Asignatura: Medicina Forense



Descargar 86,42 Kb.
Fecha de conversión08.06.2017
Tamaño86,42 Kb.
Universidad Nacional Autónoma De Honduras

UNAH

Catedrático:

Doctor Alejandro Álvarez.

Asignatura:

Medicina Forense.

Sección:


17:00.

Integrantes:

Fabiola Alejandra Nataren 20112006077.

Claudia Carolina Leyva 20122007098.

Tema:

Psiquiatría Forense.



Fecha:

4 De Noviembre del 2016.

Psiquiatría forense

Antecedentes

La psiquiatría es una ciencia muy joven en relación a la ciencia jurídica. Recién, a mediados del siglo XX, con Kraepelin cuando empieza a tener una cierta unidad de clasificación y de uniformidad en sus opiniones y a desarrollar un método clínico científico natural, comprendiendo a la psique del hombre como algo en interacción reciproca con su organismo y sus funciones. Para el jurista acostumbrado a un método lógico formal, cada concepto con un contenido determinado. Antes de esa época, hubo criterios filosóficos, teológicos y morales en el tratamiento de las enfermedades mentales. En los libros sagrados hebreos se daban pautas a los religiosos para la atención de estos enfermos, lo mismo que de los pecadores y los inválidos. Una consideración similar se dispensó en los primeros monasterios, y aún en nuestros tiempos es posible encontrar mezcla de pacientes psiquiátricos con delincuentes comunes en algunos medios hospitalarios y penitenciarios. En su convergencia con la Ley, el psiquiatra se vio enfrentado inicialmente al método lógico-normal del jurista, y éste a su vez chocaba con el método científico natural del Médico Especialista. Por otra parte, la Medicina consideraba el delito a partir del individuo, mientras el derecho lo hacía a partir del hecho delictivo. Posteriormente, cada profesional llegó a comprender el punto de vista del otro, y ambas disciplinas emprendieron un cambio de mutua colaboración, que culminó con el surgimiento de la Psiquiatría Forense. Se considera a Jean Esquirol (1772-1840) el precursor de la psiquiatría Forense, con su obra titulada Des Maladies Mentales consisdérées sous les Rápports Médica, Hygiénique et Médico-Legal. Fue el discípulo más distinguido de Philippe Pinel, el humanizador de la Psiquiatría.

El método científico natural le resulta tan extraño, como al médico el método lógico formal del jurista. De esa manera, desde el punto de vista de un jurista el acto criminal es un acto y sus consecuencias. Para un psiquiatra el acto criminal, causado por un sujeto activo; su forma de ser, su personalidad o su enfermedad, intenta explicar la acción y a veces hasta el porqué de esa acción. Se debe fijar el estado mental de esa persona en el momento determinado de los hechos, y su reflejo en una acción determinada. Es así que surge la Psiquiatría Forense, tras un acuerdo necesario, un punto intermedio, en el que el jurista acepta más la contemplación del sujeto y el psiquiatra aprende a manejar más el pensamiento lógico formal.

La psiquiatría forense como parte de la psiquiatría y esta a su vez de la Ciencia Médica, estudia el comportamiento normal y anormal del individuo, su tarea es evaluar, diagnosticar y emitir el dictamen relacionado con la sanidad mental o con los trastornos del comportamiento o patologías mentales, las cuales tienen diversos orígenes entre los que destacan factores genéticos, físicos, químicos, psicológicos y socio ambientales. Implica nociones médico-legales de orden psiquiátrico, donde lo clínico se transforma en un lenguaje aplicable para colaborar en las diferentes áreas jurídicas: penal, civil, laboral. Respondiendo a los cuestionamientos de las autoridades judiciales, siendo el médico psiquiatra denominado "perito" quien debe emitir un informe escrito en el cual se establece la capacidad mental de la persona evaluada, lo que la autoridad competente podrá considerar como un elemento en el proceso, para orientar su conducta jurídica.

La intervención del perito muchas veces puede hacerse de forma inmediata, lo que permite que el perito psiquiatra dictamine acerca del estado mental del presunto responsable. En otras ocasiones son indispensables estudios de mayor profundidad para no incurrir en errores que influyan negativamente en el juicio de la autoridad y que afectaran la situación jurídica de una persona.

La elaboración de un informe sobre el estado de salud mental de un acusado, lo que engloba fundamentalmente: Si reconoce el valor de sus actos y si es capaz de actuar conforme a ese conocimiento, en ocasiones la valoración del potencial delictivo y como consecuencia de ello si se puede inferir una anulación o una disminución de su imputabilidad. En general la intervención del psiquiatra forense tiene como elementos a investigar en su práctica dentro del ámbito legal:



  • La salud mental del procesado.

  • El tipo de enfermedad mental que presenta.

  • El curso de dicha enfermedad aguda o crónica y si esta es reversible e irreversible.

  • Si actúo no bajo los efectos de alguna enfermedad mental, estado emocional patológico.

  • Su grado de peligrosidad.

  • Su daño moral o psicológico.

  • Si tiene o no capacidad de querer y entender las consecuencias de sus actos.

  • Si es imputable o inimputable.

  • Si se encuentra capacitado o no para conducirse en sus actos civiles y/o jurídicos.

  • Si requiere hospitalización inmediata y/o tratamiento psiquiátrico de forma temporal o permanente.

Historia de la evaluación de la personalidad criminal

Evaluación no es enteramente un concepto nuevo. Durante la II Guerra Mundial, la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) empleo al Psiquiatra William Langer para evaluar a Adolfo Hitler. Casos como el "Estrangulador de Boston" y el "Bombero Loco" fueron similarmente evaluados por un psiquiatra. Tradicionalmente psiquiatras y psicólogos entran en un análisis del crimen sólo después de que la persona sospechosa fuera arrestada. Sus evaluaciones son usualmente basadas en determinar o no si la persona sospechosa estaba "sana" al tiempo de la ofensa.

En el caso del Bombero Loco, las autoridades policiacas pidieron al Dr. Brussel proveerles con sus opiniones profesionales. El Dr. Brussel repaso el expediente del caso, las fotografías y un número de cartas que el sospechoso depositó en un período de 16 años. Sin obtener el cual mejor puede ser descrito como una descripción psicoanalítica ambigua, simplemente consideró la siguiente opinión: "Busquen a un hombre fornido, edad media, naci- 14 miento desconocido, católico romano, soltero, vive con un hermano o hermana". También agregó: " cuando lo encuentren, hay un chance de que vista un traje de doble pieza abotonado". En enero 20, 1957, la policía arrestó a George Metesky y lo catalogaron ser el famoso Bombero loco.

El Dr. Brussel además aplicó los resultados de los estudios de Ernest Kretschmer, un psiquiatra alemán que demostró que la contextura física se asocia con cierto tipo de personalidad y en el evento de enfermedad psiquiátrica, con un desorden particular, por ejemplo, 85% de las personas sufriendo paranoia tiene un tipo "atlético". Un esquizofrénico, de acuerdo a Kretschmer parecerá asténico, delgado, de esqueleto pequeño y angular mientras que un esquizo-paranoico tendrá presentaciones paranoicas fuertes, tendrá una contextura bien proporcionada de persona de tipo paranoide.

En 1981 un sistema designado para identificar asesinos serios fue introducido por Pierce Brooks, un Jefe de Policía y formador de la Comandancia de Homicidios del Departamento de Policía de los Ángeles. Este sistema fue llamado VI-CAP un acrónico para Programa de Aprehensión para Criminales Violentos. Fue asignado para colectar, comparar y analizar todos los aspectos de investigación usando computadoras y tecnología de comunicación. El éxito combinado del Programa de Evaluación Psicológica y el concepto del VI-CAP consecuentemente produjeron en la legislación congresista que se estableciera el Centro Nacional para el Análisis de Crimen Violento en junio de 1984.

Objeto de Estudio de la Psiquiatría Forense

La Psiquiatría Forense tiene como objetivo todas aquellas situaciones en que la salud o la enfermedad mental del individuo tengan relación con la Justicia y se demande una respuestas para poder aplicar la normativa Jurídica que marque la Ley. Así pues podríamos hablar de que el objeto de la Psiquiatría forense es el hombre, en su relación con la Justicia. El derecho mediante su método inductivo, habla del acto y sus consecuencias y la Medicina con su método deductivo; del hombre, sus conductas y su psiquismo.

La Psiquiatría Forense tiene una problemática más extensa y más compleja que el resto de la medicina. La sociedad mantiene prejuicios sobre la enfermedad mental, de los que interesa subrayar el referente a su peligrosidad, prejuicio que ha venido influyendo en la legislación, en realidad, la peligrosidad se da sólo en un porcentaje reducido de los casos y se ha preocupado de controlar la conducta del "enfermo mental peligroso", hasta hace bien poco, con medidas análogas a las establecidas para todos los delincuentes. Existen unas especiales relaciones entre el Derecho y Psiquiatría.

Es un error presentar como grave malentendido el concepto médico de enfermedad y su concepto jurídico, porque la jurisprudencia no pretende formar un concepto propio de la enfermedad. Por otra parte, algunos conceptos psiquiátricos son tachados por los juristas como borrosos e imprecisos, por ejemplo, el pronóstico y curso de la enfermedad mental, reprochándose a la Psiquiatría que no puede establecer normas seguras sobre ellos. Esa objeción es exagerada, porque en el estado actual de la ciencia psiquiátrica, con la existencia de sutiles medios complementarios de diagnóstico y el perfeccionamiento del tratamiento (eficaces medicamentos psicofármacos, diversas formas de psicoterapia, etc.), respecto del pronóstico futuro de muchas psicosis, psicopatías, déficit intelectuales, podemos pronunciarnos actualmente con toda fiabilidad.

Las funciones del Psiquiatra Legista, en cuanto al Derecho Penal, son primordialmente, la elaboración de informe sobre el estado de salud mental de un acusado, lo que engloba dos cuestiones fundamentales: si reconoce el valor de sus actos y si es capaz de actuar conforme a ese conocimiento, en ocasiones valoración del potencial delictógeno. Como consecuencia de ello puede inferirse una anulación o una disminución de su imputabilidad, estableciéndose por los juristas la existencia de una eximente completa, incompleta o una atenuante de la responsabilidad criminal. En el Derecho Civil nos encontramos con las evaluaciones en procedimientos de incapacitación legal, y en diferentes tipos de competencia para tomar decisiones como para consentir o rechazar un tratamiento, para realizar actos jurídicos de libre disposición (emitir poderes notariales, testamentos, compraventas de inmuebles, etc.). En lo laboral es un tema emergente la evaluación de casos en los que se alega acoso laboral, por lo que es necesario emitir opinión sobre secuelas y nexo de causalidad. También es frecuente la realización de informes periciales en casos de incapacidad laboral permanente. Y en lo contencioso administrativo también surge la necesidad de la prueba pericial psiquiátrica en los procedimientos relacionados con la aptitud laboral de funcionarios, especialmente militares y miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Para ejercer la Psiquiatría Forense se tiene que ser Psiquiatra Clínico y poseer un conocimiento jurídico de lo que la Ley exige de la Psiquiatra y de cómo puede transformar sus conocimientos médicos y psicológicos en aplicaciones jurídicas.

La Psiquiatra clínico realiza una anamnesis, una exploración minuciosa, emite un diagnóstico, elabora un pronóstico y establece un tratamiento, mientras que el (la) Psiquiatra Forense tiene la misión después del diagnóstico y el pronóstico, de indicar lo que es más importante desde el punto de vista legal, es decir, cómo la alteración psíquica influye sobre la facultad de conocimiento de la penalidad del hecho y sobre la capacidad de actuar de acuerdo con este conocimiento. Lo cual no siempre está en simple relación con el diagnóstico de salud o enfermedad, ya que, por ejemplo, en casos leves de psicosis-enfermedad mental propiamente dicha-puede ser discutible alguna vez la existencia o no de imputabilidad, mientras que, por otro lado, en casos intensos de trastorno de personalidad que en estricto criterio psiquiátrico no son enfermedades mentales-pueden existir dudas sobre la imputabilidad de la persona. La Psiquiatría se halla en la encrucijada entre biología, psicología y sociología, de hecho la moderna Psiquiatría está impregnada de espíritu sociológico: la curación de un enfermo mental exige, a menudo, manejar adecuadamente los factores ambientales.

LEYES NACIONALES SOBRE ASPECTOS PSIQUIÁ- TRICOS Y DELITOS.

Para ser responsables de sus propios actos ante la Ley, todo individuo debe estar consciente del mundo exterior, razonar y juzgar acerca de que es moralmente correcto y controlar su propia conducta. La alteración de la conciencia puede constituir un atenuante ante la justicia.



CAUSAS DE INIMPUTABILIDAD Artículo 23, capítulo I del Código Penal no es imputable:

1. El menor de 12 años.

2. Quien, en el momento de la acción u omisión no posea, a causa de enfermedad mental, de desarrollo psíquico incompleto o retardado o de trastorno mental transitorio, la capacidad de comprender el carácter ilícito del hecho o de determinarse de acuerdo con esa comprensión; salvo que el trastorno mental transitorio haya sido provocado por el agente, dolosa o culposamente.

3. El sordomudo que no fuera capaz de apreciar el carácter ilícito del acto o de determinarse según esta apreciación.



CLASIFICACIÓN ETIOLOGICA DEL DELITO.

Con un criterio etiológico podemos distinguir: 1. Delitos cometidos por enfermos mentales a) Los Psicópatas. Los alcohólicos, drogadictos y perversos sexuales constituyen un grupo de una extensión incalculable. Son, por otra parte, los delincuentes habituales, incorregibles de ordinario, particularmente peligrosos desde el punto de vista social b) Los Enfermos Mentales no psicópatas que, ocasionalmente, pueden cometer acciones delictivas. En general, la contribución de los insanos a los crímenes mayores es cuantitativamente pequeña. * Epilépticos (estados crepusculares) * Esquizofrénicos (furor catatónico) * Melancólicos (suicidio, crimen piadoso) * Dementes (exhibicionismo) * Maniacos (accesos de cólera) * Síndrome Posencefalítico * Síndrome XYY * Débiles mentales 2. Delitos cometidos por personas que hasta entonces no habían experimentado ninguna perturbación de la conducta. Constituyen la mayoría de los delitos. Incluyen: a) Emoción violenta (crimen por celos, por ejemplo).



CLASIFICACIÓN DE LA ENFERMEDAD MENTAL:

 Neurosis

 Trastornos de personalidad

 Trastornos sexuales

 Trastornos sicóticos

 Retardo mental.



LA NEUROSIS: las neurosis son episodios de desequilibrio psicológicos que se presentan en personas que han alcanzado una función mental relativamente adecuada. Es un trastorno psíquico sin base demostrable que se caracteriza por una gran ansiedad, que se puede manifestar directamente o ser desplazada, convertida o somatizada. Una de las características más importantes de las neurosis es que son trastornos originados por "traumas" psicológicos”

CARACTERÍSTICAS DEL NEURÓTICO

 Tiene una introspección considerable.

 La apreciación de la realidad no se encuentra alterada.

 El comportamiento se encuentra dentro de los límites aceptables.

 Tienen una personalidad organizada.

Tipos de neurosis

Neurosis de ansiedad: Combinaciones varias de manifestaciones físicas y mentales, no atribuibles a un peligro real, y que se presentan ya sea de manera de ataques o bien como un estado persistente. La ansiedad es generalmente difusa y puede llegar al pánico". Esta definición, que parte del carácter unitario de la neurosis de angustia (integrada tanto por ataques de angustia como por estados persistentes de ansiedad) está siendo fuertemente cuestionada, y tiende a ser abandonada en la actualidad.

Neurosis de conversión: La histeria de conversión se manifiesta a través de trastornos somáticos de naturaleza funcional (pérdida o distorsión de una función corporal), en cuya base no existe substrato orgánico alguno que los explique.

Neurosis fóbica: Es definida como una alteración en la cual el rasgo psicopatológico esencial es el miedo excesivo, persistente e irracional a un objeto (por ejemplo, miedo a los animales como en las fobias simples o específicas), a una actividad (por ejemplo, hablar en público, como en las fobias sociales) o a una situación específica (por ejemplo, estar solo en lugares públicos como en la agorafobia), lo cual conduce al individuo afectado a evitar el objeto, la actividad y la situación temido.

Neurosis obsesiva compulsiva: es una afección de curso crónico, cuyos síntomas predominantes son las obsesiones y las compulsivas. Las obsesiones son ideas iterativas, absurdas, indeseadas, que se imponen a la conciencia del sujeto en contra de su voluntad y que determinan intensas manifestaciones de angustia. Las compulsiones son actos repetitivos que, al igual que las obsesiones, están fuera del control voluntario del sujeto.

Depresión neurótica: se ponen de manifiesto situaciones conflictivas que datan generalmente de la infancia tales como pérdida o separación de los padres, desarmonía en las relaciones padre-hijo, tensiones intrafamiliares, etc. Habitualmente estos sujetos suelen exhibir ya que en edades tempranas algunos rasgos de la serie neurótica, como por ejemplo, trastornos del habla, enuresis, temores nocturnos, ansiedad, etc.

Neurosis hipocondríaca: Trastorno neurótico son la preocupación excesiva por la salud propia en general o por la integridad y el funcionamiento de alguna parte del propio cuerpo o, de la propia mente. Usualmente está asociada con ansiedad y depresión; y puede presentarse como un trastorno mental severo.

SÍNDROME DE KLINEFELTER

Comporta mucho más frecuentemente de lo que se había supuesto una libido débil, subnormalidad mental y alteraciones de la personalidad inespecíficas que van desde una personalidad inadecuada hasta la delincuencia y la conducta parecida a la esquizofrenia.

Según Freud, el hombre viene al mundo como un ser social, con tendencias al crimen producidas por impulsos de dar satisfacción a sus instintos; es decir, como un ser 26 socialmente inadaptado. (El niño es un "perverso polimorfo)"

TRASTORNOS DE PERSONALIDAD:

Son tipos aberrantes de configuraciones de la personalidad, anormales y, a menudo, relacionados con dificultades personales y sociales. Para Otto Fenichet se deben a la perpetuación de algunos medios inadecuados para resolver problemas durante el período del complejo de Edipo. En la época preescolar, el niño se siente atraído, hacia el progenitor del sexo opuesto. Al buscar solución a este problema de instinto, debe renunciar, por lo general, al deseo demasiado posesivo hacia dicho progenitor e identificarse con el progenitor del mismo sexo. Si de preescolar aprende a obtener lo que quería de su madre con amenazas de irse, de adulto trataría de vivir de acuerdo con este principio. Por otra parte, es necesario diferenciar entre neurosis sintomática y trastorno de personalidad. . Rasgos Marcados: Características de gran intensidad con problemas de impulsividad, irritabilidad, agresividad, intolerancia a la frustración habilidad emocional, pobre control de impulsos, que constituyen una personalidad normal.



El trastorno esquizoide de la personalidad  caracteriza por un distanciamiento de las relaciones sociales y de restricción de la expresión emocional en la persona que la padece. Al igual que en la mayoría de los trastornos de la personalidad, estos patrones comienzan al principio de la edad adulta y se dan en diversos contextos.

Características

  • Ni desea ni disfruta de las relaciones interpersonales, incluido el formar parte de una familia (No demuestran tener deseos de intimidad ni de formar lazos amistosos)

  • Escoge casi siempre actividades solitarias (Suelen emplear el tiempo en sí mismos, más que estar con otras personas)

  • Tiene escaso o ningún interés en tener experiencias sexuales con otra persona.

  • Disfruta con pocas o ninguna actividad (Suelen preferir actividades abstractas y mecánicas como juegos de ordenador y matemáticos)

  • No tiene amigos íntimos o personas de confianza, aparte de los familiares de primer grado.

  • Se muestra indiferente a los halagos o críticas de los demás (Habitualmente muestran un aspecto "blando" sin reactividad emocional visible)

  • Muestra frialdad emocional, distanciamiento o aplanamiento de la afectividad (No suelen experimentar emociones fuertes de ira o alegría)

Esquizofrenia: Es un trastorno mental que dificulta establecer la diferencia entre lo que es real e irreal, pensar de manera clara, tener respuestas emocionales normales, actuar normalmente en situaciones sociales.

Trastorno de personalidad paranoica

El trastorno de personalidad paranoica es una afección mental en la cual una persona tiene un patrón de desconfianza y recelos de los demás en forma prolongada.

Los síntomas comunes abarcan:


  • Preocupación porque los demás tengan motivos ocultos

  • Creen que serán explotados (usados) por otros

  • Incapacidad para trabajar junto con otros

  • Aislamiento social

  • Desapego

  • Hostilidad.


La demencia: se refiere a una disminución o deterioro generalizado de las facultades intelectuales, como la pérdida de memoria, atención y pensamiento abstracto. La persona que sufre de demencia se puede perder fácilmente y puede ser incapaz de hacer cosas simples como volver a entrar a la casa después de que haya enllavado la puerta. La depresión y la paranoia son usualmente asociadas con la demencia, y algunos dementes desarrollan alucinaciones. Uno de los mejores ejemplos de demencia es la enfermedad de Alzheimer, la cual empieza típicamente a los 55 años.

El narcismo

La persona con este tipo de personalidad tienen una incontrolable necesidad de sentirse importante, exitosa y admirada por todo el mundo. Ellos actúan como si fueran únicos y merecidos de favores especiales. Por lo general, a los narcistas no les importa los sentimientos y/o resentimientos de las otras personas, y están celosos de los éxitos de otras personas.


Rol de la psiquiatría forense

La psiquiatría forense cumple diversos roles, dependiendo del área del derecho al cual sea aplicada.

Derecho civil: En materia de derecho civil, la psiquiatría forense se encarga de los aspectos mentales o psicopatológicos relacionados en causas de indemnización, y las eventuales secuelas o daños psíquicos determinados por un perito.

Derecho de familia: En materia de derecho de familia, la psiquiatría forense se ocupa de asuntos relacionados a custodia y tuición de los hijos, violencia intrafamiliar, determinación de las habilidades parentales de los progenitores, etc.

Derecho penal: En el ámbito penal, cumple un rol específico en la evaluación de la imputabilidad y peligrosidad. En este ámbito también se incluyen las evaluaciones periciales en causas de responsabilidad médica y mala praxis.

Derecho laboral: En relación al derecho laboral, la psiquiatría forense se encarga de situaciones relativas a la internación involuntaria, derecho a recibir o rechazar tratamientos, consentimiento informado, grado de discapacidad laboral, etc.

Ámbito penitenciario y correccional: En este ámbito, se encarga de evaluaciones pre senténciales, beneficios carcelarios, reinserción y rehabilitación social, evaluación y atención clínico-psiquiátrica de personas privadas de libertad, etc.

PERICIA MEDICO LEGAL

Si bien jurídica en su origen, la peligrosidad es medida en su diagnóstico. Deben considerarse criterios jurídicos y criterios psiquiátricos.

Entre los primeros están:

1. Estudios de la personalidad del delincuente, desde los puntos de vista antropológico, psíquico y moral.

2. Estudio de la vida anterior al hecho delictivo.

3. Estudio de la conducta posterior al hecho delictivo.

4. Estudio de la calidad de los motivos.

5. Estudio del hecho delictivo.

Entre los criterios psiquiátricos modernos, se enumeran:

1. Las características del individuo, incluidos los antecedentes familiares, y personales, y su carácter.

2. El grado de salud o enfermedad mental, incluido diagnóstico, pronóstico, tratamiento y evolución de la enfermedad durante su reclusión.

3. Las características del delito cometido: circunstancias, motivaciones conscientes (móviles del delito), motivaciones inconscientes (descubiertas en el examen psiquiátrico y en las pruebas psicológicas), condición de premeditación, alevosía, dolo, culpa, preterintencionalidad, accidente, fuera mayor, crueldad, etc.

4. Historial Delictivo: Antecedentes penales, condenas anteriores, detenciones previas, tendencias antisociales.

5. Comportamiento durante la reclusión: sociabilidad, dedicación al estudio o al trabajo, comisión de nuevos delitos dentro del centro de reclusión, tendencias conflictivas, uso de drogas psicoactivas, calidad de las relaciones interpersonales, etc.

6. Características del medio ambiente al cual regresará al ponérsele en libertad: vigilancia que se le puede dar, posibilidad de tratamiento ambulatorio con controles psiquiátricos periódicos, comprensión y ayuda de parte de los familiares, etc.

7. La prospección de lo que probablemente será la conducta futura del individuo al ser puesto en libertad y admitido en el medio social y familiar.

Basado en estos siete puntos se establece el "índice de peligrosidad" de Mora Izquierdo que varía de 0 a 14 puntos, siendo mayor la peligrosidad conforme más alto sea el puntaje (17). Baja peligrosidad social, de 0 a 5 puntos. Moderada peligrosidad social, de 6 a 9 puntos. Alta peligrosidad social, de 10 o más puntos. Mora Izquierdo insiste en que, dentro de sus criterios, la enfermedad mental solamente constituye uno entre siete, porque la enfermedad mental no es sinónimo de peligrosidad social.

En efecto, hay enfermos mentales crónicos, algunos graves, que en ningún momento tienen tendencia a delinquir ni a hacer daño alguno a los demás ni a sí mismos.



Psiquiatría forense penal

Es la que concierne al Código Penal el asesoramiento fundamentalmente, gira en torno de la imputabilidad del inculpado, por tanto su aplicación sobre el delincuente, la delictogénesis y la consiguiente imputabilidad, entendida como el conjunto de facultades psíquicas mínimas que debe poseer un sujeto autor de un delito para ser declarado culpable del mismo.

No basta el hecho de cometer un delito, para que un individuo se responsabilice de dicha acción, hay necesidad de una serie de características psicológicas que lo hagan imputable. (Capacidad de: libertad, del deber, de la responsabilidad, del autocontrol y de la motivación) El hecho de tener imputabilidad penal, capacidad de culpabilidad, capacidad de reprochabilidad,  lleva implícita la responsabilidad de sus actos y por tanto de la pena.

La capacidad de culpa esta en directa relación a reunir requisitos psicobiológicos mínimos, el conocimiento de parte del autor del carácter de lo prohibido de su hacer y la no exigibilidad de un comportamiento distinto. “Ambas tienen un lado negativo, la existencia de una fuerza irresistible excluye la acción. La absoluta imprevisibilidad anula la relación psicológica con el resultado; la causa de legítima defensa autoriza la comisión del hecho prohibido, las facultades psíquicas del autor disminuidas o anuladas causan la imputabilidad parcial o total”.

Dentro de este apartado, es la Psiquiatría forense quien debe esclarecer los conceptos que permitan inculpar o no al presunto delincuente y surgen así todas las variantes psiquiátricas y jurídicas de: Emoción violenta, trastorno mental transitorio, miedo insuperable, arrebato, obcecación, enajenación mental, trastornos de la percepción…, que hablan de las atenuantes y eximentes, en la capacidad de culpa. (Posibilidad de asumir la condena, parcial, total o ninguna)

En este ámbito la psiquiatría forense intervendrá además en:

-  Valoración del grado de enajenación del sujeto.

-  Valoración del grado de conciencia y libertad con el que se ha ejecutado los hechos.

-  Valoración del grado de discernimiento del bien y del mal.

-  Valoración de la necesidad de internamiento de inculpados. (Observación y tratamiento)

-  Valoración de la necesidad de internamiento de los condenados (seguridad y tratamiento)

-  Valoración del grado de fiabilidad de testimonios y declaraciones de testigos e inculpados.

-  Valoración de la Enfermedad mental y grado de afectación.

-  Valoración del nivel de Inteligencia y grado de afectación sobre los hechos.

-  Valoración de secuelas psíquicas consecuentes a acciones delictivas

-  Valoración de la peligrosidad potencial



Psiquiatría forense civil

El Código Civil requiere en múltiples circunstancias del peritaje psiquiátrico, en este caso los  informes periciales giran en torno a la capacidad de los sujetos informados:

- Incapacidad civil por causa psíquica

- Internamiento psiquiátrico involuntario

- Esterilización del paciente psíquico incapacitado.

- Capacidad de los pacientes psíquicos para ser testigos o testadores

- Valoración de la capacidad de contraer matrimonio

- Valoración de las solicitudes de cambio de sexo.

- Valoración de la capacidad para hacer testamento.

- Valoración de secuelas por accidentes de trabajo.

- Valoración de secuelas por accidentes de tráfico.

- Valoración de las secuelas por agresiones.

  INSTITUTO DE INVESTIGACIONES FORENSES

Tras la vigencia del Nuevo Código de Procedimiento Penal (Ley 1970) mediante el cual se crea el Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), según dispone el artículo 75 del Código de Procedimiento Penal; como un instituto independiente en sus funciones, aunque dependiente administrativa y financieramente de la Fiscalía General de la República.

Dicho Instituto, está encargado de realizar, todos los estudios científicos – técnicos requeridos para la investigación de los delitos o la comprobación de otros hechos mediante orden judicial.

En la estructura y organización, hay una División de Medicina Forense, tiene la siguiente estructura organizacional:

1.     Jefatura nacional de medicina forense

2.     Servicios médicos forenses departamentales

Los servicios médicos forenses departamentales, están conformados por las siguientes secciones:

a)       Sección de clínica forense

b)       Sección de tanatología

c)       Sección de psiquiatría y psicología



d)       Sección de patología

e)       Sección de imagenología


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal