Caja provincial



Descargar 6,27 Mb.
Página6/8
Fecha de conversión02.10.2017
Tamaño6,27 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8

MARIANO ROLDÁN

(Córdoba, 1932)

MUCHACHAS


SE oyen venir, como las olas

en la sazón del pleamar,

desde muy lejos, desde donde

la vida acuna su niñez.
Van acercándose en un rayo

la juventud y claridad.

Alegran. Cantan. Gritan. Dicen

lo que la tierra frente al sol.


Alzan al viento

Desnuedez pura de los pies.

Rápidamente desatada

en la pasión del caminar.


Se acercan. Llega. Cunde el yodo.

El polen abre su labor.

Libres los senos, ondeando

al grave son universal.

Irrumpen. Pasan. Vibran el eco

con el metal de su reír.

Es una fiesta entre los ojos

y el derramado corazón.


Se alejan ya. Se van perdiendo.

Suena, apagado, su bullir.

Blancas muchachas por sus años

que son del mar y van al mar.


(De Ley del canto)



FRANCISCO CARRASCO

(Huelva, 1934)

Y EL MAR DONÓ SU LUZ

A LA MAÑANA

Una alondra de brisa partió el mar en un vuelo

y su pico de agua propició la mañana.

Las pléyades renuncian a Lesbos que redime

la salobre actitud que unifica los cuerpos.

Un ave de oro cruza la crátera del día

que el rosal albacea con áurea inmunidad.

Desocupado el ojo desnuda la techumbre

Donde el invierno pone tálamo a la pureza.

Las marcas retornan sobre azules intactos

que coronara lenta la luz de la mañana,

y el cíngulo del mar absuelve al horizonte

que refluye en el sueño a evocar lo perdido.

Has mirado en el límite como una golondrina

tu juventud, la vela del tiempo sobre el agua.

Solo amor es posible si rozamos la duda



y negando los ojos inventamos el mar.


1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal