volver.

70. M-Tres-Siete: Los vehículos blindados Cadillac Gage M1117.



Volver.

71. La composición química de las fibras del uniforme de combate del ejército (UC) sigue siendo información clasificada.



Volver.

72. SC: Saneamiento del campo.



Volver.

73. Assegai: Una herramienta multipropósito de acero, llamada así por su parecido con la lanza corta tradicional de los zulúes.



Volver.

74. Los zombies más nuevos, que habían sido reanimados después del Gran Pánico.



Volver.

75. La Unidad de Observación de Combate M43.



Volver.

76. Raciones-I o raciones inteligentes, diseñadas para brindar un máximo de eficiencia nutricional.



Volver.

77. KO: abreviatura de “Knock Out.”



Volver.

78. Una barrera provisional prefabricada y hueca, hecha de Kevlar, que se rellena con tierra o escombros en el lugar.



Volver.

79. EF: entrenamiento físico.



Volver.

80. EIA: entrenamiento individual avanzado.



Volver.

81. DAN: División Armada del Norte.



Volver.

82. El centro de investigación y desarrollo de armas de China Lake.



Volver.

83. Píldora L (Letal): Término utilizado para describir cualquier cápsula de veneno, que era una de las opciones para los soldados infectados del ejército estadounidense durante la Guerra Mundial Z.



Volver.

84. John Lethbridge, alrededor de 1715.



Volver.

85. “El General Esturión”: Era el sobrenombre dado a la comandante general de la ECP, cuando todavía era una organización civil.



Volver.

86. Alan Hale, padre.



Volver.

87. Los índices de fatalidad entre las ramas del ejército aliado siguen siendo motivo de discusión.



Volver.

88. Lion’s Roar, una producción de Foreman Films para la BBC.



Volver.

89. Una versión instrumental de “How Soon Is Now,” escrita originalmente por Morrissey y Johnny Marr y grabada por los Smiths.



Volver.

90. El sobrenombre se les dio porque sus ataques sorpresa y sus saltos daban la impresión de que eran capaces de volar.



Volver.

91. Hasta el momento, no existen análisis científicos sobre los cambios ocurridos, según la Ley de Bergmann, en los animales que sobrevivieron durante la guerra.



Volver.

92. LaMOE: Acrónimo del término en inglés Last Man on Earth, o “último hombre sobre la tierra”.



Volver.

93. Las estadísticas respecto a los cambios de clima durante la guerra aún no han sido oficialmente establecidas.



Volver.

94. El mayor Ted Chandrasekhar.



Volver.




1   ...   20   21   22   23   24   25   26   27   28


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal