Blended learning: Consideraciones para la implementación de un curso en esta modalidad para actualización del profesorado



Descargar 156,74 Kb.
Página1/2
Fecha de conversión08.06.2017
Tamaño156,74 Kb.
  1   2

Blended learning: Consideraciones para la implementación de un curso en esta modalidad para actualización del profesorado

Zulma Cataldi y Fernando J. Lage

liema@fi.uba.ar; flage@fi.uba.ar

Facultad Regional Buenos Aires Universidad Tecnológica Nacional.

Facultad de Ingeniería. Universidad de Buenos Aires. Paseo Ciudad de Buenos Aires. ARGENTINA

Resumen

La opción mixta combina las ventajas de la forma presencial con las del trabajo autónomo, mediante el uso de métodos combinados, donde los estudiantes no pierden el contacto personal. Así se busca aprovechar lo existente y de cambiar de medio respondiendo a una necesidad. Se deben considerara tres aspectos clave: tutor, contenidos y plataforma, con los que debe interactuar el estudiante. Pero, cada diseño se debe efectuar de acuerdo a cada necesidad concreta y una de la plataforma de trabajo adecuada.


Palabras clave: Blended learning, educación a distancia, e-learning

Abstract

The mixed option combines the advantages of the actual form with those of the independent work, by means of the use of combined methods, where the students do not lose the personal communication. Thus one looks for to take advantage of the existing thing and to change of means responding to a necessity. They must would consider three aspects key: tutor, contents and platform, with which the student must interact. But, each design is due to carry out according to each necessity makes specific and one of the suitable servicing platform.


Palabras clave: Blended learning, education at distance, e-learning

1. Introducción
En los nuevos modelos educativos, el actor principal en el proceso educativo, es el alumno, es una educación centrada en el estudiante. Bartolomé Pina (2004) dice que el profesor sólo puede diseñar la enseñanza ya que el aprendizaje es una actividad propia del alumno que él mismo diseña, ya sea de en forma visible o no y del modo que éste considere más adecuado para alcanzar sus propios objetivos de aprendizaje. Es decir cada estudiante concibe su aprendizaje según su estilo propio.
El blended learning o aprendizaje mezclado, es un modelo de enseñanza y aprendizaje mixto o semipresencial, es decir, que incluye formación presencial y virtual, es decir que incluye instancias on line ya sea vía Internet o usando otras tecnologías digitales e instancias presenciales. En general se adapta muy bien a las necesidades de los alumnos adultos que realizan sus cursos de perfeccionamiento o posgrados ya que éstos ya conocen las mejores prácticas para sus estilos de aprendizaje. Esta opción combina las ventajas de la forma presencial con las del trabajo independiente, mediante el uso de métodos mixtos, donde los estudiantes no pierden el contacto personal, se establecen vínculos entre los participantes, y refuerzan su aprendizaje a través de técnicas y que se desarrollan a través de la interacción personal con tecnologías.
Se puede ver al “blended learning”, en su origen, como una solución a los problemas económicos de la enseñanza tradicional sin descuidar las acciones para mejorar la calidad de la educación. El “blended learning” no consiste en colocar más materiales en Internet sino en aprovechar los materiales que ya existen, es decir se trata de no cambiar de medio sin necesidad y de aprovechar lo existente: “Las líneas básicas del proyecto no son reproducir electrónicamente material didáctico cuyo soporte ideal es el impreso, sino aprovechar la enorme cantidad de información disponible en la Internet” (Adell, 2002). Esta idea no es nueva, ya que surgió desde hace tiempo con la imagen del ciberespacio como espacio educativo que fuera desarrollada por Cabero (1996) y Cabero et al. (2004).
El blended learning surge en el ámbito empresarial, pensado como una reducción de costos de e-learning. El uso de términos que hagan evidente la dimensión tecnológica de la modalidad de educación a distancia, constituye una estrategia de captación de clientes.
De este modo se presenta a la formación mixta como una opción más económica que la presencial. Marsh (2003) señala que una aproximación de rediseño es el cambio de personal por tecnología para obtener un “hybrid model”o blended learning”, donde los métodos y los recursos de la enseñanza presencial y a distancia se entremezclan.
Tanto el e-learning como el blended learning son modelos de aprendizaje en los que el estudiante debe desarrollar habilidades para su vida futura en la sociedad y su inserción en el ámbito laboral posterior, tales como: a) buscar y encontrar información relevante en la red; b) desarrollar criterios para valorar esa información, poseer indicadores de calidad; c) reelaborar nueva información basada en otras anteriores y en situaciones reales; d) trabajar en equipo compartiendo y elaborando información; e) tomar decisiones en base a informaciones contrastadas; f) tomar decisiones en grupo, entre otras.

El modelo de enseñanza presencial no ayuda al desarrollo de esas competencias, pero el modelo semipresencial las fomenta en el estudiante como parte de su aprendizaje.


Planear un curso a través de la modalidad blended learning presupone, analizar cada situación de aprendizaje a fin de combinar los métodos de enseñanza más aptos con las tecnologías disponibles, es decir para presentar la información conceptual bien estructurada, Internet es un medio propicio; pero para cambiar determinadas actitudes, la forma presencial resulta más eficaz, dado que requiere la aplicación de modelos enseñanza orientados a promover un proceso de aprendizaje centrado en la comunicación e intercambio, que a su vez potencie la construcción del conocimiento y que esté adaptado a las necesidades particulares de cada participante (Turpo Gebera, 2008; Valverde, López Meneses et al., 2003).
La decisión del diseño, significa definir a) los objetivos y la justificación del diseño, b) las actividades, los tiempos, los instrumentos que permitan obtener y registrar la información, c) el personal y los recursos materiales necesarios, d) los modos de seguimiento y evaluación y e) los instrumentos para obtener información oportuna y adecuada.
En la formación a distancia la definición de los tipos de actividades puestas en juego y el análisis de las secuencias de aprendizaje, no está tan clara, dado que existe libertad del estudiante respecto al orden de realización de las actividades debido a las características del medio, generalmente asincrónico, en el que los recursos y las actividades están organizados en módulos para su estudio en forma autónoma. Se deben tener en cuenta:


  • El diseño del curso y las situaciones de enseñanza

  • El cambio en el modelo de enseñanza mixto

  • La identificación de competencias y habilidades requeridas

  • Qué parte del curso debe ser presencial y qué parte virtual;

  • Qué actividades serán de autoaprendizaje y cuáles en forma tutorizada;

  • Qué aspectos se trabajarán en forma sincrónica y cuáles en modo asincrónico;

  • Qué rol cumplirá el facilitador presencial y cuál al tutor virtual;

  • A partir de qué organizadores previos se elaborarán los contenidos

  • Cómo se trabajará: usando casos, simulaciones, ejercicios y problemas, tutoriales, etc.

  • Qué actividades serán individuales y cuáles grupales

  • Dónde ubicarán los foros de discusión que recopilen el conocimiento.;

  • Cómo se organizará el conocimiento,

  • Cómo diseñarán las comunidades de aprendizaje;

  • Qué tecnologías y recursos se usarán (audio, video),

  • Cómo se accederá al conocimiento y cuál será la distribución: vía LMS (sistema de gestión de aprendizaje) o a través de CD ROM;

  • Qué otras herramientas se usarán, tales como weblogs, wikis, etc.

En la Tabla 1 se resumen los tres tipos de características que se deben tener en consideración antes de poner en marcha la propuesta.



En la Figura 1 se muestran las partes constitutivas del sistema que se vinculan a través de la plataforma constituyéndose ésta en el articulador de las comunicaciones.


Características pedagógicas

  • Adecuación de metodologías de enseñanza

  • Basado en la autonomía del estudiante

  • Integración de opciones pedagógicas

  • Estructuración por contenidos

  • Adaptado a diferentes estilo de aprendizaje

  • Inclusión de espacios de colaboración

  • Aporte de diversas perspectivas por negociación

  • Apertura de espacios virtuales de socialización

  • Desarrollo de habilidades de pensamiento critico

  • Generación de procesos de meta cognición

  • Implementación de evaluación y autoevaluación

Características organizativas

  • Opciones para mayor número de estudiantes

  • Comunicación y Feedback con el tutor

  • Control constante del tutor sobre todas las actividades

Características técnicas

  • Integración diferentes tecnologías

  • Diversificación de modos para acceder a la información

  • Integración de formatos electrónicos para codificar la información

  • Desarrollo y selección de plataformas de trabajo


Tabla 1: Características a tener en cuenta



Figura 1: Partes constitutivas del sistema
El docente es el encargado de organizar los espacios de aprendizaje compartiendo significados convirtiéndose en guías en el proceso de aprendizaje de los alumnos a distancia. El tutor debe orientar sobre la mejor manera de estudiar y aprender los contenidos asistiendo en el momento que se lo requieran. El profesor tutor adquiere roles diversos según los requerimientos de los estudiantes cuando: a) motiva al estudio de la materia o tema en cuestión, b) orienta el trabajo del estudiante para que busque la información, la integre y la plasme en sus producciones, c) aclara las dudas cuando los materiales no son suficientes o son confusos, d) Establece líneas de acción para que el estudiante supere los obstáculos, e) Estimula a los estudiantes a profundizar en los temas a través de la investigación.
Fainholc (1999) afirma que "el tutor brinda apoyo temporal a los estudiantes con el fin de permitir, en el espacio real o virtual, que estos ejecuten su nivel justo de potencialidad para su aprendizaje, más allá de la competencia corriente de habilidades que posean y con las cuales ingresan la situación de enseñanza”. Litwin (1993) describe al tutor y dice que además de acompañar al estudiante durante todo el proceso, deber ser un especialista en su disciplina, de esta manera separa a esta figura de la del administrador didáctico, aquél que ayuda en el aprendizaje y en el manejo del soporte pero que no interviene en la comprensión de los contenidos.
2. La importancia del entorno virtual y su evaluación
Es necesario disponer de un entorno virtual o plataforma de e-learning que garantice el acceso personalizado como soporte a un entorno presencial de aprendizaje, en el que se encuentren las herramientas de comunicación necesarias así como herramientas de presentación y ubicación de los recursos, internos o desde Internet. Un modelo blended requiere el uso de una plataforma, la asignación y dedicación de personal al estudio de las posibles soluciones, el respaldo de la institución, la formación de los usuarios y la aceptación y experiencia de los mismos en el uso de una nueva herramienta (Boneu et al, 2007).
La integración de los recursos tecnológicos implica la selección de la plataformas de trabajo ó campus virtual, la determinación de los contenidos y su calidad y estructuración y los servicios requeridos a través de los profesores, tutores, administrativos, formas de comunicación y de evaluación.
La plataforma consiste en el hardware y software que proveen el entorno donde se llevarán a cabo las actividades formativas. Los contenidos representan el conocimiento objeto de estudio durante el proceso de enseñanza, con una estructura agrupamiento y composición y las tareas que son las actividades para practicar o poner a prueba lo asimilado. Los servicios de comunicación permiten la interacción entre los participantes en el proceso de enseñanza-aprendizaje (Pernalete, 2007).
Se pueden seleccionar plataformas de tipo: a) LMS (Learning Management Systems) que se utilizan para impartir y efectuar el seguimiento administrativo a los cursos en línea y b) LCMS (Learning Content Management Systems) que se utilizan para la gestión de los contenidos digitales.
A fin de poder seleccionar una plataforma de e-learning es necesario conocer qué se entiende por plataforma, cuáles son los elementos que la componen y los tipos plataformas existentes. Independientemente de la arquitectura y tecnología usadas, es necesario establecer los criterios de selección a fin de evaluar un número reducido de plataformas. Esto conlleva tomar decisiones sobre aspectos relativos al uso que se le dará, quien la utilizará, las funcionalidades que debe ofrecer, la tecnología con la que fue desarrollada, y el costo de implantación y mantenimiento de la misma. La plataforma de e-learning se convierte en un nuevo espacio docente donde los profesores y estudiantes pueden generar conocimiento de forma complementaria al proceso de enseñanza presencial clásico. Pero, cualquiera sea, la plataforma virtual en uso, debe reunir cuatro características básicas, e imprescindibles:


  • Interactividad: no solo para que el estudiante se sienta el protagonista de su formación sino también como atenuación del efecto “soledad” que la tecnología acrecienta.

  • Flexibilidad: Sobre todo en cuanto a la adaptación de los contenidos y métodos de enseñanza requeridos por los estudiantes.

  • Escalabilidad: se requiere un sistema que permita buen funcionamientito sin importar la cantidad de alumno.

  • Estandarización: esta característica permite importar y exportar cursos (Boneu, 2007)

Estas consideraciones mínimas conducen a seleccionar una plataforma: ya sea propia, personalizada; o, adquirida en el mercado y en lo posible estandarizada.


Las plataformas estandarizadas ofrecen herramientas genéricas que permiten el uso de posibilidades de personalización. Las más usadas Web Course Tool (WebCT), Moodle, Learningspace y Blackboard, así como el Basic Support for Cooperative Work (BSCW), plataforma usada para trabajos en colaboración.

Otros recursos tecnológicos utilizados en la modalidad blended learning, son las herramientas y entornos de comunicación, a fin de poder usar los métodos de enseñanza usando las TIC’s a fin de concretar los objetivos de aprendizaje.




Dimensiones

Subdimensiones

Difusión

Versión demo

Apariencia general

Disponibilidad de idiomas

Diseño

Originalidad

Interactividad

Versatilidad

Facilidad de lectura

Velocidad de imágenes, video, audio

Agilidad

Servicios de Gestión

Conectividad

Accesibilidad

Disponibilidad del servicio

Facilidad de navegación

Claridad mapa de navegación

Índices de contenidos

Claridad manual de Usuario

Descarga de aplicaciones

Velocidad de transferencia

Comunicación Interna

Comunidad de estudiantes

Foros de discusión

Pagina personal

Programación académica

Calendario

Agenda

Guías de apoyo

Correo interno

Apuntes y notas on line

Herramientas de aprendizaje

Herramientas de Aprendizaje

On line

Editor de texto

Videoconferencia

Pizarra compartida

Intercambio de información

Descarga de información

Chat en tiempo real

Espacio para tutorías

Ayuda y orientación

Búsqueda dentro de un curso

Laboratorios on line

Evaluaciones

Biblioteca digital

Red de universidades virtuales

Offline

Contenidos

Actividades

Ejercicios y prácticas

Simulaciones

Autoevaluaciones


Factores Generales

Peso

Difusión

7,5 %

Diseño

12,5%

Servicios de gestión

40,0%

Comunicación interna

15,0%




25,0%

Total

100,0%



Tabla 2: Planilla de evaluación de plataformas
Las herramientas y el dispositivo tecnológico son los pilares fundamentales en la concepción de modelos de enseñanza-aprendizaje flexibles apoyados en las TIC, recalcando que no es la tecnología la que garantizará el éxito del aprendizaje, si no el uso que se haga de esa tecnología, es decir, la metodología implementada.

La puesta en marcha de entornos de enseñanza-aprendizaje basados en las redes requiere el desarrollo y el soporte de herramientas informáticas adecuadas para llevarlo a cabo. Algunas de ellas son diseñadas específicamente con un objetivo educativo (herramientas para el aprendizaje o trabajo colaborativo, para el diseño, gestión y distribución de cursos, gestión de contenidos, administración académica,…) y en otros casos se utilizan servicios o aplicaciones de Internet de uso general (foros, chat, carpetas compartidas, servidores, etc.)” (De Benito y Salinas, 2008).


Uno de los grandes problemas que se presentan en la actualidad es que los materiales y diseños educativos preparados en una plataforma, no pueden ser leídos en otras. Es aquí donde juegan un papel fundamental los estándares, ya que se convierten en la puerta que permitirá compartir tanto los contenidos y diseños para el aprendizaje entre distintas plataformas compatibles con los estándares. Los estándares son vistos como las reglas que deben seguir tanto las plataformas como las herramientas adicionales (Pernalete et al, 2007).
Cabero (2001) identifica tres tipos de evaluación con respecto a los medios tecnológicos en general: la evaluación del medio en sí a través de sus características, la evaluación comparativa con otro medio y la evaluación didáctico curricular, es decir el comportamiento del medio en el contexto de enseñanza y de aprendizaje; y tres tipos de agentes evaluadores: los productores, los expertos, ya sea de contenidos o de diseño instructivo), y los usuarios.
Para el caso las plataformas, Charum Arrieta (2007) presenta una planilla de evaluación de plataformas para su implantación en el ámbito universitario basada en las investigaciones de Roig García et al. (2003). En la Tabla 2 se muestra una versión ajustada de dicha planilla.
Las plataformas de código abierto todavía no ofrecen las mismas funcionalidades que las comerciales, pero brindan dos aspectos claves: a) la personalización de la plataforma y b) independencia respecto a las empresas comerciales. Cada plataforma está especializada en un área determinada, por tanto se debe estudiar cuáles son los aspectos prioritarios a cubrir. La propuesta para la evaluación: a) se definen los ítems de calificación para la evaluación de plataformas e-learning, b) se establece un rango de valoración a los ítems definidos y c) se obtiene la tabla de evaluación de plataforma a través de datos que permiten efectuar comparaciones.
  1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal