Blog del viaje por alsacia y la ruta romántica de alemania



Descargar 0,54 Mb.
Página1/3
Fecha de conversión17.09.2017
Tamaño0,54 Mb.
  1   2   3

BLOG DEL VIAJE POR ALSACIA Y LA RUTA ROMÁNTICA DE ALEMANIA © WWW.VIAJEUNIVERSAL.COM




RUTA POR ALSACIA (FRANCIA) Y LA RUTA ROMÁNTICA (ALEMANIA)

EL VIAJE

La elección del viaje del verano 2011 ha sufrido diferentes cambios, primeramente habíamos pensado dedicar este año para visitar la zona norte de Alemania y llegar hasta Berlín y regresar por el sur del país.

Ante la imposibilidad de poder visitar los mercadillos de navidad de Alsacia el invierno anterior, decidimos combinar Alsacia con la parte más próxima de Alemania y que corresponde con la ruta romántica de Baviera.

Hemos seleccionado los lugares más importante que debemos de visitar: París y su parque Disney; Nancy y su plaza Mayor; Ronchamp y su iglesia de Le Corbusier; Colmar y Museo Unterlinden; Dauchau y su campo de concentración; Fussen y los castillos del rey loco y para terminar las Cataratas de Rhin.

Comenzamos el viaje, si quieres acompañarnos:

Día 28 de julio (jueves)

Ruta: Madrid-Burdeos 750 km.

Salimos camino de nuestro merecido descanso en dirección Burgos. Hacemos una simple parada para comer en el área de descanso de la Nacional I, se encuentra a la altura del kilómetro 135, es un sitio con buena sombra, las coordenadas del lugar corresponde con N 41.47917 // W 3.69041.

Continuamos nuestro viaje y desgraciadamente quiero apurar mucho para llenar de combustible en la última estación antes de la frontera y cuando me quiero dar cuenta me he pasado de la frontera, afortunadamente encuentro una en Francia que el precio es semejante al nuestro, se encuentra en el supermercado L’ecler, también han instalado un área de autocaravanas que nos permitiría vaciar y pernoctar; las coordenadas del lugar corresponden N 43.37437; W 1.67766.

Continuamos más adelante y hacemos una parada para descansar y merendar, aprovecho el área situada en la estación Total que dispone de un lugar habilitado para llenar y vaciar, no es necesario, pero quiero aprovechar todas las oportunidades que encuentre en el viaje para tratar de circular con el deposito de agua residuales vació y el de agua fresca lleno, las coordenadas del lugar corresponden N 43.42178 // W 1.55695.

En un par de horas más hacemos la entrada en Burdeos, he seleccionado el parking del hipermercado Auchan del Lago para pernoctar, las coordenadas GPS del parking que hemos empleado para autocaravanas: N 44.87804 // W 0.56594.

Se trata de un gran complejo comercial donde esta situada la tienda Fnac de France, es la tienda que mañana debemos retirar las entradas para la visita a Disney.


Día 29 de julio (viernes)

Ruta: Burdeos-Fontevraud-París (Disneyland) 677

La noche ha sido tranquila, solamente escuchamos algún ruido de coches que deambulaban por el parking. A las nueve en punto estoy en la entrada de la Fnac con mi tarjeta Visa y DNI para canjear las entradas al parque de atracciones. Después me doy una vuelta por el hipermercado Auchan, tiene unas dimensiones descomunales, comparado con los españoles, y hago acopio de productos franceses: vino de Burdeos, melones de Catelup, mejillones de Arcachon, patés del Perigeaux, croissant de Burdeos, etc. También aprovechamos para repostar gasóleo, gracias a que el precio del Auchan es mucho más barato.

Salimos inmediatamente en dirección a París, a medio camino hacemos una parada para comer en el área de autocaravanas de Laudun; las coordenadas del lugar corresponden: N46.95907 // E 0.10492.

Unos kilómetros más y llegamos a nuestro primer destino, se trata de Fointevraud para visitar su monasterio, aparcamos en el área de autocaravanas (gratuita) situada en las coordenadas: N47.18459 // E 0.04939.

La abadía de Fontevraud fue fundada por Roberto de Arbrissel, era un sacerdote itinerante que decidió establecerse en la zona, era una comunidad de hombres y mujeres próximos a la orden de San Benito.

Los fines de esta comunidad era estar más cerca de los enfermos, además de dedicarse a los trabajos artesanos y el silencio para la meditación.

La ciudad fue creciendo entorno a la abadía formando una verdadera ciudad monástica, constituida por cuatro prioratos, en cada uno de ellos se dividían según los sexos, tres de ellos eran para los hombres y el otro para las mujeres, no era una congregación con una clausura estricta pero si se respetaban la separación de sexos.

El conjunto monástico de 14 hectáreas se estableció en la unión entre dos feudos, el de Leonor de Aquitania, que se recluyó en el monasterio en sus últimos días de su vida, y el feudo de Enrique II de Plantagenet, su segundo marido y rey de Inglaterra.

El monasterio dependía directamente del papa pero disfruto de la protección del rey, gracias a su estabilidad consiguió un gran poder económico e influencia política. El modelo de monasterio fue exportado creando numerosos prioratos por Europa bajo la autoridad exclusiva de Fontevraud.

La evolución de la vida monástica llegó hasta la Revolución francesa en que quedo totalmente paralizada. Los restos del monasterio fueron recuperados por el Estado y cambio su uso como cárcel central en 1804. La ciudad penitenciaria llegó a albergar a 2000 personas (entre hombres y mujeres) y se convirtió en la cárcel más dura de Francia.

La cárcel fue clausurada en 1963 pero tuvieron que esperar hasta 1985 en que salieron los últimos detenidos, el monasterio fue rehabilitado y dedicado a un uso museístico.

La entrada a la abadía se realiza a través de un verdadero palacio francés, en la actualidad dedicado a la administración del conjunto.

El edificio más importante es la iglesia, fue construida entre 1105 y 1165 en piedra de fábrica denominada “tuffeau”, el estilo arquitectónico es románico una mezcla de las construidas en las provincias de Anjou y Poitou. La fachada principal tiene una portada con un arco apuntado y tres arquivoltas sin decoración, aunque en los capiteles todavía hay restos de su pasada decoración, mayoritariamente añadida durante su última restauración, sobre esta, hay una falsa portada con un vitral para dar luz al interior y en la parte superior dos falsas ventanas ciegas decorativas. En los laterales dos estrechas y altas torres coronadas con pináculos puntiagudos.

El interior grandes columnas soportan unas bóvedas circulares de estilo bizantino, la planta de una sola nave esta dividida por el transepto, en la cabecera un gran ábside central es acompañado por dos más pequeños en sus laterales. La nave central tiene cuatro bonitos sepulcros pertenecientes a la dinastía de los Plantagenet. Se representa a Enrique de Plantagenet, duque de Normandía, a su lado Leonor de Aquitania, aparece aquí con un libro en la mano, a su lado esta su hijo Ricardo Corazón de León, convertido en Ricardo I de Inglaterra y de Isabel de Angulema, otro de sus hijos. Sobre el altar se grabaron las letras griegas: alfa y omega, son la primera del alfabeto que simbolizan el principio y el fin de todas las cosas.

El centro del monasterio se encuentra el claustro que simboliza el centro del Edén en el paraíso, fue construido con cuatro galerías abiertas que sujetan las bóvedas con arcos góticos de pañuelo.

El monasterio obedece a la división de sus estancias clásicas, entre la que encontramos la sala capitular, era el lugar para las asambleas religiosas y donde se reunían una vez por semana para toma de decisiones importantes. También era el lugar de confesión de las monjas ante la abadesa. Las paredes de la estancia están decoradas con frescos que representan la Pasión de Cristo, fueron encargadas por la abadesa Luisa de Borbón al pintor Thomas Pot en el siglo XVI. En el suelo se conservan las antiguas baldosas que se decoraron con el escudo de Francia y sus tres flores de lis; la salamandra, atributo de Francisco I de Francia, una gran impulsor y benefactor de la abadía; las iniciales RB, que pertenecen a Rene de Borbón, abadesa durante 43 años; también la letra “L” que pertenecía a Luisa de Borbón que la sucedió.

El calefactorio era el lugar de reunión durante los duros meses de invierno para realizar los trabajos minuciosos que exigía destreza como: el bordado, lectura y escritura.

La sala del tesoro alberga una escultura del siglo XIII que representa el juicio final, también objetos realizados por prisioneros de la penitenciaria.

Las cocinas fueron instaladas sobre una antigua capilla funeraria. Tiene unas cúpulas de estilo bizantino, es un añadido al monasterio y fue construida con piedra de Charente algo más oscura pero soporta más el calor y tiene mayor dureza. El conjunto tiene una altura de 25 metros y esta coronado por 21 chimeneas recubiertas de un tejado con formas de escamas de pescado. Este tipo de chimeneas era destinado como ahumaderos para el secado del pescado, era uno de los principales alimentos de la abadía que se criaba en los viveros del propio monasterio.

Frente a las cocinas están los Jardines con huertos de frutales, se trataba del lugar donde se cultivaban las frutas, verdura y hortalizas que alimentaban a los miembros de monasterio.

Los subterráneos del monasterio eran utilizados para la canalización del agua procedente del arroyo de la fuente Evrault. En la abadía se habilitaron pozos, lavaderos, fuentes y pilones para los rituales religiosos.

El conjunto del monasterio fue el eje para la construcción de la ciudad que poco a poco va creciendo hasta formarse siete barrios.

Paseamos por el pueblo y nada más salir del monasterio hay una bonita plaza con el más estilo francés donde se levante el edificio Marie. Se trata del Hotel de la Ville o Ayuntamiento, fue construida en una de las salas que tenia la abadesa Luisa de Borbón en 1570.

En 1921 se instalo el monumento del escultor Jouannault se inauguró en 1921 en la Place de la Mairie.

Un poco más adelante esta la iglesia de iglesia de San Miguel, era uno de los primeros sacerdotes de la parroquia que serán nombrados por la abadesa de los monjes de San Juan. Construido en el siglo XII (1170), a petición de la abadesa Audeburge y gracias a la generosidad del rey Inglés, Enrique II y su esposa, la reina Leonor de Aquitania.

El exterior de la iglesia fue construida con el mismo tipo de piedra que el monasterio, tiene un ventanal en el portal principal de estilo gótico. Un porche cubre el portal, este lugar estaba destinado para que los feligreses pudieran relacionarse, ajenos al tiempo, en los días de las homilías. Una gran torre situada sobre la cabecera de la iglesia con un pináculo puntiagudo.

El interior la planta de una sola nave tiene unas columnas donde apoyan el entramado de madera de la techumbre; un gran arco ligeramente apuntado de principios del gótico abre la capilla absidal cubierto con una cúpula nervada gótica. El altar mayor fue construido de mármol de estilo renacentista y El altar de madera dorada proviene de la abadía, donde fue erigido en 1621, es de estilo barroco dorado, bajo la prelada se representa la Santa Cena. En los laterales de la nave se disponen sendos altares de mármol.

La iglesia fue ampliada en sendas reformas iniciadas en el siglo XV y siglo XVII.

Una vez visitado el pueblo de Fontevrault-l'Abbaye nos marchamos en dirección a París, unos kilómetros más y llegamos a Marné la Valle donde se encuentra el parque de atracciones más grande de Europa.

Cuando llegamos es de noche y las taquillas de entrada ya no están abiertas, nos situamos en la entrada, en un lateral. Ya hay varios compañeros esperando para el próximo día, las coordenadas del lugar las cito: N 48.87596 // E 2.70697.


Día 30 de julio (sábado)

Ruta: Todo el día Disneyland París

La tranquilidad de la noche ha sido absoluta, a las 8 de la mañana noto como empiezan a entrar muchos vehículos, cuando salgo de la autocaravana ya hay varias filas de automóviles que están entrando al parque, seguramente es por el día de la semana, hoy sábado tendrá más afluencia.

Nos acercamos a la taquilla y previo pago de 20 euros entramos en el parque en dirección al área de autocaravanas, las coordenadas corresponden con N 48.87657 // E 2.78544.

La gente llega desde todos puntos del parque y confluyen en la puerta de entrada donde hay un control sobre las bolsas que portamos, uno a uno vamos abriendo para una revisión, esto ralentiza enormemente la entrada al parque. Con las entradas previas que tenemos y hemos recogido en la Fnac de Angers, pasamos directamente al acceso de entrada sin padecer ninguna cola, gracias a la previsión, hemos conseguido un buen precio y además ser de los primeros que ponemos los pies en el parque de atracciones.



El Parque Disneyland esta dividido en cinco grandes áreas temáticas:

Main Street: es la calle principal, es la entrada a este mundo de la fantasía, representa una ciudad norteamericana de principios del siglo XX, con tranvías a caballos, decorada con lámparas de gas. Contiene 5 atracciones: 1º City Hall, 2º Main Street Stación es una verdadera estación de ferrocarril que da la vuelta a todo el parque, 3º Coches de Caballos, a bordo de un antiguo coche de caballos puedes dar una pequeña vuelta; 4º Los coches de la calle principal, son coche auténticos donde podrás fotografiarte; 5º La estatua de la libertad; además dispone de 15 tiendas, 1 restaurante buffet, 1 restaurante con servicio de mesa y 8 restaurantes con servicio de mostrador.

Frontierland: La conquista del Oeste, se trata de un viaje al mundo del salvaje oeste dentro de la frontera americana, con todos los ingredientes típicos: cowboys, indios, barcos de vapor y el mundo salvaje. Contiene 9 atracciones: 1º La Leyenda del viejo oeste; 2º El descenso en botes sobre el agua; 3º La Mansión de los fantasmas, descubriendo los misterios de una novia en la mansión encantada; 4º El paseo en el barco de vapor; 5º La Galería de tiro Rustler Roudup, esta atracción es de pago; 6º La montaña rusa en la mina del oeste; 7º La aldea india de Pocahontas, zona de juegos para niños pequeños; 8º El teatro el Chaparral, donde se celebran espectáculos en directo, ver el programa del día; 9º El Ferrocarril de la Frontera.

Adventureland: Es el viaje al mundo de los exploradores y la tierra de la aventura, combina los bazares exóticos del lejano oriente con las junglas tropicales y un cierto sabor del Caribe, barcos de piratas, cuevas, árboles con casas en sus copas. Contiene 6 atracciones: 1º La cabaña de Robinson; 2º Piratas de la playa; 3º El paisaje encantado de Aladino; 4º Indiana Jones y el templo de Peril; 5º Aventura en la Isla; 6º Piratas de Caribe.

Fantasyland: Expresa toda la magia que ha proyectado la compañía Disney en sus películas clásicas. Contiene en total 15 atracciones: 1º El Castillo de la bella durmiente; 2º Blanca Nieve y los siete enanitos; 3º El viaje de Pinocho; 4º El Carrusel de Lancelot; 5º El vuelo de Piter Pan; 6º La estación de ferrocarril; 7º Festival fantástico; 8º Dumbo “El elefante volador”; 9º Alicia en el laberinto; 10º Las tazas de Té del sombrero loco; 11º El pequeño Tren del Circo, 12º La Tierra de los Cuentos de Hadas; 13º El Mágico Crucero Musical; 14º El Teatro del Palacio.

Discoveryland: Penetramos en los sueños de futuro en el pasado y presente, donde se combina la aventura, la emoción, el misterio y la velocidad. Contiene 11 atracciones: 1º Buzz Lightyear la explosión del láser; 2º Orbitron, Máquinas volantes; 3º Videopolis, espacio para la representación de espectáculos; 4º Arcade Alpha, Arcade Beta; 5º Estación de ferrocarril Discoveryland; 6º Viaje a las estrellas; 7º Servicios interestelares; 8º He encogido al publico; 9º Los misterios del Nautilus; 10º Montaña del Espacio, Misión 2; 11º Autopia.

A las 22,00 horas aprovechamos para entrar en la multitud de tiendas de recuerdo que todavía estaban abiertas y damos por terminado nuestra segunda visita al Parque de Atracciones Disneyland París.


Día 31 de agosto (domingo)

Ruta: Paris-Nancy

La noche ha sido muy tranquila, nada más levantarnos hacemos las labores de vaciar y llenar y enseguida nos marchamos en dirección a Nancy donde llegamos pasado mediodía.

Llevamos varios puntos para pernoctar pero nada más llegar a la ciudad encontramos media docena de autocaravanas aparcadas en un parking. Nos informamos de las posibilidades de pernocta, es un parking de pago pero al ser domingo es gratuito, esta muy cerca del centro y esto nos anima a no buscar más, las coordenadas del lugar corresponden con: N48.69494 // E 6.19072.

Inmediatamente nos disponemos a descubrir esta bonita ciudad. Es la capital de la región, antigua capital del ducado de Lorena, se encuentra enclavada a orillas del río Meurthe, con una población inferior a los 100.000 habitantes.

Comenzamos la visita por la Puerta de Santa Catherine, da nombre por la esposa del rey Stanislas, Catherine Opalinska, fue construida en 1752, al tiempo que se edificaba el Palacio Real y marcaba el espacio urbano al Este.

Construida por el arquitecto Emanuelle Héré con alguno de los restos de la antigua Puerta Real. En 1762, la puerta fue destruida e inmediatamente mandada construir junto con los principales monumentos de Nancy de la época, dentro de un plan general de embellecimiento de la ciudad.

La puerta de Santa Catherine es de carácter monumental y tiene muchas diferencias con las construidas por Carlos III que tenían un carácter defensivo. Consta de una puerta más grande que las dos colaterales, esta ornamentada con bajorrelieves de trofeos de armas esculpidos, dos columnas bóricas con un entablamento abren las puertas colaterales.

Los bajo relieves que se abren por la parte de la ciudad representan dos personajes mitológicos clásicos.

En 1791, cambio el nombre pasando a llamarse la puerta de los voluntarios por orden del Consejo de la Comuna. Este nombre entro en desuso aunque se encuentra grabado en el cuerpo central y pasó a nombrarse como: Porte de la Garde Nationale.

Caminamos por la rue Sainte Catherine y de repente aparece ante nosotros la perspectiva de la imponente figura de Stanislas Leszczynski situada en el centro, estamos ante una de las plazas más bonitas y de mayor belleza estética de Francia.

La plaza de Stanislas se renombra en honor del príncipe de Lorraine que la edifico, la revolución francesa, en 1831 se cambio el nombre que tenia anteriormente Place Royale Louis XV, aunque primero empleo el nombre de Plaza del Pueblo y luego de Napoleón.

Fue planificada 1751 y 1755 en honor del rey de Francia Louis XV, por su suegro, el antiguo rey de Polonia Stanislas Leszczyński. Fuero nombrados los arquitectos Emmanuel Héré Corny y Jacques-François Blondel que se encargaron de las obras. Tiene unas proporciones de (106 x 124 M) y esta rodeada por sus esquinas de una herrería monumental recubiertas de lámina de oro, obra de Jean Lamour, con sus dos fuentes monumentales: Anfitrite y Neptuno, obra de Barthélemy Guibaly.

Los edificios que forman la plaza son: l’Hôtel de Ville, (Ayuntamiento), Hotel de la Reina, Theâtre de l’Opéra, y Museé de Beaux Arts. El ayuntamiento esta localizado en el lado meridional, fue construido en 1775, coronado por las balconadas y con las armas Stanislas en el tímpano central. El interior destaca la escalinata de honor, obra de André Joly decorada con una balaustrada en hierro forjado de Jean Lamour con varios salones de recepción decorados con frescos de Girardot. En el lado contrario esta cerrada la plaza por el Arco del Triunfo, fue construido en 1754, obra de Emmanuel Héré, dedicado a Stanislas y el rey Louis XV, cuyas gestas se narran en los frontones esculpidos.

Después de atravesar el Arco del Triunfo llegamos a la Place de la Carriere donde nace la Grand Rue, allí se encuentra el Palacio Ducal con su imponente fachada.

El palacio fue construido en el siglo XIII aunque luego fue rehabilitado por Renato II, duque de Lorraine, en 1502, de este último periodo solamente queda la fachada principal. Destaca la bonita balconada, con sus ventanas cruzadas y las enormes gárgolas, tiene un estilo gótico flamígero, muy ricamente decorada con esculturas fantásticas y la figura ecuestre del duque Antonio de Lorena.

El palacio actualmente es la sede del Museo de Lorraine, muestra la extraordinaria vida artística y cultural de la región. En el se muestran distintos objetos de uso cotidiano, los ornamentos, armas y esculturas de las civilizaciones prehistóricas, galo-romanos y merovingios mostrar esta explosión, así como las colecciones de esculturas medievales ricamente dotado de religiosos y funerarios.

En el pabellón jardín hay una importante colección de restos arqueológicos que abarca desde la prehistoria hasta la época merovingia.

En la planta baja del palacio hay una exposición de obras que abarca desde la Edad Media hasta el siglo XVI con esculturas y la Galería de la Farmacia; en la primera planta, esta la Galería de los Ciervos donde se muestran los tapices de Tournal de 1510 y recuerdos históricos del ducado de Lorena. Otras salas están dedicadas al arte sacro del siglo XIII al siglo XVIII y una buena colección de mobiliario de la época, obras grabadas de Jacques Callot, artista local que pintaba aguafuertes y estampas, también se exponen terracotas y cerámicas de Adam y Clodion; la segunda planta.

Un poco más adelante se encuentra la iglesia de Cordeliers o iglesia de los Franciscanos, fue construida en 1482 por orden del duque Ranoto II de Lorena que lo destinó para servir de lugar de sepultura para la casa de Lorena.

La fachada exterior es muy sobria construida con piedra de fabrica, tiene una portada renacentista y sobre esta una enorme roseta que da luz al interior.

La planta de la iglesia es de una sola nave típica de la construcción de la congregación de los franciscanos, sobre los laterales la luz penetra a través de arcos apuntados góticos.

El altar mayor de piedra policromada donde se representa a Dios que sujeta a su hijo en el crucifijo de 1522, Detrás se encuentra la sillería trasladada en el siglo XIX procedente de la Abadía de Salival, fue construida en 1691. En la antigua sacristía se construyo la capilla funeraria de los duques de Lorena o Notre Dame de Lorente, fue construida a finales del siglo XVII en estilo barroco italiano, tiene una hermosa cúpula linterna formando una increíble perspectiva. Fue fundada por orden de Carlos III de Lorena, contiene en los cenotafios los restos de la familia. Hasta aquí fueron trasladados los restos de los duques Antoine, primero François, Carlos III (1608), sus respectivas esposas, Renée de Bourbon (1539), Christian de Dinamarca (1590), Claude de Francia (1574). Luego, más tarde, Francisco II (1632), su esposa, Christine de Salm (1627), Nicolas-François (1670), el padre de Leopoldo, Carlos V (1700), Leopold, en 1729, y su esposa, Elisabeth-Charlotte d'Orleans en 1744, y muchos otros príncipes de Lorena en el siglo XVIII: Enrique II (1624), en 1743, debido a la destrucción de la nave de la iglesia colegial de San Jorge, donde se ha basado, sino también los restos de su esposa, Margarita de Gonzague (1632). En 1762, transfirió los restos de los condes de Vaudemont Cordeliers, la universidad fue suprimida en 1760. En 1773, el cuerpo de Anne-Charlotte, abadesa de Remiremont, hija de Leopoldo. En 1780, el corazón de su hermano, Charles Alexander, el gobernador de los Países Bajos. En 1792, después de la supresión de los conventos, que se traen los restos de los príncipes Cordeliers diferentes enterrado en estos lugares: Ferry III (1303) Ferry IV (1329), Raoul (muerto en Crécy, en 1346), Mathieu (1176).

En el coro, a la izquierda se encuentra la tumba de Felipe de Güeldres, murió 1507, fue la segunda esposa de Renato II, es una obra maestra de Ligier Richier, realizada en piedra caliza con apariencia de mármol. La tumba de Jacques Callot, murió en 1635 y se encuentra rematada por la Virgen del Rosario, fue realizada por Jean de Wayembourg en 1595. A la derecha la tumba de Renato II, murió en 1508, obra de Mansuy Gauvain, detrás del altar.

Puerta de la Craffe es un testigo único de la antigua muralla que protegía a la ciudad, fue construida en 1336, durante su ampliación. Sus dos grandes torres cilíndricos añadidos en 1463 flanquean un cuerpo cuya puerta, remodelada en estilo clásico, reencontró su ordenamiento gótico en el siglo XIX. Se muestra el cardo y la cruz de Lorena, en la fachada, recuerda que este emblema fue adoptado tras la victoria de la Batalla de Nancy. En su interior se encuentran las antiguas prisiones habilitadas durante la Revolución Francesa.

Mas adelante se encuentra la puerta de la Ciudadela cerraba la vieja ciudad, fue construida en 1598 sobre la traza de estilo renacentista por el italiano Orfeo Galiari, tiene decoraciones con esculturas alegóricas, obras Drouin.

Por la noche me dirijo a disfrutar del espectáculo de Luz y Sonido que se proyectan todos el día en la plaza Stalisnas. A las 10,45 y puntualmente comienza la proyección sobre cinco puntos distintos de las fachadas, creando una belleza llena de poesía. En esta edición la proyección se relaciona con personajes de la historia de Nancy:



  1. La caja de la fortuna, por Georges de la Tour

  2. Las calabazas, por Emile Gallé

  3. Amphitrite, por Guibal D. B.

  4. Tête cracheuse-Fuente de Neptuno

  5. El turbante, por Emile Friant

  6. Todos los artistas, por la Escuela de Nancy

  7. Emilie du Chatelet ... Matemático, físico.


Día 1 de agosto (lunes)

Ruta: Nancy-Ronchamp 154 Km.- Eguisheim 86 km.

Nada más levantarnos sacamos el ticket del parking, los horarios del aparcamiento comienza a las 9,00 horas el precio es de 4 euros para todo el día.

La noche la hemos pasado en el parking Rives de Meutche, siempre acompañados de media docena de autocaravanas. Es un lugar muy céntrico e ideal para visitar el centro histórico de Nancy, se halla situado a escasos 500 metros del Ayuntamiento.

Por proximidad, lo primero que visitamos es el jardín Alexandre Godron, su tamaño es muy pequeño pero tiene una belleza excepcional, destaca por el esmero de sus cuidadores en la cantidad y calidad de sus especies florales que ha merecido el reconocimiento de la Unión Europea como el Jardín más bonito de Europa en l pasado 2007.

Nos queda por visitar un par de monumentos de Nancy y nos ponemos en marcha empezando nuevamente por la plaza de Stalinislas; tenemos oportunidad de contemplar nuevamente la belleza de este conjunto arquitectónico, la luz que incide a estas horas sobre la uniformidad de los edificios que componen la plaza la hace mucho mas atractiva, en estos momentos somos muy pocos los que tenemos oportunidad a estas horas de la mañana poder contemplarlo.

La primera visita la hacemos a la iglesia de St. Epvre. Es un ejemplo destacado de la arquitectura gótica francesa, la torre de 87 metros ofrece las perspectivas con unos pináculos muy semejantes a la catedral de Burgos. Fue arrasada durante la revolución francesa y en 1863 tuvo que sufrir su reconstrucción en estilo neogótico.

La fachada principal esta en rehabilitación, solamente esta concluida la limpieza de la portada central dedicada a la escenificación y veneración de Dios Padre, en los laterales de la jambas se encuentran los apóstoles, en el central la imagen de Notre Dâme y en la parte superior una curiosa imagen de Jesucristo en los brazos de Dios.

Regresamos nuevamente hacia la place Stalinislas para visitar la catedral de Nancy. Fue construida en el siglo XVIII, según el estudio de Giovanni Bepm.

La catedral de Nancy estaba situada geográficamente dentro del ducado de Lorena, en el siglo XVIII, era políticamente independiente. Tras la muerte del rey Stanislas fue la fue incorporada a Francia.

Se fachada principal tiene dos torres y un frontón con un enorme reloj. Destaca la sobriedad de conjunto arquitectónico y la falta de decoraciones.

El interior tiene una planta dividida en tres naves con capillas laterales adosadas con forma de cruz latina.

En los laterales destacan las capillas laterales, todos con una rejería en la entrada de estilo rococó francés mezclado con temas italianos. Las capillas se dedicaron a la veneración, lateral derecho, San Gauzelin, San José, San Fiacre; en el crucero izquierdo, Nuestra señora de la Buena Noticia de la Santa Familia, Santa Concorde, Sam Sigisbert, las rejas de algunas de las capillas fueron realizadas por Juan Lamour en 1751, un poco anteriores a el trabajo en la plaza de Stanislas; en el transepto encontramos a la derecha la capilla de la Congregación; en la izquierda Apoteosis de San Sigisbert (Patrono de la ciudad de Nancy).

La Capilla de San Gauzelin, fue obispo de Toul entre 922 a 962, sobre sus paredes se cuelga un cuadro de la Sagrada Familia, obra italiana del siglo XVII; la Santa Cena de la Escuela Veneciana del siglo XVII; la imagen de la Virgen María con el niño realizado en piedra policromada del siglo XVI; a su izquierda la imagen de San Antonio de Padua dando de comer a un pobre, obra barroca del siglo XIX.

La Capilla de San José, antiguamente estaba dedicada al Espíritu Santo pero en 1871 se convirtió en San José, en honor de los carpinteros. Se encuentra revestida de madera. En las paredes cuelga la Crucifixión de la Santa Familia, obra de Deruet en el siglo XVII.

La Capilla de San Fiacre, antiguamente dedicada a la veneración de San Carlos. En 1752 fueron llevados los restos de Cardenal Carlos de Lorena primer primado de la iglesia, hijo del duque Carlos III de Lorena. También esta enterrado el teniente Désilles, héroe de Nancy.

La Capilla del Sagrado Corazón tiene la puerta adornada con dos “C” letra que representa a Carlos de Lorena. El altar tiene un retablo de estilo rococó formado por nubes, cabezas de angelitos, es una mezcla de mármol y estuco dorado. El óleo del Sagrado Corazón es obra de Jean Girardot, pintor oficial del rey Stanislas.

La capilla absidal derecha esta dedicada a la Congregación, el altar tiene un óleo de la Asunción, pintado por Girardot. El sagrario esta coronado por una virgen de mármol de 1816. En cima de la puerta tiene un Cristo realizado por el escultor Ligier-Richier.

La capilla absidal izquierda esta presidida por el óleo “La Apoteosis de San Sigisbert” patrono de la ciudad de Nancy, obra de Lejeune en 1776.

Capilla de Nuestra Señora de la Buena Noticia, tiene un retablo rococó, con la estatua de Nuestra Señora de la Buena Noticia, virgen amantando del siglo XIV.

Capilla de la Santa Familia, también conocida como Capilla de los Obispos, tiene la estatua en piedra de San Roch, obra de Simeón Drouin en el siglo XVIII.

Capilla de Santa Concorde, encierra las reliquias de la santa. Fue mártir romana, se encuentra dentro de un relicario colocado en el altar de estilo Luís XIII. También están los oleos: el entierro de San Sebastián y San Bruno orando, ambos del siglo XVII.

Capilla de San Sigisbert, es también el baptisterio, tiene dos cuadros: el Bautismo de Cristo y la adoración de los Reyes Magos, obras del pintor Jean Baptiste Claudot.

La nave tiene 60 metros de longitud y 13,50 de anchura, los pilares están adornados de pilastras corintios, que sujeta la cúpula con un bonito fresco que representa “La Gloria Celestial”, fue pintada por Claude Jacquart en el siglo XVIII. La construcción del interior se estable de acuerdo a la sobriedad del arte clásico, aunque aparecen algunas esculturas que representan ángeles con el emblema de la Virgen de la Anunciación. A la derecha lleva un sol, una torre, un lirio, una palma, una estrella, una corona; a la izquierda: el olivo, la rosa, el arca de la Alianza, el reloj, un copón, una puerta abierta.

El altar mayor fue construido en mármol de diferentes colores en 1783, destaca la sillería reservada al Primado Carlos de Lorena. Sobre las paredes hay telas que representan la vida y la obra de San Sigisbert fueron pintadas por Claude Charles en 1747. Un nicho que contiene las reliquias de santo patrón, estas fueron profanadas durante revolución.

En el fondo de la nave se levanta la tribuna con el órgano, fue construido en 1757 por los hermanos Dupont, maestros organistas de Lorena.

Regresamos al parking donde tenemos la autocaravana por la calle St Georges. Aquí acaba nuestra visita a esta sorprendente y bonita ciudad francesa.

Partimos en dirección a la región francesa de Alsacia; antes de abandonar Nancy, buscamos una gasolinera cercana, el Tom Tom nos indica el centro comercial Auchan, el precio es de 1,35€ l. (no muy barato) pero merece la pena llenar antes de entrar en la autopista, también aprovechamos para comprar rápidamente productos de primera necesidad, las coordenadas del lugar corresponde con N48.68390 // E 6.19711 (también puede ser un sitio interesante para pernoctar).

Nuestro siguiente punto de parada se encuentra situado a 154 km. corresponde con uno de los iconos de la arquitectura contemporánea que firmo el arquitecto francés Le Corbusier en 1955, se trata de la iglesia de Notre Dame de Haut En la ciudad de Ronchamp.

Llegamos pasados medio día y aprovechaos para comer en el parking de la iglesia; las coordenadas de lugar corresponden N47º42’11.69 // E 6º37’15,60.

En estos momentos hay una importante actividad de construcción porque se están acabando las obras del futuro monasterio de Saint-Claire. Una obra que ha levantado una gran controversia en la sociedad francesa, incluso el proyecto fue debatido en el parlamento la necesidad de suspender sus construcción. Al final se llego a una solución de consenso que permitirá disfrutar de una nueva obra de la arquitectura del siglo XXI, gracias al nuevo proyecto que ha firmado el arquitecto Rezo Piano, en unión con el paisajista Michael Corajoud, consiguieron sacar adelante el proyecto y obtener la licencia de construcción. Esta prevista la inauguración en la consagración del recinto que se celebrará el próximo día 2 de octubre de 2011. Sorprende el anuncio que permite la deducción en el impuesto de la renta del 66% de las imposiciones (donaciones), siempre que el importe no supere el del 20% de la renta anual.

La visita a la iglesia de Notre-Dame-du-Haut. Se puede realizar en horario interrumpido desde las 9,30 horas a las 19,00 horas, el precio de entrada es de 5 euros (adultos).

El arquitecto Le Corbusier es considerado como uno de los maestros en la concepción de la arquitectura del siglo XX, destaca por la forma que tiene de hablar directamente con el espacio de la misma forma que otros arquitectos anteriormente lo habían hecho como por ejemplo Antoni Gaudi unos años antes, posteriormente otros muchos lo han intentado como nuestro maestro Santiago Calatrava Vals.

Le Corbusier en su obra que nunca había prestado mucha atención al tema del culto, en ninguno de sus proyectos urbanístico había hecho hasta ese momento, había diseñado la necesidad de tener una iglesia o un edificio dedicado al culto. La primera vez que le propusieron hacer un proyecto para una Iglesia, respondió: ‹‹la iglesia es una institución muerta››. Quizás fue una reacción a la amargura de ver no ser aceptado el proyecto de un santuario en Aíx-en-Provence, después el arquitecto entre en una fase de misticismo provocado por sus actuaciones en la India, en 1950 recibió la petición para la construcción de la Iglesia de Ronchamp de manos del canónigo Lucien Ledeur, de Besançon, y por recomendación del padre Alain Couturier, Lyon, ambos tenían la decisión de rejuvenecer el arte y la arquitectura de la iglesia católica, integrándola en las corrientes modernas y de la época. En esos momentos su concepción de cuestiones morales y espirituales estaba ante un profundo cambio, aunque para él, adquirió el compromiso con la sociedad mediante la transformación del entorno gracias al urbanismo. Muchas veces fue entrevistado sobre la paradoja de aceptar ese proyecto para una persona tan alejada del entorno de las creencias religiosas y contestó: ‹‹Ignoro el milagro de la fe, pero veo a menudo el del espacio inefable…››.

Cuando Le Corbusier visito la primera vez el promontorio donde debía de situar su obra, se dio cuenta de la magia del lugar, donde los adoradores del sol, los romanos y los cristianos habían considerado como la montaña sagrada. Los primeros estudios que hizo el arquitecto eran sobre como integrar los cuatro horizontes dentro de la colina y el recorrido del sol.

Durante meses no hizo absolutamente nada por el proyecto, lo guardo en la memoria a la espera de recibir la inspiración. Un buen día se levanto cogió un carboncillo y la idea empezó a nacer desde dentro. A finales de 1950 los primeros apuntes sobre la iglesia estaban en su cuaderno de notas. Comienza a plasmar los croquis de las distintas partes, tuvo una reunión con su cliente donde se vio la discrepancia con el tema de la falta de simetría, algo siempre buscado en toda obra católica.

Uno de los elementos más controvertidos fue la cubierta, parece ser que fue inspirada en las formas de un caparazón recogido en Nueva York o quizás fue fruto de uno de los sueños íntimos del artista. También la imagen de las torres que iluminan, aprovecho bocetos que había dibujado cuarenta años antes. Los muros curvos venían de la imagen de las casas de adobe del norte de África.

La combinación de todos los elementos estrambóticos hace del éxito de la obra al agrupar todas las influencias tan dispares en un elemento único e indivisible.

El templo aborda todos los temas que el hombre siempre ha tratado de vencer y es el miedo a los elementos de la naturaleza: el sol, el viento, la lluvia, el frío, creando una obra que más parece un obelisco o una piedra rúnica.

El clero conservador nunca acepto la imagen de Ronchamp, consideraba el edificio muy alejado de las mínimas normas religiosas, aunque otras voces dentro de la iglesia consideraba la obra como que cumplía perfectamente con el misterio cristiano.

La iglesia se halla situada sobre un promontorio que impide la visión del edificio. Una vez coronado el casco de la capilla emerge junto con su gran torre como si se tratase de un barco en alta mar, que es azotado por una marea imaginaria. En esta caso la gran torre blanca que hace de faro para la llamada de los peregrinos. No hay que olvidar que pese a ser una lugar de culto entre los aficionados a la arquitectura no deja de ser una ermita de peregrinación católica.

Los elementos básicos con que jugo Le Corbusier para la ejecución del proyecto están inspirados: torres, muros, cubierta curva y las aberturas de distintos tamaños; la combinación de ellos hace del edificio una terminación caprichosa y particular.

La imagen del edificio representa sobre el tejado dos cascos de barcos varados. Para hacer la visita seguimos la dirección contraria a la agujas del reloj y nos lleva a la fachada destinada a servir como altar exterior para la celebración de misas en el exterior con la llegada de los peregrinos, es un lugar destinado a la liturgia como el interior de la iglesia. Esta parte de la fachada tiene todos los elementos de una iglesia: altar, el pulpito, el asiento para el clero, la sillería para el coro, todo ello en perfecto hormigón armado con un estilo arquitectónico que solamente Le Corbusier podía haber dado. Sobre una hornacina destaca la figura de María, única imagen de todo el recinto. En las paredes hay una serie de perforaciones que describen la constelación de virgo. En uno de los extremos de la fachada se proyecta un único pilar de hormigón que imita los puntales de las barcas elevadas en la tierra para su reparación, lo envuelve un elemento curvo de hormigón que imita a una torre cortada que asemeja el timón del edificio.

A lo largo del edificio las curvas nos indican que no son un mero truco óptico, el arquitecto quiere añadir este principal elemento para resaltar las tres dimensiones, además dotar al edificio de precisión y tensión.

La fachada exterior norte tiene una escalera de diseño modernista permite la comunicación con el segundo piso. La portada principal tiene el diseño muy sobrio.

A fachada oeste destaca por su única e impresionante gárgola desde donde se canalizan todas las aguas que recogen todas las vertientes del edificio, estas por caída son depositadas sobre un sistema de figuras geométricas que describen como su fuera una cuenca receptora.

El interior de la iglesia es sorprendente, destaca por el sistema de semi-oscuridad que no hace estar varios segundos hasta acostumbrarnos a la luz natural que emerge por multitud de cajones. La concepción de la luz es muy importante en la obra al tratar de canalizarla desde el exterior hasta el interior. El altar esta iluminado desde el lateral por medio de unas celdas de abejas cubiertas con mensajes y vidrios de colores. El conjunto se percibe con una enorme vibración en la luz que proviene desde fuentes diversas especialmente sobre las numerosas ranuras bajo el casco de la bóveda que se aprecia especialmente combada hacia abajo, como una lona pesada, este efecto óptico nos hace creer que el techo esta literalmente suspendido .

El suelo tiene una ligera pendiente que ayuda a crear una perspectiva libre para que los visitantes puedan seguir la liturgia con mayor comodidad ayudando a crear una interacción en las homilías. La parte baja esta dominada por el altar que se orienta hacia un conjunto de bancos de madera diseñados para el conjunto, jugando con los espacios libres de la nave. Sobre su alrededor se sitúan las diferentes partes clásicas de una iglesia, que se alternan en su función y su diseño: el confesionario, el pulpito, podio, coro, etc. En el muro oriental, dentro de un nicho, se coloca la imagen de Nuestra Señora rodeada de puntos de luz que evocan las estrellas. El nicho tiene dos caras y la escultura se puede girar para ser venerada desde el interior de la iglesia y desde el exterior cuando la homilía es celebrada al aire libre.

El diseño del tabernáculo no deja indiferente a nadie, una arqueta hace de improvisado relicario, el efecto de la portada sur crea una explosión de líneas verticales.

Una vez llegado a Ronchamp vamos a profundizar un poco mas en la visita, nos sorprende el horroroso calor que pasamos en la montaña. En la entrada del pueblo se halla el Musée de la Mina Marcel Maulini, precio entrada 2,5€ (adultos).

La ciudad de Ronchamp estuvo dedicada como actividad económica principal al trabajo en las minas de carbón del entorno. El museo nos ofrece una visión museística del duro trabajo en la mina con especial atención a las herramientas empleadas en los duros tajos mineros.

También visitamos la bonita iglesia de Nuestra Señora de Ronchamp, construida en estilo neogótico en 1741. El exterior destaca su enorme torre central situada en la portada principal con su enorme reloj y su pináculo puntiagudo, tres portadas abren el interior del edificio.

El interior esta formado por una planta dividida en tres naves, ofrece el diseño típico de las iglesias francesas de la época, muy estilizadas con una columnas tan altas que parecen alcanzar el cielo.

El altar mayor realizado en piedra forma un impresionante conjunto adornado con la luminosidad del color que llega desde los vitrales de la cabecera.

En el lateral de la nave central se levanta el púlpito realizado en piedra que tiene la misma realización que el altar principal. Sobre el coro tenemos un notable órgano que domina todo el espacio. La escultura de Santa Bárbara, patrona de los mineros preside una parte de la iglesia.

Aquí damos por terminado nuestro viaje a Ronchamp y seguimos nuestro viaje hasta entrar en la ciudad de Eguisheim, ya en la región de Alsacia. Esta ciudad tuvo gran renombre en el siglo XI fue el lugar donde en 1002 nació Bruno de Eguisheim y paso a la historia como el papa León IX (1048-1054).

Estamos ante nuestros ojos con la primera ciudad alsaciana, región que marca la diferencia con cualquier lugar de Francia. Destaca el pluralismo de la sociedad que marcan rangos específicos pero conviven para crear una colectividad uniforme, las tres religiones: católica, judía y protestantes conviven desde siglos. La lengua marca otra diferencia notable y es el uso de un dilecto del alemán. La situación geográfica privilegiada estrecha lazos lingüísticos y económicos con las regiones vecinas de Alemania y Suiza que supone un flujo constante de las migraciones humanas por motivos de trabajo o de comercio.

La truculenta historia de la región de Alsacia viene por ser una zona fronteriza entre Francia y Alemania con dos elementos naturales que han servido de controversia durante siglos formados por el río Rhin y las montañas de los Vosgos. El periodo de mayor prosperidad económica se produce entre 1697 y 1870, momento de la independencia económica y aduanera. Durante los periodos de 1871 hasta 1945 esta región sufre cuatro cambios de nacionalidad alternándose entre Francia y Alemania.

Los alsacianos no son completamente franceses ni alemanes, hablan el francés con acento teutónico y pronuncian el alemán arrastrando la “r”. En poco más de un siglo se han visto obligados a cambiar cinco veces de lengua oficial, experiencias históricas que han dejado huella en la región, hoy, Alsacia juega un equilibrio perfecto entre la cultura germana y la latina, ocupa la tierra del vino y la garra de cerveza, una mezcla de temperamento nórdico y buen humor mediterráneo

Llegamos a Eguisheim y enseguida vemos el gran aparcamiento señalizado para autocaravanas y bus; es un sitio ideal para pernoctar. Las coordenadas GPS del lugar corresponden con: N 48.04076// E 7.30964.

Estamos ante una pequeña ciudad alsaciana muy fácil de visitar porque se fue edificando en círculos concéntricos entorno a un castillo octogonal para facilitar su defensa. Una calle principal sirve de eje de comunicación principal entre el Este y el Oeste.

Nada más entrar en el pueblo nos damos cuenta que hemos llegado a unas tierras diferentes, la arquitectura que nos presenta es un revoltijo de estilos donde se mezclan todo tipo de materiales pero hace un conjunto único en el mundo.

Las casas ofrecen todo tipo de colores según el gusto de su primer constructor, todas las fachadas estas elaboradas con cal coloreada con óxidos o productos químicos utilizados en el teñido de las telas, las hay: blancas, gris, amarillas, rosas, azules, verdes e incluso en color rojo. Cada color viene atribuido a un beneficio espiritual, por ejemplo el azul es el color atribuido a la virgen María.

El uso de la piedra no esta generalizado en la edificación por ser principalmente casas muy austeras, pero es habitual encontrar arcos de arenisca tallados en las puertas principales de las casas, también en algunas zonas de la cimentación y muros de carga.

El adobe es el material principal para la construcción en esta región, es mucho más consistente mezclado con arcilla, paja y crin, se aplica sobre un entramado de ramas configurando un verdadero esqueleto de madera, Este método constructivo ofrece una gran consistencia además de una gran ligeraza muy acto para los terrenos blandos de esta llanura.

La madera es la esencia del material constructivo, para las casas se emplean los materiales más cercanos, en cuyos bosques podemos encontrar, según las zonas: abetos, pinos, hayas, pero sobre todo para las vigas maestras se emplean los mejores robles y castaños.

Los tejados es otra de las variaciones constructivas que encontraremos a lo largo de la región, lo normal es recubrir las viviendas con tejas de cerámica lisas formando un recubrimiento de escamas, se las denomina Biberdchwanz que significa cola de castor. La teja tampoco es uniforme en el color o las formas, se emplean tintes o se obtiene otros colores mediante diferentes metidos de cocción, encontramos algunas de ellas decoradas con símbolos destinados a la protección de sus moradores. Este tipo de teja tiene cierta similitud con la empleada en la construcción de los grandes templos en China.

La formación de las poblaciones alsacianas y más en particular de esta que estamos visitando se produce mediante el reagrupamiento de las distintas casas que da seguridad y fuerza a una comunidad.

El pueblo esta dedicado casi exclusivamente a la elaboración y venta del vino alsaciano, en las fachadas principales hay unos preciosos carteles que nos anuncian la actividad y la marca del producto de venta: Vinos Baur, Léon Baur, Pierre Henri Ginglinger, Bruno Sorg, Paul Gaschy, además de otros negocios: Boulangerie Marx, Auberge trois Chateaux, Restarant Eguisheim, Au Cheval Blanc, etc.

La calle principal nos lleva a la plaza del mercado, destaca en el centro por la fuente de piedra adornada con la efigie del príncipe Bruno que fue convertido en papa que posteriormente fue canonizado bajo el nombre del papa san León IX. A la izquierda, se levanta el edificio del antiguo ayuntamiento del siglo XIV.

Sobre la plaza se levanta la iglesia con una fachada exterior de arenisca roja y estilo románico, sobre el dintel se encuentra nuevamente la figura del papa León IX.

El interior de la iglesia la planta es de una sola nave y destaca la policromía de sus paredes, destacan los frescos de la cabecera donde se puede ver la figura de Dios que porta la Biblia ante ángeles y discípulos. Los vitrales de las ventanas descubren las figuras de los santos locales: San León IX, St Dagovertus, San Pirminus, San Morandus, Santa Attala, Santa Eugenia, Santa Odilia, San Richardis. En el centro de la bóveda principal los frescos que cuentan escenas de hechos bíblicos, en el centro se muestran el nombramiento de papa de León XI. También hay que destacar una pequeña talla realista que muestra el sufrimiento de la virgen con Jesucristo muerto en sus brazos, se encuentra parcialmente mutilada.

Un poco más adelante nos encontramos una pequeña plaza con el memorial a las victimas de Eguisheim de las dos grandes guerras mundiales, sirve de pedestal para mostrar la imagen de Juan de Arco.

La figura de Juana de Arco nos sirve de controversia entre la imagen tan alemana de los nombres y aspecto de urbanístico de la ciudad con el afrancesamiento de algunos lugares destacados de la misma.

Llegamos a la antigua iglesia del siglo XI, fue destruida en 1807 y del primer estilo románico no queda más que el campanario y el nartex. La portada es de la torre estilo gótico, sobre la portada añadida se levanta la imagen de León XI y a su lado una preciosa figura de piedra de Jesucristo crucificado.

Seguimos nuestra visita por la calle principal que nos descubre el patrimonio arquitectónico de la ciudad, especialmente levantada entre el siglo XIII al XVI, donde podemos encontrar grandes patios con enormes escaleras de madera, claves de arco, dinteles cincelados, enormes galería interiores esculpidas, escaleras de piedra renacentistas, sobre los tejados todo tipo de pináculos configuran una magnifica imagen de las que descubriremos numerosas variantes en sucesivas ciudades de esta región.

En el exterior la ciudad esta rodeada sobre unos de los viñedos más extensos de toda la región, con más de 300 ha. cultivadas. Dos tipos de caldos se producen en la ciudad: Eichber y Pfersigber, gracias a la elaboración mediante unas barricas, una elaboración y reposo diferentes.


  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal