Autora María Celeste Fernandez Director



Descargar 1,32 Mb.
Página20/20
Fecha de conversión08.06.2017
Tamaño1,32 Mb.
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   20
Caso Velásquez Rodríguez vs. Honduras. Fondo. Sentencia del 29 de julio de 1988. Serie C No. 4. Párrafo 66.





89 FAÚNDEZ LEDESMA, Héctor (2004). El Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. Aspectos institucionales y procesales. (3ª edición) San José de Costa Rica: Instituto Interamericano de Derechos Humanos. Página 313.






90 GIALDINO, Rolando E. (2002). El sistema europeo de protección de los Derechos Humanos. La nueva Corte Europea de Derechos Humanos. Volumen 2. Buenos Aires: Tesis doctoral. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Buenos Aires. Página 341.




91 GIALDINO, Rolando E. El sistema europeo de protección de los Derechos Humanos. La nueva Corte Europea de Derechos Humanos. Volumen 2. Buenos Aires: Tesis doctoral. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Buenos Aires. Página 342.





92However, there is, as indicated above, no obligation to have recourse to remedies which are inadequate or ineffective (…)Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Akdivar y otros vs. Turquía. Sentencia del 16 de septiembre de 1996. Solicitud no. 21893/93. Párrafo 67.






9374. Nor can the Court exclude from its considerations the risk of reprisals against the applicants or their lawyers if they had sought to introduce legal proceedings alleging that the security forces were responsible for burning down their houses as part of a deliberate State policy of village clearance. 75. Accordingly, as regards the possibility of pursuing civil remedies, the Court considers that, in the absence of convincing explanations from the Government in rebuttal, the applicants have demonstrated the existence of special circumstances which dispensed them at the time of the events complained of from the obligation to exhaust this remedy.” Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Akdivar y otros vs. Turquíay. Sentencia del 16 de septiembre de 1996. Solicitud no. 21893/93. Párrafos 74 y 75.





94(…)The rule is also inapplicable where an administrative practice consisting of a repetition of acts incompatible with the Convention and official tolerance by the State authorities has been shown to exist, and is of such a nature as to make proceedings futile or ineffective (…)”. Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Akdivar y otros vs. Turquía. Sentencia del 16 de septiembre de 1996. Solicitud no. 21893/93. Párrafo 67.






95 GIALDINO, Rolando E. (2002) El sistema europeo de protección de los Derechos Humanos. La nueva Corte Europea de Derechos Humanos. Volumen 2. Buenos Aires: Tesis doctoral. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Buenos Aires. Página 330.






96 GIALDINO, Rolando E. (2002) El sistema europeo de protección de los Derechos Humanos. La nueva Corte Europea de Derechos Humanos. Volumen 2. Buenos Aires: Tesis doctoral. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Buenos Aires. Página 375.






97 FAÚNDEZ LEDESMA, Héctor (2004). El Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. Aspectos institucionales y procesales. (3ª edición) San José de Costa Rica: Instituto Interamericano de Derechos Humanos. Página 354.






98 GIALDINO, Rolando E. (2002). El sistema europeo de protección de los Derechos Humanos. La nueva Corte Europea de Derechos Humanos. Volumen 2. Buenos Aires: Tesis doctoral. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Buenos Aires. Página 383.




99 Comisión Interamericana de Derechos Humanos.  Resolución nº 26/88, Caso 10109
Argentina
, del 13 de septiembre de 1988, en Informe Anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos 1987-1988. [en línea] Párrafo 12. Disponible en:http://www.cidh.oas.org/annualrep/87.88sp/Argentina10.109.htm. Fecha de consulta: 25 de mayo de 2014.


100
A submission by a Government to the Court that an application is manifestly ill-founded does not in reality raise an issue concerning those conditions. It amounts to pleading that there is not even a prima facie case against the respondent State”. Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Airey vs. Irlanda. Sentencia del 9 de octubre de 1979. Solicitud no. 6289/73. Párrafo 18.


101
 GIALDINO, Rolando E (2002). El sistema europeo de protección de los Derechos Humanos. La nueva Corte Europea de Derechos Humanos. Volumen 2. Buenos Aires: Tesis doctoral. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Buenos Aires. Páginas 397-398.

102
A new admissibility criterion is added to the criteria laid down in Article 35. As explained in paragraph 39 above, the purpose of this amendment is to provide the Court with an additional tool which should assist it in its filtering work and allow it to devote more time to cases which warrant examination on the merits, whether seen from the perspective of the legal interest of the individual applicant or considered from the broader perspective of the law of the Convention and the European public order to which it contributes. The new criterion therefore pursues the same aim as some other key changes introduced by this protocol and is complementary to them.” Informe Explicativo al Protocolo n°14 al Convenio Europeo de Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales enmendando el sistema de control del Convenio. [en línea] Párrafo 77. Disponible en: http://conventions.coe.int/Treaty/FR/Reports/Html/194.htm. Fecha de consulta: 24 de mayo 2014.

103
The main element contained in the new criterion is the question whether the applicant has suffered a significant disadvantage. These terms are open to interpretation (this is the additional element of flexibility introduced); the same is true of many other terms used in the Convention, including some other admissibility criteria. Like those other terms, they are legal terms capable of, and requiring, interpretation establishing objective criteria through the gradual development of the case-law of the Court”. Consejo de Europa, Informe Explicativo al Protocolo n°14 al Convenio Europeo de Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales, enmendando el sistema de control del Convenio. [en línea] Párrafo 80. Disponible en:http://conventions.coe.int/Treaty/FR/Reports/Html/194.htm. Fecha de consulta: 24 de mayo de 2014.


104
El nuevo criterio se basa en la idea de que la violación de un derecho, aunque sea real desde un punto de vista puramente legal, debe alcanzar un nivel mínimo de severidad para justificar su consideración por una corte internacional. La valoración de este nivel mínimo es, en la naturaleza de las cosas, relativa y depende de todas las circunstancias del caso (…) La severidad de una violación debe ser valorada tomando en consideración tanto las percepciones subjetivas del requirente y lo que objetivamente está en juego en el caso concreto”. Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Korolev v. Rusia. Decisión de admisibilidad de la aplicación 25551/05 del 1 de julio de 2010. [Traducción propia]

105
 Tribunal Europeo de Derechos Humanos (2014). Análisis estadístico 2013. [en línea] Páginas 4-5. Disponible en: http://www.echr.coe.int/Documents/Stats_analysis_2013_FRA.pdf. Fecha de consulta: 24 de mayo 2014

106
 Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Informe anual 2012. [en línea] Capítulo II. Página 13. Disponible en: http://www.oas.org/es/cidh/docs/anual/2012/indice.asp. Fecha de consulta: 24 de mayo de 2014.

107
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Informe anual 2012. [en línea] Página 13. Disponible en: http://www.corteidh.or.cr/sitios/informes/docs/SPA/spa_2012.pdf. Fecha de consulta: 24 de mayo de 2014

108
 Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Informe anual 2013. [en línea] Capítulo I. Página 1. Disponible en: http://www.oas.org/es/cidh/docs/anual/2013/docs-es/InformeAnualCap1.pdf. Fecha de consulta: 24 de mayo 2014.

109
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Informe anual 2013. [en línea] Páginas 20 y 30. Disponible en: http://www.corteidh.or.cr/sitios/informes/docs/SPA/spa_2013.pdf. Fecha de consulta: 24 de mayo de 2014

110
 FAÚNDEZ LEDESMA, Héctor (2004). El Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos. Aspectos institucionales y procesales. (3ª edición) San José de Costa Rica: Instituto Interamericano de Derechos Humanos. Página 792-793.

111
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso Loayza Tamayo vs. Perú. Fondo. Sentencia del 17 de septiembre de 1997. Serie C No. 33. Párrafo 84.

112
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso Baena, Ricardo y otros vs. Panamá. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia del 2 de febrero de 2001. Serie C No. 72. Párrafo 203.

113
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso de los “Niños de la Calle”(Villagrán Morales y otros) vs. Guatemala. Reparaciones y costas. Sentencia del 26 de mayo de 2001. Serie C No. 77. Párrafo 98.



114
 Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Hilaire, Constantine y Benjamin y otros vs. Trinidad y Tobago. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia del 21 de junio de 2002. Serie C No. 94. Párrafo 212.

115
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso Castillo Petruzzi y otros vs. Perú. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia del 30 de mayo de 1999. Serie C No. 52. Párrafo 219.

116
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso de los “Niños de la Calle” (Villagrán Morales y otros) vs. Guatemala. Reparaciones y costas. Sentencia del 26 de mayo de 2001. Serie C No. 77. Párrafo 103.

117
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso del Caracazo vs. Venezuela. Reparaciones y Costas. Sentencia del 29 de agosto de 2002. Serie C No. 95. Párrafo 128.

118
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso de los “Niños de la Calle” (Villagrán Morales y otros) vs. Guatemala. Reparaciones y Costas. Sentencia del 26 de mayo de 2001. Serie C No. 77. Párrafo 101.

119
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso Velásquez Rodríguez vs. Honduras. Reparaciones y Costas. Sentencia del 21 de julio de 1989. Serie C No. 7. Párrafo 36.

120
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso Cesti Hurtado vs. Perú. Reparaciones y Costas, sentencia del 31 de mayo de 2001. Serie C No. 78. Párrafo 36.

121
 RODRÍGUEZ RESCIA, Víctor M. (1994). Eficacia jurídica de la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en NIETO NAVIA, Rafael (editor), La Corte y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Páginas 459-479. San José de Costa Rica: Corte IDH. Página 463.

122
 RODRÍGUEZ RESCIA, Víctor M. (1994). Eficacia jurídica de la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en NIETO NAVIA, Rafael (editor), La Corte y el sistema interamericano de Derechos Humanos. San José de Costa Rica: Corte IDH. Página 462.

123
 “En su sentencia sobre el fondo, la Corte se limita a declarar si ha habido violación de la Convención o no. La Corte simplemente constata, pero no puede condenar al Estado. Ella no tiene la competencia ni de derogar una decisión interna, ni de poner fin a una práctica administrativa y estatal contrarias. BOEV, Ivan (2011). Droit Européen. Paris: Bréal. Página 268. [Traducción propia]

124
(…) the Court’s judgment is essentially declaratory and leaves to the State the choice of the means to be utilized in its domestic legal system for performance of its obligation under Article 53”. Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Marckx vs. Bélgica. Sentencia del 13 de junio de 1979. Solicitud no. 6833/74. Párrafo 58.

125
 Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Belilos vs. Suiza. Sentencia del 29 de abril de 1988. Solicitud no. 10328/83. Párrafo 76.

126
 Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Saïdi vs. Francia. Sentencia del 20 de septiembre de 1993. Solicitud no. 14647/89. Párrafo 47.

127
 Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Duclos vs. Francia. Sentencia del 17 de diciembre de 1996. Solicitud no. 20940/92 20941/92 20942/92. Párrafo 92.

128
 Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Caso Selmouni vs. Francia. Sentencia del 28 de julio de 1999. Solicitud no. 25803/94. Párrafo 126.

129
(…) la Corte reitera que la naturaleza de sus sentencias es esencialmente declaratoria y que, en general, le corresponde primeramente al Estado en cuestión elegir, sujeto a la supervisión del Comité de Ministros, los medios a utilizar en su ordenamiento jurídico interno para cumplir la obligación que le impone el Artículo 46 del Convenio (…) Sin embargo, excepcionalmente, con el objetivo de ayudar al Estado condenado a cumplir con la obligación del Artículo 46, la Corte buscará indicarle el tipo de medida que debe ser tomada para poner fin a la situación sistemática cuya existencia constató. En esas circunstancias, puede proponerle varias opciones y dejar la elección de la medida y su implementación a discreción del Estado en cuestión (…) En otros casos excepcionales, la naturaleza de la violación constatada puede ser tal que no deje opción en cuanto a las medidas requeridas para remediarla y la Corte puede decidir indicar sólo esa medida (…)”. Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Öcalan vs. Turquía. Sentencia del 12 de mayo de 2005. Solicitud no. 46221/99. Párrafo 210. [Traducción propia]

130
The freedom of choice allowed to a State as to the means of fulfilling its obligation under Article 53 (art. 53) cannot allow it to suspend the application of the Convention while waiting for such a reform to be completed Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Vermeire vs. Bélgica. Sentencia del 29 de noviembre de 1991. Solicitud no. 12849/87. Párrafo 26.

131
 Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso Folgerø y otros vs. Noruega. Sentencia del 29 de junio de 2007. Solicitud no. 15472/02. Párrafo 109.

132
En este sentido, es una nota predominante en las sentencias del Tribunal Interamericano las condenas ‘complejas’, como lo hemos denominado, entendiendo por esto, fallos que exigen reparación por el daño causado en distintos niveles, de manera que las condenas no se limitan a la mera indemnización pecuniaria ante el derecho violado, sino que intentan una reparación integral, lo cual exige que más allá de la compensación económica por el daño sufrido, la víctima tenga la posibilidad de la restitución del bien vulnerado —de ser posible- o la satisfacción por el daño moral sufrido, lo cual no se limita a una compensación dineraria.” LONDOÑO LÁZARO, María C. (2005). Las Cortes Interamericana y Europea de derechos humanos en perspectiva comparada. [en línea] Página 111. Disponible en: http://www.javeriana.edu.co/Facultades/C_Juridicas/pub_rev/international_law/revista_5/3.pdf. Fecha de consulta: 18 de octubre de 2013.


133
 Tribunal Europeo de Derechos Humanos, Caso W. vs. Reino Unido (Artículo 50) (Declaración del Juez De Meyer). Sentencia del 9 de junio de 1988. Solicitud no. 9749/82.

134
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. La colegiación obligatoria de periodistas (arts. 13 y 29 Convención Americana sobre Derechos Humanos). Opinión Consultiva OC-5/85 del 13 de noviembre de 1985. Párrafo 22.

135
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso Baena Ricardo y otros vs. Panamá. Competencia. Sentencia del 28 de noviembre de 2003. Serie C No. 104. Párrafo 105.

136
 FERRER MAC-GREGOR, Eduardo. Eficacia de la sentencia interamericana y la cosa juzgada internacional: vinculación directa hacia las partes (res judicata) e indirecta hacia los estados parte de la Convención Americana (res interpretata). [en línea] Páginas 618-671. Disponible en: www.corteidh.or.cr/tablas/r31255.pdf. Fecha de consulta: 18 de mayo de 2014. Página 618.

137
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso Baena, Ricardo y otros vs. Panamá. Competencia. Sentencia del 28 de noviembre de 2003. Serie C No. 104. Párrafo 68.

138
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Resolución en el caso Apitz Barbera y otros (“Corte Primera de lo Contencioso Administrativo”) vs. Venezuela. Supervisión de cumplimiento de sentencia. [en línea] Párrafo 47. Disponible en: http://www.corteidh.or.cr/docs/supervisiones/aptiz_23_11_12.pdf. Fecha de consulta: 18 de mayo de 2014.

139
Aunque en reiteradas ocasiones la Corte ha comunicado a la Asamblea General que no ha recibido información de un Estado sobre el cumplimiento de una sentencia o de medidas provisionales, solamente en el año 1995 la Asamblea General exhortó a un Estado, en el caso concreto Suriname, a informar a la Corte sobre el cumplimiento de las sentencias en los casos Aloeboetoe y Gangaram Panday (…)”. VENTURA ROBLES, Manuel E. Voto razonado en Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Caesar vs. Trinidad y Tobago. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia del 11 de marzo de 2005. Serie C No. 123. Párrafo 32.

140
 GIALDINO, Rolando E. El sistema europeo de protección de los Derechos Humanos. La nueva Corte Europea de Derechos Humanos. Volumen 2. Buenos Aires: Tesis doctoral. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Buenos Aires. Página 557.

141
 GIALDINO, Rolando E. El sistema europeo de protección de los Derechos Humanos. La nueva Corte Europea de Derechos Humanos. Volumen 2. Buenos Aires: Tesis doctoral. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Buenos Aires. Página 558.

142
 Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Caso De Cubber vs. Bélgica. (Artículo 50). Sentencia del 14 de septiembre de 1987. Solicitud no. 9186/80. Párrafo 21.

143
 VENTURA ROBLES, Manuel E. Voto razonado en Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Caesar vs. Trinidad y Tobago. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia del 11 de marzo de 2005. Serie C No. 123. Párrafo 19.

144
 ACOSTA ALVARADO, Paola A. (2008). Tribunal Europeo y Corte Interamericana de Derechos Humanos: ¿escenarios idóneos para la garantía del derecho de acceso a la justicia internacional? Bogotá: Universidad Externado de Colombia. Página 85.

145
 VENTURA ROBLES, Manuel E. (2005). La necesidad de establecer en la Organización de los Estados Americanos un grupo de trabajo permanente dedicado a supervisar el cumplimiento, por parte de los Estados partes en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, de las sentencias y medidas provisionales que dicta la Corte Interamericana de Derechos Humanos (voto razonado en el caso Caesar vs. Trinidad y Tobago) en CANÇADO TRINDADE, Antonio A. y VENTURA ROBLES, Manuel E. El futuro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. (páginas 311 a 359) (3ª edición) San José de Costa Rica: Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados /Corte Interamericana de Derechos Humanos. Página 345.

146
 Corte Interamericana de Derechos Humanos (2013). Informe anual 2013. [en línea] Páginas 40-45. Disponible en: http://www.corteidh.or.cr/sitios/informes/docs/SPA/spa_2013.pdf. Fecha de consulta: 21 de mayo de 2014.

147
 VENTURA ROBLES, Manuel E. Voto razonado en Corte Interamericana de Derechos Humanos, Caso Caesar vs. Trinidad y Tobago. Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia del 11 de marzo de 2005. Serie C No. 123. Párrafo 33.

148
 VENTURA ROBLES, Manuel E. (2005). La necesidad de establecer en la Organización de los Estados Americanos un grupo de trabajo permanente dedicado a supervisar el cumplimiento, por parte de los Estados partes en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, de las sentencias y medidas provisionales que dicta la Corte Interamericana de Derechos Humanos (voto razonado en el caso Caesar vs. Trinidad y Tobago) en CANÇADO TRINDADE, Antonio A. y VENTURA ROBLES, Manuel E. El futuro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Páginas 311-359 (3ª edición) San José de Costa Rica: Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados / Corte Interamericana de Derechos Humanos. Página 358.

149
 Corte Interamericana de Derechos Humanos. Informe anual 2012. [en línea] Página 14. Disponible en: http://www.corteidh.or.cr/sitios/informes/docs/SPA/spa_2012.pdf. Fecha de consulta: 21 de mayo de 2014.

150
Existe un gran acuerdo entre los observadores en cuanto a que la ejecución de las sentencias ha sido satisfecha por los Estados, no registrándose ningún ejemplo en sentido contrario, aunque sí casos de ejecución tardía o mínima.” GIALDINO, Rolando E. (2002) El sistema europeo de protección de los Derechos Humanos. La nueva Corte Europea de Derechos Humanos. Volumen 2. Buenos Aires: Tesis doctoral. Facultad de Derecho y Ciencias Sociales. Universidad Nacional de Buenos Aires. Página 559.

151
 Comité de Ministros del Consejo de Europa (2013). Supervisión de la ejecución de las sentencias y decisions del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. 7° Informe annual del Comité de Ministros. [en línea] Página 38, figura 6. Disponible en: http://www.coe.int/t/dghl/monitoring/execution/Source/Publications/CM_annreport2013_en.pdf. Fecha de consulta: 21 de mayo de 2014.



152
 LONDOÑO LÁZARO, María C. (2005). Las Cortes Interamericana y Europea de derechos humanos en perspectiva comparada. [en línea] Página 113. Disponible en:http://www.javeriana.edu.co/Facultades/C_Juridicas/pub_rev/international_law/revista_5/3.pdf. Fecha de consulta: 18 de octubre de 2013.

153
 BOURGORGUE-LARSEN, Laurence (2009). El papel de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la creación de una cultura común en materia de derechos fundamentales en América Latina en VIDAL-BENEYTO, José y ALONSO GARCÍA, Ricardo y otros, Hacia una Corte de Justicia Latinoamericana. Páginas 139-163. Valencia: Amela. Página140.

154
 Conforme a los artículos 87 y 88 del Código Procesal Constitucional de la Provincia de Tucumán, “los Tribunales u juzgados de la Provincia en el ejercicio de sus funciones, proceden aplicando la Constitución Nacional o Provincial y los tratados internacionales con garantía constitucional relativos a derechos y garantías fundamentales, como ley suprema respecto a las leyes y disposiciones normativas con fuerza de ley emanadas de cualquier autoridad de la Provincia…” y “el control de constitucionalidad debe ejercerse por la Justicia, aún sin petición de parte interesada, en aquellas causas llamadas a su conocimiento. Los magistrados deben abstenerse de aplicar la ley, decreto u orden que so pretexto de reglamentación desvirtúe el ejercicio de las libertades y derechos reconocidos o prive a los ciudadanos de las garantías aseguradas por la Constitución Nacional y Provincial…Cuando el magistrado interviniente estime que la norma que debe aplicar puede adolecer de alguna objeción constitucional, previa a la decisión, corre traslado a las partes por un plazo de diez días hábiles…”. De manera similar al presente caso, conforme a información pública consultada por la CIDH, ésta observa que, conforme a los Considerandos de la sentencia del 5 de octubre de 2010 de la Corte Suprema de la Nación en el caso “N., J.G. s/infr. Art. 15, inc. 4º, LCP s/incidente de inconstitucionalidad”, donde también se alegó la inconstitucionalidad del artículo 15 inciso 4 de la Ley de Contravenciones Policiales de Tucumán, el juez de instrucción: i) ejerció un control difuso de constitucionalidad y de convencionalidad ex officio al resolver la apelación; ii) concluyó que la ley 5140, su modificatoria 6619 y su decreto reglamentario 3289/14 (SSG) eran inconstitucionales, y; iii) declaró la nulidad del proceso contravencional seguido contra el apelante. La sentencia puede ser consultada en el siguiente enlace.

155
 CIDH, Informe No. 116/12, Petición 374-97, Inadmisibilidad, Trabajadores de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), Argentina, 13 de noviembre de 2012, párr. 32.

156
 Corte I.D.H., Caso Castañeda Gutman Vs. México. Excepciones Preliminares, Fondo, Reparaciones y Costas. Sentencia de 6 de agosto de 2008. Serie C No. 184, párr. 94. CIDH, Informe No. 116/12, Petición 374-97, Inadmisibilidad, Trabajadores de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), Argentina, 13 de noviembre de 2012, párr. 33.

157
 Artículo 94 del Código Procesal Constitucional de la Provincia de Tucumán.- Procedimiento. Forma. Plazos. El recurso de inconstitucionalidad se interpone por escrito, fundado con arreglo a lo establecido por el artículo anterior, ante el Tribunal que dictó la resolución que lo motiva, dentro del plazo de diez (10) días contados a partir de la notificación…

158
 Artículo 91 del Código Procesal Constitucional de la Provincia de Tucumán.- Recurso de inconstitucionalidad. Supuestos. Corresponde a la Corte Suprema de Justicia conocer de los recursos que se interpongan contra las sentencias definitivas dictadas en última instancia o los autos que tengan la virtualidad de poner fin a la acción o hacer imposible su continuación, de los Tribunales inferiores dictados en causa en que se hubiere controvertido la constitucionalidad o inconstitucionalidad de las leyes, decretos y reglamentos que estatuyen sobre materias regidas por la Constitución provincial, siempre que ello forme la materia principal de la discusión de las partes, y la sentencia o el auto fuere contrario a las pretensiones del recurrente.

159
 CIDH, Informe No. 116/12, Petición 374-97, Inadmisibilidad, Trabajadores de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (ENTEL), Argentina, 13 de noviembre de 2012, párr. 40.

160
 Miguel Camba Campos, Oswaldo Cevallos Bueno, Enrique Herrería Bonnet, Jaime Nogales Izurieta, Luis Rojas Bajaña, Mauro Terán Cevallos, Simón Zabala Guzmán y Manuel Jaramillo Córdova.




Compartir con tus amigos:
1   ...   12   13   14   15   16   17   18   19   20


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal